Issuu on Google+


Título original: Espiritualidad, Trascendencia y Chamanismo con PNL Autor: Salvador A. Carrión López Primera edición © 2006 by Salvador A. Carrión López Segunda edición © 2009 by Salvador A. Carrión López © 2009 by PNLbooks Ediciones IEPNL Avda. Cortes Valencianas,39-1ª 46015 Valencia – España Tel: (+34) 902 154602 url: www.edicionespnlbooks.com e-mail: administración@edicionespnlbooks.com Maquetación: Albertina Castaño Diseño de portada: © 2009 PNLbooks Ediciones ISBN: 978-84-936882-7-1 Depósito legal:

Impreso por: Publidisa Printed in Spain Reservados todos los derechos. Queda rigurosamente prohibida, sin la autorización escrita de los titulares del Copyright, bajo las sanciones establecidas en las leyes vigentes, la reproducción parcial o total de esta obra por cualquier medio o procedimiento, incluidos la reprografía y el tratamiento informático, así como la distribución de ejemplares mediante alquiler o préstamo públicos.


AGRADECIMIENTO

E

l material de este libro es fruto del trabajo de muchos y grandes hombres y mujeres de nuestra cultura y de varias otras, unos conocidos y otros desconocidos, maestros, investigadores, desarrolladores, y alumnos, a todos y a cada uno de ellos, les muestro mi más sincero agradecimiento. Mi especial reconocimiento y gratitud para don Laurencio Paredes, brujo del Ucayali, a don Mariano brujo campa del Alto Tabacoas, a don Manuel «El Yerbero» de Paucartambo, por todo lo que me enseñaron y aprendí el tiempo que permanecí con ellos en la selva del Amazonas. También quiero reconocer la gran labor que en su momento John Grinder y Richard Bandler, así como Robert Dilts y otros, hicieron desarrollando los modelos básicos de PNL, sobre los que hemos podido seguir trabajando y encontrando nuevas y variadas aplicaciones de tan revolucionario modelo. Así mismo, agradezco a Catherine, Wilfred, Robert, Allan, y John por su excelencia en la enseñanza que me brindaron. Y, finalmente, gracias a mi esposa por sus constructivas críticas a este trabajo, y a todos mis lectores ya que gracias a ellos ve la luz esta nueva edición.


INTRODUCCIÓN

A

medida que la civilización actual se ha ido volcando en la construcción de un mundo materialista, de una sociedad del bienestar (¿?) que sobrepasa hasta la visión más utópica jamás soñada, los hombres y mujeres han perdido progresivamente el contacto con su esencia, con el sentido de la Vida, con aquello que les permite desarrollar una identidad trascendente, lo realmente valioso de sí mismos. Cada vez es mayor el poder sobre el mundo físico, y sin embargo, también, cada vez existe más degradación en las personas. Se han deteriorado los valores que dignifican al hombre, llegando incluso a arrinconar la idea del Ser Supremo. De nuevo, una vez más, se ha caído en la idolatría, erigiendo becerros de oro, y creyéndonos dioses, actitud que lo único que han conseguido es generar estados de insatisfacción, crisis existenciales, drogadicción, esquizofrenias, dependencias, desembocando todo ello inexorablemente en el desarrollo de enfermedades degenerativas e irreversibles. Lamentablemente el hombre y la mujer de hoy se han convertido en mercancía: laboral, sexual, publicitaria. Sólo les motiva el poder, el éxito y el placer, ganando el que mejor se vende, y la moneda de cambio no es otra que su propia alma. El cuerpo se ha convertido en objeto de culto que se fabrica a gusto del consumidor. La mente, en unos casos, ha dejado de cumplir su función de razonamiento, y en otros, se ha transformado en el


