Revista Envasprés + Tecnobebidas 378 - Marzo / Abril 2021

Page 15

pasa de la fase de fermentación a la de fermentación libre, “enseñando” efectivamente la tecnología para predecir cuándo está lista para la siguiente fase de producción. Del mismo modo, se ha empleado la inteligencia artificial (IA) para identificar los peligros en la leche o detectar los fallos de la maquinaria antes de que se produzcan. Todas estas aplicaciones ayudan a reducir al mínimo el tiempo de inactividad, a evitar los lotes estropeados y a aumentar la eficiencia operativa de la línea de producción. Conscientes de la mayor agilidad y eficiencia operativa que ofrece la digitalización, el 74% de las PYMES del sector ya han dado pasos para mejorar los procesos de producción mediante tecnologías digitales. Sin embargo, en tiempos de crisis, el apetito de inversión tiende a disminuir a medida que las empresas sienten la necesidad de centrarse en los rendimientos a corto plazo y en mantenerse a flote en lugar de buscar la modernización del equipo existente mediante inversiones a largo plazo. Dicho esto, los comentaristas sugieren que las empresas que siguen invirtiendo incluso en situaciones económicas difíciles suelen ir por delante de sus competidores, obteniendo una ventaja competitiva a largo plazo sobre sus homólogos. Esto significa que la pandemia y sus secuelas económicas han hecho que la importancia de invertir en nueva tecnología sea más importante, no menos. De hecho, los urgentes desafíos de la pandemia y sus efectos a largo plazo pueden incluso comprimir el plazo para invertir en un período más corto. En investigaciones anteriores de SFS se estimó que la ventana de oportunidad que queda para obtener una ventaja competitiva de la inversión en la digitalización está a 5-7 años de distancia. Después de este punto, los fabricantes que no hayan invertido pueden tener dificultades para ponerse al día. Es probable que esta estimación tenga que reducirse para tener en cuenta el impacto de la crisis. La adquisición de nuevas tecnologías a menudo requiere una inversión considerable que muchas empresas tendrán dificultades para cumplir sin apoyo externo. Para proporcionar a los fabricantes de alimentación y bebidas -grandes y pequeños- un camino financieramente sostenible a través del difícil entorno

actual, están surgiendo modelos de financiación inteligentes. La financiación inteligente, integrada como parte de la propuesta de valor general, será un factor clave para los proveedores de soluciones en toda la cadena de suministro de tecnología y maquinaria. La financiación inteligente para la transformación digital en la industria manufacturera tiende a provenir de financieras especializadas, donde el financiador entiende la tecnología, el sector, las aplicaciones y las presiones operativas. Utilizando este conocimiento, pueden crear y alinear estructuras de financiación centradas en el logro de resultados comerciales reconocibles y claramente identificados para el fabricante, mediante el acceso a la tecnología, los servicios y el asesoramiento adecuados. Alinear los pagos con los resultados comerciales es particularmente importante durante un período económico en el que todos los gastos tienen que proporcionar un vínculo excepcionalmente claro y tangible con los beneficios comerciales. La financiación inteligente de los proveedores hace que la transformación digital sea más sostenible desde el punto de vista finan-

ciero para los fabricantes de alimentación y bebidas, eliminando sus obstáculos a la inversión. El consenso entre los analistas mundiales es que es fundamental mantener la adopción de nuevas tecnologías incluso en tiempos de dificultades económicas. Los beneficios son evidentes: mayor agilidad, productividad, menor consumo de energía e incluso menores costos de mantenimiento de las existencias. La adopción de tecnologías de fábricas inteligentes puede situar a los fabricantes en una mejor posición para recuperarse de la crisis y reducir al mínimo el impacto de futuros cambios en el comportamiento de los consumidores. Es posible que las empresas de alimentos y bebidas prudentes estén pensando en aplazar las inversiones en función de las actuales perspectivas económicas, pero eso sería un error. A medida que la ventana de la ventaja competitiva de la inversión sigue disminuyendo, con la crisis estrechando este marco temporal, los fabricantes están recurriendo cada vez más a opciones de financiación integradas para acelerar su viaje hacia la digitalización. Siemens Financial Services España ENVASprés 15