Page 1

Narrativa grรกfica para adultos Narrativa grรกfica para adultos porpor el Maestro Edgar Clement el Maestro Edgar Clement

Y OTROS CUENTOS


KERUBIM y otros cuentos


CONTENIDO

Editorial.

04

Colaboradores.

05

Me, Mycell and I. Nuestra prestigiada sección de gadgets.

06

LEDD, la espada de Dios. Relato sobre el felón Misael Hernández.

08

Kerubim. Relato previo a la historia que ocurrirá entre Leonides A. y Malinche.

40

Karibumaquia. Kombate mortal. Reportaje ganador del Premio San Cristobalitos.

76

El ángel resentido. Breve despliegue de talento narrativo por Kitty Satana & Malix.

87

Cupido. Comic.

93

¿Qué tipo de amoroso eres? Test.

98

KERUBIM y otros cuentos

03


EDITORIAL

n estos días numerosos escándalos en torno al abuso de menores han llenado de vergüenza a nuestros medios de comunicación. Redes de pederastía encubiertas por autoridades clericales y gubernamentales salen a flote bajo el manto de la impunidad y la prepotencia. ¡Esto no puede quedar así! ¡Debe cambiar! Si estas redes existen es porque existe la demanda del servicio y creemos que se puede cubrir sin necesidad de caer en prácticas tan poco decorosas como el echar mano de nuestros niños, que son el futuro de nuestra nación. ¿Por qué no decretar a los querubines, ángeles y demonios como recurso natural y concesionar su explotación de manera legal y regulada? Ese nicho de mercado podría ser cubierto y de paso la demanda puede significar una fuente de empleos y base de desarrollo económico con la ventaja de que no se agravia a seres humanos, pues si bien los ángeles y querubines parecen humanos, en verdad no lo son. Vaya pues un saludo al libre comercio y hacemos un enérgicvo llamado a las autoridades para atender las necesidades del desarrollo.

El editor.

04

KERUBIM y otros cuentos


COLABORADORES Mrs. Kitty Satana. Después de haber sido vampirizada, la Señora Satana se reveló como una deslumbrante promesa de la narrativa; sin embargo ha emprendido un largo camino iniciático por el inframundo. De vez en vez emite señales de vida. Esperamos, mirando a oriente, su retorno.

Marzotone. Hábil y conspicuo catador internacional de gadgets, experto en historia y prospectiva tecnológica. Importante asesor de esta publicación e incansable persecutor de ángeles barrocos.

Juanedén Sandoval. Xochimilca aguerrido, creyente de que en la épica del lumpenaje se inscribe la historia social de este país. Emigrante, workin’ class ilegal y descreido tanto del american como del mexican dream. Un descreído de todo.

Malix. Enigmática músico y artista gráfico, al parecer una gourmet del exceso. De un estilo desenfadado y poco prolífica, lo cual nos hace creer que goza de una holgada posición económica. Desconocemos todo de ella.

JGC Press. A la muerte del Maestro José Cruz, tres de sus engendros fundaron la JGC press, para combinar denodadamente los géneros que el MaestroCruz adoptara: la fotografía testimonial, el collage, y la ficción dura y pura.

POTE & CHOSS Foundation. La fundación que soportó la creación de éste libelo sin siquiera estar enterada de ello. Podemos decir que la aparición de esto que, usted amigo lector, está leyendo, se debe en buena medida al aporte de esta fundación que ha proporcionado la infraestrcutura necesaria en la realización conceptual y material de Kerubim y otros cuentos.

KERUBIM y otros cuentos

05


1

ME MYCELL AND I gadgets

2 1 Poder en una mano. Performance total. El arma idónea para la caza de querubines. En caso de que no sea un buen cantante el sistema MP3 incorporado le permite emitir suave música para aturdir a los querubines, el sistema de headphones cumple funciones múltiples, es un sistema de radio a manos libres, y aisla el sonido exterior para mantener a salvo al cazador del eventual estruendo de un grito de karibú. Existen dos modelos, de balas convencionales y lanzadardos de chínguere. El modelo de balas convencionales cuenta con un silenciador mejorado del último tipo militar para uso civil. iGun. BRBG Handguns. 2,500 dólares.

06

2 Tranquilidad a fondo. Una de las tareas más conflictivas para mantener en cautiverio a un querubín es la administración del chínguere por vía enema. Si bien los querubines no suelen ser unos inocentes niñitos no quiere decir que se tenga que ser un captor desalmado que no cuide las formas. Sale al mercado este enema con forma de patito de goma, que recubierto con una capa de piel sintética le hace sumamente agradable al tacto. Happy Duck Enema. Cherubim Clean. 75 dólares.

KERUBIM y otros cuentos

3 3 Chaqueta aromática. No a todos les agrada tratar la ropa con excremento de ángel para salir de caza. En cada uno de los bolsillos se guarda un propagador aromático que emula el olor del excremento de ángel. Una prenda ideal para largas caminatas en busca de querubines. También hay aroma de karibú en celo, para quienes gustan hacer de la caza un verdadero deporte extremo. Hunter Smell Jacket. God’s Challenge Sportswear. 350 dólares.


4

gadgets ME MYCELL AND I

5

6 4 Enfrentando enigmas. Eventualmente se puede uno encontrar con una esfinge. Estas gafas son ideales para enfentar la situación, los cristales poseen un sistema de microprismas que impiden ver la duda en tus ojos. Un sistema de registro de voz capta el enigma de la esfinge, un microprocesador de cuarzo procesa la respuesta, alojada en una tarjeta que contiene la respuesta a más de 10 millones de enigmas registrados en la historia de la humanidad. A través de los audífonos el sistema te dirá suavemente la respuesta a tus oídos. Antisphinx Sunglasses. NERV electronics. 2,000 dólares.

5 Chínguere numerado y reposado. Una edición especial de la misma casa que elaboró el chínguere para la Fiesta de Resurrección de El Señor de los Cielos. Destilado en la Sierra Norte de Puebla bajo la supervisión de Maestros Graniceros este chínguere de gran cuerpo y aroma penetrante viene en una edición limitada y se acompaña de una caja de 12 ampolletas para lanzadardos. Chínguere excelente para degustar y de eficaz efecto en la caza de karibúes. Chínguere Blue Label. Casa Graniceros. 750 dólares.

6 Música Celestial. Los niños encantadores de querubines de Morelia lanzan un nuevo box set con cartas de encantamiento para querubines. Si usted gusta de atrapar, entrenar o simplemente jugar con estos animalitos de Dios pero no cuenta con una voz privilegiada que le permita cantarles al oído éste producto es para usted. Y aún contando con buena voz, este box set contiene cartas de encantamiento inéditas, diseñadas por rabinos cabalistas de gran prestigio. Los niños encantdores de querubines de Morelia box set. Areopagita Records. 124 dólares.

KERUBIM y otros cuentos

07


LEDD

Misael El Huarache Hernández fue contratado para conseguir la espada de Miguel Arcángel, arma con la cual se pueden reestablecer los equilibrios cósmicos. Cuando El Huarache era niño decía: “De grande voy a ser narco, no como el pendejo de mi papá que se murió todo jodido”. A El Huarache le gustan las güeras y los carros caros, su nahual es un venado que corre mucho.

08

KERUBIM y otros cuentos


LEDD

Una fina réplica de la mismísima espada del mismísimo Arcángel Miguel a su alcance. Sea el primero en empuñar este ancestral símbolo del poder. Forjada en oro de indias y elaborada con símbolos alquímcos por lo más selectos artesanos de El Cielo. Armas de Toledo le entrega la herramienta ideal para restablecer el equilibrio en su vida y la vida de sus seres queridos.

KERUBIM y otros cuentos

09


LEDD

La fragancia para la Conquista. Diseñada por Casa Marcaida, de la mujer legítima según las leyes de Dios y que en verdad conquistara al conquistador.

