Page 21

19

Se encienden, y estando juntas se dan dos o tres palmadas. Y ya no se vuelven a apagar hasta el final de la grabación.

un primer plano de pies o manos, el público absorto en lo que se danza... Y por último, planifica la sincronización. Sincronizar. A veces esto resulta complicado, pero hay un truco que no falla. Seguramente alguna vez te has preguntado para qué se utiliza la claqueta. Ese chisme que consiste en un pizarrín con una tabla incorporada. Cuando se graba el sonido independientemente de la imagen, el cierre de la tabla con la pizarra y el sonido del golpe de cierre ayuda a los montadores a sincronizar sonido e imagen. Pero los vídeos suelen grabar conjuntamente sonido e imagen, así que ¿para qué queremos una claqueta? Podría servir para identificar al principio la toma (otra de sus funciones habituales) pero en nuestro caso, si prescindimos de ella, hay un truco que funciona muy bien para sincronizar las tomas de las dos, o más, cámaras.

En la banda de sonido, mira la imagen a pié de la página anterior, veremos al principio tres ondas en ambas grabaciones que nos permitirán sincronizar las grabaciones perfectamente. Una tontería que te va a ahorrar mucho tiempo. ¿Y qué pasa si sólo tenemos una cámara y hacemos dos o más tomas? También hay truco. Antes de la grabación, copia la música en tu CD o MP3, y graba una palmada un segundo antes de que comience la música. Ese salto de la onda al comienzo te va a facilitar el sincronizar las tomas. Y de momento eso es todo. A ver qué se me ocurre para la próxima. Zojër Amsel

(NOTA EDITORIAL: Zojër Amsel no habla español. Vamos a traducir sus artículos procurando ser lo más fieles a su texto y estilo, en permanente contacto con él. Cualquier fallo será siempre responsabilidad nuestra.)

Edanza 10  
Edanza 10  

Edanza 10 2011