Page 1

Areíto

Zona de la Cultura y de las ideas

www.hoy.com.do Editor: Bavegado Diseño: Carla González SÁBADO 5.05.2012

CANNES historia y desarrollo de un festival cinematográfico pág6

LA POLÍTICA, persuasión Un análisis de la comunicación política en el país

Las marchantas Un historiador de Delia Blanco nos lleva de la mano para que disfrutemos de las imágenes visuales y plásticas de la pintoresca “marchante”, una metáfora de la dignidad femenina en la lucha por la vida. Una muestra de grandes pintores presentada en la Galería Nacional de Bellas Artes.Página5

provincias Un reportaje de Angela Peña sobre la vida y el trabajo intelectual de Alfredo Rafael Hernández Figueroa, un historiador de las provincias, autor de una variada, numerosa y calificada bibliografía. Página7

¡Fuera del laberinto! Amable López Meléndez está sorprendido con la calidad y la personalidad distintiva de la primera exposición individual del joven artista Robert Berroa, titulada “Fuera del laberinto”. Página8

Pág3


HOY

AREÍTO

Sábado 5 de mayo de 2012

Zona Areíto Areito

2

Gabriel García Márquez (novelista colombiano) Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez

Carmen Imbert Brugal

¿Es arrogancia el desdén?

LA GUÍA

LIBROS

E

n el vestíbulo de la segunda planta del Teatro Tapia, San Juan, Puerto Rico, una vitrina exhibe el vestido que usó Maricusa Ornes para interpretar el poema de Machado, “El crimen fue en Granada”. La función fue en el palacio de Bellas Artes de Santo Domingo. El nombre de Maricusa es recurrente allá, aquí es olvido. Juan Lockward, tal vez el compositor más prolífico del siglo XX, hacía fila, modosito, en cualquier sucursal bancaria y la indiferencia se convertía en crueldad. Cabral Ortega sorprendía contertulios aseverando la autoría de una de las más hermosas canciones nuestras. Rafael Solano, cuenta con gracia, cómo algunos compatriotas se sorprenden cuando lo identifican: muchacho ¿y tú estás vivo? He sido testigo del estupor de muchos al descubrir que el autor de “Por Amor” está sentado a su lado. Ocurre con cantantes, escritores, políticos, periodistas…quien apueste en esta isla al reconocimiento tiene que contratar un albacea. El premio nacional de literatura, Armando Almánzar, relata la petulancia de una prestigiosa opinante. La desconocedora le dijo: ¡caramba, cuánto me alegra saber que escribes!. Ocurre con personas, monumentos, calles, casas, epopeyas. No hay espacio para el recuerdo ni la evocación. Más vale la fugacidad de un creativo twit o la información que consigna el facebook de la fecha. Ahí está la fama, la nombradía. Cualquier ciudadano romano o parisino sabe el valor de las piedras circundantes. Bordea el Coliseo o el Louvre y en la travesía hay un sentido de pertenencia implícito. Es su espacio, son sus piedras. Ocurre allá y más cerca. En México y en San José, en La Habana, en Ponce. Caminar por la calle El Conde, o la Arzobispo Portes, cruzar la Puerta de la Misericordia, es reencontrarse con el deterioro, con ruinas sin responsables ni dolientes, sin aeda, como Salomé Ureña, para evocar “soberbios monumentos de pasado esplendor”. Sucede en las provincias: casas desvencijadas, construcciones emblemáticas carcomidas. Es la desolación que pretende compensar el altavoz de colmado, la cháchara transeúnte. Y nos quedamos sin memoria ni orgullo. En la primera y única reunión que la altanería heroica me permitió asistir, de la efímera comisión para conmemorar el cincuentenario del tiranicidio, propuse la creación de “la ruta de la libertad” o “ruta del 30 de Mayo”.

GENES DE HISTORIA

Maricusa Ornes captada por Arriaga1962

Señalar con tarjas legibles el trayecto de cada uno de los involucrados en el atentado del malecón, después del hecho. El 30 de mayo se recuerda más a Trujillo que a los ejecutores del proyecto. Ojalá se hiciera para evitar aquello que escribe Diederich, al final de “La Muerte del Dictador”:“Un muchachito, jugaba debajo de un gran árbol en el traspatio de la casa de Juan Tomás Díaz, pareció intrigado cuando un visitante le preguntó si fue en ese garaje donde descubrieron el cadáver del jefe. El muchachito contestó: ¿cuál jefe?” La egolatría criolla es antológica, el “tú sabes quién soy yo? patético. Es la insolencia de la medianía. La única concesión posible es la medalla a la senilidad o al cadáver, por eso cualquiera es héroe, pensador o importante. El desdén pretende ser castigo, arrogancia, sin embargo, más que soberbia es derrota.

Historia de San Francisco de Macorís, 1844-1965 Este libro de Luis José Báez del Rosario ya va por su tercera edición. Tiene 415 páginas, con ilustraciones importantes, impreso en los talleres gráficos de Impresora del Nordeste. Esta tercera edición corresponde al 2010. “Genes de la Historia” no es lo que podemos decir un libro de la historia de esa heroica ciudad que es San Francisco de Macorís. Pero es un conjunto de relatos, unos breves y otros amplios, sobre episodios importantes registrados en ese territorio o protagonizados por francomacorisanos. La obra está centrada en la heroicidad de la provincia y en sus importantes aportes a las luchas políticas, desde la Independencia de la República hasta la guerra de abril de 1965.

