Issuu on Google+

BERLIN

1


GUIA DE VIAJE

2


BERLIN

BERLIN

GUIA DE VIAJE X. RAÚL GONZÁLEZ SIERRA

3


GUIA DE VIAJE

4


BERLIN

Berlín: el renacimiento de una metrópoli Desde que se fundó como una aldea de pescadores hasta su conversión en sede de la corte prusiana, siempre ha sido referencia obligada en la historia de Europa. Ahora, como nueva capital de la Alemania unificada, está viviendo un crecimiento que vuelve a situarla como una de las principales ciudades del mundo. Los cimientos de su merecida fama como centro europeo de la cultura quedan avalados gracias a la llamada “Isla de los Museos “, sus tres teatros de ópera, la Orquesta Filarmónica, sus cines y teatros, el Festival Internacional de Cine, sus tres universidades, las cuatro escuelas de Bellas Artes y los 250 centros de investigación. Tras ser destruida en un 90% por las bombas durante la Segunda Guerra Mundial, la ciudad quedó dividida en dos zonas. Los aliados tomaron el oeste, tradicionales barrios de bares, tiendas y hoteles, mientras que los soviéticos se hicieron con la parte oriental, donde se hallan los barrios de la antigua ciudad imperial. A partir de ese momento, en 1949, dos millones y medio de alemanes orientales huyeron a Berlín occidental. Para detener definitivamente el flujo de emigrantes ilegales, el gobierno de la República Democrática Alemana (la parte tomada por la URSS) decidió crear un “cinturón de seguridad alrededor de Berlín oriental” con la excusa de evitar la entrada de subversivos y saboteadores al sistema. Así, en la madrugada del 13 de agosto de 1961, las tropas cercaron la zona capitalista con alambrados y en los siguientes días levantaron una serie de paredes, vallas electrificadas y puestos de control hasta completar 48 Km. de muro. A partir de entonces, la entrada al Este fue severamente restringida y la salida hacia el Oeste, prohibida. Por fin, luego de décadas de especulaciones y paranoia política, el sentido común volvió en 1989, cuando el 9 de noviembre de ese año fueron levantados los últimos controles 5


GUIA DE VIAJE

en la frontera, y el muro destruído. La destrucción del muro fue la metáfora del final del comunismo, pero para los berlineses fue la rendija por donde empezaron a ver la posibilidad de crecer como una ciudad con un potencial inmenso para la creatividad, la innovación y la cultura alternativa. Desde hace años viajo para recoger mis pensamientos en otros países, en otros continentes. Es como si tuviera que ir a lugares remotos para ahí poder articular sensaciones e ideas que hasta entonces sólo eran omisiones en mi manera de ver las cosas. Cuando cayó el muro de Berlín yo vivía en Escocia, en un albergue para estudiantes donde no había televisión ni radio. La mañana del 10 de noviembre de 1989 salí muy temprano a comprar el periódico, porque ese día era mi cumpleaños y, sentimentalón al fin, quería conservar un recuerdo de lo que había ocupado la primera plana ese día en ese país. Como le sucedió a mucha gente mejor informada que yo, el encabezado me asombró: después de veintiocho años, los berlineses del sector oriental habían podido cruzar sin restricciones “al otro lado”. Con una condición migratoria más desahogada, de inmediato me hubiera ido a Berlín para ver de cerca lo que estaba sucediendo, pero por ese entonces vivía y trabajaba ilegalmente en Gran Bretaña, así que era seguro que ya no podría reingresar al país. De modo que me quedé en Edimburgo y tuvieron que pasar siete años antes de que por fin viajara a Berlín. Para entonces, ya casi todo el muro había sido desmantelado y la euforia de la reunificación se había evaporado ante la enorme presión económica de homologar la infraestructura de ambas Alemanias. Un mes después de la caída del muro de Berlín, una amiga berlinesa residente en el mismo albergue que yo, se fue a esa ciudad para pasar allá el fin de año con sus papás. Al poco tiempo me envió una postal; en realidad, una fotografía de nosotros a la cual había puesto timbres y escrito una 6


BERLIN

leyenda en el reverso: “Entre lo que ves y lo que somos, ahí está la foto. Entre los colores en que nos piensas y la proposición estética de la imagen, ahí está la foto. Entre lo que sientes con los ojos y lo que somos, ahí está la foto”. Así las cosas, me parece que para comprender el sentido del derrumbe del muro de Berlín, no basta con hacer una fotografía de la ciudad; también es preciso interpretar lo que tal suceso tiene inscrito en el reverso. Por eso, para los europeos en general, el muro de Berlín no marcaba la división de la potencia enemiga derrotada, sino el epítome de la bipartición del continente: se trataba del frente de la Guerra Fría, donde la OTAN y los miembros del Pacto de Varsovia se miraban fijamente a los ojos y con las armas en la manos. Al mismo tiempo, sin embargo, el muro era también el rasgo más distintivo del medio por el cual la Guerra Fría se mantenía así, fría, evitando la hecatombe de una guerra total: su existencia ratificaba dos zonas de influencia perfectamente delimitadas en Europa, lo que permitía preservar la paz en el continente; paz armada, sin lugar a dudas, pero paz a fin de cuentas, en contraste con lo sucedido en Corea y Vietnam durante esas álgidas décadas de la Cortina de Hierro. Uno de los aspectos más curiosos de los ciento sesenta y dos kilómetros del muro de Berlín era el carácter de su función: al principio sólo una cerca de alambre de púas, reemplazada más tarde por una barda de concreto tan concentrado que no resultaría rentable emplearlo en una construcción normal (ésa es una de las características que permiten dilucidar si un supuesto fragmento del muro es genuino o mera falsificación de las que tanto se ofrecen a los turistas), el objetivo del muro no tiene paralelo en la historia, pues tradicionalmente una ciudad era amurallada para protegerla contra algún enemigo exterior. En este caso sucedió al revés: fue edificado por el enemigo en el exterior para impedir que su propia gente entrara a ese reducto de la ciudad. 7


