Page 1


El amor tambiĂŠn es una ciencia


El amor tambiĂŠn es una ciencia J.J.Junieles

2011


JUNIELES ACOSTA, John Jairo, 1a. ed. El amor también es una ciencia. Cartagena de Indias (Colombia), Ediciones Pluma de Mompox S.A.- 2011 186 p.; 14 x 21,5 cms. ISBN de la colección: 978-958-8375-16-8 ISBN: 978-958-8375-16-8 I. El amor también es una ciencia I. Título CDD 800/808543

El amor también es una ciencia J. J. Junieles © 2011 J. J. Junieles © 2011 Ediciones Pluma de Mompox S.A. Centro, Matuna, Edificio García Of. 302,

Tel. 5-664 7042 57-313-535 6577 www.plumademompox.com info@plumademompox.com Cartagena de Indias - Colombia

Primera edición en la colección VOCES DEL FUEGO: abril de 2011 ISBN de la colección: 978-958-8375-16-8 ISBN de la obra: 978-958-8375-16-8 Director Editorial Carlos Alfonso Melo Fajardo Director de Contenido John Jairo Junieles Acosta Asistente de Contenido Jesús Esquivia Noth Diseño de la colección Carlos Alfonso Melo Fajardo Fotografías Portada: Jean Paul Zapata, Dynamo Inc. E-mail: contactosacro@hotmail.com Autor: Impreso por ELB S. en C. Impreso en Colombia - Printed in Colombia Queda hecho el depósito de Ley. Ninguna parte de esta publicación, incluido el diseño de la cubierta, puede ser reproducida, almacenada o transmitida en manera alguna, ni por ningún medio, ya sea electrónico, químico, mecánico, óptico de grabación o de copia, sin el permiso de los propietarios del Copyright. 2011


Dios no hizo un solo acto sin una causa, ni un coraz贸n sin un prop贸sito, nuestra deducci贸n es prematura, nuestras premisas las culpables.

Emily Dickinson


Ă?ndice


[ 10 ]

El amor tambiĂŠn es una ciencia


J.J.Junieles

[ 11 ]


[ 12 ]

El amor tambiĂŠn es una ciencia


J.J.Junieles

[ 13 ]

ELLAS CUENTAN MENOS Panorama del minicuento colombiano escrito por mujeres

Leidy Bibiana Bernal


[ 14 ]

El amor también es una ciencia

A María Nubia Bernal, mi madre, principio de mi libertad. A Umberto Senegal, mi cómplice existencial, quien ha hecho de mi libertad un principio. A…


J.J.Junieles

[ 15 ]

DOS GÉNEROS Y UN PANORAMA Seductora como ellas, la minificción en Colombia cuenta con significativa nómina de cultoras de heterogéneas condiciones cronológicas y literarias, que ha cedido a sus encantos. Autoras de amplia trayectoria y noveles narradoras asumen la escritura del género con plena conciencia de los elementos que lo definen. En la bibliografía nacional no abundan libros de microrrelatos escritos por mujeres. En la mayoría de casos, los minicuentos se mimetizan entre sus narraciones de mayor extensión. Pese a esto, dichos textos evidencian por el acertado manejo de recursos y consciente síntesis, la búsqueda y adopción deliberadas de tal formato. Frente a dicha realidad, tiene gran relevancia el trabajo de las escritoras Nana Rodríguez Romero, Carmen Cecilia Suárez y Maribel García Morales, con varios libros de minicuento publicados, consagradas a este desde la investigación y la escritura. Por su constancia, estas tres narradoras se encuentran entre los principales referentes femeninos de la minificción nacional. Con excepción de las escritoras mencionadas, las mujeres colombianas tienen exigua figuración en estudios y antologías nacionales e internacionales del minicuento. Tan escasa presencia de las escritoras de microrrelato no involucra sólo a Colombia. Esto es válido también para los demás países de habla hispana. Al respecto, la escritora argentina Clara Obligado, compiladora de Por favor, sea breve (2001), una de las antologías fundamentales del cuento hiperbreve en lengua castellana, refiriéndose a la misma, afirma:


[ 16 ]

