VOLANDO COMETAS

Page 1

¿Sabes qué es el VIH? Daniel no lo sabía, por eso le daba miedo besar a su tía Nieves o tomar un refresco en su casa. También sus padres dudaban de si era conveniente que el niño les acompañara en su visita a la tía. Tras la charla con Enrique se desvanecieron todas las dudas y la familia al completo pudo disfrutar de un fin de semana feliz junto al mar. Fortuny VOLANDO COMETAS Schimel

Este cuento dirigido a los niños pretende ayudar a normalizar la vivencia y la visibilidad de las personas portadoras del VIH, y contribuir a erradicar los prejuicios.

l a n d o o cometas V

Escrito por Lawrence Schimel Ilustrado por Núria Fortuny

ISBN: 978-84-7290-613-6

Edicions Bellaterra

Portada VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 1

04/02/13 10:28


VOLANDO COMETAS (2G)8.indd III

04/02/13 11:10


Volando cometas Escrito por Lawrence Schimel Ilustrado por NĂşria Fortuny Herrero

Edicions Bellaterra

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 1

04/02/13 11:10


VOLANDO COMETAS (2G)8.indd I

04/02/13 11:10


Este cuento está dedicado a todas las personas que trabajan en la educación sobre el VIH/sida

Para las mujeres en edad reproductiva (de quince a cuarenta y cuatro años), el VIH/sida es la principal causa de mortalidad y morbilidad en el mundo entero, mientras que las relaciones sexuales no seguras constituyen el mayor factor de riesgo en los países en desarrollo. Los factores biológicos, la falta de acceso a la información y a los servicios de salud, la vulnerabilidad económica y la relación de poder desigual en las relaciones sexuales exponen especialmente a las mujeres jóvenes al riesgo de contraer la infección por VIH. Organización Mundial de la Salud http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs334/es/index.html

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 3

04/02/13 11:10


El lunes pasado, Daniel estaba cenando con sus padres cuando sonó el teléfono. —Es tu hermana —dijo Sofía, la madre de Daniel, dirigiéndose a Javier, su padre. —Ah, Nieves. Hablaré desde el salón —respondió el padre. —¿Tenemos que esperar a que papá acabe de hablar? —preguntó Daniel. —No, cariño, podemos seguir comiendo, si no, se va enfriar la sopa —dijo Sofía. —Nieves nos ha invitado a pasar el fin de semana con ellos —dijo Javier, cuando se hubo sentado a la mesa. —¿Crees que Daniel debería ir también? —preguntó Sofía—. Si está enferma… —Ya hablaremos de eso luego —respondió Javier. Daniel se dio cuenta enseguida que había algo raro que no querían contarle.

4

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 4

04/02/13 11:10


5

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 5

04/02/13 11:10


6

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 6

04/02/13 11:10


Después de cenar, Daniel se acostó pero no podía dormirse, pensaba en lo que habían dicho sus padres. ¿Por qué mamá ha preguntado si yo también debería ir a visitar a la tía Nieves? ¿Está enferma? ¿Y si tiene el cuerpo lleno de manchas como las del sarampión o la varicela?

7

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 7

04/02/13 11:10


Al día siguiente, Daniel acompañó a su padre al mercado para comprarle un regalo a la tía Nieves. —¿Es su cumple? —preguntó Daniel. —No, claro que no. Pero como vamos a pasar el fin de semana en su casa, le llevaremos algún detalle. Le podemos comprar un jamón, ¿qué te parece? —dijo su padre. —Papá, a mí me gusta mucho el jamón, pero es un regalo muy aburrido. Mira qué cometas más bonitas —exclamó Daniel al pasar por delante de una tienda de juguetes—. ¿Por qué no le regalamos una? Pero enseguida pensó que si la tía Nieves estaba enferma no podría hacerla volar. 8

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 8

04/02/13 11:10


9

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 9

04/02/13 11:10


El sábado por la mañana se pusieron en marcha. En el camino Daniel quería preguntar a sus padres qué le pasaba a la tía Nieves, pero no se atrevió. Le daba miedo que le dijeran que pronto se moriría y también que se enfadaran por preguntar algo que, se veía a las claras, querían ocultarle. Así que se sentó en el asiento trasero del coche y se distrajo mirando por la ventana y contando los coches blancos que pasaban por su lado.