GUIA DE VIAJE

No era para menos: más de dos millones y medio de personas (en general mano de obra calificada) abandonaron Alemania Oriental entre 1949 y 1961; treinta mil de ellos en el mes anterior al cierre definitivo de la frontera. Al abrirse las puertas entre ambas Alemanias veintiocho años después, por un momento pareció que un flujo migratorio de similares proporciones se iniciaría, pero no fue así, a pesar de los graves contrastes entre el nivel de vida de los dos países. La clave para evitar tal inundación demográfica fue la transición a la democracia en Alemania Oriental y la fuerte inversión en la infraestructura del país realizada por la República Federal Alemana, según los modelos de reforma económica aplicados por la Comunidad Europea a sus miembros mediterráneos. En ese sentido, de ser cierto que la experiencia de otras naciones siempre tiene más puntos de convergencia que de incompatibilidad al considerarlos como modelo de desarrollo para países marcadamente diferentes, el caso de la ex Alemania socialista resulta más notable que el de Grecia, España o sur de Italia como ejemplo de lo que sucede si se abren las fronteras al libre tránsito de personas, bienes y servicios entre los países de una comunidad económica, a cambio de poner en práctica vigorosas políticas de desarrollo regional. Hoy en día, aunque eliminado el muro (o casi: en las afueras de la estación Schlesisches Tor del metro, todavía existe una porción de trescientos metros de largo, entregada hace un par de años por el gobierno a artistas para que pintaran en ella lo que quisieran, convirtiéndola en una galería de arte al aire libre), la nueva nación aún permanece escindida en las dos antiguas comunidades, como lo muestra el hecho de que unos a otros se llaman Wessis y Ossis, según la región de donde provengan. No obstante, es probable que tales denominaciones desaparezcan en pocos años, pues Alemania Oriental carecía de historia y tradición propias suficientes 8


BERLIN

para haber forjado una entidad idiosincrática independiente, como es el caso de austriacos y suizos de los cantones alemanes: germanos con una identidad cultural claramente definida dentro del grupo étnico teutón. En la madrugada del 9 de noviembre de 1989, gente de todo tipo se reunió en las inmediaciones de la Puerta de Brandenburgo, uno de los principales sustantivos del lenguaje con el cual los berlineses se leen en su ciudad. La ciudad una vez dividida en zonas de ocupación, desde la Puerta de Brandeburgo hasta el canal de Landiveho, y del Jardín Zoológico hasta la Zelterplatz, por el Puente de Luisa hasta el Parque del Palacio Bellevue, desde el monumento de Federico Guillermo III hasta el monumento a Lortzing y el canal de la Landwher. La Alexanderplatz, Alex, como los berlineses la llaman afectupsamente a esta plaza, ha visto y sin duda alguna verá mejores tiempos. En un principio fue un mercado de lana y ganado y toma su nombre del zar Alejandro I de Rusia que en otros tiempos revisó aquí sus tropas. Durante el siglo XIX, esta plaza se convirtió en el centro de la clase obrera de Berlín y en un foco de la inquietud social. Después de la Segund guerra Mundial, la Alexanderplatz se convirtió en escaparate de la nueva arquitectura comunista y dominado por el Hotel Forum, cuya unica virtud es el restaurante en el piso 37, con vistas apnorámicas. Las atracciones son pocas, sin duda la más notable es el Welzeituhr de Erich John, el reloj mundial, en la parte sur de la plaza. Existen ya algunos planes para convertir Alexanderplatz en un lugar de tiendas y restaurantes. Berlín, de nuevo una sola ciudad, todavía muestra en su paisaje urbano las diferencias en el nivel de vida que tenían los habitantes de cada sector durante las décadas de división. Aunque de la “Cortina de Hierro” local ya no existe ni Checkpoint Charlie, el legendario puesto fronterizo por donde los espías surgían y desaparecían en el frío, de todos modos, por el estado 9


