__MAIN_TEXT__

Page 1


Auspician: Taller de Cultura Regional UBB Universidad del Bío Bío

Instituto O`Higginiano de Ñuble Instituto O`Higginiano de Chile

Patrocinan: CONSEJO REGIONAL

Municipalidad de Chillán

Municipalidad de Pinto

Ley de Donaciones Culturales

Municipalidad de San Carlos

Municipalidad de Coihueco

GOBIERNO DE CHILE

MINISTERIO DE VIVIENDA Y URBANISMO

Municipalidad de Bulnes

Municipalidad de San Ignacio

Municipalidad de Quillón

Municipalidad de Yungay

Registro N° 187752. Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI). Impreción 2009, circulación 2010.

Municipalidad de Pemuco


ARTES

Fidel Torres Hernando León, Un caminar poético al filo de lo fantástico y lo real Luis Guzmán Molina Quinchamalí hoy María Teresa Piña Ensamble, un proyecto vivo Carolina Parada Ñuble en La Pinacoteca de la Universidad de Concepción Felipe Ahumada Los Ángeles Negros Víctor Pinto Soto Centro Cultural y Artístico Copelec Rodrigo Pincheira Guitarra al hombro

Letras

Jaime Quezada Mistral en el Bío Bío René Louvel Verdugo Cavada, poeta de Los Copihues Edgar Perramon Recuerdos de Alfonso Lagos Villar Juan Pablo Garrido TV y cultura Santiago Araneda Ocupado Lector

Sociedad

Marco Aurelio Reyes Colonias extranjeras en Chillán Sergio Carrasco Delgado Concepción en la historia Boris Márquez Carlos Oliver, penquista mayor Osvaldo Cáceres Casa de O´Higgins en las Canteras José Luis Ysern 50 años de sacerdocio Carlos Gallegos Parra Un chillanejo en Isla de Pascua Alejandro Witker Cultura y turismo en Ñuble Clímaco Hermosilla Cañete: Patrimonio y turismo

Cartas de la Aldea

6 16 20 24 30 35 38

40 47 54 57 60

62 66 72 75 78 80 89 92

Carlos Grüebler Museo San José en Ranquil. Juan Ignacio Basterrica El Tren a Pemuco Lionel Yáñez Centro histórico cultural en Coihueco Jorge Boudon Pinto, una biblioteca con historia Sergio Zarzar Despedida del Tío Lalo Hugo Álamos Raúl González y Bulnes Lucía Rojas La partida de un patriarca. Víctor Manríquez Imágenes de San Carlos

96 100 104 106 108 110 112 114

Registro ¿Sabía usted que? Señales de identidad

118 122 123


° Taller de Cultura Regional, Universidad de Bío Bío ° Instituto O’Higginiano de Ñuble Director Alejandro Witker. Editor Fidel Torres. Investigador Santiago Araneda. Periodistas María T. Piña, Carolina Parada, Lucía Rojas,Felipe Ahumada, Miguel Lagos, Rodrigo Pincheira. Fotógrafos Paola Ruz, Águedo Torres. Diseño Patricio Contreras Parra. Productor Claudio Roa. Representante en Santiago Carlos Muñoz N. Secretaria Rosa Fuentealba

Asesores Arte

Ninón Jegó Araya Universidad del Bío Bío Elisa Alsina Universidad de Chile Antonio Landauro Universidad Finis Terrae Sandra Santander Pinacoteca Universidad de Concepción Osvaldo Cáceres Universidad ARCIS Roberto Contreras Vaccaro Universidad del Bío Bío Luis Guzmán Molina Universidad del Bío Bío Rodrigo Vera Manríquez Universidad de Chile

Letras

Gonzalo Rojas Poeta; Premio Nacional de Literatura. Andrés Gallardo Universidad de Concepción. Juan Pablo Garrido Instituto O’Higginiano de Ñuble. Carlos René Ibacache Corporación Cultural Ñuble 21. Juan G. Araya Universidad del Bío-Bío. Jaime Quezada Fundación Gabriela Místral.

Sociedad

Jorge Ibáñez Vergara Instituto O´Higginiano de Chile. Marco Aurelio Reyes Universidad del Bío Bío. Armando Cartes Montory Sociedad de Historia de Concepción. Sergio Carrasco Delgado Sociedad de Historia de Concepción. Alejandro Bancalari Universidad de Concepción Andrés Medina Universidad Católica de la Santísima Concepción. Cristián Leal Universidad del Bío- Bío. Clímaco Hermosilla Agrupación Cultural Artis, Cañete. Marcial Pedrero Leal Sociedad Histórica y Cultural, Bernardo O`Higgins. Tito Figueroa Instituto O´Higginiano de Ñuble. REPRESENTANTES EN ÑUBLE Audito Gávilan Chillán Viejo • Víctor Manríquez San Carlos • Patricio Astorga Bulnes Camilo Benavente Quillón • Jorge Boudon Pérez Pinto • María E. Díaz Yungay • Lionel Yañez Coihueco Luis Villegas Coelemu • Santiago Araneda Quirihue • Eugenio Lagos Mardones El Carmen Carlos Grüebler Ránquil • Carlos Muñoz M. San Nicolás • Marcial Pedrero Leal Ñiquén Iván Contreras San Fabián • Roque González Portezuelo Narciso Llanos Cobquecura • Fernando Salazar San Ignacio • Eduardo Gutierrez Pemuco


Nuestros Propósitos

E

l Taller de Cultura Regional de la UBB y el Instituto O’Higginiano de Ñuble se han asociado para realizar un gran proyecto Bicentenario de la República: la edición de una revista que procurará reflejar la creación y el pensamiento de los actores culturales de Ñuble y la Región. Se ha escogido el nombre de Quinchamalí por su carácter emblemático de nuestra tierra y se ha convocado a un selecto grupo de colaboradores y asesores bajo cuya responsabilidad intelectual se construirá cada entrega, gozando todos de la más amplia libertad para exponer sus investigaciones y puntos de vista. Quinchamalí será una revista dedicada a las artes, letras y sociedad. Una tribuna chillaneja abierta a Ñuble y la Región del Bío Bío. El proyecto partirá con tres números que circularán en marzo, junio y septiembre del 2010; de la recepción y apoyo que reciba dependerá su continuidad. La distribución será gratuita a cargo de las municipalidades, empresas y personas que aportarán al proyecto, a quienes agradecemos su generosa contribución. En torno a la aparición de cada número, nos proponemos realizar eventos culturales en las diversas comunas, para contribuir con su difusión y al fortalecimiento de la vida cultural. En cada comuna de Ñuble, habrá un representante que nos ayudará a descubrir vetas para investigar y difundir. Tenemos confianza en la suerte de este proyecto, el cual será una obra destinada a crecer, perdurar y perfeccionarse con la inteligencia y la voluntad de los mejores hijos de Ñuble y la Región.

Equipo Editorial


Autoretrato, tinta. 1989


“Cada Itaca es una utopía, Utopía creada en cientos de noches Y días de ostracismo. Una utopía necesaria: El tablón de naúfrago, La esperanza de un día de sol, El refugio en días de tormenta, La mano amable Y la sonrisa solidaria en época de peste. Eso y mucho más... pero sin énfasis No es Itaca el único fin, Ni el puerto intransferible. Cada tarea, cada hoja en blanco Es una pequeña Itaca.” H. León, 1993.


Hernando León Un caminar poético al filo de lo fantástico y lo real. Fidel Torres Pedreros Taller de Cultura Regional UBB

C

ada Itaca es una utopía, nos dice Hernando León, porque tal vez su propia utopía es su país visto en sus continuos viajes y en su memoria que lo traslada hasta su Yungay de la infancia. Allí están las respuestas a muchas de sus visiones como creador contemporáneo.Después de revisar algunos manuales de arte chileno contemporáneo, el lector atento observará que de manera sistemática se ha dejado fuera de los circuitos del arte chileno, la obra del pintor Hernando León, artista inserto desde sus inicios en la pintura chilena, ya sea como creador o maestro de generaciones de artistas. En su obra vemos una narratividad visual Entonces hablar de León es romper el cervolcada hacia las eternas preguntas de nuestra co de silencios y omisiones decretadas desde los identidad trazadas ya por el maestro Luis Oyarzún. escenarios oficiales. Según María Nieves Alonso, “completar el espectro de la artes plástica chilenas, requiere detenerse en la obra del pintor León, incorporando de una manera más visible su producción artística”, que en tres décadas se ha orientado a investigar diferentes soportes del arte contemporáneo. Es justamente en esa constante búsqueda que el pintor va profundizando su discursividad que da origen a una obra que le exige desde los inicios buscar el marco lingüístico adecuado para hablar del ser chileno, su historia e identidad. En el artista, la transgresión es la búsqueda de sentidos que provienen de la invocación de la memoria individual y colectiva de su país, de allí que su obra se levante con fuerza propia en la línea de Matta-Balmes-Núñez – León. Lo pendiente seria hacer de verdad una Investigación sobre los creadores que fueron expulsados de este campo plástico inmediatamente después del golpe de estado, esta búsqueda no ha sido realizada. Falta hace que se considere el valor de los que estando por muchos años no han estado en la perspectiva del canon oficial del arte chileno.

10 Quinchamalí

Entonces cada vuelta del pintor a su país tiene el sentido de visualizar una obra que está inscrita en el imaginario visual. Después de muchos años de ausencia el artista vuelve a su pueblo Yungay, donde pinta un mural en la escuela de su niñez titulado “Cartas para los niños de Yungay”. En los últimos años propone agregar a la construcción de la gran Biblioteca, una Sala de Arte con carácter de Museo Regional, un Patio de Esculturas y una Sala de Conciertos y Conferencias. Este edificio debería llevar en su frontis un gran mural del Ciclo Identidad, que el artista tiene ya en realización. Este nuevo espacio permitiría que los niños, jóvenes y la comunidad cuenten durante todo el año con actividades de relevancia cultural y artística. El proyecto está aprobado y financiado y pronto debería iniciarse la construcción del edificio. Hernando León nació en Yungay el 30 de septiembre de 1933. Realizó estudios de Arte y Pintura Mural en la Universidad de Chile. Una beca de postgrado le permitió continuar estudios


en Alemania desde 1958 a 1962, en la Academia Superior de Artes de Dresden. Para León, esta beca significó recorrer museos y ciudades de todo el centro de Europa, así como realizar sólidos estudios de gráfica, dibujo y anatomía artística. De él dijo el profesor y artista Hans-Theo Richter: “ A Hernando León le conocí como un joven talentoso y sensible, con quien pude discutir muy bien acerca de los problemas de nuestra época. Sus estudios de arte se desarrollaron en corto tiempo, de tal forma, que ya posee una excelente base para su obra futura. Un estilo personal, en base a la madurez humana que posee, continuará desarrollándose y surgirá de todo esto una auténtica libertad de creación artística en su obra”. En Dresden, se enamora de la estudiante de arte Margarita Pellegrin, alemana, a pesar del nombre y apellido. “Nos convertimos en una pareja multisanguínea: ella tiene antepasados alemanes e italianos, yo españoles e indígenas”, narra el pintor. Su vida iba a continuar con muchas idas y vueltas. Regresó a Chile a los 29 años para dedicarse a la docencia artística en Valdivia y luego en Antofagasta y Quito.

dro. En esa época se dedica principalmente a la docencia, a la investigación y a la pintura en la Universidad de Chile, sede Antofagasta. De esa experiencia nos dirá el pintor: “descubrimos este norte poderoso con sus puertos, sus muchas oficinas y pueblos mineros, valles casi extraviados y caseríos precordilleranos, se nos hizo evidente que hay una gran cantidad de formas, colores y de narraciones; de manera de ser, de moverse y de hablar que tenemos que ver, observar, registrar, reinventar y comunicar. Recuerdo que Mario Bahamondes soñaba y hablaba de la necesidad de crear un Museo del Hombre del Norte de Chile. Guillermo Deisler investigaba el sentido del color del hombre del norte. Lautaro Núñez investigaba, excavaba y aun excava en las arenas y en los valles de la precordillerana a la búsqueda del pasado de este habitante”. Branco Marinov, alumno y ayudante del pintor también recuerda esa época: “el aporte de Hernando consistió en su método exigente y riguroso que nos llevaba a buscar lo esencial a través del dibujo y su capacidad para integrar disciplinas diversas y ponerlas a disposición de los objetivos que se deseaban conseguir. Detrás de todo esto estaba la invitación a descubrir y valorar los bienes culturales que nos pertenecen por raíces y tradiciones”.

La familia aumentó en Antofagasta con El golpe militar rompe el proceso artístico la llegada de los hijos Juan, Ximena y Alejan- del país. Después de su exoneración de la uni-

Quinchamalí

11


versidad, como la de tantos otros chilenos, se marcha al Perú: “Con el exilio yo debí reorganizar consecuentemente mi vida, ¡y no fue fácil! Muchas cosas que para mí eran importantes y normales habían sido pisoteadas, borradas o se hicieron sospechosas, yo había sido obligado a abandonar mi país, un país en un estado de psicosis, un país sorprendido.” El exilio lo obligó a llegar nuevamente a Dresden, su Itaca de ida-por el momento. El pintor fue detenido tres semanas después de esa fecha. “Fue un día extraño, era el día del cumpleaños mío y de mí padre, queríamos salir de excursión, pero papá no volvió a casa, narra su hija Ximena. Recuperó la libertad un mes después y León partió a Perú”. El fin de la odisea llegó cuando se volvieron a asentar en Dresden, que iba a convertirse en el centro de sus vidas. “No me puedo imaginar vivir en Alemania o en otra ciudad”, agregó. “Nunca me interesó pintar de manera panfletaria, tampoco presentarme como una víctima de la dictadura”.

Durante sus años de exilio en Dresden Hernando desarrolló variadas tareas en distintos campos del arte, dirigió un seminario experimental para estudiantes de escenografía, pintura y arquitectura, en Finlandia realizó varias exposiciones e instalaciones y dirigió acciones de pintura mural en Kemi y Helsinki. Junto a esto una gran obra muralista en ciudades como Weimar, Bautzen, Schwerin, Dresden, entre otras. Además realizó escenografías para obras de teatro como Madre Coraje, de Bertold Brecht. La Flauta Mágica de Mozart. Sobre la obra de León en el periodo del exilio nos dice Gert Söder: “Los trabajos de León crecen en constante confrontación con el mundo, con el pasado y el presente, en el reconocimiento de su propia objetividad, de sus conocimientos y convicciones. El arte de León, globalizador y profundo en ideas, es un caminar poético al filo de lo fantástico y lo real. El proceso de búsqueda de la forma fluye en constante cambio, es un avance sin fin, y eso es para él práctica esencial de vida”.

Trashumar entre mundos, que en sus obras es lo real y mágico, es para León en su vida el ir A pesar que considera el golpe como uno y venir entre dos países: el Chile de los recuerdos de los tres acontecimientos más impactantes de y las visitas, y Alemania, lugar que tomó como su vida. Los otros dos fueron el terremoto de lugar de adopción después del exilio obligado. Chillán de 1939 y las catástrofes de las inundaCon la caída del régimen dictatorial y la ciones que sufrió Alemania en agosto del 2002, que arrasó su casa en Dresden y su casa- taller normalización de la vida democrática de Chile, en Pirna. En esta ciudad (Dresden) a orillas del Hernando León ha recobrado los lazos con su país río Elba, León retomó su labor artística y docente, natal y su Lar nostálgico. Esto lo hizo donar a la y desde hace más de una década trabaja en su Municipalidad de Chillán el Museo de la Gráfica taller de la vecina Pirna, como pintor, muralista y Contemporánea con más de 400 obras que permicineasta de animación. Como profesor de la Acaten contar con un enorme acervo cultural para demia Superior de Bellas Artes de Dresden, Su trabajo fue valorado enormemente por los estu- la ciudad. Estas obras donadas por el artista eran diantes, así como la libertad con que enseñaba, parte de su colección privada que generosamente y la búsqueda constante de respuestas a proble- entregó a la ciudad; de esta manera, una vez más, mas centrales del Arte. El teórico de arte alemán el Camino a Ítaca, nos trae de vuelta a este pintor y ministro de cultura Herbert Schirmer comenta: en busca de mitos y de personajes encantados. “él le daba tanta importancia al pasado indígena como al presente y León no caía en convenciones, La directora cinematográfica Heidrun Sünsus dos primeras pinturas que le conocí “Prisión derhauf, por encargo del Ministerio de Ciencia y Sicológica” y “Prisión Física” eran cuadros pin- Artes de Sajonia, Alemania, ha reunido los momentados como directa reacción al golpe militar y la tos más significativos de la vida de León en una instalación de la dictadura en Chile. León le enpelícula de 60 minutos titulada En Camino a Ítatregó a nuestra pintura una dimensión humana, muy consciente de los sucesos históricos. Todo ca, en la que muestra al artista como un nómada que ha pasado su vida entre Europa y Sudamérica. eso me fascinó y me impresionó”.

12 Quinchamalí


Zañartu, Venturelli,Antúnez, Matta,con un nivel parecido a los citados. León se sitúa en esa falange

Víctor M. Carvacho Santiago, 1991.


Mural , Facultad de Ingeniería U. Concepción 2009 Mural , Facultad de Ingeniería U. Concepción 2009


Yungay, Realidad y Mitos. Mural , Ă“leo sobre madera Yungay 2006


Quinchamalí Hoy Luis Guzmán Molina Universidad del Bío Bío

E

l presente trabajo pretende difundir, una vez más, la acción creadora de un poblado campesino chileno llamado Quinchamalí, ubicado en la Región del Bío Bío y específicamente en la provincia de Ñuble. Su identidad nacional e internacional ha sido alcanzada mediante la difusión de sus piezas de negra alfarería, las cuales están situadas en espacios como el Museo del Hombre de París, el Museo de Arte de Moscú y en estancias Vaticanas. En este estudio nos hemos fijado como principal objetivo investigar el testimonio alfarero desde su origen, sin duda, obedece por sus propiedades físicas, ornamentales y estéticas a los aportes matrices de influencias hispanas y nativas. El enfoque teórico para obtener, conocer y desarrollar los antecedentes de esta expresión artística comunitaria, elaborada en un mundo rural, en el cual el quehacer cerámico es eminentemente femenino; ha sido sugerido por dos disciplinas científicas, la folclorología y la etnoestética, además de la presencia fáctica de la antropología cultural en la confección de los objetos.

presentativos, de necesidades practico utilitarias, visiones antropomorfas de personajes comunes que son protagonistas transfigurados en esta expresión de arte vida, y desde luego, la figura zoomorfas de una fauna cerámica estéticamente singular y folclórica a la vez.

El producto antropológico cultural en estudio, patentiza una estructura expresiva y psicogenética singular, que se revitaliza por la presencia de una cosmovisión, la cual genera en sus autoras, instintivas y naturales capacidades creativas. Se conjugan en estas creaciones ancestrales y rudimentarias fundamentos técnicos más actualizados, y principios estético-geométricos vernacu Teniendo presente las opciones que esta rales. disciplina nos ofrece, hemos procedido a la búsqueda in-situ, del pensar, sentir, creer, ver y ha- En síntesis esto es Quinchamalí Hoy, un cer de estas mujeres que practican un singular poblado campesino de particular identidad, en arte de vivir en contacto directo con un entorno que se mezclan viejos oficios y sencillos modos natural constituido de paisajes, personajes, ani- de un arte de vivir codificados en representaciomales y cultivos domésticos. Este es el contexto nes cerámicas de vetusto y tradicional origen. ambiental en que surgen objetos cerámicos re-

18 Quinchamalí


He iniciado la escritura de este texto, bajo la mirada de una figura negra circular, ubicada en un rincón de mi taller. Es un Búho, y su diseño no es frecuente encontrarlo en la producción alfarera de Quinchamalí, decora esta pieza circular en su punto central, un sol de rayos blancos dibujados con trazos vegetales que configuran una flor. El contrapunto del blanco sobre el negro, contribuye quizás a iluminar el misterio que esta ave representa en nuestra mitología. Elevo la vista y en un estante vecino, me encuentro con tres figuras de barro de variadas formas y significado, ellas forman parte del repertorio acostumbrado en la localidad mencionada; Yunta de bueyes, Mateando la vieja, y Guitarrera sobre el caballo”. Son testimonios significativos que me acompañan en este primer paso orientado a difundir un conocimiento más exhaustivo pero breve del Quinchamalí actual. En otro punto de la pared, se sitúa un elefante de tamaño pequeño, el cual se ajusta al diseño tradicional. Volumen ovoidal, y blanco sobre el negro, todas estas figuras están aquí por

su belleza y por el efecto que en mí han despertado a través de su mágica propuesta temática. Octavio Paz, decía; “que las piezas de arte popular no nos conquistan únicamente por su utilidad, sino que viven en complicidad con nuestros sentidos”. La experiencia de escribir acerca de ello me permite rescatar el intento por descifrar algunos enigmas de origen estético, concitando con ello la presencia de las manos que las hicieron y pedir a esas manos que me hablen y que me ayuden a comprender los secretos de su obra. Es el vínculo que establezco como pintor y profesor de arte, señalando una vez más que las formas de producción artística, son obras de su tiempo y testimonios sociales, de mitos, creencias del aporte creativo, y de la incontable multiplicidad de factores que convergen en las formas estéticas de esta comunidad alfarera. De igual modo hemos comprobado que estos objetos de arte popular que permanentemente me acompañan, reflejan

QUINCHAMALÍ DONDE LA TIERRA HABLA Aquí vivo sintiendo de qué lado se nos mueve el aire. En la noche las estrellas nos llevan a los mundos soñados por Wells o marinetti. Al amanecer la única calle del pueblo está en silencio esperando que el arcángel nos venga a dar las bienaventuranzas

Jardín en Quinchamalí. Acuarela

Ramón Riquelme, Concepción 1933.

Quinchamalí

19


002 020

“las ranas, lechuzas, chunchos de extraña presencia, se incorporan a los nuevos diseños, como productos resultantes de la influencia comunicacional de la televisión, más los aportes que llegan desde otras culturas contribuyendo a la confección de diseños híbridos, en los cuales están representados temáticas animales, de jirafas, camellos y elefantes.”

el impreso de la huella digital del individuo, todas ellas en el caso singular de Quinchamalí, “han sido hechas con las manos de mujeres artesanas, que repiten como espejos los gestos de otras manos de madres, tías, abuelas o bisabuelas, indicando nuevamente, que en la mano artesanal hay muchas manos, y además de las manos del pasado, están con frecuencia las manos de una comunidad que al hacer cosas similares engendran en las obras una forma de expectativa, un espíritu común, lo cual anima esta materia de barro”. Diremos finalmente que sus creaciones, son testimonios de sus tradiciones ancestrales, que se reinventan cada día, por esos nos hablan de nuestro pasado y nuestro presente, y al hacerlo nos recuerdan quiénes somos y en qué lugar vivimos, la labor artesanal no es sólo una habilidad innata, una técnica o una destreza adquirida, es también un trabajo aprendido. Pero a la vez obedece a una necesidad profunda de crear y no se trata sólo de ganarse la vida, sino además es una actividad que da sentido a la vida. Articulando el vinculo entre estética, artesanía y cerámica creo necesario mencionar la

20 Quinchamalí

convergencia que se establece entre “la obra artística de un autor comunitario, y cuyo mensaje es preferentemente para un destinatario público, colectivo, diversificado en este mundo de consumistas globales,” afirma Néstor Garcia Canclini. A partir de este fenómeno, la correlación que se establece entre antropología cultural, folclore, historia y estética, nos induce a evaluar la apertura universal para comprender y defender esta producción artesanal, “como una visión de mujer y mundo”, la cual recibe también las influencias ideadas por las culturas que hoy pueblan el planeta. Las que por fortuna, aún no han contribuido a que se pierdan, el espíritu ni el saber de la vivencia traducidos através del carácter y del significado de la memoria colectiva, y de la expresividad inédita en esta manifestación de plástica folclórica. LA TEMÁTICA ALFARERA ACTUAL De la temática alfarera en Quinchamalí quedan como evidencia la mezcla y entremezcla de lo hispano, de lo araucano, de lo campesino chileno y también del mundo actual. Esta variante que persiste se traduce en la confección de


002 021

una variada y funcional vajilla de cocina de objetos domésticos como ollas, platos, jarros, botellas, copas, mates y teteras que constituyen esta variada producción utilitaria y funcional. Luego identificamos figuras representativas, como por ejemplo la guitarrera, jinetes, chanchos alcancías, cabras, pavos, aves, etc. Lo cual constituye el repertorio que no sólo presta servicios sino que además satisfacen la vista y el gusto. Otro ejemplo de esta manifestación son las miniaturas que pueden considerarse como piezas de juguetería,

pues el tamaño como las formas de ellas, pueblan el ámbito mágico y natural del lugar, y como lo dice don Oreste Plath, “las ranas, lechuzas, chunchos de extraña presencia, se incorporan a los nuevos diseños, como productos resultantes de la influencia comunicacional de la televisión, más los aportes que llegan desde otras culturas contribuyendo a la confección de diseños híbridos, en los cuales están representados temáticas animales, de jirafas, camellos y elefantes.”

...han sido hechas con las manos de mujeres artesanas, que repiten como espejos los gestos de otras manos de madres, tías, abuelas o bisabuelas, indicando nuevamente, que en la mano artesanal hay muchas manos.

Quinchamalí

21


Ñuble en Pinacoteca de la Universidad de Concepción

Numerosos artistas de nuestra tierra forman parte de la principal colección de pintura chilena. La lista es larga y una rigurosa investigación podría llenar el vacío informativo de quienes han contribuido a engrandecer el corazón del arte regional.

Carolina Parada Gavilán Giro Estratégico Comunicaciones

N

o cabe duda. La más importante colección chilena de pintura tiene su sede aquí en la Región, donde miles de cuadros de artistas nacionales de todos los tiempos tienen su espacio en un edificio emblemático, que representa además una de las postales más bellas del Bío Bío: la Pinacoteca de la Universidad de Concepción. Fundada por el pintor y maestro Tole Peralta (1958), su creador también fijó el rumbo a este museo al definirlo como “un centro de enseñanza objetiva y viva, directa, desde las obras de arte. Esto es necesario, de lo contrario un museo no es más que un cementerio de obras muertas.” Construida tras el terremoto del '60, sobre los cimientos de la destruida Escuela Dental, la Pinacoteca reúne obras destacadas desde la Colonia hasta nuestros días. Junto a esta valiosa colección es su inmenso mural Presencia de América Latina, el que la ha transformado en símbolo del patrimonio artístico nacional y visita obligada para viajeros nacionales y extranjeros que pisan la región. Tal como señala Albino Echeverrría, figura estrechamente ligada a la Pinacoteca y uno de los pintores que participó en la realización del mural, esta obra encierra no sólo una profunda reflexión sobre Latinoamérica. Representa, también, una tradición de colaboración entre Chile y México, país que lo donó y cuna de su autor, Jorge González Camarena (1908-1980).

nal, lo que ha logrado en gran parte gracias a la generosidad de artistas que han hecho valiosas donaciones de sus obras. TANAGRA: EL SEMILLERO La lista de los hijos de Ñuble en la Pinacoteca es larga y lamentablemente no existe un estudio riguroso que dé cuenta de la total presencia de la tierra de héroes y artistas. “Puede que se me escapen unos cuantos”, dice Albino Echeverría antes de echar mano a su privilegiada memoria para mencionar a quienes integran la galería de ñublensinos en la Casa del Arte.

Gumercindo Oyarzo (Achao, 1892-1981) es uno de ellos. En su caso, dice Albino Echeverría “hay una valoración tardía de su obra. Para mídon Gumercindo era una fuente de conocimiento, Desde sus inicios la Pinacoteca ha intenta- vivió en una época oral y supo transmitir arte”. do no perder de vista la histórica plástica nacio- Fundador en 1929 del Grupo Tanagra, semille-

22 Quinchamalí


ro de artistas y ventana del talento ñublensino, el recordado maestro venía de Chiloé, pero solía repetir con orgullo: “no soy de Chillán pero soy chillanejo”. Entre sus alumnos prodigiosos destaca Armando Lira (Yungay, 1903-1959), que alcanzaría reconocimiento internacional. Lira fue además conocido por sus publicaciones sobre arte y su activa participación en los círculos artísticos y literarios de la época, destacando su amistad con el poeta Pablo Neruda. En 1936 fue contratado por el gobierno de Venezuela para participar en la reorganización de la educación artística de ese país. Entre sus galardones destaca el Premio Nacional de Arte de Venezuela en 1955. Pese a la distancia siempre estuvo vinculado a Ñuble, siendo miembro honorario del Grupo Tanagra en Chillán. Su obra Paisaje, un óleo sobre tela donde refleja su afición por la naturaleza del centro sur de Chile, forma parte de la colección de la Pinacoteca. Con ocasión de conmemorarse recientemente el Centenario de su nacimiento fue celebrado en Chillán y Yungay con gran brillo: se editó el libro “Armando Lira 100 años”, del periodis-

ta Edgar Perramón que recuperó y difundió en Chile su obra venezolana desconocida entre nosotros; en ese marco la familia donó a la Pinacoteca un óleo de gran tamaño con el retrato de una de sus hijas Mónica Lira Cañas (1955). La lista la continúa con Hernando León (Yungay, 1933). Con estudios de arte en la Universidad de Chile, mantuvo siempre el nexo con la provincia de Ñuble. Su principal legado está en Chillán en la Casa de la Cultura de la Municipalidad de Chillán, donde creó el Museo Internacional de Gráfica Contemporánea con la donación de ochenta piezas de su colección privada de de grabados y dibujos.Desde 1996 reside en Pirna, Alemania, donde realiza sus trabajos como grabador, pintor y cineasta. Su presencia en la Pinacoteca es más reciente, pues se concretó hace un par de años cuando donó una obra que ha permitido a los visitantes apreciar el talento del hijo de Yungay. Su vida de dos mundos sigue vigente. Por un lado, está la coleción de arte moderno que donó a la ciudad de Chillán, y por el otro, los trabajos que realiza para promover a jóvenes artistas chilenos en su taller en Pirna: “Apreciar la patria desde lejos es algo que enriquece”.

Caserio, Armando Lira

Quinchamalí

23


002 024

Paisaje, Acuarela de Baltazar Hernández.

Francisco Contreras, Oleo de Manuel Thompson.

Baltazar Hernández (Bulnes, 1924-1997), el Desde sus inicios la Pinacoteca ha intentado pintor, escultor y acuarelista, también forma parno perder pista de la histórica plástica nacional, te de la galería de ñublensinos presentes en la Pilo que ha logrado en gran parte gracias a la nacoteca. Existen dos acuarelas de paisajes, una generosidad de artistas que han hecho valiosas de ellas con un cerro nevado. El legado de “don donaciones de sus obras. Balta” va más allá de lo pictórico al adentrarse en la investigación profunda del folclor nacional y Domingo Llanos, (Portezuelo, 1919-2002). las expresiones culturales. La guía escolar de las artes plásticas o Las artes populares de Ñuble, Quien fuera reconocido a nivel nacional y regional por sus esculturas abstractas con algunas remiforman parte de su valiosa obra. niscencias del cuerpo femenino. Fue uno de los fundadores de la Corporación Cultural Artistas del SIEMPRE CHILLÁN Acero. La crítica especializada destaca su sólida El caso de Arturo Pacheco Altamirano (Chi- estructura compositiva de dibujo, heredada de la llán, 1905-1978) es curioso. Su primera aparición solvente formación que recibió de sus maestros en el mundo del arte fue en Concepción, en el Li- Samuel Román y Marta Colvin. En la Pinacoteceo de Hombres, donde cursó la secundaria. Pero ca permanecen varios bocetos y dibujos de sus sus paisajes eran típicos de su Chillán natal y obras. dela costa chilena, temáticas que los acompañaLuis Guzmán Molina (Chillán 1942), uno de ron en toda su carrera desarrollada en Argentina Perú, Estados Unidos y parte de Europa. El autor los más reputados acuarelistas del país, con exidestacó por su pintura al óleo, en especial por su tosas presentaciones en el extranjero, Medalla de fuerte colorido, y una técnica abundante de gran Oro en el Salón Nacional de Bellas Artes (1997), empaste. Realizó cuadros de marinas y paisajes está presente con un hermoso motivo chilote. de puertos del Sur de Chile, naturalezas muertas, Marta Colvin la gran escultora (Chillán retratos, casas antiguas, alamedas, rincones colo- 1907-1995) tampoco podía estar ausente. No sólo niales de Chillán, Talcahuano y Concepción. una escultura puesta en exhibición permanente Jorge Chávez Dailhé (Bulnes, 1905-2002) de- recuerda a esta gran artista, distinguida con el sarrolló una carrera artística autodidacta. Comen- Premio Nacional de Arte en 1970. Una sala de la zó a dibujar desde niño los paisajes campestres de Pinacoteca lleva su nombre elogiando a una presu tierra natal y a los trece años recibió lecciones cursora en el arte de esculpir de reconocimiento del gran Gumercindo Oyarzo. En la Pinacoteca se mundial. La escultura denominada Terra Mater encuentra su obra Lavandera, un óleo sobre tela está construida mediante el desbaste de madera, de gran realismo que refleja su interés por las es- una de las técnicas más usada por la artista y cenas campesinas típicas de la zona Sur de Chile. mediante la cual ejecutó gran parte de su obra. La pieza, que se ubica en el ingreso de la sala “Ge-

24 Quinchamalí


002 025

La lavandera, Oleo de Jorge Chavez Dailé

neración del 13”, tiene un símbolo especial en la carrera de Marta Colvin, pues Terra Mater es la obra con la que alcanza consagración internacional al obtener el Primer Premio de Escultura, VIII Bienal de Sao Paulo, Brasil (1965).

por motivos que han inspirado a grandes artistas: el poeta y novelista Francisco Contreras Valenzuela (Quirihue 1877-1933), con gran reconocimiento en Francia donde laboró durante 20 años, oportunidad en la que sostuvo un dialógo con Gabriela Mistral, texto incluido en su obra En contadas ocasiones la obra ha salido Recados. Contando a Chile (1957), tiene un lugar en préstamo desde la Pinacoteca. La última vez en la Pinacoteca gracias a un excelente óleo de fue en el marco de la conmemoración del cente- Manuel Thompson (1875-1930) nario del natalicio de la artista, ocasión en que fue exhibida en el Centro Cultural Municipal de Sandra Santander, actual directora de la su ciudad cuna. Pinacoteca, reconoce que lamentablemente la información no está sistematizada, por lo que Ñuble está pre- sería un gran aporte que algún investigador hisente no sólo ciera ese trabajo de clasificación; esta crónica a través de au- sólo se ha propuesto destacar la presencia de tores de obras, Ñuble en la principal Pinacoteca de pinturas chilo está también lenas existente en el país.

