Page 43

Vera Karalli Texto: Mercedes Albi Vera Alexeyevna Karalli (1889-1972) nació en Moscú en una época de efervescencia artística que se inicia cuando el gran Stanislavsky -cuyo método para la enseñanza de actores sigue vigente- crea El Teatro del Arte. Todas las influencias confluyen en Moscú, y la línea oficial del Teatro Bolshoi recibe el impacto de los artistas de la vanguardia teatral, así como de los “vientos del norte” procedentes del ballet de San Petersburgo. Isadora Duncan visita Rusia y Fokine, impactado por un sentimiento nuevo de libertad, crea para Pavlova “La muerte del cisne”. Vera Karalli es un producto moscovita y su danza hereda unas grandes dotes actorales con las hace suyo el papel más emblemático de Pavlova. Las élites artística de Moscú y San Petersburgo rivalizan y discuten cual de las dos, si Karalli o Pavlova, interpreta mejor “La muerte del cisne”. Pero es Vera Karalli la primera en llevarlo al cine en el año 1916. Diaghilev ya había escogió a Karalli para participar en el primera temporada de los Ballet Rusos, en el

año 1909, y el mismo la describe como “poseedora de un rostro inolvidable, aunque muy lejos de la perfección de sus rasgos...”; y el periodista Burssels la dice de ella cuando ensaya su papel estelar en “El pabellón de Armida”: “esa muchacha morena y esbelta con ojos de almendra y tez de marfil, que evoca sueños del magnífico oriente, es Vera Karalli de Moscú”. Pero la apasionada Vera, se fuga con un tenor, y deja plantada a la compañía en plena temporada, siendo sustituída por la joven Tamara Karsávina. Me encanta Vera. Su mirada profunda es conmovedora, y no desaparece en el transcurso de los años, si observamos la fotografía que cierra este albúm y nos la muestra en el último año de su vida. Pero Vera Karalli formó parte de un episodio histórico que marcaría su vida. La bailarina sirvió de cebo para que Rasputín, la noche del 29 de diciembre de 1916, acudiera al palacio del Príncipe Yusupov donde sería asesinado, con la colaboración del Duque Dimitri, sobrino del zar y amante de la bailarina.

41

http://www.edanza.net/ant.php?id=120  
http://www.edanza.net/ant.php?id=120  
Advertisement