Page 1


Trayecto

Ediciones En Huida

José Aurelio Martín


© de los poemas: José Aurelio Martín © del prólogo: Rosario Troncoso © del epílogo: Alejandro Perez Guillén Maquetación: Martín Lucía (mediomartin@yahoo.es) Coordinador editorial: Ediciones En Huida ISBN: 978-84-940643-5-7 Depósito Legal: SE 208-2013 Está prohibida la reproducción total o parcial de este libro, al igual que su incorporación a un sistema informático, su transmisión en cualquier forma o por cualquier medio, sea éste electrónico, mecánico, reprográfico, gramofónico u otro, sin el permiso previo y por escrito de los editores. Contacte y haga su pedido (sin gastos de envío): ventas@edicionesenhuida.es


Índice de poemas

7

En alma viva (prólogo) Trayecto

17 19 20 21 23 25 27 29 32 33 37 42 43 44 45 46 50 52 53 56 60 62 63

En la tierra son actos Porque el hombre lo merece Saber y no saber El otoño en las manos Sujetando el cielo con los ojos El resistence jardín de la infancia Siempre atractivo reto Las cuatro estaciones de las palabras Tiernamente con ojos animales Mis profesores Recorrido turístico por Berlín en poesía De sal su negra nuca Con Borges, un malabar O artefacto o estremecimiento Mundo en suceso Una ola que vuelve o que no vuelve Alfarero ciego de la madrugada Poema sin ti Reconozco Un vértice relumbrante El tiempo pasa y no por mí Fuego cruzado El verso y la vida

67 Epílogo


En alma viva

Prólogo

Por Rosario Troncoso

Aquí mi soledad. Esta mi mano. Dondequiera que vayas te acompaño. Oliverio Girondo

Caminar atravesando la existencia. Deambular por las calles del tiempo. Recalar en cada pequeña plaza de soledad, de Madrid a Berlín, soñando en Cádiz, para recoger un verso olvidado en el suelo y llenar los bolsillos con colores lentos de fotografías de todos los recuerdos. Él es capaz, y comparte con nosotros su Trayecto. José Aurelio Martín construye una poesía alimenticia, que surge en el centro de la realidad que nos atraviesa. Palabras escogidas, poemas reunidos minuciosamente con un único objetivo: la vida que solo es posible si se mantiene ese calor que surge desde las mismas entrañas de la emoción. Él es un poeta puro, de digno oficio en las manos, que nos enseña a aguantar sobre las tablas, a seguir en pie, a no temer que nuestros pasos se ensucien con el barro original, a pesar del dolor justo y necesario. Escri7


bir para vivir, a través de las huellas en la tierra, “Escribe como /el hombre que siempre ha pisado/el barro en los bancales,/ escribe como el artesano/entrega las cosas al mundo,(…)”. Él es un poeta verdadero que late, furiosamente, y se desarma en estos veintiún poemas de lírica nutritiva, poesía orgánica que estalla en los labios. Poesía desde la fiebre, desde la sangre, que gravita en torno a lo más auténtico del ser humano, la pasión como germen de la creación: El amor, recuerdo, me sacó las palabras/ y me sacó de la oscuridad de mi mismo/ y dije “aquí estoy”, “en la intemperie”,/ “con el pecho abierto a las olas”. En Trayecto, el poeta abraza y se deja abrazar por la sombra cálida y protectora de otras voces grandes que ya fueron, y siguen siendo. Machado, Cernuda, Salinas, entre otros, conforman una influencia constructiva asumida desde las raíces, conformando una sólida formación y una exquisita visión del mundo, donde lo aprendido deja paso a una original y personalísima poética. Versos crudos, de innegable belleza, donde convive el compromiso y la conciencia absoluta del sinsentido social, con una sensibilidad feroz. Estrofas 8


Prólogo

cinceladas con una técnica impecable. Leer a José Aurelio Martín es viajar a los lugares interiores. Escucharle recitar sus poemas, nos aleja de la sensación de vacío, de sonidos huecos, que puede invadirnos en algunas lecturas poéticas. Por eso es fácil afirmar que Trayecto es un libro completo, lleno. En él, la intensidad crece y nos envuelve, la voz poética sabe cómo debe arroparnos, y le devolvemos la mirada. En Trayecto se le ven los contornos al mundo, y se siente el temblor de nuestros pasos, apresurados para llegar a ninguna parte. Un racimo de palabras dispuestas a remover y despertar nuestro interior, para herirnos y curarnos, para mostrarnos la vida, en alma viva.  

9


Trayecto (Poemas re-unidos)


A Loli, a quien tanto debo, tambiĂŠn lo prometido.


Trayecto


En la tierra son actos

La poesía no cabe duda de que es inútil e innecesaria,

eso lo saben todos, incluso los que ejercen el poder; si la poesía se escapa en suspiros de la tierra al cielo, si la poesía se pinta de blanco y trasparece a los ojos de los hombres, si la poesía no suda y huele mal y no es comestible, la poesía no cabe duda de que es inservible. Si se ciñe, si es poesía humana a la altura de unos ojos, si ama con la pasión con que se come una fruta, si es poesía de verdad valiente que golpea, si se pega como el látigo a la piel del caballo, si dignifica, entonces sí, entonces es inútil e innecesaria e inservible a los que ejercen el poder ciegamente; pero para el resto, sin embargo, para los demás, no obstante, para los otros, para nosotros, será poesía necesaria como el pan de cada día, poesía útil como las antiguas herramientas: serán gritos en el cielo; en la tierra, serán actos.

17


Trayecto

Porque el hombre lo merece

Escribe como

el hombre que siempre ha pisado el barro de los bancales, escribe como el artesano entrega las cosas al mundo, sabias y con alma, escribe como lanzan las redes los hombres del mar, escribe como los enamorados cuando se buscan en la noche, anhelantes y desnudos, escribe como la madre prepara con amor los alimentos, la Ăşnica prueba digna de estos versos, escribe como el niĂąo cuando excita las palabras de dos amigos en la noche, escribe como la memoria desgrana solo los recuerdos dulces en el corazĂłn, escribe porque hay razones, sufrimientos e impurezas, escribe porque el hombre lo merece.

19


José Aurelio Martín

Saber y no saber

Saber que a ti me entregaría

y no saberlo a la vez. Saber que, de entre todas, a ti rescataría, y no saber. Saber del dolor si tú, de mí, te desprendieras, y tampoco saber. Saber que persistirás en los médanos de la memoria y querer no saberlo, y querer sentir tu mano sobre mi pecho, y saberte siempre a mi lado cuando duermes, y no querer saber, saber que puedo perder y nunca querer perderte.

20


A la venta en ventas@edicionesenhuida.es PVP:10â‚Ź

Trayecto  

Primer poemario de José Aurelio Martín.

Advertisement