Bocetos de una escultura del artista Domingo Llanos, tinta china.

Terra Mater. Marta Colvin

Quinchamalí

25


ENSAMBLE: un proyecto vivo María Teresa Piña. Periodista

S

on dos pintoras que viven profundamente su compromiso con la naturaleza y con la proyección del entorno hacia las futuras generaciones. Una de ellas siente el llamado del bosque nativo en peligro y sus profundidades; la otra sufre por la agresión al ambiente y el daño a los recursos naturales por efecto del calentamiento global. Son las temáticas que orientan sus obras. Y hacen de ello la motivación fundamental de su creación artística, plasmando en sus telas, escenas, figuras, insinuaciones, luces y sombras, colores, tonalidades y composiciones que expresan ese compromiso.

Al mismo tiempo, ambas sienten la íntima necesidad de contribuir a que el arte forme parte natural de la vida de la comunidad, y crean un espacio para que los artistas se expresen y para que la persona común enriquezca sus vivencias artísticas, intelectuales y culturales.

Patricia Alcayaga

Patricia Alcayaga Camarena

Evelyn Rozas Erbo y Patricia Alcayaga Camarena concretan esa especial visión de vida y arte en su proyecto Ensamble, que desarrollan desde 2006 en Chillán y que ya se muestra como un nuevo aporte al patrimonio cultural de la ciudad. Contribuye al éxito de la iniciativa, el hecho


de que Evelyn aporta su experiencia como gestora cultural, de tal modo que Ensamble lleva al acercamiento permanente de la comunidad al arte por medio de sus cursos de dibujo y pintura tanto como por las frecuentes muestras en sus salas de exposiciones. La casa que acoge el proyecto está en 5 de abril 129, en Chillán, data de comienzos del siglo pasado y se presta con singular acierto al objetivo de ambas pintoras, puesto que les permite contar individualmente con sus propios talleres personales, con un luminoso espacio que acoge sus clases de pintura y con dos salas de exposiciones que pueden usarse en forma separada o conjunta, además de otras dependencias. Reflexiona Evelyn Rozas que en este sector son muy pocas las instituciones, centros, grupos o artistas que cuentan con herramientas como para desarrollar sus actividades con éxito. Como carecen de equipamiento adecuado o presupuesto, una de las pocas vías para trabajar son los proyectos que puedan adjudicarse a través de concursos. Ella acepta que es necesario hoy recurrir a los auspicios para desarrollar la tarea de producir y difundir artes visuales, de tal manera que Ensamble puede existir como proyecto autogestionado gracias al apoyo que recibe de la comuni-

dad para cada evento específico. De esta forma, cumple un rol fundamental de producción local de pensamiento y obra artística, y de formación y distribución de cultura en general, especialmente en esta área, donde el Estado no llega a satisfacer sus necesidades, más aún cuando las artes visuales no representan interés económico para el sector privado. Estima que para la difusión del arte se requiere de redes que permitan, además, unir a creadores, gestores y artistas en general con el fin de desarrollar un trabajo articulado en este sentido, necesidad que plantea urgencias en los ambientes de regiones puesto que los pocos recursos que se destinan al arte quedan, inevitablemente, centralizados en la capital. Esto lleva a una falta de oportunidades de desarrollo profesional de los artistas regionales, carencia de centros de formación en artes visuales, falta de formación de crítica especializada y casi inexistente motivación para el auspicio. Así, las regiones pierden a sus valores, que no pueden desarrollarse o que emigran. Y sus habitantes quedan sin este valioso estímulo a su intelecto y a su espíritu, privando a la cultura colectiva de este recurso de superación. Ensamble se lanza, justamente, en busca de ampliar y afianzar el espacio para el arte y los artistas de Chillán y sus alrededores.

Evelyn Rozas

Evelyn Rozas Erbo


evelyn rozas 28 Quinchamalí

Se conjugan vivencias en Evelyn Rozas, que definen la tendencia de sus motivos pictóricos. Por una parte, siente un vínculo muy propio con los espacios naturales y los bosques porque hasta los seis años vivió en el campo y, por otra, en la búsqueda de su orientación artística al llegar a vivir a Chillán, tuvo que, primero que todo, aprender a sentir como suya a la ciudad. Habiendo vivido por épocas tanto al sur como al norte de esta tierra, carecía del cordón umbilical que la uniera a la región, desconocía la forma en que la ciudad crecía, vivía y cambiaba; nada le transmitían las calles, plazas o construcciones; ningún susurro despertaba un recuerdo dormido en una memoria que no existía en ella misma. Por lo tanto, se esmeró en estudiar y aprender de la historia, de las visitas, de los recorridos por caminos de la ciudad y del campo, hasta que encontró el puente que la unió a ella y a su arte, con Chillán. Y ese puente fue el bosque. La inspiración viene de su observación de ese bosque, de sus árboles, hojas, ramas o flores. Llevado el modelo al taller, lo transforma en obra artística plena de imaginación y colorido. Una motivación que la sigue en todos sus desplazamientos, tanto en la zona como en sus viajes dentro y fuera del país, recorriendo bosques y recogiendo vivencias en ellos. Así ha desarrollado y sigue desarrollando series de pinturas y exponiéndolas en muestras colectivas e individuales en Chile y en Alemania, participando en concursos y talleres, o creando nuevos proyectos. De esa motivación han surgido sus series Bosques del sur del mundo, fragmentos de paisaje, habitantes delicados de los bosques de nosotros mismos, volveremos a la vida, nos prometieron las flores…, El hombre y su medio, y otras expresiones y colecciones que se han mostrado en exposiciones a lo largo del país, así como otras obras complementarias. Explica: “para mí, la pintura no es solamente la construcción de una imagen, por-

que la pintura en sí misma me pide buscar soluciones que cruzan o son transversales, como la luz, la luz en el color… La idea está en usar todo esto para llegar a comunicar al espectador el sentido que quiero entregar. Al mismo tiempo, la obra le exige al espectador que supere su actitud pasiva y participe de la obra con su consciencia”. A la labor pictórica propiamente tal, suma su trabajo fotográfico y su participación en instalaciones e intervenciones, por medio de las cuales inserta elementos artísticos creados por ella, en ambientes cotidianos con la finalidad de sorprender a quienes llegan o transitan por un lugar. En su proyecto I Love Nueva Aldea, produce una fotografía panorámica digital del paisaje rural de Nueva Aldea quebrado violentamente por el contraste de la planta de celulosa instalada en medio de los campos. Sustancia en la cena fue una instalación realizada en base a la popular sustancia de Chillán en el ámbito de la muestra Entrecruces Bío Bío – Paraná, dentro del Proyecto Polo de Desarrollo de las Artes Visuales de la VIII Región, en 2006, ocasión en que la sustancia en pequeñas unidades configuraba la trama de un mantel tejido en una mesa dispuesta para la última cena. Y así se suceden los proyectos y las realizaciones, todas surgidas del imaginario regional y la memoria colectiva de Chillán. Su responsabilidad la lleva a ser activo elemento del ambiente artístico pictórico de su ciudad. Y así es como a su formación en gestión cultural y curatoria suma su intervención como jurado en concursos nacionales de arte, y su participación en cursos, clínicas, laboratorios y seminarios culturales. Ha sido presidenta de la Asociación de Pintores y Escultores de Chile, sede Chillán entre 1997 y 1999, fue co-fundadora y directora del Colectivo de Artistas Visuales Casa-Taller Azul entre 2000 y 2005, subdirectora del Museo Internacional de la Gráfica de Chillán y co-creadora del proyecto de artes visuales Ensemble, en 2006.


Espino. Óleo sobre tela.

Roble. Óleo sobre Tela

Quinchamalí

29


002 030

Adios Chaiten"

Erosión

30 Quinchamalí


002 031

efectos dañinos de la agresión a la naturaleza se están manifestanPatricia llegó a la pintura de do ahora mismo, en una especie manera natural, gracias al contacde “día después” hecho presente. to con los artistas que compartían Recuerda los cisnes muertos de la con su padre en Pucón. Región de los Ríos, los osos polares a la deriva y ahogados por los Patricia Alcayaga reflecciona junto desprendimientos de hielo en el a los lienzos que prepara en torno ártico como ejemplos más impaca la temática de las amenazas del tantes para ella. calentamiento global: “Yo me pregunto si mis hijos y nietos van a Patricia llegó a la pintura de alcanzar a tener lo que la tierra, manera natural, gracias al contaccomo planeta, me ha alcanzado a to con los artistas que compartían dar”, y agrega, “Pinto todas estas con su padre en Pucón. Ella era amenazas y pienso que a lo me- “buena para el dibujo” en el colejor habrá un público que al ver las gio y con frecuencia acompañaba a pinturas se sentirá más cercano al su padre cuando salía a pintar juntema…”. to a los artistas que llegaban al hotel en que él trabajaba. Esa afición Hoy es ésta su línea de la llevó a hacer estudios formales trabajo, plasmada en un estilo en centros universitarios y en tasurrealista al que ha llegado lue- lleres de pintores consagrados. go de una evolución desde lo fi- Desde 1991 participa en muestras gurativo. En su taller ubicado en individuales y colectivas a lo largo el proyecto Ensamble, trabaja en del país, y también ha expuesto en la preparación de una exposición Hungría y en Los Ángeles, en Calisobre el tema, con pinturas que fornia. ilustran aspectos específicos de la degradación del planeta como Varios premios distinguen consecuencia de la contaminación su participación en concursos. Y y del calentamiento global. Ilustra aunque estima que no es lo prila escasez de agua, la erosión, el mordial en la vida del artista, recodesconcierto de la naturaleza, la noce que la participación permite devastación de los bosques y de un encuentro con mucha gente de los mares, la exterminación de es- variadas procedencias, da la oporpecies, los deshielos polares… tunidad de ser parte de algo y de retroalimentarse al ver los trabajos Su trabajo de 18 años inclu- de otros. ye series de línea figurativa centradas inicialmente en paisajes, flo- “Ahora estamos en una res y bodegones. La temática de la etapa de crecimiento individual mujer y su evolución en el contex- y como Ensamble, comenta. Al to social la plasmó en dos series, trabajo personal, a las clases y a también figurativas: Intimidad y las exposiciones -y que van desTransición. Su serie Movimiento de pintura a escultura, grabados refleja velocidad y desplazamiento y fotografías-, suman nuevas inien estallido de colores no figura- ciativas para ampliar las activitivos. Y a ello suma su serie su- dades del proyecto por medio del rrealista sobre el medio ambiente, acercamiento a diversas organitema al que ha llegado a través del zaciones de Chillán, de tal maestudio y del impacto que recibe nera que la difusión de las artes ella misma por el devenir noticio- visuales siga ampliándose y enriso. Está convencida de que los queciendo la cultura de la zona”.

patricia alcayaga

Quinchamalí

31


Los Ángeles Negros En su último paso por Chillán el vocalista de Los Ángeles Negros confesó que sólo hace unos meses se enteró de que era uno de los diez cantantes más imitados en el continente.

Felipe Ahumada Diario Crónica Chillán

32 Quinchamalí


GERMAÍN DE LA FUENTE LOS SECRETOS DEL ÁNGEL MÁS NEGRO DE TODOS

E

ra una fresca noche del 30 de abril, una noche aunque algo húmeda, bastante agradable como para empezar un fin de semana largo, gracias al internacional feriado del primero de mayo. Fuera del Teatro Municipal, la cola por ver a Los Ángeles Negros ya se había iniciado horas antes de iniciado el show que comenzaba con la presentación del grupo chillanejo Sudor Frío. Aunque ya son muchas las vueltas alrededor del Sol y era necesario pasar primero a la farmacia a comprar algunos antigripales, (la salud a veces a uno lo traiciona, sin importar las veces que se brindó en su nombre), Germaín de la Fuente, llega por la puerta trasera, luciendo una chaqueta de vestir oscura y un coqueto beatle rosado. “¿Te fijaste, olía súper rico?” comentó una joven periodista que estuvo esperando su llegada largamente. Preguntas van, preguntas vienen, con las infaltables cámaras, los flashes y la música de Sudor Frío que ya calentaba al público, en su mayoría tetragenario.

que la EMI Odeón, como se llamaba en aquellos años, se interesó en grabar con nosotros.” De esta unión surgieron nueve álbumes, luego Germaín de la Fuente, como solista, se fue a continuar su carrera a México, en una época que sólo podría resumirse en la frase “mala suerte”. Esto significa que esa generación de discos resultaran más bien desconocidos en nuestro país. “Realicé una gira solista en México que se prolongó por 20 años y prácticamente recorrí el país

“Yo no tengo cábalas, pero hace un tiempo que vengo abriendo los conciertos con una canción de los años 70 que se llama Te dejo la ciudad sin mí,” adelanta el reconocido e imitado cantante de San Carlos que dejó una huella imborrable en la historia de la música popular de nuestro territorio. Y más, pero mucho más allá de nuestras fronteras. Para satisfacer una pregunta que se venía sí o sí, responde que Hay conversaciones con la compañía, pero nosotros no nos hemos reunido para ver si nos volvemos o no a juntar como grupo. Es una salida diplomática al tema que han utilizado todos los músicos del mundo cuando desintegran la banda que los lanzó al estrellato y al reconocimiento popular. Pero en el fondo todos saben que eso no va a ocurrir, al menos luego no. De todas maneras confiesa que esta iniciativa de la EMI es “una interesante oportunidad...” para todos nosotros, sobre todo si consideramos que partimos con un sello chillanejo que se llamaba Indi, que la conformaba prácticamente una pura persona, Raúl Lara, que las hacía de editor, director artístico, organizador y hasta salía a vender los discos. Fue gracias a la gestión del mismo Raúl

Germain de la Fuente Quinchamalí

33


la mejor época de mi vida es la que estoy viviendo ahora, porque ahora estoy como cuando me inicié, en el sentido de que ya no canto para ganarme la vida, si no que canto para vivir, porque cantar es mi vida varias veces. Así como acá dicen de Arica a Punta mente me puedo emocionar con cualquier canArenas,” dice el artísta. ción, con la más inesperada, o con lo que alguien del público me contagia. No podría mencionar Repasando su larga trayectoria, confiesa, una sóla, aunque la primera que canté aquí en no sin antes advertir que lo que dirá parece un Chillán, me quebré en una ocasión en la que ya cliché: “La mejor época de mi vida es la que estoy volvíamos medio famosotes, donde después de viviendo ahora, porque ahora estoy como cuando ser un hijo de vecino más, de repente llegabas me inicié, en el sentido de que ya no canto para con una aureola diferente. Aprendí mucho desganarme la vida, si no que canto para vivir, por- pués de esa actuación porque reconozco que tuve que cantar es mi vida”. una mala actitud frente al éxito en esos comienzos, no porque me naciera desde el corazón, sino Dicen que cada vez que Paul McCartney porque me quise parecer un poco a todas las escanta su Hey Jude en sus conciertos una gruesa trellas que fui conociendo y que vivían como en un lágrima suele apretarle la garganta, puesto que la pedestal, personas muy especiales cuando menos bella composición contenía un secreto mensaje a en apariencia. Traté de imitarlos, pero un día me John Lennon, (aunque la composición en realidad miré al espejo y vi que mi naturaleza no era esa, y habla de su hijo Julian). En ese momento la emo- por una cosa de autopreservación decidí cambiar ción suey volver le quea ser el brarle la mismo voz al ex de siembeatle. p re ” , Germaín confiesa de la el vocaFuente, lista de repasa y la banremata: da más “En mi famosa caso no que ha es una salido de sino vaesta tierias canrra. ciones que me NO produINTENTE cen ese ESTO EN efecto. CASA Guitarras: Mario Gutiérrez, federico Blazer, Sergio Rojas. Bateria: Cristian Organo: Germain de la FuenAunque te. Bateria: Cristian Blazer. por lo Detegeneral nerse a tiene que ver con la sensibilidad con la que anda analizar qué hizo de Los Ángeles Negros un feuno. Más que un cantante, soy un intérprete que nómeno tan grande en Sudamérica es algo que vive profundamente las canciones, entonces, real- tiene demasiadas aristas. Revisando sus vi-

34 Quinchamalí


deos, sus canciones, se cae en un viaje a la vida nocturna, se puede sentir el humo del cigarro, el sabor del licor y la pesadumbre de un amor difícil de sustentar corriendo por las venas. En una palabra musicalizaron el zumo de la oscuridad de un romance bohemio con un sonido limpio, glamoroso, seductor y por sobre todo visceralmente honesto (se advierte a los lectores que lo sentimos, pero el plazo de entrega de más calificativos ya expiró para esta edición). “Generalmente las personas nos dan su visión al respecto, nos dicen que hicimos esto o aquello por tal o cual motivo. Francamente actuamos en forma instintiva, sin meditar mucho cómo sonábamos. Obviamente afloraba en mí lo que había escuchado en mi niñez, tan siempre llena de música, y era eso lo que quería interpretar, pero no tenía una medida ni algo en particular en lo que me detuviera a analizar en que en tal parte de la canción iba a hacer una inflexión o pondríamos más trémolo ni interpretar algo con predeterminada actitud”, precisa y aclara. Pero le guste o no a don Germaín, ese sonido nacido de sus vísceras por dar crédito a su explicación fue imitado hasta la majadería por otras formaciones que le sucedieron. El cantante se excusa diciendo que sólo hace unos meses se había dado cuenta de este fenómeno (habrá que volver a darle crédito) cuando en febrero de 2009, fue entrevistado en el canal de televisión mexicano Telemundo y el entrevistador, que curiosamente era cantante le preguntó si estaba conciente de ser parte de un grupo no superior a 10 cantantes de los más imitados en la historia de la música popular latinoamericana. “Y me nombró a varios como Lucho Gatica, Javier Solís, Nino Bravo, Raphael, José José, Luis Miguel, entre otros grandes cantantes. La verdad es que yo no había tenido nunca en cuenta de que me tenían considerado en ese grupo, porque no había estado nunca pendiente de eso, tampoco. Después de todo fue bueno que no me haya percatado porque eso me permite mantener un equilibrio en mi viva”, aseguró. Pero no es necesario ser tan nostálgicos para encontrar sus huellas en la música. No hace mucho tiempo experimentó con la banda de funk rock nacional, Los Tetas. “Me sentí muy privilegiado de que me hayan invitado los jóvenes a

hacer música, porque me introducen a su propia onda musical, tan diferente a la mía pero que a la vez tiene el mismo sentido, va tras lo mismo y ambas generaciones pueden coexistir de más, sobre todo si se es dúctil y se está abierto a otras cosas. Esa fue una experiencia que repetiría con otros grupos y por qué no, con los mismos Tetas. Atrás quedan, claramente, para la voz del ángel más negro de todos, las barreras tecnológicas y de recambio generacional, surgido entre audiencias diferentes “que percibían más” según cree. En la actualidad, la tecnología es tan potente que no permite las emociones, nosotros éramos vicerales, se nos exigía una entrega total. En la actualidad todo es más procesado y computacional. Como ejemplo, te cuento que el director artístico que teníamos en ese tiempo tenía un parámetro bastante especial para saber si estaba o no en presencia de un hit. Aunque no sabía una sola nota de música aseguraba que si la canción que le presentábamos le paraba los pelos del brazo, entonces era un éxito. En la actualidad eso no funciona,” repasa de la Fuente. El artista no desconoce que su inspiración también tiene una cuna similar. Tras cada audiencia, lejos de quedarse el resto de la noche recibiendo elogios, se iba por calles oscuras hasta algún bar donde compartía con gente solitaria, o músicos que nunca habían tenido más escenario que esa vieja cantina de siempre. “Ya no, que quede claro, ya no estoy en edad para seguir haciendo eso” bromea... aunque no esconde que “todavía me pasa que me quedo pegado mirando el techo después de cada actuación.” NADA DE ANDAR ACONSEJANDO “Sería muy pretencioso de mi parte sentirme embajador de San Carlos sobre todo cuando nadie me ha dado esa categoría, pero sí puedo decir que me siento orgulloso del lugar donde nací y de haber representado a la juventud de mi pueblo. Hoy para sorpresa mía, hay 40 grupos en San Carlos y en el tiempo en que yo era un músico incipiente éramos nosotros y tal vez dos más”. Tal vez ecordemos que la primera vez que Germaín de la Fuente, escuchó por primera vez su voz grabada en un estudio se sintió muy decepcionado de ella, no le gustó para nada, afortunadamente estuvo rodeado de gente que lo supo aconsejar Quinchamalí

35


bien y pudo reconciliarse con esa voz que final- me gusta que las cosas queden por ahí, donde mente le dio un sello único a ese singular grupo. las encontré”,comentó a modo de punto final. “La persona a la que le gusta la música, debe disfrutarla nada más, no hay otro consejo válido para ella. No sabría decirles a las actuales bandas por dónde irse ni por dónde queda el éxito, de hecho tengo una hija de 16 años que hace música y nunca he podido aconsejarla, porque su concepto musical es diferente al mío y es bueno que así sea. Alcanzar o no las estrellas no creo que sea la meta. Emocionar a dos o tres personas con tus canciones o a un millón es lo mismo, te lo aseguro.” Más de alguien habrá imaginado a estas alturas instalar en San Carlos un museo con motivo de Los Ángeles Negros, con fotos, discos, instrumentos, reportajes, videos, premios y todo lo imaginable. Quien quiera emprender esta iniciativa que no parta por Germaín de la Fuente, miren que no es de los que guarda nada. “No tengo ni siquiera fotos mías en mi casa”, advierte. Pero se acuerda de todo. “El primer teclado que tuvimos fue auspicio de un amigo de allá de San Carlos, Raúl Zúñiga, pero como ya te dije no guardo nada, soy muy desprendido,

36 Quinchamalí

Se apagan las grabadoras, las filmadoras, se guardan las cámaras y sus flashes.Germaín de la Fuente se acomoda en una silla de madera de esas universitarias con un pequeño posacuadernos y papel en mano empieza a repasar su show. Se para, se mira en un espejo lleno de luces y se vuelve a saludar a los músicos de Sudor Frío, que acababan de hacer su segundo bis en el escenario del repleto Teatro Municipal. El público ya estaba en ritmo, ansioso y vibrante. Estolas de piel sobre las pintarrajeadas mujeres, piropos y gritos de calcetineras llegaban hasta más atrás del escenario. La entrada de Germaín de la Fuente se hizo en grande. ¿Luces?, ¿fanfárreas?. No nada de eso. Era simplemente su presencia que lo hacía todo en grande, y fue en Chillán el año pasado. Ahora debemos guardar silencio, que ya comenzaron los oscuros sones del amor de un ángel bohemio.


Centro Cultural y Artístico Copelec Víctor Pinto Soto Director General.

R

eseña Histórica: El centro Cultural y Artístico Copelec, es fundado el 14 de julio de 1988, funcionalmente como Conjunto de Folclor, dedicado principalmente a la difusión de las tradiciones musicales de la zona central del país. Con el paso de los años, esta gama folclórica se ha ido expandiendo a otras áreas, como la investigación, difusión y la gestión de proyectos culturales. Actualmente está conformado por 50 socios, 30 de los cuales son parte del Taller Folclórico de la organización, con los cuales se han conformado cuadros de las zonas norte y sur del país, así como de Isla de Pascua y zona central, en sus aspectos campesino y urbano. Se han realizado presentaciones en todos los rincones de la provincia de Ñuble, Concepción, Bío Bío y Arauco; en Santiago, San Bernardo, Maullín, Chiloé y Región de los Lagos. La finalidad principal de los eventos realizados es de difusión, por lo que normalmente sus presentaciones son de carácter gratuito. Se tienen reconocimientos a la labor desarrollada de parte del Ministerio del Trabajo y de la Dirección Nacional de Turismo, así como de la dirección provincial de educación de Ñuble y de la totalidad de las Municipalidades de la provincia. Tres producciones musicales Viva lo Nuestro (cuecas, valses, tonadas y corridos) La Chingana está de vuelta (cuecas del folclor) y Geografía Musical de Chile (danzas tradicionales). Durante el presente año, se están realizando los preparativos de una producción audiovisual en formato DVD, con danzas tradicionales de todo Chile.

Su presidente, es el representante legal, quien funcionalmente es el administrador y director general de las actividades. Dentro de sus funciones está el proponer el plan de acción y generar las fuentes de financiamiento, que provienen de: patrocinadores, donantes, autogestión, cuotas sociales y venta de producción artística. El actual Directorio en funciones, se compone de la siguiente manera: Presidente: Víctor Pinto Soto; Secretaria Ejecutiva: Claudia Zapata Lagos; Secretaria General: Mireya Ortega Sagredo; Tesorero: Esteban Fuentemávida Encina; Directores: Óscar Larrere Sánchez y Guillermo Stevens Moya. La organización, cuenta con un inmueble equipado audiovisualmente, donde se realizan todas las actividades de capacitación y ensayo de presentaciones, así como eventos de carácter cultural de nuestra ciudad.

Mision : Contribuir al desarrollo del crecimiento Sus actividades se realizan gracias al cultural de la provincia de Ñuble, mediante el estudio patrocinio de COPELEC (Energía para Ñuble), el Consejo documentado y la posterior difusión de las artes Nacional de la Cultura y las Artes, mediante la Ley de folclóricas de nuestro país. Labor que se efectúa Donaciones Culturales y los fondos concursables, el metódicamente mediante una planificación anual de Gobierno Regional del Bío Bío, mediante fondos del actividades en la que se incluyen oportunidades de FNDR y donaciones de empresas. perfeccionamiento para los integrantes y una selecta programación de actividades de difusión masiva. Características generales: Es una organización Comunitaria Funcional, integrada por socios, los que Objetivos: La investigación, desarrollo y representados por un directorio democrático, elaboran difusión de la cultura y las artes tradicionales de una planificación de actividades propias y públicas. Chile; en el área de las manifestaciones folclóricas- Quinchamalí

37


El desarrollo y perfeccionamiento artístico de sus asociados; se incluye el canto, las danzas, uso de instrumentos musicales, conocimiento de la cultura y folclor nacional-La integración de valores propios, al patrimonio cultural de la nación; la realización de actividades culturales, para los propios asociados y para la comunidad.

vestuario, escenográfos, y otros, los que suman una industria asociada de al menos 30 personas.

Presentaciones Realizadas: Una intensa actividad de difusión ha marcado el desarrollo artístico de la agrupación, a partir de su fundación como Centro Cultural. Se actuó 49 veces en el año 2003; 48 en el 2004; 40 en el 2005; 44 en el 2006; 50 en el 2007 y 71 en el 2008. En el actual año 2009, LÍNEAS DE ACCIÓN: ya se ha realizado al mes de septiembre, la cantidad Investigación: Considera la participación de 33 presentaciones, quedando por realizar para en diversos cursos y talleres, visitas a cultores y los restantes meses del año, la cantidad de 26. recopilación de vivencias de entre quienes han Incluyéndose en ellas, una itinerancia regional por 10 aportado a la cultura tradicional en todos los aspectos ciudades, lo que totalizará para el año 2009 la cantidad de la vida (música, danza, comida, trabajo, vestuario, de 59 presentaciones. Gran parte de la actividad corresponde a programas y proyectos de difusión, las etc.) restantes son solidarias y de apoyo a instituciones, Desarrollo: Consiste en la enseñanza y puesta de las cuales solo un 10 % son remuneradas, y los en práctica de lo investigado, conservando su forma y ingresos son destinados a cubrir gastos del mismo adaptándola a nuestras actuales costumbres mediante evento (traslados, insumos, colaciones, etc.) un acabado estudio y definición de criterios. Se Financiamiento: A partir de la obtención de la incorpora también la enseñanza de instrumentos y personería jurídica; que significo otorgar un carácter danza, en aspectos básicos y avanzados. legal a la gestión existente, se procedió a formular y Difusión: Puesta en escena final, con todos postular una serie de proyectos culturales a diversas los elementos artísticos, técnicos y de producción, fuentes de financiamiento, desde el mismo año de considerando los análisis de audiencia, programas de su fundación (23 de mayo de 2003) obteniéndose difusión, evaluación e impacto en público objetivo. desde entonces, aportes superiores a los 75 millones Principal énfasis se otorga a la interpretación musical de pesos y generando recursos propios por una cifra y al vestuario, igualmente se propone extender la cercana a los 25 millones. audiencia a todos los lugares posibles, empezando por nuestra propia comunidad. Dirección Ejecutiva: Director General, Víctor Pinto: Gestor Cultural, Ejecutor Arpa y Guitarra, Productor de Eventos Culturales, Relator de Cultura Tradicional, Investigador Cultural, Formulador de ProyectosAsesor Musical Patricio Ávila: Profesor de Música, Ejecutor instrumental múltiple, Director Instrumental-Asesor Artístico José Luis San Martín: Folclorista, Ejecutor de instrumentos de cuerda, Investigador y Recopilador Folclórico-Asesor Coreográfico Verónica Barrenechea: Profesora de Enseñanza Básica, Instructora de Folclor Coreográfico, Investigadora Folclórica-Asesor Administrativo Yasna Llanos: Asistente de Producción de Eventos, Bailarina Folclórica, Asesor Coreográfico, Formuladora de Proyectos Culturales. En forma paralela, se cuenta con proveedores eventuales de servicios específicos: Imagen, gráfica, registro audiovisual, sonidistas, transporte,

38 Quinchamalí


LOS PROYECTOS PRESENTADOS Y APROBADOS SON LOS SIGUIENTES: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14

Proyectos Fondos Año Temporada 2003 LDC 2003 Temporada 2004 LDC 2004 Temporada 2005 LDC 2005 Lanzamiento CD Subvención 2005 Temporada 2006-2007 LDC 2006 Administración Centro Cultural LDC 2006 Habilitación Centro Cultural LDC 2006 Encuentro de Música Instrumental Subvención 2006 Habilitación Centro Cultural II LDC 2007 Implementación Instrumental FNDR 2007 V Semanas Folclóricas FNDR 2007 Taller de Monitores Folclóricos FONDART 2007 VI Semanas Folclóricas F. de la Música 2008 Filmación e Itinerancia Regional DVD FNDR 2008 LDC = Ley de Donaciones Culturales

Fuente Ministerio de Educación Ministerio de Educación Consejo Nacional de la Cultura Municipalidad De Chillán Consejo Nacional de la Cultura Consejo Nacional de la Cultura Consejo Nacional de la Cultura Municipalidad De Chillán Consejo Nacional de la Cultural Gobierno regional del Bio Bio Gobierno regional del Bio Bio Consejo Nacional de la Cultura Consejo Nacional de la Cultura Gobierno regional del Bio Bio Quinchamalí

39


Guitarra Al Hombro Rodrigo Pincheira

Conjunto Folclórico Cavilolén. Director: Gerardo Morales. Fundado en Quillón (1971). Su nombre es de origen mapuche, significa “Valle de los espinos”. El CD contiene 21 temas de diversas fuentes.

El regreso de Mboma. Kalule. Estudios U. Santo Tomás. Concepción. 2007. Mestizaje, tramas y combinaciones. Ese es el discurso musical de esta banda penquista, que desde la fusión de sonidos africanos, folclor latinoamericano y rock, propone nuevos cruces, entendiendo que hay raíces comunes visibles e invisibles en la música. Es cosa de buscar. Ocho temas muestran la época más acústica y experimental de la banda, donde sobresalen las percusiones africanas y latinas cediéndole un lugar a la improvisación y a ecos más íntimos y ancestrales que vienen de kalimbas, udúes y marimbas. Imperdibles “Kla-Um”, “Festejodelia” y “Agua puna”. Este primer disco la banda mostró sus armas pero debe avanzar en depurar y afianzar su atractiva propuesta.

Camp de G. Fondo Nacional de la Música. Estudios Antártika. 2006. Imaginativo, creativo y poético. Estas pueden ser algunas de las características para describir este excelente álbum, el debut musical del penquista Alvaro del Canto, el autor que está detrás de Camp de G. Del Canto, que es profesor de literatura, sabe indagar en la metáfora elegante, la búsqueda y la crisis existencial, el amor y el desamor o los misterios de la creación para proponer canciones frescas e innovadoras y sin las frases clichés de siempre. Jazz, trova, pop-rock caracterizan el universo sonoro de este álbum donde destacan canciones como “Y el río así”, “Ayer lo único que hacía” y la balada “A orillas de tu piel”.

40 Quinchamalí


“El final del tiempo”. Dominó. Souvenir Estudios. Concepción. 2008. Tal vez, la nueva esperanza del rock penquista se llame Dominó. Formados a fines del 2006 por Mario y José Luis Aravena, Nicolás y Camilo Benavente, el cuarteto debuta con un promisorio álbum que se aleja de las corrientes hegemónicas del rock penquista y avanza hacia el progresivo inglés, tipo Pink Floyd o en las sonoridades más contemporáneas como RadioHead. Buen gusto y calidad instrumental destacan en esta placa cuyos temas imperdibles pueden ser “Contrapunto”, “Utopías”, “Origen” y la canción homónima del álbum.

“Claridad”. Susana Lépez. Estudios de U. Santo Tomás. Concepción. 2009. Hace más de una década que esta intérprete penquista se viene abriendo camino buscando un lugar que le sea más propicio en el mundo de la canción. Ahora parece haberlo encontrado junto a los hermanos Arriagada y Rodrigo Álvarez para atreverse a mostrar sus canciones originales en un formato que va desde la canción pop al jazz-fusión con pinceladas folclóricas. Más allá de sus atractivas versiones de clásicos como “El Albertío” y Sambayé”, la mejor Susana está en “Camino de cristal”, “Confusión” y “Claridad”.