LOS RETOS DE LA REPÚBLICA DOMINICANA Este libro del economista, consultor y académico José Luis De Ramón, recoge en 85 páginas una conferencia magistral que su autor pronunció en la Cátedra Magistral BHD del Instituto Tecnológico de Santo Domingo. Es su segundo libro. El primero fue “Volver a Crecer”, publicado en el 2004. “Los Retos de la República Dominicana” fue impreso en Editorial Búho, a finales del año pasado. El economista De Ramón presenta en su texto un recorrido del comportamiento de la economía local, ubicándolo siempre en los distintos momentos del contexto mundial. Concluye ponderando el crecimiento sostenido con baja inflación y estabilidad macroeconómica, pero se pregunta “¿cuándo dará la RD el salto a su auténtico potencial, dejando atrás la pobreza, la falta de salud y educación?”

ACTITUD DEL PROFESIONAL DE LA SALUD ANTE LA MUERTE

GABINETES DE COMUNICACIÓN GUBERNAMENTAL. EXPERIENCIA DOMINICANA

El doctor Rafael Emilio Bello Díaz recoge en sólo 98 páginas los temas fundamentales que enfrenta un profesional de la salud frente a ese fenómeno tan común y tan lejano al ser humano, al mismo tiempo, que es la muerte. Un texto didáctico, con vocación de ser una introducción a grandes temas que giran alrededor de la muerte. “Actitud del Profesional de la Salud ante la Muerte” fue impreso en el 2002, en Editora Cañabrava. Cubre temas como Muerte propia del individuo, Psicopedagogía en tanatología, Filosofía y muerte, La percepción de la muerte, La humanización de la asistencia médica, La medicina como ejercicio del poder, Aspectos éticos de la muerte, Los derechos del enfermo, Principios éticos de la medicina de la era tecnológica, El médico frente a la muerte y catorce temas adicionales.

Este es un libro-memoria escrito por el conocido periodista, doctor Rafael Núñez, director de Prensa del Palacio Nacional y coordinador de las políticas de comunicación del Gobierno. En 104 páginas conceptualiza y recoge la exitosa práctica comunicacional del Gobierno, implementada a través de los llamados gabinetes de comunicación. El libro fue diseñado y diagramado por ERAS Advertising Agency e impreso en Serigraf, en febrero de este año. El doctor Núñez expresa en el preámbulo que “esta publicación recoge la práctica de una política de comunicación gubernamental basada en la planificación estratégica, dando prioridad a la profesionalidad y a la formación académica de los integrantes de los Gabinetes de Comunicación”. Los gabinetes son veinte, los cuales cubren igual número de sectores gubernamentales. Estos sectores integran, en conjunto, 156 entidades del Gobierno. Los gabinetes de comunicación están coordinados por la Dirección de Información, Prensa y Publicidad de la Presidencia.

LA HISTORIA/Fuente: Portal de Internet Bibliófilo Enmascarado

1861

El 7 de mayo nace Rabindranath Tagore, literato hindú, el más prestigioso escritor en lengua bengalí de principios del siglo XX, Premio Nobel en 1913. “La ofrenda lírica” es una de sus obras más conocidas. El 7 de mayo nació Almudena Grandes, novelista española. Su primera novela publicada fue “Las edades de Lulú”, obra erótica que ganó el XI Premio La Sonrisa Vertical.

1960

1776

El 7 de mayo murió David Hume, británico, filósofo, economista e historiador escocés, una de las figuras más importantes de la filosofía occidental y de la Ilustración Escocesa. El 8 de mayo falleció Gustave Flaubert, novelista francés, considerado uno de los mejores novelistas occidentales y es conocido principalmente por su primera novela publicada “Madame Bovary”. El 9 de mayo nació José Ortega y Gasset, filósofo y ensayista español, exponente de la teoría del perspectivismo y de la razón vital e histórica. Se le sitúa dentro del movimiento denominado Novecentismo.

1880 1883

1843

El 10 de mayo nació Benito Pérez Galdós, escritor español, el máximo representante del realismo español. Entre sus obras cabe destacar los “Episodios nacionales” o “Fortunata y Jacinta”. _

1932

El 11 de mayo nace Francisco Pérez Martínez más conocido como Francisco Umbral, poeta, periodista, novelista, biógrafo y ensayista español, con una extensa producción literaria. Ampliamente galardonado con los más importantes premios literarios, destacan el Príncipe de Asturias de las Letras, el Cervantes y el Nacional de Literatura.


AREรTO

Sรกbado 5 de mayo de 2012

HOY

3


AREÍTO

Sábado 5 de mayo de 2012

CÁPSULAS GENEALÓGICAS www.idg.org.do/Por Edwin Espinal

Inmigrantes y adelantos tecnológicos

(3 de 7)