10

KERUBIM y otros cuentos


LEDD

Cuando los conquistadores llegaron no venían solos… con ellos vinieron sus dioses, y sus legiones de ángeles armados. Y al frente de ellos Miguel Arcángel. El temible General. Aquel que enviara a Luzbel Arcángel al inframundo. Pero cuando Miguel arrivó ya venía vendido a La Corona de los hombres, y con su espada servía a esos intereses.

KERUBIM y otros cuentos

11


LEDD

Oleo peruano. San Miguel Arcángel y el Virrey. Colección privada.

Y a cambio... El Poder, la gloria de los mortales. Fue entonces que repactó una nueva alianza con los nuevos amos. Asentado en La Puebla de los Ángeles Miguel no tardó en paladear las riquezas del Nuevo Mundo y embriagado cambió su espada por balas…

Hermoso arcabúz vasco fabricado en Soraluze con hierro de las minas de Mutiloa. En la misma tradición arcabucera de las armas traídas por Hernán Cortés para bien de la Corona. Edición limitada con cacha de madera de palofierro: lo mejor de dos mundos. Armero Ramiro Larra de Soraluze.

12

KERUBIM y otros cuentos


LEDD

Así fue como la espada hecha para impartir la justicia de Dios terminó arrojada al inframundo.

Donde ha sido olvidada. Sepultada entre dioses caìdos. Oculta entre los ocultos.

¿Y què se supone que debo hacer?

Traernos la espada.

KERUBIM y otros cuentos

13


LEDD Con ella romperemos las ataduras de la tierra y restableceremos el equilibrio de las cosas.

Pero... cobro caro.

Sabemos. Esto es lo que te juntamos.

¡Treinta monedas! ¡Y de plata! ¡Buen botín!

Pero tengo entendido que los que la custodian son guardianes duros de pelar.

También sabemos. Para eso te vamos a dar otra cosa.

14

KERUBIM y otros cuentos


LEDD

Cuando ya no puedas más, cómetelos. Te harán ligero. El dinero te lo damos cuando hayas traído la espada.

¡Ah, pinches indios desconfiados! ¡Ni que me los fuera a transar!

El ”colega“ me acompaña hasta la puerta del inframundo. De aquí yo ya me sé el camino… y me sigo solo.

KERUBIM y otros cuentos

15


LEDD

16

KERUBIM y otros cuentos


LEDD

¡Allí está! ¡La espada! ¡Y custodiada por un querubincito! ¡Y su espadita!

¡pan comido!

Así que tu custodias la reliquia, chaparrito. ¡Nosotros!

¡Ah, son dos! ¡No la tienen tan descuidada!

KERUBIM y otros cuentos

17


LEDD ¡Largo de aquí! ¡Nadie puede tocar la espada!

¡Ah, jijo’e la chin...

Agresivos los muchachos.

¡Vengan acá, cabroncitos!

18

KERUBIM y otros cuentos

¡Tomen diantre de pingos!


LEDD ¡A chingar a su madre! ¡No los quiero ver acá!

Yahora el fierrito éste.

Que te largues.

¡Ah, qué bien chin…

KERUBIM y otros cuentos

19


LEDD

¡Ay, güey!

20

KERUBIM y otros cuentos


LEDD

KERUBIM y otros cuentos

21


LEDD

ยกListo!

22

KERUBIM y otros cuentos


LEDD

KERUBIM y otros cuentos

23


LEDD ¿Canta? ¿Está cantando?

24

KERUBIM y otros cuentos

Eso parece. Voy a rematarlo.


LEDD

KERUBIM y otros cuentos

25


LEDD

26

KERUBIM y otros cuentos


LEDD

KERUBIM y otros cuentos

27


LEDD

ยกTe vas a morir, infeliz!

28

KERUBIM y otros cuentos


Enrólate en el ejército más poderoso del mundo...

... y a cambio serás ciudadano americano.

Ven con nosotros y únete a la Gran Cruzada, conoce mundo y ayúdanos a combatir al Eje del Mal, cazando monstruos y demonios en la cuna de la civilización, que hoy se encuentra corrompida por Arimán. Cristo y la gente de bien te lo agradecerá. No lo dudes más, enrólate HOY.

KERUBIM y otros cuentos


LEDD

30

KERUBIM y otros cuentos


LEDD

KERUBIM y otros cuentos

31


LEDD

32

KERUBIM y otros cuentos


LEDD

KERUBIM y otros cuentos

33


LEDD

34

KERUBIM y otros cuentos


LEDD

¿Para qué quieres mi espada? No me digas que tú también se la quieres llevar a los indios.

¿Cuánto te ofrecieron?

KERUBIM y otros cuentos

35


LEDD

Mira… aquí hay más de lo que pudieras gastar en toda tu vida.

Y ésta es la llave de todas las riquezas de éste lugar.

¡Tómala!

Y bueno… lo del César, al César. Y lo de San Miguel… A’i sabrá lo que hace con él

36

KERUBIM y otros cuentos


LEDD Les voy a sugerir que mejor formen un frente Popular Indígena, o algo así. Cuando llegue a casa me voy a comprar un Hummer… o un Ferrari ¿Por qué no?

Al fin y al cabo la espada ni es de los indios. ¿Y los indios? ¡Bueno! ¡Al fin y al cabo son indios! ¿Para qué quieren Poder?

KERUBIM y otros cuentos

37


No dejes que los nacos te alcancen...

KERUBIM y otros cuentos


Mejor pรกsales KERUBIM y otros cuentos


ERUBIM Explicación de pseudoacadémica manera, acerca de los usos y utilidades de los querubes comunes. Intercalando: Leonides Arcángel, captura y vende querubines; por otro lado Zofiel, ángel y doble espía, trata de llevar algunos negocios a buen puerto.

40

KERUBIM y otros cuentos


KERUBIM y otros cuentos

41


l karibú es una bestia de las antiguas Sumeria y Babilonia. El término sumerio más antiguo tiene 6000 años de antigüedad. Fue descubierto en el pictograma arcaico kari-bu, compuesto de tres partes. En dicho pictograma, ka es una cabeza que grita, ri es una forma alada que sugiere protección, y bu es una espada afilada. Así, la imagen en conjunto es la de un feroz guardián aladado. Durante su cautiverio en Babilonia, los hebreos debieron familiarizarse con estos seres. Del nombre karibú deriva kerub, y de allí kerubim, que es el plural de kerub. La palabra hebrea kerub, se traduce por algunos eruditos como “el que intercede”, y por otros como

EL CUERPO del karibú se forma de cuatro animales: las alas del águila, el cuerpo del león, las patas del toro y la cabeza del hombre.

ESTA ES UNA VERSIÓN más aproximada del Arca de la Alianza que construyera Moisés, con los kerubim en su forma original flanqueando el receptáculo para resguardarlo. A decir verdad, habría que revisar muchas de las visualizaciones que tenemos sobre los karibúes en los hechos de la Biblia. Sería pertinente preguntarnos, por ejemplo, si lo que Ezequiel vio no fue en realidad un solo karibú, aunque entrando y saliendo desde otra dimensión espacial.

42

KERUBIM y otros cuentos

“conocimiento”. Querubín, es la castellanización del plural kerubim. Los karibùes se colocaban a la entrada de los templos para resguardar la riqueza y el conocimiento contenido en ellos. Los asirios ponían a la puerta de sus palacios estas criaturas, con las que pretendían mantener a salvo a sus reyes y dioses, y sus riquezas, desde luego. En todas las civilizaciones antiguas se encomienda el cuidado del conocimiento y la riqueza a creaturas poderosas, de la misma manera que las tzitzimime resguardaban las bibliotecas y templos aztecas. Conocimiento, riqueza y fuerza, los tres pilares del poder se encontraban simbolizados por la


presencia de los karibúes a la entrada de los recintos de importancia estratégica. En la jerarquía celeste, los querubines pertenecen al orden superior y se caracterizan por su masa de conocimiento, es decir, por su efusión de sabiduría: la denominación de querubín enseña, por otra parte, la aptitud en conocer y contemplar a Dios, recibir los más altos dones de su luz, acoger en sí los dones que vuelven sabio y comunicarlos a continuación a las escencias inferiores.