Conjunto folclórico peñihuen Director: Miguel Romero Parra. Fundado en Chillán (1973), su nombre es de raíz mapuche, significa “Hermanos entre sí”. El CD contiene 14 temas recogidos en Ñuble.

Quinchamalí

41


Mistral en el Bío Bío

Jaime Quezada Ruiz Fundación Gabriela Mistral.

G

NO ENTIENDO EL PATRIOTISMO SIN EMOCIÓN REGIONAL. G. M.

abriela Mistral (1889-1957) que, desde muy temprano, se recorrió el país en andanzas geográficas y educacionales (Coquimbo, Traiguén, Antofagasta, Los Andes, Magallanes, Temuco, Santiago) y, luego, se nos iría a la extranjería en su errancia permanente, no tuvo, sin embargo, una “residencia de tiempo” en la hoy llamada Región del Bío Bío. Región, que después de todo, está muy presente en la vida y en la obra de nuestro Premio Nobel de Literatura. Y no sólo en su resplandeciente poesía. También en su recadera y poderosa prosa dejará trascendente testimonio de la naturaleza, las gentes y las realidades de este territorio regional de tan fluvial nombre. El sentido de “lo regional”, como una permanente reivindicación de lo más neto y nutricio de la vida nacional, estará siempre casi fisiológicamente en el pensar y en el vivir de Gabriela Mistral, tanto en sus años de Chile como en aquellos muchos de su errancia por el mundo. Pero en cada lugar será fiel a sus preocupaciones y motivaciones de su país natal, y de los habitan-

42 Quinchamalí

tes de ese país en sus geografías y sus costumbres, en sus vidas y sus oficios, en sus cuestiones sociales y ciudadanas y, por sobre todo, en sus maneras de rescatar lo mal deletreado o mal averiguado. Y en su frase de voto perpetuo en ella: “En geografía como en amor, el que no ama minuciosamente, virtud a virtud y facción a facción, ni ve ni entiende ni ama tampoco”.


Ella –Gabriela Mistral-, que nos nace en medio de un laberinto de cerros elquinos y que bien se nutrió de las cosas tutelares de su valle, dirá con particular mimo: “Soy una regionalista de mirada y de entendimiento, una enamorada de la patria chiquita, que sirve y aúpa a la grande. Para mí no existe la imagen infantil de la región como una de las vértebras o como uno de los miembros de la patria. La región contiene a la patria entera, y no es su muñón, su cola o su cintura. El problema del país, aunque parezca no interesar a tal punto, retumba en él; las actividades de los centros mayores, industriales o de cultura, y no digamos la política, alcanzan tarde o temprano a la región, con su bien y con su mal. No entiendo el patriotismo sin emoción regional. La patria no es otra cosa que una región conocida y poseída, y cuando se piensa con simpatía, el resto no se hace otra cosa que amarlo como si fuese esto mismo que pisamos y tenemos” (Gabriela Mistral: Regionalismo). En enero de 1921, y aceptando una invitación del Rector de la reciente Universidad penquista, don Enrique Molina Garmendia, Gabriela Mistral visita la ciudad de Concepción. En la vieja estación de ferrocarriles se hace retratar luciendo sobrio traje de faldas talares y elegante sombrero de ancha ala. Desde entonces se iniciará, entre el destacado filósofo y educador y la maestra elquina, una admirativa amistad y una mutua relación epistolar. Y hasta una de sus rondas –Ronda de la paz- estará dedicada al ilustre humanista (Ternura, 1924). Después de su visita, escribirá: “La metrópoli del sur se llama Concepción, constituye el centro de la riqueza agrícola austral y tiene inmediato a ella el gran astillero de Talcahuano. Ciudad que ha sabido modernizarse sin estrépito y en la cual el viajero de mejor calidad, que es el intelectual buscador de calmas que tampoco sean mortecinas, halla un rescoldo bienhechor de cultura en la Universidad regional y un paisaje noble dominado por el río del nombre sugestivo: el Bío Bío, primero entre nuestras corrientes fluviales. Concepción posee un aire de gran ciudad, una raza gratísima en su señorío y su pulimiento, y la Universidad viva y creadora de un ambiente superior, que ha sido hecha por la iniciativa local en un espíritu de los más eficaces de regionalismo” (Gabriela Mistral: Descripción de Chile). Además de Concepción, Gabriela Mistral se interesa

por conocer la zona minera y el Parque de Lota. En Coronel se reúne con la artista lírica Cristina Soro (que conoció años antes en un concierto en Magallanes y “a quien quiero muchísimo”). Sorprendida buenamente de los muchos bosques que rodean el camino, escribe el poema Pinares que, tiempo después, formará parte de Desolación (1922), su primer libro. ”Quiero los pinares de aquella ciudad como una cosa maternal –dice-, no hay árbol más humano, más noblemente sereno y que dé la ilusión de pensamiento como éste”. Con anterioridad a este viaje a la ciudad penquista y alrededores, Gabriela Mistral ya tenía literariamente, y desde 1915, un vínculo colaborador con publicaciones poéticas de Concepción (revista Ideales) y de Chillán (revista Primerose). A una y otra destina aquellos poemas –Tarde, ¡Echa la simiente!, Los versos viejos, Canto al nido, Mensaje de Navidad- que escribe en las pocas horas libres que le dejan sus afanes de profesora de castellano en el Liceo de Niñas de Los Andes. Gabriela Mistral era, sin duda, un nombre literario que se imponía definitivamente después de aquellos sorprendentes Sonetos de la muerte, laureados en los Juegos Florales de Santiago (1914). Por esta época también, Gabriela Mistral conoce epistolarmente a Joselín Robles (1894 -1916), un joven poeta chillanejo, muerto tempranamente de tuberculosis, y cuya poesía, empapada de sentimiento y romanticismo, le llamará a interés, celebrando en él sus diáfanos versos y su Lírico corazón. Aunque se escribieron varias veces -“Me escribe Joselín Robles y me dice casi llorando su devoción por Amado Nervo”- nunca, sin embargo, se conocieron. Aun así, Gabriela Mistral perpetuará su nombre en las páginas de Desolación a través del poema A Joselín Robles: “Dulce poeta, que en las nubes / que ahora se rizan hacia el sur, / Dios me dibuje tu semblante”. Y si de autores se trata, es también la escritora Marta Brunet -“la novelista de Chillán”- la que motivará en Gabriela Mistral un pleno acercamiento a la literatura de la región y a la idiosincrasia de lo chileno y de la gente chilena: “Allá en la provincia, buena ayudadora en todo el primer período de una formación literaria con su sobra de tiempo, y con su misma indiferencia para el que escribe, que se traduce en regalo útil de paz. Marta Brunet se ha veteado, se ha surcado, se ha amamantado de chilenidad. Chilenidad de paiQuinchamalí

43


saje, de acento, de costumbre, de carácter. Ella viene sencillamente de su genio de observación. Posee una sobriedad muy chilena, no sé qué crudeza, qué modo de expresión directa y hasta qué brusquedad que son nuestras. Acaso esté yo aquí patrioteando. Es cierto que así hablan, como ella en el relato de asunto rural, los demás ruralistas del mundo leales a su género”. Gabriela Mistral escribe su Recado sobre Marta Brunet, en 1928, cuando la novelista no llegaba aún a sus treinta de edad y su Montaña adentro (1923), su Don Florisondo (1926) y su María Rosa, flor de Quillén (1927) le daban elogiosa representatividad en la literatura criollista chilena. Con esa sensibilidad de sismógrafo que la caracterizaba, Gabriela Mistral tendría su sorpresa y su hallazgo en otro joven autor chilllanejo: Nicanor Parra Sandoval, a quién sí conoció en el mismísimo Chillán, escuchó leer un resuelto poema y alabó vaticinadoramente al antipoeta. Es el día 11 de mayo de 1938, Gabriela Mistral, que regresa al país después de quince años de ausencia, visita la ciudad de Chillán en su recorrido por el sur de Chile. Nicanor Parra, joven profesor de matemáticas en el Liceo de la ciudad, participa en un multitudinario acto de celebración y bienvenida a la autora de Desolación. En el Teatro Municipal de la ciudad lee Canto a la escuela, su poema de homenaje a tan distinguida visitante: “Este pueblo de niños, de naranjos y pájaros, / este buque de

44 Quinchamalí

hijos y campanas de incendio, / esta gente que tiene la palabra de trigo, / este pueblo de niños.” El poema, leído de viva voz por el autor de su reciente libro Cancionero sin nombre (1937), sorprendió admirativamente a profesores, estudiantes y público presente y, naturalmente, a la propia Gabriela Mistral: “Si esta es la nueva poesía chilena –dice entusiasmada-, estoy con la nueva poesía. Y, después de felicitar a Nicanor Parra, lo señala “como el futuro poeta de Chile”. Además de este literario y apoteósico homenaje y de un almuerzo ofrecido por las autoridades de la ciudad, Gabriela Mistral se da tiempo para visitar la Casa de O’Higgins en Chillán Viejo, la Escuela Agrícola, la Escuela Normal y conversar con los medios de prensa locales: “Estoy muy agradecida. Tenía grandes deseos de conocer esta ciudad. Mucho he hablado de ella en mis lecciones de geografía en el extranjero. Sé que Chillán conserva tradiciones muy propias de la vida de nuestro país y sus habitantes gozan de prestigio por la proverbial hospitalidad que dispensan a sus visitantes” (La Discusión, 11 de mayo, 1938). Cabe destacar aquí dos detalles importantes de actos muy personales que tuvo Gabriela Mistral durante su día de visita a la ciudad de Chillán: Su conversación en mapuche con dos alumnos de esa etnia en la Escuela Normal, observando


su interés por el ritmo de esa lengua (recuérdese que Gabriela Mistral estuvo un par de años en la región de la Araucanía) y sus palabras “de censura a las autoridades por no haber transformado en Monumento Nacional y en atracción turística, la casa natal del prócer Bernardo O’Higgins, considerando una aberración que funcionara allí un Centro de Boxeo”. Actos, gestos y decires que vienen a revelar y testimoniar en Gabriela Mistral sus siempre motivaciones por estas materias. Meses después de su memorable visita a Chillán, un violento terremoto afectó a toda una región del centro-sur de Chile (Enero de 1939) y de manera catastrófica a la ciudad de Chillán. Tan pronto ocurre la tragedia, Gabriela Mistral, que por entonces permanece en los Estados Unidos (St. Agustine, Florida) e informada por los cables de la prensa (“no tengo información alguna de Chile, sólo he recogido datos de la prensa yanqui”) escribe dos emotivos recados o artículos para los amigos de la América: La tragedia andina (El Mercurio, Santiago, 12 de febrero, 1939) y Una crónica sobre el terremoto: Guillermo Díaz, velador nocturno (El Mercurio, 19 de febrero, 1939). “Es tan intensa la empatía con que Gabriela Mistral ha escrito estas crónicas, que parece testigo presencial en Chillán”, dijo un lector de aquella época (y de hoy también). Y ese buen lector no se equivocaba, porque la autora vuelca en esas páginas toda su emoción

e identidad de chilena al evocar, precisamente, su estadía en Chillán sólo algunos meses antes del tremendo terremoto. Recuerda nuestra Mistral: “Ayer no más, hace siete meses, yo atravesé nuestro valle central, después de años de no verlo. Iba en mi tren de ventanas anchas, gozándole la donosura, bebiéndole los olores frutales y mirando por todas partes la retirada del bosque y la invasión del buen cereal. Cruzaba mi vieja tierra sorprendida y contenta, agradeciéndole una vez más al sur de Chile el que me sea tan lindo como para encandilar de gozo a sus propios hijos. En Chillán me detuve, por deseo de sentir la vieja chilenidad, el Chile clásico que es una de las orillas en donde duran mis pies. Los niños chillanejos desfilaron a mi vista, cruzando su vieja plaza. Pasaba y pasaba en tres mil niños la sana mocería criolla, y yo no sabía que una porción de esa carne niña, una noche de fábula, pasaría del sueño a la muerte como de nodriza a nodriza, sin más que un grito en el tránsito. Era el mes de mayo. El agro de Chillán había hecho ya su trilla, y voleado su pan. Yo veía el segundo Chillán que ha corrido la suerte del primero. El que viene plantará su vida en otro sitio”. “Pero Chillán, cuna de nuestro O’Higgins esencial, fue realmente arrasada y hay que levantarla piedra a piedra. Y la ilustre Concepción, santo y señor del Sur, de tan noble estampa, ha perdido barrios enteros y deberá reedificarse en buena parte. No ha sido la militarada loca ni la sombría guerra civil quienes han echado a tierra

Desembocadura del Bío Bío

Quinchamalí

45


nuestra hermosa artesanía de ciudades coloniales. Podemos decir a los países que nos juzgan, con la cortesía del gentil hombre japonés: Venid como siempre, nuestra casa ha sido trastornada en una noche, pero no por el brazo de sus hijos, sino por el vuelco de la tierra”. Y definiendo Gabriela Mistral o, mejor, dando identidad a lo chileno y al carácter del chileno tras esta “fechoría telúrica”, señala en unos de sus artículos: “El hombre chileno de Chillán o Concepción, naturaleza activa por excelencia, después de cada terremoto reconstruye las ciudades y restablece los cultivos con una confianza pasmosa y con gran desdén hacia la traidora del suelo. Hay en nuestra gente un estoicismo no helado, sino ardiente, una decisión tal de poseer y de gozar su tierra, que la furia telúrica se la quita de las manos apenas un momento. Allí están ellos, mientras yo los cuento, con la tierra otra vez recobrada, planeando y haciendo”. De aquel año de 1938, en su buen estar y recorrer el territorio patrio en su mirada de ancho y largo panorama, mientras su tren bordeaba ríos (“me voy con el río Laja”) y paisajes (“me voy por el cuerpo de Chile”), Gabriela Mistral escribe, y en un arrebato de pulso vital, su soberbio poema Salto del Laja: “Cae y de caer no acaba / la cegada maravilla, /cae el viejo fervor terrestre, / la tremenda Araucanía”. A renglón seguido de haber escrito este maravillador poemahimno, la autora reflexiona prosísticamente sobre el tema, señalando que en dicha poesía “está contada esta embriaguez de mi pérdida y esta traición de mí misma, llevada sin regreso hacia una orilla que no sé nombrar y de la que no tengo idea. La cascada, el arrebatador, era bueno y era hermoso de toda hermosura. Y perderse en él parecía lo más feliz del mundo, en esa hora de

46 Quinchamalí

ceguera de espumas y de sordera de estrépito”. Gabriela Mistral leerá su poema Salto del Laja, y como texto inédito, en la Unión Panamericana (Washington D. C.) al término de su conferencia “Geografía humana de Chile”, febrero de 1939. El poema, sin embargo, no fue incorporado por la autora a ninguno de sus libros editados, aunque por su naturaleza, tema y escritura bien debería pertenecer a las páginas de Poema de Chile (1967). Será precisamente en Poema de Chile, ese bello libro póstumo de Gabriela Mistral, donde la autora deja mucha presencia poética de la hoy llamada Región del Bío Bío: en su geografía y naturaleza (maitenes, boldos, frutillares); en sus ciudades y tradiciones: Concepción (“La ciudad ancha y señora”, Talcahuano (“y su naufragio de astilleros”), Tomé (“quedan lejos los telares, pero aún siguen con el viento”), Chillán (“La ciudad de amansaderas, curtidores y alfareros. Arden eras chillanejas, todo Chillán es fermento”); en sus mercados y artesanías (“por la feria de Chillán donde rebrillan maíces, volaterías, riendas, estribos, aperos). Y, naturalmente, sus mujeres y sus hombres en sus anónimos oficios de creación de patria: un Juan cosechero de Mulchén, Los Ángeles, Nacimiento; o un Pedro pescador de Lebu y San Vicente; un José minero Lota adentro; o unas Ifigenias artesanas de Rere y Hualqui y Quinchamalí. Gentes tantas haciendo su ciudadanía o su patriotismo más allá de sus telares, sus artes y sus afanes cotidianos. Y, por cierto, el río Bío Bío mismo tendrá aquí su neta admiración y su casi ritual epifanía: “Bío Bío, Bío Bío, / qué dulce que lo llamaron / por quererle nuestros indios”. Y luego dirá: “Yo que he visto cosas / ¿hay otro más grande y lindo? / No. No lo hay en tierra chilena”. El poema, a su vez, se complementa con un sensitivo y tutelar


Desembocadura del Bío Bío

texto prosístico, escrito por Gabriela Mistral en 1938: “Bío Bío, río de ríos de Chile, arquetipo fluvial nuestro y que debiera humedecer la peana de nuestro escudo, para saciar la sed del huemul y del cóndor que allí se están como embalsamados de ansia. Beber cada uno su Bío Bío hasta empaparse las raíces y empezar a crecer en alerce o en ulmo, es decir en chileno cabal que no rechaza su sangre ante este río de su sangre”. Así, Poema de Chile es un recorrer geográficamente el territorio patrio: su naturaleza física y humana, sus valles y sus ríos, su cordillera y sus metales, su desierto y su mar, su flora y su fauna. Lo visto y lo viviente del suelo natal en un redescubrir la entraña misma del largo país. Viene a testimoniar también la verdadera y siempre permanente relación que nuestra Mistral tuvo con lo real y lo genuino, lo criollo y lo autóctono de la tierra chilena. Territorio que hizo muy suyo en sus andanzas y desventuras. Tratándose de Chile no hay en el Poema una relación de historia en el sentido convencional de destacar al héroe o de relatar gestas o procesos episódicos. “La historia de Chile me gusta como oficio de creación de patria”, dice la autora. Y cuando hay una referencia, por ejemplo, a Bernardo O’Higgins -el Bernardo, como simplemente lo nombra en el poema Chillán-, no es para destacar al hombre héroe, ganando batallas o gobernando el país o sufriendo destierros, sino para hacer vivo y evocador el retrato de la niñez del Padre de la Patria, en su anécdota o en su entretenimiento, jugando a los volantines, encumbrando cometas pintarrajeados en la aldea vieja de su Chillán siglo dieciocho. “La madre del prócer sí que va y viene con su

nombre en las estofas varias: “Doña Isabel se retarda, / Bernardo vuelve contento / y después, después, los dos / vuelven tejiendo el comento.” Y si en su libro Poema de Chile, el Padre de la Patria no pasa más allá de una evocadora infancia -el niño Bernardo en su crecimiento chillanejo-, en la vida misma y toda de Gabriela Mistral será permanentemente su respaldo tutelar de la chilenidad. Ya hablando a los estudiantes peruanos sobre un O’Higgins, símbolo en la gesta de la Emancipación y de la amistad del Perú y Chile; ya destacando al Director Supremo como organizador de un país, “desde las escuelas hasta las diversiones populares”. Debe decirse, también, que el último artículo que Gabriela Mistral escribió en su vida (20 de agosto de 1956), sólo cinco meses antes de su muerte, será un mensaje “a mi querida gente chilena que celebra hoy el nacimiento del héroe mayor, Bernardo O’Higgins, hijo de una ilustre señora chilena. Alabado sea el nombre de O’Higgins que vive la vida eterna en los niños que crecen. Bendita sea la hazaña que no conoce el olvido ni la muerte. Todo por Chile, por su honra, por su futuro y por su dicha”. Un siglo después de aquel niño Bernardo creciendo y jugando en los patios y huertos de Chillán, otro niño haría otro tanto en su querida provincia de Arauco: allí nació Juan Antonio Ríos Morales, “aprendiendo lo que más necesita el republicano de un país pequeño: la angostura de los recursos, el poco y el suficiente. Su escuela de Cañete y su liceo de Lebu no podían regalarle gran cosa; pero su colegio penquista supliría más tarde las fallas y las flaquezas. Concepción había de volverse el núcleo de su buena suerte y el de su destino, hasta el punto que tal vez debamos a nuestro hombre tanto a la madre como a la noble Quinchamalí

47


ciudad. Porque Concepción ejerce una doble manipulación sobre propios y ajenos; ella da cultura y contagia una especie de señorío democrático al transmitir su sentido de las categorías; ella siempre imprime carácter en sus hijos o ahijados” (Gabriela Mistral: Recado sobre Juan Antonio Ríos). Años después, ese “núcleo de buena suerte y de destino”, llevaría ciudadanamente a Juan Antonio Ríos a la Presidencia de Chile (1942-1946) y a Gabriela Mistral, a su vez, al universal Premio Nobel de Literatura (1945) en el tiempo mismo de esa Presidencia.

Nuestra Mistral, que se definió siempre como una regionalista “de mirada y de entendimiento”, supo amar grandemente las humanas y físicas geografías de esa patria chiquita que se llama Región. Pues, “en geografía como en amor, el que no ama minuciosamente, ni ve ni entiende ni ama tampoco”. Sólo así pudo ella dejar en su poesía y en su prosa una perdurable y recogedora visión y emoción del país natal que se pensó y se recorrió: Que vengo de una tierra donde el alma eterna no perdía. La región le dio, sin duda, ese aposentamiento de la chilenidad. Y como en el epifánico verso de su poema Chillán: “Toda su tierra parece ofrenda, fervor, sustento”.

BÍO BÍO Bío-Bío, río de ríos de Chile, arquetipo fluvial nuestro y que debiera humedecer la peana de nuestro escudo, para saciar la sed del huemul y del cóndor que allí se están como embalsamados de ansia. Quien mejor lo bebe es el araucano que hunde en su corriente la mano o el cántaro, también el sombrero, y nos comparte esa linfa con un gesto ceremonial. Beber sin prisa, para prolongar el gusto de la Araucanía, para bautizarnos las entrañas, para regarnos de origen. Beber cada uno su Bío-Bío hasta empaparse las raíces y empezar a crecer en alerce o en ulmo, es decir, en chileno cabal que no rechaza su sangre ante este río de su sangre. Gabriela Mistral 1938

48 Quinchamalí


Verdugo Cavada, Poeta de los Copihues René Louvel Bert Académico U. de Concepción ( )

Ignacio Verdugo Cavada

C

on agrado escribo estas líneas para que, a través de ellas, las nuevas generaciones conozcan a un poeta penquista de principios de siglo, quien honró con su trabajo serio y de alto vuelo la lírica chilena. A fines del siglo antepasado, el 12 de octubre de 1887, en casa de su abuela materna, doña Josefina Urrejola de Verdugo, el poeta vio la luz en nuestra ciudad de Concepción. Fueron sus padres don Darío Verdugo Urrejola y doña Elena Cavada, el segundo entre ocho hermanos, tres hombres y cinco mujeres. Se ha repetido, majaderamente, que el poeta nació en Mulchén. Nada más errado. Aún Enrique Lafourcade en un comentario de televisión citado en El Mercurio, refiriéndose a los poetas del Sur, cae en el mismo error. Ignacio pasó algunos años de su vida en Mulchén, trabajando en un fundo de los aledaños de dicha ciudad, pero nació en Concepción y falleció en la capital, el 10 de agosto de 1970.

prácticas piadosas y las severas lecciones de doctos maestros del Humanismo, los viejos y sabios sacerdotes de la antigua diócesis penquista, familiarizándose con los clásicos españoles, dejándole la lectura de éstos una profunda huella y un acervo de claros conocimientos de los poetas y prosistas hispanos. Al regresar del Seminario, se matriculó en el Curso Fiscal de Leyes de Concepción, para terminar sus estudios en la Universidad de Chile, donde obtuvo su título de abogado en 1910.de

SUS ESTUDIOS REGRESO A SU CIUDAD NATAL Ingresó al Internado del viejo y desaparecido Seminario de Concepción y en este prestigioso De vuelta, en Concepción ejerció con éxito establecimiento repartió sus actividades entre las su profesión y durante el gobierno de don Juan Quinchamalí

49


Luis Sanfuentes fue designado secretario de la In- la que, Ignacio Verdugo Cavada y Concepción tendencia de la provincia. fueron una sola cosa: el poeta encarnado en la ciudad y la ciudad encarnada en el poeta...”. SU MATRIMONIO Amigos de Concepción y de su región ale Conjuntamente con estas funciones, ocu- daña, escribió Raúl Silva Castro, nos cuentan que pó la dirección de la revista Chantecler, que fue en sobremesas, en las nocturnas charlas de los trasunto de la inquietud intelectual de aquellos novios, entre las rejas de los balcones, en las noaños y que marcó una época de serio trabajo in- ches de parranda, eran los versos del poeta a los telectual en la ciudad, cuando aún no se pensaba cuales se acudía espontáneamente”. en crear la Universidad. ENSAYO DE UNA SEMBLANZA En 1956 casó con la distinguida dama penquista Mercedes Rebolledo con la que formó un Ignacio, era más bien alto, fornido, de anhogar que alegraron ocho hijos, hasta que este chas espaldas, ligeramente encorvado, de andar hombre sensible, abierto a las emociones y a los lento; poseía una gran cabeza en la que se iniciagrandes dolores, sufrió el mayor quebranto de su ba una prematura calvicie y de un profundo mirar, vida al perder a su esposa en 1949. Este rudo ornado de una serena expresión de inteligencia y golpe dejó una herida que el tiempo no fue capaz de bondad; su sonrisa amable y cordial imprimía de cicatrizar. a su fisonomía el encanto de la más viva simpatía. Esa expresión de bondad era inherente a su En 1920, se instaló en Mulchén en su fun- figura, a su actitud, a su lenguaje, y se dejaba do Nihuinco y al fallecer su compañera trasladó sentir hasta el suave tomo de su voz siempre su residencia a Santiago donde, alejado del cam- baja y modulada con tranquila lentitud; hablaba po y rodeado del cariño de los suyos, recordaba sin reflexiones tonales, con una levísima monocon nostalgia a la querida Concepción de su na- tonía que se acentuaba, especialmente, cuando cimiento, la que fue testigo de su niñez, de su recitaba sus poemas. Había tanta sencillez en su juventud, de sus sueños e ilusiones, así como del actitud, en toda su persona que, en una forma inmenso amor que llenó su vida. instintiva e irresistible, despertaba confianza y efecto. ¡Fue un niño dolorido, refugiado tras su El poeta murió lejos de su ciudad natal, en máscara de hombre...! la capital de la República, Víctor Solar Manzano escribió en El Mercurio: “¿Por qué las provincias, Era cordial, caballeroso y afable, de gran van exprimiendo hasta el exceso, sus rincones timidez, no quiso jamás colocarse en los primede hospitalidad, para que los poetas tengan que ros planos y una de sus más caras aspiraciones exiliarse; para que Neruda de Parral y Temuco sal- fue la de pasar inadvertido. ga a todo el mundo y halle acogida final en su Isla Negra, lejos de todos; para que Huidobro, se Una de sus condiciones anímicas, derivada haga escritor de lengua parisiense y, sólo muer- de su carácter retraído, fue que no le gustaba recitar to halle refugio en Cartagena, lejos de su San- en público sus propios versos, a pesar que se notatiago provinciano y aldeano?; la Mistral, en una ba en la placidez de su mirada serena una no disihora temprana de su poesía, abandona Chile y mulada satisfacción, cuando escuchaba a algunos vuelve a Montegrande, años después de muer- de los contertulios decir con emoción cosas suyas. ta. De Rokha peregrinará por todo Chile y vive y muere en Santiago sintiéndose extranjero en SU OBRA POETICA la aldea grande de Vichuquén, y, más proscrito todavía en la de Licantén del nacimiento, Ignacio Estaba dispersa hasta que, en 1962, la ciuVerdugo, se muere en el helado agosto de San- dad de Mulchén, al conmemorar el centenario de tiago, lejos del sol fronterizo, con resplandores su fundación, como un homenaje al poeta que rede copihues y los aromas vegetales del Caracol”. sidió algunos años en sus campos, hizo imprimir Continúa el comentarista: “hubo una época en sus versos en un volumen titulado Alma de Chile, Concepción, hoy totalmente desaparecida, en pero antes de esta recopilación tuvimos ocasión

50 Quinchamalí


de conocerlos de sus propios labios, estando gran parte de ellos, aún inéditos o repartidos en revistas como Chantecler, Atenea, Zig Zag, Selecta o Ideales y en algunos álbumes de sus admiradoras o de algunas de sus mujeres que amó en su juventud. Roberto Meza Fuentes, en el prólogo del libro dice en parte: “Ignacio Verdugo ha sido en Chile, uno de los más vigorosos, espontáneos y auténticos creadores de tradición. Muchos de sus versos, algunos de los cuales ni él mismo recuerda, que ruedan perdidos en colecciones desteñidas o a medio desteñir, de viejos periódicos o revistas, viven con la colaboración ingenua de la variante en la memoria del pueblo que, recuerda el verso con su deformación o transformación a tono con la mentalidad o sensibilidad del sujeto y que, infaliblemente ha olvidado el nombre del autor. Yo mismo, que no olvido con facilidad los nombres, he preguntado a Verdugo Cavada por su dramático y hondo poema del perro, cuyos versos finales, quedaron grabados en mi corazón adolescente”:“Lo mataron a pedradas porque lloraba de pena...” y prosigue Meza Fuentes, el poeta, mirando con ojos de saudade a una cosa tan lejana, como mi adolescencia, me ha respondido con resignada melancolía: “No sé dónde están. Se me han perdido. Y así, versos, estrofas, poemas enteros”. Por mi parte, debo anotar algo muy personal, pero que demuestra los años de mi amistad con Ignacio: siendo el poeta amigo íntimo de Enrique Laurent, primo hermano de mi madre, durante nuestra niñez y mocedad, en muchas ocasiones lo vimos en casa, al borde de la sencilla y cálida mesa hogareña, conversando de temas que, debido a nuestros cortos años, no alcanzábamos a comprender, pero al final de estos ágapes fraternales, constituía una verdadera fiesta espiritual oír de sus labios sus poemas sencillos, humanos y plenos de un alto contenido lírico. Recuerdo imborrable de lejana juventud. DISTINCIONES RECIBIDAS En 1902 fue distinguido con el título de Miembro Correspondiente de la Academia de Buenas Letras y Bellas Artes de Málaga, jamás quiso hacer mención de ésta u otra distinción, porque una inmensa sencillez llenó su vida, y al preguntarle algo de los suyos, con una sonrisa bonachona y fraterna respondía invariablemente que su caminar por el mundo carecía de cosas dignas de mencionar. En muy contadas ocasiones, le escuchamos

ligeros recuerdos de su vida y nunca le oímos un reproche. Esa reserva que envolvía su personalidad la hacía extensiva al prójimo, pues jamás un comentario desagradable escapó de sus labios.

El joven Ignacio Verdugo Cavada

Siempre he pensado que la poesía no es una flor nacida para el alma de las multitudes, sino para la media luz de la intimidad personal; que, el escritor, que nace con un mensaje que entregar a su generación, debe transmitirlo realizando la tríada clásica de: pensar alto, sentir hondo y hablar claro

Quinchamalí

51


002 052

LOS COPIHUES El crítico literario Raúl Silva Castro relata el origen de este poema. Dice que en 1903, durante una gira política por la provincia de Arauco, en la que iban, entre otros, Ezequiel de la Barra, cuñado del poeta, fue éste quien “al ver a raudales las enredaderas de copihues, abrazadas a los viejos peumos de la cordillera de Nahuelbuta” le insinuó la idea de cantar a esta flor los sublimes versos que le confirieron el símbolo de nuestra chilenidad. De regreso a nuestra ciudad, inspirado por el paisaje de la Araucanía, los árboles centenarios, las lianas y las enredaderas de copihues adosadas a los árboles autóctonos, impresionaron su alma sentimental y profundamente chilena empapada en historia y en la paz de su escritorio se inspiró en el motivo del copihue y los avatares de la raza araucana. De allí nacieron estos versos que al poeta le dieron fama internacional y el copihue el rango de flor nacional. En 1974 el Gobierno del General Pinochet, por decreto supremo, así lo ha dispuesto. AUTOR DE LA MÚSICA DE LOS COPIHUES En una tarde de confidencias, charlando con Ignacio, nos relató que, estando un día de 1906 dedicado a los quehaceres inherentes a su profesión, se presentó en su gabinete el sargento primero de la banda del Regimiento Chacabuco, Arturo Arancibia, solicitando la autorización para escribirle música al poema Los Copihues. Verdugo lo autorizó y algún tiempo después fue sometida a su aprobación la partitura. De común acuerdo con el sargento Arancibia se le hicieron algunas correcciones. Años más tarde, una tercera persona se apropió de la música y por deleznables razones comerciales, la inscribió a su nombre, siendo el único y verdadero autor de la composición musi-

52 Quinchamalí

cal, el primero de la Banda del Regimiento Chacabuco, Arturo Arancibia, a quien se ha olvidado injustamente y cuya memoria es preciso reivindicar. En el Ateneo de Santiago en 1908, Ignacio dio a conocer algunos de sus poemas, entre ellos Los Copihues y en dicha oportunidad fue felicitado por don Arturo Alessandri Palma, don Emilio Rodríguez Mendoza y don Carlos Silva Vildósola, entre otros, pero esto puso una espina en el alma de Samuel Lillo, otro gran intelectual de nuestra tierra, quien se consideraba el único autorizado para glosar el problema lírico araucano. CURIOSA COINCIDENCIA En los albores de la Patria Vieja una mujer encendida de espíritu libertario, entregó a Chile la primera bandera nacional, bordada por sus primorosas y aristocráticas manos, doña Javiera Carrera Verdugo. Un siglo después, un hombre por cuyas venas corrió la misma sangre, nuestro recordado amigo Ignacio Verdugo Cavada, entregó a la Patria su poema Los Copihues, que habría de transformarlos en el símbolo de nuestra flor nacional, ya que antes que él pulsara su lira con este motivo autóctono, no pasaba de ser una de las tantas flores de nuestros bosques chilenos. ¡Curiosa y extraña coincidencia que evocamos!, y al recordárselo al poeta se sonrojó tímidamente y sintió, estamos seguros, en sus íntimas fibras, vibrar un hálito de emoción y de esperanza. Ignacio, por hábito y modestia, jamás concurrió a concurso literario alguno. A este respecto relataremos una curiosa anécdota; las autoridades de Mulchén le solicitaron un estrofa para el frontispicio del centenario de dicha ciudad. Algún tiempo después se abrió un concurso similar para otro pueblo del sur y un señor cuyo nombre omitiremos, porque así lo solicitó el poeta al relatarnos el episodio, obtuvo el premio en los versos de Ignacio Verdugo que desde algún tiempo estaban en el Cementerio de Mulchén y dicen así:


002 053

FRONTIS CEMENTERIO MUNICIPAL DE MULCHEN Por esta puerta has de pasar un día libre ya del dolor y la alegría. Aquí el cuerpo termina la jornada; pero, el alma inmortal emprende el vuelo como una mariposa libertada porque es eso esta vida tan preciada: ¡un pedazo de cielo... y un puñado de nada...! sueños, poder, belleza y lozanía por esta puerta han de pasar un día... Cuando nos relató este triste episodio no hubo siquiera un asomo de irritación o de ira en sus ojos, lo hizo con tranquilidad, sintiendo, tal vez, una pena inmensa frente a este gesto irresponsable que reveló la falta de personalidad de su autor y la ignorancia del jurado que dictó el fallo. HOMENAJE DE LA UNIVERSIDAD DE CONCEPCIÓN Con motivo del homenaje que nuestra Universidad le tributara en 1954 y cuyo discurso de ofrecimiento me cupiera en suerte pronunciar, al contestar al poeta, en uno de los acápites del suyo, expresó: “El poeta, sacerdote de la belleza y ciudadano de la eternidad, tiene la misión de entregar su alma con sinceridad y cantar al Universo haciendo mirar a los hombres con alma sincera hacia arriba, porque sin verdad no hay belleza y, sin Dios, no hay eternidad”. En otra parte de esta misma pieza oratoria expresó: “Siempre he pensado que la poesía no es una flor nacida para el alma de las multitudes, sino para la media luz de la intimidad personal; que, el escritor, que nace con un mensaje que entregar a su generación, debe transmitirlo realizando la tríada clásica de: pensar alto, sentir hondo y hablar claro”.