10

Espiritualidad, trascendencia, chamanismo con PNL

dios supremo. La gente del mundo actual es ignorante o ha olvidado cuáles deberían ser sus genuinas preocupaciones que son la clave de la existencia humana: ¿Quién soy en realidad? ¿Cuál es mi origen y mi destino? ¿Para qué esta existencia? ¿Cómo debo vivir? ¿Qué puedo hacer para liberar las tremendas energías que existen en mí, y usarlas en beneficio de la humanidad? Estas y otras muchas preguntas son a las que deberían enfrentarse y buscar las respuestas, sin embargo, el hombre cierra sus oídos cuando las escucha y se sumerge de nuevo en su cómoda narcotización a la que la sociedad le ha acostumbrado. Todo parece indicar, que la raíz del problema no es otra, en contra de lo que la gente cree, que acabamos de bajar de los árboles. La inmensa mayoría de los hombres y mujeres se encuentran en el nivel de sub humanos, y son muy pocos los individuos –además a esos pocos individuos el vulgo los considera locos–, que han sido capaces de ascender y evolucionar a la dimensión humana. Esto me ha llevado a reflexionar sobre la insistente búsqueda de ese eslabón perdido entre el mono y el hombre, que tanto ansían los científicos. ¿Cómo lo van a encontrar si somos nosotros mismos? Es necesario hacer un tremendo acto de humildad y mirarse a uno mismo para darse cuenta, que estamos en ese estadio intermedio entre los simios y el proyecto de humano al que hemos de aspirar. Por ello, creo necesario, utilizando los medios que tenemos cada uno de los que hemos visto algo de luz en el camino de evolución humana, hacer una llamada, aportar las experiencias que en su día a algunos de nosotros, nos permitieron descubrir que hay algo más; algo por lo que merece la pena esforzarse y cambiar, algo que nos puede ayudar a sobrepasar ese estado de semi-primate en el que nos encontramos. Y esta es la empresa que ahora acometo. Cuando decidí iniciar la redacción de este libro, me vino inmediatamente el recuerdo de mi primer contacto con la PNL, corría el año 1981, y me encontraba en un recóndito poblado de la sel-


Introducción

11

va del Amazonas en Perú. Llevaba más de dos años conviviendo con los indígenas machiguengas y campas, aprendiendo de sus chamanes, y adquiriendo nuevas y valiosas experiencias que me permitían penetrar en una visión diferente y enriquecedora de la vida. El conocimiento de los brujos1 acerca de la naturaleza del hombre, su origen y destino, del Creador, de la función de cada uno de los seres que habitamos el planeta, del Más Allá, y muy especialmente de los medios y técnicas para alcanzar un estado superior de comprensión y responsabilidad con la misión individual, me impresionaron y sedujeron plenamente. Podría decir, que por aquel entonces me consideraba un aprendiz de brujo. Mi encuentro con la Programación Neuro-Lingüística (PNL)2 se produjo de un modo chocante, y no digo casual, ya que estoy convencido de que nada de lo que nos ocurre es fruto del azar. Cierto día apareció por aquel escondido paraje un urbanita como yo, con la salvedad de que éste era argentino e iba de turismo. Como es común entre los humanos, las primeras frases rondaron en torno a, ¿qué haces aquí?, ¿qué te ha traído a estas tierras?, ¿qué andas rastreando?, y otras similares. Mis respuestas de que buscaba una explicación al sentido de la vida y el modo de conseguirlo a través 1 El término brujo en las culturas indígenas tiene un significado completamente diferente al que le damos en occidente, para ellos es sinónimo de hombre sabio o de conocimiento. Es equivalente al vocablo chamán, gurú o incluso al de maestro, que se usa en otras tradiciones. A lo largo del texto, usaré indistintamente todos estos términos para referirme a esos hombres, poseedores de un conocimiento especial, y un dominio de las energías de la naturaleza. 2 PNL es un método que nos permite desarrollar y utilizar al máximo todas las cualidades y capacidades de nuestra mente. La Programación Neuro-Lingüística o PNL es la disciplina cuyo campo de acción es el conocimiento y modificación de la forma de pensar de la gente. También podría expresarlo de forma algo más técnica (o complicada si se quiere) diciendo que trata del estudio de la estructura de la experiencia subjetiva del hombre. Para aquellos lectores que no estén muy familiarizados con la PNL les recomiendo la lectura del libro: PNL para principiantes, Salvador A. Carrión, Editorial Océano-Ámbar. Para más información sobre las posiciones perceptivas véase Curso de Máster en PNL, Salvador A. Carrión, Editorial Obelisco.


