Issuu on Google+

EDICIÓN ESPECIAL / VISIONARIOS POR LA FELICIDAD

Ministerio Nuevo Soy


Ministerio Nuevo Soy Queremos saber más de tí, para que caminemos la gran carrera de nuestra vida. Si tienes algunas dudas, estamos deseosos de saber mas de tu nuevo soy, por lo que te invitamos a que nos contactes en ministerionuevosoy@gmail.com ¡Gracias por darnos la opotunidad de conocernos! x Ismael García


¿Qué es…Nuevo Soy? Es una comunidad de gente imperfecta, llena de errores e intentos de mejora fallidos, que hemos encontrado en Dios, lo que no habíamos encontrado por nuestras propias fuerzas: Restauración sólo por gracia, por medio de la fe y a través de Jesucristo, el único camino al Padre.

Modelo de proceso…Nuevo soy: 1. Entradas del proceso, inicio del participante: En esta primera parte del proceso se encuentran los participantes que vieron el video de inducción de quiénes somos y nuestra visión completa y están interesados de conocer el verdadero propósito de Dios en sus vidas como proceso final de su compromiso con El. • Desarrollaremos una actitud de éxito y mucho Amor por nuestros semejantes. • Desafiaremos en ellos el compartir su fe con sus amigos y familiares no creyentes. 2. Contacto con nuestros participantes: Es el primer contacto que tiene el participante de afuera con…Nuevo soy. En esta parte del proceso todos unidos damos gracias Dios por contar con personas que quieren restaurarse dejando atrás todo el pasado doloroso y emprenden un presente lleno de éxito y agradecimiento a Dios por su despertar. • Traer al participante al presente lleno de oportunidades

• Permitirle que exprese su Amor a Dios como el pueda expresarlo. • Recibir al participante con amor y aceptación • Promover un ambiente divertido y amistoso • Involucrar a los participantes mediante la retroalimentación activa Proceso de desarrollo: La manera más eficaz de desarrollar a nuestros participantes en este modelo de proceso, es atreves de conferencias semanales las cuales estarán grabadas y acompañadas de una revista que explica el contenido del video, esto es con el propósito de que el participante tenga a la mano su video y revista de contenido la cual puede estar revisando, estudiando juntamente con sus amistades o familiares. Esta actividad se compone de diversas facetas: • Un Video semanal el cual debe de verse en casas que crea un gran ambiente familiar. • Los participantes se pueden organizar por amigos o familiares. • Contaran con una revista semanal que tiene el contenido del video, esto es para poder repasarlo durante la semana. • Los participantes son promotores de la confianza unos con los otros • Daremos a conocer todos nuestros materiales tales como: Libretitas, mensajes diarios, cursos, conferencias, libros etc., etc. Lograremos grandes promotores de …Nuevo soy

3


poco puede ser servido por manos humanas como si tuviera necesidad de algo, ya que él da a todos la vida, el aliento y todas las cosas.

Concepto de Dios?

El hizo salir de un solo principio a todo el género humano para que habite sobre toda la tierra, y señaló de antemano a cada pueblo sus épocas y sus fronteras, para que ellos busquen a Dios, aunque sea a tientas, y puedan encontrarlo. Porque en realidad, él no está lejos de cada uno de nosotros.

Cada hombre tiene su propia concepción de Dios. El Dios de un militar usa casco. El Dios de un chino tiene la nariz chata y una pipa para fumar opio. El Dios de un hindú tiene marcas en su frente y una guirnalda de flores. El Dios de un hebreo tiene relámpagos, fuego y humo, sonar de trompetas, temblar de montañas y, dominándolo todo, una nube espesa. El Dios de un griego es un anciano con barbas.

¿Dónde está Dios?

Dios es esa energía vital de la cual todos nacemos, esa fuerza que mueve al universo, es materia y energía, es el cosmos, el tiempo, los minutos, y los días. Dios es la totalidad de todo lo que existe, tanto de lo animado como de lo inanimado, de lo que siente y de lo que no siente, no tiene principio, medio, ni fin.

En todos los seres y formas, como el aceite en la semilla, la manteca en la leche, la mente en el cerebro, el feto en el útero, el sol detrás de las nubes, el fuego en la madera, el vapor en la atmósfera, la sal en el mar, el aroma en las flores, el oro en las rocas, los microbios en la sangre. Dios está en cada respiración, en cada latido del corazón, en cada arteria, en cada pensamiento, en cada flor, en cada fruta, en cada brisa, en cada río, en

El Dios que ha hecho el mundo y todo lo que hay en él no habita en templos hechos por manos de hombre, porque es el Señor del cielo y de la tierra. Tam

4


el sol y las estrellas, en el árbol, en las primaveras, en las colinas y cañadas, en el océano, en el cielo, en la música, en el viento, en la lluvia, en los poemas, en las invenciones de científicos, en la canción de un pájaro, en los olores, en los sabores, en los colores, en las alas de una mariposa, en las operaciones de los cirujanos, y en cada sentimiento, en cada movimiento, en cada emoción. Dios está en el reino mineral, vegetal, animal, en el rugido de un león, en el murmullo de un arroyo, en el sonido de una campana, en un bosque donde se ve un lago y una barca. Ay árboles muy altos y frondosos. También la hierba es abundante, y verde. Al fondo ay mucha niebla, pero, se pueden ver claramente una serie de montañas. Dios, visto a través de los sentidos, es materia. Dios, visto a través de la inteligencia, es la mente. Dios, visto a través del espíritu, es el Ser. Dios mora en todos los seres como vida y conciencia.