KARIBÚES a la entrada del templo se Salomòn. Grabado del siglo XVIII basado en Inscripciones cuneiformes de la placa 475 de Persèpolis.

EN EL ARCANO XXI del Tarot que representa a El Mundo, aparecen los “cuatro querubines” vistos por Ezequiel ocupando las cuatro esquinas de la imagen. Quien domine al querubín, dominará al mundo.

LAS FIGURAS representando al karibú abundan en todo el Oriente Medio Antiguo. Esta pieza fenicia data del siglo V A.C.

KERUBIM y otros cuentos

43


Soy Zofiel ‌

Buenos clientes.

Traigo clientes.

Pasen.

44

KERUBIM y otros cuentos


El Señor Leonides Arcángel.

Angelero, y de los buenos.

Tanto gusto, Se…

¿Qué buscan?

ñor… Leo…

Querubines…

¡Largo!

Buscan querubines.

No tengo querubines

¡Vamos! ¡Sì tienes! ¡Y los tienes aqui!

¡Sí tienes!

¡No!

Señor Leonides…

Pagaremos lo que sea.

Tenemos con qué…

KERUBIM y otros cuentos

45


Fueron los cristianos quienes dieron la forma antropomorfa de los karibúes. El motivo era que olvidaran sus orígenes guerreros y se convirtieran a la recién nacida religión cristiana. El nombre después se adaptó quedando instituida la palabra “querubín”. Durante los primeros siglos de nuestra era hasta la Edad Media, la distinción entre querubín y serafín era disfusa. Tanto en la cultura judía como cristiana se dice que Dios ha situado delante del Jardín del Edén a un querubín, que blande una espada flamígera para guardar el camino al Árbol del Conocimento. Los karibúes hembra y homosexuales fueron llamados “esfinge” por los griegos. Su cometido era el mismo que el de los machos: resguardar el conocimento, pero sus métodos variaban. Antes de hacer uso de la violencia permitían el acceso al conocimiento sólo a aquellos que fueran capaces de comprenderlo; para averiguar si el candidato era el idóneo se valían de intrincados acertijos que el pretendiente tenía que descifrar. Curiosamente, estas especies no evolucionaron hasta tener un cuerpo infantilizado, de algún modo fueron discriminados por el statu quo cristiano proclive a la discriminación de la mujer en asuntos del poder. ESTA ES una representación de Hypnos, el dios griego del sueño, quien posteriormente, ya bajo las directrices de la Iglesia Católica, pasaría a ser el modelo para la imagen del serafín contemporáneo. LA TAXIDERMIA angelológica está de acuerdo en considerar a los serafines y querubines como descendientes comunes del karibú. Karibú sumerio.

Periodo de “la evolución oscura”.

Querubín bizantino-medieval.

Querubín actual. Serafín actual.

46

KERUBIM y otros cuentos


IMAGEN del siglo VIII de un querubín cristiano de seis alas y cuatro cabezas, proveniente de España. De este querubín original derivan las actuales especies de querubines y serafines. En algún momento el querubín y el serafín se confunden con este querubín inicial

RECIENTEMENTE, se han visto querubines infernales. No se registra en la Historia Demonológica ningún caso de “karibú caído”, lo más seguro es que se trate de querubines manipulados genéticamente por diableros.

QUERUBÍN expulsando a Adán y Eva del paraíso luego de que la pareja ha probado los frutos del Árbol del Conocimiento. En esta representación española del siglo III, el querubín aún está a medio camino entre el querubín medieval y su imagen actual.

EN EL RENACIMIENTO muchas deidades grecolatinas fueron incorporadas al bestiario católico y se le otorgó a los querubines la forma del dios Eros-Cupido, que es la forma que conocemos actualmente. Su nombre en italiano es putti, y el plural es putto. Así, estas magníficas bestias karibú quedaron atrapadas en cuerpos de inocentes e inofensivos niñitos mofletudos.

KERUBIM y otros cuentos

47


Mire.

¿Qué dice?

No, no, no... Ademas ya estan apartados.

¿Y cuantos quieren?

Triplicamos lo que le ofrezcan...

¿Sólo uno?

48

KERUBIM y otros cuentos

Sólo uno.

Sólo uno.


Señores...

¡Dios mío!

Por acá.

Pero... ¿Por que están atados?

Y... huelen a... ¿borrachos?

¡Pero esto es una salvajada!

KERUBIM y otros cuentos

49


KERUBIM y otros cuentos


Soltarlos.

¿Qué piensa hacer?

?

¿Qué?

¡Pero Señor!

¡Ni se te ocurra tocarlos, ojete!

¡El Señor está en los Cielos, pendejo!

KERUBIM y otros cuentos

51


Tranquilo, cabrón. ¡Yo les dije que podían tocarlos!

¿Que les dijiste qué?

Que podían tocarlos.

¡No mames!

Vamos afuera.

52

KERUBIM y otros cuentos

¡Estas bestias NO son mascotitas! ¡Y tu lo sabes!


Generalmente, los querubines se piden vivos; ésto complica su captura, pues hay que atraparlos por sorpresa, de lo contrario se defenderán, y para ello recobrarán su forma primitiva. Ya transformado la tarea no es fácil, es necesario embriagarlos con chínguere, que se les puede hacer ingerir directamente o aplicar con dardos. Dado lo riesgoso de la tarea lo recomendable es el uso de dardos, aunque de esta forma el efecto del licor es más retardado y el karibú puede reaccionar si localiza de dónde viene la agresión. Los karibúes son famosos por su fiereza, lo mejor es evitar su transformación en la medida de lo posible. Recientemente, empresas japonesas han puesto de moda la organización de safaris. Los cazadores de ángeles “tocan” a los querubines y después los sueltan medio embriagados para ser cazados con relativa facilidad. El querubín que se usa en este evento ya suele tener el hígado destrozado por el chínguere, pero aún así conserva en buena

EMBRIAGADO, el querubín recobra su forma angelical, y entonces se facilita su manipulación. Si bien los querubines no suelen ser viciosos, es fácil hacerlos adictos al chínguere. Cuando los querubines se mantienen en cautiverio, lo recomendable es alcoholizarlos y nunca usar en ellos ningún tipo de droga dura, eso los aniquila.

medida su agilidad. Los participantes de estos safaris llegan a pagar grandes sumas, todo con tal de tener un querubín disecado sobre la chimenea.

PARA MANTENER embrutecido al querubín por largos periodos de tiempo, sin anular del todo sus capacidades, se le suministra chínguere a través de enemas. Este es un enema de barro, usado por nahuales en el siglo XVIII, durante las Guerras Oníricas.

KERUBIM y otros cuentos

53


Para la caza del querubín es recomendable tomar algunas medidas: 1. Observe la dirección del viento. Evite que las corrientes de aire lleven su aroma al querubín. El olfato del querubín es sumamente sensible. 2. Sea amable. A pesar de su rudeza, los querubines aprecian la cortesía y se dejan atrapar fácilmente si se cumplen algunas normas elementales de buen trato. 3. Controle su miedo. O de ser posible, anúlelo.

54

KERUBIM y otros cuentos

Nada irrita tanto al querubín como el olor del miedo. Aunque las probabilidades de morir o salir gravemente herido son altas, no tema ni al dolor ni a la muerte. Si Ezequiel sobrevivió a su visión fue porque su estado de fascinación fue superior a su miedo. 4. Cante. Si usted es bien entonado cante con suavidad, eso arrulla al querubín y lo induce al sueño.


