Page 1

LONDRES

1


GUIA DE VIAJE

2


LONDRES

LONDRES

GUIA DE VIAJE X. RAÚL GONZÁLEZ SIERRA

3


GUIA DE VIAJE

4


LONDRES

Londres: fusión de historias y culturas

Aunque una comunidad celta fue la que vadeó el río Támesis, los romanos fueron los primeros que urbanizaron la milla cuadrada, actualmente conocida como la City. Construyendo un puente y una impresionante muralla en la urbe, además convirtieron a la metrópoli en un importante puerto. Cuando los romanos abandonaron el enclave, el comercio siguió prosperando a pesar de las invasiones de sajones y vikingos. Con una población de 7 millones, Londres es, sin duda la ciudad más grande de Europa. Capital de Gran Bretaña, la ciudad es uno de los referentes históricos y culturales del Planeta. Durante siglos, creció en torno a su puerto, que llegó a extenderse unos 40 kilómetros a lo largo del Támesis. Fue en su día el más activo del mundo, pero conserva el 50 % del negocio mundial del flete de buques cisterna y el 40% de carga seca. Londres es un lugar emocionante, los monumentos evidencian el pasado glorioso de la ciudad, desde salones medievales para banquetes hasta la variada arquitectura Victoriana. En este Londres la primera diferencia social entre los hombres se marca a través del acento como si fuese un gen distinto. El Big Ben tiene menos de 150 años, pero desde su inauguración se convirtió en un símbolo de la cultura británica, una referencia horaria para todo el imperio, un guardián del parlamento situado a sus mismos pies. En el nostálgico edificio neogótico, se mantiene una de las instituciones democráticas más antiguas de la humanidad. Las dos cámaras, la de los Comunes y la de los Lores con las solemnes aperturas presididas por la Reina. 5


GUIA DE VIAJE

Cuando los londinenses dicen la torre, se refieren a las 7,3 hectáreas que comprende y todo lo que hay en ellas, desde los cuervos hasta la Capilla real, de los guardias alarbadeados hasta las joyas de la Corona. Monarcas posteriores aumentaron el tamaño y las defensas para protegerse contra sus súbditos, tanto nobles como plebeyos. Hay un conjunto de 20 torres, pero originalmente, la Torre fue una Torre Blanca, construida por Guillermo el Conquistador para reforzar su autoridad sobre un pueblo derrotado. Construída ebtre el Támesis y la vieja muralla romana, con 27 metros de altura, la piedra caliza de Kent y la más blanca normanda. Se ha utilizado como armería, guardarropa de vestimentas ceremoniales, almacén para las joyas y los registros públicos. La Torre fue también un magnifico palacio que en sus mejores tiempos llegó a albergar a mil personas, en la actualidad hay solo 150. Hay un terreno de juego para niños y los cañones solo son para ceremonias, pero cuando aparece iluminada por la noche ofrece una extraña impresión del pasado. Más adelante, la Casa de la Reina en donde fueron encerradas las esposas de Enrique VIII. Ana Bolena y Catherine Howard. Ambas perdieron la cabeza, pero es el fantasma de ana el que supuestamente deambula por la noche. Después está la Torre Sangrienta, ahuí estuvieron encerrados el joven príncipe Eduardo V de 12 años y su hermano de 10, el duke de York. Desaparecieron supuestamente asesinados por orden de Ricardo III. Originalmente llamada la Torre del Jardín. La Torre Verde, en donde sólo los privilegiados eran decapitados ahí en la intimidad, en lugar de hacerlo ante la multitud en Tower Hill. A un costado está la Capilla Real de San Pedro ad vincula en donde los famosos y los infantes eran sepultados aquí. Mas adelante está la Casa de la Joyas, ya que mostrar las joyas de la corona era una costumbre que se remonta a Carlos II que deseaba impresionar a sus súbditos tras la restauración de la monarquía. La tradicional corona de San Eduardo, utilizada en la co6


LONDRES

ronación, era demasiada pesada para la reina Victoria que encargó la mas ligera corona del Estado imperial y que destella con sus 3,250 joyas y la segunda Estrella de Africa que con sus 317 kilates, es el segundo diamante más grande del mundo, después de la primera Estrella de Africa, de 530 kilates que se encuentra en el cetro hecho para carlos II. A mano derecha estn las armerías reales, con una colección de armas de sajones y vikingos, hasta un chaleco de balas de la primera guerra del Golfo Persico, Hay instrumentos de tortura y castigo, además de una galería de curiosidades. Los cuervos y guardias alabarderos son los símbolos de la torre de Londres. Según la leyenda, tanto Inglaterra como la Torre caerán si los cuervos se alejan de aquí, por eso se les cortan las alas. En cuanto a los guardias con sus uniformes estilo Tudor. Son guía s que cuentan las historias que han convertido a la Torre de londres en una visita obligada para el visitante de la capital. La ceremomia de las llaves ha sido un ritual durante 700 años. Las puertas se cierran y las llaves se entregan al alabardero en jefe con un Dios salve a la reina Isabel. Alrededor de la Torre de Londres desde la pasarela del Tower Bridge se contemplan dos mil años de historia, desde reliquias romanas hasta el barco HMS Belfast de la Segunda Guerra Mundial. En la estación del metro Tower Hill para mirar la muralla romana hay que olvidad la presencia del trafico, hace 1700 años esta fue una defensa impresionante y efectiva. Sigo caminando hasta llegar a los Jardines de trinity Square en donde está señalado el lugar para las ejecuciones públicas. Mas adelante, en la parte norte del río, está All Hallowsby-the-Tower, esta iglesia medieval tiene conexiones tiene conexiones norteamericanas, desde el bautizo de William Penn y el matrimonio de John Quincy Adams, sexto presidente de Estados Unidos. Al visitar a Tower Hill a bordo de vehículos automatizados para contemplar cuadros de la vida de londres desde los 7


