Issuu on Google+

  Señor  mío  Jesucristo  ante  tí  y  bajo  el  amparo  de  tu  Santa  Madré  María  Santísima,  hoy  me   consagro  de  nuevo  a  vuestros  Sagrados  Corazones  y  me  doy  por  entero;  me  ofrezco  como   alma  víctima,  para  con  mis  sufrimientos  sufragar  tantos  pecados  cometidos  por  mis   hermanos  los  hombres  y  restaurar  así  el  honor  que  merecen  vuestros  Sagrados  Corazones,   tomad  mi  ofrecimiento  con  benevolencia  y  amor,  pero  vosotros  otorgadme  entereza  y   fuerza  para  soportar  los  sufrimientos  que  me  otorgueis  y  aumentar  fielmente  mi  Fé  y   fortaleza  ante  las  asechanzas  y  ataques  del  enemigo  jurado  de  la  humanidad.  Me  ofrezco   por  entero  a  vosotros,  hacedme  digno  de  tal  honor,  Amén.  


almaVictima