Quiso con esto demostrarnos el concepto que tenía del arte, de la sociedad y el aislamiento en que le agradaba desarrollar su labor, alejado de círculos, cenáculos y tertulias literarias. Con motivo de este homenaje, daré a conocer una carta que me escribiera desde Santiago, algunos días después de este acto en la Universidad en la que se retrata lo espiritual y sensitivo que había en él.

“Santiago, octubre 15 de 1954

Mi querido amigo: Llegado a Santiago, hube de guardar cama dos días y aquí me tiene ahora, en placentera comunión con su recuerdo, saboreando las gratas y comprensivas frases con que mostró ante los profanos, lo más emocionado de mi producción, con ese elogio sobrio e inteligente que da la cultura universitaria y el diario ejercicio intelectual. Era Ud. como el defensor que mostraba a los jueces, las desnudeces de Friné. Mi carta le lleva mis agradecimientos más sinceros y no le pido excusas por lo breve de las frases con que, en el Salón de Honor de la Universidad manifesté en mi discurso, lo mucho que tenía que agradecer al suyo, porque deseaba no romper ese clima de seguridad varonil que Ud. con tan buen gusto, supo dar a sus palabras. Debo decirle que aún me envuelve, como un hálito capitoso y perenne me ese afecto con que Ud. y demás amigos, me envolvieron en esas horas inolvidables que me concedió mi tierra natal. Para todos mis agradecimientos. Le ruego salude a su señora, a su hermosa compañera en esta ruta áspera y larga que, con su talento lo empuja hacia delante deshojando sobre su camino las rosas de la ternura que son, el mejor galardón durante la lucha. Y reciba mi emocionada gratitud por el recuerdo que hizo de mi muerta en esos momentos tan solemnes para mí. Lo abraza cariñosamente, su siempre amigo Ignacio Verdugo Cavada”. Quinchamalí

53


Antes de Ignacio Verdugo Cavada, el copihue era, naturalmente, lo que es: el copihue. Nada más que una flor de nombre indígena y virginal, como un amanecer de la selva. Después del tríptico del poeta austral, el Copihue es la flor de Chile con su tradición heráldica, poética y heroica Raúl Silva Castro

PERIODOS DE SU LABOR LÍRICA El poeta no sólo fue conocido en nuestro país, en Lima Carlos Alberto Fonseca, seudónimo de una conocida poetisa peruana, encargada de la página literaria del diario Crónica, le solicitó sus poemas, les hizo un elogioso comentario y los publicó en la ciudad de los Virreyes. Roberto Meza Fuentes, en las casas de la cultura de Quito y Ambato, siendo Embajador de Chile, dictó conferencias sobre Poesía Chilena y los versos que más impresionaron fueron los de Verdugo Cavada. Dando cuenta de estos actos en el Prólogo del libro de Ignacio Verdugo, Meza Fuentes escribe: “Frente a Juan Montalvo, junto a los manuscritos de sus obras, rodeados de las epístolas de sus contemporáneos de dos mundos –todos los grandes de América y Europa– entre otros, Juan Valera, Gaspar Núñez de Arce, Emilia Pardo Bazán, Alfonso de Lamartine, Víctor Hugo, proclamó ante los dirigentes de la Casa de la Cultura de Ambato, ante el obispo de la diócesis y ante los ministros de Educación de las Repúblicas de Ecuador y Costa Rica, la belleza bravía, autóctona de la flor heráldica de Chile, nacida al mundo del espíritu y de la vida de los símbolos, por obra y gracia de un poeta, Ignacio Verdugo Cavada, que, casi niño todavía, desentrañó en el corazón de la selva austral su íntima y eterna esencia vernacular”. “Antes de Ignacio Verdugo Cavada, continúa el comentarista, el copihue era, naturalmente, lo que es: el copihue. Nada más que una flor de nombre indígena y virginal, como un amanecer de la selva. Después del tríptico del poeta austral, el Copihue es la flor de Chile con su tradición heráldica, poética y heroica”. De su juventud, el romántico que había en él y el simbolista, se nos presenta en los versos de la primera época y entre éstos debemos recordar Las dos Palomas, poema que los muchachos románticos de la generación de 1910 recitaban y conocían y, los más jóvenes lo hicimos muchas veces en nuestra lejana mocedad emocionadamente en los oídos de la amada.

54 Quinchamalí

Enseguida sus famosos poemas Los Copihues con su tríptico: el Copihue Rojo, el Blanco y el Rosado. Más adelante, el poeta se enfrenta con la vida y observa el aspecto triste, realista y doloroso del problema humano, dándonos sus Rapsodias Populares, plenas de observación de hechos objetivos y de personajes del tráfago cotidiano, del gran desfile, poniendo en estas estrofas la nota sentimental dentro del aspecto materialista y descriptivo del asunto. Luego, en su vida en el campo, lo impresionan los animales, las cosas simples y los versos de esa época como El Buey, El Gallo, Corderos, los Potrones, y otros, son de un realismo puro y algunos entremezclan en su contenido el realismo y el simbolismo, características que marcan esta etapa de su producción. Su poesía íntima, subjetiva y personal, derivada de su gran dolor, constituye la postrera etapa de su producción y, a nuestro juicio, la más medular y la mejor. Cada una de las etapas de su obra son de real interés: cada una nos presenta un estado anímico especial; no sabemos cuándo ni en qué época se ha revelado con mayor fuerza ni podríamos decir cuál aspecto de su obra nos ha tocado más profundamente. Por ello pensamos que para analizarlo, no es posible desmenuzar sus diversas épocas ni aislar una de otra a pesar de la diferencia intrínseca de su temática, sino al contrario, en una visión de conjunto observar en totalidad y en profundidad su labor a través de sus diversos poemas. Para resumir, digamos que Ignacio Verdugo no se alejó jamás de la línea clásica del verso puro y transparente, a través de una expresión sutil y manifestada por metáforas delicadas y sencillas, conmovedoras a veces. Mantiene su apacibilidad, su pureza y su frescura, sin la frase rebuscada o el giro de difícil comprensión e interpretación; baja, en ocasiones, al problema material sin llegar a lo


obsceno y procaz; sube a lo íntimo, sin hacerse sensiblero ni llorón; describe lo popular y lo vernáculo, sin tocarse con la vulgaridad; es un poeta de molde clásico; gran observador del problema humano en su contenido total; un neorromántico y un simbolista, teniendo por sobre todo el mérito de escribir poesía que agrada, conmueve, y llega directamente sin retorcimientos inútiles al fondo de nuestra sensibilidad. Cuando toca temas nuestros, de nuestras costumbres, de nuestro pueblo o de nuestros campos, se torna conmovedor en poemas tales como Espuelas, Rodeo y otros. Se pone escéptico, desolado y evocador en Elegía del Retorno, pesimista en Prólogo y Acqua viva; tiene una forma elegante y caballeresca de mostrarnos su desilusión y su ansiedad en Sed y Convaleciendo; un gesto de profunda y diáfana resignación ante el dolor que amasó la palpitante levadura de su alma en Nocturno Primero; un tremendo grito de desesperación, por el profundo dolor que lo desgarra en Eternidad, El Viaje, Para Siempre y Visi-

ta, a nuestro juicio los mejores poemas del libro. Mucho más podríamos decir del hombre, del poeta, del amigo, de su personalidad, de su espíritu exquisito y transparente, de su cultura y de su grandeza de alma, así como de la honradez que puso en toda su obra. Pero creemos que, con estas líneas, hemos tratado de destacar la obra de este poeta genuinamente penquista, que ha dado nombre ilustre a la ciudad que se honró al verlo nacer, en el seno de una de las distinguidas familias del viejo Concepción de ayer, de hoy y de siempre. Creemos, para finalizar, que cumplimos con una deuda de reconocimiento y gratitud hacia su memoria, inolvidable para todos aquellos que fuimos sus amigos y supimos de sus ansias, de sus desvelos y de su amor por Chile.

*Homenaje de la Universidad de Concepción al poeta Ignacio Verdugo Cavada. Atenea Nº 558, Universidad de Concepción, 1955.

EL COPIHUE ROJO

EL COPIHUE BLANCO

EL COPIHUE ROSADO

Soy una chispa de fuego Que del bosque en los abrojos Abro mis pétalos rojos en el nocturno sosiego. Soy la flor que me desplego junto a las rucas indianas, las que al surgir las mañanas en las cumbres soñolienta guardo en mis hojas sangrientas las lágrimas araucanas. Nací una tarde serena de un rayo de sol ardiente y amo la sombra doliente de las montañas chilenas. Yo ensangrenté las cadenas que el indio despedazó las que de llanto cubrió la nieve cordillerana yo soy la sangre araucana que de dolor floreció. Y hoy que el fuego y la ambición arrasa rucas y ranchos cuelga la flor de mis ganchos como flor de maldición. Y voy con honda aflicción a sepultar mi pesar en la selva secular donde los pumas rugieran donde mis Indios me esperan para ayudarme a llorar.

Yo llevo en mi alma extraña de un Cisne de la laguna yo soy un rayo de luna que se extravió en la montaña la palidez que me baña es palidez de dolor. Y si en mi blanco color hay algo triste y doliente, es porque soy solamente una lágrima hecha flor! Yo florecí entre las brumas donde ignorados y juntos lloran los Indios difuntos y se lamentan los Pumas yo brillo como la espuma sobre el obscuro chamal y en las noches sin igual de las Indias en las trenzas quedan mis flores susponzas como flores de cristal! Olvidadas y escondidas al borde de las barrancas se agrupan mis flores blancas como palomas dormidas. Rayos de estrellas perdidas dan transparencia a mi ardor y si en mi blanco color el rojo ya no resalta, no es que la sangre me falta, es que sobra el dolor!!

En el doliente concierto de la agonía araucana yo soy como una campana que se halla tocando a muerto. Bajo el boscaje desierto ve en mí el Indio un arrebol y cuando enfermo de alcohol se echa a morir en las quilas ¡yo le dejo en las pupilas una mentira de sol! Por mis pétalos risueños donde una aurora agoniza corre la sangre enfermiza de los Mapuches pequeños. Todo el dolor de sus sueños lo llevo ya en mi interior por eso duda mi flor cuando en el bosque revienta si soy lágrima sangrienta o soy sangre sin color. Por eso mis flores muertas al rodar por los senderos tienen algo de luceros y algo de heridas abiertas mas en las selvas desiertas valor al Indio le doy pues a recordarle voy con mi dolor tan extraño que aún corre sangre de antaño bajo las lágrimas de hoy!

Quinchamalí

55


Recuerdos de Alfonso Lagos Villar Edgar Perramón Q. Premio Nacional de Periodismo 1971

T

uvimos la suerte de trabajar junto a Alfonso Lagos Villar por más de 20 años. Era el período en que se consolidaba La Discusión, que recién había cambiado de edificio y se modernizaban los equipos y sistemas de trabajo, pero con la noche igualmente intacta y activa para los que ejercían el oficio.

Nació en Minas del Prado, Comuna de Coihueco, Ñuble (16-IV-1900).Estudió en el Liceo de Hombres de Chillán. Se había iniciado en el periodismo en varios diarios chillanejos. Director del diario El Día. Director y propietario de La Discusión de Chillán, la dirección del diario la asumió en 1936, cargo que detentó hasta su muerte en 1976, del que fue el guía cuidadoso, la aurora y la conciencia de la empresa. Impulsó importantes iniciativas de progreso regional: Banco de Chillán, Grupo Arquitectónico a la memoria de O’Higgins y formó parte de varias instituciones: Rotary Club, Liga de Estudiantes Pobres, Instituto Chileno-Norteamericano de Cultura, recibió el Premio Nacional de Periodismo en Redacción, 1961. Fue fiel a la esperanza de que Ñuble tenía que mirarse con la nitidez que le daban sus hijos en el trabajo pujante y creador. El Grupo Arquitectónico a la memoria de O’Higgins en Chillán Viejo fue, acaso, su desvelo mayor.

56 Quinchamalí

Tuvo siempre un ordenado concepto del deber, de su responsabilidad ante la tierra ñublense que él defendió ante los esquivos políticos centrales, con el título inexpugnable de su sangre coihuecana. Cuando había vagos y dispersos deseos, en el afán común de engrandecer a Chillán, Alfonso buscaba la adhesión a nuevas aspiraciones, sin que nadie sintiera abatidas sus ideas. Tenía la particularidad personal de unir y conmover. Tuvo el fervor de los hombres libres y la dote de tolerancia necesaria para atender a todas las ideas que brotaban en la comunidad. Se diría que valorizaba la abnegación. Escapó a la vanidad y la pompa. Sintió que todo lo que tenía estaba en custodia y depósito y que había necesidad de entregarlo, para ser benigno y justo, a la magnanimidad de la juventud bajo el escudo de nobleza espiritual de la Universidad de Concepción. La prematura partida


Fidel Torres Muñoz, Julio Opazo, Alfonso Lagos, Efrain Becerra, Antonio Tapia.

Sentados al centro, Alfonso Lagos, Orlando Millas y colaboradores del diario La Discusión.

Quinchamalí

57


de su hija Laura, periodista también, le había dejado un dolor sin lágrimas y la convicción de que ese paso había que darlo con prontitud. Sus ojos grises se humedecían cuando llegaba la confidencia ocasional en el trabajo de la madrugada. Venía de un hogar modesto y paciente en que no había lo suficiente para imprimir el rostro con alguna satisfacción. Pero la vida le fue lentamente llenando la urgencia de su alma sentimental. En el Liceo de Hombres de Chillán, fue dejando la poesía para asumir, de otra forma, la palabra y amparar su vida en ella. Por años le vimos, frente a su vieja máquina, buscando y acariciando las palabras para conquistar frases tersas y talladas. Diría que fue el gran placer de su vida, buscar la luz que hay detrás de la majestad de cada palabra. Luchó siempre por desprenderse, sin lograrlo, de las funciones administrativas de la Empresa Periodística y de Radiodifusión que dirigía. En el oficio periodístico, que entonces ascendía siempre hasta la madrugada, estaba su designio y su mirada, con una extraña sensibilidad para recoger el gemido y la esperanza que se paseaba, con más libertad que la brisa, por el alma vegetal de la tierra de Ñuble. ¿Cómo servir e interpretar mejor a Chillán, a Bulnes, a Yungay, a cada pueblo en su existencia venidera? Amó a Ñuble, como lo exige el filósofo chino, con la ternura de la primavera. La vida no terminaba en la tumba. La muerte suele ser una invención, porque nadie muere cuando se entreabren los recuerdos jubilosos que cobijan la generosidad. Alfonso Lagos está ahí, para siempre, poblando la memoria callada con ejemplos de pujanza y de amor a su tierra. El hombre no es sólo un puñado de polvo, sino obra majestuosa cuando sus ejemplos despiertan los sentidos y rinden tributo al sacrificio y al altruismo. En octubre de 1973 nos fue a ver a Bulnes en nuestra reclusión. Intuimos que sería la última vez en que personalmente las emociones morirían en los ojos. En el susurro de la despedida le pedimos un pañuelo al tiempo. En 1976, el año de su partida, a los 76 años, sus cartas dictadas nos llegaban a Alemania, donde vivíamos, con igual soplo de bondad, pero ya con el pulso débil de su firma dibujaba. Después vino el silencio, sin que su nombre se apague, porque hay una luz que lo atraviesa. Supe que al morir en 1976 donó su empresa a la Universidad de Concepción; gesto que ofrece un fiel retrato final de su noble humanidad.

58 Quinchamalí


Televisión y Cultura Juan Pablo Garrido

C. Magíster comunicación Estratégica

Quinchamalí

59


S

oy Sandra, la reina de las delincuentes. Así comenzaba la promoción de unos de los tantos programas de televisión, dedicados a las nuevas estrellas de la tele: los delincuentes. La sonriente muchacha, entrevistada tras las rejas, se ufanaba de su condición y contaría sus “interesantes” hazañas.

Es preciso, antes de continuar, definir qué entendemos por cultura. En este caso, nos referimos a las dos acepciones: la cultura como toda la forma del quehacer de una nación y también como expresión elevada del ser humano, en términos artísticos, intelectuales, espirituales. Desde ese punto de vista, alguien podría preguntarse, ¿cuál es o ha sido el aporte de la tv a la cultura? Hace una década se afirmaba que eran dos los factores fundamentales en la formación de una persona: la familia y la escuela. Decir eso hoy es un error descomunal, es desconocer la aparición y entronización de un tercer elemento, formador o deformador, que lo ha cambiado todo: la televisión, Internet, los medios de comunicación.

frente a su féretro, aunque nunca lo hayan visto en persona, basta que la televisión lo ordene y la masa va a llorar desconsolada porque la tele se los ordenó. Un año después nadie se acordó ni de su apellido, porque la tele no se los ordenó. ¡¡Viene Madonna!!. Oh!, eso ya es la gloria misma. Dejo mi trabajo o me gasto el sueldo de dos meses pero, yo voy a estar ahí. Nunca más en la vida se dará esa oportunidad. Mi visión es que detrás de esto hay toda una idea estructurada. No sé sí se preconcibió o nació en el camino, el hecho es que es hija o madre del modelo neoliberal que invadió el mundo. Sin ella no se hubiese podido implantar. Para que el modelito asfixiante y consumista funcione, sin reclamos, sin que la gente se de cuenta de su condición de masa, de cardumen, no lea, no piense, no se informe por si misma, es necesario un potente y placentero anestésico, la televisión. Así la gente estará idiotizada, distraída de los verdaderos problemas, especialmente sociales y económicos, cautivándolo con temas banales y placenteros. Los temas especialmente hedonistas o derechamente eróticos son los que han resultado más efectivos y eficientes a la hora de hacer que la gente no piense, se enajene.

La televisión con su fuerza incontrarrestable, debilitó primero a la familia. Se infiltró en el seno mas íntimo, se instaló al medio, cortó la comunicación y alzó su voz. Primero sutil y luego, descaradamente, dictó nuevas normas, nuevos códigos de comportamiento, creó una nueva mentalidad, nuevos íconos sociales, nuevos paradigmas. Hoy su voz se obedece ciegamente. La televisión no aporta a la cultura, impuso su cultura, moldeó y dio forma a las nuevas costumbres, a una nueva forma de vida, dirige y dicta las normas. Hoy la televisión e Internet, son Esta situación se encuentra íntima y selos rectores del quehacer de la masa consumidora. cretamente ligada con la consecución de un conLo que dice la tele eso se hace, se consume, punto. cepto perverso: la no educación de las masas. Una masa educada y pensante no sirve al mode Para los operadores de televisión, los pará- lo, deja de ser manejable, influible, mandable, metros de evaluación, para la posible puesta en no se le puede hacer que entregue feliz, dichoel aire de algún programa, no son si éste aportará sa, su dinero, fruto de su esfuerzo a las grandes a la cultura, a la formación de valores, a la edu- tiendas. Tiene que ser feliz, consumiendo. Esa cación. No, aquí lo que importa es cuánto vende, es la esencia, la razón de ser del modelo econóes decir cuántos auspiciadores interesados hay. mico. Alguien tiene que lograrlo, la televisión. Si vende, se hace, punto. Entonces, descubrie- Las evidencias muestran que, a pesar de toda ron que los buenos traseros venden, que los se- la publicidad y programas que se proclamen, nos erectos venden, que la violencia vende, que respecto del tema de la calidad de la educación, al los cahuines venden, que la vida privada oscura modelo le sirve que haya sólo una pequeña elite de vende, que lo chabacano y grosero vende. Por gente preparada, culta, con capacidad de análisis, lo tanto los valores no venden, el arte de cali- de decisión a alto nivel y toda una masa de gente dad no vende, los programas de temas trascen- ignorante, altamente tolerante, que se deslome tradentes no venden, la buena música no vende. bajando y tenga por todo ideal llegar a casa, ya de noche, a ver un poco de tele antes de caer desplo Todo se hizo relativo y manejable. Si quieres mado hasta que el despertador, de nuevo a las seis, que vaya un millón de personas al funeral de al- le recuerde quién es: una bestia de carga. Tener ocuguien medianamente conocido y hacer que sollocen pada a la gente le quita tiempo y deseos de pensar,


de deliberar. El ritual se repite día a día, hasta cuando llega el esperado viernes. Entonces siente que ha realizado una proeza de trabajo y está educado para darse el gran recreo, la gran diversión que, en muchos casos se traduce en beber hasta quedar borrado. El próximo lunes comenzará un nuevo ciclo. La tele y el modelo hicieron el gran milagro: desapareció la gente pensante, desapareció el arte, desaparecieron los ideales, los idealistas, los que luchaban por un mundo mejor. Hoy los ideales son sólo dos: casa propia y un buen auto. El lema del ideario: compra, compra, compra. Como desaparecieron los ideales y los idealistas, desaparecieron, en consecuencia, las corrientes políticas. Izquierda y derecha hoy, son sólo nombres de dos grupos que se disputan el poder. En nada se diferencian. Lo que es más triste, murió el discernimiento. Paradoja de paradojas: se supone que la altísima tecnología de la que disponemos, especialmente en materia de audio, debería habernos predispuesto con un oído exigente a la música de la mejor calidad. Sin embargo, la televisión y los medios en general chabacanizaron de tal forma los espectáculos, la música y la calidad de ella, que transformaron a la gente en una masa con mínimo gusto o exigencia artística, al punto que lo que hace, solamente, diez años, nos parecía de última calidad, hoy es la música top del momento. Basta que un grupo “musical” arme unas canciones en ritmo sound, tropical ranchera, o reggetonera, le ponga letras tan inspiradas y transpiradas como “vai a ver lo que te va a pasarte a la noche” o “una , otra y otra vez..”, le ponga un par de acordes mínimos y si llega a salir un par de veces por la bendita tele, ya puede considerarse un consagrado y comenzar a ganar millones porque la masa ya lo reconoce como uno de los dioses que vienen del Olimpo y va a correr para verlos en vivo. A su vez la tele e Internet cambiaron dramáticamente el sentido del concepto de identidad. Si quieres ser alguien reconocido, importante, trascendente, no necesitas sacrificarte estudian-

do, hacer algún descubrimiento, ser un poeta o escritor consagrado. Si logras llegar a la tele- no importa lo que hagas- y logras salir en ella unas cuantas veces, ya estás considerado, para siempre, como alguien superior, eres bendito. Solo bastará algún escandalillo, de vez en cuando, para aparecer en pantalla y en publicaciones comparsa para recordarle, a los mortales, que estás vigente. Como no todos caben en el olimpo televisión, apareció un potente sustituto, Internet, donde todos caben y pueden tener identidad. Menor y mas efímera, pero identidad al fin. ¿Qué hacer para ser reconocido? Simple, buscar un semejante, algo mas débil que uno, golpearlo hasta dejarlo inconciente, pedirle a un amigo que te grabe con su celular y subirlo a la red. Listo, ya tienes un sitial. La versión femenina es hacerle sexo oral al pololo en una plaza, grabarlo y ya tendrás un respetado nombre en el ciber espacio. En resumen: la televisión e Internet, crearon nuevos paradigmas, crearon una nueva cultura, cambiaron dramática y violentamente a toda una sociedad. La hicieron una masa absolutamente permeable y manejable desde la pantalla, que come y hace lo que se le ordene, sin discernir. De paso se ríe y a modo de burla presenta los domingo a la hora de la siesta, unos programas de animales salvajes y los llama cultura. ¿Qué hacer?, ¿es reversible esta situación?, ¿hacia donde vamos?, ¿cómo rescataremos eso que llamamos cultura?, ¿harán algo las nuevas generaciones?, ¿será posible que algún día la televisión deje de servirse de las personas y se ponga al servicio de ellas, de su calidad de vida? No lo sé. Sólo sé que todo cambió y no se hacia dónde va. Hay una sola salida, que cada uno abra los ojos, comience un trabajo personal de desaprender el condicionamiento brutal a que hemos sido sometidos y emprenda el camino de la libertad del pensamiento y el desarrollo de la voluntad. Tarea nada fácil, pero posible.


Ocupado Lector Santiago Araneda Taller de Cultura Regional. UBB

Cartas de la Aldea: Manuel Jesús Ortiz Cuadernos del Bío Bío. Municipalidad de San Ignacio, 200. 174 p. San Ignacio fue el escenario en el que el profesor Manuel Jesús Ortiz, escribió sus famosas Cartas de la Aldea, considerada una obra señera en la literatura costumbrista del país. El autor nació en San Carlos (18701945). Compilación de cartas de un profesor normalistas enviadas al diario El Mercurio con testimonios de sus vivencias en ese lugar. Reeditada por la Municipalidad de San Ignacio con prólogo de Carlos René Ibacache. En memoria de este libro clásico de la literatura costumbrista chilena un apartado de nuestra revista destinado a la cotidianidad de Ñuble llevará su nombre.

Viñas del Itata, una historia de cinco siglos: Armando Cartes M; Fernando Arriagada Cortez. Editorial Pencopolitana, Concepción, 2008, 290 p. La obra se estructura en ocho capítulos: El valle del Itata un viaje en el tiempo – El vino llega al valle. Advenimiento – Desde la emancipación al fin de siglo de la independencia y temprana república – Las viñas del sigo XIX: El resurgimiento, las emancipación de los viñedos – El Itata en el cambio de siglo, la provincia en el 1900 – Trance y renacimiento, antiguas vendimias – Viñas de ayer y de hoy, los nuevos aires del vino en Itata – Cultura y tradición del vino, tradiciones populares . Una obra de gran factura técnica y de rico contenido histórico y cultural.

Fernando González-Urizar: Un clásico contemporáneo; Tulio Mendoza Belio Ediciones Etcétera, Concepción, 2009, 797 p. Vida, obra y antología temática de un gran poeta nacido en Bulnes, Ñuble (1922-2003), que mereció con creces el Premio Nacional de Literatura; a lo menos recibió el Premio Regional “Baldomero Lillo”, otorgado por el Gobierno Regional. Una obra colosal por su magnitud y erudición, creada y editada por un poeta penquista que merece el aplauso de pie del mundo ilustrado; saldó en parte la deuda chilena con un poeta mayor al que le dio trato de poeta menor.

62 Quinchamalí


Coronel de Ayery Hoy: Rosa Ogalde, Marta García y Mario Gutiérrez. Trama, Talcahuano, 2000, 536 p. El gran libro introductorio que faltaba para la historia de Coronel; un vasto panorama que liga al pueblo minero a la historia de Chile y el mundo: las vicisitudes del carbón, los empresarios pioneros, las luchas obreras, a lo largo de un largo trayecto desde los orígenes hasta nuestros días. Los grandes y pequeños protagonistas. “Nos ha preocupado el hombre en toda su dimensión, con sus grandezas y miserias, pero sobre todo nos ha preocupado su futuro”. Amplia bibliografía.

Santa Bárbara, una historia que el tiempo forjó. Alfonso Lloveras Cuevas Municipalidad de Santa Bárbara, 90 p, s.l, 2006.

Monografía bien lograda sobre una comuna que surge de un Fuerte fundado por el Gobernador Manuel de Amat y Juniet (1756). La obra registra una rica historia para seguir explorando como la sucesión de alcaldes muy descuidada en la gran mayoría de las municipalidades del país: “Difícil es hacer un registro detallado y cronológico de los alcaldes de Santa Bárbara, por la falta de información y la nula preocupación de antaño por preservar documentación que constituye patrimonio histórico y menos que alguien se hubiera preocupado de recoger u ordenar, a través de crónicas, relatos o informaciones de prensa, algo coherente sobre la historia de Santa Bárbara, lo que es corregido como actitud, recién a partir de 1975”. El autor destaca la participación de la investigación de colegas del Instituto O´Higginiano de Santa Bárbara. Un esfuerzo muy plausible para dotar a las autoridades y al sistema escolar de una fuente básica para la conservación de la memoria comunal.

Las bordadoras de Copiulemu y el tapiz papal Eduardo Meissner y Rosmarie Prim Icaro, Concepción, 2007, 138 p.

Copiulemu merecía una obra de esta calidad. En 1997, se publicó en la serie Cuadernos del Bío Bío, una obrita elemental que tuvo gran acogida por ser una pequeña ventana abierta sobre una aldea donde mujeres con manos prodigiosas daban vida a obras de artesanía mayor. En 1974, Rosmarie Prim, alemana conquistada para Chile por el pintor-escritor Eduardo Meissner, creó un Centro Artesanal que fue el punto de arranque de esta experiencia artesanal cuya historia está sintetizada en la obra junto a bellas reproducciones de sus creaciones entre las que sobresale el Tapiz Papal ofrendado a Juan Pablo II (1987). La obra se inicia con un texto erudito de la pluma de Eduardo Meissner: aproximación conceptual al arte ingenuo, con iluminadoras reflexiones teóricas, no sólo validas para comprender Copiulemu, también el rico horizonte de toda la artesanía. Quinchamalí

63


Colonias Extranjeras en Chillán Marco Aurelio Reyes Coca Universidad del Bío- Bío

U

n contexto crítico: En el Chillán de 1880- 1920 se produce una situación histórica contradictoria. Por una parte, se viven los rigores de la Gran Depresión Mundial de 1874- 1895 que afectaba a las sociedades agrarias por la decadencia del ciclo triguero; y sin embargo, se está produciendo el proceso de modernización urbano, propio del cambio del siglo. La crisis del modelo económico se expresaba en la indeseada contracción internacional que provocaba entre otras, la crisis agrícola agravada por tres períodos consecutivos de malas cosechas. El lógico éxodo rural- urbano comienza a superar las posibilidades de recepción que ofrecía el sistema urbano, en especial el de las ciudades intermedias como Chillán. Esto provoca un escenario de contradicciones determinantes, caracterizado por la incapacidad del sistema urbano para absorber las fuerzas de trabajo que migraban desde las áreas rurales o que se generaban endogenamente. Aparecen en Chillán los “pobres de la ciudad”, a causa de la relocalizacióen del peonaje

El Gallo Blanco: 1910-2010

generando un trasplante cultural de mentalidades y estilos de vida. El precario asentamiento urbano de estos emigrantes internos, es favorecido por las ventas o arrendamientos de chacras o sitios suburbanos anexando de esta manera a la ciudad, rancheríos o conventillos, incorporados como solución a las demandas de una población popular en crecimiento. La crisis económica gatilla los trastornos sociales, los que se convierten en factor perturbador y desestabilizador de


la estructura social y económica imperantes. Se desarticula una economía dependiente de las políticas globales, situación acentuada por la baja productividad del sector, que no puede competir en los grandes mercados.

donde incursionan en una gama de rubros. Están establecidos negocios como “ La mercería de San Pedro” de Ángel Cordero, la impresora y librería “Alsina”, la mercería y ferretería “Madrid” de José Madrid, la “Fundición Chillán” de Andrés Soler o la fábrica de sombreros de Laureano del Río, por nombrar a algunos comercios de ciudadanos españoles. Pero también es importante consignar el comercio selecto que promovía el catalán Ignacio Brunet, en especial los papeles de decoración destinados a las casonas de las familias latifundistas. Destaca, además, el francés Eduardo Fischer Bottingorry, el que con su curtiembre “El Aguila”, operada con máquinas a vapor, contaba con el apoyo del Banco Anglo- Sudamericano, para dar trabajo a más de 50 personas. En este período no puede olvidarse el alemán Federico Kehl, cuya ferretería databa de 1872 y que fundó en 1905 el Club Comercial de Chillán.