E

n lo que se refiere al ferrocarril Puerto Plata-Santiago, el 2 de octubre de 1889 arribó por primera vez a Puerto Plata, en el vapor “Ville de Bordeaux” de la “Compagnie General Trasatlantique”, el ingeniero belga Lebert Louis Bogaert Leunis, quien llegaba para el estudio de la ruta que debía seleccionarse para la futura vía férrea entre ambas ciudades. Egresado de la universidad belga de Gante como ingeniero civil, Bogaert se vincularía definitivamente con la obra en 1890, cuando fue firmado un segundo empréstito entre el Estado dominicano y su principal inversionista, un súbdito neerlandés residente en Puerto Plata llamado Cornelius Jean Den Tex Bondt, y la casa bancaria holandesa “Westendorp y Ca.” (un primer contrato se había suscrito en 1888). Bogaert, quien castellanizó su nombre como Luis Liberto, permaneció junto al resto de ingenieros belgas al frente de la dirección de la obra - que ejecutaron hasta Bajabonico, hoy Imbert - hasta 1893, después que en 1892 la “San Domingo Improvement of New York” entró a ejercer las funciones y prerrogativas de la “Westendorp y Ca.” en lo referente a las obligaciones inherentes a los contratos de empréstito de 1888 y 1890. Bogaert partió hacia Bélgica el 15 de enero de 1893, en el trasatlántico francés Saint Simon, acompañado de su esposa santiaguera Dolores Román Grullón, hija de Miguel Román Franco y Eugenia Grullón Guzmán, con quien había casado en Santiago el 28 de julio de 1892. Cuando retornó a Bruselas, Bogaert fue asignado para dirigir un tramo del Ferrocarril Transiberiano que construía el mismo sindicato para el cual trabajaba. Declinó esta encomienda en vista de que su esposa estaba embarazada y rehusaba ir a una región de tan bajas temperaturas; su suegro también se oponía a esta nueva aventura por tierras remotas. En julio de 1893, Bogaert decidió volver a República Dominicana. Embarcado junto a su esposa nuevamente a bordo del vapor Saint Simon, llegó a Puerto Plata el 4 de agosto siguiente. Volvían con su primer retoño: Jeanne Eugenia Bogaert Román, de dos meses y 29 días de nacida. Después de Jeanne, quien casó con Ramón Antonio Delgado Oller y fallecida en 1987, nacieron Alberto Manuel (1896-1958), quien casó con su pariente Eugenia Román Ricardo; Elena Margarita (10 abril 1899-1982), Huberto Carlos Conrado Godofredo (1 marzo 1901-2 diciembre 1962), esposo de Dolores Ramona Celia Díaz Hernández; Eduardo Guillermo (2 septiembre 1903-1981), quien casó con Estela del Carmen Alvarez Perelló; Eugenia María Francisca (23 octubre 1904-1980), esposa de Arrow Franklyn Herbert; María Dolores (29 mayo 1906-1991); Estefanía Enriqueta (1907- 1973), cónyuge de Robert G. Smith; Bertha Gertrudis (1908-9 noviembre 2000), esposa de Cornelio Bouma; Miguel (1910-1945) y Carmen Augusta Bogaert Román (1912-7 junio 1999), esposa de José de Jesús Alvarez Perelló. Instituto Dominicano de Genealogía

Encuentros

HOY

Oficio con difuntos

Lo que realmente interesa al historiador es la interpretación del devenir tal y como se manifestó en el pasado, y como proyecto de sentido este interés termina transformándose en el movimiento mismo de la historia. La historiografía existe porque hay una pasión por el pasado, y ella misma es una recuperación de la muerte....No hay historia sin necrofilia, esa sublime malla que se deshace tras la inclusión materna de lo silenciado, de lo encontrado, que se singulariza en el relato del historiador como un hallazgo. Solo que ese pasado atraviesa por la lengua que lo narra y se transforma, convirtiéndose en presencia y conocimiento, en poder. Andrés L. Mateo, “El habla de los historiadores”.

MU-KIEN ADRIANA SANG

4

A

ndrés L. Mateo es para mí uno de los escritores más prolíferos e interesantes del país. Su prosa hermosa, precisa, provocadora y poética es su principal arma de batalla. Cada entrega semanal en la prensa nacional es un canto a la función crítica que debe asumir todo intelectual. Adoro su forma de escribir. He leído varias de sus obras, tanto ensayos como novelas, y aún cuando no comparta sus opiniones, me encanta la forma de plantear sus ideas. Mi más reciente lectura fue su pequeña obra publicada por la universidad APEC, titulada “El habla de los historiadores”, que toma el título de su discurso de ingreso como Miembro de Número de la Academia Dominicana de la Lengua. Incluye además el discurso de recepción de Diógenes Céspedes y otros interesantes ensayos. En esta oportunidad solo me referiré a su discurso en la Academia de la Lengua. El provocador texto es una reflexión interesante que coloca a la historia, a los historiadores y al oficio de historiar en una posición difícil. Tan provocador es lo que dice, que al final de su lectura, uno se pregunta entonces ¿para qué sirve la historia? ¿Sirve para algo la historia, si todo es discurso? Inicia el ensayo contando una anécdota de clases cuando su profesora Camila Henríquez Ureña trataba de explicar la diferencia del lenguaje literario y el historiográfico. Para hacerlo, cuenta Andrés, que utilizó un pasaje de la Divina Comedia de Dante Alighieri, en el que se describía el encierro y la extinción del conde Hugolino y sus hijos en la torre de un viejo palacio. Este acontecimiento, sigue diciendo Andrés, había sido registrado con especial minuciosidad por los historiadores, como uno de los episodios más memorables del pueblo italiano cuando forjaba afanosamente el estado nacional. Pero, la historia objetiva se detenía en las puertas mismas del desenlace del desenlace, y solo después que Dante escribiera su historia ficticia del infierno, porque en la desesperación del encierro, mirándoles caer uno a uno, había comido de su carne para sobrevivir él mismo un poco más de tiempo... Esta reflexión le ofrece la oportunidad a Andrés de formularse las preguntas esenciales que le permitirían más tarde desarrollar sus argumentos: ¿Cuáles son las diferencias entre la verdad de la historia y la verdad del arte? ¿Qué distingue a estas dos prácticas sociales que tienen a la lengua como materia prima?... ¿Qué ocurre con el habla de los historiadores, entonces, que eludiendo sus viejas relaciones con el relato, se cree que hace la historia, al mismo tiempo que la narra? ¿Por qué el habla de los historiadores ha ocupado la seguridad memoriosa del documento, la escribanía, deshaciendo, aparentemente, el vínculo que ata la historia al mito? Intentando dar respuestas a las múltiples preguntas, Andrés hurga en diversos pensa-

