Issuu on Google+

1

Prevención de riesgos en el área de pintura

vamos a conocer... 1. El taller de carrocería 2. Identificación de riesgos 3. Medidas de prevención de riesgos laborales 4. Equipo de protección individual 5. Señalización en el taller 6. Identificación de productos peligrosos 7. Ficha de seguridad y ficha técnica 8. Protección ambiental: gestión de residuos PRÁCTICA PROFESIONAL Identificación de riesgos en el área de pintura MUNDO TÉCNICO Medidas preventivas del pintor de vehículos

y al finalizar esta unidad... Conocerás el área de pintura y sus diferentes zonas. Identificarás los riesgos y conocerás las medidas de prevención. Conocerás el equipo de protección individual utilizado por el pintor de vehículos. Estudiarás la señalización utilizada en el taller. Sabrás identificar los productos peligrosos del área de pintura. Clasificarás los residuos generados para su retirada selectiva. Cumplirás la normativa de prevención de riesgos laborales y de protección ambiental en las operaciones realizadas.


1

Prevención de riesgos en el área de pintura

vamos a conocer... 1. El taller de carrocería 2. Identificación de riesgos 3. Medidas de prevención de riesgos laborales 4. Equipo de protección individual 5. Señalización en el taller 6. Identificación de productos peligrosos 7. Ficha de seguridad y ficha técnica 8. Protección ambiental: gestión de residuos PRÁCTICA PROFESIONAL Identificación de riesgos en el área de pintura MUNDO TÉCNICO Medidas preventivas del pintor de vehículos

y al finalizar esta unidad... Conocerás el área de pintura y sus diferentes zonas. Identificarás los riesgos y conocerás las medidas de prevención. Conocerás el equipo de protección individual utilizado por el pintor de vehículos. Estudiarás la señalización utilizada en el taller. Sabrás identificar los productos peligrosos del área de pintura. Clasificarás los residuos generados para su retirada selectiva. Cumplirás la normativa de prevención de riesgos laborales y de protección ambiental en las operaciones realizadas.


7

CASO PRÁCTICO INICIAL situación de partida Hoy Marcos ha empezado a trabajar en el taller de carrocería de su pueblo después de haber terminado el ciclo de grado medio de carrocería. Una vez allí, el jefe de taller le ha enseñado las instalaciones y las zonas del taller y le ha indicado su puesto de trabajo. Inicialmente, Marcos se va encargar de realizar la preparación de superficies de los vehículos en el área de pintura junto con el pintor del taller, que lo irá introduciendo en el oficio. El gerente del taller le ha facilitado a Marcos todo el equipo de protección individual necesario para desempeñar su cargo y también le ha dado a conocer las medidas de seguridad principales de que dispone el taller. Asimismo, le ha informado del plan de gestión de residuos indicándole la periodicidad de recogida y la obligatoriedad del cumplimiento de la normativa. Finalmente, Marcos se incorpora con ilusión a su nuevo puesto de trabajo y confía en hacerlo de manera profesional y con seguridad.

a

Zona de preparación del taller de carrocería.

estudio del caso Antes de empezar a leer esta unidad de trabajo, puedes contestar las dos primeras preguntas. Después analiza cada punto del tema con el objetivo de contestar al resto de las preguntas de este caso práctico. 1. ¿Cuáles son las zonas principales del área de pintura de un taller de carrocería?

3. ¿Qué protección individual le da el empresario del taller a Marcos para la protección de las vías respiratorias?

2. ¿Qué equipo de protección individual usa el pintor para la protección corporal?

4. ¿Qué residuos deberá almacenar Marcos para su posterior reciclaje?


8

unidad 1

1. El taller de carrocería Las operaciones de reparación de vehículos tanto mecánicas como de carroce­ ría se efectúan en talleres de reparación. Estos talleres se distribuyen en zonas adecuadas a las operaciones por realizar. El número y el tipo de zonas o áreas dependerá del tipo de taller: concesionario oficial o taller genérico (mecánica y electricidad, chapa y pintura, etc.).

d

Figura 1.1. Taller genérico con mecánica, electricidad, carrocería y pintura.

En los talleres de reparación de vehículos se pueden distinguir, entre otras, las siguientes zonas o áreas: ÁREAS dE LOS TALLERES dE REPARACIóN Taller de mecánica

Área de mecánica. Área de electricidad. Área de chapa. • Zona de desmontaje/montaje y reparación. • Zona de bancada.

Taller de carrocería

Área de pintura. • Zona de preparación. • Zona de aplicación y secado de pintura (cabina de pintura).

a Figura

1.2. Recepción del cliente.

• Sala de mezclas (box de pintura). Almacén Zona de máquinas

Recambios. Residuos. Compresor, caldera, etc.

Recepción y entrega del vehículo Lavadero Vestuario y aseos Aparcamiento a

Figura 1.3. Zona de entrega de vehículos.

Oficinas y salas de espera Pasillos


Prevención de riesgos en el área de pintura

1.1. Área de pintura Como hemos visto en el esquema, en el área de pintura podemos distinguir principalmente tres zonas: zona de preparación, zona de aplicación y secado de pintura y sala de mezclas o box de pinturas. Zona de preparación La zona de preparación puede disponer de uno o varios planos aspirantes, siste­ mas de aspiración de polvo, tomas de electricidad y de aire comprimido para los equipos, útiles y herramientas necesarios para la realización de las operaciones de preparación de superficies (aspiradoras, lijadoras, etc.).

a Figura

1.4. Zona de preparación con cuatro planos aspirantes contiguos.

En esta zona tienen lugar principalmente operaciones de lijado, limpieza, enmas­ carado y aplicación de productos como masillas, imprimaciones y aparejos. En algunos casos, y si se dispone de elevador, también se aplican revestimientos de bajos y productos anticorrosivos.

a Figura 1.5. Cabina doble con entrada por un extremo y salida por el otro.

a Figura

1.6. Zona de preparación con planos aspirantes y elevadores.

Zona de aplicación y secado La zona de aplicación y secado es generalmente la cabina de pintura. Esta zona debe disponer de un sistema de aireación convenientemente filtrado, desde la parte supe­ rior hacia la parte inferior, para la extracción de las pulverizaciones de pintura y de un sistema de aportación de calor para su curado (horno). También debe disponer de aire a presión convenientemente filtrado para la pulverización de productos. La cabina puede disponer de una o varias entradas de vehículos. Lo más conve­ niente es situarla contigua y al mismo nivel que la zona de preparación, con la entrada por un extremo y la salida por el otro.

a Figura 1.7. Box de pinturas o sala

de mezclas.

9


10

unidad 1

Sala de mezclas La sala de mezclas, comúnmente llamada box de pinturas, es la zona donde se for­ mulan en la proporción adecuada los productos de pintura tanto de preparación como de acabado. Debido a la variedad de productos que se almacenan y su origen, la sala de mezclas debe estar convenientemente ventilada, ya sea mediante una ventilación natu­ ral a través de ventanas o por medio de una ventilación forzada con sistemas de extracción de vapores. El equipamiento principal de esta sala es una o varias máquinas para los bá­ sicos de pintura al agua y/o al disolvente, útiles de preparación como vasos, removedores, reglas, etc., y herramientas de aplicación de productos como pistolas, etc. Esta sala debe situarse cerca de la zona de aplicación y secado y deberá dis­ poner de una iluminación adecuada para el reconocimiento y la formulación de colores.

1.2. Condiciones de las instalaciones Las instalaciones del taller deben tener las dimensiones suficientes que permitan el desarrollo de la actividad en las mejores condiciones posibles para conseguir un trabajo rentable y de calidad. A su vez, estas instalaciones deben cumplir las normas de seguridad e higiene impuestas para este tipo de talleres. Para ello, las instalaciones deben: • Tener una buena iluminación. La iluminación de la zona de reparación no debe ser nunca inferior a 500 lx; se recomienda la utilización de luz natural o artificial mediante tubos fluorescentes del tipo luz día. La iluminación de la zona de preparación de superficies no debe ser inferior a 500 lx y la iluminación de la zona de aplicación de pinturas de acabado no debe ser inferior a 1 000 lx. a Figura 1.8. Señalización del suelo.

