Revista Envasprés + Tecnobebidas 378 - Marzo / Abril 2021

Page 6

n

oticias

METTLER TOLEDO AMPLÍA su programa de inspección Tomando como base su iniciativa “Probar antes de invertir” presentada en 2020 y con el fin de tratar el aumento en el uso de envases de metal y vidrio en la industria alimentaria, METTLER TOLEDO ha ampliado su programa de inspección de comprobaciones de seguridad alimentaria. La inspección de productos de METTLER TOLEDO ha añadido dos nuevas líneas de inspección en su centro europeo de comprobaciones en Barcelona (España) para hacer frente al aumento en el uso de materiales de envasado de metal y vidrio en la industria alimentaria. El centro de comprobaciones ofrece servicios gratuitos de evaluación y valoración de productos a los fabricantes de alimentos para asegurar que empleen la tecnología de inspección adecuada para sus líneas de producción específicas. La ampliación del programa coincide con las tendencias de la industria del envasado que apuntan al aumento de los envases de vidrio en Europa, con una tasa combinada de crecimiento anual (CAGR, del inglés “compound annual growth rate”) esperada del 4,53 % de 2020 a 2025. Asimismo, se espera un crecimiento en el mercado de latas de metal, el cual se prevé que aumente a una tasa combinada de crecimiento anual del 2,6 % durante el mismo periodo. La sostenibilidad, la capacidad de reciclaje y la facilidad de transporte son solo algunos de los factores que contribuyen al aumento de los envases de metal y vidrio. Con el fin de replicar la inspección de productos envasados en metal y vidrio en busca de contaminantes físicos y defectos de envasado, entre las últimas tecnologías de inspección por rayos X añadidas al centro de comprobaciones de Barcelona se incluyen los sistemas X3730 y X3750. El sistema X3730 completa la detección de contaminantes y los controles de garantía de calidad adicionales de latas y envases de vidrio, mientras que la máquina de rayos X X3750 es la mejor para realizar la inspección completa de envases de vidrio a grandes velocidades de línea de hasta 1200 envases por minuto. “Esperamos que nuestras capacidades de inspección remota junto con la incorporación de las dos nuevas líneas de inspección permitan que aún más fabricantes que usan envases de metal y vidrio en toda Europa mejoren sus estándares de inspección y seguridad alimentaria”, afirmó Christine Gottschalk, responsable del centro de demostraciones y comprobaciones, división de inspección de productos de METTLER TOLEDO.

ENVASprés 6

En el futuro plan de METTLER TOLEDO para el crecimiento del centro de comprobaciones se incluye incorporar aún más líneas de inspección en el próximo año, entre las que figuran la inspección por visión para la verificación de etiquetas y la tecnología Product Data Check para la inspección de los datos del producto. Esto le permitirá al centro de Barcelona presentar toda la familia de productos de inspección de METTLER TOLEDO. Otros centros de comprobaciones de METTLER TOLEDO se encuentran en EE. UU., Malasia y China. Los fabricantes que usan el servicio reciben una evaluación individual de sus productos en la que se detallan la exactitud de la inspección, el rendimiento y la sensibilidad de detección de contaminantes que pueden alcanzar. Si es necesario, se puede asistir en persona al proceso de comprobación del producto, pero los centros de comprobación también pueden ofrecer comprobaciones remotas a países donde existen restricciones por COVID-19. Para las comprobaciones remotas, los fabricantes pueden enviar sus muestras de alimentos a los centros de comprobación para su evaluación. Después, los expertos en inspección de METTLER TOLEDO evalúan los requisitos y proporcionan un informe de comprobación completo en un periodo de cinco días tras la llegada de las muestras del producto. Conforme a las restricciones por COVID-19, los fabricantes pueden unirse al proceso de comprobación de forma remota a través de un enlace de vídeo desde cualquier parte del mundo en caso necesario, para proporcionar información y asegurar que se cumplan todos los requisitos específicos de la línea de producción.