dores. Señala que Aristóteles definía a la historia como un discurso sobre las acciones humanas. Cita también a Godzich, quien afirmaba que la historia se había desarrollado como disciplina a la sombra de un sistema de significados que concedían un especial valor a las explicaciones teológicas. A partir de entonces desarrolla sus argumentos y enfrenta directamente el discurso de la historia y de los historiadores. En sus palabras: Cuando leemos un libro de historia, la palabra se va haciendo cada vez más autónoma, el historiador hace brotar los hechos de su verbo como si fuese un demiurgo que se derivan del imperativo de veracidad que la historia proclama en su morfología. La literatura, por ejemplo, lleva a un grado extremo esta autonomía de la palabra, porque en la literatura el sujeto narrador está completamente independizado de la figura del autor, y lo que el relato estructura como historia es siempre ficción, mundo inventado. El historiador se embriaga con uno de los absolutismos modernos de lo real: la noción heroica de la historia como ciencia, y el autor y el narrador son una misma persona. Además, su discurso se designa con un singular abstracto, aunque la historia es una pluralidad de prácticas concretas. Es este espejismo lo que define el habla del historiador. .. Porque lo que realmente ocurre cuando contamos algo es que proporcionamos ideas a la realidad, la transformamos mediante conceptos, la asimilamos utilizando palabras, signos y símbolos que nos permiten inventar la historia real. La lengua es siempre modificador de la realidad. En el habla del historiador todo esto fluye desde un singular abstracto, que se ilusiona con creer que lo dicho, como territorialidad del relato, equivale a la historia misma...En este punto el habla de los historiadores está ya más distante de sus orígenes al lado del relato sagrado... Por razones de espacio, no podré desarrollar en esta entrega mis argumentos como historiadora de oficio y de pasión y como mujer que utiliza el lenguaje para expresar lo que piensa. Pero confieso, que no me había enterado que al tratar de entender el pasado, a través de lo que nosotros denominamos ciencia histórica, me había convertido en una investigadora forense, especialista en difuntos. Por suerte para nosotros, los que hacemos del relato del pasado un imperativo categórico de vida, nuestro trabajo de necrofilia es con papeles y nombres, de aquellos que vivieron sus vidas y dejaron sus huellas. Los huesos de los difuntos de nuestras historias reposan en los cementerios, guardados en sus sarcófagos. Pero confieso también que el trabajo de Andrés me obligó a reflexionar y a repensar muchos de nuestros propios paradigmas. Seguimos en la próxima. mu-kiensang@hotmail.com


DELIA BLANCO

De señal a señal

AREÍTO

Sábado 5 de mayo de 2012

HOY

“Las marchantas” musas en la pintura dominicana

L

a Galería Nacional de Bellas Artes se dejó seducir por una de las imágenes visuales y plásticas más hermosa de la cotidianidad dominicana, la pintoresca “marchante”, testimonio profundo cargado de sentido social y cultural, sello de la valoración del trabajo de la mujer, metáfora de la dignidad en la lucha por la vida, por la subsistencia, además, símbolo universal de todas las mujeres del mundo resistiendo frente a la pobreza y a la miseria, pero, portadoras de la dignidad y con el orgullo de la autonomía, y de la independencia para levantarse y mejorar la condición de sus hijos. Detrás de cada rostro, en la profundidad de las miradas de cada una de ellas tenemos el campo abierto de una situación humana con alto mensaje sociocultural. Ellas, son las que se levantan “con el canto del gallo” y buscan en sus conucos o en los mercados los productos necesarios para la alimentación de las familias urbanas. Bajan de los cerros y de las guaguas, pero casi siempre se deslizan a pie por los bulevares y las avenidas, calles y callejones, con cubetas y cestas erguidas en sus cabezas, pregonando la exquisitez de sus aguacates, berenjenas, guineos, verduritas, “recaítos”, y todos los productos de primera mano, urgentes para los almuerzos diarios y cotidianos. Son ellas, más que una fotografía de la realidad popular, sencillamente, una perspectiva de belleza y humildad, que no pudo pasar de largo por los talleres de nuestros pintores y artistas. Celebramos con entusiasmo y apoyo esta iniciativa que pone al arte dominicano en uno de sus más nobles alcances, rendir homenaje al ser humano en su esfuerzo por la vida. Hablamos de la expo-colectiva titulada “La Marchanta”, figura de la cultura popular dominicana, abierta al público desde el 23 de marzo hasta el 19 de mayo próximo. Esta exhibición nos permite identificar que la mayoría de los y las artistas pintores dominicanos se inspiraron a través de todas las generaciones de la postura de estas mujeres y algunos hombres -son menos, pero los hay-, de su actitud recta, en el sentido etimológico-simbólico de la palabra; de ese porte altivo y equilibrado y del realce colorido de sus productos .Pero, esta es una imagen que si bien nace y se desempeña en la realidad, tiene en su movimiento sugerencias y ocurrencias que se implican con la su-realidad, que es una palabra del lenguaje surrealista. Es esta visión, ese espejismo a través de la luz y del movimiento que supo captar la obra de Coco Gontier; él abraza estos aspectos y nos logra apasionar por la captación tan eficiente de la mirada y la distribución del color, donde el amarillo y el azul imperan, es decir, mediante el sol. Domingo Liz ofrece el trazo de un dibujo impecable cuya figuración se desprende en la eficiencia de una composición nítida en la que el aguado contribuye con la imagen transparente de la mujer popular, es, en esa diafanidad, que la marchante de Domingo Liz evoca con su acostumbrada maestría la espiritualidad de esas mujeres cuya entrega por la vida tiene metáfora de sacerdocio. El conjunto de la muestra disfruta de una gran libertad, y todas las obras son el testimonio de ella, en las que todas son fieles a sus firmas. Por ejemplo, la pintura objeto de Johnny Bonnelly pone en escena una “marchante-diva”, envuelta en las nubes de sus sueños modernos, cuyas ilusiones de éxito hacen de ella una intérprete de su realidad. Freddy Javier se mantiene fiel al concepto transportador de mercancías, a la imagen solidaria, pues su obra representa un dúo de marchantas compartiendo como dos hermanas siamesas; la sobrevivencia se percibe en la misma. En esta obra, Freddy Javier ejecuta con esmero el concierto del espacio fraccionado en pequeños territorios que en un ejercicio reconstructivo, a manera de puzzle, confieren una totalidad visual. El fondo blanco, evocador de pureza, resalta con más fuerza el contenido social de las canastas. Danilo de los Santos, uno de los maestros que por años ha trabajado la figura de las marchantas, con poesía y mucho dominio pictórico, nos presenta su marchanta ven-