• Poseer una buena instalación eléctrica que cumpla el Reglamento electrotécnico para baja tensión sobre instalaciones eléctricas. • Disponer de los medios oportunos contra incendios. Estos dispositivos deben ser de fácil acceso y manipulación y deben cumplir con lo estable­ cido en el Reglamento de seguridad contra incendios en los establecimientos industriales. • Poseer un buen sistema de ventilación, aspiración y reciclado de polvo y pul­ verizaciones adecuado a las diferentes zonas o áreas de trabajo. • Tener una red neumática lo suficientemente dimensionada como para abas­ tecer los equipos del taller de manera adecuada y en condiciones óptimas de lubricación y filtrado. • Poseer suelos resistentes y a ser posible antideslizantes. Los suelos pueden estar pintados y marcados para diferenciar los puestos de trabajo, pasillos, etc., así como zonas de situación de instalaciones, equipos y herramientas. En lugares como las cabinas de pintura o en algunos planos de aspiración, el suelo deberá tener rejillas para la recirculación del aire.


Prevención de riesgos en el área de pintura

2. Identificación de riesgos En los talleres de chapa y pintura existen numerosos riesgos para los operarios y las instalaciones. Su identificación y su clasificación ayudarán al operario a po­ ner las medidas de prevención adecuadas con el fin de prevenir o minimizar los posibles accidentes. En las operaciones de preparación de superficies, los mayores riesgos se producen en el lijado y en la aplicación de productos. • En las operaciones de lijado, los riesgos provienen de la inhalación del polvo a través de las vías respiratorias y digestivas. Este polvo contiene finísimas partículas de sustancias peligrosas que se acumulan en los pulmones y dismi­ nuyen progresivamente la capacidad respiratoria. Asimismo, también se puede incrustar en la piel y producir irritaciones. • En las operaciones de aplicación, la pulverización de productos provoca elevadas concentraciones de sustancias peligrosas en el ambiente, en forma de neblinas o vapores, que al estar próximas a las vías respiratorias del pintor repercuten directamente en la calidad del aire inhalado.

a Figura

1.9. Protección de las vías respiratorias en las operaciones de lijado.

Se entiende como riesgo laboral la posibilidad de que un trabajador sufra un determinado daño derivado del trabajo, ya sea por el uso de productos o por el manejo de equipos. Los principales riesgos o peligros en el área de pintura son los siguientes.

2.1. Incendio o explosión Muchos de los productos utilizados en la preparación y el embellecimiento de superficies de los vehículos son inflamables. Los vapores que emanan durante su almacenamiento y utilización hacen peligroso su manejo. Para disminuir o evitar el riesgo de incendio o explosión, se puede actuar sobre tres factores: • Reducir los productos inflamables por medio de la utilización de productos de base al agua. • Evitar la fuente de ignición (una llama, una chispa, un foco de calor, etc.). • Disponer de los medios de extinción adecuados. Todas las empresas están obligadas a diseñar un plan de emergencia que incluya las rutas de escape y la forma de evacuación. Los operarios deben conocer dicho plan para llevarlo a cabo en caso de incendio o accidente.

a Figura 1.10. Sistemas de extinción en la pared: extintor y boca de incendios.

2.2. Exposición a sustancias químicas Las sustancias químicas utilizadas en la elaboración de productos de pintura pue­ den ser irritantes, nocivas y, en algunos casos, tóxicas. Estas sustancias se trans­ miten al organismo directamente por la emanación de los vapores generados en la preparación de la mezcla, la aplicación de pinturas y la limpieza de superficies. Las vías de entrada de estas sustancias al organismo pueden ser la piel, las vías respiratorias, el aparato digestivo y la vía parental (heridas y mucosas). Los efectos de estas sustancias en el organismo pueden ser inmediatos en forma de mareos, náuseas, irritaciones, etc., o pueden aparecer con el paso del tiempo.

a Figura

rejo.

1.11. Elaboración de apa-

11


12

unidad 1

2.3. Posturas incorrectas y levantamiento de cargas Las diferentes zonas de reparación de los vehículos exigen que el operario tenga que adoptar posturas incómodas que pueden provocar lesiones musculares, sobre todo en la zona de la espalda. En algunos casos, la manipulación continuada de herramientas y equipos puede producir lesiones en las extremidades superiores, en las muñecas y en los antebrazos. También se pueden sufrir lesiones en las extremidades inferiores por suelos desli­ zantes o defectuosos o por rejillas desmontadas o en mal estado. El levantamiento de cargas de una manera inadecuada puede producir problemas físicos, tales como dolor de espalda, rigidez en el cuello o problemas en brazos, hombros o codos, así como inflamación de tendones en manos o muñecas. a Figura

1.12. Peligro de quemaduras y radiaciones por exposición a las radiaciones de los rayos UV.

2.4. Proyección de partículas o salpicaduras En la apertura y el cierre de envases o en las operaciones de lijado y soplado se pueden proyectar partículas o salpicaduras hacia la piel y los ojos. Las partículas o salpicaduras de algunos productos producen irritaciones cutáneas que deben ser tratadas adecuadamente.

2.5. Quemaduras Las quemaduras pueden ser provocadas por una exposición prolongada a los equi­ pos de rayos infrarrojos utilizados para el secado, por la manipulación de piezas metálicas, durante operaciones de lijado o en la aplicación de productos químicos que reaccionen al endurecerse y produzcan calor.

2.6. Radiaciones La alta energía emitida por los equipos de secado de productos de preparación y embellecimiento, en forma de rayos ultravioleta, puede provocar lesiones en los ojos y en la piel.

2.7. Caídas a Figura

1.13. Riesgo de caída por aplicación de productos a distinto nivel.

En igual o distinto nivel pueden ser provocadas por derrames de productos o por el tropiezo con herramientas o mangueras del equipo utilizado por el operario. Las caídas pueden provocar pequeñas lesiones, como esguinces, o roturas de ex­ tremidades como manos, brazos o piernas. Para evitar las caídas, se debe prestar especial atención al orden y a la limpieza del taller, y en caso de existir derrames de productos de preparación o embelleci­ miento, se limpiarán con productos absorbentes, como la sepiolita.

2.8. Cortes

a Figura

1.14. Riesgo de corte.

Los cortes en manos o brazos pueden ser producidos por distintas causas; las más habituales, entre otras, son: • Por herramientas de corte como el cúter en las operaciones de enmascarado. • Por aristas cortantes de piezas reparadas de la carrocería. • Por envases metálicos, de plástico o de vidrio rotos o defectuosos.


Prevención de riesgos en el área de pintura

2.9. Ruido El ruido en el área de pintura es producido por el funcionamiento de herramien­ tas como lijadoras, pistolas, sopladores, etc., y por equipos o instalaciones como cabinas de pintura o planos aspirantes. Los niveles sonoros elevados pueden provocar una pérdida auditiva temporal a corto plazo e incluso la sordera total a largo plazo, así como estrés y falta de con­ centración del operario. Equipo de trabajo

Nivel de ruido en dB

Lijado con una lijadora grande

90-100

Lijado con lijadora orbital

90-95

Lijado con discos de papel de lija

80-85

Repintado a pistola

75-80

Limpieza con aire comprimido

80-95

a Tabla

1.1. Nivel de ruido con diferentes equipos de trabajo.

2.10. Temperatura ambiental La temperatura a la que trabaja el operario influye en su rendimiento y en ocasio­ nes puede causar desmayos o desvanecimientos. Una temperatura excesivamente baja, además de prolongar los tiempos de secado de los productos, obliga al operario a utilizar un mayor número de prendas de abrigo, lo que incomoda su trabajo, mientras que una temperatura excesivamente alta, como puede ser durante el secado, puede provocar mareos y náuseas. Por este motivo, el operario debe evitar los cambios de temperatura bruscos, sobre todo en la entrada y la salida de las cabinas de pintura.

a Figura

1.16. Temperatura del plano aspirante para la realización de las diferentes operaciones de preparación.

a

Figura 1.15. Protección auditiva del operario.