10

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 10

04/02/13 11:10


11

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 11

04/02/13 11:10


12

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 12

04/02/13 11:10


La tía Nieves vivía en Sitges, en un edificio delante de la playa, y en cuanto llegaron salió a recibirlos. ¡No estaba en la cama y su cuerpo no estaba lleno de manchas! ¡No parecía enferma! Al bajar del coche se abrazaron y se besaron, pero cuando Nieves se acercó a Daniel, este se escondió detrás de las piernas de su madre. —No eras tan tímido cuando eras más pequeño —dijo Nieves, con una sonrisa en los labios. Daniel se quedó callado. 13

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 13

04/02/13 11:10


Agarraron el equipaje y subieron al piso, donde Enrique, el novio de Nieves, los estaba esperando. —Esto es para vosotros —dijo Sofía, ofreciéndoles la bolsa con el jamón. —Muchísimas gracias, pero no teníais que traer nada, ya sabéis que siempre sois bienvenidos en nuestra casa —contestó Nieves mientras abría la bolsa. Daniel se percató de que estaban todos muy raros, allí pasaba algo y él tenía que averiguarlo. —Yo quería regalarte una cometa —dijo—. Habríamos podido hacerla volar en la playa. Es tan divertido… —A mí me encantan las cometas, Daniel —dijo Nieves, sonriendo. —Aquí también venden, podemos bajar a comprar una —dijo Enrique—. ¡Qué buena idea has tenido!

14

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 14

04/02/13 11:10


15

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 15

04/02/13 11:10


16

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 16

04/02/13 11:10


Una vez en el salón, Nieves pasó un vaso a Javier. —¡Papá, no lo toques! —gritó Daniel. —No te preocupes —dijo Enrique—. No pasa nada por tocar. —¿Entonces es verdad que estás enferma, tía? —dijo Daniel. —¿No le habéis dicho nada? —preguntó Nieves. —No queremos preocuparlo, es demasiado pequeño —dijo Sofía. —En eso os equivocáis. La ignorancia es lo que más daño hace —se lamentó Nieves. —Quizá tengas razón y esconder la verdad sea peor —admitió Javier. —¿Quieres que hablemos un rato tú y yo? —le propuso Enrique a Daniel. —¿Te pasa algo a ti también? —preguntó Daniel. —No, a mí no me pasa nada —contestó Enrique—. Hace poco me hicieron la prueba y salió todo bien. —Vale, explícamelo entonces —dijo Daniel.

17

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 17

04/02/13 11:11


Enrique y Daniel bajaron a la playa para dar un paseo y charlar. —¿Tú sabes qué es un virus? —empezó preguntando Enrique a Daniel. —Pues no, cuéntamelo, anda. —Un virus es un germen muy, muy pequeño que puede entrar en nuestro cuerpo. Cuando te resfrías, por ejemplo, es porque has pillado un virus. Tu tía es seropositiva y eso significa que pilló un virus que se llama VIH, que puede enfermar y que lo puede transmitir. ¿Me entiendes? —Más o menos —contestó Daniel después de pensarlo un rato—. ¿Pero está enferma la tía? —No, no lo está, aunque puede enfermar. Ahora solo tiene el virus y lo puede transmitir, pero el VIH solo pasa de una persona a otra a través de la sangre o si se tienen relaciones sexuales sin protección. —¿Y tú no duermes con la tía Nieves? —preguntó Daniel—. Ya no soy un niño pequeño y sé lo que hacen los novios. Enrique se sonrojó. —Claro que tu tía y yo nos acostamos juntos y tenemos relaciones sexuales, pero usamos siempre un condón. El VIH se encuentra en la sangre y en el semen, y el preservativo actúa como una barrera y no lo deja pasar. El VIH no se transmite al besar ni tampoco al tocar. Por eso yo no me he infectado, y no me infectaré, porque tenemos mucho cuidado.