dedora de flores, que hacen contraste con su vestido florido y su siempre turbante o un paño, en fin, lienzo enrollado, que se coloca en la cabeza y donde apoya la canasta para así amortiguar el peso. Mujer negra que bien puede ser haitiana o dominicana, y casi siempre, vendedoras de frutos y de flores, que anuncian con una cadencia de caderas y repercutiendo en nuestros oídos, y en nuestros sueños, sus voces pregonando la fresca mercancía del día. No podemos pasar por desapercibidas las marchantas que llegan en burro, esas musas de Yoryi Morel de la década del 50, que algunas para protegerse del sol y la lluvia recurrían a coloridos paraguas. Son auténticas estampas de la vida dominicana, que recobran vigencia a través de esta colectiva propuesta por Milton Lora, un militante de las artes plásticas y de la estética dominicana e

importante coleccionista, quien se presentó y le propuso a doña Marianne de Tolentino, directora de la Galería Nacional de Bellas Artes, y una mujer que lleva más de 50 años apostando, luchando y dando a conocer en el mundo el arte dominicano, el proyecto del cual les invitamos a visitar y disfrutar. Cada artista ha preservado su personalidad visual, y esta es una colectiva que nos permite retornar, afianzar el carácter y la identidad de la dominicanidad, y también, gracias al despliegue de su gran variedad de expresiones artísticas, porque esta expo-colectiva nos trae artistas consagrados y emergentes, pinturas, dibujos, esculturas y fotografías; de tal manera, que en su totalidad tenemos una vitrina eficiente de la pintura moderna y posmoderna dominicana, con la presencia de maestros como Cándido Bidó, cuya ternura en el color y en el gesto pertenecen a su factura. Parece ser que Soucy Pellerano optimiza el trabajo de la marchanta en un recurso geométrico y mecánico propio de las ocurrencias de esta maestra de los automatismos móviles, y del conjunto de su obra, percibimos una dinámica productiva llevada por una mujer orgullosa de ser una máquina de trabajo, y tener su propio sistema económico en la venta informal. Visitar esta magnífica colectiva será para ustedes participar de unas memorables horas de relajamiento y de goce espiritual, tanto por el colorido, la técnica, los soportes materiales, estilos, y sobre todo, por la sensibilidad demostrada por los maestros y pintores como Clara Ledesma, Ramón Oviedo, Soucy de Pellerano, Domingo Liz, Cándido Bidó, Danilo de los Santos, Leopoldo Pérez –Lepe-, Coco Gontier, Said Musa, Antonio Guadalupe, José Cestero, Carlos Hidalgo, Freddy Javier, Juan Mayí e Iris Pérez, entre otros y otras.

5


AREÍTO

Sábado 5 de mayo de 2012

Cine

HOY

CA N N ES Historia y desarrollo ‘‘ E

El Festival es una tierra de nadie, apolítica, un microcosmos de lo que sería el mundo si los hombres pudieran relacionarse entre sí directamente y hablar el mismo idioma”. Jean Zay

GABRIEL PUENTE CHANG

6

l Festival Internacional de Cine de Cannes fue creado por Jean Zay, ministro de Educación Pública y Bellas Artes de Francia, (1936), con el interés de crear un evento cultural internacional capaz de rivalizar con la Mostra de Venecia. Jean Zay nació en Orleáns el 6 de agosto de 1904, luego de una carrera política muy exitosa murió asesinado por las Milicias francesas, un grupo paramilitar que apoyó a la dominación alemana durante la Segunda Guerra Mundial. Nacido de padre judío, periodista, director del diario radical El Progreso de Loiret y una madre francesa, protestante y educadora de la región de Beauce, Jean Zay estudia en el Liceo Pothier donde él mismo paga sus estudios de derecho con su trabajo de periodista ocasional. En abril de 1925, Zay fundó junto a sus amigos René Barthelot y Roger Secretain una revista literaria, Le Grenier, después de 18 números se llamará Le Mail, El Correo. En 1928 se gradúa de abogado y se incorpora a un organismo profesional, administrativo y jurisdiccional de defensa y regulación de la profesión. Aquí se convierte de inmediato en uno de sus principales y más brillantes oradores. Un historiador francés, Antoine Prost, manifiesta: “Para Jean Zay, la República descansa sobre todo en el civismo y la inteligencia de sus ciudadanos, es decir, sobre su educación intelectual y moral, contra el conservadurismo social pero también contra las utopías revolucionarias, la política es ese movimiento a través de la cual la humanidad se afianza y deviene de alguna manera más digna de sí misma”. Como ministro de Educación y Bellas Artes, se le debe la creación de la Reunión Nacional de Teatros Líricos y el Museo Nacional de Artes y Tradiciones Populares y motivó la creación de las bibliotecas rodantes o Bibliobus, sistema que ha sido adoptado por un sinnúmero de naciones. Igualmente propuso el tema que nos ocupa, el Festival Internacional de Cine de Cannes, cuya primera edición debió realizarse en septiembre de 1939, evento que vino a frustrar la II Guerra Mundial. Organizado ese mismo año, bajo la presidencia de Louis Lumière, fue después del final de la guerra, el 20 de septiembre de 1946, que se realizó en Cannes la primera edición del Festival. Se ha celebrado anualmente en septiembre, con excepción de los años 1948 y 1950), antes de trasladarse al mes de mayo a partir de 1952. El Festival de Cannes es una asociación regida por la ley francesa de 1901 y gestionada por un Consejo de Administración. Fue reconocido como de utilidad pública en 1972. Las primeras ediciones del Festival lo convirtieron en un evento mundano durante el cual casi todas las películas obtenían un premio, la presencia de estrellas de todo el mundo y su mediatización contribuyeron a crear un renombre internacional y legendario. En los años 50, el Festival ganó en popularidad gracias a la presencia de celebridades como Kirk Douglas, Sophia Loren, Grace Kelly, Brigitte Bardot, Cary Grant, Romy Schneider, Alain Delon, Simone Signoret y Gina Lollobrigida… La película Marty, de Delbert Mann, alcanza la primera Palma de Oro, 1955, que sustituye al Gran Premio que se entregaba hasta ese momento a la mejor película en competición. El objetivo del Festival es fomentar el desarrollo del arte cinematográfico bajo todas sus formas y crear y mantener un espíritu de colaboración entre todos los países productores de películas” (extracto del reglamento, 1948). En los años 60, al margen de la Sección Oficial, nacen dos secciones independientes: la Semana de la Crítica en 1962, y la Quincena de Realizadores, 1969. Hasta 1972, las películas que podían acceder a la selección eran designadas por su