GUIA DE VIAJE

romanos al Blitz. Al finalizar esta visita me dirigo al Muelle de St. Katherine, en otros tiempos los almacenes ofrecieron capacidad para almacenar 100,000 toneladas de cargamentos de mercancias tan exóticas como plumas de avestruz, especias, tés, tortugas y marfil, este ultimo recordado por el la Casa de Marfil donde se llegaron a almacenar hasta 22,000 colmillos de elefante en un año. L muelle está cerrado y actualmente las instalciones albergan oficinas, pisos residenciales, tiendas y un puero deportivo, además de un restaurante y la posada Dickens. Al sur del río está el Museo del diseño, para que el publico se detenga y piense un momento en los objetos de la vida cotidiana, desde bolígrafos hasta teléfonos, desde sillas a las ollas. Se muestran exitos y fracasos del diseño y los juegos de video desafían al visitante a hacerlo mejor. Al salir, otra vez en el muelle está el museo flotante del HMS Belfast, un buque de guerra que tuvo una tripulación de 800 hombres en sus siete cubiertas y sus cañones tenían un alcance de 22 kilómetros. Westminister ha sido la sede de las reuniones del consejo y parlamentarias desde 1265. Para apreciar la grandeza del edificio lo observo desde la orilla sur del tamesí. La fachada de 300 metros de longitud está cubierta de estatuas, oculta tres hectáreas de salas conectadas o}por 3 kilómetros de pasillos y 100 escaleras. Desde el Big Ben, el trazado avanza desde la camara de los Comunes y Westminister Hall, a través de los Lobbies, hasta la Cámara de los Lores y por debajo de la Torre Victoria, la galería real y la Sala Robbing. Torre de Londres, símbolo de una cultura, de referencia horaria para todo el imperio y guardián del parlamento a sus pies. La torre del Big Ben de 96 metros de altura recibe el nombre por la campana de 13 toneladas y que da las horas y que gracias al servicio mundial de la BBC, se oye en todo el mundo. Cada cara del reloj tiene 7 metros de un lado a otro, con manecillas de 4 metros que recorren mas de 160 h} kilómetros al año. La farola en lo alto de la torre permanece encendida durante las sesiones del Parlamento. 8


LONDRES

La Cámara de los comunes a través de la televisión, nos ha familiarado con los largos bancos verdes, el Speaker empelucado y los vocifernates miembros del parlamento. La cámara llena es un lugar abarrotado, se elige a 650 parlamentario, pero solo hay ligar para 437. Delante del speaker hay una mesa con cjones para despachos y la maza del puesto. A su izuierda está el partido en el poder, el gobierno, a la derecha la oposición. Lineas en el suelo dividen a los dos partidos, como reliquia de los tiempos en que los parlamentarios eran mantenidos a dos espadas de distancia por seguridad. El Westminter Hall, la carpintería medieval avanzó tecnológicamente con la cubierta gótica que se sostiena si misma y que es la unica parte que sobrevive del palacio del siglo XI. Usada para sesiones parlamentarias, banquetes y los juicios de Ana Bolena, Carlos I. En la Camara de los Lores, sus señorías escuchan los altavoces instalados en los respaldos de los bancos de cuero rojo. Solo 300 de los 1200 pares y obispos elegibles por derecho de nacimiento y selección, aparecen con regularidad para vetar la legislación enciada para su aprovación por los Comunes. Bajo la mirada de las 18 estatuas de los barones que fueron testidos del sellado de la Carta magna, el Lord Canciller se sienta en el Woolsack. La lana que rellena este cojín rojo recuerda la importancia que tuvo el comercio de la lana en la Inglaterra de hace 600 años. A la izquierda está la Torre Victoria donde se guardan tres millones de documentos, incluída cada ley aprobada por el Parlamento desde 1497. La bandera denominada Union Jack ondea cuando el parlamento celebra sesión. Los jardines de la Torre Victoria a lo largo del río, muestran una escultura de Rodin y un monumento9 a la emancipación de los esclavos. En la plaza del Parlamento hay estatuas que van desd el pensativo presidente Abraham lincoln hata el belicoso bulldog del ministro Winston Churchill que miran hacia la Cámara de Comunes. Tower Bridge, el famosísimo puente de la Torre de Londres, acaba de sufrir una transformación total, al mejor esti9


GUIA DE VIAJE

lo Disney, para celebrar su centenario. Remodeló su interior llenándolo de videos, luces, sonidos y muñecos animados que cuentan la historia del puente desde su creación. Se ve el motor original -una de las maravillas de la ingeniería, un siglo atrás-, y se goza de una de las mejores vistas de Londres y el Támesis, con el divertimento adicional de poder comparar lo que se ve hoy, con lo que se veía en 1894. Este paseo se puede combinar con la Torre de Londres y el Design Museum, primer museo dedicado a los objetos cotidianos, desde un auto a una licuadora. La City de Londres con frecuencia llamada la Milla Cuadrada, no es cuadrada ni tampoco tiene una milla de longitud. La City se extiende desde el Temple Bar hasta el límite oeste de la Torre de Londres y desde Smithfield en el norte hasta el Támesis en el sur. Sin embargo esta milla cuadrada atestigua los dos mil años de historia de la capital del Imperio Británico, conservadora a ultranza, arrogante en sus costumbres y aferrada a unos símbolos y rituales inamovibles. Aunque de día está llena de multitudes, por las noches una soledad fantasmal invade sus calles. En Queen Victoria Street, lo antiguo y lo moderno están juntos. Los bancos se elevan sobre St. Mary Aldermary, enfrente está Sweetings en el número 39, un restaurante victoriano. En el número 11, un Banco Japonés proyecta su sombra sobre las ruinas del templo romano de Mitras. Jack Torrance cruza Queen Victoria Street por Bucklersbury para llegar a Cheapside. En otro tiempo mercado medieval, su nombre deriva de la palabra cheap que significa precio o venta. En frente, en la esquina de Ironmonger Lane una cabeza de hierro con mitra de obispo señala el lugar del supuesto nacimiento de St Thomas Beckett. Atraviesa Cheapside, sigo por Milk Street hasta Gresham Street y doy vuelta a la derecha bajo la arcada que da al Guildhall. Continúo a la izquierda por St Olave’s Court y Old Jewry hasta llegar a la plaza situada delante de la estatua del Duque de Wellington que está rodeada por tres de los edificios más importantes de la City. A la izquierda esta 10


