Page 27

25

tenía lugar al final de fiestas y romerías, adoptando en su desarrollo la figura circular y algunas veces la lineal. El canto que iniciaba el sabedor o sabedores de la letra, y acompañaban luego el estribillo todos los demás, era de grave cadencia, y su sencilla música, igual en todas sus estrofas.

Olimpo cántabro.

La baila de Ibio

Es una auténtica danza guerrera que termina sobre el alzamiento del pavés al caudillo vencedor. La interpretación hombres solos: una docena de gigantes elásticos que bailan con elegancia y visten calzones y blusas blancas al igual que los danzarines vascos; llevan un pañuelo rojo al cuello y varas por las que se unen de extremo a extremo.

Al folklore nórdico pertenece también LA BAILA DE IBIO. Ibio es un pueblo de Santander que tendrá unos doscientos habitantes. Es uno de los cuatro que forman el llamado Concejón al pie de la loma de Ibio, donde hubo altares a dioses romanos, los cuales, probablemente, sustituyeron a los del

Su BAILA, que se ha llevado premios de honor en todos los certámenes de Europa, es conocida en Inglaterra desde hace treinta años. Allí es famosa, como lo es en Italia.

Siempre figura un ataque y defensa contra el primero y último de los danzadores, al tiempo que van trenzando, destejiendo, pasando y saltando por las varas. Bailan a son único de una caja y un bígaro, la caracola marina que fue trompa de guerra o toque de asamblea de los aborígenes, cuyo ulular en las noches ponía espanto en el campamento de Octavio Augusto. Da escalofrío oírla; es como si la sangre se pusiera en pie dentro de no se sabe uno qué cosa que anda entre el corazón y la garganta. Su sonido, sordo y prolongado, da un carácter inolvidable y un matiz sumamente evocador a la danza. (Fragmentos de libro “El enigma de España en la danza española” de Vicente Marrero. Ed. Rialp. Madrid 1959) -Imagen encabezamiento de la sección: Dibujo del autor obra de Miralles -foto pág.iz.sup.: Niños bailando la danza prima en un colegio de Avilés -Foto pág. iz. inf.: La Baila de Ibio por el Grupo “La Robleda” de Hontoria (Ayto de Cabezón de Cabezón de la Sal). -Foto pág. dcha. sup: La baila de Ibio. -Foto pagg. dcha. inf.: Danza Neolítica. Cueva de Los grajos (Cieza)

edanza 2  
edanza 2  

edanza revista número 2

Advertisement