María Montez y Jean Pierre Aumont, en Cannes, 1946

Afiche del actual Festival de Cannes.

país de origen. A partir de esa fecha, el Festival afirmó su independencia convirtiéndose en el único responsable de decidir sobre la Selección oficial de las películas. Nombrado en 1978 Delegado General Gilles Jacob, ese mismo año creó la sección Una Cierta Mirada y el premio de la Cámara de Oro, para la mejor primera película de un autor, incluyendo todas las secciones. La Clase Magistral fue inaugurada en 1991 por Francesco Rosi. Prestigiosos directores se sucedieron para ofrecer un repaso de su trayectoria como artistas y su visión del cine. Basándose en el mismo principio, la primera Clase de Música tuvo lugar en 2003 con Incola Piovani y la primera Clase de InterAfiche del primer pretación la hizo en festival de Cannes, 2004 con Max Von Sy- 1946 dow. En 1997, con ocasión de la Ceremonia del 50 aniversario del Festival de Cannes, los directores más importantes del mundo se reunieron en el escenario para conceder la Palma de las Palmas a Ingmar Bergman. En 1998, Gilles Jacob creó la Cine Fundación, una selección de cortometrajes y mediometrajes de escuelas de cine de todo el mundo. La entidad se desarrolló en 2000 con la inauguración de la Residencia, donde jóvenes directores acuden para llevar a buen puerto la escritura de sus guiones. Y más adelante, en 2005, El Taller, que ayuda a una veintena de directores al año a encontrar financiación para su película. Proyectadas en el marco de retrospectivas temáticas hasta 2004, a partir de esa fecha las obras del patrimonio se presentan en Clásicos de Cannes, una selección que reúne las copias restauradas, los homenajes a las cinematografías y los documentales sobre el cine. En 2007, para celebrar los 60 años del Festival de Cannes, se invitó a 33 de los más

destacados directores de todo el mundo a participar en la película aniversario A cada uno su cine (Chacun son cinéma), dirigiendo cada uno en 3 minutos un cortometraje sobre el tema de la sala de cine. Desde 2010, la nueva entidad “Cannes Cortometraje” reúne en una dinámica complementaria la Competición de los cortometrajes en el “Short Film Corner”, la Esquina del Cortometraje, para ofrecer un panorama completo de la creación mundial en formato corto. Con la creación de su Mercado del Arte en 1959, el Festival adquirió una dimensión profesional para fomentar los encuentros y los intercambios entre los diferentes miembros de la industria cinematográfica. En concreto, en 2004, lanzó el “Producers Network” (Productores Network), que permite a los productores de todo el mundo compartir sus puntos de vista sobre sus proyectos y el “Short Film Corner”, una cita dedicada a los cortometrajes. En sus inicios, el Marché solo atraía a unas cuantas decenas de participantes y solo disponía de una sala de proyección. Actualmente, 10,000 compradores y vendedores de todo el mundo se reúnen anualmente en Cannes, lo que lo convierte en el primer mercado profesional mundial. Inaugurado en el año 2000, el Village International, el escaparate de las cinematografías internacionales, recibió entonces a 12 países y ocupó 14 pabellones. Diez años más tarde, recibe a 50 países en 58 pabellones organizados en torno al Palais des festivals. En 2000, los miembros del Consejo de Administración nombraron a Gilles Jacob como Presidente del Festival. Sucedió a Pierre Viot, que ocupaba ese puesto desde 1985 en sustitución de Robert Favre-Le Bret. De 2001 a 2005, Gilles Jacob fue respaldado en su puesto por Véronique Cayla, Directora General, y por Thierry Frémaux, Director Artístico. En julio de 2007, el Consejo de Administración nombró a Thierry Frémaux como Delegado General del Festival.