GUIA DE VIAJE

de abandono o buen mantenimiento en que se encuentran calles y edificios, todavía es posible discernir qué sector de la ciudad está uno recorriendo. La primera noche en Berlín me quedé en un cuartito del sector occidental. La zona, llena de restaurantes y tiendas, posee edificios modernos y bien cuidados; funcionales para vivir, adecuados para dar una atmósfera cosmopolita a la ciudad y carentes de esa inaprensible melancolía que vuelve tan cautivadoras a las construcciones de la parte oriental. Probablemente el sitio que mejor ilustra la evolución arquitectónica de Berlín occidental durante los últimos cincuenta años es Breitscheidplatz, una plaza lejos del centro histórico de la ciudad, pero que fue el corazón de este sector hasta hace muy poco: presidida por las ruinas de la iglesia KaiserWilhelm-Gedächtnis-Kirche (bombardeada por los ingleses en noviembre de 1943 hasta sólo dejar en pie una parte de la torre occidental), el lugar está actualmente rodeado de edificios, tiendas y restaurantes de todo tipo, y abundan los anuncios en postes, muros y azoteas. El interior de la torre en ruinas alberga una exposición permanente de fotos de la plaza en su mejor momento a principios de siglo. Al lado hay otra iglesia, construida en 1961, cubierta con un vitral azul y realizada con una clara noción de lo grotesco. Ni hablar. Berlín oriental, en cambio, conservó la mejor parte de la ciudad: Alexanderplatz, los museos más antiguos y extensos, y gran parte de los treinta kilómetros de canales por los que el río Spree atraviesa la ciudad. En consecuencia, la zona con mayor tradición de esta ciudad que posee más árboles que París y puentes que Venecia, quedó en el sector oriental. En contraste, a fin de evitar que la gente huyera por las cañerías a Occidente, las autoridades municipales 10


BERLIN

clausuraron muchos túneles de la red de desagüe, desquiciando el drenaje de la ciudad. Todavía es posible ver tubos enormes, tendidos en años recientes a nivel del suelo para mantener el flujo de aguas negras mientras el antiguo sistema es reconstruido. El Gendarmenmarkt, en otro tiempo sede de un mercado. En la época comunista, la plaza se conoció com Platz del Akademie, lo mismo que la vecina Bebelpatz. El trazado de la plaza es del período de Federico el Grande y atestigua la obsesión de crear un Atenas en el Spree. En este caso, el modelo es la Piazza del Popolo de Roma. Tres obras arquitectónicas dominana la plaza. Las catedrales alemana y francesa y el Schauspielhaus. Frente al teatro, una estatua de Federich Schiller. El Glienicker Brucke y Scholoss Glienicke. Este puente sobre el Havel, señaló la frontera entre el este y el oeste y sobre todo por el intercambio de espías y cintíficos. En tales ocasiones, el protocolo exigía que los representantes de ambos bandos permanecieran en los estremos del puente. El intercambio se efectuaba en una línea blanca pintada en el centro. Mientras tanto, agentes de inteligencia, diplomáticos, militares observaban atentamente. Este puente fue volado por la fuerzas sovieticas y reconstruido por el gobieno alemán que lo llamó el Puente de la Unidad. Alejado de la calle, en la orilla, está el Schloss Glienicke, una villa de estilo italiano, guardada por un par de leones dorados. Los jardines ofrecen una vista extraordinaria del havel y los bosques de los alrededores. El paque tiene una serie de fantasías arbores arcadeanas, incluída una casa de té, una rotonda y un claustro de imitación. La ampostería procede de un monasterio de Venecia. Hay un restaurante, con una terraza al aire libre.

11


GUIA DE VIAJE

El Rotes Rathaus, llamado asi por el color del ladrillo. La torre del ayuntamiento Rojo es un punto de referencia inconfundible entre los berlineses. Cuando la ciudad fue dividida, el Rotes Rathaus se convirtió en sede del gobierno municipal del berlin este y el día de hoy es símbolo de la alemania reunificada. Más adelante, la St-Hedwigs-Kathedrale, la catedral católica-romana en una ciudad predominantemente protestante. La desproporcionada cúpula verde distrae la vista del frontón y de las grandes columnas jónicas. El Sheunenviertel, situado justo al osrte de la isla museo y del parque Monbijou, el barrio establo de Berlín. Durante el siglo XVIII, la comunidad judía prosperó e hizo importantes contribuciones a la vida comercial y cultural de la ciudad. En 1910 los judíos estaban muy bien representados como ahora están los turcos. Goebbles se empeñó en comparar la fama criminal del Scheunenviertel con la presencia judía. La Nueva Sinagoga fue una de las atacadas durante la Noche de los Cristales rotos y años mas tade los nazis enviaron a 55 mil judíos a los campos de exterminio. El corazón del Oranienburger Strasse sigue estando descuidado y viven unos 5000 judíos. A bordo del autobús 116 me traslado al Schloss Babelsberg que se modeló según el castillos de Windsor por ordenes del rey Federico Gullermo II. El castillo neogótico fue ampliado para acomodar a un mayor número de invitados. El parque con vistas sobre el havel, hacia el Postdam, el Scholoss Glienicke y el puente Glienicke. Al borde del agua está el Kleines Scholoss, construido para las damas de honor de la princesa Augusta. El brillante edificio blanco de suaves curvas en si interior relata la historia de l Bahaus. El movimiento fue producto 12


