Page 51

LOLA MONTES Texto: Paola Panizza Mieza

49 El 8 de Junio de 1843 se representa en el Covent Garden de Londres “ El Barbero de Sevilla “ . Se anuncia que en los entreactos bailará “Lola Montes del Teatro Real de Sevilla”, española y andaluza. Sin embargo, cuando comienza el segundo de sus bailes,Lord Ranelagh, un aristócrata inglés se pone en pie y desde su palco denuncia que la bailarina no es tal, que ni es andaluza, ni sevillana, ni española... ¿Quién es entonces esta mujer? Porque en efecto la tal Lola Montes no es española, ni andaluza, ni sevillana. Lola Montes es uno de los personajes más enigmáticos, misteriosos y fascinantes de la época del romanticismo. Era una mujer de gran belleza, carácter pasional y luchador. La clave de su éxito radicaba en el exotismo de sus danzas, el enigma de su procedencia y sus numerosas aventuras amorosas relacionadas con las altas esferas del poder. En la actualidad su vida sigue siendo un misterio porque Lola buscó evadirse de su vida real y creo para sí una segunda personalidad; es un claro ejemplo del prototipo humano denominado como “fabulador”, por eso es tan difícil conocer la verdad que ella esconde. Lola Montes era una mujer bellísima, gracias a su cabello oscuro y su tez morena se hacía pasar por española.

mismo de un famoso torero de la época, Francisco Montes, alias Paquiro. De 1843 a 1846 dura la gira de la bailarina por diversos lugares de Europa. Visita Bruselas, Varsovia, Berlín Moscú y Dresde, entre otros lugares. En 1844 viaja a Varsovia, ciudad que está viviendo unos momentos lúgubres después de que los polacos se rebelaran contra los rusos y la violenta represión de las revueltas. El mando lo ostenta el general Paskievich. Lola actúa en el Teatro de la Opera y tiene mucho éxito, pues sus bailes exóticos producen una acción estimulante en el ánimo de los habitantes de Varsovia. Por algún efecto de su personalidad la artista se convierte en un símbolo para los polacos rebeldes, y Lola, que los apoya, es obligada a abandonar el país. De allí se traslada a Rusia y actúa en el Teatro Imperial, donde acude a verla el Zar Nicolás I, que al día siguiente la invita a su palacio pues quedó totalmente prendado de ella, sin embargo en el Teatro no logra el éxito clamoroso que ambicionaba. La lista de sus amores va aumentando. En Berlín mantiene una relación acompañada de una abundante correspondencia epistolar con el Príncipe Guillermo, futuro Emperador Guillermo I de Prusia. En Dresde en 1844 un jovencísimo Wagner le presenta a Liszt . El músico es la encarnación del ro-

Pero su verdadero nombre era Elisabeth Guilbert. Nació sobre el año 1818 en Irlanda. Su padre era un militar del ejército inglés, que fue destinado a la India, donde fallece a consecuencia de una epidemia de cólera. Su madre se casa entonces en segundas nupcias y Lola se beneficia de una selecta educación, estudiando incluso en París y Londres. Lola se casa con un joven teniente, Thomas James, frente a la oposición de su madre y regresa a la India. Tenemos noticias de su primera actuación en una fiesta gracias a la hermana del Gobernador, Emilia Eden, que escribe que Lola bailó en una fiesta vestida de gitana y que lo hizo muy bien. El matrimonio de Lola fracasa y en 1841 regresa a Inglaterra. Ahora hay un periodo oscuro de su vida del que no conocemos apenas nada y reaparece dos años después convertida en Lola Montes. Hay dos hipótesis que voy a exponer aquí sobre lo sucedido en esta etapa: la primera es que viaja a Sevilla y es allí donde aprende los bailes andaluces y toma el nombre de Lola Montes de una bailarina local; la otra, es que en Londres conoce a Fanny Kelly, una ex-actriz dueña de una academia de interpretación. Allí toma clases de baile con un profesor español y quien le sugiere que se ponga el apellido Montes, el Luis de Baviera

http://www.edanza.net/ant.php?id=119  
http://www.edanza.net/ant.php?id=119  
Advertisement