ÁNGELA PEÑA

Viaje por la historia

AREÍTO

Sábado 5 de mayo de 2012

HOY

Un historiador de provincias Alfredo Rafael Hernández Figueroa

RAFAEL SEGURA

E

s uno de los historiadores dominicanos más prolíficos, autor de una variada bibliografía no solo valiosa por numerosa sino por la credibilidad de sus datos. Polifacético, profundo, se ha ocupado de enmendar inexactitudes y yerros, recordar omisiones, desmentir invenciones y esclarecer acontecimientos novelados que han pasado a la tradición como verdades. Pero los que hablan de Alfredo Rafael Hernández Figueroa son sus libros “preparados” y publicados que abarcan más de 50 títulos, sus conferencias magistrales, tan reveladoras, que ha debido imprimirlas en solicitadas separatas, y sus discípulos dispersos por el mundo, porque es un ser silencioso, discreto, que no hace alardes ni mercadeos, y porque pese a las inconveniencias de los viajes a la Capital, ha preferido quedarse en su pueblo. Es pintor consagrado, maestro de las bellas artes y catedrático de historia que cuando no está en el aula recorre archivos, bibliotecas, ayuntamientos. No es amigo de recoger testimonios de supuestos actores y testigos porque “la fuente oral es demasiado limitada y, principalmente en los pueblos, la gente se quiere hacer protagonista de lo que nunca ocurrió”. Luego de concluir estudios elementales y secundarios viajó a Santo Domingo a cursar Profesorado en Artes Plásticas pero su vocación era la historia, materia favorita de su padre que recibía grupos de estudiantes normales para explicarles acontecimientos pasados y Alfredo aprendió tanto de esas charlas que cree se alfabetizó “leyendo a Bernardo Pichardo”, aunque su inclinación era el dibujo. Por esos conocimientos le buscaron como profesor del colegio “Vega Nueva” y convencido de que seguiría el rumbo del estudio del ayer volvió a la UASD a estudiar Ciencias Sociales, en la que hizo especialidad y maestría. Enseñándola a todos los niveles de la educación pública y en las universidades Católica Madre y Maestra y Tecnológica del Cibao conjuntamente con la formación de maestros, encontró grandes mitos que ha ido enmendando desde 1973, cuando inició la docencia en esa rama. En torno a historiadores tradicionales han surgido nuevos que repiten sus distorsiones, explica. “Eso me chocó, no era la historia que había escuchado de mi padre, y esa realidad me llevó a investigar”, afirma. “Las historias de los pueblos son fundamentales en la construcción de la macrohistoria nacional, que está plagada de héroes de las clases sociales dominantes y centralizada en Santo Domingo y Santiago. Aún hay mucho que investigar, fueron muchos los héroes anónimos de pueblos y campos que se destacaron pero, como no eran de renombre, los hechos se atribuían a jefes de apellidos sonoros involucrados más en la política que en la milicia, “generales” por antonomasia que se colocaban ese grado apoyados en su posición económica y social”, manifiesta. Destaca el protagonismo de los veganos en las guerras de Independencia y cita a Marcos Trinidad y su sobrina Juana (Saltitopa), Antonio Caba, Tito Santos, José Concepción Tabera, las cuatro hermanas Villa del Orbe, “que bordaron la primera bandera que flotó en el Cibao el 4 de marzo de 1844, en La Vega”; Toribio Ramírez, Manuel María Frómeta, Manuel Mejía, Juan de la Cruz, Juan Álvarez Cartagena, Juan Francisco Guillermo, José Rafael Gómez, Dionisio Valerio de Moya, entre otros que estuvieron en Santiago el 30 de Marzo, en Talanquera, Beller, Sabana Larga. “Desmitificar la tradición”. Un cáncer exitosamente intervenido no ha detenido el espíritu inquieto de Alfredo Rafael, nacido el 6 de agosto de 1945 en La Vega, hijo de Elías Hernández y Felicita Figueroa. Continúa investigando, escribiendo, enseñando, desmitificando fábulas como las que se publican del Carnaval Vegano, la persecución a la Iglesia por Trujillo o la misma historia de La Vega, y revelando datos que no tomaron en cuenta sus antecesores. “Del Carnaval Vegano se dice que tiene

Don Alfredo Rafael Hernández en su labor de investigación histórica.

Algunas de las obras de Alfredo Rafael Hernández.

500 años, que lo empezó Álvaro de Castro, que en 1906 hubo disfraces de diablos cojuelos, que ese año hubo carnaval en Villa Rosa, cuando ese lugar no existió hasta después de 1930, confunden el carnaval de salón con el popular callejero y el concepto de comparsas con grupos de diablos”, refiere. En “Visión General del Carnaval de La Vega”, uno de sus tantos libros, hace aclaraciones al respecto. Existía confusión, además, con sucesos ocurridos en La Vega el 19 de octubre y el 18 de abril de 1961 y Alfredo arroja claridad en “Luchas antitrujillistas y post trujillistas en La Vega” o en “Enfrentamiento Iglesia-Trujillo, Caso monseñor Panal”. Otras obras suyas son Historia general de La Vega, Inmigración de refugiados españoles a La Vega en 1940, El feminismo en La Vega (1930-1950), Las ideas nacionalistas y socialistas en La Vega a inicios del siglo XX, Historia de la educación en La Vega, Reconstrucción antropológica de los saberes populares en La Vega, Antología poética vegana, Deportivas en La Vega (1900-1950) y tres docenas más, entre ellas, una sobre las artes visuales que fue texto en escuelas y universidades. Dan la impresión de que cubre toda actividad trascendente de su natal, de la que reivindica a Julio César Martínez, Rafael Sánchez Gratereaux, Joaquín Arismendi Robiou, Narciso Alberti Bosch, J. J. Acosta, J. J. Gassó G.; Lorenzo Despradel, Américo de la Rosa, Enrique García Godoy, Francisco Cruz Maquín, Carlos Lora, Ramón -Van Elder- Espi-

