__MAIN_TEXT__

Page 1

El Colorín

Revista de estudio y difusión de la naturaleza en la Costa de Granada

nº 1 época 2 dona ción 1€

La Charca de Vinuesa

La Ruta de los Mineros

Buxus, 17 años de acción

Nuestro Patrimonio


El Colorín

editorial

nº1

época 2

año 2010

Vuelve el Colorín

El uno de agosto de 1995 la Asociación Buxus editó una modesta publicación con la finalidad de llevar opiniones, propuestas, denuncias e informaciones ambientales a la sociedad de la Costa de Granada. Un puñado de fotocopias, algo de ingenio, mucho trabajo desinteresado y bastantes conocimientos se mezclaron en aquellos cinco primeros números, en los que se trataron temas tan actuales como la erosión de las playas, la amenaza inmobiliaria o el impacto de las grandes infraestructuras, donde se dieron a conocer especies y espacios que necesitaban de protección y conocimiento y donde se hizo campaña para conservar un patrimonio común que estaba siendo devastado.

u

El Colorín dio paso a proyectos mayores, como la serie de monografías ambientales de la Costa de Granada o los cuadernillos ambientales, ya por su numero 19, que hicieron que lo escaso de las fuerzas y las muchas batallas dejasen descansar a esta publicación, transformada en muchas otras. Hoy, sin embargo, creemos que es necesario de nuevo invocar al espíritu del jilguero impreso, ante el retroceso generalizado de las políticas de protección del patrimonio natural y cultural que afectan a nuestro país y a nuestra comarca y ante el vacío de información existente en estos campos.

El Colorín vuelve a trinar ante la desaparición de los espacios que le son suyos, ante tanta destrucción irracional e impune. El Colorín esta de nuevo aquí, propaguemos todos su canto.

Sumario

Vuelve el Colorín Noticias Verdes p. 2 Plan de ordenación territorial y más... El Colorín Colorado p. 3 y 4 ¿El fin de un modelo? y más... Espacio Natural p. 5 y 6 La Charca de Vinuesa Edita: Asociación Buxus Nuestro Patrimonio p. 7 y 8 Estado de la Cuestión Diseño y maquetación: Eduardo Cruz Casanova-www.visionnatural.es Operación Charca p. 8 Jornada de Acción Litoral Impresión: Imprenta comercial © Asociación Buxus © de los autores Fotodenuncia p. 9 Destrucción del arbolado y más... ISSN: 1135-2752 Dep. Legal: GR 563/1995 Historia de la asociación Buxus p. 10 17 años de acción “El Colorín” no se hace responsable de Alpargatazos p. 11 y 12 La Ruta de los Mineros las opiniones que puedan aparecer en Hojas Verdes p. 13 y 14 Autobiografía de Ch. Darwin los artículos. Bicheando por la Red p. 14 Plumas 1 La Especie p. 15 (contraportada) El Boje de Baleares Editorial

p. 1


u

Noticias verdes

de la costa

EL PLAN DE ORDENACIÓN TERRITORIAL DEL LITORAL DE GRANADA CLASIFICA 13 MILLONES MÁS DE M2 de suelo urbanizable

N

uestra asociación presentó más de 100 alternativas a este documento que condena a la Costa de Granada al subdesarrollo económico, social y ambiental, relegándola a un papel marginal en la provincia y Andalucía como franja reservada para la especulación inmobiliaria. La construcción de un campo de golf de 6 millones de m2 con 1400 plazas hoteleras y 1200 viviendas encima del Tajo de los Vados, o la clasificación de 4 millones de m2 adicionales en la vega de Motril son dos ejemplos

de esta propuesta insostenible. Frente a esto, nuestra asociación propuso un nuevo modelo territorial basado en la eficiencia en el uso del territorio y la apuesta por la sostenibilidad: rehabilitación urbana, desarrollo del comercio intraurbano, economía social y del conocimiento (Universidad, centros de investigación conservatorio, sanidad, geriatría) y protección y valorización de los espacios agrarios. En suma adecuar el crecimiento a la huella ecológica.