LONDRES

la Mansion House, a la derecha el Banco de Inglaterra, la vieja dama de Threadneedle Street y detrás está el Royal Exchange. Comienzo un paseo por los barrios de la ciudad que se ubican al norte del río Támesis. Un buen inicio es un paseo por Hyde Park, el parque más famoso de la ciudad y lugar de encuentro de los londinenses para sus paseos y momentos de ocio, con permiso de Regent’s Park, un poco más al norte y lugar donde se halla el zoológico de la ciudad. Hay que entrar al parque por el Hyde Park Corner, junto al monumento Constitución Arch y seguir los senderos hasta llegar al lago Serpentine, donde se pueden alquilar barcas, y conocer la Serpentine Gallery y el Kensington Palace. Se puede salir del parque por su zona norte, hacia Marble Arch y disfrutar con los discursos improvisados de los oradores anónimos del speaker’s corner los domingos por la mañana. Volviendo a cruzar el parque y saliendo de él por la misma puerta por la que entramos, en Wellington Arch, se llega al Royal Albert Hall y a los museos Victoria and Albert, de Ciencias y de Historia Natural. Siguiendo hacia el este, llegamos a una de las zonas más populares de la ciudad: el palacio de Buckingham, frente al parque y el palacio de St. James. Del palacio de Buckingham se pueden visitar, entre otras estancias, el Grand Hall, la gran escalera, el salón del Trono y la Picture Gallery. Frente al palacio se desarrolla el tradicional cambio de guardia, uno de los momentos clásicos de Londres que atrae a miles de turistas. Muy cerca de este palacio se halla otro centro de enorme interés: Victoria Station y la catedral de Westminster. Sin embargo, es la abadía de Westminster el templo más popular e interesante de Londres. Se alza en la parte oeste de Parlament Square y contiene buena parte de la historia de Inglaterra. Fundada en el siglo VIII, se remodeló en el XI y, posteriormente, en el siglo XIII. Aquí se han celebrado todas las coronaciones de los reyes ingleses (excepto dos) 11


GUIA DE VIAJE

desde los tiempos de Guillermo el Conquistador. También alberga decenas de tumbas reales y de los personajes más destacados de la historia de Gran Bretaña. Frente a la abadía se eleva el majestuoso edificio del Parlamento, cuya fachada posterior da al río Támesis. Trafalgar Square en honor a la victoria de Nelson sobre la flota francoespañola, se construyó sobre una zona de barracas y establos. Al norte está la National gallery, con canada House en el lado occidental mientras que al este están St. Martin-in-the-Fields y South Africa House. Enormes fuentes se ponen en marcha cada mañana bombean 400,000 litros de agua diarios. En vísperas de Año Nuevo se secan las fuentas para impedir que se ahoguen los parranderos. Treinta y tres años después de la muerte del almirante Nelosn su estatua de 5 metros de altura se colocó en lo alto de esta delgada columna de 50 metros de alto, Los bajorrelieves de la base se hicieron con cañones franceses fundidos para conmemorar las victorias en el Nilo, Copenhage, cabo Vicente y Trafalgar, los leones se añadieron más tarde. Cerca de ahí, está una isla triangular de tráfico separada por Trafalgar Aquare Y Whitehall, un Carlos I a caballo mira fijamente hacia el lugar de su ejecución. Por detrás de la estatua, una tablilla señala el punto desde donde se miden todas las distancias en Londres. Whithall es una calle de un kilómetro que conecta Trafalgar Square con la Plaza del Parlamento. Whitehall recibe el nombre del palacio real que se levantó en este lugar. En el lado occidental, a corta distancia está una entrada majestuoda con dos caballos alados, que señalan el antiguo cuartel desde donde gran bretaña gobernó los mares en otros tiempos. Aquí fiue donde Nelson recibió sus órdenes y donde se expuso de cuerpo presente. Al otro lado del arco hay un enorme terreno de desfile conocido como Horse Guards donde se realiza el desfile de la bandera y el toque de retreta, Banqueting House es todo lo que queda del Palacio de Whitehall, la principal residencia londinense de los monarcas 12


LONDRES

desde Enrique VIII hasta que se incendió. El Banqueting House es famosa por su techo pintado por Rubens. El aencargo se hizo por Carlos I. El único rey que antes de ser ejecutado, se escapó por una ventana, por encima de la entrada para tewrminar en el cadalso. De esta manera se acabó el derecho divino de los reyes para gobernar como quisieran. Más abajo, del mismo lado, hay una estatua de Sir Walter raleigh con sombrero emplumado y altas botas y de Monty , el mariscal de cmapo vizconde Montomery que lleva su boina. Enfrente está la calle Downing Street, que el número 10 es el hogar del primer ministro y del canciller de Exchequer, en el numero 11. La historia del tamesis es la historia de Londres. La capital ofrece un aspecto diferente desde un barco, pero así es como la vieron durante siglos los reyes y mercaderes, los poetas y los ladrones. Desde Hampton Court, el Palacio de Enrique VIII al sudoeste de Londres hasta la tecnificada barrera del Tamesis en Woolwich, en el este, el Tamesis se retuerce a lo largo de 48 kilímetros junto a parques, casas, oficinas y pasa por una docena de puentes. Corriente abajo, frente al muelle de Westminster está ekl coubnty Hall que dejó de ser necesario cuando el gobienro de la señora tatcher abolió el Consejo del Gran Londres. A lo largo de la orilla están los jardines del Jubilee, creados para conmemorar las bodas de plata de su Majestad la reina. A la izquierda están anclados los barcos Hispaniola y Tattershall castle, restaurante y pub cubiertos de luces y banderas. Después del puente Hungerford, los jardines de Victoria Embanckment, a la izquierda, están frente al famoso hotel Savoy. Junto al río se levanta el antiguo obelisco egipcio, la Aguja de Cleopatra. A la derecha, el centro del South Bank ofrece musica, cine, teatro u arte. De Waterloo a Blackfiars, a la derecha el Teatro Real Nacional, de hormigón contrasta con la elegancia de Somerset House, en la orilla opuesta, que alberga las Galerías del Instituto Courtauld de pintura impresionista. Por detrás de los barcos anclados Wellington y President, transformados en 13


