Page 66

FOTO LUCÍA BARTOLINI “Entre Centenarios” Museo Castagnino+macro

gramático. Desplegó su gusto por la pintura

esta residencia neocolonial la ubican en las

antigua, pero a la vez entendió cabalmente

antípodas del lenguaje depurado y racional

la necesidad de sostener el arte argentino,

de las vanguardias constructivas existe, en

adquiriendo, y luego donando al municipio

la casona de Fracassi, algo de una voluntad

obras de Alfredo Guido, Ángel Vena, Italo

compartida por fusionar arte y vida que aquí

Botti y Fernando Fader. Esta es parte de la

se hace presente, aunque por supuesto en

historia que se exhibe en las paredes del

una clave única de raigambre americanista.

Museo que desde 1937 lleva su nombre. En

Por último, deseamos cerrar esta reseña,

la exposición, las obras que pertenecieran a

evocando algunos de los retratos que for-

su colección se mezclan con las adquiridas

maron parte de la exposición y que habilitan

por la Comisión Municipal de Bellas Artes,

a reflexionar sobre la importancia de las

las donadas por El Círculo o por otras ins-

trayectorias personales que se dieron cita en

tituciones rosarinas, dando cuenta de esta

el caso rosarino. Así podemos platear uno de

falta de distinción entre el gusto que regía

los tantos diálogos posibles entre pinturas

las compras particulares y las públicas, y ha-

como El libro de versos de Emilia Bertolé y

blando a la vez de la confluencia de ambos

los retratos de Juan B. Castagnino y Ángel

proyectos.

Guido realizados ambos por el hermano de

Quizás por la infrecuencia de su exhibición,

este último.

las obras expuestas en el Museo Marc

Bertolé encarna el caso de la artista san-

han resultado –junto a la visita a la casa

tafesina que se profesionaliza gracias a la

de Teodoro Fracassi– un verdadero descu-

pintura de retratos. La consolidación de su

brimiento para quien escribe estas líneas.

carrera es paralela a la del Salón de Otoño,

Entrevistas a partir de reproducciones en

del que participa primero con el envío de

revistas como Augusta, Plus Ultra o la propia

sus obras y luego en su rol de jurado. En la

publicación de El Círculo, las artes decora-

pintura en cuestión, una mujer posa en un

tivas realizadas por los hermanos Guido y

interior en el que se observan fragmentos

Luis Rovatti son muestras significativas de

de un cortinado y un cuadro que testimonia

la pretensión global que tuvo un proyecto

la ampliación del consumo de obras arte

americanista que buscó abarcar todos los

–como parte de la decoración de las residen-

ámbitos y usos de la vida cotidiana. En la

cias burguesas– durante la década de 1920.

personalidad del psiquiatra Fracassi, en-

Arqueando levemente el torso, Castagnino

contraron los Guido y su círculo, un terreno

se muestra aplomado en el retrato inconclu-

fértil para llevar a una vivienda real su ideario

so que Alfredo Guido le realizó hacia 1925,

estético. Tal como recuerda la nieta del

el año de su muerte. Se trata de uno de los

médico, bajo esos coloridos muros poblados

pocos casos contemporáneos en que un

por desnudos sugerentes e indígenas del

coleccionista local se hizo retratar por un

Titicaca, transcurría la domesticidad de la

pintor argentino. Con una estatuilla en una

familia ampliada de este eminente rosarino.

mano y un objeto no distinguible en la obra,

Si bien los recursos plásticos utilizados en

el retratado parece haber sido captado en 64

Profile for Éditions du cochon

Anuario. Registro de acciones artísticas. Rosario, 2010  

El relato que se inscribe en estas páginas es el de la multiplicidad y la heterogeneidad de opiniones y posicionamientos, que no siempre coi...

Anuario. Registro de acciones artísticas. Rosario, 2010  

El relato que se inscribe en estas páginas es el de la multiplicidad y la heterogeneidad de opiniones y posicionamientos, que no siempre coi...

Advertisement