Cherub hunter full gear. El equipo para la caza del querubín es fundamental para una experiencia excepcional, y en caso de enfrentar a un querubín transformado en la bestia mesoriental original la experiencia es simplemente inolvidable. Mostramos un equipo completo según la norma del Consenso de Washington para la caza y sometimiento de la bestia. Casco con equipo DEVG, para quienes no son capaces de ver ángeles.

Kit encandilador de querubín con baterías y rastreador automático.

Kit para caza de querubín vivo con rifle lanzadardos y red de cabello de ángel.

Dispositivo amplificador y corrector de canto.

Botas tratadas con feromonas de esfinge, para la caza de kerubín en celo. Cinturón portachínguere, útil como recarga de dardos o simplemente para ponerse pedo.

Todo el equipo se puede conseguir en Tenoch 40, sótano.

KERUBIM y otros cuentos

55


Una actividad que requiere querubines enteros y sin alcoholizar es la karibumaquia, un deporte temerario que se practica cada vez menos. Desde el siglo XVII hay cazadores de ángeles que gustan de la lucha cuerpo a cuerpo con el karibú, se corren apuestas y la lucha es a muerte. Los peleadores son generalmente los mismos cazadores de ángeles, quienes al resultar victoriosos van adquiriendo prestigio entre sus colegas. Aunque el karibú gane de todos modos será sacrificado; aunque si los apostadores consideran que la bestia ha dado una buena lidia, se le concede el indulto y se libera al karibú.

Si bien a los karibúes de combate se les suele mutilar las alas para restarles movilidad, los combatientes de karibúes mas osados y experimentados los prefieren alados.

Hay dos maneras de mutilar las alas, una es aprovachando su estado de infante, y aunque las alas son de menor tamaño la materia prima obtenida resulta de excelente calidad en el procesamiento de droga. Tambièn es frecuente que se mutilen las alas del querubín cautivo, de esta forma se alcanza un mayor parecido con las crías humanas y se evita que se lastimen a sí mismos en sus intentos de huida.

De las plumas de ala de karibú no se obtiene gran cosa, aunque de los karibúes más viejos aún las viejas plumas pueden dar excelentes cigarrillos que provean efectos similares a la anfetamina.

56

KERUBIM y otros cuentos


¡Veanlos, Señores! ¡Con total confianza! Volveremos enseguida.

¿Qué traes, cabrón? ¿Yo?

Son tus pinches clientecitos… Nomás no me gustan nada.

¿No querías dinero? ¡Pues estos tienen…

y mucho! ¿A qué se dedican tus clientes?

Hazte pendejo... ¡Ah! ¡Conque desconfias!

No seria la primera vez...

KERUBIM y otros cuentos

57


¿A qué te asomas? No hay nadie más. ¿Qué quieres ver?

¿No los quieren para prostituir…

para hacer porno?

o…

¿Qué paso?

No quiero al pendejo de Garmendia por aquí, cabroncito!

Sabes que ese no es mi negocio.

¡Tranquilo! ¡No es así el pedo!

¿Para qué quieren los querubines?

No te lo puedo decir.

58

KERUBIM y otros cuentos


KERUBIM y otros cuentos

59


Al dotar al querubín con el cuerpo de Eros, la Iglesia Católica quiso darle un aspecto más amable, y de paso se deshizo de un dios pagano y concupiscente; pero nadie contó que con este cambio sólo lograrían acentuar los más profundos conocimientos eróticos yacentes en el alma del karibú. El mercado negro de pornografía y las redes de prostitución valoran mucho a los querubines; éstos no cuentan con registros, nadie les reclama, si mueren no hay quien pregunte por ellos y son inmunes a las enfermedades venéreas y de la sangre. Se les usa por igual en su forma infantil o como bestias sumerias, en ambas formas se requiere mutilarlos; esto no sólo los hace manipulables sino que impide su crecimiento, lo que resulta ventajoso pues mantienen su juventud por más tiempo. Como bestias son muy requeridos, pues a diferencia de los caballos son más inteligentes y poseen abundantes conocimientos en las artes amatorias del mundo antiguo. Se han encontrado evidencias que testimonian la existencia de querubines niña. Hasta donde se sabe, las esfinges no recibieron forma antropomorfa y por lo tanto no existen los querubines niña. Se cree que se trata de niños a los que se les ha practicado la penectomía o de meras manipulaciones genéticas.

CUANDO EL QUERUBÍN se usa para la prostitución o hacer videos pedófilos, se le mutilan las alas y se le castra. La castración no impide la erección del pene, pero sí reduce los impulsos agresivos que conforman sus mecanismos de defensa

60

KERUBIM y otros cuentos

En forma de karibú el querubín es empleado para la producción de videos de zoofilia. Se les suele disfrazar para hacerlos pasar por animales domésticos ordinarios. Los consumidores de pornografía zoofila se incomodan ante el rostro humano del karibú.

RUBÉN GARMENDIA, El Zar Antipedófilo. Miembro de la PFP inició rastreando tráfico de infantes. A partir de ciertas experiencias místicas en el internet, Estrada comienza a perseguir obsesivamente el tráfico de querubines. El éxito obtenido desmantelando redes de proxenetas le ha valido el respeto de la corporación aunque se cuida de mencionar que lo que rescata no son humanos, sino querubines.


KERUBIM y otros cuentos

61


¿Cómo no vas a poder, pendejo?

¡Primero cálmate!

¿Para qué los quieren?

OK

No te lo puedo decir.

¡Chingao! ¡Toma el dinero y ya!

¿Para qué los quieren?

La policía anda muy cabrona. Mejor dime.

¡Un niño!

62

¿Me están poniendo una trampa?

KERUBIM y otros cuentos

No quieren querubines.

Quieren un niño.


¿Para qué quieren un niño?

¡Cálmate, chingao! ¡Aguanta!

¿Y si son traficantes? ¿Gente de El Señor de los Cielos?

Pero... ¿Qué tienes en la cabeza? ¿eh?

¿Te estás metiendo polvo o qué? ¡No es nada de lo que estás pensando!

De veras...

KERUBIM y otros cuentos

63


Fragmentos del Códice Nahual, escrito por Juan Diego Cacamatzin. Robado del AGN.

La venta de niños era corriente en la América precortesiana. En las sociedades agrícolas de Mesoamérica los niños eran vendidos como mano de obra doméstica. A la llegada de los españoles, los monjes mendicantes trataron de impedir esta costumbre; sin embargo los indios, reacios de abandonar el usufructo de la mano de obra gratuita, encontraron entre los querubines que arribaron al continente el sustituto ideal de los niños esclavos. Los encomenderos españoles, quienes esclavizaban la mano de obra india, pronto comenzaron a ver las ventajas de los querubines esclavos y con ellos inició una demanda creciente. Los brujos nahuales, quienes cazaban y domaban a los querubines, encontraron en la venta de éstos a los encomenderos un mercado prometedor que rendía buenos dividendos. Alvar Núñez Cabeza de Vaca descubrió las propiedades alucinógenas y curativas de la carne de ángel. Luego de que naufragara la expedición para conquistar Florida, durante su travesía por el desierto del norte de América, al borde de la

Visualización de Alvar Nuñez Cabeza de Vaca ingiriendo carne de ángel para evitar morir de inanición. Robado de JGC/PhotoStock.