12

Espiritualidad, trascendencia, chamanismo con PNL

de las técnicas chamánicas, le llamó la atención. Tras exponerle someramente lo que había aprendido de mis sabios preceptores indios, me dijo: —Lo que me cuentas tiene un parecido asombroso con una metodología de desarrollo mental que se llama PNL, y aunque con términos distintos, más técnicos y occidentalizados, viene a ser lo mismo que tú me cuentas. «Casualmente» ese personaje llevaba consigo las dos primeras publicaciones en español de Grinder y Bandler: La estructura de la magia, y, De sapos a príncipes. Cuando el visitante bonaerense partió hacia la civilización (¿?), me obsequió ambos libros. El segundo de los textos produjo en mí gran sorpresa, y por qué no decirlo, una cierta excitación. Al comenzar la lectura, encontré en sus páginas frases casi idénticas a las que usaban y repetían los chamanes con quienes aprendía. En el texto de PNL se leía: Por lo general, los problemas de la gente no tienen nada que ver con el contenido, sino más bien con la estructura, con la forma de cómo organizan su experiencia3. Eso era prácticamente lo mismo que me explicaba don Mariano, uno de los chamanes con los que compartí, que me explicaba: Los problemas de la gente son imaginaciones, recuerdos deformados. Lo que ellos creen que fue, y lo que realmente sucedió, nada tiene que ver. En otra página del libro leía: El significado de la comunicación es la respuesta que ustedes obtienen. Si se dan cuenta que no están obteniendo lo que quieren, cambien lo que están haciendo.4 Por su parte, el señor Paredes, otro de los brujos me exponía: Para llegar a un destino has de estar muy atento a los pasos que vas dando, cuando tus pasos no te llevan en la dirección pretendida, pon tus pies en otra dirección. Cuando utilizan el lenguaje con las personas, ellos asumen que todo lo que están accesando por dentro, es igual a lo que 3 De sapos a príncipes, editorial Cuatro Vientos, página 58. 4 Op. Cit. Pág. 72


Introducción

13

ustedes dijeron. Hay tantas cosas que están ocurriendo por dentro, que no tienen conciencia de su forma externa de comunicación. Texto que repasaba también en De Sapos a príncipes, en tanto que mi maestro chamán me decían: La gente tiene tanta «conversación dentro de su cabeza» que no se enteran de lo que ocurre a su alrededor. Creen que lo que se dicen interiormente es lo que sucede fuera, y lamentablemente para ellos, nunca es así. En otra ocasión me advertía: Las personas creen que sus semejantes son como ellos, cuando en realidad hasta que no se es un «guerrero», unos son rapaces que solo ven, otros murciélagos que solo oyen, otros topos que palpan y huelen. Y si uno sólo ve, está convencido que los demás solo ven como él. Así les va. Y que decir cuando llegué al capítulo III del libro citado que titulan: Descubriendo nuevos caminos; los autores relataban lo mismo que hacían los chamanes cuando sus aprendices o miembros de su tribu les planteaban que querían poder hacer algo, o dejar de hacer algo que les coartaba. Recuerdo el impacto que me produjo cuando leí el desarrollo del modelo de PNL llamado: «Cambio de historia personal»; mis maestros de la selva me habían enseñado y hecho repetir aquel mismo proceso para ir borrando o modificando los recuerdos dramáticos del pasado. Aquellas coincidencias me llevaron a concluir que tal vez pudiese encontrar en el modelo de la PNL el modo occidental de transmitir aquellas eficaces técnicas, o mejor aún, todo el sistema de enseñanza chamánica de evolución y desarrollo humano integral. Para ello debía en primer lugar conocer a fondo la metodología, fundamentos y formulas de la Programación NeuroLingüística para luego ser capaz de traducir el lenguaje de los brujos al lenguaje de los «cultos». Y en esa aventura me embarqué a mi regreso a Europa en 1984; aventura en la que aun hoy navego, y espero seguir navegando algunos años más.


espiritualidad, trascendencia y chamanismo