13


14

unidad 1

3. Medidas de prevención de riesgos laborales Las medidas de prevención de riesgos laborales en el área de pintura pueden ser colectivas o individuales, debiéndose anteponer las medidas de protección colec­ tiva a las individuales.

3.1. Medidas de protección colectiva Las medidas de protección colectiva son todas aquellas instalaciones o equipos cuya finalidad es la protección simultánea de varios trabajadores. Las principales medidas de protección colectiva en el área de pintura se encuentran en las dife­ rentes zonas de trabajo y son, entre otras: En la cabina de pintura

a Figura

1.17. Puertas de la cabina de pintura.

La cabina de pintura dispone de un sistema de ventilación que arrastra las nieblas de pulverización y los vapores que se forman al pintar. Los restos de pintura y di­ solvente suspendidos y disueltos en el aire son dirigidos hacia el suelo con rejilla de la cabina, donde, gracias a los filtros paint stop, la pintura queda retenida y los vapores tóxicos son depurados y expulsados al exterior.

d Figura

1.18. Movimiento del aire de la cabina en la fase de pintado.

14 Salida de aire

1 Entrada de aire

6 Regulador de caudal

13 Regulador de caudal 12 Indicador de sobrepresión 11 Grupo extractor

7 Plenum (manta filtrante)

8 Termómetro

10 Filtro de carbono

5 Grupo calefactor

2 Primer filtro

3 Grupo impulsor 9 Filtro paint stop

4 Motor de apertura de trampillas (secado)

Las paredes y las puertas deben ser aislantes, ignífugas y lisas con el fin de no acumular restos de pulverizaciones. La zona del compresor de aire y la zona de los quemadores deben estar separadas de la cabina. Se acondicionarán de tal forma que dispongan de la iluminación y la ventilación suficientes y de los sistemas adecuados de extinción de incendios. En los planos aspirantes a Figura 1.19. Cortina de separación

del plano aspirante.

Al igual que en las cabinas de pintura, los planos aspirantes disponen de un sistema de ventilación forzada que arrastra las partículas provenientes del polvo del lijado y las nebulizaciones aerográficas, generalmente de imprimaciones y


Prevención de riesgos en el área de pintura

aparejos. Este sistema de ventilación actúa desde la parte alta del plano hacia la parte baja o hacia un lateral. Los planos aspirantes disponen de unas cortinas, normalmente de material plástico, que cierran la zona de trabajo. En el box de pintura o la zona de preparación de mezclas El box de pintura debe ser un lugar bien ventilado: debe disponer de un sistema de renovación de aire para extraer los vapores procedentes de pinturas y disolventes. Este sistema de extracción funciona generalmente de forma automática y se sitúa en la parte superior con una canalización hacia el exterior. A este espacio también se lo dota de un sistema de extinción de incendios, ya sea automático (con detector de humos) o con un extintor. En las zonas de taller y pasillos Las zonas de taller y pasillos deben estar perfectamente señalizadas con señales de seguridad. Estas señales pueden radicar en la división de espacios (por ejemplo, pasillos, zona de taller, etc.) o en la señalización de seguridad (por ejemplo, señal de peligro de incendio). Estas zonas deben disponer preferiblemente de suelos antideslizantes y conve­ nientemente a la misma altura. Asimismo, no deben disponer de elementos que obstaculicen o dificulten el paso de los trabajadores. En los almacenes de líquidos inflamables Los líquidos inflamables deben encontrarse en contenedores o envases apropia­ dos al tipo de sustancia. A su vez, deben estar perfectamente etiquetados para su almacenaje. El almacenaje se hará de forma ordenada y se dejará visible el etiquetado de los contenedores.

a

Figura 1.20. Detector de humos del box de pintura.

saber más Los almacenes que contengan líquidos inflamables dispondrán de un sistema de extinción adecuado y de una señalización que indique el tipo de peligro, las medidas de seguridad y los medios de extinción.

En la zona de lavado de equipos Esta zona debe estar perfectamente señalizada y debe disponer de un correcto sistema de ventilación o extracción de vapores. Con los equipos Una medida de protección colectiva muy importante y que no se debe dejar de lado es la correcta utilización de los equipos de preparación y embellecimiento de superficies. A continuación se describe una serie de recomendaciones: • Utilizar equipos de lijado dotados con sistemas de aspiración de polvo. • Utilizar platos blandos en los equipos de lijado cuando se realicen trabajos sobre superficies redondeadas para facilitar la absorción del polvo. • Utilizar equipos de lijado adecuados al trabajo. • Mantener las pistolas en buen estado de funcionamiento. • Aplicar los productos a su correcta presión y dilución. • Utilizar pistolas aerográficas HVLP (alto volumen, baja presión) para reducir las nieblas de la pulverización. En la distribución del puesto de trabajo Una correcta distribución del puesto de trabajo, así como una organización co­ rrecta de herramientas y equipos, ayuda a prevenir accidentes durante las opera­ ciones de reparación. Asimismo, el puesto de trabajo debe disponer de dimensiones adecuadas a los trabajos por realizar.

a

Figura 1.21. Regulación correcta del equipo aerográfico.

15


16

unidad 1

4. Equipo de protección individual El equipo de protección individual (EPI) debe proteger al operario respondiendo a criterios de ergonomía, eficacia y seguridad. Según el R. D. 773/1997, se entiende por equipo de protección individual cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que lo proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin.

a Figura 1.22. Marcado CE de un mono o buzo de taller.

Todos los equipos de protección individual deben cumplir las exigencias de salud y seguridad que la Comunidad Europea indique. Para conocer su cumplimiento, el EPI debe llevar marcadas las siglas «CE». Los equipos de protección individual deben responder al fin para el que han sido diseñados, es decir, deben proteger eficazmente teniendo en cuenta que deben ser compatibles entre sí cuando se utilicen varios al mismo tiempo sin que su uso provoque riesgos adicionales.

4.1. Equipo para la protección corporal El operario en el área de pintura está expuesto a numerosos productos tóxicos que pueden producir problemas cutáneos como, por ejemplo, irritaciones. Además, las proyecciones del lijado pueden provocar en algunos casos hasta quemaduras. Por esta razón, en el área de pintura el operario utiliza ropa adecuada a su trabajo, es decir, resistente a la penetración o permeabilidad del producto, ya sea líquido o sólido. La ropa utilizada en el área de pintura debe ser cómoda con tejidos trans­ pirables poco inflamables y preferiblemente con puños ajustables. Para la zona de preparación se utilizan generalmente monos o buzos convencio­ nales, mientras que para la zona de pintura se utilizan monos con capucha. Estos últimos se fabrican con material especial para atraer las partículas de polvo. Existen también monos de pintura desechables fabricados en polipropileno para utilizarlos en operaciones de pintura. Son transpirables, antiestáticos y muy lige­ ros y cómodos.

4.2. Equipos para la protección de las manos a Figura

1.23. Mono con capucha.

Las manos son utilizadas por el operario para efectuar las operaciones de repa­ ración en el área de pintura, por lo que se deben proteger adecuadamente. El equipamiento preventivo más adecuado para las manos son los guantes, aunque también se debe prestar especial atención al cuidado e higiene por medio de ja­ bones para la limpieza y de cremas para la protección de la piel. Guantes Los guantes protegen las manos del operario ante determinados elementos me­ cánicos y ante sustancias peligrosas. Además, los guantes deben ser resistentes al desgarro ante aristas pronunciadas, se deben ajustar a la mano para ofrecer una sensibilidad suficiente, deben ser fáciles de poner y no deben producir alergias. En función del tipo de material de fabricación, en el área de pintura se utilizan dos tipos de guantes: los de cuero o nailon reforzado y los de vinilo, nitrilo o látex.

a Figura

1.24. Guantes de cuero.

• Los guantes de cuero o nailon reforzado se emplean en operaciones de lijado para proteger las manos de cortes, quemaduras o irritaciones.