BERLIN

de la renovación que sigió a la I Guerra Mundial, al sseparar las fronteras entre arte y arquitectura. Walter Groplus y sus colaboradores buscaron crear una unidad entre diseño y un arte que duera funcional antes que decorativo. Para ello se utilizó la tecnología, asi como materiales modernos como el hormigón, cristal y acero tubular. Sus maestros fueron destacadas figuras en talleres de muebles, metalistería, impresión y publicidad, fotografía, pintura de paredes, cerámica, tejifos y escenografía. Dominando el extremo inferior de Unter den Linden, la catedral protestante de Berlin que se concibió como un monumento a la dinastía Hohenzollern. La Catedral neobarroca, templo principal del protestantismo prusiano, sufrió grandes daños a causa de los bombardeos. La cúpula que tiene algo más que un parecido con la de San Pedro, en Roma da la interior una sensación de luz y espacio, en fuerte contraste con el exrterior enegrecido. El Berlín-Museo está en el interior de una mansión barroca que fue el Tribunal. Fue fundado por iniciativa poco después de la construcción del muro. Presenta una narración impresionista de la vida cotidiana en Berlín desde el siglo XVIII mediante el uso de cuadros, retratos, mapas, maquetas, juguetes y muebles. A la izquierda del salón de la entrada hay una maqueta de madera de la ciudad en 1688, en que Berlín era una ciudad majestuosa con aire provincial. Varias salas del primer piso has sido amuebladas y decoradas con estilos de la época, Hay también una colección d ejuguetes y casas de munñecas, un regimiento de soldaditos de estaño. La galería de porcelanas de la planta baja incluye jarrones y figurillas de la Fabrica Real de Porcelana. Antes de abandonar el museo, me detengo en la Weissbiertsube donde sirven arenques en escabeche y cerveza blanca con un decorado de época. El Blockhouse es una cabaña de madera en un bosque de pinos, como un retiro para Federico Guillermo III. Hoy el Blockhaus es un restaurante popular con vistas sobre el Havel. Una vez que he disfrutado de las vistas, sigo por la ladera y a corta distancia está la 13


GUIA DE VIAJE

iglesia de los santos pedro y pablo que fue modelada como la cabaña rusa original. Después de visitar los mueseos Dahlem, doy un paseo por el Botaniccher Garten. Actualmente es una de las colecciones más grandes del mundo, con 18,000 tipos de plantas y flores. Situados en terrenos ajardinados y bosques de hayas. Hay invernaderos Art Nouveau donde crecen orquídeas, palmeras, helechos, cactus y otra flora exótica, contra un fondod e estanques de lirios y cascadas. Me detengo en el café situado cerca de la salida de Unter den Eichen. La Puerta de Branderburgo fue construida donde hubo una barrera de cobro de aranceles, en el extremo occidental de la ciudad. Durante mas de 200 años la suerte de la Puerta de Branderburgo ha estado inseparablemente unida con el pueblo alemán, en estilo neoclásico fue diseñada para ser una Puerta de la Paz, cuatro años mas tarde le fue agregado la dios Victoria conduciendo su cuadriga. Cuando la unificación de Alemania, hecha con sangre y hierro el Keiser y sus generales desfilaron triunfantes, a través de la puerta. Cincuenta años más tarde, al final de la Primera Guerra el nieto del Káiser tendría que pasar por ese mismo arco camino al exilio dando por terminado el gobierno de 500 años de los Hohenzollern. Años mas tarde los Nazis desfilaban a través de la puerta bajo la luz de las antorchas en conmemoración del tercer Reich que gobernaría el mundo en los próximos mil años. Durante la guerra fría la Puerta era el símbolo de la división alemana. Atraviezo la plaza enfrente a la Puerta de Brandeburgo para continuar luego por la avenida Unter den Linden en dirección de la Columna de la Victoria. Siegessaule, la Columna de la Victoria, el punto radial de cinco avenidas rodeadas por el Tergarten, erigida para conmemorar el éxito prusiano en las garras de unificación contra Dinamarca, Austria y Francia, sobre un pedestal de granito rojo ornamentado con cañones capturados y coronado por la estatua de la Victoria.

14


BERLIN

Los ríos son la sangre vital ce todas las ciudades y Berlín no es la excepción. De movimiento lento y a veces casi torpe, las arterias del río Spree muestran su inclinación a mezclar barro y sedimentos, a la vista de lo cual del río es una fuente de prosperidad. El Spree siempre ha tenido la ventaja de estar situado en la confluencia de las grandes rutas comerciales, lo que le permitió a Berlín formar parte del más poderoso sistema mercantil de la Edad Media con la liga Hanseática. Siglos después con la revolución industrial se construyeron represas pesqueras, esclusas y canales para enderezar el cauce y así satisfacer el creciente volumen del tráfico de barcazas transportando cantidades de carbón, materiales de construcción, hierro, acero y petróleo. El Spree nunca dejará de ser lo que ha sido siempre, un río puesto a trabajar Hay mas de 15 puentes que salvan el Río Spree. El Gertraudenbruke, llamado Gertraud por la santa patrona de los pobres y los viajeros y favorita de los pescadores. Ratas de agua hechas de bronce decoran la base de la estatua de Gertraud. El Jungfernbruke, el puente levadizo descansa sobre un par de fuertes arcos de piedra. Las muchachas hugonontes vendían aquí sus artículos de seda y encaje. El Lessingbruke, el elegante puente de hierro que cruza el recodo del Spree al norte del Tiegarten, los cuatro muelles de piedra arenisca roja están decorados con escenas del dramaturgo Gotthold Ephraim Lessing. El Moabiter Bruke, las farolas y los cuatro osos que son el símbolo de Berlín adornan el parapeto. Miltke Brucke, el espíritu del puente, águilas prusianas espléndidamente belicosas hacen guardia sobre los trofeos de guerra, mientras querubines marcialmente vestidos portan espadas, tambores y trompetas y el puente mas conocido de Berlín es el Scholossbrucke o Puente Palacio, mezcla de hierro y piedra, con estatuas de mármol representando a los dioses griegos que fue rebautizado por el humor de los berlineses como el Puente de los Muñecos. Los comunistas lo bautizaron como el Puente Marx y Engels. 15