FUE NOTICIA 12 de agosto de 1882 ‘El Defensor de Granada

E

s tal el número de delfines que hay en aguas de Motril, donde se hace la pesca, que en los tres últimos días han inutilizado completamente las artes de arrastre que se dedican a aquella industria, después de haber causado iguales daños en las

embarcaciones de Torrenueva. Estos animalitos, entre los que se ven algunos de enorme tamaño, suelen aproximarse demasiado a la costa, en cuyo caso los aficionados a los ejercicios de natación corren inminente riesgo.

LA A7 NO DESTRUIRÁ MÁS ESPACIOS PROTEGIDOS

E

l Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino ha tomado en consideración las propuestas de nuestra asociación y no ha autorizado el cambio de trazado de la A7 a su paso por el LIC de la Sierra de Calahonda-Castell de Ferro que suponía una mayor afectación a este espacio. Asimismo ha mantenido los viaductos frente a la nueva propuesta de terraplenados que constituían una barrera infranqueable para la fauna a la vez que un enorme impacto visual. EN DEFENSA DEL ARBOLADO URBANO

N

unca en Motril habíamos asistido a un atentado contra el medioambiente urbano como el acometido contra el arbolado de la avenida de Salobreña. Más de 150 palmeras, jacarandas y otras especies de gran belleza y porte han sido arrancadas en un simulacro de trasplante que ha conducido a la pérdida de la mayor parte de ellas. La operación ha sido además un despilfarro de dinero público que ha costado mas de 300.000€ sólo en lo tocante a la jardinería que podía haberse evitado con la integración del arbolado existente. LA COSTA DE GRANADA A LA COLA DE LA PROTECCIÓN TERRITORIAL

T

an solo el 9,3% del territorio de la Costa de Granada tiene algún nivel de protección ambiental frente al 20% de media de Andalucía y casi el 19% de la provincia. Por ello desde Buxus creemos que es necesario incorporar nuevas zonas protegidas como el Tajo de los Vados, el Valle de Los Guájares y el conjunto Serrano-litoral de la Sierra de Lujar-Karst de Calahonda. En este sentido, la campaña de recogida de firmas y difusión de los valores de este último espacio ha sido un éxito y, en breve plazo, el Parlamento Andaluz deberá debatir su protección.

2


El Colorín Colorado ¿El fin de un modelo?

artículos y opinión

No han sido pocas las veces que desde esta modesta asociación hemos batallado con más ingenio que éxito contra la especulación inmobiliaria y contra un desarrollismo cementero que se ha llevado por delante el patrimonio común de los de a pie, transformado en euros en las cuentas corrientes de los de siempre. La ilusión del crecimiento infinito ha sido una especie machaconamente reiterada que ha calado hasta en las mentes más rebeldes gracias a la formulación de una esperanza arrolladora implícita en el mensaje: en un mundo cuya economía crece incesantemente, alguna vez todos seremos ricos. Y ante este anhelo no han existido barreras ni límites. Sin embargo, la devastación que ha sufrido la Costa a manos del desarrollismo inmobiliario no la ha trasformado en Jauja sino que, por el contrario, ha agravado las situaciones de desigualdad social y empobrecimiento ambiental. En la Costa de Granada más del 54% de la población esta endeudada y llega a final de mes con dificultades (43%). Casi la mitad de los hogares ingresa menos de 1200€ mensuales. Y pese a todo ello, el número de ricos no ha dejado de crecer: el 0,7% de la población acapara, hoy, un tercio de la riqueza, es decir, cada una de esas personas dispone de más de 70 veces la riqueza media del resto de la población. En la sociedad del conocimiento, la mitad de la población de la Costa granadina tiene como nivel máximo educativo el 2º grado, y solo el 20% ha alcanzado el 3º grado. El desempleo sobre población activa en la provincia es 6 puntos mayor en la mujer que en el hombre. La presencia de mujeres en puestos clave es del 17%. La esperanza de vida al nacer es un año y medio inferior a