GUIA DE VIAJE

oficinas, están los jardines del temple. Donde los abogados tienen sus despachos. Elevándos e por encima de todo está la cúpula de la catedral de San Pablo. De Blackfiars a London Bridge. Los macisos apoyos del puente de Blackfiars, en forma de púlpitos, recuerdan a los monjes que vivieron en otros tiempos en la orilla izquierda. A la derecha, mas allá de la central reléctrica en desuso está el teatro Globe de Shakespeare, reciéntemente reconstruído. Más alla del puente Southwark y de un puente de ferrocarril, está el puente de Londres. Su predecesor medieval, cubierto de tiendas y casas era un verdadero pueblo situado sobre el río. Fue desmomtado y piedra sobre piedra trasladado en Arizona, Estados Unidos. De London Bridge a Tower Bridge. A la izquierda hay dos estructuras diseñadas por Wren, el monumento al gran incendi, de londres y mas abajo, St Magnus el Mártir que es tradicionalmente la iglesia de los pescadores. El cercano mercado Billinsgate, conserva su marquesinam del delfin. Por encima se eleva la estreuctura del HMS Belfast a la dercha, la Torre de Londres a la izquierda y el Puente de la torre enfrente. De Tower Bridge a la barrera del támesis. El muelle de St. Katherine, a la izquierda, y el museo del Diseño a la derecha, señalan el inicio de Docklands. Los viejos muelles han sido limpiados, se han restaurado los almacenes. Elevados escalones recuerdan los tiempos cuando el Tamesis era la autopista de londres. A la izquierda, observo la Prespectiva de Whitby y a la derecha el lugar de donde zarpó el Mayflower. A partir de aquí el tamesis traza un meandro alrededor de la Isla de los Perros, que en otros tiempos fue una de las zonas mas pobres de Londres y ahora está dominada por el Canary Warf. Al final del bucle del río está Greenwich, con el Gypsy Moth, el Cutty Shark y numerosos museos. El Real Colegio Naval de W”ren. El río va corriente abajo hacia la barrera del Tämesis. 14


LONDRES

Corriente arriba,m el puente original de Westminster, que en su tiempo, fue el segundom de la zona central de Londres, a pesar de las protestas de los transbordadores. A la izquierda están el hospital de St. Thomas y las chimeneas tudor del Palacio lambeth, el hogar de 500 años de antiguedad del arzobispo de canterbury. De Lambeth a Chelsea, este trecho del río está dominado por oficinas hasta que se llega a la tate Gallery, a la derecha cuyo pórtico está rematado por la figura sentada de britania. El puente Vauxhall tiene estatuas que representan la Arquitectura, la Agricultura y la Ciencia. Luego el río se curva más allá del enorme complejo de apartamentos de dolphine square, a la drecha, y de Nine Elms, el mercado de new Convent Garden a la izquierda. Es inconfundible la central eléctrica de Battersea con cuatro gigantescas chimeneas. De Chelsea a Battersea. A la dercha está la cúpula del Royal Hospital de Wren para jubilados del ejército. A la izquierda están los árboles y jardines del parque Battersea, cuyo paseo junto al río está destacado por el dorado y blanco de la pagoda de la Paz, construida por monjes budistas. Pintado en colores rosa y pistacho, el puente Alberto todavía muestra la orden a los soldados de romper el paso cunado lo crucen. A la dercha el puente se divide en ce}heyene Walck que termina en la iglesia vieja de Chelsea. De Battersea a Putney. Las barcazas vivienda se juntan en la margen derecha cuando el Tamesi inicia un gran meandro y pasa junto a antiguos almacenes que están siendo renovados a ambas orillas del río. El mayor desarrollo urbanístico es Chelsea Harbor, a la derecha un puerto deportivo rodeado de apartamentos, restaurantes y un hotel. Después del Puente de Wandsworth hay espacios verdes a ambas orillas del río. A la derecha está el exclusivo Club Hulrlingham con prados para el croquet y pistas de tenis, a la izquierda el parque público de Wandsworth. De Putney a Chiswick. Desde auí hacia el oeste el río se utiliza cada vez más para el deporte. Rampas de lanzamien15


GUIA DE VIAJE

to y cobertizos para botes en la orilla izquierda dominan la piedra de las universidades de Oxford y Cambridge, frente al Pub Star and Garter. A la derecha, más allá de los terrenos del palacio de Fulham, está el club de football. Justo antes de Hammersmith, el enorme almacen de Harrod,s está situado frente al centro de estudios Riverside. Una vez que pasa bajo el elegante puente colhante de Hammersmith, el río inicia otro meandro y pasa ante las elegantes casas georgianas de Chiswick Mall. Altos postes cerca de la Ship Inn marcan el final de la regata, justo antes del puente. De Chiswick a Richmond. Las orillas del río, en Londres, tuevieron en otro tiempo el aspecto similar a Strand-on-theGree, la hilera de casitas de campo y pubs que se extiende a la orilla derecha, justo antes del puente Kew. A la izquierda, Kew Pier es para el desembarco de los pasajeros que desean visitar los jardines Botánicos Reales de Kew. Una vez que se pasa bajo el puente de Kew, las orillas del río se hacen mas rurales. Ala izquierda están los jardines de kew y Old deer Park. A la derecha, los, leones situados sobre Syon House, son parte de la propiedad del duque de Northumberland. Na exclusa controla el flujo del agua antes de los puentes de carretera y ferrocarril de Twickenham. Luego a l izquierda, está la opulenta ciudad de Richmond. De Richmond a Hampton Court. El puente de Richmond, es el más antiguo en uso. A la izquierda, una empinada serie de casas escalonadas se leva sobre Richmond Hill. Más abajo, los, prados conducen a Ham House a la izquierda y marble Hill House a la derecha. En el recodo está la isla Eel Pie, lugar muy visitado por los rockeros en los años sesentas. Luego el Tamesis se dirige hacia el puente de Kingston, antes de efectuar un bucle alrededor de Hampton Court park para presentar una vista del palacio. Así es como tuvo que haberlo visto enrique VIII. El Tamesis se congelaba con regularidad y en verano era tanto el mal olor, que se tenían que empapar cortinas con 16