Situación paradojal: en medio de la crisis, comienza a operarse una paradojal modernización del comercio …y los servicios terciarios, caracterizada por la introducción de nuevos capitales en sociedades mercantiles, instituciones bancarias o compañías de seguros, en la expansión de los servicios de apoyo a una actividad agrícola en crisis, tales como moderno equipamiento o prestación de servicios o comercio de importancia, o bien con la implementación de nuevas tecnologías urbanas, como el servicio de electricidad de o de los tranvías eléctricos. Resulta lógico pensar que estas innovaciones en una sociedad crítica en transición, se debían, en gran medida, a la presencia de un pequeño y selecto grupo de in- En el período intercensal 1895- 1907, el migrantes extranjeros que actuaban como agen- aporte demográfico extranjero tuvo un aumento tes del cambio. de 6, 62 % especialmente significativo entre españoles, franceses, italianos, suizos y “turcos”, ¿Cuál era su dimensión demográfica? Se- los que aumentan en nada menos que un 30 %, y gún en Censo de 1895, destaca la presencia de que son dignos de un estudio especial. 138 franceses, 135 españoles, 74 alemanes, 67 argentinos y 38 italianos, entre los más importantes Entre 1907- 1920, se observa una dismigrupos de extranjeros residentes en Chillán. En nución en el incremento de las colonias extrangeneral, son 522 extranjeros dentro de una po- jeras tradicionalmente mayoritarias: alemanes, blación de 67.089 habitantes, lo que equivale tan franceses y españoles, a causa de la conflagración solo al 0,7 % del total. Pese a su insignificación bélica que se vivía en Europa. Lo curioso en que numérica tienen la ocasión de demostrar su es- en Chillán se producía un aumento del 57, 8 % de píritu empresarial en las actividades comerciales, extranjeros censados, más que nada por la llega-

Los Dos Cuyanos: Constitución esquina Arauco


002 066

da de palestinos, como consecuencia marginal de la Gran Guerra y su impacto en el Medio Oriente. Hacia 1920, la población extranjera dentro de la estructura demográfica chillanense se ha estabilizado. Se contabilizan 895 personas, de las cuales 314 eran residentes españoles (36%), 156 provenientes del Levante, en su mayoría palestinos (17,4 %), 113 eran franceses (12, 6 %) y 77 italianos (8,6 %). En general, no son muchos los que llegan a Chillán, de acuerdo a la realidad de las transferencias de población de ese momento histórico. Sin embargo, resulta interesante analizar el aporte que realizan durante ese período a las modernizaciones económicas, muy especialmente en las actividades terciarias; Su contribución es acelerar la temprana aparición de las innovaciones tecnológicas en Chillán. Los historiadores coinciden en que las mayores innovaciones tecnológicas de la Revolución Industrial (siglo XIX) están en “comunicación y transportes”. Curiosamente, Chillán era descrito como “penoso y deprimente” por Candelario Sepúlveda (“Chillán, Capital de Provincia” 1942): gozaba un interesante proceso preindustrializador, descrito por Enrique Espinoza (“Geografía Descriptiva de la República de Chile” 1897). Al parecer Sepúlveda Lafuente sólo reparó en el “provincialismo humano” y no en la introducción de nuevas tecnologías impulsadas por extranjeros residentes (alemanes, franceses, españoles, etc.) Incluso la insuficiencia de mano de obra calificada, impedía la mayor difusión de las innovaciones, careciéndose, por ejemplo, de especialistas y técnicos en construcción, maquinaria, electricidad, transporte, etc. Allí radica el origen de la Escuela Industrial de Chillán.

cluyen los palestinos por ser un capítulo aparte especialmente en la modernización del comercio. Es curioso el caso de los italianos que amplían sus negocios después de 1920. Antes destacaron la confitería de Paratori y Cía; la venta de cocinas de Ricotti; droguería de Taricco, hotelería de Manzioni, sastrería de Félix Montti, bicicletería de Luis Antini, vinería de Francisco Bartolucci, hojalatería de J. Ricotti, fotografía de Sibille o el gran almacén de Alfredo Gustacori. Otros judíos, ingleses o norteamericanos, vendían maquinarias, productos agrícolas, materiales de construcción, etc. Se habían establecido en 1909, la agencia de Duncan Fox y en 1910, Williamsons Balfour. La fundición y maestranza de Guillermo Klawitter se especializaba en la instalación de alcantarillado y sanitarios.

La demanda de bienes y servicios y dinero se reflejaba en la instalación, en 1902, de la oficina de préstamos hipotecarios de Francisco Falcón, al 10 % con prenda hipotecaria. Fue tanto su éxito en el rubro que pronto se dedicó también a vender maquinarias, carretas y carruajes y a establecer un fuerte comprador triguero. El préstamo a interés fue un gran negocio de los españoles después de 1920. ¿Cuál fue el real aporte de estos extranjeros?. No existen dudas de que estos extranjeros que habían llegado a Chillán por circunstancias diversas, contribuyeron en buen grado a modernizar diversas actividades económicas en el lapso comprendido entre 1880 y 1920. Su presencia resulta relevante no obstante su escaso número, y de que Chillán y su entorno vivían una profunda crisis de OTROS GRUPOS DE EXTRANJEROS las actividades agropecuarias con graves efectos Dentro de los otros grupos de extranjeros sobre el desarrollo urbano, durante el período en que contribuyen al desarrollo de las actividades estudio. A pesar de ello, la diversificación del coeconómicas en el Chillán de 1880- 1920, se ex- mercio, por ejemplo, demuestra un influjo que

66 Quinchamalí


002 067

esos inmigrantes imprimieron a la actividad. En especial contribuyeron a acentuar la vocación comercial que Chillán ostentaba desde la época colonial. De hecho, la ampliación de los rubros comerciales o la aparición de entidades mercantiles o de seguros o la introducción de tecnologías dentro de la estructura urbana, como la electricidad o los tranvías que no existían antes de su llegada.

ron a importantes colonias consolidadas por sus descendientes: alemanes, franceses, españoles, y palestinos (turcos), que fueron las de mayor significación.

A pesar de tales premisas, también deben destacarse “otros” grupo de extranjeros, que no por ser minoría, lograron realizar un significativo aporte a la modernización de la ciu Las mayores oleadas inmigratorias a Chi- dad. Hablamos de italianos, norteamericanos, llán se producen entre 1860 y 1920. Indagar his- judíos- rusos, británicos, suizos, etc. tóricamente las diversiones del proceso, permiSi el fenómeno inmigratorio en Chillán fue de te establecer algunas premisas a saber: escaso impacto numérico, no así en la calidad *La inmigración extranjera no fue un del aporte efectuado a la modernización de una proceso histórico de grandes dimensiones en lo sociedad eminentemente rural- urbana; las cocuantitativo, durante toda la historia de Chillán, rrientes inmigratorias extranjeras fueron dismien sus más de 400 años de existencia. nuyendo aún más después de 1920. Se produce una inmigración por “goteras”, especialmente *Los inmigrantes llegados desde otros países, a pesar de su baja cantidad, fueron acti- de palestinos y españoles. Con posterioridad vos agentes de las transformaciones económicas al año 2000, comienza a producirse el ingreso en el Chillán de 1880 a 1920 y posteriormente. de orientales (chinos- coreanos), cubanos, y peruanos, bajo un distinto contexto histórico, *Desde el punto de vista de la estructura económico- social. del proceso, existe predominio de los extranjeros que tradicionalmente llegaron y contribuye-

Quinchamalí

67


Concepción en la Historia

Sergio Carrasco Delgado Sociedad de Historia de Concepción

“La metrópoli del sur fue el centro de los primeros hechos precursores y militares de la Independencia Nacional.”

C

uando el fundador don Pedro de Valdivia logró pasar al valle que los naturales llamaban “Pegú” (denominación del peumo) escribió al Rey Carlos V que Penco “es un puerto e bahía, el mejor que hay en las Indias e un río grande por un cabo que entra en la mar”, construyó un fuerte y, posteriormente, al margen del estero Penco, entre los cerros y el mar, fundó oficialmente –el 5 de octubre de 1550- la que denominaría ciudad de La Concepción de María Purísima del Nuevo Extremo. Esta se encontraba “en la punta de una loma baja i en un pequeño valle a ambos lados, frente a la bahía”. Surgió, así, y concebida como la metrópoli del sur, el centro político de la presencia hispana del sur, vinculada por su ubicación geográfica y desde sus orígenes a lo principal de la historia de Chile.

Junto a la presencia militar estuvo tempranamente la de la fe religiosa. Los primeros, el cura párroco de Concepción Gonzalo López, el Prior de la Orden de Predicadores Fr. Martín de Salvatierra, el canónigo Diego de Valdenegro y el mártir Torres En torno a su centro tuvieron lugar, entre de Vivero. Junto a ellos las órdenes religiosas de otros, los hechos militares mercedarios, domínicos, de Andalién (1550), Penco franciscanos, agustinos, (1550), Tucapel (1553), Majesuitas y hospitalarios. rigueñu (1554 y 1590), LaguPronto se erigió el Obisnillas o del Bío-Bío (1557), pado de La Imperial, con Itata (1564) y fue sede de el primer Obispo, el franla primera Real Audiencia ciscano Antonio de San (1567-1575), intento falliMiguel Avendaño y Paz do de pacificar la región. (1568-1589), quien traAsí como desde Concepjo desde Lima la antigua ción los gobernadores esimagen de la “Virgen de pañoles, el principal de los las Nieves” (actualmente cuales Alonso de Ribera en el templo de El Sagra(1601-1605; 1612-1617), dirio de la Catedral penrigieron -por más de veinquista; otra imagen relite años- la denominada giosa de tradición es la de Guerra de Arauco. Creánla Virgen del Carmen, que dose, por el mismo Ribera se encuentra en la Igle(en 1604) el primer ejércisia de San Agustín y que Pedro de Valdivia to regular y permanente. data de 1643, año en que

68 Quinchamalí


se fundó, en Concepción, su Cofradía), trasladándose la diócesis a Concepción como Obispado de Concepción de la Santísima Luz, en 1603, siendo su primer titular el Dr. Reginaldo de Lizárraga. También la educación estuvo presente en los primeros tiempos de la metrópoli del sur. Así, la primera Universidad chilena fue creada en Concepción. El Seminario de Nobles, establecido en 1603, fue antecedente de la Universidad Pencopolitana, que tuvo privilegios de tal desde 1724. Se configuró, así, la triple condición de centro militar, religioso y educacional, así como de frontera fortificada frente a posibles invasiones corsarias y de una extensa influencia desde el río Maule y hasta el extremo austral de Chile.

protestas (la principal, del Obispo don José de Toro-Zambrano) el traslado de la ciudad al Valle de la Mocha (por los indios mochanos traídos al continente) o de Roxas (por el gobernador de la época, denominación ésta que no prosperó), valle criticado por su aridez y la arena de su suelo, “enfermísimo, por la mucha humedad, las continuas nieblas, por ser un lugar bajo y circunvalado de lagunas en que se crían varias sabandijas…”. Donde, finalmente, se instaló según orden de traslado del 4 de noviembre de 1764. Como mudo testigo de la grandeza de la antigua ciudad, aunque fraccionado, quedó en las playas de Penco el Fuerte de la Planchada, ordenado construir en 1687 por el gobernador José de Garro. Y cuyos muros recorrieron, entre muchos, los expedicionarios científicos Luis Feuillé (1709) y Francisco Amado Frezier (1712).

Los terremotos y maremotos (8 de febrero de 1570; 15 de marzo de 1657 y 8 de julio General Jose Maria De la Cruz de 1730), la pobreza general y las vicisitudes de la intermitente Guerra de Arauco no im Ya en el actual Concepción pidieron que subsistiera la antigua Penco. Pero, comienza su mayor desarrollo económico, en que nuevos sismos, principalmente el de 25 de mayo tuvo especial importancia el emprendedor José de 1751, de más de cinco minutos de duración y Francisco de Urrutia Mendiburu (1744-1804), “el que la sepultó en el mar, terminaron por vencer vecino más acaudalado del reino” y estimado la resistencia de de gobernantes y gobernados como el fundador de la Marina Mercante chilena. determinando, en definitiva aún cuando no sin Entre otros activos empresarios se agrega Alejan-

Plaza de Concepción, antes del terremoto

Quinchamalí

69


Concepción la gran ciudad de la Conquista ha sido desde muchos años, la capital del Sur, vivió días angustiosos de terremotos y asaltos indígenas en la Colonia, días de inquietud y revolución en los años de la Independencia, cuando por sus calles galoparon las tropas del Dr. Martínez de Rozas y al paso del tiempo sintió la voz inquieta de sus hijos que deseaban hacer de ella, centro de la cultura y progreso.

dro Urrejola Peñaloza (1743-1815). La obra pública también se acentuó en la etapa coincidente con la dictación de la Ordenanza de Intendencias y la designación de don Ambrosio O’Higgins como primer Intendente de Concepción (1786-1788). En período cercano a éste numerosos vecinos de Rere y Yumbel pueblan Valdivia y Osorno, antes de la colonización alemana del sur. La metrópoli del sur fue el centro de los primeros hechos precursores y militares de la Independencia Nacional. En lo primero, la gran figura penquista fue el asesor letrado Juan Inocencio Martínez de Rozas Correas (1759-1813) y, en lo segundo, como bien señala el historiador Fernando Campos Harriet, los primeros tiros por la causa de la emancipación se dispararon en la costa de Talcahuano, en tierras de Huachipato, donde el coronel de milicias Rafael de la Sotta Manso de Velasco (1775-1818) resistió, sin éxito, las fuerzas realistas. Luego de muchas vicisitudes y quebrantos, la causa de la Patria se impuso y, así, casi premonitoriamente el Director Supremo Bernardo O’Higgins Riquelme (1780-1842), también nacido en tierras del Bío-Bío, firmó el Acta de Indepen-

Antigua Estación Ferroviaria

dencia Nacional el 1º de enero de 1818, jurándose en la Plaza de Concepción y celebrándose en la misma ciudad. En la etapa republicana las importantes actividades de los hermanos José María, Juan José y Diego José Benavente Bustamante; el Director Supremo delegado Luis de la Cruz Goyeneche; el Ministro del Director Supremo don Bernardo O’Higgins, Miguel Zañartu Santa María (17861851), redactor del Acta de Independencia y primer Regente de la Corte de Apelaciones de Concepción, al crearse en 1849; el Pbro. Julián Uriví Rivas, miembro de la Junta de Gobierno de 1814 y unido al bando carrerino; y los militares Santiago Fernández Barriga, Nicolás Maruri, Antonio Millán y Juan de Dios Rivera, que hicieron la campaña libertadora del Perú, evidencian la destacada presencia del sur en este período. La importancia política de Concepción se mantuvo con la organización definitiva de la República, que definió y concretó el Ministro don Diego Portales Palazuelos (1793-1837). Como símbolos del acatamiento militar el gobierno imper-


sonal y estable que se consolida después de la Batalla de Lircay (1830), son elegidos y luego reelegidos los Presidentes José Joaquín Prieto Vial (1786-1854) y Manuel Bulnes Prieto (1799-1866), ambos penquistas.

Sofanor Parra, Ignacio Serrano, entre varios otros. Y, como señala el historiador penquista Carlos López Urrutia (19..-2008), también con el Batallón Cívico de Concepción, de veinticinco oficiales y cientos de soldados que dieron el triunfo definitivo a Chile en la Batalla de Huamachuco. Herminio Esta destacada importancia terminó, González, José Seguel, Luis Esteban Dell Orto, los abruptamente, por el distanciamiento con San- hermanos Miguel Ángel y Rafael Benavente, Emitiago, su progresiva pobreza en lo económico y, lio Rioseco Cuevas, Ignacio Urrutia Rozas, todos finalmente, por la desdichada aventura en que oficiales; Adolfo Rodríguez, sargento y los soldael general penquista José María de la Cruz Prieto dos Marcelino Ulloa, Manuel José Salinas, Fausti(1799-1873) fue envuelto por los grupos liberales no Riveros, Daniel Espejo y Clemente Farfán, se santiaguinos opuestos encontraron entre los a don Manuel Montt penquistas que par“… la sociedad política de Santiago hizo leyes Torres (1809-1880). La ticiparon, y algunos y administró el país bajo el tranquilo amparo Batalla de Loncomicayeron, en ese hede la espada de Penco”. lla, de 8 de diciembre cho histórico. Enrique de 1851, y la sucesiva Palacios Mendiburu Crescente Errázuriz Valdivieso, Santiago, 1900. capitulación de Pura(1850-1879), de orígepel, pusieron término nes penquistas, fue a la importancia pública de Concepción. Debe sí el último comandante peruano del “Huáscar”, faseñalarse que el intento, fracasado, de querer lleciendo, asistido por chilenos, a causa de sus poner término al régimen político portaliano y, heridas sufridas en Angamos. consiguientemente, volver al caudillismo o a la anarquía, fue conjurado por la decisión del ex En la segunda mitad del siglo XIX ConcepPresidente Manuel Bulnes, también penquista y ción y la región, con la excepción antes señalada, primo de de la Cruz, quien asumió el mando de la se vuelve hacia la formación de instituciones sofuerza militar contraria a la revolución de 1851. ciales propias de sus actividades más locales. Es la época de los Club de Señoras (1867); del Tea Para Concepción y la extensa región del tro Galán (1870); del Banco de Concepción (1871), sur, los resultados de la Revolución de 1851 de- antes existió el de Rere; la Sociedad Agrícola del vinieron en un creciente y apocador centralismo. Sur (1881); el diario “El Sur” (1882); la Sociedad Hubo, sí, un cierto regreso al participar con vigor de Instrucción Primaria; del Cuerpo de Bomberos y número en la Guerra del Pacífico (1879-1883), (1883) y de sus Compañías (la cuarta recuerda con Arturo Prat, Manuel Baquedano, Pedro Lagos, hasta hoy a su fundador, el abogado Luis Urru-

Antigua Calle del Comercio, Actual Barros Arana


tia Rozas); el Teatro Concepción (1885) y el Club razón o Monjas Inglesas (1865); de la Inmaculada Concepción (1867). No menor fue la existencia de Concepción (1877); el Concepción College (1878); filántropos en Concepción, que pasan al siglo XX, los Liceos de Niñas Eloísa Urrutia (1892); Santa como José Cardenio Filomena (1896) y, Avello, benefactor en especial, el Li“¿No convendrá recordar a Concepción su pasado para del Hospital; Juan ceo de Niñas de animarle a pelear las batallas del porvenir?” de Mata Pradel; Concepción (1883), Mercedes Cavero; posteriormente LiGuillermo Cox Méndez, Ignacio Palma Izceo Fiscal de Niñas Concepción, 1887. cúe; Pedro del Río (1904). Zañartu, cuyo legado de “Hualpén” subsiste; Nicasio Zulaica y Juana En el orden político, sólo un gobernante de María Moraga; Daniel Urrejola; María Urrejola de orígenes regionales, nacido en “Huechicura”, de Unzueta; Ricardo Espinosa y Carmela Romero de Cañete, ya durante el período de la Constitución Espinosa. Política de 1925, el abogado Juan Antonio Ríos Morales fue elegido Presidente de la República La educación penquista y regional se mantuvieron (1942-1946). y acrecentaron aún después de la pérdida de su importancia política y general. Desde ya el Institu- Ya avanzando el siglo XX el hecho principal to Literario (1823), directo antecesor del Liceo de educativo fue el de la creación de la UniversiHombres, denominado posteriormente “Enrique dad de Concepción, antiguo propósito penquista Molina Garmendia”; los colegios de los Padres Sa- planteado por los rectores del Liceo de Hombres, lesianos (1887); de los Padres Escolapios (1890); Abilio Arancibia (1881), Javier del Villar Castellón el Colegio Americano (1890); el Instituto Moderno (1888) y Pedro Nolasco Cruz Silva (1910), pero que de los educadores Pinochet Le-Brun (1905); de los sólo en 1917, por iniciativa del médico Virginio GóSagrados Corazones o Padres Franceses (1911); los mez González se inició el proceso que condujo a colegios Inglés, Francés y Alemán; la enseñanza que en 1919 se iniciaran, aún sin norma legal, las femenina, que inician las Monjas Trinitarias Des- clases de la nueva Universidad. Inicialmente con calzas (1826) y que prosiguen los colegios para sólo ciento veintitrés alumnos y cuatro carreras señoritas fundados por M. Esteban Versin y por es hoy uno de los tres más importantes establelos Hermanos Cleret; los colegios del Sagrado Co- cimientos de educación superior. En el año 1971


se fundó la Sede Rey Balduino de la Universidad Técnica Federico Santa María y, en el mismo año, la Sede Talcahuano de la Universidad Católica que, veinte años después, el Arzobispo Antonio Moreno Casamitjana transformó en la Universidad Católica de la Santísima Concepción. Desde 1988, en que como continuadora de otros establecimientos se creó la Universidad del Bío-Bío un número no menor a doce otras universidades han dado forma a una importante actividad académica.

su crecimiento poblacional ha sido lento, el 0,7% desde el censo anterior, con una media nacional, en el mismo período, de 1,3%. Con una población total de 1.861.562 habitantes, el 50,8% son mujeres y el 49,2% hombres. Su característica principal es la urbana, con 1.528.306 personas en tal sector y sólo 333.256 en la zona rural, esto es, el 82,1% y el 17,90%, respectivamente. El crecimiento urbano ha sido muy importante y las ciudades que la conforman son sustancialmente diferentes a como lo fueron antes de los terremotos de 24 de enero Las actividades más importantes de Con- de 1939 y de 21de mayo de 1960, hechos de la cepción en la segunda mitad del siglo XX han naturaleza que –al igual que en el pasado- transsido las industriales. A las empresas carboníferas formaron radicalmente la vida social de la región. y textiles anteriores se sumó –con la mayor trascendencia- la industria del acero, o Huachipato, Concepción precisa con urgencia acentuar inaugurada oficialmente el 25 de noviembre de su condición cultural de ciudad y región importan1950. El desarrollo de esta actividad cambió sus- te. Su tradición y las nuevas posibilidades que se tancialmente la vida económica de Concepción. han abierto obligarán –crecientemente- dentro del Sumada a esta actividad se desarrollaron impor- marco generoso de lo que debe ser la chilenidadtantemente la forestación y la pesca, que ya por a definir un espíritu regionalizador. En un mundo varias décadas se han constituido, junto al co- crecientemente globalizado no puede excluirse, mercio y a los servicios, en fuentes laborales de so capa de una profunda insatisfacción social, de consideración. La antigua actividad carbonífera, mantener la fidelidad a las raíces, no para quedarse antes masiva, fue cerrada, por antiecononómica, en ellas sino que, para proyectándolas, acentuar su hace ya algunos años. compromiso con la felicidad y desarrollo general. De la antigua metrópoli del sur o de la provincia de Concepción poco queda de sus rasgos distintivos. Según datos del censo del año 2002, con 37.062,6 kilómetros cuadrados de superficie,


Carlos Oliver Schneider, Penquista Mayor Boris Márquez

Historia. Universidad San Sebastián

Carlos Oliver Schneider

C

arlos Oliver Schneider nace en Canelones, Uruguay, el 15 de febrero de 1899, en el seno de una familia de cierto abolengo, conformada por su padre Francisco Oliver Britos, contador y diplomático de carrera y su madre Ernestina Schneider. Para el matrimonio, su hijo Carlos representaba una bendición divina que venía a compensar el dolor causado por el fallecimiento de Francisco, su hermano, a los pocos días de haber nacido. Posterior a ello, la familia se completará con la llegada de los niños Eduardo y Ernesto en 1904 y 1906, respectivamente. En 1909, Francisco Oliver fue designado para dirigir el cuerpo consular de Uruguay en Chile. Llega junto a su familia al año siguiente al puerto de Coronel, enclave minero del carbón en la zona. Ha debido ser interesante para el joven Oliver la travesía por dos océanos y la vida del litoral, lo que se reflejará en sus estudios sobre fauna marina. Las innatas habilidades que presentó desde muy temprana edad, sumado al deseo de sus padres por otorgarle una educación de excelencia, llevaron a éstos a inscribirlo en el internado del Liceo de Hombres de la ciudad de Concepción, donde realizó estudios humanísticos, recibiendo en 1916 el grado de Bachiller. Allí fue cau-

74 Quinchamalí

tivado por la ciencia, lo social, la historia y la pluma; de lo cual quedaron plasmados innumerables testimonios en las revistas escolares de la época, como Ideales y Perfiles. Encargado de la Librería Escolar, otorgaba precios accesibles a los textos, además de participar en la brigada de scout Pedro Nolasco Cruz. Dentro de estas actividades, la que más fascinó al joven Oliver fue el encuentro con las piezas dispersas del Museo Natural, fundado por el naturalista inglés Edwin Reed, siendo tal el sentimiento que produjo en su vida, que decidió consagrar todo su tiempo al estudio de su ciudad adoptiva y al Museo de Historia Natural de Concepción.


Sus estudios superiores los cursó en la recién creada Universidad de Concepción, donde logró graduarse en el año 1923, con el título de Ingeniero en Química, continuando con una especialización en el área de geología y mineralogía, para terminar con estudios de paleontología y geología en la Universidad de La Plata, Argentina. A los 24 años ingresaba a la Logia Masónica, donde alcanzó el rango de Venerable Maestro (`30- `34). En 1926 contrajo matrimonio con Nilia Pastorino, de nacionalidad uruguaya. De esta unión nacieron sus hijos Carlos, María Luisa y Aurea Nilia. OLIVER, PROPULSOR DEL MUSEO NATURAL DE CONCEPCIÓN La estadía de las colecciones en el Liceo fue nefasta y su recuerdo se presenta amargo. “Desde este tiempo -recuerda Oliver- permaneció cerrado, perdiéndose parte de las colecciones, víctima de la polilla y de la humedad, que en Concepción es excesiva…” Al contrario de lo que se esperaba, profesores, alumnos y administrativos no velaron ni prestaron la atención merecida a las valiosas piezas recién llegadas, provocándose el abandono de las colecciones en un espacio cerrado. Oliver, al presenciar la deplorable situación en la que se encontraban las colecciones, se comunicó con Enrique Molina Garmendia, entonces rector del Liceo de Hombres y le presentó un proyecto que tenía para las colecciones, el cual le embarcó en una engorrosa empresa de trabajo solitario en pro de la comunidad y la ciencia. Consistió en la restauración, identificación y estudio de las piezas almacenadas, para luego de dos años divulgar pertinazmente la necesidad de instaurar el museo en un lugar propio y adecuado, tal como había sido concebido por su fundador. El entusiasmo y las extensas horas de trabajo no fueron ignoradas ni menospreciadas por la ciudadanía. Así, el testimonio de un señor Ventuvini, apegado a cuestiones relacionadas con las ciencias naturales y agente de la “Revista de Historia Natural de Chile” de la ciudad, destacaba la “…gran dedicación (de Oliver) en Pro del Museo de Concepción y eso sin sueldo, sino por puro amor…” Tampoco fue ajeno para las autoridades, quienes para el año 1919 acogen los ideales de Oliver e indagan la posibilidad de respaldar económicamente una supuesta reorganización del museo, separándolo del liceo que lo cobijaba, o concediéndole por lo menos un respaldo monetario menor permanente, para la restauración y adquisición de nuevas piezas y ejemplares. La historia del museo está llena de vaivenes, como lo son los constantes cambios de residencia, la destrucción causada por el terremoto de 1939, sumado esto a la falta de apoyo del Estado, entre otros. No obstan-

te, el sólido Oliver supo sobreponerse con ventura a las dificultades, organizando en 1929 una Exposición sobre la Guerra del Pacífico, la cual además de ser un éxito, logró aprehender para el museo la mayor colección sobre dicho tema, conservándose hasta el día de hoy en la ciudad. De igual manera, sistematizó el conocimiento a través de periódicas investigaciones, sumadas a la difusión de dos publicaciones, siendo una de éstas los folletines que desde 1921 comenzaron a publicarse y, el otro, una revista que llamó Comunicaciones del Museo de Concepción que se editó desde 1936. Conformó además un grupo humano de doce especialistas, que se dedicaron al estudio del patrimonio que custodiaban, incluyéndose dentro de éstos a un taxidermista. Es complejo -al realizar esta breve semblanza- lograr expresar lo que el museo significó para Oliver, quien dedicó intensamente su tiempo a esta institución; “Si cabe aquí, rememora Oliver, un recuerdo intimo he de decir, que en tal función, yo que era un muchacho, hube de ser a un mismo tiempo, desde Cicerone hasta preparador, estadístico y director…” . El Museo fue la pasión que lo enlazó a Concepción.

SU LABOR CIENTÍFICA, CULTURAL Y SOCIAL POR CONCEPCIÓN Oliver poseía un espíritu enciclopedista y afán de investigador, que no descansaba en la producción de conocimiento. Pocas disciplinas se escapan a su exploración. Su producción versa sobre zoología, oceanografía, biología, antropología, geología, filología indígena, arqueología, numismática e historia y, especialmente, la paleontología; al final de sus días había entregado al conocimiento de esta disciplina veintiocho nuevas especies prehistóricas. Estas inquietudes por la indagación comenzaron desde temprano. En un apartado del diario El Sur, en 1924, se señala “Concepción puede enorgullecerse de este bravo muchacho que, ajeno a las superficialidades en que se debate nuestra juventud, deja los pasatiempos livianos para entregarse con ardor, con verdadero entusiasmo de iluminado, a los estudios serios” . En consecuencia, de esta obstinación por el conocimiento, se fueron presentando las posibilidades para enseñar en distintos establecimientos de la ciudad. Entre ellos la universidad de Concepción, donde desde 1919 se desempeñó en la cátedra de geología y mineralogía y, posteriormente, en educación, como profesor de biología en el Liceo de Hombres, en el Instituto Comercial (1925 a 1934) y en la Escuela Normal (1921). Así, también se desempeñó en el Liceo Nocturno, donde fue …el único profesor universitario que ha ido a enseñar primeras letras…por idealismo . Además, se abrió la oportunidad de difundir el conociQuinchamalí

75


miento en periódicos como El Sur o La Patria. Mantuvo una columna titulada “De tiempos del Ñaupa”. Allí comentó, por ejemplo, la existencia de la Universidad Pencopolitana, “los primeros andares de los franceses en el antiguo Penco”, “episodios de la revolución de la Independencia en Concepción”, entre otros temas. Oliver no era especialmente sociable, prefiriendo introducirse en el silencio del estudio y elegir bien a sus amigos. Entre estos destacaban El Obispo de Pogla Reinaldo Muñoz Olave, Alcibiades Cruz, Enrique Molina, Otto Whilem, Carlos Porter, Ricardo E. Latcham y José Toribio Medina, entre otros personajes distinguidos, en diversas áreas del saber. Su riqueza intelectual procede en buena parte del intercambio de saberes, de documentos, preguntas y verdaderas cátedras, que se realizaban en el círculo de amigos, en persona o de manera epistolar. En plena madurez de su vida, el nombre de Concepción comenzó a difundirse a nivel de las comunidades científicas, las invitaciones a congresos, cátedras, reconocimiento internacional; junto a las decenas de sociedades científicas, de las cuales Oliver era miembro, entre ellas la Sociedad Científica de Argentina, la Academia de Ciencias de Maryland, Societé Scientifique du Chili, de Las Lettres et Beaux Arts de Paris y Academia Española de la Historia. En su ciudad adoptiva, fue uno de los fundadores de la Sociedad de Biología (1927) y Administrador del Parque Pedro del Río Zañartu y Museo Hualpén. Ya en 1938 participa en la clasifica-

ción de objetos y montaje de vitrinas de este museo, el cual, inaugura el 18 de diciembre de ese año. Además, organiza el laboratorio de geología de la universidad e impulsa el proyecto de la Universidad Popular. En razón de su enorme aporte científico y ciudadano, Concepción postuló a Carlos Oliver a la Orden al Merito, en el grado de Comendador, comunicándose esta petición al Presidente de la República Pedro Aguirre Cerda. Tenía sobrados méritos, pues había cumplido labores como visitador de museos y publicó un libro sobre la Bandera a petición del propio Aguirre Cerda. Participó, además, en la primera expedición a la Antártica, en 1947, como parte del equipo científico. Se le otorgó, así, la alta investidura el 11 de septiembre de 1940, negándose Oliver a recibir la condecoración en Santiago, como exigía el protocolo, recibiéndola, en cambio, el 9 de noviembre del mismo año, en el Salón de la Intendencia de Concepción, en presencia de los más ilustres penquistas de entonces. Con aquel considerable honor, sumado a la dirección del museo y el cariño de sus conciudadanos, en el seno de su familia, Carlos Oliver Schneider deja de existir el 12 de junio de 1949, tras sufrir un infarto al corazón. Fue velado en el Teatro del Liceo de Concepción. Fallecía, así, un uruguayo de corazón penquista.

Biblioteca Carlos Oliver Schneider

76 Quinchamalí


Casa de O’Higgins en Las Canteras Osvaldo Cáceres González Arquitecto. Universidad ARCIS

MEMORIA:

E

ncargado por el Instituto O’Higginiano de los Ángeles de hacer el proyecto de reconstrucción de la casa de Bernardo O’Higgins en Las Canteras, comuna de Quilleco, dentro del proyecto obtenido concurso Fondart, nos hemos dedicado a estudiar esa casa que tendría, además, el destino de museo.