¿Cómo comprender a Dios? Lo más grande y más importante en todo el mundo es conseguir un concepto correcto de Dios, porque su creencia en Dios gobierna toda su vida. Usted no necesita arte ni ciencia, estudio ni sabiduría para la comprensión de Dios, sino pureza, y contemplación. Combine todo la pasión que usted brinda a todos los objetos mundanos - esposa, hijos, riquezas, parientes, amigos, propiedades, deportes, espectáculos - y entonces dirija todo este amor hacia Dios. Usted se realizará en este mismo segundo. Servir a Dios y al Becerro de Oro al mismo tiempo es imposible. Usted no puede disfrutar la beatitud del Ser y el placer sensual en una misma copa. Usted no puede tener luz y oscuridad al mismo tiempo. Vacíese de todo su egoísmo. Olvídese de sus propios intereses, sus anhelos, sus deseos. Usted logrará la bienaventuranza del Ser Supremo. Crucifique,

5


sacrifique al ser inferior, si usted desea tener unión con Dios. Él está en usted y usted está en Él. Él realmente está cerca de usted. más cercano a usted de lo que usted está de usted mismo. La verdad es que para descubrir quién es Dios, tienes que escuchar la voz de tu corazón, ya que Dios vive en lo más hondo de nuestro ser, y a cada uno se nos presenta de una forma única e íntima, por lo que solamente tú puedes descubrir quién es Dios”. Dios mora en su corazón. Él siempre está cerca. Él puede hablar con usted, pero usted no lo escucha. Usted no puede encontrar a Dios por medio del entendimiento. Pero, usted puede encontrarlo por medio del sentimiento, la meditación y la acción. Búsquelo en su corazón con su pensamiento, con devoción, y con amor. Usted ciertamente lo encontrará. Si usted no puede encontrarlo allí, usted no puede encontrarlo en ninguna otra parte.

Dios no es un juez implacable Algunos piensan que Dios es un juez implacable, y necesitan complacerlo, para que no vaya a caer el peso de su yugo. Hay quienes dicen que os he dado el libre albedrío, pero luego estos mismos afirman que, si no le obedecéis, os enviará al infierno. ¿Qué clase de libre albedrío es ese? ¿No constituye eso una burla hacia Dios: negar todo tipo de relación auténtica entre nosotros? Entonces, quienes te enseñaron estaban equivocados. Dios nunca he establecido qué es lo «correcto» o lo «equivocado», qué «hay que hacer» o qué «no hay que hacer». Obrar así equivaldría a despojaros completamente de vuestro mayor don: la posibilidad de hacer lo que os plazca, y experimentar los resultados de ello; la oportunidad de crearos a vosotros mismos de nuevo a imagen y semejanza de Quienes Realmente Sois; el espacio para producir una realidad de vosotros mismos cada vez mayor, basada en

6


vuestra idea más magnífica de aquello de lo que sois capaces. Afirmar que algo -un pensamiento, palabra u obraes «equivocado» sería tanto como deciros que no lo pusierais en práctica. Deciros que no lo pusierais en práctica sería lo mismo que prohibíroslo. Prohibíroslo sería tanto como limitaros. Y limitaros equivaldría a negar la realidad de Quienes Realmente Sois, así como la posibilidad de que creéis y experimentéis esa verdad. ¿Necesitas el temor para poder ser, hacer y tener aquello que es intrínsecamente justo? ¿Necesitas sentirte amenazado para «ser bueno»? ¿Y qué es «ser bueno»? ¿Quién tiene la última palabra respecto a eso? ¿Quién establece las pautas? ¿Quién hace las normas? Déjame que te diga algo: cada uno es quien hace sus propias normas. Cada uno de vosotros establece las pautas. Y cada uno decide si lo que ha hecho es bueno, si lo que hace es bueno, ya que cada uno es el único que ha decidido Quién y Qué Es Realmente, y Quién Quiere Ser. Y cada uno de es el único que puede establecer si lo que hace es bueno. Ningún otro os juzgará nunca, ya que ¿por qué, y cómo, podría Dios juzgar su propia creación y decir que es mala? Si Dios quisiera que fuerais perfectos y obrarais siempre de manera perfecta, os habría dejado en el estado de total perfección del que procedéis. El fin último del proceso era que os descubrierais a vosotros mismos, que os crearais a Vosotros mismos, tal como realmente sois, y como realmente deseáis ser. Pero no podíais serlo a menos que tuvierais también la posibilidad de ser otra cosa distinta. ¿Debo, entonces, castigaros por realizar una elección que Dios ha puesto a vuestro alcance? Y si Dios no quisiera que dispusierais de esa segunda posibilidad, ¿para qué habría de crear otra que no fuera la primera? Esta es la pregunta que debéis haceros antes de atribuirle el papel de un Dios que condena. La respuesta directa a tu pregunta es que sí: puedes hacer lo que quieras sin temor al castigo. Sin embargo, puede resultarte útil ser consciente de las consecuencias. Las consecuencias son los resultados naturales. No

7


Pero el infierno no existe como ese lugar que habéis imaginado, donde os quemáis en un fuego eterno, o como una forma de tormento perpetuo. ¿Qué podría pretender Dios con eso?

tienen nada que ver con los castigos. Son simplemente resultados: lo que resulta de la aplicación natural de las leyes naturales; lo que ocurre -de manera totalmente predecible- como consecuencia de lo que ha ocurrido.