GUIA DE VIAJE

Hay más de 15 puentes que salvan el río Spree. El Gertraudenbrucke cruza la Fisher-insel, cerca del punto donde se fundaron Berlin y el asentamiento gemelo de Colln. Se llama asi por la santa patrona de los viajeros y peregrinos y favorita entre los pesacadores. Las ratas de agua hechas de bronce, decoran la base de la estatua de Gertraud. Un poco más al norte del Getrauden-brucke, el Junngfernbrucke es el íltimo de lo que antes fueron nueve puentes levadizos que salvaban el río. El punte levadizo está intacto, descansa sobre un par de fuertes arcos de piedra. Las muchachas hugonotes vendían aquí sus artículos de seda y encaje. El puente de hierro que cruza el recodo del río Spree, al norte del Tiergarten, recibe el nombre del dramturgo alemán Lessing y los cuatro muelles de piedra arenisca roja que completan el diseño están decorados con una serie de escenas de sus obras. El siguiente puente en Bellevue Ufer es el Moabiter Brucke que se mezcla con los almacenes industriales. Sus razgos más destacados son las farolas que sirven para decorar el parapeto y los cuatro osos, el oso es el símbolo de Berlín. Le Moltke Brucke se levanta en la Kronprinzen-Ufer, entre el Kongresshalle y el Reichstag. Recibe el nombre del mariscal de campo, héroe de las tres guerras, contra Dinamarca, Austria y Francia que produjeron la unificación alemana. El espítitu del puentes es triunfante: aguilas prusianas espléndidamente belicosas hacen guardia sobre los trofeos de guerra, mientras que querubines marcialmente vestidos portan espadas, trompetas y tambores decoran las bases de las farolas de hierro. El Monbijou Brucke conmemora un palacio para la viuda de Federico Guillermo III. El palacio ocupó el lugar del cercano parque. El sencillo puente ofrece exquisitas vistas del Bode-Museum, que es indiscutiblemente el mas elegante museo de los edificios de la isla de los Museos. Isla de los Museos: declarada Monumento de la Humanidad por la UNESCO en 1999. Un conjunto único de museos; en las colecciones se aprecia la impronta de Wilhelm von 16


BERLIN

Bode (1845-1929): Museo de Pérgamo, Museo Bode, Museo Antiguo, Antigua Galería Nacional, Museo Nuevo. El Museumsinsel, la Isla Museo se concibió para que el ciudadano educado pudiera reflexionar sobre los logros artísticos del pasado clásico. El Museo Británico de Londres data del mismo periodo que el de Louvre y Napoleón ya había exibido el fruto del saqueo de sus conquistas. El museo fue concebido para albergar la colección de antiguedades de la familia real Prusiana. Se drenó parte del río Spree y se construyó con una fachada de templo clásico. Estimulados por la misión civilizadora de Alemania, los arqueologos efectuaron excavaciones en Troya, Olimpia, Pergamo y Babilonia. Cuando los países anfitriones prohibieron la exportación de antiguedades, los alemanes ya habían asegurado un estupendo botín. Wilheim Von Bode abandonó una carrera de derecho para convertirse en un experto mundial en el arte del renacimiento. Empezó a coleccionar en nombre del gobierno alemán muy por delante de el Metropolitan de Nueva York. El resultado fue una colección de maestros adquirida antes de que los presios se dispararan por las nubes. Bode supo recaudar fondos con habilidad, a los propietarios los anumaba a donar pinturas ofreciéndoles una presentación personal ante el káiser. Muchos de los tesoros de la Isla de Museo, fueron saqueados por las fuerzas soviéticas de ocupación y llevados a Moscú y otros terminaron en manos de los aliados y se encuentran actualmente den Dahlem y en Charlottenburg. Existen algunos planes para fusuinar estas colecciones con las existentes en la Isla Museo pero la logística es formidable y la situación quedará resuelta en los próximos años. Al acercarme por el espacio bordeado de árboles del Lugarten ceo un homenaje a la aruitectura clásica. El Altes Museum es una de las obras maestras de Schinkel, la Atenas junto al Spree. La fachada de 87 metros de longitud tiene 18 columnas jónicas que sostienen una entabladura corona17