La casa, según las descripciones, inventarios, conocidos, etc., tendría un largo de 88 varas. Ello daría un largo total de 72,16 metros y estaría orientada con su eje mayor norte-sur, con corredores a ambos costados oriente y poniente de una tipología corriente en la zona y otros lugares del país, que hemos llamado lineal por su forma de crecimiento a partir de un corredor oriente-poniente y recintos a cada lado. De acuerdo al proyecto presentado al Fondart, se realizaron estudios arqueológicos en parte del terreno y estudios históricos para definir en mejor forma las características de la casa y su ubicación, pero poca conclusión se ha sacado de ello. En definitiva creo en lo que se ha afirmado desde un principio: que se trata de una casa de la tipología referida paralela al camino que sigue la misma orientación norte-sur. Según la información que hay cuyos antecedentes documentales no se han conseguido, la casa

habría sido de madera, lo cual se ha discutido últimamente, pensando que podría ser de adobe o mezcla de adobe y madera. Hay que considerar la situación de esta comarca en esos años. Estaba poco desarrollada, siendo en realidad territorio por colonizar y Los Ángeles mismo nada más que un pequeño pueblo, el cual había sido quemado, por lo cual la casa, dicen, citando a Barros Arana, era una de las más importantes de la zona sur y del país. No existen más descripciones de ella, salvo haber terminado de hacerla desaparecer a hachazos después de haber sido quemada por los españoles en 1813, habiendo, por lo tanto, durado construida entre 1808 y 1813, solo, 5 años. Este territorio se consideraba en esos años como parte de la Araucanía a pesar de estar al norte del Bío- Bío, pero por estar en las inmediaciones de Los Ángeles, que fue fundada en 17391744, como centro de toda comarca, teniendo jurisdicción sobre los fuertes que a partir de esos Quinchamalí

77


mismos años se construyeron: Tucapel, Vallenar dra para diversos tipos de pavimento, del muy Trumbuleo en Antuco, Villacura en el Duqueco, seo futuro, como ladrillo para los corredores, etc., Mesamávida y San Carlos de Purén en el Bío-Bío. según se especifica en plano de escantillones. Era un territorio ocupado en su mayor parte por bosque nativo en que por lo tanto abundaba la madera, con la cual se construyeron la mayor parte de las casas de la Colonia Alemana Human, desde la década del 60 en adelante, en el siglo XIX y después en la Araucanía misma con la llamada pacificación, aproximadamente, desde esos años. También es de destacar otros extranjeros, como el padre Bernardo Gudnecked, sacerdote bávaro. Aún en este siglo construyó sus obras en la Araucanía, al sur del Bío Bío, en madera, aserrando los troncos con corvinas, artesanalmente, resolviendo con ello todos sus detalles de iglesias, santuarios, escuelas, hospitales, un poblado entero, Villa García, y hasta podríamos decir una catedral como la de Panguipulli, después de 1960 en adelante, por 40 años o más. Además, es de considerar que los emigrantes que entre los siglos XVII y XVIII colonizaron Estados Unidos desde Inglaterra, Irlanda, Suecia, Alemania, en diferentes lugares construyeron mayormente en madera, como hasta ahora lo hacen, en tipologías y sistemas constructivos vernaculares que traían de sus diferentes países y han sido estudiados recientemente. Por esta razón, el sistema constructivo que se ha empleado en el proyecto, consiste en una estructura de madera de postes, vigas, cadenas y diagonales de arrostriamiento, revestida exteriormente con tablas dispuestas verticalmente, combinando una ancha y una angosta, como se ven en casas antiguas, todavía, de esta zona llamada entonces de la Frontera, en Antuco y Los Ángeles mismo y de mitad de siglo pasado en Contulmo y otros lugares. La estructura de techumbre es de madera con cubierta de teja y se ha seguido aproximadamente estructuras similares de Inglaterra desde la Edad Media, en adelante. El piso será, eso sí, un radier de concreto con fundaciones de hormigón armado y pie-

78 Quinchamalí 78 Quinchamalí

En la distribución hemos tratado de mantener las características de esas casas, siguiendo levantamientos de varias de ellas, en especial la Casa larga de La Florida, cerca de Concepción, de propiedad de Augusto Vivaldi, y antes de la familia Lavín, de la cual el Instituto O’Higginiano BíoBío, mandó hacer maqueta en enero de este año para conferencia en que se inició este proyecto. Del pasillo oriente-poniente al norte, lo que podría haber sido la zona de residencia, de dormitorios, estar y comedor, esto último dando la galería al norte y poniente, la cual se destinaría a exhibición de lo que se pueda reunir para reconstruir la forma de vida de esa época: con muebles para esos diferentes recintos, más cuadros, cortinas, libros, mapas, etc. Al sur del corredor referido se destinaría un espacio para Oficina e Informaciones con Espera y Sala de venta de recuerdos, folletos, etc.; más servicios higiénicos, dando al corredor Poniente. Este sector deslinda al sur con la Capilla que se sabe existía y es tradicional en todas las casas de hacienda, desde la Colonia en adelante. Esta tiene un acceso directo al oriente, al igual que la casa, y una comunicación y escape al corredor poniente, con un altillo para Coro que pudo haber servido de atalaya para la vigilancia a los terrenos circundantes, cosa que era normal, además, en ese tipo de casa patronal. El resto de la construcción, que habrían sido fundamentalmente bodegas, se destinarían a Mu-

Croquis del proyecto


seo con paneles móviles para destacar la Vida y Obra de Ambrosio O’Higgins, Isabel Riquelme y sobre todo, Bernardo O’Higgins, en relación a su residencia en Canteras y Los Ángeles, donde fue nombrado Alcalde y luego Diputado al Primer Congreso Nacional, organizó desde antes 1804 la explotación de su hacienda con cercos y corrales para sus animales y plantaciones nuevas, construyó su casa, además del Molino, el cual se encontraba en la confluencia de dos esteros: el Estero Sin Nombre y el Estero El Borracho, donde se encuentra hoy el retén de Carabineros. La ubicación precisa de la casa, en torno al único resto de la época reconocido casi mayoritariamente del castaño, es difícil precisar, pero creemos que más adelante se podría determinar; en todo caso no cambia la disposición de la casa en lo cual hemos seguido de cerca dibujos de 1923, del profesor, arquitecto e investigador Roberto Dávila Carson, publicados en la obra “Apuntes sobre Arquitectura Colonial Chilena” (seleccionados por Oscar Ortega y Silvia Pirotte, Departamento de Diseño Arquitectónico, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Universidad de Chile, Santiago, enero de 1978), sobre las Casas de Santibáñez, en Rancagua. Se trata de una arquitectura neoclásica del tipo que hacía en esa época Juan José de Goycoolea y Zañartu, el más importante discípulo de Tosca, que ejerció la arquitectura individualmente desde 1793 a 1829. De ese estilo era la casa de los Velasco de esa época, antes de su transformación neocolonial, ocupada actualmente como sede del Senado en Santiago. La casa se ha colocado en el eje del Busto actual, que está delante del castaño,

del camino actual en la parte baja de la loma existente, cuyo punto más alto es el estanque de agua que se conserva y que está al mismo nivel que el busto, quedando así el terreno dividido de oriente a poniente, en tres partes: al fondo el huerto y el castaño, luego la casa y frente a ella, el jardín. Hacia el sur, con acceso de vehículos, en la parte más baja del terreno hay un estacionamiento interior para autoridades y público normal, quedando fuera de la vista desde la casa entre los árboles existentes. Entre el acceso de vehículos y el busto se ha previsto una Plaza de Actos con desniveles, teniendo como centro el estanque, el cual se revestiría con un friso escultórico sobre la vida de Bernardo O’Higgins en la comarca. La casa podría haber quedado más al poniente en esa parte baja de la loma como algún informante insinúa, pero fuera del terreno del Instituto O’Higginiano, lo cual sería una dificultad para su reconstrucción. La superficie construida es de 658,51 m2. Su costo estimativo, dadas sus características generales especificadas, ascendería, considerando en $200.000 el metro cuadrado, a la cantidad de $131.702.000; son ciento treinta y un millones setecientos dos mil pesos. Creemos que este proyecto puede servir de base para programar el financiamiento de la reconstrucción de la Casa, lo cual sería materia de postular a otro tipo de concurso y/o buscar financiamiento en otras entidades públicas o privadas. Pedro Aguirre Charlín, presidente del Instituto O´Higginiano de Chile, ha comprometido todo el apoyo para la realización de este proyecto.

Maqueta del proyecto. Quinchamalí Quinchamalí

79 79


50A

ños de Sacerdocio José Luis Ysern

Sacerdote. Universidad del Bío Bío

“Desde el primer momento de nuestra llegada, tuvimos en Chillán familias que nos abrieron sus puertas como a verdaderos hijos y hermanos, y donde hasta el día de hoy contamos con la misma confianza, cariño, ternura y amor, que un miembro más de la casa...”

D

eseo agradecer ante todo a la Universidad del Bío-Bío por este homenaje. Especialmente a mi Facultad de Educación y Humanidades, con su Decano Marco Aurelio, autoridades y colegas, administrativos y auxiliares, queridos estudiantes.

EMPEZÓ UN 6 DE ENERO. Llegamos a la Estación Mapocho a las cero horas cinco minutos, del 6 de enero de 1959. En tren desde Buenos Aires, en carro de tercera porque no había cuarta. En la estación nos esperaba el querido Obispo D. Eladio Vicuña, acompañado del P. Osvaldo Salgado. Nuestra llegada a Chile marcó un antes y un después. Sé que mi hermano Juan Luis, y mi amigo Bernardino, al igual que los demás sacerdotes que llegaron más tarde, comparten estos mismos sentimientos. Hablando por mí mismo, podría señalar algunos importantes aspectos que han sido los puntos de referencia de este gran hito que marcó mi vida en ese antes y después de mi llegada a Chile.

PRIMER ASPECTO: LA GENTE DE CHILE. Nada más llegar me encontré con personas sumamente amables, cuyo modo de hablar (a veces ininteligible) contenía más que simples sonidos verbales, eran verdaderas muestras de acogida y sentimientos sinceros de cariño. Desde el primer momento me correspondió conocer distintos tipos de personas: los campesinos muy pobres con los que durante ese verano pude compartir distintas experiencias pastorales, con los que aprendí a conocer algo de la realidad rural de Chile. En ellos encontré personas muy lindas que desde su pobreza acogían a estos jóvenes seminaristas recién llegados de otros mundos, con todo su corazón y con todo lo que poseían. Compartí con los sacerdotes de Chillán, que nos dieron una acogida como a verdaderos hermanos,

Homenaje UBB: Rector Héctor Gaete entregó diploma de reconocimiento académico. Decano Marco Aurelio Reyes expuso fundamentación académica.. Reconocimiento se extendió a sacerdotes españoles misioneros en la Región, a cargo del gobernador Ignacio Marin Correa en recepción celebrada en el Centro Español de Chillán

80 Quinchamalí


y compartí con los estudiantes de Teología del Seminario de Santiago y Facultad de Teología de la PUC, donde terminé la Licenciatura en Teología que había iniciado en Salamanca. Desde el primer momento de nuestra llegada, tuvimos en Chillán familias que nos abrieron sus puertas como a verdaderos hijos y hermanos, y donde hasta el día de hoy contamos con la misma confianza, cariño, ternura y amor, que un miembro más de la casa. Su presencia aquí en estos momentos no hace sino confirmar las palabras que estoy diciendo, y comprometer mi eterna gratitud. SEGUNDO ASPECTO: LA IGLESIA DE CHILE.

que por obra y gracia de Dios y de las personas que tuvieron que decidir, gané aquel concurso, y aquí me tienen hasta el día de hoy, feliz de la vida en la actual Universidad del Bío-Bío. Rindo en este momento un cariñoso homenaje a Hugo Bastías, recientemente fallecido, y que fue el profesor con quien me inicié en aquellos tiempos en las clases de psicología. No quiero parecer en exceso romántico ni en exceso sentimental, pero sí quiero decir a voz en cuello que amo esta Universidad; es mi Universidad, me siento ligado a ella por lazos de pertenencia y de identidad, soy uno más de sus miembros, y vibro a pleno pulmón con sus gozos y esperanzas, con sus dolores y sinsabores.

Al llegar a Chile me encontré con una Iglesia que estaba viviendo los años del Concilio y su Sus éxitos y alegrías son míos, y lo son “aggiornamento”. también sus dolores y sufrimientos. Como toda realidad humana, nuestra Universidad está im Toda esa actualización y renovación conci- pregnada de luces y sombras, de grandezas y peliar había que adaptarla a la realidad latinoameri- queñeces. Y por eso me gusta y me encanta, por cana y a la chilena. D. Eladio nos mandó a todos ser una realidad humana, tan humana. los sacerdotes a estudiar en los cursos del ISPLA (Instituto Superior de Pastoral Latinoamericana), Aquí, en esta universidad pública, laica, que traían a América Latina, por medio de grandes del Estado, he podido encontrar personas que especialistas, todos esos luminosos contenidos e son muy grandes personas. Encuentro personas intuiciones del Concilio. Todo era entusiasmante con las que puedo compartir mi misma fe de crey fascinante. Después vinieron las geniales Confe- yente cristiano, otras que no participan de esta rencias episcopales de Medellín y Puebla, la Teo- ni de ninguna fe religiosa, pero sí he visto aquí, logía de la Liberación con sus enormes desafíos, sí me he encontrado aquí, a hombres y mujeres las CEBs (Comunidades Eclesiales de Base) con su que viven la fe en el mejor de los humanismos, y participación popular, la clara actitud de la Iglesia luchan porque los hombres y mujeres de nuestro Chilena en la defensa de los DD.HH, mis prime- mundo puedan ser, puedan sentirse, más plenaros compromisos pastorales con el ISM (Instituto mente hombres, más plenamente mujeres. Santa María), la JEC (Juventud Estudiantil Católica), la AUC (Asociación Universitarios Católicos) y He vivido en ésta querida Universidad el las CPs (Comunidades de Profesionales), lugares mejor y más respetuoso de los pluralismos, el y Movimientos donde sin cortapisa ni censura al- más noble esfuerzo por construir una sociedad guna, podía poner en práctica cualquier iniciativa más humana y más justa. Desde la ciencia, desque pareciera interesante para una evangeliza- de el estudio y la investigación, desde los proción en línea con lo que nos pedía el Concilio. yectos de extensión, desde la docencia ejercida cada día junto a nuestros estudiantes, desde este Para mí, que era un joven sacerdote, que diario acontecer académico, ejercido en equipo me llamo sacerdote chileno nacido en Valencia, con nuestros colegas, con nuestras secretarias y puesto que aquí terminé mis estudios de Teolo- auxiliares, con nuestros jóvenes y nuestras jóvegía, aquí recibí la ordenación sacerdotal de ma- nes estudiantes, he podido sentirme plenamente nos del mismo D. Eladio, y aquí me inicié en la realizado. Cuántas gracias doy a Dios y a Uds. por labor pastoral, todo aquel mundo de una Iglesia haber hecho posible esta mi satisfacción personal. renovada y abierta al mundo me entusiasmaba cada vez más, y permitió que me enamorara de Pero también quiero pedirles perdón. No esta tierra y de sus gentes para siempre. He pro- siempre he estado a la altura que debía, o no he curado ser fiel a ese, mi primer amor. sabido responder a sus legítimas expectativas, y he cometido muchos errores. TERCER ASPECTO: LA UNIVERSIDAD DEL BÍO-BÍO. Hoy, al comienzo de este nuevo año, y al Lo dejo para lo último, no por menos im- calor de ésta celebración, sí quiero prometerles portante, sino por ser la exquisitez final de todo que durante el tiempo que Dios me conceda (ya este proceso que comenzó un 6 de enero de no podrá ser mucho), con Uds. y para Uds. trata1959. ré de servirles lo mejor que pueda. Quiero hacer realidad algo que le pedí a Dios en una breve Había estudiado Psicología Clínica en la oración que imprimí con motivo de mi ordenación Universidad Complutense de Madrid. El año 1972 sacerdotal: “Señor, hazme feliz, haciendo felices la sede Ñuble de la Universidad de Chile llamó a a los demás”. concurso para un profesor de psicología. Por si acaso, presenté mis papeles; no recuerdo si me *Intervención en festejo conmemorativo de los 50 años de sacerllamaron a alguna entrevista, pero lo que sí sé es docio, Chillán, Sala Schaeffer, 06 de enero de 2009. Quinchamalí

81


Cultura y Turismo en Ñuble

El turismo tiene dos grandes frentes de interés: la naturaleza y la cultura. En este escenario Chile tiene infinitas posibilidades por sus bellezas naturales, valores culturales, estabilidad política, servicios sanitarios, red comunicacional; sin embargo, ese enorme potencial se malogra por la ausencia de una política turística que invierta en administración, capacitación, investigación, difusión y promoción en relación a sus potencialidades.

Alejandro Witker

Taller de Cultura Reginal UBB

1. INTRODUCCIÓN

E

l Consejo Mundial de Turismo (WTTC), ha declarado: “el turismo es la industria más grande del mundo, superior al automóvil, acero, electrónicos y agricultura”.Las cifras de turistas crecieron de 50 millones (1993), a más de 660 millones (2000), llegará a mas de 1.000 millones (2010). Destinos: EE.UU. y Europa; en América Latina, sólo México figura en el 15 lugar. El comercio y el turismo vienen de la mano: se vinculó al comercio con los fenicios y viajeros “emprendedores” como Marco Polo (12541324); ese vínculo entre viajeros y negociantes quedó atrás con el surgimiento de una actividad autónoma: el turismo. El turista es un viajero que busca conocer y disfrutar de la cultura y la naturaleza; está dominado por la curiosidad para saber y contar.

potencial se malogra por la ausencia de una política turística que invierta en administración, capacitación, investigación, difusión y promoción en relación a sus potencialidades. A la puesta en valor de los recursos culturales se les ha prestado escasa atención. Cardoen en conferencia dictada en Chillán mostró estadísticas que revelan que la mayor motivación que mueve el turismo en el mundo es la cultura.

Larevolución tecnológica de los transportes y comunicaciones levantó la compuerta de un torrente de millones de viajeros y el surgimiento de la principal industria contemporánea. El turismo: con empresas, producciones y profesiones específicas.

Nuestras oficinas que otra excepción, no burocrática con escasos financieros que donde hacen milagros con

El turismo tiene dos grandes frentes de interés: la naturaleza y la cultura. En este escenario Chile tiene infinitas posibilidades por sus bellezas naturales, valores culturales, estabilidad política, servicios sanitarios, red comunicacional; sin embargo, ese enorme

82

turísticas, con una supera una función recursos humanos y algunos funcionarios buena voluntad.

Nuestra región tiene un enorme potencial turístico, sin embargo, los anuncios de proyectos recuerdan aquello de “mucho ruido y pocas nueces”; los listados de “lugares de interés turístico”, sin el soporte de la investigación y la profesionalización de la gestión, no ejercerán más impactos que las fotos en la prensa.


Ñuble tiene grandes potencialidades naturales y culturales; pero en realidad, descontado el caso de las Termas de Chillán, ahora con futuro incierto, y algunos atisbos en Arauco y Alto BíoBío, la invitación a “descubrir el Bío-Bío”, es muy precaria, comenzando por el escaso conocimiento y explotación del propio río Bío-Bío, “el río rey de Chile”, como lo llamo Benjamín Vicuña Mackenna. 2. EXPERIENCIA INTERNACIONAL

municipal y provincial, despliegan tal actividad que logran la visita de mas de 300 mil turistas y la participación en directo de importantes cadenas televisivas internacionales. Las viñas no sólo venden vino, algunas son verdaderos centros culturales con museos, tiendas, y espectáculos. En Cosquín, (Córdoba, Argentina), una ciudad que no es más que Coelemu, realiza cada año el Festival Folclórico más grande de América Latina, al que concurren miles de viajeros. Se ofrecen espectáculos folclóricos en una gran plaza convertida en anfiteatro, alrededor se instalan tanguerías, cafetería, cines, todo con cobertura nacional de radio y televisión al extranjero.

En este escrito queremos subrayar nuestras falencias en el llamado Turismo Cultural donde la experiencia internacional es riquísima: los museos, galerías de arte y grandes salas de espectáculos en Europa, Estados Unidos, México y Argentina, sólo para citar algunos casos, es muy impactante. En muchos de estos países, como ha ocurrido en Bilbao, España, un museo puede El Festival Cervantino en (Guanajuato, convertirse en un polo de atracciones turísticas México). Una fiesta de la cultura de alto nivel. Los para millares de viajeros y, por lo mismo, en una turistas desbordan la capacidad hotelera y cientos fuente potente de ingresos. de casas deben reforzar su atención ofreciendo oportunidades económicas a muchas familias. En 1520 Hernando de Magallanes divisó la costa de San Julián, Patagonia argentina, donde desembarcaron 265 tripulantes de las 5 naves La relación en este sentido podría ser de la flota. En el 2005, luego de 10 años de infinita. La cultura se ha convertido en muchos investigación, se logró reproducir a escala la nave países en una potente atracción turística. La prensa de Magallanes, que posee todos los atributos de la embarcación original, salvo la posibilidad de navegar. En cubierta figuras humanas mecanizadas recrean situaciones de navegación, junto a escudos y cañones replicados con rigor histórico. Esta reconstrucción se ha convertido en una espectacular atracción turística en San Julián. Se prepara en Iquique algo semejante con la Esmeralda, para lo cual se ha investigado con rigor y acordado fuertes inversiones. ¿No sería interesante para el turismo regional, reconstruir una réplica del Buque San Pedro comandado por Juan Bautista Pastene (1507-1580), que descubrió la desembocadura del Bío-Bío (1544)? En Mendoza se desarrolla desde los años 30 una Fiesta de la Vendimia que ha ido creciendo en convocatoria, a tal punto, que desde hace varios años dejó de ser una fiesta de viñateros para convertirse en una fiesta de la sociedad: el mundo empresarial, las agrupaciones culturales y las oficinas encargadas del turismo a nivel Quinchamalí

83


está informando de la apertura de numerosos museos de las más variadas índoles: Museo del Desierto en México, Museo del Tango en Argentina, Museo de la Mafia en Estados Unidos, Museo del Tsunami en Indonesia.

Joaquín Toesca, entre otros. En la Municipalidad de Recoleta ha surgido una interesante iniciativa: poner en valor el patrimonio del Cementerio General donde se registran buenas experiencias, también en Valparaíso que podrían replicarse en Chillán. Las tumbas ilustres del Cementerio no 3. EXPERIENCIA NACIONAL han sido convertidas en “atracciones turísticas” por la ausencia en ese recinto de una Galería En el país, debemos reconocerlo, estamos Cultural que ilustre sobre esos famosos. muy lejos de aquellas marcas, sólo en Santa Cruz, podemos encontrar......logros espectaculares En Talcahuano, el Huáscar, cargado de gracias a la visión de un empresario que se historia y remodelado, constituye un museo de los decidió a pensar en turismo cultural en grande. más visitados del país. Acaba de ocurrir un hecho que ilustra bien sobre la escasa preocupación Los Festivales de Cine de Viña del Mar y regional para proteger el patrimonio: el submarino Valdivia, Folclor en Olmué y San Bernardo, fiestas O’Brien, dado de baja por la Armada el año religiosas como La Tirana y los Festivales Musicales 2001 fue trasladado a Valdivia tras una oportuna de Frutillar, apuntan en una buena dirección. gestión de ese municipio con el propósito de Entre nosotros proliferan simpáticas fiestecitas transformarlo en un museo flotante en el río aldeanas que no le hacen mal a nadie pero bien Calle Calle. La Municipalidad de Talcahuano no a pocos. Esas tradiciones deben mantenerse, el tuvo imaginación para retener esta embarcación punto es que con el Festival del Choclo, Festival y enriquecer la oferta turística regional. de la Mora o del Camarón, no vamos a llegar muy lejos en el impulso de un turismo que genere En San Agustín de Puñual, cuna de Arturo empleos y resultados financieros significativos. Prat existe un museo bien cuidado por la Armada pero escasamente aprovechado como recurso En Coquimbo, están los proyectos de la Torre turístico. Faltan vitrinas bibliográficas, la nutrida del Milenio y la Mezquita. Una experiencia muy literatura y folclore sobre ese acontecimiento, interesante es la resurrección del llamado Barrio tienda, cafetería, y personal especializado para Inglés, que recuperó antiguas construcciones enriquecer las explicaciones. En Lota se está del puerto vinculadas al comercio y al esplendor haciendo un esfuerzo por poner en valor la cultura minero que yacían ruinosas y convertidas en minera a través de visitas guiadas al parque y a los refugios de delincuentes y drogadictos. La piques mineros; todo ello es promisorio. La película Municipalidad adquirió esos inmuebles, los Sub terra ha contribuido poderosamente a poner refaccionó y entregó a pequeños empresarios que en valor ese micromundo al concitar el interés de instalaron cafeterías, restaurantes, galerías de un importante flujo turístico. El documental sobre arte, salas de cine y video, tiendas de artesanía, Los Ángeles Negros ha recuperado la vida de un fueron liberados de pagos por cinco años para conjunto musical famoso surgido en San Carlos que adquirieran vuelo. También vimos como y se ha convertido en una importante atracción la imaginación puede recuperar la historia y para mucha gente. ¿No podría recuperarse la convertirla en un recurso turístico: se reconstruyó legendaria memoria de ese grupo musical en un el viejo tren minero y cada vagón fue diseñado museo que, con seguridad, se convertiría en una como pequeñas tiendas. atracción turística? Estas películas demuestran que un cine vinculado a la historia nacional y La recreación de la historia vinculada al regional; a momentos como la instalación chilena turismo comienza a surgir en Chile. Un hotel de en el Fuerte Bulnes, colonización alemana, la capital ofrece un tour en el que se recrea a construcción del puente del Malleco y el puente través del teatro la vida del Cerro Santa Lucia, carretero sobre el Bío-Bío, la aventura de los Mercado Central, La Moneda, Teatro Municipal y Pincheira, sin esa lamentable desfiguración que otros sitios. Un diaporama muestra como eran fue objeto en una teleserie, puede constituir un antiguamente esos lugares y actores teatrales poderoso estímulo al turismo nacional. representan a Pedro de Valdivia, Inés de Suárez,

84 Quinchamalí


Gabriela Mistral y Pablo Neruda son figuras que despiertan interés a nivel mundial; el Centenario de Neruda dejó, según la Fundación Neruda, mas de un millón de dólares. El Valle del Elqui también concita interés en turistas nacionales y extranjeros, pero la precariedad con que se les atiende parece increíble. ¿Acaso en torno a estos nombres legendarios de nuestra literatura no deberían realizarse permanentemente encuentros literarios internacionales y no sólo recordarlos en fechas impuestas por el calendario?

millones de pesos para crear la Sala Vinay en la Escuela México de Chillán, se anunció que sería inaugurada el 25-III-2000, cuyo director honorario sería Plácido Domingo; el crítico Juan Dzazópulos estaría a cargo del montaje”. Han transcurrido ocho años y de la Sala Vinay nunca se supo. Hasta poco tiempo no existía ninguna señal en el lugar donde nació Vinay; se ha corregido esa omisión a costo mínimo; pero la puesta en valor cultural y turística de Ramón Vinay es una asignatura pendiente en Chillán.

Claudio Arrau tiene en Chillán un museo modesto, pero al fin de cuentas algo hay, el punto es saber con qué profesionalismo se maneja. Sin conocimientos de historia de la música, en especial de los grandes compositores interpretados magistralmente por nuestro pianista; sin conocimientos sólidos de historia y teoría musical, es imposible dar una atención de buen nivel a turistas extranjeros que vienen a conocer la ciudad cuna de Arrau. Es pertinente no olvidar que Chile no tiene otro museo sobre esta figura de la música universal, por lo mismo, resulta impresentable que ese museo no cuente con personal calificado para atenderlo.

Algo parecido puede decirse con otras figuras ilustres de Ñuble, como Marta Colvin, Arturo Merino Benítez o Tito Davison. Los restos de Marta Colvin, fueron cambiados de sepultura de Santiago a Chillán, es un buen paso, pero habrá que ver cómo se potencia su presencia en el sistema escolar y el turismo. La recuperación de Arturo Merino Benitez no puede ser más precaria: un pequeño busto instalado en la Plaza de la Victoria de Yungay consagrada a la memoria de los combatientes de la Guerra contra la Confederación Perú-boliviana, un contexto absolutamente extraño a la figura del fundador de la Fuerza Aérea de Chile y de la Línea Aérea Nacional. En Chillán no existe ningún vestigio de su obra histórica, Algo más grave aún ocurre con Ramón salvo los conocidos actos con discurso de ocasión Vinay. En El Mercurio, (22-X-1999), se dice: “el y, por fortuna, un concierto de músicos de esa alcalde de Chillán Aldo Bernucci dispuso de 67 rama militar de gran jerarquía. El caso de Tito

Quinchamalí

85


Davison es más grave aun: nadie se ha interesado cultura campesina; una sucesión de eventos que por recuperar a este icono del cine con obra conforman un acervo que debería recuperarse en notable en Estados Unidos, México y Argentina. un Museo de la Cultura Popular. La Iglesia de San Francisco de Chillán tiene un museo con valiosos materiales pero absolutamente desprotegidos, tanto de las inclemencias del tiempo, de los visitantes y de una administración profesional. ¿No parece increíble que éste rico patrimonio este a cargo de un conserje que solo puede ofrecer su buena voluntad a los visitantes? El Teatro Municipal de Chillán no admite espera, lleva más de 40 años paralizado en su obra gruesa.

En Chillán hay puntos emblemáticos que figuran en la agenda turística: El Mercado, la Catedral, Quinchamalí, los Murales de Síqueiros. Todos estos puntos emblemáticos están subutilizados desde el punto de vista turístico, con escasa investigación y difusión. El Paseo Peatonal es una demostración concluyente de la ausencia de una política destinada a darle a la ciudad una fisonomía acorde con su tradición histórica y cultural. Se trata de una obra que podría instalarse en cualquier ciudad del mundo, La agricultura de Ñuble está viviendo sin que los diseñadores y quienes ordenaron su cambios dramáticos: cultivos, tecnología, instalación, se hayan preocupado de imaginarla propiedad, carreteras, comunicaciones, vida como un factor de identidad. cotidiana, están cambiando a toda velocidad. La agricultura fue el cimiento de la sociedad Una idea interesante de la cual ya existen ñublensina y, por lo mismo, no deberíamos tardar dos realizaciones, los llamados Faros Culturales, en instalar un gran Museo de la Agricultura que que consiste en instalar en lugares históricos recogiera y conservara un patrimonio que se está estructuras con los rostros de personajes erosionando irremediablemente. vinculados a ese territorio, así ha ocurrido con En Portezuelo, el padre Ricardo Sammon el pintor Armando Lira en la Plaza de Yungay realizó una obra magnífica de recuperación de la y Tomás Lago, junto a la carretera que cruza

Museo Nacional Ferroviario Pablo Neruda. Temuco

86 Quinchamalí


Quinchamalí. En este mismo punto de tradición alfarera, en un negocio turístico se instaló una vitrina con información básica sobre Tomas Lago, investigador a quien se debe la puesta en escena nacional de la cerámica de Quinchamalí. Cuadernos del Bío-Bío, es un proyecto conjunto de la Universidad de Concepción y la Universidad del Bío Bío, que en diez años ha editado 37 títulos que han permitido a unos cuantos pueblos contar con su primera historia escrita, actores culturales tienen ahora su primera biografía. En la región se ha venido incrementando la bibliografía sobre temas culturales que pueden contribuir eficazmente al turismo: nuestro libro La Silla del Sol, mereció un cálido reconocimiento de la Federación Gremial de la Industria Hotelera y Gastronómica de Chile; su gerente Gustavo Abel ha dicho que “este tipo de obra escrita constituye un primer ejemplo de un documental turístico, del cual debe ser imitado en otras regiones”. Cada uno de los temas que se abordan en este libro es apenas un esbozo de lo que podría investigarse para ampliar la plataforma turística de Ñuble.

Iconografía de una historia. El vino es de antigua data en Ñuble; en los últimos años ha venido emergiendo un grupo de empresarios dispuestos a participar en las Ligas Mayores, o a lo menos en la División de Ascenso. Hay resultados promisorios pero falta mucho para lograr que la Ruta del Vino y la Fiesta de Vendimia adquieran el vuelo que necesita y, vaya que paradoja, reeditarse una fiesta que Chillán hizo con brillo en 1952 como acaba de ocurrir gracias al talento y tenacidad de Raúl Godoy. Pensamos que en Ñuble falta ampliar los lazos entre el vino y la cultura. Es necesario instalar en cada viña muestras de su historia y en conjunto, generar bienes culturales a partir del arte. En la Viña Casanueva hemos visto instalar una imponente escultura que representa la zaranda y a demás en los muros pinturas alusivas. La poesía de Nicanor Parra vinculada al vino podría estar enmarcada y reproducida en todas las viñas y también en hoteles, restaurantes y terminales de medios de transporte. En el Gran Hotel de Chillán está un estupendo óleo sobre la vendimia de Jorge Chávez, obra que podría reproducirse en gigantografías, como también la escultura de Marta Colvin sobre la vendimia. El folclor es otra rica fuente para rescatar al vino como producto artístico y darle una presencia viva en torno a la industria.

La colección Grandes de Ñuble en la que han aparecido hermosos volúmenes sobre Claudio Arrau, Armando Lira, Tomás Lago y Bernardo O’Higgins. Armando Cartes Montory y Fernando Arriagada, autores de un libro llamado a promover El ferrocarril sigue siendo en los países la industria del vino: Viñas del Itata. Una historia más adelantados un medio de transporte que de cinco siglos. Fidel Torres, Paola Ruz y Luis Arias goza de gran popularidad y es por eso que la de una hermosa monografía: Mercado de Chillán. prensa nos informa, como se instalan en Europa

Quinchamalí

87


nuevos ferrocarriles de alta velocidad que el Estado subsidia y promueve. Se anuncian en China, Brasil y Argentina proyectos ferroviarios espectaculares. En nuestro país el ferrocarril tiene una larga historia con luces y sombras; los intentos de revivirlos se han visto amagados por gestiones desafortunadas y sospechosas.

a la Región del Bío Bío, entre los cuales hay varios de Ñuble, podrían también convertirse en figuras-iconos, en torno a las cuales plantearse importantes acciones culturales y turísticas. La reciente olimpiada realizada en China ha brindado una espectacular lección de sabiduría para ofrecer al mundo el patrimonio cultural de una nación: con maestría y lujo de recursos se mostraron los grandes aportes de China a la civilización universal abriendo horizontes insospechados para el turismo. A menor escala, cabe preguntarse ¿Cómo se preparó Chillán para mostrar su patrimonio al mundo en el reciente campeonato internacional de fútbol femenino?

