Revista Repropres 165 - Noviembre / Diciembre 2021

Page 44

e

special impresión 3D

Promover una producción más resistente A medida que los fabricantes buscaban una diversificación del suministro y una producción más localizada tras la pandemia del COVID-19, la impresión 3D ofrecía una solución. No hay más que ver los innumerables centros de fabricación digital que se transformaron en centros de producción de EPI la pasada primavera. La impresión 3D permitió simplificar y reforzar al mismo tiempo las cadenas de suministro interrumpidas. Desde el primer momento del confinamiento, HP y su comunidad global de fabricantes digitales movilizaron sus equipos de impresión 3D, su tecnología, su experiencia y su capacidad de producción para el desarrollo de piezas críticas para combatir la pandemia de COVID-19 entregando piezas a hospitales de todo el mundo. De hecho, se llegó a abastecer a hospitales de todo el mundo con más de 5 millones de piezas. Como ejemplo, a través de su la última tecnología en impresión 3D HP Multi Jet Fusion, se comenzó a producir en serie una de las piezas clave del circuito respiratorio desarrollado por un grupo de profesionales sanitarios de Enfermería. Más de un año después, debemos dejar de pensar en estos cambios como soluciones rápidas y centrarnos en todo lo que ofrecen a largo plazo. La aceleración de la iteración, la velocidad de comercialización, la producción con menos recursos y la ampliación de la vida útil de los productos con piezas de repuesto bajo demanda: estas características no sólo definirán el futuro de la fabricación, sino que también trazarán un rumbo más sostenible para las generaciones venideras. La impresión 3D permite soluciones a corto y largo plazo capaces de responder casi al instante a los cambios del mercado. En un mundo cada vez más globalizado, esto supone una ventaja competitiva sin igual para las empresas, pero también para los clientes. Satisfacer la demanda de sostenibilidad y personalización de los consumidores A medida que la demanda de productos sostenibles se ha multiplicado, también REPROpres 44

lo ha hecho la presión sobre las empresas para que rompan los moldes establecidos. Según Deloitte, más de un tercio de los consumidores ha manifestado su interés por comprar productos personalizados. Entre ellos, el 20% está dispuesto a pagar un 20% más por esos productos. Afortunadamente, los bienes estandarizados y los personalizados pueden ser una misma cosa. Pero primero, los modelos actuales de la cadena de suministro que no fueron construidos para tiradas más cortas o para minimizar las necesidades de inventario y almacenamiento deben evolucionar. Aquí es donde las empresas deben adop-

tar la transformación en su forma de trabajar y de pensar. Las soluciones de la cadena de suministro que funcionaban hace décadas no funcionarán en un mundo en el que la impresión 3D ha hecho que la personalización de las piezas no sólo sea posible, sino también accesible. La industria del automóvil es un gran ejemplo. GM, BMW, Volkswagen, Jaguar Land Rover y otras empresas han dado grandes pasos para poner en práctica la fabricación digital. Al mismo tiempo, han permitido reducir el desperdicio de materiales y el consumo de energía, a la vez que se han obtenido más opciones de diseño.


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.