GUIA DE VIAJE

da con ángles imperiales y una inscripción en letras de oro al káiser Federico Guillermo III. En el corazón del edificio hay una rotonda inspirada por el Panteón de Roma. Las estatuas que rodean a los visitantes entre las columnas de la planta baja, mientras que la luz natural entra por el techo para revelar el artesonado de la cúpula. El museo se utiliza para exposiciones temporales. El Bode Museum está rodeado por el río Spree en tres de sus lados. Su diseño neobarroco rompe el convencionalismo clásico de los otros edificios de la isla. El interior es muy espactacular, con majestuosas escaleras, balaustradas y columnas de marmol. En la planta baja hay esculturas de piedra salvadas de las ruinas a finales de la guerra. Tambien se encuentran tallas medievales en madera. La colección del Extremo Oriente contien obras de China, Japón y Corea. La colección Egipcia contiene una serie de sarcófagos y estatuas. En el primer piso hay una colección de monedas, arte cristiano y bizantino primitivo, la galería de Pintura con obras alemanas y flamencas. La Nationalgalerie en estilo neoclásico se creó para mostrar el arte alemán contemporaneo. La mayoría de sus obras están dispersas en colecciones privadas. El Neusus Museum, que es otro edificio neoclásico diseñado para la colección Egipcia. La idea original era que sus contenidos armonizaran con el contenido de las salas para crear un a obra de arte total. Más adelante está el Museo Pérgamo que es un repaso del arte y la arquitectura del mundo antiguo, desde Babilonia, pasando por Sumeria, Asiria y Mesopotamia, hasta Grecia y Roma. Al cruzar el vetíbulo, entro a la sal numero I donde está el impresionante altar: Más Grande que la Vida. Es un verdadero festín para la vista que da nombre al museo. Este altar estaba en Pérgamo, Bergama que es la costa occidental de la turquía moderna y fue uno de los centros más importantes del mundo helenístico. Buena parte de la historia de Pérgamo se halla envuelta en la oscuridad, pero se sabe que en el año 106 A C, derrotó a sus enemigos dálatas después 18


BERLIN

de una guerra prolongada. Esta victoria se conmemoró en el friso encargado por el rey Eumenes II: la batalla de los dioses y los gigantes que puede verse en la sala. Con sus 120 metros, es la banda de friso continúo mas grande con excepción del Partenón en Atenas. Una maqueta de la Acrópolis de Pérgamo sitúa el altar en su contexto original de templos, biblioteca, palacios reales y teatro. El altar fue descrito por el autor romano Lucius Ampelius, como una maravilla del mundo. La sala II, contiene estraordinarias piezas de la arquitectura hwelenística, incluído un pórtico del templo de Atenea, en Pérgamo. La sala II, en el otro lado del Altar, contiene la reconstrucción de la puerta de la plaza del mercado de Mileto, en Turquóa occidental. Construída po r el emperador adriano. En el siglo VI DC el emperador justiniano incorporó la puerta al muro de la ciudad. De una puerta se pasa a otra: la Puerta de Ishtar, de Babilonia. Nabucodonossor II que la encargó, predijo que la humanidad entera contemplará con asombro. Fue contruída 600 años AC y está dedicada a Adad, dios de la Atmósfera cuyo símbolo era el toro y a Marduk, patrono de la ciudad, representado por dragones. Ishtar, de quien recibe el nombre la puerta, era la diosa de la guerra y su símbolo es el león. Esta puera reconstruida aqui es solo una sección, la gente entraba por aqui, una de las siete puertas de las dobles fortificaciones amuralladas de la ciudad, que había tenido que pasar por un pórtico de 48 metros de espesor. El camino prosecional, también reconstruído en el museo, tenía orifinalmente 20 metros de ancho y 250 de largo. Las salas que parten del camino procesional forman parte del departamento de Oriente medio e incluyen vasijas de piedra y figurillas de animales de Sumeria, un cetro de babilonia, tablillas cuneiformes de Asiria, relieves de piedra vidriada de Persi y artefactos de las excavaciones de Megido y Jericó. Desde la sala II se camina hacia una maravillosa colección de estatuas griegas y romanas, las más preciosas de las cuales son los originales griegos que incluyen la 19


GUIA DE VIAJE

máscara incompleta de Maratón. Entre las famosas piezas romanas destaca el famoso busto de berlín del emperador de Caracalla. En el segundo piso está el departamento de Arte Islámico que cuenta con el segmento de un muro del palacio de Mshata, una fortaleza del desierto de los califas de la dinastía Omeya. Más adelante el Schlossbrucke que es el puente más conocido de Berlín. Se levanta entre el antiguo Scholoss y el Lustgarten y permite contemplar el inconfundible Merliner Dom y la Zeughaus. La mezcla de hierro y piedra sun un logro de la ingeniería, rematado por las estatuas de marmol de los dioses griegos. Conocido como el Puppen-brucke, puente de los muñecos. La Deutcher-Dom se halla situada en el lado sur del gendarmenmarckt y complementa a su gemela francesa la Franzosischer Dom situada enfrente. El arquitecto de la cúpula alargada fue descrita por Federico el Grande como un asno antes de que se desmoronara Otro arquitecto fue contratado para enmendar la construcción. Actualmente se utiliza para exposiciones temporales. Mas adelante esta el Dorotheenstadtischer Friedhof que es el viejo cementerio para las tumbas de los berlineses distinguidos. Un mapa situado a la entrada señala la ubicación de las tumbas celebres. La Ephraim Palais, es una mansión rococó esquisitamente restaurada con sus balcones dorados y figuras esculpidas de querubines construida para el banquero y joyero de la corte de federico el grande, El origen judío del propietario original fue suficiente para convertirlo en blanco de los nazis, que deseaban ampliar la calle adyacente. La reconstrucción conserva la fachada de Dietrichs y en el primer piso el museo muestra mapas y pinturas. El restaurante de la planta baja se especializa en comida alemana. El Europa Venter, es un lujosos centro comercial identificable por la estrella de tres puntas de la mercedes Benz en lo alto de la torre. Se inauguró como escaparate del milago económico aleman occidental. En su interior mas de cien 20