64

KERUBIM y otros cuentos

inanición, imploró al Cielo pidiendo por maná. El Cielo envió un ángel, al que Alvar mató y devoró. No sólo desapareció el hambre, las quemaduras hechas por el candente sol sanaron y la salud fue recuperada totalmente. El resto del ángel fue hecho carne seca. En su encuentro con las comunidades nómadas, Alvar usó esta carne para sanar y paliar el hambre de


la gente enferma. Cuando Alvar se reencuentra con los suyos y es nombrado Gobernador del Río de la Plata por Carlos I, en Paraguay, enseña a los indios a matar y preparar ángeles con fines curativos; el conocimiento se propaga pronto y llega hasta los nahuales mexicanos que adoptan el uso de ángeles como droga y medicina. Alvar fue castigado por esto, acusado de apoyar la resistencia indígena. En las grandes concentraciones urbanas del siglo XX, las culturas agrícolas van perdiendo terreno, se multiplica la violencia en las periferias de las ciudades y surgen los cinturones de miseria. Es ahí donde el uso de ángeles como medicamento o para inducir al éxtasis

CEMENTERIO clandestino de querubines, encontrado cerca de una mina de Huaypetue, Perú. La venta de querubines como esclavos tuvo su auge de los siglos XVI al XIX, y permanece hoy en dia aunque ha reducido, sobre todo porque el comercio sexual, el tráfico de órganos y de droga ha diversificado la demanda de manera considerable.

shamánico va perdiendo sentido y, poco a poco, la carne, sangre y huesos angelicales se transfroman en mercancía ilegal. El tráfico se organiza, a veces como feudos, a veces como empresas caseras, pero siempre de la mano de la miseria. Los cazadores, herederos del don de tocar ángeles, pierden sus costumbres guerreras y adquieren los hábitos de la pobreza. A partir de entonces, los cazadores de ángeles son simples parias, parte de una casta que ha perdido su herencia. Cuando la matanza de querubines se vuelve excesiva, se hace notar a los ojos de las huestes celestiales, que enseguida organizan pesquizas para capturar y matar a los traficantes. Esto, en términos de mercado, se traduce en que siempre hay pocos querubines a muy alto precio, haciendo del oficio de traficante un negocio rentable y de cómodo manejo, si no se abusa de la caza de querubines.

QUERUBÍN flagelado. Los nahuales vendían a los querubines ya mutilados y castrados. Sobre las cicatrices de la mutilación solían agregarse las de los azotes inflingidos por los encomenderos españoles.

KERUBIM y otros cuentos

65


El tràfico de querubines para adopción también es un jugoso negocio, aunque también representa algunas complicaciones. Las personas que adoptan querubines los abandonan, sobre todo cuando no pueden controlarlos en su forma de karibú. Al final estos querubines de la calle terminan siendo un serio problema que después los mismos traficantes resuelven al recapturarlos. Un ejemplo de cómo el uso de querubines va sustituyendo prácticas bárbaras del hampa es la sustitución del uso de muñecos. Los muñecos son niños robados a los que se les mata y se les rellena de droga. Así, en los aeropuertos se les hace pasar por dormidos, evadiendo las revisiones. El uso de estos “muñecos” es una costumbre que se ha venido sustituyendo por el tráfico de querubines vivos. Al enterarse del uso de “muñecos”, las autoridades

comenzaron a revisar incluso a los niños de brazos. Los querubines, en cambio, son la mercancía viva, son más versátiles, se les puede colocar tanto en el mercado de órganos como en el de esclavos, el de droga, el sexual o el de adopciones; no necesitan cuidados especiales y pasan las revisiones con más facilidad, si de antemano se les ha entrenado para ello.

LOS EJECUTORES de traficantes portan dorados cascos craneales hechos de oro macizo.

OTRA modalidad que cobra auge son los querubines para adopción.

MUÑECO confiscado en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México. Éste en particular es un caso desconcertante de estupidez traficante, pues el muñeco contenía Polvo de Ángel.

66

KERUBIM y otros cuentos


Importada desde Bagdad La mejor carne de karibú jamás probada ...

Aprobado y certificado con los estándares internacionales de Huntington Meat Enterprises Co.

KERUBIM y otros cuentos

67


EN EL DEPARTAMENTO de Caquetá, en Colombia, territorio controlado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, se crían karibúes vivos que pacen yerba coca protegidos por la guerrilla; las FARC venden cocaína base, pero curiosamente no trafican con querubines. La existencia de karibúes en estado semisalvaje en esta región, ha sembrado dudas en los expertos angelólogos, quienes ahora no se ponen de acuerdo en cuál puede ser el tipo de conocimiento que resguardan los querubines, ya sea en su forma angelical o en su forma de karibú primitivo.

YA DECLARADO muerto, Amado Carrillo, mejor conocido como El Señor de los Cielos, se ha propuesto controlar el mercado de ángeles y querubines en todo el continente. Aliado con cárteles pro-norteamericanos, El Señor de los Cielos combate contra las FARC y contra los grupos independientes de cazadores de ángeles que se niegan a subordinarse a su mandato.

68

KERUBIM y otros cuentos

LAS GUERRAS entre bandas rivales suelen ser cruentas, y lo son más desde que El Señor de los Cielos persigue a toda competencia por insignificante que parezca. La discreción al operar es un factor de supervivencia para los traficantes que trabajan solos.


! Cálmate.

Habla con ellos. Te conviene tenerlos de clientela.

¡Epa!

¿Qué jijos de la chingada están haciendo?

¡Estamos evitando una canallada!

KERUBIM y otros cuentos

69


¡Lo que quieren es joderme el negocio!

¿Que mas traen en la maleta?

¡La maleta!

¡Animal!

70

KERUBIM y otros cuentos


¿Se da cuenta de lo que ha ...

¡Ya basta! ¡Por el amor de Dios!

KERUBIM y otros cuentos

71


ยกAun me quedan tres balas!

Y a mi seis.

No, no, no.

72

KERUBIM y otros cuentos

ยกMira nada mas!


¡Qué puto desmadre!

¿Eran gente de Carrillo, verdad?

¿Qué?

¡No lo puedo creer!

O sea que...

¡Pendejo! ¡Reverendisimo pendejo!

Que a mi no me ves la cara de...

Esta gente no era lo que piensas.

KERUBIM y otros cuentos

73


¿Entonces?

Eran corredores de arte.

¿Y para qué querían al querubin?

Para adoptarlo.

Nadie sabe que estan aquí. No te preocupes, nadie va a venir por tí.

No está muy bien visto que las parejas homosexuales adopten niños humanos... ...asi que intentaban adoptar un querubín.

¿Y por qué no lo dijiste desde el principio?

Porque me pidieron discresión.

¡Porque eres un homófobo de mierda!

Si te digo, ni siquiera nos hubieras abierto la puerta.

Bueno... discresión, entonces... Esperemos que nadie haya visto nada desde alla afuera...

74

KERUBIM y otros cuentos

Y porque...


ยกAyudame a limpiar este cochinero!

KERUBIM y otros cuentos

75


Karibumaquia

kombate

mortal Textos por Juan Edén Sandoval / Fotos por JGC Press

Peleas clandestinas de ángeles en todas sus modalidades: ángel contra ángel, ángel contra diablo, ángel contra hombre, hombre contra diablo. Hay quien defiende estas peleas argumentando que es parte de una tradición de resistencia en contra de los monstruos llegados de occidente hace 500 años, pero de todos es sabido que el motor principal de las peleas son las apuestas.

76

KERUBIM y otros cuentos


EL legendario Mezcalito, un karibú sanginario y burlón que solía retomar su forma angelical en el momento de rematar a sus oponentes.

KERUBIM y otros cuentos

77


Algunos combatientes logran una gran simpatía entre los aficionados y no dudan en adoptar algunas maneras propias de la farándula. En el año 1994 Nicolás El Sub-Zero Guillén comenzó a pelear con máscara de luchador. A pesar de que todos sabían su identidad “secreta”, El Sub-Zero no cejó en su empeño por ser El Enmascarado de Chiapas. Aunque el enemigo que lo venció poco a poco fue la paulatina decadencia de su técnica, sigue despertando simpatía como una de las leyendas vivientes de la karibumaquia.