Incluso si Dios sostuviera la idea, extraordinariamente malvada, de que no os «merecíais» el cielo, ¿por qué habría de tener la necesidad de buscar algún tipo de venganza, o castigo, por vuestra falta? ¿No sería para Dios mucho más sencillo simplemente deshacerse de vosotros? ¿Qué vengativa parte de Dios necesitaría someteros a un sufrimiento eterno de un tipo y una intensidad más allá de cualquier descripción?

Toda la vida física funciona según las leyes naturales. Cuando recordéis estas leyes, y las apliquéis, lograréis dominar la vida a nivel físico. Lo que a vosotros os parece un castigo -o aquello a lo que llamaríais el mal, o la mala fortuna-, no es sino una ley natural manifestándose por sí misma. Es la experiencia del peor resultado posible de vuestras elecciones, decisiones y creaciones. Es la consecuencia natural de cualquier pensamiento que Lo niegue, o niegue Quiénes Sois en relación a Dios. Es el dolor que sufrís a causa de un pensamiento equivocado. Pero el término «pensamiento equivocado» tampoco es apropiado, ya que no existe nada que sea equivocado.

La separación del cuerpo y del alma, que pregonan todas las religiones, hay que sacrificar el cuerpo para salvar el alma, es un error. Dios está más allá de la imaginación humana, pero Él es una realidad viviente. Es Dios quien da poder a nuestros sentidos, percepción a nuestra mente, discernimiento a nuestro intelecto, fuerza a nuestros miembros. Es por Su voluntad que nosotros vivimos y morimos. Pero el hombre imagina vanamente que él es el actor y el que posee. El hombre es una nada ante el Omnipotente que dirige el movimiento en el universo. La voluntad de Dios se expresa en todo como ley. La ley de gravitación, cohesión, relatividad, causa

¿Qué es el infierno? El infierno es lo opuesto a la alegría. Es la insatisfacción. Es saber Quiénes y Qué sois, y fracasar a la hora de experimentarlo. Es ser menos. Eso es el infierno, y no hay ninguno mayor para vuestra alma.

8


y efecto, las leyes de la electricidad, química, física, todas las leyes sicológicas, son expresiones de la voluntad de Dios. Aunque usted no ve las estrellas durante el día, ellas existen. Aunque usted no puede ver el sol durante un día nublado, él existe. Así también, aunque usted no puede ver a Dios con estos ojos físicos, Él existe. Si usted logra despertar el ojo divino u ojo de la intuición por la práctica de la meditación, usted lo verá. Dios se demuestra por sí mismo. Él no requiere ninguna prueba, porque Él es la base del acto o proceso de toda intento de prueba.

El Camino del Amor y la Amistad

que les hace sentir ver el sendero marcado, otros prefieren salir de la vía principal y explorar nuevos senderos, corriendo el riesgo de caer, perderse o encontrar algo distinto, nuevo y mejor. Algunos van caminando, otros saltando y otros corriendo. Algunos caminan para atrás, pero todos van hacia adelante, por inercia, costumbre o ganas. Algunos se paran a mirar paisajes, y pierden años en contemplarlos, otros jamás le prestan atención. Algunos tropiezan rápido, otros tardan un poco más, pero todos tropiezan alguna vez. Algunos van solos, otros acompañados, otros llevan gente a sus espaldas, otros son llevados. Algunos van de la mano de alguien. A veces los caminos se cruzan y se encuentran dos caminantes que pueden o no seguir caminando juntos. Hay veces que su camino es precioso y lo hacen juntos toda su vida, otras veces caminan juntos un rato y después cada uno sigue el suyo.

La vida es un camino, que debemos transitar. Algunos van lentos, contemplando todo, otros van rápido para no perderse nada. Algunos prefieren ir en línea recta, porque quieren la tranquilidad y la seguridad

El camino jamás es recto, a veces sube y otras veces baja. Tampoco es liso, hay piedras, hielo, arena, cemento, pozos y hasta precipicios que impi-

9


den seguir caminando. Por ahí el camino permite ver hasta el horizonte y a veces hay tanta niebla que no podemos ver más allá de nuestras narices. Pero el camino de la vida, realmente no termina con la muerte. La muerte, como desaparición no existe, es solo un cambio de estado. La vida no es una meta, sino un camino, muchas rutas. No tenemos una sola vida. Por ello, todos los sabios de la historia de la humanidad, se han referido al camino de la vida, como el camino de la evolución, crecimiento, de la luz, de santidad. Dentro de cada uno de nosotros existe una guerra espiritual. De hecho, no somos seres humanos tratando de seres espirituales, sino que somos seres espirituales momentáneamente en cuerpos humanos. El mundo espiritual, que podría llamarse energético, tiene muchas más formas que las que los limitados ojos pueden mirar. Una vida material, tiene miles de formas espirituales. El Camino del Amor y la Amistad es el principio universal que sustenta la existencia: lo que proporciona forma y sustancia a todas las cosas del universo, lo visible y lo invisible, lo animado y lo inanimado, desde un átomo, hasta una galaxia. Es el núcleo de toda materia y la energía de todas las formas visibles.

El universo, la naturaleza, los animales, las piedras, el ser humano y todo en la vida es una manifestación del Camino del Amor y la Amistad que se relaciona entre sí formando parte de una misma unidad.

