Page 47

Una visita al Museo del Teatro Alla Scala Texto: Paola Panizza Mieza Milán es una ciudad muy interesante para los amantes de la Opera y la Danza, en ella se encuentra el Teatro Alla Scala, uno de los teatros mas importantes de Italia y del mundo, pero no voy a hablaros de la historia de este apasionante lugar, que posiblemente será materia para otro artículo, si no de su Museo Teatral, un espacio maravilloso que versa sobre varias disciplinas artísticas a través de las cuales conocemos la historia del Teatro, la Opera y la Danza Italiana.

Pier Luiggi Pizzi, que ha resultado maravillosa, enriquecedora y muy teatral.

El 8 de Marzo de 1913 es cuando se produce la inauguración del Museo y se celebra con una Gala en el Teatro alla Scala. En la que se representaron “Le Donne curiose“ de Ermanno Wolf-ferrari, y el ballet Siama de Nicola Guerra con Música de de Ivan Huvos.

Nos dirigiremos a la Sala III que es la más importante en cuanto a sus referencias a la Danza, pero antes nos detendremos en dos lugares para ver dos cosas curiosas que me parecen interesantes.

El Museo teatral nace debido a la adquisición de la colección del Anticuario Sambon de París, y engloba la historia del espectáculo desde la antigüedad hasta nuestros días. Todo comenzó en 1911 a iniciativa de un grupo de intelectuales milaneses formado por artistas, músicos y gentes del arte que iniciaron tratos con el gobierno italiano para obtener la subvención y adquirir la colección Sambon, en la subasta en el Hotel Drouot de Paris.

Es un museo de obligada visita para cualquier aficionado tanto a la Opera como a la Danza o al arte en general. En el encontramos todo tipo de objetos artísticos relacionados con el mundo del teatro, desde instrumentos musicales, pinturas, dibujos, juegos de Mesa, libretos de Opera y un montón de objetos curiosos.

Una está en la primera sala. Se trata de una preciosísima Espineta rectangular de Onofrio Guaracino Napoles 1667, con una interesante pintura en la tapa de la caja. Pintura de Angelo Solimena (16291716 que representa a Giuditta mostrando la cabeza de Holofernes. Curiosamente, está datada y fechada en la tecla más grave y con una escritura en la parte superior del teclado “ INDOCTA MANUS NOLI ME TANGERE “Mano inexperta no me toques”, parece referirse a una mano privilegiada? No sabemos a quien perteneció. Esta decorada con motivos florales.

Tras conseguir la subvención del gobierno y la participación de todo Milán con diversas aportaciones económicas, y una negociación complicada y difícil con el anticuario, pues en el último momento apareció otro pujador, el multimillonario americano Morgan, se compro la colección. Terminada la I Guerra Mundial y debido a los daños sufridos por los bombardeos, Fernanda Wittgens reestructuró el museo incorporando la planta de arriba. El 30 de Mayo de 1954 el museo recibe la donación de la Biblioteca del critico y comediógrafo Renato Simone, compuesta por 37.000 volúmenes que sirvieron de base para crear lo que es hoy la biblioteca Livia Simoni, que lleva el nombre de la madre del donante. Con su constante ampliación se ha convertido en un centro de estudios teatrales muy importante, quizás único para la historia del espectáculo. El museo tuvo que trasladarse un tiempo al Palacio Busca por las obras de remodelación del teatro. Una vez finalizadas estas volvió su lugar original en la plaza de la Scala con una nueva disposición y decoración creada por el prestigioso escenográfo La Taglioni en Stanella

45

http://www.edanza.net/ant.php?id=122  
http://www.edanza.net/ant.php?id=122  
Advertisement