78

KERUBIM y otros cuentos


ay dos Santas Fes, la de los pobres y la de los ricos. En la Santa Fe de los ricos no falta nada, tan no falta que no es necesario bajar. ¿Bajar a dónde?: pues a abajo, al resto de la ciudad, a donde están los de abajo. La Santa Fe de los pobres, aunque esté en lo alto, siempre estará abajo. De noche, el alumbrado público parece lo que se ve en ácidos viendo un casco de cauguama hecho añicos a la luz de una vela. Las esquirlas se desparraman hasta el fondo de barrancas que antes albergaban ríos que nutrían a un lago. Ahora, en el fondo de esas barrancas hay abajo y mas abajo. Abajo del abajo hay mas abajo, ahí en el remoto abajo donde dicen que solo hay pobres y mas pobres se practica un deporte que implica mucho dinero. La karibumaquia. Peleas clandestinas de ángeles en todas sus modalidades: ángel contra ángel, ángel contra diablo, ángel contra hombre, hombre contra diablo. Si bien, entre los ángeles de pelea la mayoría son querubines, de vez en cuando aparece un serafín corrupto, o un arcángel menor expulsado a tierra. Si admitimos que los demonios son ángeles caídos, pero ángeles al fin, podemos decir que la karibumaquia consiste en el combate cuerpo a cuerpo entre los seres del cielo y seres de la tierra. Los organizadores no son ángeles, son humanos que capturan y crían a los ángeles para el combate. Los combates son a muerte y no son mas sanguinarios que las peleas de gallos, de perros o las corridas de toros, pero suelen ser o repugnantes o adictivas para el espectador. Hay quien defiende estas peleas argumentando que es parte de una tradición de resistencia en contra de los monstruos llegados de occidente hace 500 años, pero de todos es sabido que el motor principal de las peleas son las apuestas. Los ángeles y demonios destinados al combate en el ruedo se entrenan y preparan especialmente, se les cría y se les deforma para afectar sus cualidades y garantizar que su estrategia de combate solo será a través de la fuerza y la malicia. El especímen mejor apreciado para el combate es el querubín, en su forma montruosa de guardián persa durante el combate y en su forma de cupido durante la crianza. La ventaja de mantenerlo en estado pueriforme reduce los gastos de manutención. “Es una chamba muy peligrosa”, dice el

KERUBIM y otros cuentos

79


Las luchas entre humanos y ángeles, entre ángeles y ángeles caídos no es nueva, los registros se remontan hasta la creación misma cuando Luzbel se rebeló a la autoridad divina. Posteriormente, el Antiguo Testamento nos revela las relaciones entre los hombres y los ángeles, que van de la cópula al combate. De pronto es imposible saber si un ángel y un hombre cuando se abrazan, se muerden o se besan.

Willy, uno de los criadores, ¿para los peleadores?, “No, para nosotros” dice y estalla en una risotada. “Siempre acaba uno mordido o pateado”, y se levanta la camisa mstrando que le falta un trozo de costado, se adivina una mordida clara en la forma de la herida. Al principio los combates eran organizados solo enfrentando querubines en forma de karibúes, poco a poco en la medida en que se fueron depurando las técnicas de captura de ángeles y demonios se incorporaron especies del infierno y de otros coros celestiales. El primer combate que se tiene registrado figura en un folio de la Inquisición de la Nueva España, fechado en 1740 y donde se acusa de promover tales combates al “mulato libre” José Antonio Mendoza, acusado de “maestro cimarrón” y al “mestizo” Juan Diego Cacamatzin, acusado de “nahual diablero”. Ambos organizaban los encuentros e invitaban a los españoles criollos para correr apuestas. El nombre

80

KERUBIM y otros cuentos

de esta práctica lo acuñó Antonio Mendoza, acusado de “maestro cimarrón”. Estos “maestros cimarrones” eran laicos que invadían el monopolio del clero relativo a la prédica y la administración del culto. Antonio Mendoza era ademas un autodidacta aplicado, gustaba de estudiar teología, conocía latín y tenía una cultura muy por encima de la media. Juan Diego, era nahual y es muy probable formara parte de la escuela de cacería de ángeles que se fundara posteriormente a Alvar Nuñez Cabeza de Vaca. En el siglo durante las reformas borbónicas los espectáculos clandestinos sufrieron una persecusión importante y se desató una cruenta guerra contra el nahualismo. A los criadores de querubines y diablos de pelea se les llama a todos “diableros”. El ruedo donde se llevan a cabo los combates se le llama hoyo, suele ser amplio, con mínimo del tamaño de un ruedo para toros, generalmente, antes de que se enclinchen las fieras


Aunque los nahuales no están considerados como diablos por los diableros, se les permite participar. Después de todo un nahual fue uno de los fundadores de este tipo de combate.

suele haber una serie de persecusiones y tanteos que requieren de espacio, pues aunque las bestias de combate suelen llevar las alas mutiladas para no volar su capacidad de salto no solo se mantiene en forma, sino que incluso ha sido desarrollada. Los hoyos se improvisan en fábricas abandonadas, ciudades perdidas u hondonadas ocultas en la sierra donde solo entra el narco y los dólares en cash. Para un diablero “estar en el hoyo” se refiere a estar enfrascado en un fuerte combate con pocas probabilidades de sobrevivir. A veces los choques son tan cruentos que los dos contendientes acaban muertos. En estos casos se declara ganador al que muere al último. Frecuentemente los peleadores resultan tan mutilados que son inútiles de por vida para otro combate, entonces se les deja a su suerte abandonados en algún basurero, unos mueren, y los que sobreviven quedan vagando alimentándose de carroña y sobreviviendo gracias a la rapiña. Algunos de

“Es una chamba muy peligrosa... Siempre acaba uno mordido o pateado” dice el Willy. estos peleadores de desecho son recuperados para ser usados como “sparrings” para entrenar a combatientes mas jóvenes, los cuales son alimentados con la carne de estos mismos “sparrings” para incentivar los impulsos angelocidas. No se sabe si los demonios y karibúes de pelea son alimentados también con carne humana pero no se descarta la posibilidad, aunque esta práctica esté mal vista entre los entrenadores. El diablero debe estar en actividad constante en torno a su bestia, el trabajo sin descansdo suele ser lo idóneo

KERUBIM y otros cuentos

81


A veces los choques son tan cruentos que los dos contendientes acaban muertos. para domar diablos, y para mantener a los karibúes concentrados. Si un diablero descansa, el diablo puede rebasarlo y devorarlo, en caso de ser un karibú, éste perderá concentración y las calamidades caerán sobre el entrenador una tras otra. El Mongús es un demonio de pelea excepcional. Invicto. Ha logrado sobrevivir 23 peleas, todo un record. Le han sido cortadas las orejas y el rabo para tener menos puntos donde ser mordido en

82

KERUBIM y otros cuentos

La actividad del diablero puede ser muy riesgosa, repentinamente la fiera en el hoyo puede desbordarse, el diablero puede perder el control y acabar muerto por su propia fiera.

combate. Ostenta tatuajes que han sido hechos con el fin de acrecentar su agresividad y una cornamenta “bonsayada”. El “bonsayado” es una técnica robada del cultivo de los árboles bonsai y se aplica a las cornamentas y callosidades que los seres angelicales desarrollan en el combate. Se ignora cuándo apareció, la mención mas antigua al “bonsayado” se remite a 1650, así que muy probablemente el bonsayado fue traído a la Nueva España por la misión jesuíta de Hasekura, proveniente de Japón y que arribó a Acapulco el 25 de enero de 1614. Ésta noche son las últimas peleas de El Mongús, de triunfar en este encuentro será jubilado, se le tatuarán rezos que calmarán su espíritu asesino y podrá preñar hembras de demonio que de no estar tranquilo mataría antes de copular. Nadie quiere enfrentarlo. Su criador es El Alejo, un diablero joven. El Alejo se levanta en el centro de el hoyo y muestra arrogante un fajo de billetes de 100 dólares. Aún no hay quien rete a El Mongús. De pronto salta