Al evocar el ferrocarril, imposible no citar la revista En Viaje que editaba la empresa Ferrocarriles del Estado. Recorrer sus páginas resulta sorprendente como en aquellos años, con escasos recursos, fue posible que existiera una revista de tan rico contenido, con una clara visión integradora del turismo y la cultura. Nos permitimos proponer a Sernatur, que podría asociarse con el Consejo Nacional de la Cultura y 4. INSTITUCIONALIDAD Y PROFESIONALISMO crear una revista con diseño moderno que recupere Se anuncia una Subsecretaría para el espíritu que guió a la antigua revista En Viaje. darle al sector el rango que merece. Una La añoranza del ferrocarril ha llevado a buena noticia siempre y cuando no sea un revivirlo en grandes proyectos turísticos como ha alero más ancho para el cuoteo político y el Las municipalidades deben ocurrido en Santa Cruz; hay intentos semejantes compadrazgo. crear Oficinas de Cultura y Turismo con en Temuco. En la Patagonia de Argentina funciona el llamado Tren del fin del mundo que constituye presupuestos a lo menos del 1%, personal una gran atracción turística. De estas experiencias calificado y designado por concursos públicos. surge en Ñuble una pregunta: ¿Por qué no revivir Las universidades pueden aportar al el ramal de Chillán a Tomé? Este ramal, fue en el pasado un generador de vida y cultura en muchos turismo investigaciones que permitan mejorar la pueblos y bien podría revivir con fines turísticos. oferta de los llamados “destinos turísticos”, para los que sólo se ofrecen kilometrajes, listados de Los 23 Premios Nacionales vinculados hoteles y una pequeña información absolutamente insuficiente. La calidad del turismo, tenemos que reiterarlo, pasa por la profesionalización del personal a cargo de su promoción. Necesitamos profesionales con estudios específicos a cargo de una industria cuyas posibilidades son sencillamente espectaculares. Profesionalismo en constante perfeccionamiento. En Mendoza y en Córdoba hay Escuelas de Turismo, que entre otras exigencias, está el dominio de tres lenguas extranjeras. Las Universidades y los Institutos Profesionales deben ser requeridos por la industria para que preparen profesionales y ofrezcan oportunidades de capacitación que renueven y amplíen esa formación. La profesionalización del turismo abre varias puertas de especialización, pero específicamente, para el tema que nos preocupa, el guía o promotor cultural es una pieza clave.

88 Quinchamalí


5. PROPUESTAS PARA ÑUBLE Nos parece que debería priorizarse la promoción de una cultura turística en el Sistema Escolar. Sugerimos crear en cada plantel educacional una Comisión de Cultura y Turismo coordinadas desde la Dirección de Educación Municipal y la Dirección de Turismo. Estas comisiones deberían fomentar el conocimiento, protección y difusión de los valores patrimoniales de cada comuna de Ñuble; el significado de los nombres de calles, plazas y parques, creación donde existan espacios disponibles de salas sobre valores emblemáticos de planteles como Liceo de Niñas Marta Brunet, Liceo de Hombres Narciso Tondreau, Escuelas Marta Colvin, Ramón Vinay, y otras; la realización de eventos promocionales de la cultura y el turismo, de radios y periódicos escolares, concursos, apertura de las escuelas a la sociedad después de la jornada laboral y en los días sábados, para crear espacios para grupos teatrales, conjuntos folclóricos, talleres literarios, y algo muy importante generar actitudes positivas frente al visitante y las mismas como viajero eventual. La Escuela de Cultura Artística debería merecer una atención preferente destinada a transformarla en un verdadero conservatorio de las bellas artes, no sólo para Chillán, también para todo Ñuble. Nos parece indispensable evaluar su trayectoria, su fortalezas y

debilidades, rediseñar objetivos y planes de estudio incluyendo la enseñanza del patrimonio cultural y turístico, la incorporación de la radio difusión, televisión, videos y cines documental; la creación de una biblioteca especializada en artes y letras y, finalmente la clave del gran salto que se necesita: concurso público para la dirección general y una mejora sustancial de las condiciones de trabajo de los docentes. La Escuela México debería asumir que no es una escuela más dentro del sistema escolar, también un epicentro de cultura y turismo. A los Murales de Siqueiros debería agregarse la recuperación de los próceres americanos que existían inicialmente en cada sala de clases. La reciente restauración ha dado lugar a una propuesta brillante: convertir ese establecimiento en el gran Museo de Chillán. El cultivo de la memoria de la ciudad y la provincia debería constituir una tarea prioritaria como cimiento de la identidad y de la puesta en valor de recursos turísticos. Es necesario crear en Chillán museos de verdad, modernizar los pocos que existen y profesionalizar los cargos directivos y de funcionarios; crear nuevos para recuperar la memoria social y cultural: agricultura, terremoto, deporte; salas sobre grandes personajes, en el Cementerio Municipal es necesario crear una

Quinchamalí

89


galería de los grandes que allí están sepultados. Es evidente la necesidad de un nuevo edificio para albergar la biblioteca, hemeroteca y archivo. Reconstruir un gran monolito con los nombres de los próceres situados en la Plaza de Armas donde se registran graves errores y omisiones. Los nombres de las calles, plazas y colegios son fuentes de identidad, por lo mismo, se hacen necesarias una revisión a fondo y la dictación de un reglamento regulador. Los eventos merecen también una reflexión: la suma de muchos puede significar muy poco como efecto cultural y turístico. La Fiesta de la Vendimia se ha recuperado con una buena programación pero es evidente que es necesario avanzar mucho más con la participación de toda la sociedad, no sólo de viñateros, y de manera relevante de todos los sectores culturales. La Fiesta de la Chilenidad debería instalarse en una provincia huasa; conocer a fondo las experiencias de Santiago y Valdivia y pensar en un gran evento con la presencia de todas las comunas de Ñuble. Ferias del Libro se han venido realizando con ofertas de libros nuevos y viejos, con excelente acogida del público pero que han obrado como simples ventas de libros sin el marco cultural propio de estos eventos: conferencias, mesas redondas, diálogos con escritores, presentaciones de libros, participación del sistema escolar,

90 Quinchamalí

etc. El descontrol ha permitido que con fondos públicos que financian estos eventos se vendan ediciones piratas lo que constituye el colmo de la irresponsabilidad de los organizadores que otorgan permisos para instalar los negocios y se desentienden de cuanto ocurra en ese escenario. Se sugiere realizar para el Bicentenario de la República una gran Exposición del Libro, Diarios y Revistas de la Región del Bío Bío. Sobre las Ferias Artesanales debería elaborarse una política que garantice la autenticidad de la creación artesanal. La instalación de negocios de manualidades en la Plaza de Armas es una mala señal. La triste experiencia del “pueblito artesanal” (Estero de las Toscas) demuestra la urgencia de definiciones sobre este rubro. Para la promoción turística sugerimos instalar un gran Kiosco en el Paseo Peatonal, concesionado sobre la base de un proyecto. Es necesario el fomento de industrias de productos turísticos: postales, programas de TV, videos, documentales, radiodifusión. La instalación de Faros Culturales y Vitrinas Culturales en puntos estratégicos puede contribuir eficazmente a la promoción del turismo. Chillán y Ñuble, como nos lo señaló Cardoen, contienen tesoros magníficos que esperan de la imaginación y voluntad de las autoridades y empresarios para convertirse en potentes recursos turísticos. El exitoso empresario de Santa Cruz fue enfático: “hay que superar el rasquerío turístico”. Su rica experiencia debería iluminarnos y motivarnos.


Un Chillanejo En Isla de Pascua Carlos Gallegos Parra Coronel (R) Carabineros de Chile

“El desarrollo de la isla fue considerado por la Comisión Coordinadora desde el punto de vista del turismo internacional, basado en la Gran Piedra Angular de su arqueología milenaria, su hermoso y cristalinomar.”

A

principios del año 1965, me trasladé hasta la ciudad de Algarrobo con el fin de supervisar la terminación de una nueva Comisaría en tan hermoso balneario, cuya inauguración se llevó a cabo con la presencia del Presidente de la República don Eduardo Frei Montalva, el Subsecretario del Interior don Juan Hamilton Depassier y el general director de Carabineros de Chile Vicente Huerta Celis. Durante la ceremonia de la inauguración ya citada, el general director me notificó que, a solicitud expresa del Subsecretario del Interior, sería agregado a la Presidencia de la República. Esto, a fin de integrar la Comisión Coordinadora Isla de Pascua, la cual tenía como finalidad reunir antecedentespara que, mediante una ley, se creara el nuevo Departamento de Isla de Pascua, el cual dependería de la Provincia de Valparaíso. Durante el resto del año 1965 y hasta el 16 de agosto de 1966, estuve agregado a la Presidencia de la República integrando la comisión Coordinadora ya señalada, era presidida por don Juan Hamilton Depassier e integrada, además, por el Ingeniero Civil Enrique Rogers Sotomayor, funcionario de la CORFO, Abogado don Manuel Guzmán, del Ministerio del Interior y, del Rapa Nui Alfredo Tuki Pate, quién realizó las labores de secretario. En dicha comisión me correspondió reunir los antecedentes de todos los jefes y funcionarios de los diferentes servicios públicos que debían instalarse en la isla, asistir a las reuniones de los distintos ministerios que tenían relación con los estudios y trabajos por llevar a cabo, como tam-

bién, dar charlas a dichos funcionarios, a fin de que conocieran la verdadera necesidad de la creación de dicho departamento territorial, entregándoles a los pascuenses, la justicia social y desarrollo que les había sido negada por muchos siglos. En marzo de 1966, nace la Ley N° 16.441, que crea el nuevo Departamento de Isla de Pascua, siendo designado el Ingeniero don Enrique Rogers como el primer Gobernador Civil, de acuerdo al Decreto N° 905, de fecha 22 de Junio de 1966, del Ministerio del Interior, como Secretario de Gobernación es designado don Alfredo Tuki Pate y, el Capitán de Carabineros Carlos Aliro Gallegos Parra, como Ayudante del Gobernador y, además, como el primer Capitán Comisario de la 9°. Comisaría de Carabineros de Chile “Isla de Pascua”. El día 3 de agosto de 1966, los diferentes jefes de servicios fueron despedidos en la Moneda por el señor Presidente de la República y, posteriormente, el día del embarque hacia la isla, en la Montonave Navarino, todos fueron despedidos, en el puerto de Valparaíso, por el Subsecretario del Interior don Juan Hamilton y el Intendente de la provincia don Enrique Vicente, arribando a la isla el domingo 14 de Agosto de 1966, a las 11.30 Quinchamalí

91


horas, llevándose a cabo, durante el resto del día, Deseo dejar expresa constancia que todos acomodaciones preventivas por parte de los dife- los funcionarios públicos que fueron designados rentes servicios por instalarse. para ir a desarrollar las labores inherentes a sus profesiones institucionales, lo hicieron con so El día lunes 15, a las 11.30 horas, en la lidaridad hacia el pueblo pascuense. Acá en el Plaza Hotu- Matua, se realizó la ceremonia de continente se dio a conocer su penosa y triste transmisión del mando de parte del capitán de historia, marcada por burdos, mezquinos e ignonavío de la Armada de Chile Arnt Arentsen Pet- rantes piratas y filibusteros holandeses, ingleses, tersen, en su calidad de Subdelegado, al señor españoles y peruanos, los cualessólo buscaban Gobernador Departamental don Enrique Rogers oro y piedras preciosas, ignorando que esta isla Sotomayor, ceremonia en la cual, se agregó una nada de eso poseía, debido a que su nacimiento Condecoración al Padre Sebastián Englert, envia- se realizó como producto de un levantamiento da por el señor Presidente de la República, dán- volcánico submarino.En el caso de los peruanos, dose terminó al acto con un desfile por parte de éstos se dedicaban al secuestro de aborígenes, la Armada, Fuerza Aérea y Carabineros de Chile. los cuales vendían como esclavos en las Islas Marquesas, o bien los hacían trabajar en las gua El día 16 de agosto de 1966, en forma oficial neras peruanas, en condiciones infrahumanas y y documentada, los distintos servicios públicos contrayendo toda clase de enfermedades, tales dieron cuenta a la Gobernación acerca de sus res- como la cólera y la lepra. pectivasinstalaciones, siendo éstas las siguientes: Juzgado de Letras de Mayor Cuantía; Conservador Una vasta y sacrificada labor debió realizar de Bienes Raíces, Registro Civil e Identificación; en la isla Carabineros de Chile, el personal instiAgencia Corfo; Corfo Fundo Vaitea; Banco del Es- tucional seleccionado. Sus funcionarios, además tado de Chile; Fuerza Aérea de Chile; Carabineros de cumplir las labores de orden y seguridad, dede Chile; Ministerio de Obras Públicas ( Director bían tener otras profesiones, tales como profesor, de Aeropuertos); Tierras y Bienes Nacionales; Cor- electricista, carpintero, pintor, practicante, enferporación Nacional Forestal; Dirección de Obras Sa- mero de ganado, radio – operador en sistemas de nitarias; y Hospital de S.N.S. transmisiones de radio – operaciones, etc., con lo


cual, Carabineros, pasó a reforzar a todas las instituciones que se establecieron, además de crear organismos e instancias nuevas, tales como censos agropecuarios;un hogar de menores; bandas instrumentales infantiles; ENTEL (instalada y manejada por personal de Carabineros, terminando con la incomunicaciónexistente entre la isla y el Continente); Asociación de Fútbol; Asociación de Pesca Submarina; servicio de practicante a domicilio para aquellos pascuenses, enfermos en sus domicilios y que no podían concurrir hasta el hospital, además de los servicios de patrullaje tanto de infantería como rurales, custodiando los sectores arqueológicos. Debo consignar que con fecha 16 de agosto del 2006 al cumplirse 40 años de la organización y desarrollo de la Isla de Pascua, fui expresamente invitado por el Ministerio del Interior y Dirección General de Carabineros de Chile, a concurrir a la Isla, por una semana, para testimoniar dicha celebración, oportunidad en que recibí, en vida, valiosos reconocimientos humanos, espirituales y materiales, tales como diplomas del Ministerio del Interior y Gobernación Provincial, galvanos de parte de Carabineros de Chile, Ilustre Municipa-

lidad, y otras instituciones. Todo esto está consignado en el Libro Los Tautaumiros de Rapa Nui, que en este momento se encuentra en estado de revisión y posterior publicación. En éste, el suscrito narra en detalle todo lo realizado en la isla por los distintos servicios que llevaron a cabo el renacimiento de Rapa- Nui, debidamente documentado con oficios y fotografías de la época en que tuvo lugar este trascendental hecho histórico El desarrollo de la isla fue considerado por la Comisión Coordinadora desde el punto de vista del turismo internacional, basado en la Gran Piedra Angular de su arqueología milenaria, su hermoso y cristalino mar de 22 grados de temperatura, su fabuloso mundo de corales, sus costumbres polinésicas, donde el canto y la danza maorí enloquecen a los turistas. Este punto de vista ha sido plenamente ratificado por el tiempo, por cuanto la hotelería y residenciales de Rapa- Nui, están casi plenamente copadas durante todo el año.


Cañete

Patrimonio y Turismo Clímaco Hermosilla Silva Agrupación Cultural ARTIS, Cañete.

Con gran preocupación, casi con pavor, hemos visto durante estos últimos veinte años, cómo a pesar de nuestras denuncias y por falta de una política cultural y de defensa de nuestro Patrimonio, hemos perdido muchos de estos sitios.

D

esde hace varios años, hemos tratado de interesar a las autoridades administrativas y culturales en el tema de la valorización del riquísimo patrimonio histórico cultural de Arauco, pero desgraciadamente nos hemos estrellado contra un muro de desinterés, de desidia, de ineptitud y, aún, de una agresiva ignorancia. En nuestra zona, se está tratando de desarrollar turismo tradicional, basado en las condiciones geográficas del territorio. Se ha hecho alguna inversión en infraestructura hotelera y gastronómica, pero se ha descuidado el factor del patrimonio histórico cultural, el que podría agregar un tremendo valor a la atracción que el territorio de Arauco, ofrece a miles de potenciales visitantes de la zona.

podemos establecer una ruta que, partiendo de Concepción, recorre toda la costa del sector de Arauco, hasta llegar a la antigua Imperial (actual Carahue). Esta ruta está jalonada de sitios históricos que presenciaron los acontecimientos más importantes de la conquista. Por allí transitaron todos los personajes que colaboraron a pensar y a crear nuestra nación.

Nuestro verano, que es la fecha en la que este turismo “tradicional” puede desarrollarse, es muy corto, lo que no hace rentables las inversiones que se realizan en el rubro turismo. Pero las atracciones histórico-patrimoniales están presentes siempre, así es que, si se las toma en cuenta y se invierte en su valorización, se multiplican las posibilidades de hacer rentables las inversiones y al mismo tiempo se cumple la obligación de velar por la conservación y valorización de este rico patrimonio.

- El sitio de la batalla de Tucapel: lugar

Si pensamos en la historia de Arauco en el siglo XVI, desde la llegada de Pedro de Valdivia,

94 Quinchamalí

emblemático de nuestra historia, donde confluyen los pilares de la nacionalidad: Pedro de Valdivia y Lautaro. - El sitio donde García Hurtado de Mendoza fundó el 19 de enero de 1558, la ciudad de Cañete de la Frontera, a tres kilómetros al oriente de la actual ciudad de Cañete. Este lugar guarda los restos arqueológicos de una de las ocho ciudades más antiguas de Chile y es o debería ser para los estudiosos de la historia y del patrimonio, un sitio arqueológico de primera importancia para nuestro país.


- El sitio de la batalla Quebrada de Purén,

Es así como hace dos años, el sitio de construcción de la primera ciudad de Cañete, el Cañete de la Frontera de don García Hurtado de Mendoza, fue plantado con Eucaliptus, cuyas raíces comenzarán en breve a triturar los restos arqueológicos, que ahí se encuentran.

es uno de los episodios relatados en La Araucana, tiene un lugar ganado en el patrimonio literario de la humanidad. No olvidemos que Miguel de Cervantes le perdona la vida, por su valor literario, a este libro cuando hace una selección de los libros que merecen salvarse. El sitio de la batalla de Tucapel, está siendo hoy loteado por su propietario, quien - El sitio del Fuerte de Tucapel, en la ciudad tiene todo el derecho de hacerlo, más aún, si misma de Cañete, que está señalado nuestras autoridades administrativas o culturales actualmente por un pobre remedo de lo que no han realizado ninguna acción para protegerlo fue la construcción colonial, arrinconado o salvarlo. en una pequeña porción de lo que ocupó la antigua “fortaleza primada del Reyno de Finalmente, nos hemos enterado esta Chile” como dice el Padre Guarda. semana, que existe un proyecto de construcción de una central hidroeléctrica sobre el sitio - El sitio donde se levantó el Fuerte de exacto de la batalla de la Quebrada de Purén, Paicaví y la misión jesuita, lugar donde el privándonos de un sitio que causaba la admiración Padre Luis de Valdivia decreta, en 1612, el de los historiadores y visitantes que llegaban a él inicio de la “guerra defensiva” y donde durante nuestras Jornadas Garciadas Cañetinas. este mismo sacerdote jesuita entrega “al excelso Utablame” los misioneros de esa Bastaría con situar la casa de máquinas orden religiosa destinados a evangelizar proyectada ciento cincuenta o doscientos metros a los indígenas, misioneros que son al sur oriente del lugar escogido actualmente para asesinados al día siguiente, en Elicura, por salvar el sitio en cuestión. Anganamón y sus guerreros araucanos. Nos sentimos obligados a intentar alguna - El sitio donde se levantó por más de dos acción de defensa de estos sitios patrimoniales siglos la misión Franciscana de Santa Rosa tan importantes para nuestro país, acción que de Tucapel, cuyos Misioneros jugaron un estamos seguros las próximas generaciones de papel de primera importancia en los hechos chilenos (ojala más cultas y responsables que las sucedidos en la región, fundamentalmente actuales) nos agradecerán. a partir de las primeras décadas del siglo XIX. He planteado este problema al Consejo A los sitios señalados más arriba, se Municipal de Cañete y al Consejo de Monumentos unen decenas de lugares cercanos a la ciudad Nacionales. de Cañete, donde se desarrollaron interesantes acontecimientos de nuestra historia colonial y Creo que la celebración de El Día del republicana. Entre ellos los fuertes de Quidico, Patrimonio, el día domingo próximo, nos permitiría Lanalhue y Cayucupil, mandados a levantar difundir esta noticia en la prensa nacional y hacer por Cornelio Saavedra, durante el período de llegar nuestra preocupación por la defensa del ocupación y pacificación de la araucanía. Un poco Patrimonio Histórico de Arauco, componente más al norte, en la ciudad de Lebu y Arauco, estas esencial de nuestra identidad nacional. Creo fueron testigos de acontecimientos importantes que es necesario plantear la creación urgente de de nuestra historia. En Arauco, tenemos sitios una Política de Defensa de Nuestro Patrimonio como el Cerro Colo Colo, que vio a Valdivia fundar Histórico de Arauco. el fuerte en la primavera de 1553 (o un poco más temprano -1551- a juzgar por nuevas informaciones aparecidas recientemente). También encontramos en la misma zona sitios de importantes batallas coloniales como Millarapue o la Albarrada. Quinchamalí

95


La Quebrada de Purén (Butamalal-Cayucupil).

Río Paicaví


Empalizada del Fuerte Tucapel

Excavaciones CaĂąete de la Frontera

Sitio de Batalla de Tucapel


Museo

San José en Ránquil Carlos Grüebler Director del Museo

E

stá ubicado en el exacto lugar donde durante la conquista española existió el Relevo del Fuerte Ránquil de data similar a la creación de Penco en 1550, o sea el cambio de animales cansados por frescos, alojamiento y comida.

En 1551 se plantaron las primeras parras por orden de Rodrigo de Araya, y se menciona (Crónicas de Gerónimo de Bibar) que se cosecha muy buen vino a partir de 1556, unos 24 años antes de la fundación de Chillan Viejo. De estas la estación meteorológica del sector que opera parras aún quedan algunas que son originales; desde 1941 y varias cosas más. verdaderas reliquias. Durante el año 2004 el museo La visita consta de paseo recibió ayuda del Fondart y por el tranque, parques del municipio de Ránquil y alrededores de las el año 2006. bodegas y casona donde encontraLas piezas exhibiremos antigüedas son de oridades, archivo gen nacional y y cosas relamuchas llegan cionadas con por donaciomuchas disnes, incluso ciplinas como de otros paíson: historia, ses. malacología (conchas), geoEn el predio logía, arqueo"San José", piología y antroponeramente el año logía, medicina 1957 iniciamos el antigua y farmacia, sistema Cero Labranherramientas, artesaza, siendo un ejemplo nía, agricultura y vitivinipara la recuperación de cultura, objetos y vestimenta suelos y aguas. Hoy ya no es antigua (de uso religioso, civil y necesario el uso de fertilizantes y militar), armas, relojería, menaje, muebles el sistema es aplicado mundialmente con y un enorme cactuario bajo techo. Además está mucho éxito en viñedos.

98 Quinchamalí


Más de 3.000 variedades de Cactus, una verdadera maravilla de la naturaleza que ofrece el Museo San José a sus visitantes.

Quinchamalí

99


100 QuinchamalĂ­


QuinchamalĂ­

101


El Tren a Pemuco 1908-1943 La construcción del ferrocarril se realizó en dos etapas, la primera desde General Cruz a Pemuco, fue inaugurada en 1908, Pemuco a Cartago y a Camarico se inauguró en el año 1913.

Juan I. Basterrica Sandoval. Taller de Cultura Regional UBB

E

n los primeros años del siglo XX, don Vicente Méndez Urrejola, quien era el Intendente de Ñuble, y además dueño del fundo Bustamante en Coihueco, patrocinó la idea de la construcción de un ferrocarril de trocha angosta que comunicaría a Chillán con las localidades de Coihueco, Pinto y Recinto, proyecto que al concretarse se conoció por sus usuarios como el tren chico a Recinto. Don Vicente, hombre de gran cultura y de relaciones políticas y sociales, tramitó la concesión del mencionado ferrocarril ante el Estado, contando con la colaboración de su tío don Gonzalo Urrejola Unzueta quien era a la fecha, en el año 1907, Ministro de Industria Obras Públicas y Vías de Comunicación. Otorgando el Estado la concesión a su amigo don Enrique Tagle Rodríguez por ley 1908 del 2 de Enero del año 1907. Por su parte el hermano de don Vicente, don Zenón Méndez Urrejola, seguía con atención ese proyecto, con el fin de revalorizar las extensas propiedades que heredara de la familia Urrejola en la zona de Pemuco, los fundos madereros Cartago y Pemuco en la precordillera de esa zona, y así facilitar las explotaciones madereras y el transporte de su producción. Para ello, don Zenón inició las gestiones ante el Estado para obtener la concesión propia de un ferrocarril particular que cumpliera esos pro-

102 Quinchamalí

pósitos. Obteniendo finalmente, con las influencias políticas familiares, que se le otorgara dicha concesión, para la construcción de un ferrocarril particular de trocha métrica, el cual, partiría desde General Cruz y pasando por Pemuco, llegaría a la localidad de Cartago y Camarico. Lo anterior, con la eventualidad de comunicar a la con zona, con la provincia de Neuquén en Argentina, específicamente con las estancias que su padre don Francisco Méndez Urrejola tenía allende Los Andes en la llamada Colonia Malbarco, zona del Neuquen aledaña a la provincia de Ñuble , y unir la línea desde allí a Bahía Blanca en el Atlántico. De esta manera, se lograría la ansiada conexión bioceánica, con el fin de obtener el premio ofrecido por el Estado de la época al inversionista que lograra este objetivo. Para hacer más atractiva su presentación don Zenón, incluyó un plano en que se trazaba la urbanización, transformando en el papel al villorrio


de Cartago, en un pujante pueblo con delineación de calles y manzanas, el cual se convertiría en la última estación en Chile de este futuro ferrocarril trasandino.

consistente en satisfacer una necesidad netamente económica de su creador, y no como se ha dicho, en un anhelo de la comunidad del pueblo de Pemuco de contar con un medio de transporte más seguro para sus productos, ya que en la época, la escasa población del pueblo y sus alrededores, que no sobrepasaban los 2000 habitantes según datos estadísticos de esos años, hacían imposible la rentabilidad de un proyecto como éste, para una comunidad tan menguada en número, sólo la visión y los intereses comerciales e industriales del Sr. Méndez, sus conexiones políticas e influencias familiares, y la coyuntura de la política integracionista del Estado en ese tiempo, hicieron que un proyecto de este tipo viera la luz de su concreción en esta localidad, lo que sin duda coincidió con la satisfacción de ese anhelo comunitario que algunos sostienen.

Como consecuencia de lo anterior, el Estado le otorgó la concesión a don Zenón Méndez Urrejola, por ley N° 2171 del 19 de febrero del año 1909, la que fue promulgada el 5 de mayo del mismo año. Dicha concesión otorgaba a don Zenón Méndez Urrejola y a quien sus derechos representen, el permiso para construir y explotar por el término de 90 años, un ferrocarril, que partiendo de la Estación de General Cruz de los Ferrocarriles del Estado, pasara por el pueblo de Pemuco y siguiera al oriente hasta llegar a Camarico, a setenta kilómetros del punto de partida. El proyecto de ingeniería del trazado se le encargó a dos ingenieros chilenos de reconocido prestigio nacional e internacional, don Domingo Víctor Santa María Una vez que don Zenón Méndez Urrejola, y don Germán Holtheur. recibiera los abonos estatales y el reembolso de los costos de construcción, y luego de agotar las La construcción del ferrocarril se realizó explotaciones madereras de sus fundos: Cártago en dos etapas, la primera desde General Cruz a y Pemuco, en las cercanías de Camarico, resuelve Pemuco, fue inaugurada en 1908, y a cuya cere- vender sus propiedades y el ferrocarril, cedienmonia asistieron numerosas autoridades y per- do su concesión. En consecuencia el ferrocarril sonalidades de la época, asistiendo inclusive, permaneció en su dominio exclusivo, explotánel Obispo de Concepción, quien se encontraba dolo por el breve plazo de ocho años. Desde los en visita de inspección a la Parroquia de Pemu- últimos años en que el ferrocarril permaneció en co, así da cuenta la revista Zig-Zag del 2 de no- su propiedad, y debido al progresivo agotamiento viembre del año 1908. La segunda etapa desde forestal de sus fundos, el ramal empezó a caer Pemuco a Cartago y a Camarico se inauguró en el en un continuo deterioro en sus maquinarias, teaño 1913. niendo en ese tiempo solo un vagón o coche de pasajeros para primera, segunda y tercera clase. Esta concesión, en consecuencia, fue el También las vías fueron cayendo en un paulatino acto jurídico, que dio origen al nacimiento y a la deterioro, lo que causó en ese entonces, algunos creación del ferrocarril de General Cruz a Pemuco descarrilamientos sin muertes y sólo con algunos y a las localidades de Cártago y Camarico en la heridos. Por estas razones, don Zenón Méndez, cordillera. Así su origen responde a una finalidad al considerarlo antieconómico, casi no lo explotaba y decide finalmente enajenarlo, ya que para él no existía la motivación que lo impulsó a crearlo. Con fecha 18 de enero del año 1917, don Zenón Méndez Urrejola, vende el ferrocarril a don Joaquín Prieto Hurtado, quien lo mantuvo en su propiedad, explotándolo durante el bienio de 1917 y 1918. Posteriormente don Joaquín Prieto Hurtado, al ver la poca utilidad de su explotación, vende y cede el ferrocarril a la señora Quinchamalí

103


Mercedes Encina viuda de Guzmán, la que fue su nuevos carros de pasajeros separando los pasadueña durante el quinquenio que abarcaba desde jeros en las tres clases, reconstruyó la estación el año 1919 al año 1923. de Pemuco, contrató y preparó mano de obra del lugar para su operación, y habilitó nuevos carros Durante este período, que abarcaba des- de carga para el transporte de sus productos. En de los últimos año en que el ferrocarril era pro- ellos se trasladaba la harina producida por el piedad de don Zenón Méndez Urrejola, como Molino Palpal, el quaker, las bebidas gaseosas, el período en que fueran sus propietarios don los licores y vinos producidos por la Hacienda Joaquín Prieto Hurtado y doña Mercedes Encina, Palpal, y el traslado de las maderas provenientes el ferrocarril hizo más evidente su abandono, de sus aserraderos en sus fundos de la precoral extremo que casi no prestaba servicios regu- dillera. Utilizando el ferrocarril para conectar a la lares. La poca población a que se ha hecho re- red estatal y desde allí dirigir sus productos a sus ferencia antes y a la cual servía este medio de bodegas de Talcahuano, Tomé y Valparaíso para transporte, llevaba inexorablemente al ramal a su exportación, y para su distribución a Santiauna pronta desaparición por falta de inversión. go, y el resto del territorio nacional. Este auge económico que registró el pueblo de Pemuco, du Sin embargo, esta frágil situación tuvo un rante las cuatro primeras décadas del siglo XX, cambio radical en el año 1923, en diciembre de especialmente entre 1923 y hasta 1943, se tradujo ese año, doña Mercedes Encina en el mayor desarrollo en la hisde Sproule, vende al industrial toria de la actividad ferrocarriley agricultor don Luis Fernando ra de este ramal particular, y es Stevens Caro, dueño de la Hala fuente de los más nostálgicos cienda Palpal, y el Molino del recuerdos que con orgullo añomismo nombre, y de extensos ran los habitantes de Pemuco. fundos madereros en la cordillera, el ferrocarril de General Cruz Además de lo señalado, don a Pemuco y a la Cordillera. DeLuis Fernando, también soñó con jándose constancia, al igual que comunicar a través de su ferroen las compraventas anteriores, carril a la zona de Neuquén en que entra en ella, el terreno venArgentina, para ello realizó didido o cedido en uso al primiversos estudios de trazados en tivo dueño don Zenón Méndez sus enormes predios forestales U., para los efectos del citado ferrocarril, en que y precordilleranos de Suiza, Placilla, Ponce y San tiene construida la línea que ha sido comprada o José, los que tenían una extensión en conjunto, cedida. La venta comprendía en general todos los de más de 16.000 cuadras en la precordillera de bienes muebles e inmuebles que estaban desti- Pemuco, y en la comuna vecina de El Carmen. nados al ferrocarril y la empresa. También sostuvo negociaciones para comprar importantes estancias en el Neuquén en Argentina Por su parte, la concesión para la construc- para estos propósitos, las que por su repentina ción y explotación del ferrocarril fue transferida por muerte no logró concretar. Decreto Supremo Nº 660 del 19 de diciembre del año 1923 del Ministerio de Obras Públicas y Vías Posteriormente, y al poco tiempo, con la de Comunicación a don Luis Fernando Stevens. muerte temprana de don Luis Fernando , acae Esta compra del ferrocarril y su cambio de cida el 21 de febrero del año 1926, la propiedad dueño, da inicio a su rede este ferrocarril particunacimiento, a la etapa de lar, quedó en manos de su mayor trascendencia en su sucesión, conformada por existencia. sus hijos y su viuda, doña Ofilia Bassalet de Stevens, Don Luis Fernando los que se adjudicaron en Stevens C. no solo salvó herencia la concesión del el ramal de su extinción y ferrocarril y todos sus adconsecuente levante, sino herentes. La sucesión pese que además impulsó la moa las crisis económicas dernización del ferrocarril, y agrícolas de la época, reparó e implementó camcontinuó con el funcionaEjemplar de pasaje de primra clase del ferrocarril bios de rieles y durmienmiento del ferrocarril para de General Cruz a Pemuco. tes en las líneas, adquirió el traslado de los produc-

104 Quinchamalí


tos de la Hacienda Palpal y de los habitantes de En cuanto a los puentes del trazado, estos toPemuco, explotándolo la firma comercial Stevens talizaban 98 metros de longitud, existiendo dos Hermanos y Cia. puentes más largos que los otros y que sumaban 24 metros de longitud. Finalmente, el Estado deja sin efecto la concesión número 2171 otorgada a don Zenón HORARIO DE FUNCIONAMIENTO. Méndez, mediante Decreto Supremo N° 1035 de fecha de 14 de marzo de 1941 del Ministerio de El horario y calendario de las salidas y lleFomento, el cual fue notificado a los propietarios gadas, desde y hacia Pemuco era el siguiente: de ese tiempo, la sucesión de don Luis Fernando en el año 1930, el tren tenía salidas desde y hacia Stevens , aduciéndose en el fondo motivos neta- General Cruz los días miércoles y viernes. Salía mente políticos, ya que en la discusión parlamen- desde General Cruz a las 13:40 y llegaba a Petaria del presupuesto del Estado, y con el objeto muco a las 15:40. Por su parte, la salida desde de recaudar ingresos para destinarlos al mejora- Pemuco era a las 9:30 horas y llegaba a General miento del camino público de General Cruz a Pe- Cruz a las 11:30 horas. muco, el Estado decide sacar a propuesta pública la concesión, rematando los bienes del ferrocarril. El horario del recorrido del año 1937, se Por supuesto el mejoramiento del citado camino mantenía igual respecto de la salida desde Pemuco sólo se llevó a cabo 70 años después. hacia General Cruz, pero hubo cambios respecto al horario de salida desde General Cruz, el que La sucesión de don Luis Fernando, al ver era a las 15:00 horas y la llegada a Pemuco era a que este decreto era ilegal por considerar estata- las 17:00 horas. El calendario de funcionamiento les los bienes muebles e inmuebles del ferroca- se mantenía igual los días miércoles y viernes. rril, que les pertenecían por ley, iniciaron acciones El tiempo promedio regular de viaje era de dos judiciales en contra de esta arbitraria resolución horas entre ambos destinos. fiscal. Finalmente esta controversia fue zanjada, y el Presidente de la Republica reconoció el dere- VALORES DEL TRANSPORTE DE CARGA Y PASAJEROS cho de sus dueños y autorizó expresamente a la HACIA 1930. sucesión de don Luis Fernando Stevens, para llevar a cabo el levante definitivo del ferrocarril de En cuanto a los pasajes y sus valores en General Cruz a Pemuco. No obstante lo anterior, la época en que don Luis Fernando Stevens era el el levante definitivo de las líneas del ferrocarril, dueño del ferrocarril, estos eran los siguientes: el que se produjera jurídicamente en el año 1943, pasaje de pasajero de primera clase, desde Genematerialmente sólo se realizó el año 1945, por ral Cruz a Pemuco y viceversa, era de 6 pesos parte de sus legítimos dueños. por persona. El valor del pasaje de segunda clase era de 4,60 pesos para ambos trayectos. RECORRIDO DEL TRAZADO FERROVIARIO. Finalmente el valor del pasaje de tercera El trazado de este ferrocarril se iniciaba clase era de 3.60 pesos para los recorridos seen la Estación de General Cruz en dirección ha- ñalados. Sin embargo, por expresa disposición de cia el Este. En el kilómetro 7, cruzaba el camino don Luis Fernando Stevens, los niños y jóvenes público a Los Ángeles, siguiendo este camino, y que estudiaban en la escuela de su Hacienda Palen el kilómetro 19, pasaba por la laguna Batu- pal, como los hijos de sus empleados y el persoquito, llegando en el kilómetro 24,6 a la Estación nal y sus familiares estaban liberados del pago de de Pemuco. Desde el pasajes. Respecto del pueblo se dirigía rumprecio del transporte bo al Oriente, en donde de carga, se cobraba a remontando el estero razón de 20 centavos Beco, proseguía hasta por kilo de peso. el kilómetro 31, continuando después, más o menos cercano al camino público a Cartago, llegando hasta esa estación, y desde allí, finalmente a la localidad Don Luis Fernando Stevens C. y Familia. Último dueño y gran impulsor del de Camarico. Ferrocarril de General Cruz a Pemuco y la Cordillera. 1923.

