Page 59

XVII Convocatoria edición de los “Premios Fundación Dávalos Flectcher” Marta Toca El próximo 18 de mayo tendrá lugar la XVII Convocatoria edición de los “Premios Fundación Dávalos Flectcher”, Convocatoria Nacional de Danza Ciudad de Castellón. Un año más, esta pequeña ciudad se vuelca en la lucha de continuar dando oportunidad a los jóvenes artistas provenientes de cada rincón del país. Y este año más que nunca hay que decir: Sí se puede. ¡Sí, se puede! Estas tres palabras resuenan constantemente en las calles de todas las ciudades españolas. Pero se puede porque detrás de las actuaciones, hay una persona que lucha día a día para que podamos reunirnos de nuevo. Esa persona es Gabriela, y gracias a su esfuerzo, constancia y tenacidad volveremos a encontrarnos el penúltimo fin de semana de mayo. Y por supuesto, junto a ella, todo su equipo, que de forma desinteresada se aplica día y noche para que esta convocatoria internacional de danza sea totalmente perfecta. Y ¿Por qué digo “Sí se puede”? La respuesta es evidente. La subida del IVA cultural de un 13 a 21% ha convertido a la danza en una disciplina de cada vez más difícil acceso. Hoy es un claro ejemplo de que querer es poder. Porque lo importante es que la ciudad de Castellón una vez más y de forma consecutiva año tras año, repite la experiencia y nos permite volver disfrutar de la unión de los artistas y de las actuaciones de jóvenes promesas. Ellos se convertirán durante estos dos días en los representantes del futuro de la danza de nuestro país. Y en Castellón, gracias a la labor de muchas personas, se les abrirá un poquito el camino. Podrán ver una luz de esperanza en la difícil situación en la que nos encontramos. El domingo 19 de mayo, muchos de ellos saldrán del Teatro Principal de Castellón con becas, cursillos y con una ayuda económica para poder seguir formándose y estar cada vez más cerca de lograr su sueño. Castellón se convierte así en un escenario de esperanza y oportunidad. Pero no podemos olvidar que estar ahí cuesta un tremendo esfuerzo. Digamos que se traduce en luchar contra viento y marea. Y no vale con subirse a las tablas del tradicional escenario castellonense, bailar y llevarse una beca. El trabajo que desde se hace allí, lo tenéis que hacer todos los bailarines de manera individual. Tenéis que reclamar vuestros derechos. ¿Queréis bailar? Pues hacedlo ante aquellos que no os dejan. Reclamad un espacio donde hacerlo. Reclamad el derecho a tener ayudas, a poder formaros, a poder tener contratos dignos, a una seguridad profesional. Porque si no lo hacéis vosotros, os aseguro que nadie lo hará por vosotros. Nos encontramos en un momento difícil, pero como ya he dicho “se puede”. Se pueden cambiar las co-

sas. Se puede demostrar a la sociedad que la cultura no sólo es el pasatiempo de unos pocos, sino que es una profesión tan digna como otra. Y lo más importante, la cultura y en este caso la danza, forma parte de nuestras raíces, de nuestra esencia, de nuestro ser. La danza es el arte del movimiento que se fusiona con la música. La que nos hace ser nosotros mismos. Ha de ser parte de nuestra educación y de nuestra vida. Y por tanto no podemos obviarla ni pensar que es algo secundario. Es la que nos mueve justo cuando nos encontramos en situaciones tan adversas y complejas como la que vivimos actualmente. La danza es una forma de comunicación. Es el lenguaje que vosotros mejor conocéis. Y por tanto estáis obligados a utilizarlo para expresar vuestras emociones y sentimientos que a día de hoy se traducen en el descontento de la sociedad ante un sistema que invalida lo que es nuestro, que nos limita y que nos impide hacernos grandes ante los feroces lobos que nos dirigen. Vosotros también sois parte de la lucha que la sociedad está protagonizando. Pero tenéis que hablar y tenéis que hacerlo bailando. Que la convocatoria del próximo mayo no se limite a la alegría de tener la oportunidad de estar ahí y demostrar lo que valéis, sino que sea algo más. Que se convierta en una llamada de atención, en un grito de auxilio, en la voz de vuestros derechos y lo más importante: en la voz de vuestros corazones.

© Del fotógrafo. Autorización para publicar en EDANZA

57

http://www.edanza.net/ant.php?id=119  
http://www.edanza.net/ant.php?id=119  
Advertisement