Regularmente las alas son mutiladas, sobre todo si no se cuentan con espacios que permitan desplegar grandes vuelos. Los combates aéreos son sumamente espectaculares, aunque muy raros por las complicaciones que conlleva. Generalmente, los encuentros se realizan en espacios cerrados, y aún así, el aleteo de un karibú a ras de suelo sigue siendo un espectáculo hipnótico. A veces se realizan topones, que son encuentros de calentamiento, no a muerte, con fieras completas, sin mutilar.

un espontáneo, es hombre pequeño y enjuto, de sombrero y bigote ralo. El hombre decide enfrentar a El Mongús. Complacido El Alejo sonríe, confía en que El Mongús ganará. El retador dice llamarse Juan Manuel. Por reglamento, los humanos que combaten deben cubrirse con un arnés de grueso cuero que consta de coderas, guantes y faja para el combate, aunque por reglamento, si el peleador decide puede combatir como le plazca, incluso sin arnés. Juan Manuel se desnuda de la cintura para arriba, se queda con su pantalón de lana y botas mineras, comienza a vestirse con el arnés de combate. Juan Manuel también lleva tatuajes de combate y varias cicatrices, algunas profundas que parten los tatuajes que se ven como si estuvieran reflejados en un espejo ahumado y roto. El juez del hoyo administra a los corredores de apuestas. El retador humano toma una malla de metal que le ha sido proporcionada como única defensa. Mientras Juan Manuel se aprieta el arnés el diablero de

El Mongús comienza un ritual extraño a los profanos pero familiar e imperioso para los apostadores: el diablero comienza a lamer a El Mongús. Comienza por lamerle el rostro y baja por el cuello, la saliva se mezcla con el sudor de la bestia, el diablero baja por el cuello y sigue a la espalda, los hombros y la parte superior de los brazos, la saliva y el sudor hacen que su piel se ponga brillante. Al final el recorrido la lengua del diablero termina en el ano de la bestia. Los apostadores aplauden, ahora saben que El Mongús no lleva veneno en la piel. Cuando las apuestas se cierran el juez da la orden a los oponentes. Un sonoro aplauso y el grito del juez son la señal de arranque. Los apostadores están furiosos. Juan Manuel, sin herir al oponente logró asfixiarlo. El Alejo, con las venas del cuello inflamadas por la ira no quizo detener el combate para salvar a El Mongús. Dejó que muriera asfixiado entre las piernas del sorpresivo espontáneo.

KERUBIM y otros cuentos

83


La orgullosa cornamenta bonsayada de El Mongús sirvió para hacer palanca y colocar la dentadura del demonio lejos de la carne del enjuto retador. Al terminar el combate se le entrega a Juan Manuel su dinero: recibe, aún jadeante y sudoroso cinco gruesos fajos de billetes de 100 dólares, que no son su paga, sino lo que les fue ganado a los apostadores por fuera. Los apostadores abuchean. El Alejo se niega a recoger el cuerpo de El Mongús, inerte sobre la arena. Se retira del ruedo evidentemente iracundo. Los apostadores que perideron por apostar a El Mongús siguen abucheando hasta que Juan Manuel levanta los tres fajos de dólares y un puño que levanta y lleva al pecho alternativamente. La señal indica que apuesta a sí mismo todo lo ganado y su paga por los combates en su siguiente pelea. Los apostadores se inquietan, un bloque de apostadores elije a un represantante para hablar con el juez del hoyo, el único hombre armado del lugar. Deciden que entran al nuevo reto del espontáneo pero que ellos elegirán, por consenso, al oponente, y que no habrá cala de veneno. Juan Manuel acepta levantando las manos y encojiéndose de hombros, mirando fijamente al representante de los apostadores y asintiendo con la cabeza al juez del hoyo. La siguiente bestia es un querubín llamado Huracán. Lo trae un indio de Neza que se dedica a hacer huaraches y a la crianza de querubines de combate. Huracán viene en su forma de querubín, vendado de los ojos y de la mano del hombre, se paran al centro y el diablero lo abofetea para despertarlo. Debido a su fiereza los querubines suelen estar embriagados todo el tiempo para mantener su forma infantil, pero éste es momento para reanimarlo. El querubín lleva alas, no le han sido mutiladas, lo cual indica que es animal destinado a la lidia mayor, generalmente para combatir con demonios, otros querubines o suicidas. No parece ser el caso de Juan Manuel que decide pelear con el arnés, solo quitándose la faja. El indio de Neza abofetea al querubín hasta hacerlo enojar, el niño emite un grito profundo que delata su fiereza, los apostadores aplauden y gritan animados. Después el diablero saca polvo de ángel que lleva en un morralito al sincho, prepara una pipeta que introduce en las fosas nasales del querubín y sopla una fuerte dosis. Huracán se revuelca dolorido. La borrachera se le corta enseguida y comienza a mutar en karibú. Cuando la mutación termina la bestia ya

84

KERUBIM y otros cuentos


Cuando un combatiente ya no puede seguir peleando por sus heridas, pero tampoco alcanza la calidad para pie de crĂ­a se le sacrifica para alimentar a otras bestias de combate. Hay algunos tan deteriorados que no sirven ni para alimento. Se les deja libres, pero su grado de daĂąo es tal que ni siquiera pueden cazar. Terminan comiendo carroĂąa en los basureros. Un final amargo para un gladiador gallardo.

KERUBIM y otros cuentos

85


Paulatinamente el empuje de la corriente globalizadora y neoliberal también comienza a hacer estragos en el ritual de la karibumaquia primigenia, no solo se están incorporando formas de presentar las peleas que se heredan directamente de los shows televisivos sino que las mismas televisoras se interesan cada vez más en legalizar y monopolizar la transmisión de los combates. El argumento base es que como los demonios y karibúes no son técnicamente ni seres huamnos ni animales por ser celestiales, no está prohibido lastimarlos.

hace honor a su nombre, un karibú de dos metros de alzada completamente tatutado, en su pecho lleva el conteo de víctimas, es difícil contenerlo, su aliento huele a muerto. Los gritos de los apostadores son tan ensordecedores como los bramidos de Huracán. Juan Manuel se mantiene de pie, impávido y espectante. Mira fijo al animal, lo mide. El diablero, ayudado de tres asistentes para contener a la bestia se prepara a quitarle la venda a Huracán en cuanto el juez dé la orden. Las apuestas se han cerrado. El juez se para al centro y da la orden de arranque de combate. Al quitarle la venda a Huracán lo primero que ve es a Juan Manuel. Huracán se avalanza sobre él. Juan Manuel espera al último momento y antes de ser aplastado se escurre bajo las patas de Huracán. Huracán trastabillea y se va de hocico. Comienza una corretiza por todo el hoyo. Sin la faja, Juan Manuel ya tiene mas margen de movimiento, es claro que sus tácticas están determinadas por el tipo

86

KERUBIM y otros cuentos

de sus oponentes. Esta vez las apuestas están mas parejas, quienes apostaron por Huracán son los que perdieron apostando a El Mongús y no se resignan a que el espontáneo se salga con la suya. Quienes apostaron por Juan Manuel saben que tienen a un combatiente de cuidado. Atrás de la multitud de apostadores El Alejo llama a varios amigos. Se las han ingeniado para filtrar armas y se preparan para que terminando la pelea, matar al espontáneo y de paso arrebatarle sus ganancias. “Pero acá hay gente de la AFI”. “No hay pedo, ellos también perdieron, me dijeron que me fuera sobres, que no hay pedo”. Por el griterío no se escucha cuando cortan cartucho. Pero Juan Manuel es un combatiente de cuidado. En el hoyo se escuchan los gemidos del karibú.


Mi mamá murió. Nunca la conocí. Apenas nací y ella ya no estaba, quedamos solos en el nido. Una noche caí del nido a tierra, a sus calles, cerca del infierno de todos tan temido. Fuí encontrada por un traficante de querubes y me tomó por uno.