18

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 18

04/02/13 11:11


19

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 19

04/02/13 11:11


20

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 20

04/02/13 11:11


—Si tenéis tanto cuidado, ¿cómo es que la tía Nieves se infectó? —preguntó Jordi. —Pues porque antes que yo tuvo un novio que se pinchó con una jeringuilla infectada por el virus. Él pilló el virus y se lo transmitió a Nieves al tener relaciones sexuales sin condón. —Entonces, ¿eso significa que hace tiempo que la tía tiene el virus? —Sí. —¿Se va a morir? —preguntó Daniel. —Si se pusiera muy enferma, podría morir. Pero está tomando unos medicamentos que mantienen el virus controlado y le permitirán vivir mucho tiempo. —¿Y ella no puede pasarlo a nadie más? —No. Nadie puede contagiarse por besarla ni por tocarla ni por comer lo que ella ha cocinado ni por usar el mismo baño —dijo Enrique—. Solo hay que tener cuidado y no usar su cepillo de dientes ni su cortaúñas. Daniel se quedó callado, allí, sentado en la roca. Estaba pensando en todo lo que Enrique le había contado. —Vale, ya podemos volver —dijo Daniel al cabo de un rato, poniéndose de pie—. Gracias por explicármelo todo. —¿Quieres saber algo más? —De momento no —dijo Daniel—. Pero ¿puedo hacerte más preguntas después, si se me ocurre algo? —Claro que sí, Daniel —dijo Enrique—. Cuando quieras. 21

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 21

04/02/13 11:11


22

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 22

04/02/13 11:11


—Qué viento hace hoy —dijo la tía Nieves la mañana siguiente, mientras ponía un vaso de zumo de naranja delante de Daniel—. ¿Te parece que hagamos volar una cometa después del desayuno? —¡Sí! —contestó Daniel, bebiéndose el zumo de un trago—. ¡Vámonos ya! Sofía prefirió pasear por la orilla del mar, pero Javier, Nieves, Enrique y Daniel compraron un par de cometas preciosas y las hicieron volar. En una había un dragón azul, con la cara mirando al cielo y una larga cola, parecía que expulsara fuego por la boca. La otra era una tortuga verde, con rombos de colores en la espalda. ¡Eran las cometas más bonitas que Daniel había visto jamás!

23

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 23

04/02/13 11:11


Lo pasaron muy bien. Cuando llegó la hora de despedirse, Daniel dio dos besos a Nieves y a Enrique. —Quiero invitar a la tía Nieves y a Enrique a mi fiesta de cumpleaños —les dijo a sus padres, ya en el coche, de camino a casa. —Pero si todavía faltan cinco meses —dijo Sofía. —Ah, sí, ¿tanto? —respondió Jordi—. Bueno, no importa, cuando lleguemos les podemos mandar una invitación y así seguro que no se nos olvida.

24

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 24

04/02/13 11:11


25

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 25

04/02/13 11:11


VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 26

04/02/13 11:11


Información para padres y educadores

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) pertenece a la familia de los retrovirus, se instala principalmente en las células del sistema inmunitario humano y destruye los linfocitos CD4, unas células de este sistema. Los linfocitos CD4 son los responsables de organizar y canalizar la respuesta inmune de nuestro organismo frente a agresiones externas producidas por bacterias, virus, hongos y otros patógenos que pueden afectar a la salud del individuo. El VIH no es estable, ni viable, fuera del organismo humano; necesita colonizar las células del sistema inmunitario para reproducirse, ya que carece de sistemas propios de subsistencia y replicación. Una vez producida la infección de la célula, el VIH empieza un ciclo vital que terminará con la destrucción de la célula infectada. Cuando el virus se ha replicado a gran escala, termina debilitando el sistema inmunitario de la persona infectada. Todo este proceso puede alargarse mucho tiempo debido a que el sistema inmunitario fabrica anticuerpos y una respuesta inmune que mantiene el virus a raya durante años. Finalmente 27

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 27

04/02/13 11:11


suele producirse una degradación importante del sistema defensivo, de modo que el organismo queda expuesto a otras infecciones y entra en una fase denominada síndrome de la inmunodeficiencia adquirida (sida). En la actualidad existe una amplia batería de fármacos que consigue frenar la expansión del VIH en el organismo limitando su replicación y evitando así en gran medida que se llegue a la fase sida. Estos avances científicos y farmacológicos han frenado la mortalidad que, hasta hace pocos años, producía la infección por el VIH.