Quinchamalí

105


Centro Histórico Cultural en Coihueco Llevará el nombre del Hijo Ilustre de Coihueco y Premio Nacional de Periodismo (1961) Alfonso Lagos Villar, nacido en Minas del Prado el 16 de abril de 1900.

Lionel Yáñez Merino Institutu O`Higginiano de Ñuble

E

El viernes 13 de marzo (2009), se inauguró el Centro Histórico Cultural Municipal de Coihueco, con la presencia del Intendente Regional, Jaime Tohá González, el Gobernador Provincial de Ñuble, Ignacio Marín Correa, el Alcalde de la Comuna, Arnoldo Jiménez Venegas, invitados especiales, y dirigentes comunitarios. El proyecto en referencia fue financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo Regional, el que fue aprobado por la suma de 395.000.000 de pesos, que se destinaron a la construcción del edificio, aprovechando la infraestructura existente utilizable, según el nuevo proyecto, elaborado por el arquitecto José Miguel González Marín.

vel, comedores, salón de reuniones, escaleras de emergencia. La sala auditorio posee una superficie de 190.54 metros cuadrados, con un escenario de 74.21 metros. Cuenta con una capacidad de 231 butacas. Además tiene aire acondicionado, extractores de aire, iluminación y diseño acuático, con muros de revestimiento de tela sintética auto-extinguible e incombustible. El cielo de dise El edificio, de dos plantas, se distribuye en ño acústico conduce las ondas sonoras hacia los el primer piso con las siguientes dependencias: espectadores, anulando el eco. La marca de este otro espacio a concesión para la cultura, centro cielo es Luxalón – Hunter Douglas, modelo 84-R. de artesanía, cocina, baños públicos de damas y varones, hall acceso principal, hall acceso secun- En la ceremonia, hicieron uso de la padario, oficina de administración, guardarropía, labra el Intendente Regional Jaime Tohá, quien baños discapacitados, baños públicos damas y expresó: “los niños que ingresen a este Centro, varones, sala de graentenderán que su bación, bodega de somirada futura será nido y audio, auditorio distinta, que se puecon escenario, baños, de llegar lejos”. El vestidores y duchas alcalde de la comuartistas damas y varona, Arnoldo Jiménez, nes, bodega general y manifestó: “Que pasillos de circulación. esta obra constituía su gran apuesta, por El segundo piso entender que la culcomprende: balcón, tura es vital en el sala de expansiones desarrollo de las coy espera segundo nimunidades”. El Pá-

106 Quinchamalí


rroco de Coihueco, padre Manuel Mosquero Sán- tos de gran nivel”. Para el Presidente del Centro chez, bendijo el nuevo edificio, declarando que Histórico Cultural: “Galvarino Merino Duarte”, Neleste sería el epicentro de la cultura coihuecana. son Villagra Muñoz,“es una sentida aspiración de mucha gente, que necesitaba tener un espacio, El antiguo Teatro Municipal en desuso, para expresar sus inquietudes artísticas”. dejó de cumplir su cometido hace muchos años y Coihueco, como ciudad emergente, necesitaba un El moderno Centro Histórico Cultural , llevaespacio, un lugar donde poder llevar a cabo sus rá el nombre del Hijo Ilustre de Coihueco y Premio manifestaciones artísticas culturales. Nacional de Periodismo (1961) Alfonso Lagos Villar, nacido en Minas del Prado el 16 de abril de 1900. En la ceremonia, la Orquesta de Cámara de los alumnos del Liceo “Claudio Arrau León”, bajo Próximamente, el Centro Histórico Cultura la batuta del profesor Ramón Villegas, deleitó a lucirá una placa con el nombre de este destacado los asistentes, con un marco musical. filántropo, así mismo sugerimos a las autoridades comunales la colocación de una fotografía de Para el dirigente del Club-Cultural Millahue, don Alfonso, para conocimiento y testimonio en Juan Quezada Flores, esta obra “es una joya para el tiempo del legado cultural y registro histórico Coihueco, que está para grandes eventos o ac- de este Hijo de Coihueco.

Arnoldo Jiménez. Alcalde de Coihueco, y Leonel Yáñez Secretario General del Instituto O’Higginiano de Ñuble; Quien entrega de Placa de la Biblioteca Municipal que permaneció extraviada varios años.

Quinchamalí

107


Pinto; una Biblioteca con historia Esta Biblioteca engendrada desde el más puro espíritu histórico pinteño, constituye un valioso regalo del gobierno que agradecemos infinitamente.

Jorge Boudón Pérez Diréctor DAEM. Pinto

E

stá quedando bonita la Biblioteca jefe, me dijo don Víctor, el viejo y querido auxiliar del Daem, pinteño de tomo y lomo, antiguo vecino del pueblo y testigo de su devenir, en una fría tarde de otoño, mientras caminábamos al paradero, al final de la jornada. Yo estudié ahí….ahí estaba la antigua Escuela, bueno, todos estudiamos y nos formamos en ella… ...habían buenos Profesores, profesionales. Le hago un par como no recordar a don Leode preguntas para manifestarle nardo Jaque Contreras, don Armi interés, porque el relato en naldo Muñoz Peña, don Eduarrealidad fluye a torrentes dando do Morales Reyes, la Sra. Ester escape a sentimientos por años Ventura Bello, ¡ah! y al direccontenido; tengo en frente a un tor don Manuel Chávez Marser humano que ha desnudado chan, abuelo del Alcalde, por su alma en torno a la reminiseso daba pena y rabia ver sus cencia de una época ida “La esruinas por tantos años abancuela, sus profesores, compañedonadas, agrega, deteniéndose ros, lugares, en fin”. Me cuenta en la esquina para dar mayor algunas anécdotas y algo de su realce a su relato, también me vida personal. “Está quedando detengo y le sigo escuchando bonita la escuela jefe y lo más con atención; su rostro denota Fernando Chavez Guiñez, Alcalde Pinto importante es que aprovecharon emoción, no hay duda que los los muros, es como si volviera a recuerdos lo han trasportado al nacer la escuela en esta nueva encuentro con su niñez. En una ocasión, continúa, construcción, fíjese, mire allí en la muralla lateal salir de clase corrí hacia la plaza chapotean- ral ¿ve usted los ladrillos? Son de la construcción do en las pozas de lluvia y de pronto desaparecí antigua. Esa era nuestra escuela, mire también en un tremendo hoyo que estaba cubierto por el aprovecharon los cimientos, es que la construcagua, solo quedó flotando mi “sombrerito” en la ción era firme, de la época del Presidente Balmasuperficie, hasta el día de hoy me molestan por ceda”. eso, especialmente Víctor Albornoz, profesor jubilado que también estudió en la escuela, estaba Luego en el bus, camino a casa pienso en en cursos superiores ¿lo conoce usted?, es poeta, la importancia del sentido de pertenencia e idenescribe harto bien y tiene una poesía muy linda tidad de las personas con su entorno, la escuela, al profesor rural. Sabe…. Casi todos se fueron a el barrio, la Patria y de los valores que sostienen la normal, yo no pude…hay muchos ex alumnos a las instituciones y a la sociedad, la importancia

108 Quinchamalí


de la tradición y de la historia y lo difícil que resulta hoy lograr en los jóvenes ese sentido de identidad. Me pregunto ¿sobre qué construirán sus vidas las nuevas generaciones? Que importante es que el sentido de trascendencia inherente a la historia se concrete plasmándose en lo material. He aquí el gran valor de este edificio, que aunque moderno se yergue sobre el pasado, pero no solo sobre el estilo arquitectónico, sino además atesorando la historia del pueblo y de su gente. El viejo edificio de ladrillo, que educó a los pinteños de principios del siglo pasado, hoy brota y renace de los mismos cimientos y enraizado en los mismos muros para continuar la noble misión de educar, ahora como una moderna biblioteca al nieto de don Víctor que acaba de nacer y a todos los nietos y futuras generaciones de Pinto en la esperanza que crezcan en valores que construyan sus vidas a partir de la historia para avanzar a paso firme al futuro en busca de la realización personal y de

la felicidad que cada ser humano está llamado. Esta Biblioteca engendrada desde el más puro espíritu histórico pinteño, constituye un valioso regalo del gobierno que agradecemos infinitamente. El proyecto fue financiado por la Dirección Nacional de Bibliotecas Archivos y Museos por un monto de $344.000.000.- y construida por la Constructora Los Hualles Ltda., arquitecto Sr. Juan Pablo Araya. Nos hacemos un deber en reconocer al Concejo Municipal del período anterior, liderado en ese entonces por nuestro actual alcalde don Fernando Chávez Guiñez, quienes defendieron férreamente las ruinas de la vieja escuela que algunos proponían demoler. El futuro siempre se construye con la voluntad y el compromiso de hombres visionarios.

Nueva Biblioteca Municipal de Pinto

Quinchamalí

109


Despedida al Tío Lalo Parra

Un chillanejo, integrante de un clan de extraordinarios creadores de la música, las letras y las diversas expresiones artísticas

Sergio Zarzar Alcalde de Chillán

A

nombre del Honorable Concejo Municipal y la ciudad de Chillán, quiero testimoniar el aprecio y cariño a un hombre que llevó el folclore y la picardía chilena en su sangre. Un chillanejo, integrante de un clan de extraordinarios creadores de la música, las letras y las diversas expresiones artísticas, propias de la cultura popular chilena y que el destino quiso que naciera en esta tierra para brindarnos más privilegios. Su trayectoria es el resumen de un artista que desde muy niño aprendió a valerse de los dones que la vida le entregó. Por eso, quiero recordar que la infancia del “Tio Lalo”, como cariñosamente le recordamos, la vivió en lugares característicos de nuestra ciudad: la Plaza de Armas, el mercado, la estación de ferrocarriles y este mismo lugar donde compartirá junto a otros Hijos Ilustres de Chillán. Quiero testimoniar, también, esas vivencias en esta histórica ciudad y, para ello, cito un fragmento del libro biográfico de su hermana Violeta, titulado La vida intranquila, escrito por Fernando Sáez:

Tío Lalo Parra Sandoval

Clarita Parra, Ministra de Cultura. Paulina Urrutia, Alcalde de Chillán. Serg


gio Zarsar

“No había para ropa ni zapatos, menos para un juguete. Para las fiestas de Navidad, la madre los acostaba más temprano para que no supieran del festejo y muchas veces hasta la comida escaseaba (...) Nicanor, aventajado alumno en el liceo, aseguraba sus ingresos dando clases particulares. Violeta, Hilda, Eduardo y Roberto formaron un grupo unido y solidario: donde iba uno iban todos, y ganaban sus pesos limpiando tumbas y arreglando floreros en el cementerio o bien barriendo, lavando platos y sirviendo comidas donde los vecinos”. Así fue su vida antes de emprender rumbo a la capital para cantar en restaurantes y quintas de recreo, una antesala de sus inolvidables “cuecas choras” junto a sus hermanos, sobrinos y amigos. Sin duda que el mejor reconocimiento a su labor gremial circense y de destacado folclorista, han sido los miles de aplausos, las incontables sonrisas y el zapateo eterno por sus alegres melodías, que aún repica en nuestros oídos. Por estas razones y muchas más, propondré al Honorable Concejo, que la calle donde vivió durante su infancia junto a su familia, lleve su nombre. Eduardo Parra Sandoval, Premio Municipal de Arte 2004 e Hijo Ilustre de Chillán, le brindamos un nuevo homenaje y para hacerlo, tomo prestado sus propias palabras de la Autobiografía en décimas:

“…porque nació pa’ cantar, brillará en este lugar como grillo de la sierra”. Querido “Tio Lalo”, te quedas para siempre con nosotros para seguir alegrándonos con tus canciones y tu recuerdo imborrable. *Discurso pronunciado en el Cementerio Municipal de Chillán, 06-IV-2009.

Autoridades, familiares y Amigos, despiden al Tío Lalo Parra


Raúl González Allende y Bulnes El extremado cariño con que creó el Museo Municipal, mostró un hombre de gran valor, que fue un real aporte para Bulnes.

Hugo Álamos

Concejal Municipal Bulnes

E

n diversas oportunidades me ha correspondido despedir a personas de variadas características, y, al ser amigo de ellas, o ser su hijo como ocurrió con mis padres, las palabras fluyen con facilidad y emoción.Dado el desarrollo de los acontecimientos tan controvertidos de estos días y horas, se me hace difícil manifestar mis sentimientos. Expresó algunas palabras como persona agradecida, y hablo interpretando al Concejo Municipal, por la obra que hizo Raúl durante los años que trabajó para la Municipalidad. En un artículo publicado en el diario La Discusión hace poco más de un año por el historiador de la región el señor Alejandro Witker “Raúl decía, mi abuelita me contaba como era la vida en el pasado y así se despertó en mi la inquietud por investigar. Poco a poco fui ganado confianza de personas antiguas que me entregaban cartas,

revistas, herramientas y más tarde muebles y primitivos artefactos para el hogar. No pude ir a la Universidad, tuve que trabajar en lo que encontré, vigilante en una empresa, pero no abandoné la búsqueda de vida valiosa”. El extremado cariño con que creó Raúl el Museo Municipal y todas los demás funciones que se le encargaron, demostraron que en este caso la municipalidad contrató un hombre de gran valor, que fue un real aporte para Bulnes. Tal vez por exceso de prudencia y su gran cariño

Raúl Gonzales Allende: Recupero buena parte de la memoria histórica y cultural de Bulnes; un verdadero ejemplo para las comunas de Ñuble.

112 Quinchamalí


por lo que hacía, no hizo notar la desmedrada ejemplar. El desentrañar la belleza de un reloj, situación en sus condiciones contractuales con el una máquina de escribir, una fotografía y tal vez municipio. su marco, muebles y tantos bienes que existen en el museo, demuestran que era un hombre A pesar que el concejo no puede inmis- inteligente. Tengámoslo claro, es su museo más cuirse en las decisiones administrativas de la que un museo municipal. Raúl más que un histomunicipalidad, siento que debería haberme pre- riador, más que un experto recopilador de objetos ocupado mas por él, en especial, haber recabado valiosos, fue un gran artista. Un artista de la hisinformación más completa por su estado de sa- toria. Un país que no conoce su historia, que no lud. Será pronto el momento en que las respon- honra a quienes nos precedieron. Será como un sabilidades hospitalarias como municipales sean árbol de raíces cortas que caerá al primer viento. aclaradas y espero asumidas, mas, no es este el Me surge el convencimiento que, al igual que momento de extendernos en ello. muchas personas nobles que donan sur órganos para que otras sigan viviendo, Raúl nos Fue, sin duda, Raúl González una perso- donó a través de su obra más notable no sólo na muy especial a quien había que conocer para su cuerpo por el esfuerzo que desplegó, sino aquilatar sus méritos. De aspecto circunspecto, su corazón y su alma desde el cielo, para que serio a primera vista, al conversar con él apare- todos nosotros podamos conocer, amar nuescía otra persona llena de ideas y de inquietudes. tra comuna y a través de ello efectuar un útil Siempre se recuerda y con razón a grandes y cé- aporte al engrandecimiento de nuestro país. lebres personajes de un país. Así mismo, se sabe Comprendemos cual dolorosa es para su madre de importantes personas en nuestras provincias María Eliana, su esposa Patricia, sus dos pequeños y comunas, a quienes también en lo que les co- hijos Raúl y Fernando, sus hermanos Paula y Juan rrespondió, aportaron su esfuerzo al desarrollo Carlos, sus familiares y amigos, la partida de este de Chile. Mas, ¿ qué habría pasado si no hubiesen hombre bueno, aunque todos sabemos está al existido personas como Raúl González Allende?, lado del Señor. El Concejo Municipal, por mi interque enamorado de su terruño y de su historia en- medio, da a ellos sus más sentidas condolencias. tregó parte importante de su vida en darla a conocer. Su visión imparcial de los personajes que Discurso en los funerales del Director del Museo Municipal entrevistó o de los documentos que recopiló fue de Bulnes, Raúl González Allende, Cementerio Municipal, Bulnes, 18 de octubre de 2008.

Alcalde de Bulnes Rodrigo de la Puente Acuña, inaugura placa de homenaje que da el nombre “Raúl Gonzalez Allende” al Museo Municipal de dicha comuna.

Quinchamalí

113


Renato Díaz Cordero:

La Partida De Un Patriarca Gran y genuino pesar causó recientemente en toda la comunidad chillaneja la partida de un amigo extremadamente querido y respetado. Se trata de Renato Díaz Cordero, inmigrante español que, habiendo dejado atrás a su familia de origen por una puesta incierta en un país desconocido, llegó a nuestra ciudad siendo aún un joven que poseía sólo esperanzas, pero que se fue dejando a su paso preciados amigos en cada rincón de la ciudad y un negocio próspero que hoy continúan sus hijos.

Lucía Rojas Plass Periodista

R

enato Díaz Cordero había cumplido con todo lo que un hombre debe cumplir en la vida. Cientos de personas que lo conocieron a lo largo de su existencia y que cultivaron con él una relación ya sea de amistad o laboral, no tuvieron más que palabras de admiración para referirse a él en los días posteriores a su partida, destacando por sobre todo que fue un hombre extremadamente honesto, generoso, exitoso empresario y además siempre preocupado de las necesidades de los demás, excelente padre y marido, alegre y jovial, y con espíritu emprendedor que siempre contribuyó al desarrollo de la ciudad apoyando de manera anónima a diversas instituciones y proyectos que solicitaron su ayuda. Renato Díaz nació en el pueblo asturiano El Mazo. Había llegado a Chile en el año 1947, impulsado a salir de España por la crítica situación política, económica y social que se vivía entonces producto de la Guerra Civil. Fue a partir de esta traumática experiencia que adoptó a nuestro país

como su nueva patria y la amó como un chileno más, valorando la paz existente en nuestra tierra y la oportunidad de salir adelante mediante el trabajo y esfuerzo personal, cosas que lamentablemente su propia patria no pudo darle ni a él ni a muchos compatriotas que también debieron recurrir a esta medida y con quienes se encontraría más tarde en Ñuble. El año de su llegada comenzó a trabajar con su hermano José en Concepción, en el rubro ferretero. Luego de un tiempo en la capital regional, se vino a Chillán, donde conocería a Inés Viñuela,


quien sería su mujer y con quien tendría cuatro hijos: Miguel, Ana María, Carlos y Renato. Siempre estuvo vinculado al ámbito ferretero, primero junto a sus hermanos en las ferreterías San Pedro, El Serrucho; y luego de manera independiente en Ferretería Madrid, hoy Centro Ferretero Madrid, proyecto al cual entregaría su vida, compromiso y esfuerzo, y al cual posteriormente se sumarían sus hijos. “Yo lo conocí a la edad de seis años-declararía Fernando Serrano, agricultor y hoy presidente del Consorcio Agrícola del Sur- cuando muy temprano en la mañana pasaba por fuera de su negocio camino al colegio. Y él, que todos los días estaba muy puntual abriendo las puertas, me atajaba siempre muy cariñosamente para conversar sobre diversas cosas. Hasta hoy tengo muy grabadas su amabilidad y preocupación por un niño pequeño, la que era extensiva a todas las personas que lo trataban. A pesar de ser extremadamente trabajador, nunca dejó de darse el tiempo de compartir sanamente con sus amigos, era frecuente verlo en el Centro Español conversando y jugando dominó. Pienso que representaba un estilo de vida que ya no existe, que valoraba tremendamente la amistad, la reunión, la conversación y el esfuerzo, ya que nunca abandonó el buque y hasta sólo unos días antes de su fallecimiento era posible verlo en su negocio”. Si bien fueron muchísimas las personas que se refirieron a sus virtudes, tal vez ésta sea la que recrea de manera más gráfica la personalidad de don Renato, y que permite imaginar su carisma

y carácter. El día de su funeral, fueron cientos de personas las que se agolparon en la catedral de nuestra ciudad, considerando un deber despedirlo por última vez o agradecer una palabra, un gesto, la amistad de años o simplemente la cordialidad que entregó a lo largo de su vida. El dulce sonido de una gaita asturiana, instrumento típico de su tierra de origen, otorgó a su despedida no sólo elegancia y solemnidad, sino también gran emotividad y elocuencia. Los empleados de Centro Ferretero Madrid, de impecable uniforme, quisieron cargar su féretro desde la llegada al Cementerio Municipal hasta el mausoleo de la Sociedad de Beneficencia Española, y en la ceremonia, se refirieron a él de manera pública las máximas autoridades de la ciudad y la zona. Las palabras del gobernador Ignacio Marín, el alcalde Sergio Zarzar y el diputado Rosauro Martínez, se sumaron a las de Loreto Rodríguez en representación de los empleados del Centro Ferretero y a las de Marta Órdenes en nombre de la colectividad española, así como a muchas otras que hablaron a través de los medios de comunicación y que no cesaban de lamentar su partida. Parecía que todos lo habían conocido de cerca, que a todos había dedicado un momento especial a través de los años. Múltiples anécdotas y recuerdos no apuntaron más que a reforzar positivamente su imagen y dejaron en evidencia que Renato Díaz no sólo fue un excelente padre y hombre de familia, sino que además alguien que dejó incontables amigos en cada rincón de su querido Chillán, que si bien no lo vio nacer, lo adoptó como al hijo más querido.


Imágenes de San Carlos Victor Manríquez Abarzúa Centro de Cultura“San Carlos”

S

an Carlos, es una sión y profundidad que comuna de rica tralo conocido hasta ahora, dición histórica, es entre cuyos aportes despuerta norte de la taca la importante obra Octava Región del Bíodel estudioso historiaBío y la segunda ciudad en Ex molino San Carlos, 1860, aproximademente dor sancarlino Benicio importancia de la provincia Arzola Sepúlveda. A esa de Ñuble. Fundada el 03 de historia inédita pertenejulio de 1800 por el Gobernador del Reino de Chile, ce la muestra fotográfica que ofrecemos Mariscal Joaquín del Pino de Rozas y Negrete, fue en las páginas de la revista Quinchamalí. bautizada con el nombre de San Carlos de Itihue. Cada imagen aquí presentada es un sentimienA poco de su fundación, el 15 de mayo de 1813, to que se expresa mágicamente y que nos real sur-poniente, en el sector de San Miguel de fleja un encuentro lleno de reminiscencias y Ablemo, muy cerca de la ciudad, las tropas realis- de orgullo, situación que nos refresca el alma tas y patriotas libraron el Combate de San Carlos. y nos hace participar de nuestras alegrías. En 1854 se creó la Municipalidad y el 09 de ju- Todo esto nos lleva a pensar que la fotografía nio de 1865 se le concedió mediante decreto el es el fiel reflejo de nuestra existencia, repretítulo de “Ciudad”. Desde el 12 de octubre de senta vivencias pasadas, son instantes alegres 1992, San Carlos fue hermanado con la ciudad algunos o nostálgicos otros que han quedado de Baena, España, cuna de nuestro fundador. atrapados en una escogida gaveta y que al obSan Carlos, vivo y hermoso cuadro de la natu- servarlas despiertan nuestro sensible corazón. raleza, cuna de ilustres generales, como Grego- En la tarea de rescatar el patrimonio fotográfico rio Urrutia Venegas y Sofanor Parra Hermosilla; de nuestra comuna de San Carlos, han surgido y de poetas, pintores, escritores, tales como diversas personas de buena voluntad que han Manuel Jesús Ortiz Espinoza, Enrique Gajardo colaborado desinteresadamente y, aunando esVelásquez, Galvarino Merino Duarte, Humber- fuerzos, se ha podido lograr en parte el sueño to Baroni Muñoz, Hernán Gazmuri Díaz, Violeta de tener un archivo lo más completo posible. Se Parra Sandoval, Elsa y Amanda Acuña conocidas trata de una colección en crecimiento que supecomo - Las Caracolitos y Los Ángeles Negros, ra 500 fotografías, algunas han sido mostradas con su figura central Germaín de la Fuente. en la Exposición Agrícola, Ganadera y Artesanal Esta historia espera ser escrita en mayor exten- AGRO - EXPO, de San Carlos. La tarea continúa.

116 Quinchamalí


Club de Tiro, fundado el 19 de Abril de1895.

QuinchamalĂ­

117


Carro repartidor de Pan.

Antigua sede colegio Sagrado Corazón de Jesús

Antiguo Mercado Municipal de San Carlos, 1930.

118 Quinchamalí

Religiosas hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, 1953.

Antigua Parroquia Central, destruída en el terremoto de 1939.

Primer tractor llegado a San Carlos.


Fundadores del Club Social de San Carlos, 1914.

Carroza funeraria, 1930

Reina de la Primavera.1935

José María Insunza Sepúlveda, fundador primer periódico El Pequén de San Carlos, 1864.

Ceremonia de bendición, primera piedra, primer Cuerpo de Bomberos. 1953.

Mercería de José Cortés, 1920.

Quinchamalí

119


INSTITUTO O’HIGGINIANO DE ÑUBLE El 23 de octubre del 2008, se han fusionado las filiales de Chillán y Chillán Viejo para fortalecer la presencia O’Higginiana. En cada comuna, existe un Delegado que, de acuerdo a las condiciones del lugar, podrá formar grupos de trabajo y coordinar iniciativas con el Consejo Provincial. El Instituto O'Higginiano de Chile es una corporación de derecho privado y sin fines de lucro. Fue creado el 20 de agosto de 1953, y su personalidad jurídica le fue otorgada mediante la ley 14.609, fechada el 30 de agosto de 1961, la que ha sido modificada y complementada posteriormente en 1985 y 1986. De acuerdo a esas normas legales le corresponde, entre otras tareas, promover el conocimiento de la época, vida, valores y obra de Bernardo O’Higgins Riquelme. Para ello desarrolla labores de investigación y difusión.

CONSEJO PROVINCIAL Presidente

Alejandro Witker Vice-Presidentes

Marco Aurelio Reyes Antonieta Carvallo Secretario General

Lionel Yáñez Merino Tesorero

Fabián Irribarra Directores

Santiago Araneda Marcial Pedrero Leal Cristián Leal Raúl Rodríguez DELEGADOS EN COMUNA David Viveros, San Carlos • Audito Gavilán, Chillán Viejo • Hugo Álamos, Bulnes Camilo Benavente, Quillón • Jorge Boudon Pérez, Pinto • María E. Díaz, Yungay • Lionel Yáñez, Coihueco Luis Villegas, Coelemu • Santiago Araneda, Quirihue • Eugenio Lagos, El Carmen Carlos Grüebler, Ránquil • Carlos Muñoz M, San Nicolás • Marcial Pedrero Leal, Ñiquén Iván Contreras, San Fabián • Roque González, Portezuelo Narciso Llanos, Cobquecura • Fernando Salazar, San Ignacio • Eduardo Gutierrez,Pemuco

120 Quinchamalí


Pedro Aguirre Charlin, Presidente del Instituto O`Higginiano de Chile, acompañado de los directivos de la filial de Ñuble, Alejandro Witker y Marco Aurelio Reyes; en visita protocolar al Alcalde de Chillán Sergio Zarzar Andonie. Amplio acuerdo de colaboración.

Pedro Aguirre Charlín. presidente del Instituto O´Higginiano de Chile, alcalde Sergio Zarzar Andonie y escolares de Chillán en ceremonia del 20 de agosto de 2009, en Plaza de Armas de Chillán.

Quinchamalí

121


1.- Ministro Viera-Gallo en Expo O`Higgins, Chillán. 2.- Expo O`Higgins en Chillán. 3.- Rector de la UBB, Héctor Gaete Feres y el General (R) Waldo Zaury, presidente de la Academia de Historia Militar de Chile, durante presentación de la Expo O’Higgins en Chillán.

122 Quinchamalí

4.- Alcalde de Coihueco, Arnoldo Jiménez comparte con estudiantes en presentación de la Expo O’Higgins en Centro Cultural Alfonso Lagos de esa comuna. 5.- Expo O’Higgins en San Carlos: Lionel Yáñez. Secretario, Hugo Gebrie. Alcalde, Pedro Aguirre Charlin. Presidente nacional, David Viveros. Presidente filial San Carlos.


“Es el primer aporte serio y de valor a nuestro Bicentenario y un desagravio a nuestro máximo prócer, después de la ignominia de los diez personajes de nuestra historia.” SERGIO MARTINEZ BAEZA Miembro de Número de la Academia Chilena de la Historia Presidente de la Sociedad Chilena de Historia y Geografía.

Quinchamalí

123


• QUINCHAMALÍ su nombre proviene de una planta y significa mujeres mancornadas, en lengua mapuche, “kinchan, mancornar dos cosas, juntar y malen mujer. Este nombre es una alusión a las vistosas infloraciones de las plantas que llevan ese nombre” (A. Soffia, Porqué se llama cómo se llama. Guía de Toponimia Chilena. Grijalbo 2000). • ¿Que los propietarios del Parque Lantaño ofrecieron ese hermoso predio a la Municipalidad de Chillán y al R.I.9, donación que no fue aceptada por los gastos que implicaba conservarlo? • ¿Que Bernardo O’Higgins por decreto del 3-V-1818 sobre - denominación de chilenos - estableció que sobre los indios o Araucanos, como se les llamaba entonces, no debía hacerse diferencia alguna y denominarlos chilenos? • ¿Que don Juan Guillermo Schleyer Brandt (1840-1926) empresario alemán, donó a la ciudad un parque que llevaba su nombre con el exclusivo fin de dotar a la ciudad de un lugar para la recreación de los chillanejos y que la Municipalidad no cumplió con el testamento y el parque se convirtió en sector residencial? • ¿Que en la Plaza de Santo Domingo había una laguna con muelle y todo, en la que navegaban pequeñas embarcaciones y que la irresponsabilidad de los vecinos que la convirtieron en basurero y la desidia municipalidad que no hizo lo suficiente para salvarla, acabando con esta hermosa fuente de agua que perduró hasta los años 20? • ¿Que la calle Libertad fue la primera que lució adoquines entre la Estación de Ferrocarriles y la Plaza de Armas y que calle Arauco fue la primera que contó con piedras de huevillo? • ¿Que Siqueiros, autor de los murales de la Escuela México, permaneció de 1941 a 1942 en Chillán y que fue huésped del modesto hotel El Viajante que existía en calle Libertad, vereda sur, entre Rosas y O’Higgins? • ¿Que en cada sala de la Escuela México había retratos de próceres americanos que fueron borrados para cubrir deficiencias de la construcción del edificio y el deterioro que sufrían? No hubo imaginación, voluntad ni recursos para salvarlos de su destrucción.

124 Quinchamalí


Profile for Investigación, Cultura y Desarrollo

Quinchamalí. Artes, letras, sociedad N° 1  

Publicación del Taller de Cultura Regional de la Universidad del Bío-Bío. Marzo de 2010. Chillán, región del Biobío, Chile.

Quinchamalí. Artes, letras, sociedad N° 1  

Publicación del Taller de Cultura Regional de la Universidad del Bío-Bío. Marzo de 2010. Chillán, región del Biobío, Chile.

Advertisement