KERUBIM y otros cuentos


Confundida con un querubín me cortaron las alas. Me llevaron a un hermoso lugar soleado y con playas de arena blanca: el infierno. A cambio, permití que hicieran conmigo todo lo que se le puede hacer a una chica, excepto matarme. Conocí los motivos de la vida para darse y extinguirse, y supe del envenenamiento que se contrae con ello. Esa fue la jugarreta que me montaron.


Un dia me harté y pensé que ya no quería estar ahí. Desaparecer es la única forma de crecer. Te transformas en un ser omnipresente: es como ser dios, como ser partícula de polvo, como ser aire. Me agradó esa marejada caliente que bajaba al estómago y sube a la frente al mismo tiempo. La magia es una mierda que no existe. Me fui del iniferno a buscar demonios.


Tengo el muy vergonzoso record de ser la peleadora más joven del hoyo. En los trainings me miran como si fuera el anticristo y en las pláticas de ocasión ni me creen que pueda matar. Extraño el servicio a la habitación de los hoteles. El sudor, la ropa mojada y toda esa sangre recalentada me devuelven al estado ninfómano que con tanta chinga me sacudo peleando. I need sex.


Me largo de este lugar. Me recomerndaron taturame unos conjuros para ser más fuerte y rápida en el combate, pero me tatué las alas que me arrancaron, el dibujo es bello y disimula bien las largas cicatrices que recorren mi espalda. Me acomodo la falda antes de empezar a caminar. Las partículas del perfume se desordenan, cubren toda el área. Algún diablero caminará unas calles detrás de mi. Hará lo posible porque la violación no resulte dolorosa. Yo también.


a n ta a s

i

S tty n

y

M

i

K I

`

l

m

e

a

o

g

l

y

e

n

n

b

r

Me gustan los funerales porque son una buena ocasi贸n para usar medias negras.

KERUBIM y otros cuentos

a

u

c

a

l

l

s

t


comic Cupido

Cupido Román es Policía Judicial, de esos a los que la gente llama cariñosamente Judas. Estudió Leyes, cuida el orden y tiene el don de matar ángeles. Pero Román no hace dinero traficando ángeles, porque no cree en ángeles, ni en predicadores, ni en dioses paganos, solo cree en cosas que la ciencia puede probar con aparatos de medición confiable, cosas como los OVNI o la Vírgen de Guadalupe.

KERUBIM y otros cuentos

93


comic Cupido

No soy lo que piensas, Romàn. Soy un querubìn.

Un antigüo karibù...

¡Un guerrero poderoso!

¡Càllate, ojete!

94

KERUBIM y otros cuentos


comic Cupido

¿Me quieres ver la cara de pendejo? Los àngeles no existen...

¡Como si no supiera que eres un cupido, güey!

¡Ya! ¿Què quieres, cabròn? ¿No sabes lo que quiero?

¿No sabes? ¿No lees el pensamiento, putito?

KERUBIM y otros cuentos

95


comic

Cupido

¿Amor?

¿Quieres amor?

¡No te rìas, puto!

No te rìas.

¡No te rìas, puto!

¡No te rìas!

¡No te rìas!

96

KERUBIM y otros cuentos


comic Cupido ¿Cupido?

¿Cupidito?

¡No!

`ngao... Se me volviò a pasar la mano.

KERUBIM y otros cuentos

97


test

¿Qué tipo de amoroso eres? Cuatro son los rostros del amor del querubín. Averígua qué rostro tienes tú.

98

1. Cuando sueñas, sueñas con...

5. Para tí la cita perfecta...

a). angelitos. b). Dios. c). imágenes y sensaciones proyectadas en la mente ante la baja actividad del yo consciente. d). karibúes.

a). es una caminata en la playa a la luz de la luna. b). en Le Bernardin, desde luego. c). la perfección es inalcanzable, solo se puede tener un control aceptable de las variables. d). no importa, lo que importa es que tenga buenas nalguitas.

2. Cuando estás con tu pareja le llamas...

6. Tu posición favorita en el sexo es...

a). angel mío. b). con un apodo cariñoso que les hace sentir cómplices. c). por su nombre, sin diminutivos. d). monstruo.

a). la de misionero, para ver a tu pareja a los ojos. b). es más importante el entorno. c). el hombre abajo y ella arriba, estadísticamente es la posición políticamente mejor aceptada. d). doggy style, con TODAS sus variantes, es lo mejor para mantener a la pareja vigilada.

3. Consideras que el amor...

7. Si fueras helado ¿de qué sabor serías?

a). es un don divino. b). junto con el dinero y el poder es la manera como Dios te premia por tus esfuerzos. c). es una reacción química necesaria para la preservación de la especie. d). no existe... a menos de te emborraches.

a). Fresa y chocolate. b). Stracciatella a la avellana. b). Considerando que solo es una hipótesis cualquier sabor es aceptable. Me sería más relevante conocer la temperatura del entorno. c). Chínguere con Selz Soda.

4. Consideras que el amor entre hombres...

8. Prefieres las parejas...

a). es una forma de elevación espiritual. b). es inaceptable, a menos de que sean ricos y tengan una casita con vista al Mediterráneo. c). es un ideal social si por hombre se entiende a todo miembro del género humano. d). es cosa de putti.

a). de mi edad, pues hay mas cosas en común. b). jóvenes, inteligentes y con buen cuerpo, de buen gusto en el vestir. c). maduras y con experiencia. d). que ya pesen 50 kilos. Paso de las personas anoréxicas.

KERUBIM y otros cuentos


test

¿Qué tipo de amoroso eres?

Si tu mayoría de respuestas es a eres del tipo amoroso. Te fascinan las aventuras románticas, eres sensible y detallista, buscas la estabilidad y la fidelidad en una pareja. Tu color es el azul y tu rostro de querubín es el humano.

Si tu mayoría de respuestas es b eres del tipo triunfador. Sabes lo que quieres en la vida, has nacido para gobernar el mundo y lo sabes, buscas una pareja que esté a tu altura y que pueda proporcionarte un@ hereder@ capaz. Tu color es el metálico y tu rostro de querubín el águila.

Si tu mayoría de respuestas es c eres del tipo cerebral solo crees en cosas que la ciencia y J.J. Benitez pueden probar, como los OVNI, la, buscas una pareja con los pies en la tierra con la que se pueda hablar directo y sin tapujos. Tu color es el ocre tirando a gris y tu rostro de querubín el buey.

Si tu mayoría de respuestas es d eres un@ verdader@ hijit@ de la chingada, no crees en nada, serías capaz de vender a tu propia madre, es más ¿qué chigados haces leyendo esto?¡cierra esta revista y vete a ver a López Dóriga... Tu color es el negro, el rostro del querubín que te toca es el león, pero debería tocarte el alacrán: ¡ojete!

KERUBIM y otros cuentos

99


Edgar Clement

Nació en la Ciudad de México en el año de 1967. En 1988 inicia su carrera como historietista publicando en el suplemento Histerietas de La Jornada y aunque ha llevado una trayectoria inconstante no ha detenido su producción ni su tarea de ampliar el cosmos surgido a partir de Operación Bolívar, actualmente prepara La Historia del Protector que aparecerá en este mismo sello editorial. En este número el autor recibió el apoyo técnico y algunas aportaciones notables al concepto por parte de:

Luis Ortiz

Nació en el año de 1982 en la Ciudad de México y es editor de la revista online Cometa. También es necesario mencionar el apoyo inicial de Ulises Arvizu para el primer bosquejo de este libro.

www.edgarclement.com.mx www.vuelalibrepiensalibre.com.mx

100

KERUBIM y otros cuentos

Kerubim  

Libro "Kerubim", Edición Caligrama. Se puede comprar la edición impresa tamaño "Capulinita" (13 cms x 19 cms) en www.caligrama.com.mx Aquí...

Kerubim  

Libro "Kerubim", Edición Caligrama. Se puede comprar la edición impresa tamaño "Capulinita" (13 cms x 19 cms) en www.caligrama.com.mx Aquí...

Advertisement