LONDRES

cal y cor}lgarlas de las ventanas del Parlamento. Desde la Segunda Guerra Mundial se ha limpiado el río y sus afluentes. En el corazón de londres los autobuses y taxis fluviales recorren el río de un lado a otro. El Tamesis experimenta el flujo y reflujo, de las mares hasta Teddington, por lo que el nivel asciende y desciende constantemente, qunque la amenaza de inundaciones ha sido controlada ahora por la barrera del tamesis en Woolwich. Los pasajeros que hacemos el crucero de placer corriente arriba hasta Kew y Hampt Court, o corriente abajo hasta Greenwich, nos sorprendemos al ver patos del Canadá, garzas y cormoranes que aletean y bucean entre las gaviotas en busca de las cien especies de pescados que habitan en el río. El Natural History Museum, de Cromwell Road, South Kensington, está lleno de mini cines en los que la función empieza cuando uno entra y toca el botón. Se destacan la muestra de los dinosaurios, con esqueletos, videos y muñecos animados, la apasionante exposición ecológica con su video-globo de 20 cm.; los Creepy-crawlies, o el increíble mundo de los insectos; y la historia de la tierra, que incluye un simulador sísmico. Desde el edificio del Parlamento podemos llegar caminando hasta uno de los corazones de Londres: Trafalgar Square, el lugar donde confluyen algunas de las arterias principales de la ciudad siempre atestadas de tráfico, como Whitehall, la avenida que enlaza el Parlamento con Trafalgar Square y donde se hallan buena parte de los edificios del gobierno británico. Trafalgar Square está presidida por la columna de Nelson, con sus 52 m. de altura, pero el edificio más singular de su entorno es, sin duda, la National Gallery, uno de los museos más importantes de todo el país. Se fundó en 1824 y posee salas monográficas dedicadas a diferentes etapas históricas, como la Edad Media, renacimiento, barroco, etc. Desde la National Gallery hay que dirigirse hacia la zona llamada “West End”, el distrito londinense, entre la zona 17


GUIA DE VIAJE

norte del río y la City, donde históricamente se ha concentrado la actividad cultural, con sus cines y teatros, y la mayor animación y bullicio callejero. Es aquí donde se ubican Leicester Square, Chinatown y el Soho, además de Piccadilly Circus, que sin ofrecer un aspecto interesante, es uno de los puntos “calientes” en las noches londinenses. Otra alternativa es dirigirse hacia el centro financiero de la ciudad y conocer, de paso, la catedral de San Pablo. Es la segunda del mundo en tamaño, después de San Pedro del Vaticano, y posee una gran cúpula cubierta de plomo. En los últimos años, Londres ha renovado su imagen con motivo de la celebración del nuevo milenio. Desde hace un tiempo existe un nuevo circuito del Londres “vanguardista”, que nos ofrece originales alternativas. El recorrido pasa, inevitablemente, por el Dome en Greenwich, la gran carpa que alberga 14 zonas temáticas relacionadas con la ciencia y la vida. También hay que visitar la Tate Gallery of Modern Art, ubicada en una antigua estación eléctrica y cuya colección de arte es una de las más importantes de Europa, así como la Shakespeare’s Globe, un nuevo teatro donde se rinde culto al genial escritor británico. Muy cerca se encuentra la British Airways London Eye, una inmensa noria de 135 m. de altura, con 32 cabinas desde donde poder admirar toda la ciudad y que compite en altura con el mítico Big Ben. Un paseo casi gratis, con la excepción del pasaje, es por las escaleras mecánicas del subterráneo. La publicidad teatral, de viajes, de todo tipo que está instalada al lado de la escalinata es casi una exposición de la ocurrencia publicitaria. Claro también están las grandes exposiciones, desde una sobre la autora Agatha Christie en Egipto en el nuevo y flamantemente reformado Museo Británico (a la que se le ha agregado para mejor ilustración un coche dormitorio del Orient Express, hasta disfrutar de la nueva galería Tate, producto de una reforma de una antigua usina eléctrica. Mi lugar favorito siempre ha sido el Museo de Retratos, donde 18


LONDRES

desfilan las estrellas y políticos de todos los tiempos y que se renueva cada seis meses. Londres es la mayor ciudad europea y el centro financiero del continente, además de la capital del Reino Unido desde 1066, cuando Guillermo el Conquistador inauguró la tradición de celebrar las coronaciones en la abadía de Westminster. Para conocer este panteón de los monarcas británicos y otros hitos de la ciudad, lo mejor es tomar una excursión guiada en airbus (buses rojos de dos pisos) cuyo recorrido incluye las Casas del Parlamento, el Big Ben, Downing Street (residencia oficial del Primer Ministro), la Torre de Londres y Buckingham Palace (residencia de la Reina). Allí, en el patio del palacio, se puede presenciar la ceremonia del Cambio de Guardia que se realiza diariamente a las 11.30 horas (excepto entre agosto y marzo, que es en días alternados). Bankside es uno de los barrios más vibrantes de la ciudad. Su legado histórico y cultural convive alegremente con la cultura contemporánea. En este barrio encontrará el Teatro Globe de Shakespeare, el nuevo museo de arte moderno Tate Modern, la catedral de Southwark y varios restaurantes del afamado Sir Terence Conran. La mayoría de los edificios del barrio de Bloomsbury datan del siglo XVIII. El área tiene una fuerte asociación con lo literario y académico y su mejor exponente es el Museo Británico, uno de los más completos del mundo. Camden al nordeste del Regent’s Canal es un barrio residencial con encantadoras callecitas y edificios del siglo XVIII. Debe su fama al juvenil mercado en Camden Lock. Sus calles están repletas de pubs, cafés y nightclubs. Chelsea es todavía recordada como el área que albergó a los Swinging 60’s en Londres. Hoy es una importante área residencial lleno de boutiques de lujo, anticuarios, librerías, galerías de arte y restaurantes. Chinatown es un enclave pequeño pero muy movido lleno de restaurantes (chinos) 19