El amor también es una ciencia

…quise que se recuperara textos escritos por mujeres, sumar sus temáticas si es verdad que estas son diferentes. En el género mínimo, tal vez más que en otros, su ausencia es notable. De hecho, muchas antologías de relatos (no sólo hiperbreves) están organizadas con textos escritos solamente por hombres, sin que esto pareciera señalar ninguna especificidad. En cambio, si están formadas por textos escritos solamente por mujeres, incluyen invariablemente el rótulo de «literatura femenina» o «relatos escritos por mujeres». Así, la «literatura masculina» se constituye en la literatura en general, y la escrita por mujeres resulta vista como minoritaria. Indudablemente hay que hacer un esfuerzo para que los libros tengan una presencia representativa de ambos géneros, pero vale la pena hacerlo. En el ámbito nacional, Guillermo Bustamente Zamudio y Harold Kremer, con su revista Ekuóreo y las antologías dedicadas al cuento corto, han recuperado y valorado algunas de esas voces femeninas dispersas. Por su parte, Rubén Darío Otálvaro, en su Antología del cuento corto del Caribe colombiano, rescata nombres e interesantes propuestas dentro de la minificción femenina, para la región y el país. Este panorama es otra opción para conocer y escuchar esas voces. Para descubrir en su oficio de la brevedad cuentística el sentir estético, político y sociológico que a través del minicuento, y su particular forma de entenderlo (si la hay), tienen tantas mujeres colombianas. Escritoras consagradas, docentes y estudiantes universitarias, asistentes a talleres literarios, finalistas y ganadoras de concursos departamentales, nacionales e internacionales de minicuento, son algunas características de las mujeres reunidas en este libro. Con cerca de 60 autoras, dos géneros –el minicuento y la mujer– y un panorama, verificamos que la minificción evoluciona en la escritura de las mujeres, quienes con una obra limitada en cantidad pero sólida y clara en su dinámica, contribuyen a consolidarla en los ámbitos colombiano y latinoamericano. La


J.J.Junieles

[ 17 ]

consigna “el siglo XXI será de la mujer”, recurrente en el discurso sobre la emancipación femenina, aplicada a la literatura, podría considerarse un equivalente del papel que, de acuerdo con el investigador mejicano Lauro Zavala, tiene tal forma narrativa: “La minificción es indudablemente la manifestación literaria más característica del siglo XXI”. ¿De qué manera asumen las narradoras colombianas la escritura de un género, tan nuevo y antiguo como el minicuento, producto de la experimentación literaria de vanguardia y al mismo tiempo presente en los orígenes de la literatura? Tal como ha evolucionado dicha categoría textual dentro de la literatura, el microrrelato también ha sufrido transformaciones ocasionadas por las búsquedas estéticas, estructurales y lingüísticas de las nuevas corrientes literarias. Los textos compilados, a pesar de dar fe de ello, en su mayor porcentaje se ubican dentro de la teoría clásica que Lauro Zavala, en su libro La minificción bajo el microscopio (2005), aplica al cuento ultracorto: A partir de este modelo estructural es posible reconocer las diferencias que existen entre el cuento clásico, el cuento moderno y el cuento posmoderno. Pero es posible también añadir un modelo para el reconocimiento de estrategias específicas del final en el cuento. Algunos ejemplos sobresalientes de minicuentos clásicos en este panorama son: El mamut, de Luz Alicia Calle Díaz; Todo es posible, de Lucy Fabiola Tello y Ratón Pérez, de Amparo Agudelo. Se destacan en esta muestra los textos de María Paz Ruiz Gil cuyo tono particular enriquece este trabajo. Un final ingenioso como cierre de una historia con personajes y situaciones definidas, es la constante de estas miniaturas narrativas. Como antítesis de dicha tendencia, entre otros, encontramos los microrrelatos: Casualidad, de Ángela Adriana Rengifo, Un pelo en la sopa, de Carolina Sanín, y And so she dreamed, de Gabriela Santa Arciniegas.


[ 18 ]

El amor también es una ciencia

Clásicas y modernas, Ellas cuentan menos porque eligieron un género del cual cada día se dice más. Y como “Menos es más”, no me extenderé, entonces, para que esta presentación diga menos y la protagonista, que es la minificción, diga más.

LEIDY BIBIANA BERNAL Centro de Investigación y difusión del Minicuento, Lauro Zavala

llas cuentan menos  

Este panorama del minicuento colombiano escrito por mujeres, es otra de las acciones que en Colombia, desde el Centro de Investigación y Dif...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you