nº 268 septiembre-octubre

Page 58

49-58.qxd:Entrevista Bayer final

22/9/10

09:01

Página 58

SEPOR 2011

Finalmente Juan Grandía comentó a todos los presentes un estudio comparativo entre animalesvacunados conviviendo con animalesno vacunados (ambos afectados por PCV2). Pormedio de la vacunación se pudo controlar la viremia en el 90%de los animales del grupo vacunado frente a sólo un 5% en el grupo no vacunado. Observando también que no todas las vacunas controlan de la misma forma sobre la viremia y por tanto su efecto sobre la GMD.

Efecto de la castración sobre los parámetros productivos y la calidad de la canal en cerdos blancos El carismático experto en nutrición, Gonzalo González Mateos, profesor en la Universidad Politécnica de Madrid, nos presentó, con el patrocinio de Pfizer Salud Animal, su ponencia titulada “Efecto de la castración sobre los parámetros productivos y la calidad de la canal en cerdos blancos”. En su presentación el ponente comentó la previsible prohibición a corto plazo de la castración física por razones relacionadas con el bienestar animal. La castración es una práctica de manejo muy habitual en nuestro país para modular la deposición de grasa intramuscular mejorando así la calidad de la carne y evitar el olor sexual de la carne en machos sacrificados en rangos de peso de los 115 a 120 Kg. Ante esta situación la inmunocastración se presenta como una solución muy adecuada, ya que no sólo evita la aparición del olor sexual en la carne al bloquear la liberación de la gonadropina , sino que los machos inmunocastrados presentan mejores crecimientos 58

e índices de conversión frente a los cerdos castrados físicamente, mostrando las hembras enteras resultados intermedios. Gonzalo González Mateos resaltó que la inmunocastración no penaliza el rendimiento en lomo fresco, jamón perfilado u otras piezas nobles en comparación con los machos castrados físicamente. Los machos inmunocastrados presentan un contenido similar de grasa intramuscular con un menor espesor de grasa dorsal que los machos castrados físicamente. Por lo tanto la inmunocastración es un método perfectamente valido a la castración física en el caso de animales destinados a la obtención de producto curados.

Las nuevas tecnologías de la información y su aplicación en la producción porcina. Carlos Piñeiro, de PigCHAMP Pro Eurorpe presentó una comunicación en la que concluyó que aunque hasta ahora no existían ni la tecnología adecuada, precios asumibles ni una sencillez en su uso que hiciera pensar en su posible implementación a escala comercial, las cosas están cambiando a mucha velocidad y empiezan a aparecer en el mercado soluciones que cumplen con los requisitos que el sector necesita. Con su aplicación rutinaria a gran escala en un futuro próximo, los productores pueden alcanzar con mayor facilidad y menor coste las exigencias en cuanto a control y mejora de la producción, no sólo para su propio beneficio sino para demostrar a clientes y consumidores sus estándares de producción.

PRODUCCIÓN ANIMAL

Septiembre-Octubre 2011 • N.º 268