Page 11

FUNDAMENTO El bailarín deja de bailar en el momento de su vida en que más tiene que aportar a la danza. Este es un hecho constatado con pocas pero extraordinarias excepciones: el caso de compañías de ‘autor’ Netherlands 3, Pina Bausch, bailarines del Culberg, Alicia Alonso; y sin ir muy lejos, una de las directoras de la misma CND, Ballet Lírico Nacional, Maya Plisetskaya. La calidad artística de los espectáculos concebidos por estos grandes creadores e interpretados por los bailarines de mayor edad es indiscutible, y permanecen como referencia de ‘gran arte’ en la mente de todos los afortunados espectadores que tuvimos la ocasión de compartirlos. Partiendo de estos ejemplos magistrales y extrapolándolos a la CND, se dan una serie de circunstancias diferenciadoras que, más que interferir u obstaculizar el objetivo final, supondrían un aliciente añadido al convertir este proyecto en pionero y original, en la medida en que nunca antes se había planteado el reencuentro artístico de profesionales que, en un momento dado, siguieron caminos y trayectorias diferentes (en la mayoría de los casos relacionados con su experiencia inicial como bailarines) porque los nuevos rumbos y directrices de la Compañía así lo exigieron. El bailarín clásico emplea su propio físico como instrumento expresivo, desarrollando y llevando

al límite sus posibilidades. Su formación y su carrera, llevadas a cabo en sus años de plenitud física, tienen connotaciones que rozan la exigencia atlética, de manera que tanto el paso de los años como la incidencia de lesiones va mermando paulatinamente su rendimiento. Ahora bien, debido precisamente a este nivel de exigencia y a la existencia de la memoria muscular (mi propia experiencia me lo ha demostrado sin lugar a dudas), el cuerpo del bailarín mantiene una capacidad de control y de respuesta al movimiento cuanto menos sorprendente y obviamente superior a la media, al tiempo que intuye como compensar las carencias con otros recursos expresivos. Es a partir de aquí donde entra en escena el reto coreográfico que sería el encargado de unificar e integrar las características específicas y dispersas de los ex -componentes dando forma y contenido a su propio concepto creativo. En resumen, este proyecto pretende llevar a cabo un espectáculo(o más) con un contenido artístico único, experimental e innovador desarrollado por el colectivo de profesionales de la danza que formaron parte de la CND en alguna de sus diferentes fases, recogiendo, integrando y unificando sus diversas experiencias diseminadas por el mundo en un proyecto histórico, original y conmemorativo del 35 aniversario de la CND.

9

http://www.edanza.net/ant.php?id=120  
http://www.edanza.net/ant.php?id=120  
Advertisement