la media estatal (80,90) y casi tres años menos de vida que las comunidades más ricas que son las que tiene también la mayor esperanza de vida ( Navarra, País Vasco y Madrid). En el ámbito ambiental la cosa no mejora. El principal indicador, la huella ecológica, que mide la superficie de planeta que cada uno de nosotros necesita para cubrir nuestras demandas y procesar nuestros residuos, se sitúa en 3,59 hectáreas per capita, el doble de la disponibilidad mundial. Los habitantes de Motril necesitan 38,7 veces su territorio para mantener su nivel de consumo. Esto es, si todos los habitantes del planeta consumieran como los motrileños necesitaríamos el equivalente a dos planetas Tierra. Modestamente desde la asociación Buxus planteamos alternativas que escapen a este callejón sin salida, que construyan una economía que se desacople del consumo de recursos y de las emisiones contaminantes, el de una sociedad que gane en valores de desarrollo humano (medido en términos de grado de formación, esperanza de vida, acceso a servicios culturales, ambientales, sociales y médicos, así como de renta disponible) y un territorio que cumpla las funciones y servicios ambientales (clima, disponibilidad de agua, producción de biomasa, producción agraria y forestal, producción pesquera, control de deslizamientos y erosión, etc) y que garantice la integridad de los ecosistemas. Pocas veces se nos oye y menos aún se nos escucha, pero tengan la certeza de que seguiremos trinando. Por mucho pillapájaros que ande suelto. Fernando Alcalde.

3


Felicitémonos, pero sólo a medias Los pasados días 14, 15 y 16 de mayo iba a celebrarse el Campeonato de Andalucía de Pesca Submarina en los acantilados existentes entre Calahonda y Castell de

Ferro. Justo en una zona de especial riqueza ecológica que ha sido declarada por la Unión Europea como Lugar de Interés Comunitario, poniendo quizás de esta forma la primera piedra para su futura consideración como espacio natural protegido. Y es que este tramo de costa debido a la gran biodiversidad de flora y fauna que alberga es merecedor de ello. Según tuvimos conocimiento, este campeonato se intentó llevar a cabo en otras provincias de nuestra comunidad. Pero sólo en nuestra costa encontró el apoyo de la entidad local menor de Torrenueva y la complacencia, en un principio, de la administración autonómica. La administración de este anejo motrileño reconoció (ver hemeroteca de ideal) que apoyaba la celebración de la prueba, aunque curiosamente el evento no se celebraba en “su costa”. Desde la asociación BUXUS y otros grupos

conservacionistas se enviaron notas de prensa a diversos medios de comunicación y se instó a la administración autonómica a que no se autorizara dicho campeonato. Quisimos poner de manifiesto la incongruencia que supone el hecho de que la administración ponga en marcha medidas para la protección de nuestra fauna y por otro lado permita campeonatos de este tipo que, sin duda alguna, hacen perder lo poco avanzado hacia la mejor conservación de nuestro entorno. Las incongruencias también se evidencian a nivel pesquero, pues son numerosas las medidas que la administración implanta para el mantenimiento de los recursos de los que viven numerosos profesionales y por otro lado se permiten actividades que socavan lo poco conseguido. Especial hincapié queríamos hacer en que la actividad de pesca deportiva en el mar es la única no sujeta a paros biológicos o vedas, algo habitual en la pesca en ríos y lagos, y en la pesca profesional. En esos periodos de descanso la fauna se reproduce y prolifera, momento que suelen ser aprovechados por los pescadores deportivos para hacer campeonatos, contrarrestando los efectos positivos de esos descansos pesqueros. En un campeonato de este tipo se capturan una enorme cantidad de peces, pues el afán de ganar la prueba hace que se dispare “a todo lo que se mueve”. Además es frecuente que en estos concursos se dediquen los días previos a “reconocer el terreno” capturando lo que puede resultar fácil de pescar a otros concursantes, incluso se llegan a dar comida a buenos ejemplares para que el día deseado salgan de sus escondrijos en su busca. Gracias, en parte, a estas gestiones la prueba no llegó a celebrarse en el lugar indicado, sino que se cambió de ubicación, fuera de una zona LIC. Aunque creemos que sí llegaron a producirse en los acantilados entre Calahonda y Castell de Ferro las prácticas de “reconocimiento” previas a estos tipos de concursos. Pero eso decimos que hay que felicitarse, pero sólo a medias… El Barón Verde.