Prevención de riesgos en el área de pintura

• Los guantes de vinilo, nitrilo o látex deben ser impermeables para evitar el contacto directo con la piel y protegen las manos del polvo procedente del lijado o de las sustancias peligrosas provenientes de los productos de pintura.

a Figura

1.25. Guantes de vinilo.

a Figura

1.26. Guantes de nitrilo.

a Figura

En la siguiente tabla se especifican las operaciones más comunes en el área de pintura de los diferentes tipos de guante. Operación

Tipo de guante

Aplicación de masillas

Cuero fino, vinilo o látex

Lijado de masillas y pinturas

Cuero fino, vinilo o látex

Desengrasado de superficies

Vinilo o látex

Aplicación de productos de secado por ultravioleta

Nitrilo

Preparación de mezclas

Vinilo o látex

Aplicación de pintura

Vinilo o látex

Limpieza de pistolas con disolventes

Nitrilo

Limpieza de pistolas con agua

Vinilo o látex

Lijado y preparación de bajos

Cuero o nailon reforzado

Aplicación de pinturas de bajos

Vinilo o látex

a Tabla

1.2. Aplicación de los diferentes tipos de guante en el área de pintura.

4.3. Equipos para la protección de las vías respiratorias Los equipos de protección de las vías respiratorias tienen la misión de purificar el aire que aspira el operario para evitar que inhale partículas nocivas o gases tóxi­ cos. Estos equipos se pueden clasificar en dos grupos: los de barrera, que separan los componentes tóxicos del aire inhalado, y los de aporte de aire, en los que se hace llegar aire limpio a la zona de respiración. Mascarillas o máscaras Las mascarillas o máscaras protegen las vías respiratorias del operario de las sus­ tancias peligrosas que se encuentran en el ambiente del área de pintura: polvo del lijado, vapores y nebulizaciones de pintura, etc. Estas mascarillas o máscaras purifican el aire con objeto de no provocar o de disminuir las enfermedades de tipo respiratorio.

1.27. Guantes de látex.

17


18

unidad 1

caso práctico inicial El gerente del taller de carrocería le da a Marcos, para protegerse las vías respiratorias, una caja de mascarillas autofiltrantes contra partículas FFP2 y una máscara de vapores de la clase AB.

Cuando el operario respira con una mascarilla, inhala el aire del ambiente. Este aire atraviesa el filtro y pasa al interior de la mascarilla mientras que las sustancias contaminantes quedan retenidas en los filtros que hacen de barrera. Las mascarillas cubren únicamente la nariz y la boca y en ellas se distinguen principalmente dos partes: el dispositivo filtrante y el soporte. Las más completas pueden incluir otros elementos, como válvulas de inhalación para reducir la re­ sistencia a la respiración o válvulas de exhalación que disminuyen la humedad y el calor dentro de la máscara. Como equipo de protección individual, las mascarillas deben disponer de un etiquetado con el marcaje CE. Cuando se trata de sistemas autofiltrantes, se identifican con las letras FF. Mascarilla autofiltrante contra partículas Se utilizan en las operaciones de lijado, ya sea tanto de masillas como de pinturas secas, para que impidan la inhalación de partículas o pulverizaciones superiores a 5 μm. Se identifican con la letra P y el nivel de protección depende del número que le precede: cuanto mayor sea el número, mayor nivel de protección; por ejemplo, FFP2. Tipo de mascarilla

Nivel de protección

Porcentaje de eficiencia de filtrado

FFP1

4 x valor límite ambiental

78

FFP2

12 x valor límite ambiental

92

FFP3

50 x valor límite ambiental

98

a

Figura 1.28. Máscara filtrante contra partículas.

a Tabla

1.3. Clasificación de la eficacia de filtración de las mascarillas autofiltrantes según la norma europea EN 149.

Este tipo de mascarilla suele ser desechable y se sujeta a la cara mediante bandas elásticas y un clip nasal.

a Figura

1.29. Colocación y ajuste de la máscara.


Prevención de riesgos en el área de pintura

Mascarilla de vapores Las mascarillas de vapores disponen de un filtro de carbón activo o similar que retiene los gases y los vapores de pinturas y disolventes. Estas mascarillas disponen de filtros en forma de cartucho que se sustituyen fácil­ mente. Se identifican con una letra y con un número que identifican el nivel de protección. Para el área de pintura, el filtro utilizado es del tipo A.

a Figura 1.30. Mascarilla de vapores.

saber más A - Vapores orgánicos. B - Gases inorgánicos. E - Gases ácidos. K - Amoniaco. AX - Vapores orgánicos. Hg - Mercurio. NOx - Óxidos de nitrógeno.

a Figura

1.31. Filtro para máscara de vapores de la clase AB1.

La vida útil de los filtros depende de factores como el ritmo respiratorio del usua­ rio, la humedad y la concentración del contaminante. Es posible determinar cuándo es necesario sustituir un filtro teniendo en cuenta el tipo de material de que esté compuesto. Por ejemplo, para máscaras con filtros de papel, los filtros se sustituirán cuando se observen signos de saturación u obstrucción. En este caso, el pintor observa que le es más dificultosa la respiración. Sin embargo, los filtros con carbón activo para gases y vapores se sustituirán cuando el pintor aprecie el olor o el sabor del contaminante en el interior de la mascarilla. Clase

a Tabla

Capacidad de filtrado

1

Capacidad baja, hasta 1000 ppm (partes por millón)

2

Capacidad media, hasta 5000 ppm (partes por millón)

3

Capacidad alta, hasta 10 000 ppm (partes por millón)

1.4. Clases de filtros según su capacidad de filtrado de vapores según la norma europea EN 141.

19


20

unidad 1

Equipos de aporte de aire Este sistema de protección aporta al operario el aire puro necesario para la respi­ ración. Para ello, el equipo dispone de un pequeño compresor, situado general­ mente en el cinturón de la cadera del operario, y de un conjunto de regulación y filtrado de aire comprimido que mediante una canalización es dirigido hacia una máscara integral o una careta respiratoria. En otros casos, el suministro de aire se realiza desde la red de aire comprimido convenientemente acondicionado. La sobrepresión garantiza en todo momento que, por un lado, no pueda entrar aire no filtrado y, por otro, se asegura una respiración completamente normal. Máscaras integrales Las máscaras integrales protegen todo el rostro del operario, incluidos los ojos. Para la protección de las vías respiratorias pueden usar filtros de carbón activo como barrera o aire comprimido para garantizar la protección de la respiración e impedir que se empañe el visor. La máscara integral se ajusta a la cabeza, lo que impide la entrada del aire am­ biente. a Figura

1.32. Máscara integral.

Capuchas respiratorias Las capuchas respiratorias protegen el rostro, la cabeza y el cuello del operario de tal forma que lo protegen de manera óptima impidiendo la contaminación de estas zonas. Estos sistemas son generalmente de aporte de aire y funcionan como hemos visto anteriormente.

4.4. Equipos para la protección ocular Los ojos son órganos de gran importancia expuestos a peligros de lesiones mecáni­ cas, como proyecciones de partículas, y peligros de lesiones químicas producidos por sustancias tóxicas. Las pinturas y los disolventes contienen sustancias perjudiciales para los ojos que pueden producir irritaciones, pérdida momentánea de visión e incluso ceguera. Para la protección de los ojos en el área de pintura, los equipos de protección individual más utilizados son las gafas protectoras, las caretas y las máscaras integrales. a Figura

1.33. Careta para la protección facial.

Gafas protectoras En el área de pintura se utilizan principalmente dos tipos de gafas de protección: las de patilla y las integrales. • Las gafas de patilla disponen de dos oculares (vidrio o plástico) capaces de detener los impactos de las pequeñas partículas procedentes del lijado. Estas gafas, en caso de rotura, no deben ocasionar peligro de corte.

a Figura

1.34. Gafas de patilla.

• Las gafas integrales disponen de un ocular panorámico montado sobre una montura que se adapta perfectamente al rostro del operario. Este tipo de gafas deben ser resistentes a los disolventes y las pinturas.