Consejos para la vida y el camino Algunos consejos para la vida y su camino, te pueden ser útiles: ¿Cómo dar este primer paso? ¿Qué etapas hay en el camino? Primero, sin miedo, ya que es posible recomenzar siempre. Quien volviendo a hacer el camino viejo aprende el nuevo, puede considerarse un maestro (Confucio). Segundo, no tengas miedo a los obstáculos. Si hayas un camino sin obstáculos, quizás no te lleve a ninguna parte (Vigil). Tercero, no tengas absoluta confianza y creer que lo sabes todo. Jamás se desvía uno tan lejos como

10


cuando cree conocer el camino (Antiguo proverbio chino). ¿Qué sentido tiene correr, cuando estamos en la carretera equivocada? (proverbio alemán). Cuarto, no te llenes de teorías, procura ver ejemplos: Largo es el camino de la enseñanza por medio de teorías; breve y eficaz por medio de ejemplos (Séneca). Quinto, has tu mejor esfuerzo: El camino que seguimos es, pensándolo bien, el que merecemos (Ugo Betti). Es mejor cojear por el camino que avanzar a grandes pasos fuera de él. Pues quien cojea en el camino, aunque avance poco, se acerca a la meta,mientras que quien va fuera de él, cuanto más corre, más se aleja (San Agustín). Sexto, planifica, reflexiona, ten un plan y otros alternativos: La reflexión es el camino hacia la inmortalidad (nirvana); la falta de reflexión, el camino hacia la muerte (Buda). Séptimo, procura que la ruta sea lo que a ti te gusta: Con pan y vino se anda el camino. El camino no es largo, si amas a la persona que vas a visitar.

Octavo, no es necesario que todos estén de acuerdo contigo: No preguntemos si estamos plenamente de acuerdo, sino tan sólo si marchamos por el mismo camino (Goethe). No dejes crecer la hierba en el camino de la amistad (Platón). A camino largo, paso corto. Ten en cuenta las etapas del camino, no trates de hacer todo a la vez. El hombre superior es persistente en el camino cierto y no sólo persistente. Confucio Los ideales que iluminan mi camino y una y otra vez me han dado coraje para enfrentar la vida con alegría han sido: la amabilidad, la belleza y la verdad. Albert Einstein. Finalmente: Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú. Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú. Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú. Sé tú el que aparta la piedra del camino. Gabriela Mistral. Consejos para que encuentres el camino del AMOR y puedas vivirlo pleno!

11


1. Primero, contigo mismo. Sólo cuando estás bien contigo mismo puedes estar bien con los demás. 2. Manejar la soledad. Sólo cuando manejas tu soledad puedes manejar una relación. 3. Sólo se da lo que se tiene. Necesitas valorarte para valorar, quererte para querer, respetarte para respetar, y aceptarte para aceptar, porque nadie puede dar lo que no tiene. 4. Paz interior. Ninguna relación te dará la paz que tú mismo no crees en tu interior. 5. Fantasía que genera frustración. Pretender que otra persona nos haga felices y llene todas nuestras expectativas es una fantasía que sólo trae frustraciones. 6. Autonomía. Ninguna relación te brindará felicidad que tú mismo no construyas. 7. Autosuficiencia. Sólo podrás ser feliz con otra persona cuando, bien convencido, seas capaz de decirle: “No te necesito para ser feliz”. 8. Independencia. Sólo podrás amar siendo independiente hasta el punto de no tener que manipular ni manejar a los que dices querer. 9. Requerimientos. Para amar necesitas una humilde autosuficiencia, autoestima, y la práctica de una libertad responsable. 10. Autoestima y madurez. Ámate a ti mismo, madura, y el día que puedas decirle a esa otra persona “Sin ti me la paso bien”, ese día estarás preparado para vivir en pareja. 11. Compartir. Dos personas que vivan en pareja podrán ser felices sólo cuando se hayan unido para compartir su felicidad, no para hacerse felices la una a la otra. .

¿Vives o sobrevives?

Vivimos como dormidos en plena vigilia, con los ojos abiertos pero sin ver, con el corazón palpitando pero sin amar, con el aire entrando y saliendo de nuestros pechos, pero sin que quede nada de su frescura, de su aroma ni de su vida. Somos así casi como muertos vivientes la mayor parte de nuestros días.

12


La vida de los hombres es, en su mayor parte, estéril, viviendo más como bestia que como hombre creado para más grandes y altos espacios. Con el tiempo, si no sabemos claramente quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos… si no sabemos qué somos ni qué queremos ser, viviremos en una perpetua angustia, que solo desaparecerá por breves momentos, muy fugaces. Todo lo que adquirimos: títulos, trabajos, posesiones personales… finalmente se acabarán, y como en este cuento, al final de nuestros días, solo contarán los días que REALMENTE estuvimos vivos. ¿Cuántos días durante este año te has sentido realmente vivo? ¿Cuántas de las cosas que haces te hacen sentir realmente vivo y cuáles solo te sirven para sobrevivir? La mayoría de personas nos esforzamos más por cumplir con la rutina que llevamos en el presente y no por lo que deseamos alcanzar en el futuro. La única razón por lo que se da esto, se llama SUPERVIVENCIA. (lo cual generalmente tiene un fundamento económico). Esa rutina no nos deja evaluar la ruta que estamos siguiendo en nuestra vida, y para hacer esta evaluación solamente necesitamos muy pocos minutos y hacernos a nosotros mismos preguntas muy sencillas, las cuales podemos formular de dos maneras: 1) Si lo hacemos como una proyección al futuro, podríamos preguntarnos: ¿Hacía a donde voy? ¿Cómo me veo dentro de 5 años? ¿Qué espero lograr en esos 5 años? 2) Si lo hacemos como una retrospección al pasado, podríamos preguntarnos: ¿Cuáles han sido mis mayores logros en este último año de mi vida? ¿Cuál ha sido el mayor objetivo que me he propuesto en la vida? y, si lo he logrado? o si lo estoy logrando ? ¿Cómo estoy hoy, en relación a hace cinco años en la misma fecha ? Estas preguntas podríamos contestarlas desde varios escenarios. Individualmente