4


ESPACIO NATURAL

La Charca Texto: Mª Teresa Madrona y Santiago Valverde Fotografías: Eduardo Cruz Casanova

M

otril cuenta hoy con un espacio protegido de gran valor ecológico: la Reserva Natural de la Charca de Suárez. El esfuerzo conservacionista realizado para su recuperación, restauración y puesta en valor para el uso, disfrute y conocimiento de la sociedad, es bien conocido no sólo a escala local, sino ya nacional e internacional, como demuestran los diferentes premios y menciones recibidos hasta el momento. Pero lo que hoy conocemos como Charca de Suárez es una buena, aunque no muy extensa representación, de un sistema de zonas encharcadizas litorales ligadas a la desembocadura del río Guadalfeo, hoy prácticamente desaparecido. No obstante, aún queda otra laguna, muy cercana y no menos interesante que la Charca de Suárez, aunque mucho menos conocida por los motrileños: la Charca de Vinuesa. La Charca de Vinuesa está situada a la misma latitud que la Charca de Suárez (ver mapa de ordenación paisajística), al oeste de la misma. Es una pequeña laguna de aguas muy someras, sometida a desecación temporal. Se alimenta del agua que proviene del retorno sobrante del regadío y de las aguas subterráneas, que oscilan con la intensidad de las lluvias. Foto charca Vinuesa A diferencia de las lagunas de la reserva de Suárez, se trata de una lámina de agua muy poco profunda, lo que da lugar a la presencia de formaciones y especies singulares. Llama la atención la barrera protectora de altísimas espadañas (Typha dominguensis) que rodea esta lagunilla y que hay que atravesar, no sin dificultad, para poder asomarnos a la misma. Las orillas, cubiertas por un limo que se seca y resquebraja cuando falta la humedad, están tapizadas por un césped temporal de grama de agua (Paspalum paspalodes) acompañado por juncos que florecen en primavera (Juncus bufonius) y por juncias negras, en verano (Cyperus fuscus). Otras especie que está bien representada y que no aparece en las lagunas de la Reserva de Suárez, es un tipo singular de cañavera, el Scirpus tabernaemontani. La Charca de Vinuesa es el hábitat por excelencia de las pequeñas aves limícolas, que picotean, con su in-

de

Vinuesa

cesante movimiento, el terreno fangoso de esta laguna. Diversas especies de correlimos, andarríos, archibebes, vuelvepiedras, agachadizas, agujas, zarapitos extraen de la microfauna del limo, su alimento. Las masas de altas hierbas, naturales o invasoras que cubren los bordes y zonas colindantes, proporcionan alimento y espacios para el cortejo y la cría, a especies tan escasas en la provincia como la ranita meridional (Hyla meridionalis), el sapillo pintojo meridional (Discoglossus jeanneae), la culebra de collar (Natrix natrix) y mamíferos ligados a zonas húmedas, como las protegidas ratitas de agua (Arvicola sapidus). Una gran cantidad de aves poco frecuentes han sido ya registradas en la zona, como el morito común (Plegadis falcinellus), el chorlito carambolo (Charadrius morinellus), el chorlito dorado europeo (Pluvialis apricaria), el combatiente (Philomachus pugnax), la avefría europea (Vanellus vanellus), la canastera común (Glareola pratincola), el zarapito real (Numenius arquata), la chocha perdiz (Scolopax rusticola), la grulla (Grus grus), el alcaraván (Burhinus oedicnemus), o la terrera marismeña (Calandrella rufescens). Dentro de esta gran variedad de aves, no podemos dejar de dedicar unas palabras a tres especies, que son especialmente merecedoras de atención por su rareza y belleza. Éstas son: el mosquitero musical (Phylloscopus trochilus), la buscarla unicolor (Locustella luscinoides), y la más bella de las avecillas, el pechiazul (Luscinia svecica) o reina mora como era denominada por los antiguos pobladores árabes. Es posible observarlas en la Charca de Vinuesa en el periodo de reproducción o cuando realizan sus migraciones. En el caso del mosquitero musical, encuentra aquí el refugio y el alimento necesarios para continuar con su peregrinación y alcanzar sus lejanos lugares de invernada y cría. Por el contrario, la buscarla unicolor, se establece para criar exclusivamente en dos puntos de toda la provincia: la Charca de Vinuesa y las lagunas del Padul. Como arancel nos ofrecen su compañía, su colorido y sus trinos, endulzando nuestras vidas ruidosas y monótonas. Durante este tiempo la vegetación de Vinuesa es un ir y venir de actividad, donde se desarrollan lances, persecuciones para atrapar a los ligeros y molestos insectos, conciertos hermosos de cantos y trinos con el propósito de comunicarse, seducir o delatar a sus enemigos, una verdadera sinfonía de vida que imprimen en esta reducida isla de agua y vegetación estos pequeños duendes.