Prevención de riesgos en el área de pintura

Máscaras integrales Las máscaras integrales, además de proteger como hemos visto las vías respirato­ rias, disponen de un visor plástico en forma de pantalla que cubre todo el rostro, lo que permite una perfecta visión y protección a la hora de aplicar productos a pistola.

4.5. Equipos para la protección auditiva

saber más Cuando una sustancia perjudicial entre en contacto con los ojos, es necesario inmediatamente aclarar el ojo afectado con abundante agua limpia durante varios minutos.

El oído es un órgano sensible que, sometido a gran carga sonora, puede sufrir da­ ños. En el área de pintura se pueden distinguir, entre otras, las siguientes fuentes de ruido: • El extractor de la cabina de pulverización y el compresor. • Los canales de salida de aire de las instalaciones. • Los equipos de lijado y de aspiración. Los equipos de protección individual más utilizados para proteger el oído son los tapones y los cascos de protección auditiva. Estos equipos son obligatorios a partir de los 90 dB.

a Figura

1.35. Tapones de espuma con cordón para oídos.

a Figura

1.36. Cascos para protección auditiva.

4.6. Equipo para la protección de los pies El pintor debe utilizar un calzado cómodo y resistente tanto para las opera­ ciones de lijado como para los procesos de preparación y embellecimiento de superficies. Este calzado debe disponer de suelas aislantes de la humedad y antideslizantes. Para los procesos de acabado en la cabina de pintura existen fundas desechables para los pies fabricadas con material resistente a pinturas y disolventes que se adaptan al calzado por medio de un cierre elástico.

21


22

unidad 1

5. Señalización en el taller En los talleres de reparación de carrocerías existe la obligación de señalar los objetos, los equipos y los lugares en los que se pueda ocasionar peligro. Para ello existe una normativa que especifica las diferentes señales que utilizar en cada caso. Además, también se señalan elementos y zonas o espacios para informar o comunicar algo de una forma determinada. Las señales están formadas por una forma geométrica de un determinado color que incluye un símbolo, pictograma o texto para identificar su significado: infor­ man o comunican de una forma simple, sencilla y rápida. Según los símbolos, los colores y las formas utilizados, las señales pueden ser: a Figura

1.37. Señales habituales en

el taller.

Señales de advertencia Alertan sobre un peligro determinado en la zona donde se sitúan. Su forma es triangular con fondo amarillo y orla de color negro. El símbolo o texto es también de color negro. Las más habituales en el área de pintura son: SEñALES dE AdVERTENCIA

d Tabla 1.5. Señales de advertencia.

Riesgo eléctrico

Materias comburentes

Materias tóxicas

Materias corrosivas

Materiales inflamables

Materiales explosivos

Materias nocivas o irritantes

Señales de prohibición Estas señales prohíben cualquier conducta considerada peligrosa. Son de forma circular, con fondo blanco, orla de color rojo y una barra oblicua, también de co­ lor rojo, que cruza el círculo de izquierda a derecha. El símbolo aparece en negro en el centro del círculo. Las más habituales son: SEñALES dE PROHIBICIóN

Prohibido fumar

d Tabla 1.6. Señales de prohibición.

Prohibido fumar y encender fuego

Entrada prohibida a personas no autorizadas

Prohibido el paso de peatones

Prohibido apagar con agua

No tocar


Prevención de riesgos en el área de pintura

Señales de obligación Estas señales indican que ha de adoptarse un comportamiento determinado. Son de color azul y el símbolo o texto aparece en color blanco. Su forma puede ser circular o rectangular. Entre otras, las más utilizadas en el área de pintura son: SEñALES dE OBLIGACIóN

De la vista

De los oídos

De las vías respiratorias

De los pies

De las manos

c Tabla

1.7. Señales de protección obligatoria.

Señales de seguridad contra incendios Las señales de seguridad contra incendios indican la situación o dirección de un equipo contra incendios. Su forma es cuadrada o rectangular y utilizan símbolos de color blanco sobre fondo rojo. SEñALES dE SEGuRIdAd CONTRA INCENdIOS

Manguera para incendios

Escalera de mano

Teléfono para la lucha contra incendios

Extintor

c Tabla 1.8. Señales de seguridad contra incendios.

Direcciones que deben seguirse (complementarias a las anteriores)

Señales de salvamento y evacuación Estas señales informan de dónde se encuentra un determinado equipo de protec­ ción o prevención, además de las vías de evacuación. Son de forma cuadrada o rectangular y el símbolo o texto aparece en color blanco sobre fondo verde. Entre otras, las más utilizadas son: SEñALES dE SALVAMENTO y EVACuACIóN

Dirección que debe seguirse Vía/salida de socorro

Teléfono de salvamento

Primeros auxilios

Camilla

Ducha de seguridad

Lavado de ojos

c Tabla 1.9. Señales de salvamento o evacuación.

23


24

unidad 1

Los colores de seguridad son aquellos que por sus especiales características se des­ tinan a usos especiales y restringidos. Su finalidad es la de señalizar la presencia o ausencia de peligro, facilitar indicaciones de equipos o materiales o bien indicar obligaciones que cumplir. Podrán formar parte de una señalización de seguridad o constituirla por sí mismos. Estos colores son el rojo, el verde, el azul y el amarillo y, como colores de contraste, el blanco y el negro. En el siguiente cuadro se muestran los colores de seguridad, su significado y otras indicaciones sobre su uso: Color

Significado

Indicaciones y precisiones

Señal de prohibición.

Comportamientos peligrosos. Alto, parada, dispositivos de desconexión de emergencia. Evacuación.

Peligro o alarma.

Rojo.

Material y equipos de lucha contra incendios.

Identificación y localización.

Amarillo o amarillo anaranjado.

Señal de advertencia.

Atención, precaución. Verificación.

Azul.

Señal de obligación.

Comportamiento o acción específica. Obligación de utilizar un equipo de protección individual

Verde.

Señal de salvamento o de auxilio.

Puertas, salidas, pasajes, material, puestos de salvamento o de socorro, locales.

Situación de seguridad. a Tabla

Vuelta a la normalidad.

1.10. Significado de los colores de seguridad.

6. Identificación de productos peligrosos La gran mayoría de productos empleados en el área de pintura son considerados peligrosos. Para usarlos y almacenarlos de manera correcta, se etiquetan debida­ mente según sus contextos y sus pictogramas. Los pictogramas utilizados hasta la nueva normativa eran los regulados en el R. D. 363/1995, de 10 de marzo, por el que se aprobó el Reglamento sobre notificación de sustancias nuevas y clasificación, envasado y etiquetado de sustancias peligrosas. Los picto­ gramas que deben emplearse para señalizar los productos peligrosos son los siguientes: ETIQuETAS dE PROduCTOS PELIGROSOS

O a Figura 1.38. Etiquetado de un pro-

Explosivo

E Comburente

ducto.

d

Tabla 1.11. Pictogramas e indicaciones de peligro (según el R. D. 363/1995).

