Page 35

Ragel: una mirada sobre la danza Texto: Mercedes Albi El fotógrafo Diego González Ragel (Jérez, 1893-Ciempozuelos,1951) es memoria de un tiempo la fotografía se hizo dueña del mundo y de la noticia. La genialidad de su estilo reside en que sus imágenes tienen el poder de trasportar al que las contempla al mismo instante en que las tomó. Así, sus personajes parecen arrancados del tiempo por la magia de su objetivo. Y se nos muestran como si la cámara no existiera, con absoluta naturalidad y a veces hasta con descaro, como la dama anónima que se cubre con la mantilla negra; o la modelo desnuda bajo los árboles, sin ningún artificio; o la sencillez, sin pose alguna, del retrato del joven guitarrista, Andrés Segovia. La danza y lo español adquieren en su obra un sentido especial, representado claramente en la serie titulada “Laura San Telmo y sus alumnas en los Jardines de Sorolla”, que aquí reproducimos gracias a la amabilidad de Carlos González Ximénez, nieto de Ragel, quien custodia con diligencia su valioso legado. Ragel fotografía a la bailaora Laura San Telmo (Se-

villa, 1897-Madrid, 1977) con alumnas de su academia de danza en los Jardines de la Casa de Sorolla. Tanto el fotógrafo como la artista mantuvieron un estrecho vínculo con el pintor valenciano. Fue Ragel, el mejor amigo de su hijo, Joaquín Sorolla García, motivo por el que pudo tomar las mejores fotografías del entorno y la vida de Sorolla en sus últimos años. Y Laura Navarro Alvárez tomó el nombre artístico de Laura San Telmo por consejo del propio pintor. Laura San Telmo fue una de las mejores alumnas del maestro Otero. Desde su debut a los trece años en el Teatro Romea, lució su arte bolero por todo el mundo, siendo clamoroso el éxito obtenido en 1924 en el Teatro Olimpia de Paris. Bailó en Rusia, China, Japón y América de Sur... En 1940 fijó su residencia en Madrid y abrió una academia de danza en la calle Libertad. Cuentan que lo mejor de su arte estaba en el movimiento de sus brazos “que bien curvados hacían filigranas bajas antes de estirarlos”, y en la gracia con que tocaba las castañuelas. Sirvan estas imágenes de rendido homenaje al arte de Ragel y de la maestra Laura San Telmo.

Serie Laura San Telmo y sus alumnas en los Jardines de la Casaorolla

33

Edanza-12  
Edanza-12  

Edanza 12 2012