Page 220

Pontificia Universidad Javeriana

militares; y, tercero, la idea de que los médicos pueden ser maleficentes en determinadas circunstancias (Ibíd). Según Kaebenick aunque la guerra no parecía un tema urgente para la bioética, luego del 9/11 ésta devino “el tema”. En los diez años que siguieron a este lamentable episodio, diversos temas escabrosos de relevancia para la bioética y surgidos en la guerra han llegado a ocupar un primer plano. Uno de ellos es el del bioterrorismo y de cómo las instituciones gubernamentales, los investigadores médicos y los trabajadores de la salud deben responder a él (Kaebenick, 2004, p.2). La respuesta ha sido la biodefensa, un sector que en Estados Unidos ha llegado a convertirse en una gran industria. Aunque desde la década años 1940s del siglo XX los Estados Unidos han tenido armas biológicas, no fue sino hasta los años 1990s que la creación de programas para responder a un posible ataque bioterrorista comenzaron a recibir fondos. Pero el ataque del 9/11 realmente ‘disparó’ la inversión en programas de biodefensa (King, 2005, p. 432). Según King, la biodefensa incluye cuestiones éticas en relación, uno, con los preparativos para enfrentar un posible ataque y, dos, con la respuesta misma al ataque (King, 2005, p. 432). En referencia a la ética de los preparativos hay un gran debate. En primer lugar, como afirma King, a pesar del pequeño número de incidentes y víctimas de ataques que podrían ser considerados como de bioterrorismo, algunos científicos y encargados de políticas públicas han recomendado destinar una significativa cantidad de recursos para biodefensa (King, 2005, p. 433). Para justificar el gasto en biodefensa se ha utilizado además el argumento del “doble uso”. Según este argumento, hacer investigación en biodefensa contribuiría no solamente a propósitos militares, sino que permitiría avances en salud pública y epidemiología (King, 2005, p. 434). Pero quienes están en desacuerdo con esta postura han argumentado que incluso aceptando la inevitabilidad del bioterrorismo y el posible “doble uso” que podrían tener las investigaciones en biodefensa, la distribución de recursos escasos para la salud terminaría afectándose. Además, habría riesgos al realizar este tipo de investigaciones y publicar – 220 –

Los retos éticos de las Fuerzas Militares  

Compilación de ensayos sobre los retos que deben asumir las fuerzas Militares de Colombia y el mundo en ética militar

Los retos éticos de las Fuerzas Militares  

Compilación de ensayos sobre los retos que deben asumir las fuerzas Militares de Colombia y el mundo en ética militar

Advertisement