5


Mapa del futuro parque de los Humedales de la Vega del Guadalfeo

Buscarla unicolor (Locustella luscinioides)

CHARCA DE VINUESA

La presencia de este conjunto de especies, de gran valor ecológico por su escasez y singularidad, demuestra el potencial biológico de este espacio litoral del poniente motrileño, antaño cubierto por lagunas, más tarde dedicado a la agricultura, y hoy transformado en zonas urbanas y terrenos abandonados. La necesidad de ampliar la Reserva Natural de la Charca de Suárez, incluyendo estos terrenos y conectándolos con Motril a través de la vega creando una gran zona verde, se contempla en el PGOU vigente. El conjunto generado, ha recibido el nombre de “Parque de los Humedales de la Vega de Motril”, y cuenta ya con un documento de ordenación de uso y restauración paisajística, su Plan de Uso y Gestión.

Desde la asociación Buxus iniciamos, con el renacimiento de nuestra revista, la campaña para recordar a los motrileños, que el éxito conseguido con la Charca de Suárez, no es más que un paso hacia lo conservación de los ecosistemas de la Vega de Motril. Reivindicamos la materialización de la ampliación de la Reserva, según lo previsto en nuestro Plan General, creando ese espacio público necesario para el uso de los motrileños, el disfrute de los nuestros visitantes y la pervivencia de nuestros singulares y valiosos ecosistemas.

6


Nuestro Patrimonio Texto y Fotografías: José María Pérez Hens

A

Estado de la cuestión

pesar de todo lo que ha soportado, nuestro patrimonio histórico continúa siendo relativamente amplio, debido a la variedad y diversidad de nuestra tierra, ya que ha sido testigo de asentamientos humanos desde la antigüedad. No obstante, tradicionalmente han corrido malos tiempos para él. Si las pasadas y cercanas épocas de bonanza económica ya lo eran, imagínense ahora, en plena crisis y con lo que nos queda por pasar todavía. Para el patrimonio siempre es y será época de crisis. Ya se sabe que la cultura, la educación y, por extensión, el patrimonio, son “cuestiones sin importancia y que sólo les interesan a unos cuantos”. Así nos va. En estas escasas líneas damos un repaso al estado actual de algunos de los elementos más relevantes de nuestro patrimonio histórico. Comenzaremos por la Iglesia Mayor de la Encarnación, quizá el edificio más representativo de Motril y antigua iglesia-fortaleza, que en próximas fechas va a sufrir una remodelación exterior, recuperándose, entre otros, el espacio que hoy se encuentra a sus pies, en su lado oeste, donde estuvo el antiguo atrio, protegido por la Torre de la Vela. Pocos años atrás se rehabilitó el interior del templo únicamente con criterios estéticos y de utilidad, perdiéndose una magnífica oportunidad de haber realizado un serio y necesario estudio de su planta y criptas subterráneas. En cuanto a las edificaciones civiles de cierta importancia que nos quedan, la Casa Garcés, con su doble fachada a las calles Cardenal Belluga y Comedias, ya concluida su rehabilitación, se convertirá próximamente en la sede del esperado Museo de Historia de Motril. Salvo sorpresa, se inaugurará la próxima primavera. Por su parte, la Casa Ruiz de Castro, construida en el siglo XVIII y situada junto al Mercado Municipal, se está ya rehabilitando y se convertirá en un centro de arte y exposiciones. La popular Casa Garach, construida a principios del s. XX en la plaza de Frco. J. de Burgos, en pleno casco urbano, presenta actualmente un estado lamentable y ruinoso.

