Page 1

Centro De Estudios San Pablo Funlam. Asignatura: Pensamiento Moderno. Docente: Leandro Villar. Estudiante: Edison Jefferson Naranjo Hincapié. El tema constara de los siguientes momentos: 1-) biografía de Leibniz 2-) monadas 3-) teodicea 4-) principios de la naturaleza fundadas en la razón. Biografía de Leibniz (Leipzig, actual Alemania, 1646-Hannover, id., 1716) Filósofo y matemático alemán. Su padre, profesor de filosofía moral en la Universidad de Leipzig, falleció cuando Leibniz contaba seis años. Capaz de escribir poemas en latín a los ocho años, a los doce empezó a interesarse por la lógica aristotélica a través del estudio de la filosofía escolástica. En 1661 ingresó en la universidad de su ciudad natal para estudiar leyes, y dos años después se trasladó a la Universidad de Jena, donde estudió matemáticas con E. Weigel. En 1666, la Universidad de Leipzig rechazó, a causa de su juventud, concederle el título de doctor, que Leibniz obtuvo sin embargo en Altdorf; tras rechazar el ofrecimiento que allí se le hizo de una cátedra, en 1667 entró al servicio del arzobispo elector de Maguncia como diplomático, y en los años siguientes desplegó una intensa actividad en los círculos cortesanos y eclesiásticos. En 1672 fue enviado a París con la misión de disuadir a Luis XIV de su propósito de invadir Alemania; aunque fracasó en la embajada, Leibniz permaneció cinco años en París, donde desarrolló una fecunda labor intelectual. De esta época datan su invención de una máquina de calcular capaz de realizar las operaciones de multiplicación, división y extracción de raíces cuadradas, así como la elaboración de las bases del cálculo infinitesimal. En 1676 fue nombrado bibliotecario del duque de Hannover, de quien más adelante sería consejero, además de historiador de la casa ducal. A la muerte de Sofía Carlota (1705), la esposa del duque, con quien Leibniz tuvo amistad, su papel como consejero de príncipes empezó a declinar. Dedicó sus últimos años a su tarea de historiador y a la redacción de sus obras filosóficas más importantes, que se publicaron póstumamente. Representante por excelencia del racionalismo, Leibniz situó el criterio de verdad del conocimiento en su necesidad intrínseca y no en su adecuación con la realidad; el modelo de esa necesidad lo proporcionan las verdades analíticas de las matemáticas. Junto a estas verdades de razón, existen las verdades de hecho, que son contingentes y no manifiestan por sí mismas su verdad. El problema de encontrar un fundamento racional para estas últimas lo resolvió afirmando que su contingencia era consecuencia del carácter finito de la mente humana, incapaz de analizarlas por entero en las infinitas determinaciones de los conceptos que en ellas intervienen, ya que cualquier cosa concreta, al estar relacionada con todas las demás siquiera por ser diferente de ellas, posee un conjunto de propiedades infinito. Frente a la física cartesiana de la extensión, Leibniz defendió una física de la energía, ya que ésta es la que hace posible el movimiento. Los elementos últimos que componen la realidad son las mónadas, puntos inextensos de naturaleza espiritual, con capacidad de percepción y actividad, que, aun siendo simples, poseen múltiples atributos; cada una de ellas recibe su principio activo y cognoscitivo de Dios, quien en el acto de la creación estableció una armonía entre todas las mónadas. Esta armonía preestablecida se manifiesta en la relación causal entre fenómenos, así como en la concordancia entre el pensamiento racional y las 1


leyes que rigen la naturaleza. Las contribuciones de Leibniz en el campo del cálculo infinitesimal, efectuadas con independencia de los trabajos de Newton, así como en el ámbito del análisis combinatorio, fueron de enorme valor. Introdujo la notación actualmente utilizada en el cálculo diferencial e integral. Los trabajos que inició en su juventud, la búsqueda de un lenguaje perfecto que reformara toda la ciencia y permitiese convertir la lógica en un cálculo, acabaron por desempeñar un papel decisivo en la fundación de la moderna lógica simbólica.1