T+ Muy tóxico

F Fácilmente inflamable

C Corrosivo

F+ Extremadamente inflamable

Xn Nocivo

Xi Irritante

T Tóxico

N Peligro para el medio ambiente


Prevención de riesgos en el área de pintura

En la actualidad, el nuevo reglamento europeo, llamado CLP (Classification, Labelling and Packaging), impone un modelo uniforme de etiquetado que permite identificar claramente las sustancias y las mezclas peligrosas. El etiquetado conforme al Reglamento CLP es obligatorio partir del 1 de diciembre de 2010 para sustancias y a partir del 1 de junio de 2015 para mezclas. Las modificaciones del nuevo etiquetado son: • Los símbolos de peligro cuadrados (con el color naranja de fondo) son sustituidos por pictogramas en forma de rombo con el fondo blanco y con un recuadro rojo. • Se han introducido nuevos pictogramas para peligros físicos referentes a aque­ llos productos que son corrosivos para metales y referentes a gases. • Para los peligros para la salud, el símbolo de la cruz ha sido reemplazado por el símbolo de exclamación. • Un nuevo pictograma ha sido incluido para indicar que el producto puede cau­ sar efectos sistémicos (efectos en órganos o tejidos una vez entrada la sustancia en el cuerpo humano). Símbolo

Riesgos

Símbolo

• Toxicidad aguda; mortal o tóxico (oral, cutánea, por inhalación)

saber más Si bien con el Reglamento (CE) nº 1272/2008 se han cambiado los pictogramas de advertencia y peligro, aun se puede encontrar muchos productos con el etiquetado antiguo, con el fondo naranja. Riesgos

• Explosivo • Sustancias o mezclas explosivas • Sustancias o mezclas que reaccionan expontáneamente • Peróxidos orgánicos

• Toxicidad aguda: nocivo (oral, cutánea, por inhanición) • Irritación cutánea, ocular o vías respiratorias • Sensibilizacion cutánea

• Inflamable • Sustancias o mezclas inflamables, gases, aerosoles, líquidos, sólidos

• Toxicidad espcífica en determinados órganos

• Sustancias o mezclas que reaccionan espontáneamente

• Efectos narcóticos

• Líquidos o sólidos pirofóricos • Sustancias o mezclas que experimentan calentamiento espontáneo • Sustancias o mezclas que, en contacto con el agua, desprenden gases inflamables • Peróxidos orgánicos

• Corrosión cutánea

• Comburente (gases, líquidos, sólidos)

• Lesión ocular grave

• Sensibilización respiratoria

• Gas a presión

• Mutagenicidad en células germinales

• Gas comprimido, gas licuado, gas disuelto, gas licuado refrigerado

• Carcinogenicidad • Toxicidad para la reproducción • Toxicidad específica en determinados órganos • Peligro por aspiración • Peligro para el medio ambiente acuático

a Tabla

1.12. Pictogramas de productos químicos según el Reglamento 1272/2008.

• Corrosivos para metales

25


26

unidad 1

7. Ficha de seguridad y ficha técnica saber más Los fabricantes detallan en las fichas de seguridad de forma clara la información relativa a sus productos, según indica el anexo VIII del R. D. 255/2003.

La ficha de seguridad y la ficha técnica son dos fuentes de información que proporcionan al pintor toda la información necesaria para la utilización de los productos de preparación y embellecimiento de superficies.

7.1. Ficha de seguridad Los productos utilizados para la preparación y el embellecimiento de los vehículos pueden presentar riesgos muy diversos. El conocimiento de su composición, de su utilización y de su conservación es una información muy valiosa para el pintor que debe ser ofrecida por el fabricante.

saber más Las fichas de seguridad ofrecen al pintor todas las indicaciones sobre potenciales peligros de salud, límites de exposición, equipamientos de protección personal y composición de los productos. Constituye un sistema de información fundamental que permite, principalmente a los usuarios profesionales, tomar las medidas necesarias para la protección de la salud, la seguridad y el medio ambiente en el lugar de trabajo.

La ficha de datos de seguridad debe incluir obligatoriamente los siguientes apar­ tados: • Identificación del preparado y del responsable de su comercialización. • Composición/información sobre los componentes. • Identificación de los peligros. • Primeros auxilios. • Medidas de lucha contra incendios. • Medidas en caso de vertido accidental. • Manipulación y almacenamiento. • Controles de la exposición/protección personal. • Propiedades físicas y químicas. • Estabilidad y reactividad. • Información toxicológica. • Información ecológica. • Consideraciones relativas a la eliminación.

actividades 1. Busca en Internet la ficha de seguridad de diferentes productos utilizados en la preparación de superficies e identifica los pictogramas de peligro de cada producto.

• Información relativa al transporte. • Información reglamentaria. • Otra información.

7.2. Ficha técnica La ficha técnica proporciona al pintor la información relativa a la composición química del producto y su campo de aplicación: sustrato, preparación de la zona, procesos de mezcla, productos compatibles, etc. Incluye información relativa de los productos auxiliares necesarios, como catali­ zadores, diluyentes y aditivos. La ficha técnica incluye mediante pictogramas y textos las condiciones técnicas de aplicación del producto: relación de mezcla, viscosidad, equipos aerográficos, número de manos, tiempo de evaporación y secado, etc.

recuerda COV significa Compuestos Orgánicos Volátiles.

Finalmente, la ficha incorpora otros datos útiles, como el espesor medio conse­ guido en la capa, el peso específico del producto, el contenido en COV, el rendi­ miento teórico, la limpieza del equipo, la seguridad e higiene, etc.


Prevención de riesgos en el área de pintura

a Figura

1.39. Ejemplo de ficha técnica de un aparejo húmedo sobre húmedo de Max Meyer.

8. Protección ambiental: gestión de residuos El taller de carrocería, y más concretamente el área de pintura, genera una gran cantidad de residuos: polvo del lijado, papel contaminado, restos de pintura, etc. Estos residuos deben gestionarse adecuadamente por parte del taller y con ayuda de un gestor autorizado de residuos.

saber más Las comunidades autónomas establecen su propia normativa para la gestión de los residuos peligrosos y su eliminación partiendo de unas directrices estatales.

8.1. Tratamiento de los residuos peligrosos Los residuos peligrosos, por sus características, pueden afectar a la salud y a la seguridad de los trabajadores y al medio ambiente. Por ello, deben tratarse de forma adecuada, separándolos según su naturaleza y no mezclándolos con el fin de reciclarlos, si es posible, con un tratamiento independiente y específico. Los residuos se deben envasar en contenedores apropiados a sus características y esta­ do físico, así como dependiendo del tratamiento de reciclaje que van a recibir. El ges­ tor de residuos será el encargado de establecer la mejor manera de separar los residuos. Filtros de la cabina Los filtros utilizados en la cabina de pintura para retener las pulverizaciones de los productos de fondo y acabado se deben desechar una vez saturados. Cuando se sustituyan, se depositarán en bolsas de plástico específicas para tal fin.

a Figura 1.40. Bidón de plástico para almacenaje de residuos.

27


28

unidad 1

a Figura

1.41. Bolsa para recoger el polvo de lijado.

Polvo de lijado Este residuo es muy contaminante, ya que posee partículas en forma de polvo de los productos utilizados para la preparación y el embellecimiento de superficies, restos de abrasivos procedentes de lijas y partículas de polvo de los paneles de carrocería (acero, aluminio, fibra, etc.). El polvo de lijado es recogido temporalmente en unas bolsas de papel que dispo­ nen en contenedores los equipos de aspiración del taller, ya sean autónomos o centralizados. En caso de no existir estos equipos, el polvo de lijado debe recoger­ se mediante barrido para después ser depositado en bolsas específicas. Papel contaminado Los papeles contaminados con productos de preparación y embellecimiento de superficies deben almacenarse en bolsas específicas debidamente etiquetadas. Estas bolsas se sitúan en contenedores apropiados según la zona de trabajo. Este residuo puede consistir en papel impregnado con productos de limpieza, pinturas, etc., o ser papel utilizado para el enmascarado del vehículo. Plásticos de enmascarar Este tipo de residuo puede contener restos de pinturas de fondo y de acabado. Para su reciclaje debe depositarse en bolsas debidamente etiquetadas distintas a las utilizadas para el papel contaminado.

caso práctico inicial Marcos deberá almacenar correctamente para su posterior reciclaje los siguientes residuos: • Papel contaminado. • Papel y plásticos para enmascarar. • Polvo del lijado y restos de abrasivos. • Restos de productos de preparación, como masillas, aparejos, disolventes, etc. • Envases de plástico y de metal. • Filtros de los equipos e instalaciones.

