Page 30

no vigentes. Si observamos un hospital como una pirámide, con un nivel operativo en la base, uno intermedio y otro estratégico; veremos que se requieren datos de los niveles inferiores para la toma de decisiones en los niveles superiores, pero si no informatizamos la base no tendremos cómo informatizar la gestión. He aquí la gran disyuntiva de la gestión clínica en nuestro país”. Así como es preciso informatizar la base de la pirámide, representada por componentes de inventario, bodega y farmacia – entre otros-, también se debe informatizar los procesos clínicos básicos de un hospital: Urgencia, Pabellón, Hospitalización, Atención Ambulatoria y aquellos que los apoyan (Rayos, Laboratorio, Kinesiología, Nutrición), entre otros. Sólo así se pueden obtener datos para hacer gestión, en tiempo real y con información vigente y confiable. De esta forma, el sistema de información y gestión clínica captura, almacena, usa y difunde el dato clínico, y además captura la demanda real de fármacos e insumos clínicos, necesarios para apoyar la gestión administrativa de insumos.

digitales, pero como no fueron concebidos digitalmente, harán adaptaciones ineficientes. Conclusión: La preparación para la era de los hospitales digitales es aún débil. La falla del modelo radica en la urgencia de informatizar sin considerar donde se origina el dato clínico. Cuando hablamos de informatizar procesos clínicos, se trata de informatizar cada una de las áreas donde el paciente recibe una atención que genera datos clínicos.

La tendencia indica un importante desarrollo de tecnologías para plataformas destinadas al uso exclusivo de pacientes

“Un Sistema de Información se define como un conjunto de elementos que interactúan entre sí: personas, datos, procesos, hardware y software. En la medida que implantemos sistemas que no incluyen todos estos elementos, no será efectivo el esfuerzo”, aclara Molina. Para el experto, la pregunta es “Si el futuro son los hospitales digitales ¿qué está haciendo el Estado de Chile para formar a los profesionales que deberán soportar a esos hospitales?” y la respuesta es “muy poco”. En 40 años todos van a esperar que los hospitales sean

30

“Es casi imposible diseñar un hospital que estará operativo a lo menos 40 años, sin considerar que hará un intensivo uso de tecnologías de la información y las comunicaciones. Necesitamos que el Estado asuma un rol activo e impulse políticas reales para la salud pública digitalizada”, agrega el entrevistado.

Mario Molina insiste en que en un plazo de 3 a 4 años, cuando entren en operación los nuevos hospitales concesionados, -y dada la enorme velocidad de cambio de las tecnologías-, seguramente se seguirá dependiendo del papel. “De hecho, en muchas universidades hoy se enseña a los alumnos a capturar datos clínicos en papel y no con un sistema de información y gestión clínica, lo que denota que el cambio aun no se ha globalizado desde sus bases”. SECTOR PRIVADO: TECNOLOGÍAS PARA EL USUARIO FINAL Por su parte, Ana María Albornoz, Gerente General de la Asociación de Clínicas de Chile A.G., en su cargo desde 2004, confirma que el sector de salud privado no se queda atrás en la modernización informática al servicio de los usuarios finales.

Profile for Edirekta Marketing Integral

Revista Informatica Medica 6  

Revista Informatica Medica 6, Edirekta

Revista Informatica Medica 6  

Revista Informatica Medica 6, Edirekta

Profile for edirekta
Advertisement