Monadas En su obra “Monadología”, el filósofo racionalista y matemático alemán Wilhelm Leibniz (1646-1716) utiliza la palabra “mónada” (del griego “monas, monadas”, unidad) para referirse a los componentes últimos de la realidad. Podríamos entenderlas como “átomos metafísicos” pues, como los átomos físicos, las mónadas son substancias indivisibles; por ser simples y carecer de partes son indivisibles y como tales ni se han formado a partir de otros elementos más básicos ni podrán destruirse (des-componerse), su existencia y posible desaparición se deberían a la creación o aniquilación de Dios. 2 La monada que expresamos aquí es la que podemos remitir al alma y su análisis psicológico en el consciente, estableciendo una armonía, lo que el más adelante va llamar al análisis de conciencias la misma psicología cognitiva, donde surge la apercepción, dimensión de actividad del psiquismo en la memoria del ser humano. El alma y cuerpo en las monadas no pueden interactuar debido a porque el movimiento se da en la manecillas del reloj que una vez giradas no retorna su movimiento por lo que cada movimiento nos era el mismo que se realiza cuando se gira en el sentido de las manecillas. Teodicea. “La tesis fundamental de la Teodicea es la demostración de la armonía entre la razón y la revelación, entre la verdad y la fe; la conciliación de la providencia, de la predestinación de los buenos y de la permisión de la condena de los malos, con la libertad y la razón humana; el respeto de Dios al libre albedrío en su concurso físico y moral a las acciones humanas, buenas o malas.” 3 Critica: en la actualidad Leibniz habla en su teoría de alabar y de comprender a los enemigos inclusive de reconocer sus dotes, pero a mí en lo personal está equivocado porque en la competencia moderna quiero es que mi enemigo desista y se destruya y uno ni por mediano orgullo reconoce que el otro tiene la razón de 1 http://www.biografiasyvidas.com/biografia/l/leibniz.htm:hora:08:39pm.fecha:27/08/2011. 2 http://www.e-torredebabel.com/Psicologia/Vocabulario/Monadas.htm: hora:08:39pm.fecha:27/08/2011.

3 http://www.elaleph.com/libro/Teodicea-de-Leibniz/641/hora:08:39pm.fecha:27/08/2011.

2


lo que dice y además sus talentos y potencialidades son únicas de ti y en la vida el que las utiliza para su beneficio y gana partido de ellas triunfa y gana todo lo que se proponga critico muchísimo a ese Leibniz menos ser comprensivo, porque si el ser humano no entiende compresiones al otro porque él quiere imponer lo que sabe a toda consta confrontando su razón. Principios de la naturaleza fundados en la razón:

“Leibniz tuvo por cierto que Dios optó por crear un hombre, y quiso que éste estuviera dotado de razón (por lo pronto negaba la naturaleza mecánica del pensamiento, apoyaba más bien la tesis de Locke, según la cual existe una "sustancia espiritual" a la que le es connatural el pensamiento). Ahora bien, la razón humana está determinada, aunque libremente, a obrar según un bien superior, y si no actúa en consonancia no es porque Dios persiga el mal, sino porque al crear al hombre lo creó libre. Es decir, no quiso renunciar a su libertad. La acción de Dios es en todo sentido óptima: si el hombre yerra es debido a una percepción confusa o insensible de la realidad (cogitationes caecas).”4 La razón en el hombre se conecta con la sustancia espiritual donde el hombre genera el bien y el mal los cuales el hombre en sus circunstancias escoge que quiere para su vida respetando su libertad la cual dice Leibniz se le considera en el parte del hombre. Es por ello que se puede decir la gran inmediatez de conectar estos elementos en el cual dios tiene que ver de mucho en estas situaciones que para el hombre vive en su vida de manera personal, cabe decir que el alma en Leibniz forma parte de un cartesiano en el aspecto estelar y cósmico. • Bibliografía: Información de item

Registro del catálogo MARC Record

La Prueba de la Proposición "Los Cuerpos Constan de Monadas" en la Monadología Physica de Kant Sarmiento, Gustavo Autor Personal: Sarmiento, Gustavo Título: La Prueba de la Proposición "Los Cuerpos Constan de Monadas" en la Monadología Physica de Kant / Gustavo Sarmiento Descripción Física: p. 56-74 Resumen:

4 http://www.henciclopedia.org.uy/autores/Icasuriaga/Leibniz4.htm hora:08:39pm.fecha:27/08/2011.

3


En este trabajo examinamos la prueba de la tesis segun la cual los cuerpos constan de sustancias simples, ofrecida por Kant en la Monadología Physica. la prueba kantiana es diferente de la tradicional, en cuanto evita la aplicación del principio de razon suficiente. Concibe la composición de las partes de un cuerpo como una relación contingente, interpretandola a la luz de la teoria de la substancia y los accidentes. Esto le permite elaborar un argumento novedoso con base en los conceptos de substancia, accidente y relacion, que anticipa la prueba de las tesis de la Segunda Antinomia expuesta en la Critica de la Razon Pura. Tema-Autor Pers.: Kant, Immanuel, 1724-1804--Crítica e Interpretación Tema: Monadología En: Ideas y Valores No. 107 (Ago. 1998).5 Bibligraphic Information

Título El Dios de Leibniz Una Razon Necesaria (Un Apunte de Teodicea con Ocasión del 350 Aniversario de Su Nacimiento) Autor Fernandez García, Maria Socorro Páginas: p. 223-228 Info copia: 1 copia disponible en Biblioteca General. Existencias Biblioteca General Copia 100 1 o

Material

Localización

Artículo de Revista

Colección de Hemeroteca

6

5 http://www.henciclopedia.org.uy/autores/Icasuriaga/Leibniz4.htm hora:08:39pm.fecha:27/08/2011.

6 http://biblos.javeriana.edu.co/uhtbin/cgisirsi/x/CENTRAL/x/57/5 hora:08:39pm.fecha:27/08/2011.

4

Leibniz cibernetica  

Leibniz cibernetica

Advertisement