BERLIN

tiendas, cines , teatros, restaurantes, casinos, clubes nocturnos. Es notable tambien por las esculturas modernas, la mas intrigante es el reloj del tiempo que fluye. El lugar estuvo ocupado por el legendario Romanische café, lugar de encuentro de artistas y personajes célebres en los años veintes. Desde lo alto del edificio se contemplan buenas vistas de la parte occidental de la ciudad. La inmensa torre de televisión, con su globo y antena de rayas rojas, es una de las características de Merlín. Con una altura de 362 metros es más alta que la torre eiffel y las vistas son espectaculares. Hay dos puntos de observación en el Fernsehturm: la plataforma panorámica del piso superior y el Tele-café, más abajo. Iglesia conmemorativa del Emperador Guillermo: construída a finales del siglo XIX y destruida en 1943. Junto a las ruinas se construyó una iglesia moderna durante los años 1959-61. San Nicolás: es el edificio sacro más antiguo de Berlín; actualmente se encuentra una exposición permanente sobre la historia de Berlín Palacio de Charlottenburg: palacio de verano de SophieCharlotte, la esposa del posterior rey Federico I; concluido en la forma actual en 1790 Viejo Palacio del Congreso: Allí se puede ver “ostra embarazada”, construida en 1957 como contribución de Estados Unidos a la Exposición Internacional de Arquitectura; actualmente, es la “Casa de las culturas del mundo” Nueva Guardia: edificio construido por Schinkel en 181618, en forma de fortificación romana; desde 1969, monumento conmemorativo a las víctimas del fascismo y de la tiranía. Postdamer Platz: el nuevo centro de Berlín, con más de 120 comercios, 30 salas de cine, un gran teatro para musicales y muchos bares y cafés de diversos estilos. 21


GUIA DE VIAJE

Galería de pintura en el foro cultural: la galería de pintura, que volvió a abrirse al público en 1998, reúne las colecciones de los siglos XIII al XVIII (más de 2700 cuadros), que estuvieron separadas durante muchos años Estación de Hamburgo: la estación terminal, remodelada y ampliada por Kleinhues en 1990-1995, alberga una colección de obras de arte contemporáneo en unos 10.000 m² de superficie de exposición. Museo Judío: inaugurado el 9 de septiembre de 2001, en el edificio de Libeskind en la Lindenstrasse, con una exposición permanente sobre la historia judía desde los primeros testimos (aprox. 800 d.Chr.) hasta hoy en día. Volkspark Friedrichshain se localiza en Berlín oriental, en el distrito de Friedrichshain adyacente al distrito de Prenzlauer Berg. La frontera del parque es formada por las calles Danziger Strade, Es Friedrichshain, Friedenstrade y Landsberger Allee. Esto es un parque de uso múltiples donde es probable ver a jóvenes y viejos tomando un paseo. Hay también varias áreas de juego para niños. En el centro del parque se encuentra un árbol muy alto que ofrece una panorámica excelente de la ciudad. Se llega a él por un sendero ancho con forma de rastro de un caracol. Aquí también hay un anfiteatro, una piscina pública grande para nadar en los meses del verano, y un arenero utilizado para jugar al voleibol de playa. Las atracciones adicionales incluyen una pequeña laguna y una pista de patinaje en línea. Volkspark Humboldthain se localiza en el distrito de la Boda. El parque tiene una subida en el sur y otra en norte con un valle en el medio. Aquí se puede merendar y dis22


BERLIN

frutar de la piscina pública al aire libre. Lo interesante de esta parque es la depósito de carbón de la segunda Guerra mundial en la orilla septentrional. Este es un punto de mirador excelent, especialmente al norte. Un monumento a la reunificación alemana reside en la cima. Los Jardines Botánicos ofrecen un paisaje atractivo lleno de flores y plantas de todo tipo. Más de 18000 especies de plantas crecen entre los invernaderos y parques del predio. Los Jardines ofrecen un programa musical nocturno todos los viernes de junio a agosto. Estos conciertos al aire libre son una alternativa refrescante y muy relajante. En caso de la lluvia, los conciertos se trasladan a uno de los invernaderos -una experiencia agradable y diferente- donde se conjugan la música, el verdor tropical y el tamborileo de la lluvia en el vidrio. El Zoologischer Garten, que se completó en 1841, es el zoo más viejo de Alemania, además de ser uno de los más grandes del mundo. En la segunda guerra quedó arrasado por las bombas, y luego de la extensa reconstrucción y restauración fue creciendo hasta tener hoy a unos 14000 residentes que representan 4000 especies de todos los puntos del globo. Berlín vuelve a estar en pleno auge. Se siente palpitar la vida en las avenidas, en los mercados de arte y en los mercadillos, en 300 establecimientos de moda y en sus 7.000 bares y restaurantes, abiertos a todas horas. Berlín está en pleno movimiento, y no sólo en el Love Parade. Cada distrito muestra otra faceta de la ciudad. Durante el día hay mucha arquitectura nueva e histórica para ver. Por todas partes del centro nuevo, los centros comerciales y boutiques a la moda invitan a explorar. Por la tarde se puede escoger entre teatros, conciertos en vivo, y después se puede bailar hasta el alba en los clubes más altenativos de la ciudad.

