Page 49

CLAVOS, PALILLOS Y PEINETAS Texto: Marta Toca - Fotos: www.emiliotenorio.com Cuando hablamos de flamenco como danza, tenemos que tener en cuenta un aspecto fundamental: la utilización del cuerpo como instrumento de percusión. Los bailaores combinan múltiples movimientos corporales que producen sonidos. El propio bailarín puede convertirse en un componente rítmico. Algunos suelen decir que el bailaor Manuel Reyes es una caja de música. Utiliza su cuerpo para producir sonidos que combinan perfectamente con los pasos que él ejecuta, jugando rítmicamente con ellos y con sus pies acompaña como percusión a la música, e incluso careciendo de ella, pues es su propio cuerpo el que compone la melodía. En sus clases, dice a sus alumnos que deben hacer música con los pies. Los zapateados no son meros pasos, sino dibujos melódicos y rítmicos perfectamente acompasados con el movimiento del cuerpo y del alma. Algo similar ocurre con Israel Galván. Alfonso Losa, por ejemplo, no necesita percusionista, incluso algunos cantaores cuando hacen de palmeros dicen que necesitan “brazos hidráulicos” para poder seguirle.

Son los clavos de los zapatos los que hacen posible el característico sonido del zapateado. El bailaor Toni “El Pelao” recuerda que antes de existir los zapatos con clavos, solían ponerse muchas tapas para aumentar el volumen del sonido de los pasos ejecutados con los pies y para evitar el desgaste temprano del calzado. Los palillos, además de ser un instrumento de percusión, es un elemento característico, no sólo del flamenco, sino de la cultura de la danza española por excelencia. Es cierto que su utilización en el flamenco se ha visto mermada en cierta medida, no ocurriendo así en la danza española. Aunque actualmente, cada vez vemos más espectáculos flamencos en los que se incorporan de nuevo las castañuelas. De todos es bien sabido, que elemento primordial del flamenco es el concepto rítmico. No obstante, no debemos por ello olvidar otros componentes que dan a este arte un sentido único, y que por tanto lo identifica. Estamos hablando de los accesorios y complementos que rodean este tipo de ambiente; fundamentalmente cuando hablamos de la mujer flamenca. Lunares, flores, peinetas, pen-

47

EDANZA 9 9/2011  
EDANZA 9 9/2011  

EDANZA 9 sept 11