nal, entre otros. Destapa “informes confidenciales” de diplomáticos trujillistas y dedica atención a los gobiernos de Morales Languasco, Ramón Cáceres, Eladio Victoria, José Bordas Valdés, Ramón Báez. El reservado esposo de Luz Antusa Peña y padre de Alfredo Rafael, Luz del Alba y Elsa Milagros, aclara que en sus libros no incluye anécdotas ni comentarios que no estén avalados por algún documento. No se ubica en ningún modelo historiográfico, aunque dice encajar en lo tradicional por lo apegado a lo cronológico, “pero trato de ir lo más acorde con la moderna forma de historiar. No entro en lo novelesco y trato de que la novela “Rufinito”, de García Godoy, sea vista como un libro basado en la ficción histórica y no en los hechos, como se cree en La Vega, que andan detrás del protagonista como alguien muy real”. Agrega que esclarece sobre personajes que participaron en actos vandálicos en 1961 contra la Iglesia y contra los opositores que luego, “como por arte de magia, se han convertido en Santos Varones aunque todavía sé que estoy “clamando en el desierto”. Dice no ver en el anecdotario “más que el deseo de engrandecer a determinados personajes y familias en detrimento de los verdaderos protagonistas de los hechos de la Independencia y la Restauración quienes terminaron en las calles como mendigos, salvo honrosas excepciones”.

7


AREÍTO

Sábado 5 de mayo de 2012

Arte Contemporáneo

HOY

En la galería mesa fine art

Robert Berroa ¡fuera del laberinto!

Conglomeración de ideas.

La emanación del arroyo. Acrílica sobre tela, 2012.

D AMABLE LÓPEZ MELÉNDEZ

8

esde su apertura (1993), la galería Mesa Fine Art, localizada en Plaza La Lira II, Ave. Roberto Pastoriza #356, del sector Piantini, concede un espacio importante en su calendario de exposiciones a los artistas emergentes. En esta ocasión, Juan José Mesa renueva su apuesta en esa dirección, acogiendo la sorprendente primera exposición individual del joven artista Robert Berroa, quien, con su entrega titulada “Fuera del laberinto”, despunta con personalidad distintiva una propuesta pictórica que atrae, en primera instancia, por la informalidad de su expresión, por el inesperado rigor de su factura estética y por la vitalidad de sus resortes poéticos. Robert Berroa (1977) emerge adhiriendo una “dicción” fresca, energética, deliciosamente enigmática, delirante, lúcida y vitalmente necesaria a la pintura dominicana contemporánea. En efecto, ataviado de una profunda convicción “neoinformalista”, Robert Berroa nos presenta en Mesa Fine Art un extracto de su más reciente producción (pinturas y dibujos), la cual habrá de incitarnos más adelante hacia la confrontación de un pensamiento artístico de inesperada intensidad, así como a la ardiente celebración de los signos proféticos de su mágico esplendor. En los últimos años, Robert Berroa ha optado por la discreta autoexigencia en la búsqueda de ideas, vías y experiencias creadoras de perspectivas trascendentes. La diversidad de la vida y la naturaleza; lo orgánico-macro y microfísico; las “estructuras objetivas” de la apariencia y el simulacro de lo real se tornan cifras imperceptibles a la razón ante una poética visual en la que se confunden las formas del mundo fáctico con las

Sinfonía de colores.

formas humanas y de la naturaleza. Formas primitivas de órganos y articulaciones enmarañadas. Formas orgánicas, geométricas, arquitectónicas y substanciales, transformándose como cuerpos, elementos, estructuras, laberintos, tramas, objetos, recintos, pasajes, triángulos, círculos, celajes, y alucinaciones espectrales. Ante la práctica simbólica de Robert Berroa, la lógica de la percepción y del análisis racionalista tiene que ser pulverizada. De manera que se torna una aventura definitivamente arriesgada y retadora el ensayo de una “lectura crítica” de un universo estético/simbólico en pleno proceso de desarrollo y ante el cual no queda más opción que evitar el más mínimo intento descriptivo, ya que en el universo visual de Robert Berroa nada es lo que parece ser y toda objetividad, toda otredad, toda alusión, todo signo y significado, admiten siempre una mirada desde los asideros movedizos de la precariedad conceptual, una automática y excitante polivalencia metafórica. En algunas pinturas como las tituladas “Grotesca plenitud”(2011); “La emanación del arroyo”(2011); “La evolución de un organismo” (2011); “La gallardía del jinete”(2012); “La maraca del ave fugaz”(2011); “Río de fuego”(2012); “Sinfonía de colores”(2011) y “Paisaje de un mundo paralelo”(2012), el espacio visual es territorio de sinergias: reverberación, éxtasis, materia reactiva y espiritualizada en la que arden los signos especulares del sueño, la memoria, el absurdo, la paradoja, lo fantasmático y lo invisible. Asimismo, en estos trabajos de espíritu rotundamente abstraccionista, Robert Berroa accede a unos niveles de compenetración existencial con el médium pictórico que lo llevan a materializar de manera hermosa y cristalina la maravilla de la luz, las

preciosas grisallas de las sombras y la polícroma fantasmagoría de la iluminación. Robert Berroa dibuja a base de puntos, líneas, formas y planos que, de repente, se transforman en un vertiginoso caudal de signos, espacios, planos, alusiones, transfiguraciones e imágenes en constante transposición. Actualmente desarrolla su serie de pinturas y dibujos titulada “Fuera del laberinto”, de la cual se desprenden hallazgos estéticos notables como algunos trabajos en técnica mixta sobre papel, entre los que destacan los titulados “El muro encantado en la zona industrial” (2011), “Insomnia en el río” (2011) y “Mira qué bonito” (2011), “El Follón de Sabana Buey”(2011); “La fiesta del Jalisco” (2011); “Aprendiz de Quijote”(2011) y “Títere o Pez”(2011), en los cuales subyacen complejas alusiones al caos social globalizado, al mundo íntimo del artista, a lo fantástico y a los “espacios contaminados” de la cotidianidad en la posmetrópolis.


Sábado, 05 de mayo 2012  

Como referencia nacional en el área, Areíto es el suplemento cultural por excelencia. Cada sábado, Areíto circula como un regalo del periódi...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you