Page 9

Por Mercedes Albi

1914-1917: LUCES Y SOMBRAS DE LA ESTANCIA DE NIJINSKY EN ESPAÑA La primera vez que Vaslav Nijinsky actuó en España fue en el año 1914. Su estancia fue tan breve que casi pasó desapercibida: había sido contratado para bailar en una boda cuya recepción tuvo lugar en los jardines de la Embajada Americana en Madrid el día 10 de junio. La joven Belle Wyatt Willad (1892-1968), hija del Embajador americano, contraía matrimonio con Kermit Roosevelt (1889-1943), hijo del Presidente Theodore Roosevelt. La celebración debió ser uno de los más destacados acontecimientos sociales de aquel entonces, y contó con la presencia del rey Alfonso XIII y su esposa la reina Victoria Eugenia. Según relata Romola de Pulszky, la esposa de Nijinsky, en la biografía que escribió sobre el gran bailarín, le pagaron por la actuación 3.000 dólares, cantidad que en esa época constituía una pequeña fortuna. Pero lo cierto es que desde el día 19 de septiembre, fecha en la que Nijinsky contrae en Buenos Aires su inesperado matrimonio con ella su estrella comienza a declinar. Hay que resaltar el hecho de que este declive no es ni

mucho menos imputable a Diaghilev, tal y como Romola se encargó falsamente de pregonar en sus escritos, lo cual ha hecho mucho daño a la imagen que nos ha trascendido del genial empresario. Porque ¿Se le puede reprochar a Diaghilev el hecho de que despidiera a Nijinsky? ¿Cómo puede reaccionar alguien que se entera de repente que su pareja se ha casado con una joven de 20 años sin tener siquiera el detalle de comunicárselo? Misia Sert, la mejor amiga de Diaguilev, escribió como éste recibió con gritos y sollozos un telegrama que le traía la sorprendente noticia: Nijinsky, que había partido en barco a una gira por América de Sur con los Ballets Russes, se había casado con una húngara que viajaba en el mismo barco. Diaghilev no había viajado con la compañía debido al terror que sentía por el mar. Al enterarse de lo sucedido quedó anímicamente destrozado y Misia y su esposo, el pintor español Joaquín Sert, se lo llevaron con ellos por el Sur de Italia tratando de que encontrara consuelo.

7

edanza3  
edanza3  

edanza tres

Advertisement