23


GUIA DE VIAJE

Desde la Reunificación en 1990, Berlín ha experimentado un proceso de redefinición y cambios continuos. La identidad restaurada como la capital de nación ha sido una fuerza que maneja en ambos diseño urbano y diversidad cultural. El punto de reunión para las salidas nocturnas es “Strade D 17 Juni” en el Brandenburger Tor a las 7 de la tarde como horario ideal. Cuatro rutas diferentes se planean en la rotación. La diversidad cultural es multifacética: los clubes y las barras elegantes alrededor de Hackescher Markt y Oranienburger Strade, cafés y restaurantes cómodos en Prenzlauer Berg, bares vocingleros en Kreuzberg Oranienstrade o la zona nueva del partido Simon Dach Strade en Friedrichshain. También se pueden encontrar excelentes cibercafés que según los horarios tienen diferentes ondas y estilos. Sin embargo, lo mejor es salir a buscar los clubes nocturnos del sector oriental, donde está toda la movida under. Allí se reúnen artistas y gente de todas las etnias y estilos. En estos lugares la gente es más abierta y divertida. En la Punta de Radeberger, el banquete del Funeral en este Chalet Suizo al principio ofrece un banquete de funeral de cuatro cursos-comida. Además allí será ofrecido un Asesinato para principiantes,con los sospechosos, las coartadas para el plato principal y un perpetrador para el postre. Todos los huéspedes son invitados a investigar como detectives ayudados por actores profesionales o para observar apenas el espectáculo. Por supuesto habrá todavía tiempo suficiente en gozar su comida. Eeste espectáculo se ofrece los miércoles a las 7.30 p.m. Admisión para el escalofriante, de cuatro cursos-comida y aperitivo € 57. En los últimos años la ciudad se ha vuelto una metrópoli significativa para el baile argentino. El baile del 2 X 4 goza una gran popularidad, y se celebra con disfraces y partidos así como entonces en el 30’s. 24


BERLIN

El cambio de la realidad: 1 de cada 7 berlineses es un extranjero lo que hace de la ciudad un espacio inevitablemente multicultural. El der de Karneval Kulturen es una celebración de la ciudad que celebra la diversidad étnica y su crecimiento sobre los pasados 3 años indican un cambio positivo de la cultura local. El segundo sábado de julio de cada año miles de amantes de la música electrónica se reúnen en la capital para disfrutar del Loveparade. Este festival que se inició en 1989 congrega hoy a los músicos de electrónica más destacados del planeta logrando una fiesta impresionante, llena de color y un ritmo frenético que deja a los danzantes exaustos luego de horas de baile sin cesar. El espectáculo está muy bien organizado, pero muchos se quejan de que ha perdido su espíritu de libertad, ya que las calles esos días se llenan de carteles con los auspiciantes y marcas que poco tienen que ver con la esencia del Loveparade. El Tempodrom presenta una gama de la música de un país diferente cada año. La idea detrás de Heimatklänge es presentar las bandas de un pais en particular. El resultado es la selección musical que procura de ir más allá de los estereopitos del género de la música del mundo. El Fuckparade comienza el mismo día que el Loveparade como una respuesta alternativa a este. Los danzantes que empezaron a cansarse del excesivamente comercializado Loveparade decidieron celebrar el día con la verdadera esencia del alma de Berlín, y así se creó este acontecimiento. Así poco a poco se fue poniendo más de moda que la alternativa sumamente convencional, llegando a desafiar a su rival comercial como el festival principal. El Fuckparade se define como “la demostración del derecho a festejar” pero las autoridades no lo entendieron así y el espectáculo fue prohibido. La falta de limpieza luego del festejo y el hecho de que nadie se hiciera cargo de esta fiesta hace difícil que 25


GUIA DE VIAJE

se vuelva a repetir, hasta tanto no estén dispuestos a limpiar los desechos de su fiesta. El Fete de la Musique es originario de Francia. Los berlineses lo tomaron y transformaron haciendo en el día más largo del año un festival alrededor de toda la ciudad con representaciones musicales de todo estilo y época. Un espectáculo para disfrutar con los oídos. Womex es la expo inmensa de la música de mundo que ha llegado a ser un acontecimiento anual que se da a finales de octubre. Womex trae una gama de bandas internacionales a escenarios notables, tales como la Casa de la Cultura de Mundo. El Jazz Fest Berlín tiene una historia larga y envidiable. Empezó en 1964 y - por lo menos para el resto de la década - logró presentar músicos muy interesantes. En sus años tempranos, se conectó de cerca con el difunto Joachim Ernst Berendt, que se supo a través de Alemania como el Jazz Papa. Berendt trajo múscios de Jazz de todos los rincones del globo y los puso en el escenario juntos.

26


BERLIN

27


Guia de Berlin