GUIA DE VIAJE

y tiendas alrededor de Gerrard Street, el centro del barrio desde 1950. La City of London al este del sitio originalmente ocupado por los Romanos es ahora el distrito financiero de Londres. Los bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial destruyeron buena parte de ella y la arquitectura de hoy en día es moderna con algunas notables excepciones como St Paul’s Cathedral. Cityside se extiende entre Angel, Islington al norte y la City al este e incluye Clerkenwell y los lofts de Farringdon Road. Covent Garden data desde 1630 y su Piazza fue la primer plaza planificada de la ciudad. Es hoy uno de los barrios más entretenidos, famoso por su mercado, las boutiques de calidad, los cafés al aire libre, los teatros y los espectáculos callejeros. El East End en particular el área de Hoxton y de Liverpool Street están en pleno renacimiento de la escena artística. Tiene excelentes bares contemporáneos, restaurantes, mercados y negocios. El muy estereotipado personaje Cockney viene de este barrio. Greenwich tiene una muy acendrada herencia marítima, histórica y cultural. Este barrio ha recibido un gran influjo de inversiones y el transporte hacia este ha sido recientemente revitalizado con nuevas conexiones. Holborn es el centro legal de Londres desde el siglo XV. Islington ha atraído tradicionalmente a los inconformistas. Muchos artistas, periodistas y políticos lo han elegido para vivir. Recorra Upper Street, tiene excelentes restaurantes y negocios. Knightsbridge y South Kensington hacia el oeste son de los barrios más exclusivos de la ciudad. Encontrará elegantes mansiones, restaurantes, hoteles, grandes tiendas como Harrods y Harvey Nichols, embajadas y grandes museos como el Museo de Historia Natural, el de Ciencias y el Victoria & Albert.

20


LONDRES

Docklands hacia el este es posiblemente uno de los desarrollos más importantes de Europa. Cubre 2000 ha de tierra y docks desde Tower Bridge hasta el Thames Barrier. Mayfair en el centro de Londres entre Bond Street y Park Lane es una elegante zona de estilo georgian que tomó su nombre de las ferias que se realizaban allí todos los meses de mayo en el siglo XVIII. Notting Hill se transforma todos los meses de agosto en un mar de color y ritmo durante el Carnaval que lleva su nombre. El área tiene un encantador aire decadente durante todo el año y encontrará un puñado de restaurantes y bares de moda cerca de Portobello Market. El Soho adquirió fama de zona de burdeles durante los años setenta. En los últimos años se ha puesto de moda y tiene bares, clubs y restaurantes. Encontrará en ellos a quienes trabajan en los medios de comunicación e industria de diseño de dicha zona. El South Bank tiene muy bonitos espacios para caminatas y alberga a grandes teatros y salas de concierto. El West End es literalmente uno de los distritos más coloridos de Londres con sus luces de neón anunciando teatros, cines y restaurantes. Westminster tiene el encanto del Parlamento. Su vecino Whitehall alberga la sede del Gobierno Británico. También abundan los parques y jardines, repartidos en los principales distritos londinenses. St. James Park es el parque céntrico más antiguo, mientras que Hyde Park, un antiguo bosque de caza con un lago donde se practica remo y natación. En Regent Park funciona el jardín zoológico y un teatro al aire libre. Todos las áreas verdes son de acceso gratuito. Para ver la cara más moderna de Londres hay que explorar South Bank, un área con galerías, teatros y salas de concierto frente a Westminster, pero del otro lado del río Támesis. 21


GUIA DE VIAJE

O visitar los Docklands, antigua zona portuaria que se extiende desde London Tower hasta la Barrera del Támesis en Woolwich, y alberga al edificio más alto de la ciudad, el Canary Wharf, diseñado por el arquitecto argentino Cesar Pelli. Se puede acceder a esta zona en bus, metro y por tren (Docklands Light Railway). Muy cerca está la Abadía de Westminster que ha cobijado la coronación de 42 soberanos, siguiendo religiosamente unas severas normas inspiradas en las coronaciones de los reyes de Israel, descritas en la Biblia. O en la vecina zona de Belgravia y Mayfair que pertenecen casi en su totalidad al Duque de Westminster. Allí siguiendo un sistema medieval que todavía sigue en uso, un propietario cede o arrienda unos terrenos a un individuo por un máximo de cien años imponiéndole severas restricciones en el tipo de construcción, obligando a seguir un estilo y donde cada casa está precedida por unas columnas neoclásicas y el color imperante es el estuco blanco que recubre el ladrillo de la fachada. Londres es un centro global de poder. El sistema bancario británico empezó cuando los extranjeros llegaron del continente y se establecieron en Lombard Street. En la City de Londres hay 481 bancos extranjeros con oficinas en Londres en torno al Banco de Inglaterra a los largo de la calle Threadneedle Street. 375 de las primeras 500 compañías mundiales tienen oficinas en Londres. Cinco de las 15 mayores firmas legales del mundo son empresas de la City de Londres, Los londinenses no nacen se hacen. 300,000 extranjeros trabajan como banqueros, agentes de bolsa, comerciantes y financieros de las sociedades de valores, intermediarios de materias primas y derivados, aseguradoras, empresas navieras; que este año cumple 200 años desde que se formalizó como una institución reglamentada. El origen de la bolsa se da en las ferias medievales de Europa, en el siglo XV se creó la Bolsa de Amberes, años des22


LONDRES

pués la de Londres y de Lyon. Shakespeare vivió el mayor auge económico de la historia del mundo, gastaba un millar de libras al año; vivía como millonario al invertir con éxito en la Bolsa de Valores. La actual Royal Exchange fue fundada por 150 agentes que formaron el club en el Jonathan Cofee House para vender y comprar acciones. Años después votaron por el nombre de Stock Exchange. El Reino Unido mantiene una balanza comercial favorable gracias a las actividades financieras. La City ha sido el origen de los mercados desde la papa hasta el oro. El 95% del comercio mundial de metales tradicionales, el 36% del mercado mundial de futuros y opciones; ocupa el segundo lugar después de Chicago. Los mayores grupos de agencias publicitarias tienen sus sedes centrales en Londres. Uno de cada cinco préstamos en dólares, yens, euros, libras esterlinas surge de Londres. Una de cada tres transacciones de divisas en el mundo. 58 % del mercado mundial de acciones extranjeras en la Bolsa. Casi el doble que en Nueva York Durante décadas el nombre de Lloyd’s es sinónimo de seguros aéreos y marítimos. Cada una de las 20 primeras empresas de seguros mundiales opera en Londres. Los seguros han proporcionado riqueza a Londres durante más de 300 años. Lloyd’s más que una compañía de seguros es un auténtico mercado de cambio de pólizas de seguros. Se trata de una sociedad anónima de aseguradoras que reaseguran prácticamente cualquier tipo de póliza en el mercado internacional. En el Victoria & Albert Museum prepárate a caminar 11 kilómetros donde se despliega la Colección Nacional de Arte Decorativo. O déjate tentar por un suculento ‘Brunch’ (mezcla de breakfast & lunch) los días domingo antes de emprender esta mística caminata, o realice una de las giras por la capital en un autobús de dos pisos, autocar, barco por el río, taxi o a pie. Londres ofrece un gran número de exposiciones y eventos fabulosos durante todo el año, muchos de las cuales tienen 23