13


En familia Laboralmente Profesionalmente Después de contestar esas preguntas llegaríamos a alguna de estas conclusiones: a) Voy por el camino correcto. b) No voy a ningún lado. (Refrán popular – “Cuando uno no sabe para donde va, cualquier camioneta lo lleva”) c) No voy para donde quiero o quería ir. (Autor desconocido – “No hay nada más ineficiente que hacer eficientemente lo que no se tenía que hacer”) Sin lugar a dudas, la mayoría de nosotros después de hacer el ejercicio llegaríamos a la triste conclusión, que estamos más preocupados por la SUPERVIVENCIA y no por LA REALIZACIÓN PERSONAL, FAMILIAR, LABORAL o PROFESIONAL, y eso es la principal causa de la insatisfacción que tarde o temprano todos padecemos y que nos hace ser IMPRODUCTIVOS. Es por ello, que cambiar el rumbo de nuestra vida no va a ser tan difícil, si nuestra filosofía de vida se basa en una sola regla, que debemos tener presente en todo aquello que emprendamos.

Ayer terminó anoche Así que tiene más valor mirar hacia adelante y ocuparse que mirar hacia atrás y lamentarse. La vida puede entenderse mirando hacia atrás, pero debe ser vivida mirando hacia adelante. “Hoy es el único tiempo que tiene. Es demasiado tarde para ayer y no puede depender del mañana. Es por eso que hoy es importante”. Hoy es el día más importante de mi vida, El ayer con sus éxitos y victorias, luchas y fracasos, se fue para siempre. El pasado es pasado. Hecho. Terminado. No puedo revivirlo. No le puedo dar marcha atrás ni cambiar. Aun así, aprenderé de él y mejoraré mi Hoy. Hoy, este momento AHORA, es el regalo de Dios para mí y es todo lo que tengo. Mañana con todos sus gozos y penas, triunfos y dolores, no ha llegado aún. A decir verdad, quizá mañana nunca llegue. Por lo tanto, no me preocuparé por mañana. Hoy es lo que me ha confiado Dios. Es todo lo que tengo. Haré lo mejor en él. Demostraré lo mejor de mí en él: Mi carácter, mis capaci-

14


dades, mis habilidades… A mi familia y amigos, clientes y asociados. Identificaré las cosas que son más importantes para hacer Hoy, y esas cosas las haré hasta que se terminan. Y cuando se acabe este día miraré hacia atrás con satisfacción por lo que he logrado. Entonces y solo entonces, planearé el mañana, procurando mejorar el Hoy. Luego me iré a dormir en paz …. con deleite. Si queremos hacer algo de nuestras vidas, debemos enfocarnos en el hoy. Es allí donde se encuentra el éxito de mañana. ¿Pero cómo se gana el hoy? ¿Cómo se logra que el hoy sea un gran día en vez de uno que se cae a pedazos? Aquí está el pedazo que falta: “El secreto de su éxito está determinado por el diario hacer”. Todo se resume en lo que hay que hacer hoy. Mantenga la vista en el camino y use su espejo retrovisor solo para evitar problemas. No deje que sus remordimientos substituyan sus sueños.

Influencias

“Toda existencia individual está determinada por innumerables influencias del ambiente humano”. George Simmel. Siempre he pensado que los seres humanos somos en mayor o menor medida influenciados por la gente que vamos conociendo en este caminar que es la vida. Adoptamos gestos, frases, formas de hablar, gustos para comer, vestir, lugares a donde ir, conductas, formas de pensar, ideologías y hasta alguna que otra convicción. Tomamos la formación básica de nuestra familia, y en nuestro camino vamos conociendo muchísima gente que irá contagiándonos de su persona, a veces sin darnos cuenta adoptamos muchas “esencias” de esas escuelas ambulantes, que nosotros decidimos que aprender, y que no. Tus creencias dirigen tu vida. Si quieres tener la posibilidad de cambiar el rumbo de tu vida debes cambiar aquellas creencias que te impiden obtener lo que quieres. Esto puede lograrse solamente por medio de un sostenido esfuerzo, pero es la única manera de liberarte de las trabas que tú mismo te impones.

