Page 51

Puede ser que otros síntomas no se hagan obvios hasta la actuación: fatiga, disminución de la coordinación y dificultad respiratoria. Además, “el equilibrio, aparentemente seguro en el estudio, se destruye debido a los nervios”.

un exceso de intensidad. Existen otros factores que pueden acentuar aún más el exceso de intensidad, como la falta de familiaridad con la situación, los sucesos inesperados y la preocupación sobre los aspectos incontrolables de la situación.

Los síntomas que solo el propio bailarín notará son los nervios en el estómago, los errores al calentar o en el ensayo general y una gran desconcentración. En vez de enfocar la atención en una buena actuación, algunos bailarines la centran en pensamientos negativos y en las sensaciones generadas por el exceso de intensidad.

Los pensamientos negativos y acontecimientos importantes se añaden a la sensación de inseguridad y acrecientan el nivel de intensidad.

¿Por qué se produce el exceso de Intensidad? “Cuanto más mayor me hago, más miedo tengo, porque llevo más responsabilidad sobre los hombros. Cuando no eres nadie, bailas. Pero cuando ya te han descubierto y, por ejemplo, empiezan a aplaudirte nada más salir al escenario, sin haber hecho nada, eso resulta siempre aterrador”.

¿Cómo detectar un defecto de Intensidad? Los bailarines deberían percibir si su ritmo cardíaco está bajo, si les falta adrenalina, si carecen de energía, si no tienen la sensación de alerta y si les cuesta concentrarse en su actuación. A nivel más obvio, los bailarines con defecto de intensidad son aquellos que de muestran aparentemente apáticos, que no ponen interés en lo que sucede a su alrededor y que no están concentrados en la actuación.

LeClercq.

¿Por qué se produce?

Se han clasificado cinco áreas de excitación que pueden generar una reacción de intensidad:

Debido a los elementos inherentes a la actuación, la intensidad demasiado baja no suele darse con frecuencia entre los bailarines. Sin embargo, tal vez se haga evidente en algunos en determinadas situaciones.

• Las exigencias de la situación. • Los recursos individuales disponibles para gestionar eficazmente las exigencias. • Las consecuencias de la situación. • El significado que se le da a esas consecuencias. • Reconocer reacciones corporales. Las audiciones y castings son el típico contexto en el cual este proceso de evaluación puede generar

Los factores que contribuyen a una intensidad demasiado baja incluyen el exceso de confianza, la falta de interés y de motivación, el agotamiento físico y una capacidad alta emparejada con unas exigencias de papel bajas. Esto último puede no suponer un reto al bailarín, desapareciendo con ello toda su motivación.

http://www.edanza.net/ant.php?id=122  
http://www.edanza.net/ant.php?id=122  
Advertisement