Revista Socios Dic 2021

Page 52

T R I N I DA D D ON O S O, A L E JA N DR A VO C TO DE L DE STAC A D O E R R Á Z U R I Z Y C A ROLN AUUEN DUPRRROY AGEA A R QU I T E C TO N ORT E A M E R IC A N O ST UA RT M O OR E

El encanto de

GUANAY

Guanay es una nueva localidad donde se emplaza un singular proyecto, ubicado al límite sur de Maitencillo, pensado para recibir familias en búsqueda de primera o segunda vivienda, en un amplio terreno de 240 hectáreas. Con un enfoque único en su tipo, la iniciativa destinará más del 35,6% de la superficie a áreas verdes y de protección. Parque Tricao, La Rossetta, Valle Escondido y Las Brisas de Santo Domingo, son algunos de los icónicos proyectos inmobiliarios que se caracterizan por su distintivo sello sustentable y responsables con el entorno, y que tienen un factor común denominador: el arquitecto de origen norteamericano Stuart Moore, la mente detrás del diseño integral de iniciativas en diversos lugares del mundo, abordando planificación, arquitectura del paisaje y paisajismo, además del diseño de canchas de golf. Para el vanguardista profesional titulado en la Universidad de Berkeley, su relación con el país le ha granjeado importantes reconocimientos, como en 2017, cuando obtuvo el Professional Residential Design Honor Award por parte de la prestigiosa American Society of Landscape Architects, precisamente por uno de sus desarrollos únicos realizados en Chile. SUS INICIOS EN CHILE Stuart Moore fundó en 1997 CMS Design, una oficina consultora especialista en servicios integrales de masterplan, arquitectura del paisaje y diseño de canchas de golf. Su operación en Chile se remonta al año 2014, para lo cual se asoció con el arquitecto chileno Francisco Croxatto.

Siempre desde un enfoque integral, postula que el diseño sensible con el entorno lleva a proyectos exitosos, que recompensan la inversión y crean lugares que mejoran la calidad de vida. En Chile ha desarrollado los máster plan del Parque Tricao, además de Brisas de Santo Domingo, el Cerro Apoquindo y La Rosetta, en Tongoy. NACE UN NUEVO SECTOR EN MAITENCILLO Uno de los nuevos proyectos donde Moore impuso su sello, y que se está poniendo en marcha por estos días es Guanay. Se trata de un innovador proyecto, ubicado al sur de Maitencillo, sobre los acantilados de la playa Aguas Blancas. Consta de un amplio terreno de casi 240 hectáreas, donde menos del 43% de la superficie será destinada a sitios de 1.800 m2 promedio, para la construcción de viviendas. Estas contarán con una estricta norma de arquitectura y de uso de terrenos, buscando preservar las vistas, pero, además, cuidar el entorno de los acantilados, conservando y protegiendo los sectores donde anidan colonias de pájaros piqueros. La nueva ubicación contará con un sector de conservación y protección de bosque nativo, el que será reforestado con cerca 50

de 45 especies que se espera ampliar a más de 100 en el largo plazo. “En Guanay quisimos marcar un estándar sobre cómo deben trabajar los equipos multidisciplinarios, en donde se involucre a la autoridad, clientes, la comunidad y el ecosistema. El resultado es un emplazamiento pensado cuidadosamente, sensible con el entorno natural, que involucra conceptos como la restauración ecológica. Proponer su diseño fue como un sueño para nosotros, ya que se usó como un eje estructural del proyecto y no como un adorno”, explica Moore. LA RECUPERACIÓN DE UN TERRENO El paño donde se emplaza Guanay albergaba un bosque de pinos, el cual fue talado. Actualmente las obras están enfocadas en recuperar el terreno ambientalmente, en paralelo a la habilitación de terrenos para erigir las viviendas. Inserto en un paisaje privilegiado, colindante a los acantilados de Quirilluca, y con la creación de sectores protegidos, el proyecto tendrá un efecto en la zona sólo comparable con Marbella. El gran atributo diferenciador, en su caso, es prescindir de diseño urbanístico clásico de las manzanas para permitir desarrollos de baja densidad y sin edificaciones en altura.