GUIA DE VIAJE

entrada gratuita. Desde el Tate Modern a la National Gallery, las principales galerías de Londres albergan el trabajo de artistas mundialmente famosos. Londres está colmada de museos y galerías que albergan valiosas colecciones de arte universal. La National Gallery (Trafalgar Sq., WC2) posee más de 2.200 cuadros, la mayoría forma parte de la exposición permanente, e incluye desde obras de Giotto (siglo XXIII) hasta Picasso (siglo XX), sin olvidar joyas del Renacimiento (Velázquez, Piero della Francesca) y una soberbia colección de pintura holandesa (Rembrandt, Rubens, Vermeer, Van Dyck). Abre de lunes a sábado, entre las 10 y las 18 horas; domingos, de 14 a 18 horas. El Museo Británico (Great Russell St., WC1) es el más antiguo del mundo y contiene tesoros de todas las latitudes: momias egipcias, bajorrelieves asirios, tablas cuneiformes, jarrones de la antigua Grecia y esculturas chinas, entre otros. Pero también se pueden visitar espacios dedicados a intereses más específicos como el Museo de la Imagen en Movimiento, en el área de South Bank, o el Florence Nightingale Museum, que funciona en el edificio donde fundó su escuela de enfermería. Londres alberga parte de la arquitectura más famosa del mundo. Muchos edificios están abiertos todo el año y 500 se abren durante el London Open House weekend (fin de semana de puertas abiertas de Londres). Muchos edificios de Londres tienen lazos con la Casa Real, el Gobierno o la Iglesia. Maravíllese de su majestuosidad, su historia y su diseño arquitectónico. Visite las Houses of Parliament (el Parlamento) o disfrute de Shakespeare en un auténtico escenario del siglo XVI en el The Globe Theatre (Teatro del Globo) en Southwark. También puede comprar un pase que le permite entrar en unas 60 atracciones. 24


LONDRES

El teatro es uno de los más importantes sellos característicos de Londres. Hay en conjunto más de 100 teatros en la capital, 50 de ellos situados tan sólo en el West End , y en los que se representa una inagotable y diversa selección de obras, para satisfacer todos los gustos: dan opción de elegir entre los legendarios musicales, piezas clásicas de Shakespeare en el Teatro El Globo - al aire libre como en las épocas del bardo - hasta obras de teatro experimental. Londres es un paraíso para los amantes de la buena comida, el buen vino y la cerveza, con más de 6.000 restaurantes con la cocina de más de 70 países distintos. y 5.000 pubs entre los que elegir. Para un almuerzo liviano, una opción es el Photographer’s Gallery (Great Newport St.), en la zona de Leicester Square. Es un oasis de paz rodeado de fotografías, donde sirven interesantes sándwiches, tortas y jugos de frutas. Como digna capital del imperio, en Londres se puede probar la cocina de cualquier parte del mundo. Pero para un británico, nada se puede comparar con un Roast Beef, especialmente el que se cocina en Simpson’s in the Strand. El Sanctum sanctorum de la gastronomía inglesa. En Notting Hill, Anonimato Restaurant (12 All Saints Road, W11) sirve un menú de inspiración brasileña, combinado con toques de la cocina europea y norteamericana. Y en los alrededores del Museo Británico, Wagamama (94 Streatham St.) es popular por sus bajos precios y la buena comida japonesa, cocida a la vista del comensal. Basta cruzar el Waterloo Bridge para encontrar restaurantes muy continentales y cafés con mesas en las veredas que desafían la oscuridad del pub y tratan de integrar la isla con Europa. El Blue Print Café, situado en Butler’s Wharf, se especializa en cocina moderna y sobresale por sus postres delicadamente decorados. Además, uno de los rituales mas sagrados de Londres es tomar el té por las mañanas de preferencia un Breakfast o un Assam o un Earl Grey. A las tres y a las cinco de la tarde en el Hotel Savoy. Miembros del parlamento, jueces y abo25


GUIA DE VIAJE

gados que acaban de desprenderse de sus pelucas y togas ribeteadas de armiño ya que los tribunales de Old Bailey, están a tiro de piedra. El té viene acompañado de finísimos emparedados de pepino y salmón, de “scones” recién salidos del horno que se untan con nata montada. No se escucha una voz más alta que otra, ni nadie osa romper ninguna de las reglas no escritas. Más tarde o más temprano todo británico rinde pleitesía a su Pub favorito. Los Pubs como instituciones han superado a la iglesia y al mercado como puntos centrales de las comunidades. Como su nombre sugiere: “casas públicas”. Los Pubs deben su nombre al primer ministro de la Reina Victoria que concedió la primera licencia para la apertura de un “Public House” en la segunda mitad del XIX. El nombre se convirtió en una abreviatura, y los Pubs continúan obligados a sonar la campana cinco minutos antes de la hora del cierre para que se pueda pedir la última copa. Sin embargo las clases no suelen mezclarse ni cuando beben cerveza. Los gentelman de la vieja escuela tienen sus Pubs en St James y Mayfair que mantienen su aire medieval. Los de la época victoriana se caracterizan por su barroquismo abundando los espejos esmerilados, las esculturas de bronce, teniendo como fondo un terciopelo sangrantemente rojo y vidrieras multicolores. Quizá el más característico sea: The Salisbury en St Martin Lane, el favorito entre la gente de teatro de la West End. Dos de los más grandes son: J.D. Wetherspoons, que se especializa con burlarse del aspecto de los Victorianos y la cadena Firkin que comenzó para promover la cerveza “ale” a través de sus propias fábricas. En los alrededores del Palacio de St. James, esa sombría fortaleza con inconfundible aire medieval, donde los embajadores tienen que presentar sus credenciales al gobierno de su graciosa majestad. En St. James Street, pero sobre todo en Pall Mall se concentran los clubes con más somnolienta tradición. Solemnes pórticos neoclásicos guardan celosamente los últimos bastiones de los estatus sociales, a los que la mujer tiene rara vez acceso, sólo en compañía de un 26