Transmisión La transmisión del VIH se produce básicamente en tres supuestos: a) Transmisión materno-infantil, ocurre durante la gestación, en el momento del parto o en la lactancia. b) Por compartir material infectado, es decir, material que ha estado en contacto con sangre infectada, ya sea material de inyección (jeringuillas, agujas u otros instrumentos de inyección) u otros materiales (máquinas de afeitar, cepillos de dientes, material para realizar piercing, tatuaje, acupuntura, etc.). 28

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 28

04/02/13 11:11


c) Por relaciones sexuales. Para que se produzca una infección por el VIH en las relaciones sexuales es imprescindible que se den tres condiciones: Presencia de virus en cantidad suficiente para que se pueda producir una infección. Contacto entre fluidos corporales con capacidad de infectar, que son cuatro: sangre, semen, flujo vaginal y leche materna. Si bien es cierto que en todos los fluidos del organismo puede haber presencia de VIH, solo en estos cuatro puede haber la cantidad suficiente para que sea posible la transmisión. Existencia de una puerta de entrada, como heridas, microheridas o mucosas, que permita la penetración del VIH en el organismo. La piel sana y sin lesiones es impermeable al VIH. La prevención sexual se basa, por tanto, en evitar que un fluido con capacidad de infectar encuentre una puerta de entrada al organismo, a fin de que no se den estos tres factores juntos.

Prevención a) En las mujeres embarazadas, se basa en la realización de las pruebas serológicas que descarten la infección. Si la mujer es seropositiva, hay tratamientos que reducen eficazmente el riesgo de transmisión materno-infantil. b) En cuanto al material infectado, se recomienda el uso de jeringuillas y agujas estériles, y evitar la práctica de compartir este material de inyección. Tampoco hay que compartir con otras personas otros instrumentos de uso personal, como el cepillo de dientes o el cortauñas. 29

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 29

04/02/13 11:11


No se transmite por

30

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 30

04/02/13 11:11


c) En la transmisión sexual, consiste en el uso correcto del preservativo (masculino o femenino) en todas las relaciones sexuales cuando no se conoce el estado serológico de la pareja o si uno de los participantes es seropositivo o seropositiva, y conocer el riesgo que comporta cada práctica sexual, sabiendo que la penetración vaginal, anal y oral con eyaculación son las prácticas de mayor riesgo de infección. El VIH no se transmite por las lágrimas, el sudor, la saliva, ni por abrazarse, darse la mano o besarse, ni por picaduras de insectos o mordeduras de animales, ni por compartir espacios de uso común u objetos no punzantes, como vasos, utensilios de cocina, sábanas, etc.

Aspectos sociales La infección por el VIH no ha sido «solo» una infección vírica. También ha conllevado el rechazo social, el estigma y la discriminación de las personas afectadas. La educación de los más jóvenes y de la población en general ha de contribuir a erradicar estos prejuicios. Normalizar la vivencia y la visibilidad de las personas portadoras del VIH y educar en valores como el respeto, la no discriminación y la responsabilidad, facilitará el alcance de ese objetivo.

Movimiento asociativo Con el inicio de la epidemia del VIH se produjo también el nacimiento de un potente movimiento civil que se materializó en la fundación de distintas asociaciones cuyos objetivos principales eran 31

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 31

04/02/13 11:11


la promoción del sexo más seguro y el uso de material profiláctico, luchar contra el estigma y la discriminación que sufrían las personas infectadas por el VIH y brindarles apoyo emocional. En la actualidad, este movimiento civil anti-sida sigue trabajando activamente en favor de la prevención y de los derechos de las personas con VIH, y ofrece una amplia gama de servicios, actividades, publicaciones, etc. Para más información pueden dirigirse a la asociación anti-sida más próxima a su pueblo o ciudad. StopSida

32

VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 32

04/02/13 11:11


¿Sabes qué es el VIH? Daniel no lo sabía, por eso le daba miedo besar a su tía Nieves o tomar un refresco en su casa. También sus padres dudaban de si era conveniente que el niño les acompañara en su visita a la tía. Tras la charla con Enrique se desvanecieron todas las dudas y la familia al completo pudo disfrutar de un fin de semana feliz junto al mar. Fortuny VOLANDO COMETAS Schimel

Este cuento dirigido a los niños pretende ayudar a normalizar la vivencia y la visibilidad de las personas portadoras del VIH, y contribuir a erradicar los prejuicios.

l a n d o o cometas V

Escrito por Lawrence Schimel Ilustrado por Núria Fortuny

ISBN: 978-84-7290-613-6

Edicions Bellaterra

Portada VOLANDO COMETAS (2G)8.indd 1

04/02/13 10:28