15


La razón de que las creencias tengan una influencia tan importante en tu vida es que existe un círculo de influencia recíproca que perpetua y consolida la manera en que has estado viviendo hasta ahora. La comprensión de este círculo es fundamental para que puedas romperlo e iniciar un nuevo camino. Partamos de la base de que para realizar algo tienes que tener la capacidad para hacerlo. Dicha capacidad te la darán el estudio y el entrenamiento. Tienes que tener el conocimiento sobre cómo llevar a cabo la tarea, y esto se consigue mediante el estudio. Hagamos de cuenta que tu vida es un barco, y tú quieres ser el capitán de ese barco. En otras palabras, quieres ser el capitán de tu propio destino. Para ser capitán de barco tienes que tener una buena cantidad de conocimientos sobre navegación. ¿Cómo se consiguen estos conocimientos? Estudiando. Pero el estudio solamente no basta, hay que realizar prácticas. Es decir, se necesita entrenarse. Todo aspirante a capitán no comienza asumiendo el mando de un barco ni bien termina sus estudios. Comienza ocupando puestos subalternos que le dan la posibilidad de entrenarse en los distintos aspectos de la navegación bajo el control de una persona más capacitada y con mayor experiencia. De a poco va ocupando posiciones más importantes a medida que su entrenamiento avanza. Pero todo esto nunca hubiera comenzado si el futuro

16

capitán no hubiera tenido desde el principio el convencimiento de que estaba a su alcance llegar algún día a ocupar esa posición. Aquí es donde vemos la importancia de las creencias. Tiene que haber una creencia previa en la posibilidad de hacer algo, para que ese algo pueda ser hecho. Esa creencia es la que te lleva a la acción, que en este caso es primero el estudio y luego el entrenamiento. La creencia te da la capacidad para pasar a la acción. Aunque tengas todas las condiciones para ser capitán, si no crees que puedas serlo estás incapacitado para siquiera comenzar el camino para llegar a esa meta. Pero una vez que inicias las acciones, comienzas a obtener resultados. Cuando más estudias, más sabes. Cuanto más te entrenas, más diestro eres. La acción produce resultados. ¿Qué ocurre cuando los resultados comienzan a aparecer? Las creencias iniciales se ven confirmadas, es decir, se refuerzan. Aquella creencia que tenías al comienzo, tal vez no muy intensa, de que alguna vez podrías llegar a tu meta, se va intensificando a medida que consigues resultados y que la meta se encuentra más cerca. Podemos decir entonces que los resultados influyen en las creencias. Este es el círculo de influencias que puede operar tanto a favor como en contra tuya. Si de entrada comienzas con una creencia negativa de que no eres capaz de hacer algo, es probable que no lo


Llamamos imprevisto a aquello que no pudimos prever, a aquello que sucede y que no imaginamos que pueda ocurrir y que por lo tanto es inesperado… pero sucede y no hay explicación ni planteo que puedan detener su aparición. Es común que muchas veces detrás de su aparición nos sintamos mal si lo sucedido es negativo. Nos culpamos, o nos sentimos inútiles ya que nada pudimos hacer. Pero no debemos optar por sentir esto, al contrario, tenemos que comprender que hay cosas que se nos escapan, que no somos magos y que no podemos adivinar lo que viene ni por qué. Hablamos del destino, decimos “estaba en el destino que tenía que pasar por esto…”, o “el destino quiso que fuera así”, o” es obra del destino” y así miles de frases tratan de aliviarnos, de hacer más fácil su comprensión…

consigas, lo cual te confirmará en tu creencia de que eres incapaz. El fracaso engendra el fracaso; el éxito engendra el éxito. Por supuesto que todos venimos a la vida con ciertas condiciones naturales que nos facilitan determinados objetivos, y careciendo de otras condiciones que nos permitirían otras actividades. Pero las creencias también son importantes. Por lo tanto: analiza tus creencias, decide cuáles te convienen y cuáles no, y decide cuáles cambiar y cómo.

De las cosas que no dependen de nosotros En cuanto a todas las cosas que existen en el mundo, unas dependen de nosotros, otras no dependen de nosotros. De nosotros dependen; nuestras opiniones, nuestros movimientos, nuestros deseos, nuestras inclinaciones, nuestras aversiones; en una palabra, todas nuestras acciones. Muchas cosas, o situaciones dependen de nosotros pero hay otras que no.

Pero está en nosotros saber que la vida no es de un solo color, que por más que nos guste el azul muchas veces aparecen grises, rosas o plateados que no dependen de nosotros, pero aparecen y sólo podemos aprender a contemplar esos matices y ver si podemos rescatar algo bueno en sus trazos. Las cosas que dependen de nosotros son por naturaleza libres, nada puede detenerlas, ni obstaculizarlas; Las cosas que no dependen de nosotros son: el cuerpo, los bienes, la reputación, la honra; en una palabra, todo lo que no es nuestra propia acción. Las que no dependen de nosotros son débiles, esclavas, dependientes, sujetas a mil obstáculos y a mil inconvenientes, y enteramente ajenas. Recuerda pues que, si tu crees libres, a las cosas por naturaleza esclavas, y propias, a las que dependen de otro; encontrarás obstáculos a cada paso, estarás afligido, alterado, e increparas a Dios y a los Hombres. En cambio si tú tienes, a lo que te pertenece, como propio y, a lo ajeno como de otro; nunca, nadie, te forzará a hacer lo que no quieres ni te impedirá hacer lo que quieres. No increparás a nadie, ni acusarás a persona alguna; no harás ni la más pequeña cosa, que no desees; nadie, entonces, te hará mal alguno,

17


y no tendrás enemigos, pues nada aceptarás que te sea perjudicial. Aspirando entonces a tan grandes bienes, recuerda que tú no debes trabajar mediocremente para lograrlos, y que, en lo que concierne a las cosas exteriores, debes enteramente renunciar a algunas y diferir otras. Pues si buscas armonizarlas, y ambicionas estos bienes y también riquezas y honores, quizá no obtengas ni siquiera éstos últimos, por desear también los otros; pero con toda seguridad, no obtendrás los únicos bienes con los que logras tu libertad y felicidad. Así, ante toda fantasía perturbadora, está presto a decir: “Tú no eres sino una imaginación, y en absoluto eres lo que parece”, enseguida examínala con atención y ponla a prueba, para ello sírvete de las reglas que tienes, principalmente con esta primera que es, a saber : de si la cosa que te hace penar es del número de aquellas que dependen de nosotros o de aquellas que no están en nuestro poder. Di sin titubear: “Esa en nada me atañe”. Nunca pidas que las cosas se hagan como quieres; mas procura quererlas como ellas se hacen. Por este medio todo te sucederá como lo deseas.

