Page 7

Avalancha de cancelaciones La noticia a destacar en estos dos últimos meses ha sido, sin duda, la avalancha de cancelaciones de espectáculos que los aficionados a la danza hemos tenido que soportar. Comenzó el Boston Ballet. Atribuyéndolo a una intoxicación masiva de la compañía en Canarias, la formación suspendió su gira por la península. En esta gira estaba incluido el festival Veranos de la Villa de Madrid. La siguiente cancelación vino a cargo de la “Soirée de danza-Roland Petit”. En este caso se suspendió la gira completa que debía visitar Gijón, Donosita y Madrid (Veranos de la Villa). La bailarina Lucía Lacarra atribuyó esta suspensión a “la pésima gestión publicitaria”. Fuentes del Festival Veranos de la Villa aludían a “los cambios de elenco y programa”. (Ver fotos)

Por último, la bailarina Tamara Rojo decide no bailar en la gala programada para el día 10 en El Escorial por motivos de seguridad. El día 5 de agosto la oficina de prensa de la bailarina hace público un comunicado: “Como el Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial no alquilará, por motivos económicos, el suelo homologado que debería cumplir las normas para evitar posibles accidentes y lesiones -norma DIN Standard 18032 Parte II (UNE 41958) o la nueva EN14904/T3/T4-, Tamara Rojo no bailará en la gala que el Ayuntamiento organiza junto con el Instituto Universitario de Danza Alicia Alonso”. En este último caso, tal vez lo más lamentable es que la gala se llegó a celebrar sin Tamara Rojo. Y esto nos deja una duda. O el suelo sí era adecuado para bailar, o el Instituto Alicia Alonso permitió a sus alumnos bailar sin las debidas medidas de seguridad.

Dos muestras de la pésima gestión publicitaria del Ayuntamiento de Madrid (tenemos muchas más)

5

edanza3  
edanza3  

edanza tres

Advertisement