Envases de productos Los productos de preparación y embellecimiento de superficies llegan al taller en envases de diferentes tipos y fabricados con materiales muy diversos. Además, en los procesos se necesitan envases, generalmente de plástico, para la formulación y la mezcla de los productos. Todos estos envases se gestionarán teniendo en cuenta el material de fabricación: plástico o metal. Se depositarán en contenedores con bolsas de plástico resisten­ tes a los disolventes. Antes de depositar los envases en los contenedores, se deben vaciar debidamente en los bidones utilizados para los restos de pintura teniendo en cuenta si los pro­ ductos son de base al agua o al disolvente. Pinturas de fondo y acabado Los restos de las pinturas de fondo y acabado deben ser almacenados en envases resistentes debidamente etiquetados. Generalmente se utilizan bidones de plásti­ co resistentes a los disolventes. Los bidones deben ser diferenciados para el almacenaje de restos de productos de base al agua y restos de productos al disolvente, debido a que al tener una com­ posición química distinta, el reciclaje se efectúa de forma diferente. disolventes orgánicos para la limpieza Los equipos utilizados para la aplicación de productos con base al disolvente se limpian con disolvente orgánico de limpieza o universal, lo que se puede hacer manualmente mediante un envase con disolvente y brocha o con lavadoras. El disolvente recoge los restos de pintura hasta su saturación. Cuando esto ocurre, se debe renovar por uno nuevo o por disolvente reciclado en el taller mediante una máquina recicladora de disolventes. La máquina recicladora de disolventes dispone de bolsas para el almacenaje de los fangos de pintura, que serán recogidas por el gestor de residuos para su reciclaje.


Prevención de riesgos en el área de pintura

El disolvente sucio para desecho se deposita en bidones de plástico resistentes al disolvente para que los recicle el gestor autorizado de residuos. Limpiadores de equipos utilizados con productos al agua Los equipos utilizados con productos al agua se limpian con limpiadores acuosos. Su limpieza se realiza de forma similar a los productos al disolvente. Cuando el agua utilizada para la limpieza está muy contaminada, se podrá limpiar con productos coagulantes capaces de decantar las partículas de los productos que contiene al agua al fondo del recipiente. De esta forma, el agua se puede filtrar y separar de los lodos para su reciclaje. Los lodos se recogerán en envases específicos para poder ser recogidos por el gestor de residuos.

a Figura 1.42. Eliminación de los res-

tos de productos.

8.2. Etiquetado de los recipientes para residuos Los recipientes para residuos peligrosos deben poder identificarse rápida y co­ rrectamente; para ello, su etiquetado tiene que ser claro, legible e indeleble. La etiqueta debe incluir al menos la siguiente información: • Nombre, dirección y teléfono del titular de los residuos. • Fecha de envasado. • Naturaleza de los riesgos que presentan los residuos. El etiquetado debe evitar que se mezclen los diferentes residuos.

Nombre del residuo Código de identificación del residuo

//

//

//

//

//

//

T

LER:

a Figura 1.43. Recipiente para líquidos etiquetado.

Datos del titular del residuo Nombre: Dirección: Teléfono: Fecha de envasado: a Figura

••• ••• ••• •••

TÓXICO

1.44. Ejemplo de etiqueta para la gestión de residuos.

8.3. Almacenamiento de residuos peligrosos Los residuos peligrosos se deben almacenar en condiciones de seguridad para evitar focos de calor y concentración de vapores. Para ello, se depositarán en un lugar diferenciado exterior al taller, de suelo estanco y cubierto. Para los residuos líquidos puede existir un bordillo de retención o un drenaje. Los residuos peligrosos no se deben mezclar con el resto de residuos generados en los talleres de reparación y su tiempo de almacenamiento no deberá ser superior a seis meses sin autorización.

a Figura 1.45. Almacén temporal de residuos.

29


30

unidad 1

ACTIVIDADES FINALES ■ 1. ¿Cuál es comúnmente la zona de preparación y cuáles son las operaciones que allí se realizan? ■ 2. ¿Sobre qué factores se debe actuar para evitar o disminuir el riesgo de incendio o explosión? ■ 3. ¿Qué son las medidas de protección colectiva? ■ 4. ¿Cuáles son las fuentes de ruido más habituales en el área de pintura? ■ 5. ¿Qué causas pueden producir cortes en manos o brazos? ■ 6. ¿Cuáles son las modificaciones del nuevo etiquetado utilizado en sustancias y mezclas peligrosas? ■ 7. ¿Qué se entiende por EPI? ■ 8. ¿Para qué sirven las fichas de seguridad de los productos utilizados para la preparación de superficies? ■ 9. ¿Cómo se realiza el tratamiento del residuo procedente del polvo del lijado? ■ 10. Nombra en tu cuaderno correctamente las siguientes señales: 1

2

3

4

5

6

7

8

■ 11. Completa en tu cuaderno la etiqueta del recipiente de alguno de los residuos generados en el área de pintura de tu centro.

Nombre del residuo Código de identificación del residuo

••• Datos del titular del residuo Nombre: Dirección: Teléfono: Fecha de envasado:

••• ••• ••• •••

••• ••• ••• ••• ••• •••


Prevención de riesgos en el área de pintura

EVALÚA TUS CONOCIMIENTOS Resuelve en tu cuaderno o bloc de notas 1. ¿Qué iluminación mínima debe tener la zona de preparación? a) 100 lx.

c) 350 lx.

b) 500 lx.

d) 1000 lx.

2. ¿Cuál de las siguientes zonas no pertenece al área de pintura?

a) 98. b) 78. c) 65. d) 48.

a) Zona de preparación.

7. ¿de qué forma y color es la señal utilizada para advertir de un riesgo eléctrico?

b) Zona de mecánica. c) Sala de mezclas. d) Zona de aplicación y secado de pinturas. 3. ¿Sobre qué factores se debe actuar para disminuir o evitar un riesgo de incendio o explosión? a) Evitar la fuente de ignición (una llama, una chispa, un foco de calor, etc.). b) Reducir los productos inflamables por medio de la utilización de productos de base al agua. c) Disponer de los medios de extinción adecuados. d) Las tres respuestas anteriores son correctas. 4. ¿Cuál de los siguientes problemas físicos no es producido por el levantamiento de cargas de una manera inadecuada? a) Dolor de espalda.

a) Cuadrada con fondo blanco y orla de color verde. b) Triangular con fondo amarillo y orla de color negro. c) Circular con fondo negro y orla de color amarillo. d) Triangular con fondo blanco y orla de color azul. 8. Verdadero o falso: las fichas técnicas ofrecen al pintor todas las indicaciones sobre potenciales peligros de salud, límites de exposición, equipamientos de protección personal y composición de los productos. a) Verdadero.

b) Falso.

9. ¿Qué producto se usa para limpiar los equipos utilizados con productos al agua? a) Aguarrás.

b) Rigidez en el cuello. c) Inflamación de los tendones de las muñecas. d) Dolor de cabeza.

b) Limpiadores acuosos. c) Disolvente universal. d) Gasolina.

5. Verdadero o falso: se entiende por equipo de protección individual cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que lo proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin. b) Falso.

10. ¿Qué sustancia, o sustancias, es capaz de filtrar una máscara de la clase AB1? a) Vapores orgánicos y gases inorgánicos. b) Óxido de nitrógeno. c) Vapores orgánicos y mercurio. d) Amoniaco.

Soluciones: 1. a); 2. b); 3. d); 4. d); 5. a); 6. a); 7. b); 8. b); 9. b); 10. a)

a) Verdadero.

6. ¿Qué porcentaje de eficiencia de filtrado corresponde a una máscara con el nivel de protección FFP3?