que ella quiere, si emprende tan solamente lo que puede efectuar. De esta misma manera puedes considerar todas las cosas que suceden, y conocerás que a ti no te embarazan, aunque impiden a los demás. En todo lo que te sucediere, considera en ti mismo el medio que tienes de defenderte. Por ejemplo: si ves una hermosa mujer, advierte que tienes la templanza, que es un poderoso medio para oponer a la hermosura. Si estás obligado a emprender algún trabajo penoso, recurre a la paciencia. Si te han hecho alguna injuria, ármate de la constancia. Y si te acostumbras a obrar de esta manera siempre, nunca los objetos tendrán poder sobre tí. Así hay cosas que ocurren en otras personas y que no dependen de nosotros; hacemos mal si queremos enterarnos de lo que pasa a ellos con el supuesto interés de ayudarles a corregir algo o de dar un veredicto de por qué pasó tal o cual cosa. Hay cosas que son competencia exclusiva de Dios y/o de una persona o familia y no debemos meternos en ello.

La preocupación.

La enfermedad es un impedimento del cuerpo, no de la voluntad. Por ejemplo: el ser cojo impide los pies de andar, mas no embaraza la voluntad de hacer lo

La vida no merece que uno se preocupe tanto Marie Curie

18


La preocupación, se puede definir como una anticipación de algo que creemos que puede suceder en el futuro. Normalmente las cosas no suceden como las pensamos, es muy difícil poder prever lo que puede acontecer, de una manera exacta y precisa, por lo que la preocupación no tiene realmente un sentido positivo y real. Por otra parte, cuando se experimenta una preocupación es sobre algo que pensamos nos va a afectar de alguna forma, es decir, tememos al futuro. Lo cual en ningún momento nos ayuda a sentirnos mejor, por eso es mejor aprender a eliminar las preocupaciones de nuestra vida. Como se dice: en lugar de preocuparte, ¡ocúpate!, es mucho mejor actuar, hacer algo en lugar de estar angustiados o temerosos por lo que pensamos nos puede suceder. Las preocupaciones son tan dañinas que incluso pueden enfermar a quienes las sufren, debilitan al organismo, transforman negativamente la realidad, desestabilizan las emociones y nublan los procesos pensantes. Quienes sufren de preocupaciones, se puede decir que es como si estuvieran enfermos, por lo que necesitan rápidamente salir de esa actitud mental negativa, es difícil, pero sí se puede. De nosotros depende querer salir adelante de una situación preocupante, lo primero que podemos hacer es preguntarnos: ¿qué es lo peor que me puede pasar? al responder esta interrogante nos preparamos ante cualquier situación por más difícil que sea. Después aprender a aceptar lo que suceda, de esta manera dejamos de luchar en contra de la realidad, y comenzamos a tranquilizarnos; posteriormente iniciar un plan de acción para mejorar lo existente. Todo esto acompañado de la armonía con lo espiritual o divino, que es lo que nos puede sostener en esos momentos muy difíciles que a veces tenemos que enfrentar. “A continuación revisemos algunas reglas generales sobre la manera de eliminar las preocupaciones:

19


1. Mantenernos ocupados con alguna actividad constructiva. 2. No darle demasiada importancia a las cosas. 3. Aceptar la realidad, cooperar con aquello que es inevitable, siguiendo el camino de la no resistencia. 4. Cultivar una afición, hacer ejercicio físico. 5. Cambiar la alimentación, ayunar. 6. Dormir bien, practicar el relajamiento. 7. Buscar la armonía con la naturaleza. 8. Cultivar la espiritualidad mediante la oración o la meditación” “Preocúpate más por tu carácter que por tu reputación. Tu carácter es lo que realmente eres, mientras que tu reputación es solo lo que los otros creen que tú eres.”

Azar, destino y carácter La vida es una extraña mezcla de azar, destino y carácter Wilhelm Dilthey Hay en la habitual contraposición de azar y destino, que recorre la historia misma del pensamiento y penetra en nuestra comprensión cotidiana de los sucesos colectivos e individuales. El destino se ha

definido tradicionalmente como la supresión del azar, al modo de una escrituración anterior a los sucesos que impide cualquier enmienda: una ley de hierro que suprime el papel de la voluntad en los acontecimientos. Ya se trate del fatum grecolatino, de la providencia teleogal o del positivismo moderno, el individuo es guiado por fuerzas exógenas –su vida sigue un patrón ya fijado e inmodificable. Por el contrario, el azar supone la proclamación de que nada está determinado ex ante, porque todo es fortuito; no hay ninguna ordenación en los sucesos ni por tanto un sentido en la existencia: una realidad que brota del azar no puede tener significado. Se sigue de aquí que el azar es la negación del destino y viceversa; si se prefiere, cada uno es la ausencia del otro: no puede haber un destino allí donde sólo hay fortuna,mientras que nada es casual. Sin embargo, hay que empezar por prestar atención al hecho de que la negación del destino comporta la restitución del protagonismo del sujeto, arrumbado por la doctrina providencial que viene a insuflar vida al hombre desde fuera, como si se tratara de un cuerpo poseído por algún espíritu que acertara a moverlo; y ello porque decir que nada está escrito equivale a decir que todo está por escribirse. Frente al caos de lo puramente azaroso, el individuo puede oponer su voluntad y, al modo del prín