LONDRES

socio y en donde se repiten los mismos gestos generación tras generación. Con paredes recubiertas de maderas nobles cargadas de resonancias imperiales, donde se habla murmurando y no se hace ruido al leer el periódico. Cada club tiene ideales distintos, favorece un grupo sobre otro, marca diferencias. En el Garrick Club se prohíbe a los socios leer en el comedor, en el Traveller’s solo se admiten diplomáticos y miembros del Servicio Secreto. El Home House prefiere recibir a heterodoxos del mundo de la cultura. El Reform Club, favorito de Primeros Ministros y Parlamentarios. El circuito de Public Houses (Casas Públicas) o Pubs es inagotable. Algunos valen la visita por su historia, como el Lamb and Flag (33 Rose St., WC2) que data del siglo XVII en la zona de Covent Garden; otros como Eagle (159 Farrington Rd, EC1), en plena City, representan la nueva onda ofreciendo comidas más elaboradas y espectáculos. Talk of London (Drury Lane, WC2) es un teatro y restaurante, ideal para comer, ver un espectáculo y bailar hasta tarde rodeado de lujo. Algo más alternativo es The End (16A West Central St. WC1), donde suenan renombrados DJ’s y convierten a este lugar en el dance club más sofisticado de la zona céntrica. Los indecisos pueden tomar el “Party Express”, un bus que recorre las discotecas más populares y cuesta aproximadamente 25 libras (incluye valor de la entrada). La música vibrante sigue viva. Desde las canciones de los Sixties, al punk, al pop... Las orquestas sinfónicas, la gran opera y el jazz te ofrecerán una velada inolvidable. En el Royal Albert Hall (rock y clásica), en el South Bank Complex (básicamente clásico) y en pubs y clubs en la zona de Camden oirá música indie y pop británico. En el centro de Londres, la mayoría de las tiendas abre entre las 9 y 10 y cierra entre las 17 y 18 durante la semana (los 27


GUIA DE VIAJE

sábados más temprano). Pero existe un “late night” (cierre más tarde, a las 19 o 20): los miércoles en Knightsbridge y Chelsea; los jueves en Oxford Street y el resto del West End. Los negocios más caros y elegantes se encuentran en Knightsbridge y ofrecen desde porcelanas y joyas hasta prendas de alta costura. Por allí también está Harrod’s, el “rey de las grandes tiendas”, con siete pisos de moda, artículos deportivos, juguetes y muebles a precios no siempre tan altos y una espectacular sección dedicada a alimentos, decorada con mosaicos eduardianos. Sobre Oxford Street, en la zona del West End, pequeñas vidrieras tienen ropa informal, de noche, trajes para trabajar y zapatos, junto a la variedad que proponen tradicionales almacenes como Marks and Spencer, Selfridge’s y John Lewis. En las cercanías, Regent St. convoca a importantes marcas británicas como Austin Reed y Burberry, mientras que Bond St. reúne galerías de arte, anticuarios y joyerías; al igual que Jermyn St., donde además hay locales especializados en camisas y sastrería clásica. Los mercados callejeros juegan un papel esencial en la vida comercial londinense. Uno de los más famosos es Covent Garden, cerca de Charing Cross, un antiguo mercado de flores, frutas y verduras. Hoy es una atracción llena de puestos de ropa y baratijas, animada por artistas callejeros, con numerosos restaurantes y bares. El mercado de Portobello Road, en la estación Notting Hill del metro, tiene más de 2.000 puestos, donde se venden objetos de arte, joyas y pinturas, además de frutas y verduras frescas. El sábado es el día de visita recomendado para los amantes de las antigüedades. Por Oxford Street se ven caminar indios y colombianos, gente de Bangladesh y de Etiopía, paquistaníes y rusos, melanesios y malayos. Con cincuenta nacionalidades cuyas comunidades de más de cinco mil personas han hecho de esta ciudad su puerto de llegada, Londres es una Babel 28


LONDRES

donde se hablan cerca de 300 lenguas a cualquier hora del día. Se estima que en el año 2010 casi el 30 por ciento de la población estará integrado por minorías étnicas, la mayoría de cuyos miembros habrán nacido en el Reino Unido. La mayor parte de estos londinenses son los hijos y, en algunos casos, los nietos de los muchos miles que llegaron aquí desde el Caribe angloparlante y el subcontinente indio durante las décadas de los cincuenta y los sesenta, después de que se viniera abajo el Imperio Británico. En el siglo XVIII, el Dr. Jonson emitió una frase que se haría famosa con el tiempo: “Si una persona se cansa de Londres, es que está cansado de la vida”. Esta ciudad cosmopolita tiene algo especial para cada uno de sus visitantes. Una descripción somera de todo los atractivos ofrecidos por esta ciudad podría empezar por los modernos bares de Battersea, el British Museum (uno de los mayores atractivos turísticos) y el sabor picante y caribeño que se siente en las calles de Brixton, seguir con el atractivo mercado callejero de Camden, el centro bancario del Square Mile, el antiguo mercado de frutas hecho en acero y vidrio de Covent Garden y la zona de los muelles, donde se encuentran la Torre de Londres y el Tower Bridge. El mundo británico se resiste al sistema métrico decimal, favoreciendo el enrevesado universo de las medidas imperiales que utiliza las millas en las carreteras, yardas y libras en los colmados, pulgadas y pies para la estatura, galones para la gasolina o pintas para la leche. Tampoco permite que los enchufes ni las bombillas adopten sistemas europeos. Ni que se mida la temperatura en grados centígrados. No hay que someterse a costumbres extranjeras cuando se consiguió con las británicas dominar el planeta durante cerca de tres siglos. . 29


GUIA DE VIAJE

30

Guia de Londres  
Guia de Londres  

Guia turistica de Londres

Advertisement