31


32

unidad 1

PRÁCTICA PROFESIONAL HERRAMIENTAS • No se precisan

MATERIAL • No se precisa

identificación de riesgos en el área de pintura OBJETIVOS Identificar situaciones de riesgo en el área de pintura para evitar posibles accidentes.

PRECAUCIONES Solucionar, si es posible, la causa del riesgo con ayuda del profesor.

DESARROLLO Como hemos visto en la unidad, en el área de pintura hay numerosos condicionantes que pueden llegar a ocasionar una situación de riesgo para el operario o las instalaciones. En esta práctica conoceremos algunas de ellas. • Prefiltro de aspiración de la cabina saturado. En este caso, el filtro se encuentra saturado de polvo, lo que origina que el sistema de impulsión/extracción de aire de la cabina trabaje de forma inadecuada y que las pulverizaciones de los productos aplicados en el interior de la cabina queden en suspensión. • Rejilla del suelo de la cabina desmontada. Cuando se realiza la limpieza o el mantenimiento de la cabina, hay que tener la precaución de posicionar las rejillas del suelo correctamente y no dejar alguna sin poner. La falta de una rejilla o su mal montaje puede ocasionar la caída del operario.

a

Figura 1.46. Prefiltro de aspiración de la cabina saturado.

a

Figura 1.47. Rejilla del suelo de la cabina desmontada.

• Panel de mandos eléctrico del plano aspirante sin protección. Los sistemas de mandos eléctricos de instalaciones y equipos deben estar debidamente protegidos con objeto de evitar riesgos eléctricos. La ausencia de una carcasa o de un sistema de protección puede provocar un cortocircuito o una descarga eléctrica. • Cableado de enchufes de equipos con deficiente protección. Los enchufes y su cableado deben estar debidamente protegidos. En caso contrario, pueden existir falsos contactos con chisporroteos o cortocircuitos que determinen una electrocución del operario o, en su caso, incendio o explosión al estar en contacto con sustancias inflamables.


Prevención de riesgos en el área de pintura

a

Figura 1.48. Panel de mandos eléctrico del plano aspirante sin protección.

a

Figura 1.49. Cableado de enchufes de equipos con deficiente protección.

• Iluminación deficiente. La iluminación en el espacio de trabajo debe ser la adecuada. En caso de existir una iluminación deficiente por rotura o mal funcionamiento de lámparas o fluorescentes, se corre el riesgo de sufrir accidentes con equipos e instalaciones. • Extintores obstaculizados. Los equipos de extinción de incendios deben estar correctamente situados y no deben tener obstáculos para su uso en caso de emergencia.

a

Figura 1.50. Iluminación deficiente.

a

Figura 1.51. Extintores obstaculizados.

• Aplicación de productos sin equipo de protección individual. La utilización de equipos de protección individual en la preparación y aplicación de productos evita en gran medida que el operario sufra intoxicaciones por inhalación de vapores y gases, irritaciones de la piel y de los ojos por el contacto con sustancias irritantes, etc. • Gestión de residuos incorrecta. Los residuos del área de pintura deben clasificarse, etiquetarse y almacenarse de manera correcta. La mezcla descontrolada de los residuos puede conllevar, además de una sanción, que sea más difícil la clasificación de los productos y no puedan ser reciclados.

a

Figura 1.52. Aplicación de productos sin equipo de protección individual.

a

Figura 1.53. Gestión de residuos incorrecta.

33


34

unidad 1

MUNDO TÉCNICO MUNDO LABORAL Medidas preventivas del pintor de vehículos • Antes de comenzar el trabajo, pon en funcionamiento todos los dispositivos de seguridad existentes en el puesto (equipos de ventilación, etc.). • Prepara y mezcla los componentes de las pinturas y acabados en zonas de mezcla dotadas de ventilación mecánica y aplícalos en la cabina de pintura o en el plano de aspiración. Asimismo, sigue siempre las especificaciones técnicas de los fabricantes de pinturas en cuanto a dosificaciones de mezclas y sistemas de aplicación. • Recuerda que para garantizar la eficacia de los sistemas de extracción es necesario respetar el programa de limpieza y de mantenimiento. • Evita que carteles, señales o avisos pegados en los cristales de las puertas de la cabina impidan la visibilidad. • Los envases que contengan disolventes deberán estar etiquetados. En caso de trasvase a otro recipiente, identifícalo. No utilices botellas de agua o de productos alimenticios. • Los trabajos de pintura suponen el uso de diversas sustancias, como pueden ser masillas, imprimaciones, aparejos, catalizadores, bases bicapa y monocapa, barnices y diluyentes. Cada uno de ellos puede presentar riesgos diferenciados que es necesario que conozcas. Para ello, consulta la información reflejada en su etiquetado y, más extensamente, en las fichas de datos de seguridad. • Cierra los recipientes de pinturas, disolventes y catalizadores una vez utilizados. • Almacena los residuos y los trapos de limpieza usados en recipientes ignífugos provistos de cierre e identificados; retíralos cada día de la zona de pintura al lugar habilitado para ello. • Limita la cantidad de productos inflamables preparados de forma necesaria para la jornada de trabajo.

• No utilices alargaderas, enchufes o equipos de alumbrado no preparados para trabajos en zonas con presencia de atmósferas explosivas (ATEX). Además, nunca uses las instalaciones de la cabina de pintura para poner a cargar el móvil o conectar una radio. • Limita el tiempo de exposición cuando realices tareas de secado de pintura y recuerda hacerlo en las zonas establecidas para ello. • Utiliza mono desechable con capucha, protección respiratoria, guantes de vinilo o látex y calzado de protección para evitar el contacto con las sustancias desprendidas durante la ejecución de las tareas. • Respeta la prohibición de comer y beber en toda la zona de pintura. • Utiliza protectores auditivos y gafas de protección para evitar la proyección de partículas durante las tareas de lijado de poliéster o de pintura seca. • Limpia las pistolas y demás utensilios bajo la acción de un dispositivo de ventilación (extractor de aire). Extracto del Manual de seguridad y salud en talleres de reparación de vehículos de FREMAP.


Prevención de riesgos en el área de pintura

EN RESuMEN EL TALLER dE CARROCERíA • Zona de preparación. • Zona de aplicación y secado. • Sala de mezclas.

Área de pintura

Dimensiones suficientes que cumplan las normas de seguridad e higiene.

Condiciones de las instalaciones

• Incendio o explosión. • Exposición a sustancias químicas. • Posturas incorrectas y levantamiento de cargas. • Proyección de partículas o salpicaduras.

• • • • • •

Medidas de protección colectiva

• En la cabina de pintura. • En los planos aspirantes. • En el box de pintura o en la zona de preparación de mezclas. • En las zonas de taller y pasillos.

• En los almacenes de líquidos inflamables. • En la zona de lavado de equipos. • Con los equipos.

Equipos de protección individual

• Para la protección corporal, de las manos, de las vías respiratorias, ocular, auditiva y de los pies.

Identificación de riesgos En las operaciones de lijado En las operaciones de aplicación Medidas de prevención de riesgos laborales

Quemaduras. Radiaciones. Caídas. Cortes. Ruido. Temperatura ambiental.

Señalización del taller

• Señalan los objetos, equipos y lugares peligrosos. • Informan sobre elementos y zonas.

Identificación de productos peligrosos

Etiquetado

Productos

Nuevo etiquetado partir del 1 de diciembre de 2010 para sustancias y a partir del 1 de junio de 2015 para mezclas.

Ficha de seguridad y ficha técnica

Protección ambiental: gestión de residuos

Residuos peligrosos

entra en internet Busca en Internet la influencia que tiene la normativa sobre compuestos orgánicos volátiles (COV) en el área de pintura.Puedes encontrar información en las siguientes páginas: • <www.elchapista.com/>

• <www.centro-zaragoza.com:8080/web/>

• <www.ixell.es/public/>

35


Preparación de superficies (Carrocería)