Page 59

-Thoinot Arbeau (1519 - 1595), ha contribuido a la historia de la danza renacentista gracias a su tratado Orchésographie. La obra, publicada en 1588, es un catalogo de las danzas que se practicaban en Francia en aquella época. Sin este texto prácticamente nada hubiese llegado a nosotros sobre tan importante tema.

-Ferdinando Richardson, fue pupilo del gran Tomas Tallis (1505-1585). Llegó a alcanzar el puesto de Groom of the Privy Chamber, uno de los ujieres de Cámara a las ordenes del máximo responsable, el Lord Chamberlain, durante el reinado de Isabel I y James I, es decir, con el último monarca de la Casa Tudor y con el primero de la Casa Stuart.

Describe treinta y cuatro danzas de salón que se bailaban con motivo de los banquetes solemnes y fiestas relevantes.

De Richardson han llegado a nosotros varios trabajos para virginal: una Pavana y una Gallarda recogidas en el Fitzwilliam Virginal Book, Nos. 4-7; otra pareja de Pavana y Gallarda en el Fitzwilliam Virginal Book, Nos. 27-30; y una Alman (allemande), que se encuentra en el British Museum. La tradición virginalista inglesa tiene en Ferdinando Richardson un ejemplo destacable.

El carácter pedagógico con el que está escrito, sin faltarle el fino humor que poseía Arbeau, hacen de esta obra una de las más importantes jamás escritas para el baile o la danza. Desde el punto de vista del catálogo de la obra, coinciden desde danzas arcaizantes plenamente medievales, hasta los últimas novedades de la danza renacentista como las llamadas Basses dances o las Coupés, que tendremos la ocasión de incluir en nuestra Enciclopedia de Música Clásica.

-El burgalés Antonio de Cabezón, compositor y organista, estuvo adscrito a la Capilla Musical de Carlos I gracias al interés por la música de órgano, el instrumento musical preferido por nuestro compositor de la Reina Isabel, su mentora. A su muerte, acaecida en 1539, Cabezón entró al servicio de Felipe II, al que acompañó en sus viajes al extranjero. Estos viajes representan una vía abierta para la influencia que el compositor recibió y transmitió en su contacto con la música foránea. La mayoría de sus obras para teclado fueron impresas por su hijo Hernando en 1578, y en ellas encontramos tientos, glosas, diferencias, falsobordones, versos, cánones e himnos. Cabezón es el patriarca de una familia de músicos, ya que su hermano Juan y sus dos hijos, Agustín y Hernando, fueron músicos en la Corte Española.

(NR: Artículo gentileza de la Web: www. clasica2.com donde podéis encontrar los audios de las músicas que en él se citan)

“Pavana” por Edwin Austin Abbey

57

EDANZA - 13  
EDANZA - 13  

EDANZA - 13 2012

Advertisement