20


cipe de Maquiavelo, emplear su virtud en la lucha contra la fortuna, trazando con ello su propio camino. Basta recordar el mandato de Píndaro: sé lo que debes ser. Hay cierta ambivalencia en esta fórmula, sin embargo, porque tampoco habría libertad en el modo de ser que nos libera de las cadenas de un destino inexistente, de acuerdo con la interpretación que Schopenhauer y Nietzsche y Benjamin exploraran –aquella según la cual carácter es destino. Ni éste explica todos los azares sujetándolos a una causa abarcadora, ni éstos se acumulan sin pauta ni sentido; la alternativa clásica encuentra aquí una variación que, paradójicamente, nos pone en la pista de nuestro tema.

Si el problema no tiene remedio para que te preocupas y si tiene remedio, para que te inquietas.

Creer en el destino es una forma de defenderse frente a la angustia de lo impredecible. Es tentador imaginar que el azar tiene significados y propósitos. Incluso el propósito de manipularnos con la absurda carencia de sentido. O, mucho más peligroso, con su registro histórico, la estadística. Las leyes de las probabilidades ¿son solo un sofisticado placebo? Mala suerte, buena suerte. La incertidumbre es lo que prevalece. A veces sospecho que nuestra libertad es una ilusión demasiado vanidosa. Todos los filósofos han estado de acuerdo en que los componentes más importantes de cualquier vida humana son el azar, el destino y el carácter. Un triángulo que jamás es equilátero, ya que sus lados son desiguales. Carácter es el modo de ser personal, individual de un sujeto. Completamos la definición añadiendo: es la constancia relativa entre esencia y comportamiento de una persona. Los modos de conducta desarrollados en él resultan de una interacción entre las disposiciones naturales del individuo y el medio ambiente. Constituyen el “carácter desarrollado”.

21


El estudio de nuestro tema requeriría también una definición de “destino” pero no podemos de antemano, establecer y delimitar lo que entendemos por “destino”, sino que es necesario, primeramente, limitarse a aceptar este nombre como denominación de una realidad bastante complicada, en la que se incluyen múltiples problemas que se oponen a una delimitación precisa. La obscuridad del concepto de “destino” y la dificultad de definirlo se reflejan en las variadas opiniones respecto a este término. Si preguntamos a distintas personas qué significa para ellas “destino”, obtendremos las más diversas respuestas. Y estas respuestas pueden ser la llave para la comprensión de los distintos sentimientos existenciales de cada uno de los interrogados.

Necesidad, libertad, azar Eduardo Nicol parte de que el hombre puede ser definido, por la forma como se vincula con lo divino, lo humano y la naturaleza. Son las tres relaciones básicas que se modifican continuamente. Los factores de acción: necesidad (naturaleza), libertad (historia) y azar, son las maneras, junto con las relaciones vitales, según las cuales el ser humano construye su mundo. En las comunidades primitivas las vinculaciones vitales no están todavía claramente diferenciadas. Lo divino, lo natural y lo humano funcionan como una unidad inseparable. El hombre primitivo no es religioso y su relación con la divinidad está basada en el temor. Con la religión se encuentra por primera vez la solidaridad con el mundo y la religiosidad se convierte en la base de la vinculación comunitaria. Cuando el hombre formula su religiosidad como creencia, lo que implica expresar su fe, la creencia se vuelve subjetiva y lo divino se objetiva, es decir, la divinidad es el objeto de su creencia. La expresión, la verbalización de las creencias, empieza a modificar la unidad primitiva; la religiosidad se vuelve prioritaria y las relaciones con

22


lo humano y la naturaleza funcionan solamente en relación con lo religioso. La naturaleza ya no es algo misterioso. La objetivación de lo divino permite también objetivar la naturaleza: puede ser útil, transformable, manipulable, objeto del conocimiento etc. La posibilidad de conocer, la ciencia, permite delimitar lo real externo, que es lo ajeno a uno mismo. Esta delimitación pone acento sobre la individualidad, esto es, hay un límite entre el ser humano y el mundo externo, entre el sujeto y el objeto. La conciencia sobre lo externo implica también una cierta autoconciencia. Es un paso más hacia la filosofía griega. La diferenciación le da la oportunidad al individuo de ganar una mayor autonomía y mayor libertad en sus relaciones vitales, pero también una mayor inestabilidad provocada por el conflicto abierto entre las múltiples posibilidades. Con este avance en el proceso de individuación, el hombre no se separa de la comunidad, sino necesita un modo nuevo de pertenencia. Ahora, su vida no solamente se guía por razones religiosas, sino también por razones políticas. La relación entre la religión y la política es inestable de la misma manera que el principio legal y el principio moral no siempre están en armonía. La comunidad, que no deja de ser religiosa, se conforma como una comunidad política, que en el mundo griego tiene que ver con la fundación de la polis. Las razones religiosas y políticas marcan una nueva manera del individuo de desenvolverse en el mundo: según razones.

El reino de la libertad solo puede florecer tomando como base el reino de la necesidad.

23


EDICIÓN ESPECIAL / VISIONARIOS POR LA FELICIDAD

Ministerio Nuevo Soy


Ministerio Nuevo Soy