De milagro podría calificarse el que haya aguantado las copiosas lluvias del pasado invierno. No obstante, hay buenas noticias sobre su futuro, ya que se va a proceder a su apuntalamiento para evitar males mayores, pues el edificio no se encuentra en condiciones de aguantar mucho más tiempo. También debemos reseñar la acertada iluminación artística de varios edificios históricos de nuestra ciudad: Ayuntamiento, Casa de la Condesa de Torre-Isabel, Teatro Calderón y más recientemente, las chimeneas de las fábricas azucareras, tan características de nuestro paisaje urbano. Tras el largo período que han permanecido “a

oscuras”, esperemos que su iluminación se haga ya de forma definitiva. Ya que estamos con el patrimonio industrial azucarero, actualmente se está procediendo a la rehabilitación de la zona sur de la fábrica de El Pilar, dotándola de espacios ajardinados y de paso para futuros visitantes, así como de iluminación exterior. Algunas de sus dependencias como la casa de administración y el almacén de efectos de bonita planta octogonal ya están restauradas, pero otras, como la nave de molinos, con sus dos enormes

7


máquinas de vapor, esperan su turno. La otra instalación fabril que nos queda en el casco urbano, la Alcoholera, ha vivido momentos de gran incertidumbre, en especial su Casa de Administración, debido al proyecto de conexión peatonal desde Las Explanadas al Parque de Los Pueblos de América. Su inscripción por parte de la Junta de Andalucía en el Catálogo General del Patrimonio Histórico, junto a la chimenea, la destilería y el almacén, aseguran su protección y conservación. Menos mal, ha faltado poco. Para terminar, hay que hacer mención a dos actuaciones que se han realizado en Torrenueva. Por un lado, la excavación del vertedero del taller alfarero romano

de La Cañada de Vargas, donde se han recuperado abundantes fragmentos de ánforas salazoneras de los siglos I al III de nuestra era, una especie de espigón relacionado con algún tipo de embarcadero y una pequeña necrópolis tardorromana. Los materiales recuperados se custodian actualmente en la propia localidad costera; no obstante, algunos de ellos serán expuestos en el futuro Museo de Historia de Motril. La otra actuación, realizada en el presente año 2010, ha sido en la torre vigía que da nombre a la localidad. Se ha limpiado por dentro, la estancia y la terraza, y se ha hecho un sondeo a sus pies donde han salido algunos restos romanos y medievales.

´ CHARCA OPERACION actualidad de la charca de suárez

Texto y Fotografía: Pepe Larios

E

l día 12 de Junio de 2010 se celebro el DÍA DEL LITORAL en toda la zona costera de Andalucía en colaboración con “La Red del Litoral Andaluz”, con la coordinación del Aula del Mar y la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. La Asociación Buxus lo celebró en la Reserva Natural concertada “Charca de Suárez” Los objetivos que se pretendieron con esta actividad fueron: proteger a la flora autóctona que habita en el entorno y conocer la avifauna presente en la zona, educar y sensibilizar a la población lugareña y estival, sobre los valores ecológicos y paisajísticos medioambientales de esta franja litoral, en continua transformación, como frontera natural entre el mar y la tierra, donde la especulación urbanística que sufre toda la zona costera andaluza hace que en muchos casos zonas como estas desaparezcan bajo bloques de hormigón. Se preparó una triple actividad con avistamiento de aves, preparación de una zona para nidificación de camaleones y eliminación de plantas exóticas presentes en la zona, en la cual participaron unos veinte voluntarios y público en general.

CURIOSIDADES 2010 ´ ORNITOLOGICAS Malvasía (Oxyura leucocephala) 4 Cigueña blanca (Ciconia ciconia) 1 Flamenco (Phoenicopterus ruber) 9 Garza imperial (Ardea purpurea) 5 Espatula (Platalea leucorodia) 1 Cerceta pardilla (Marmaronetta angustirostris) 2

Garceta grande (Egretta alba) 1 Garcilla cangrejera (Ardeola ralloides) 6 Águila pescadora (Pandion haliaetus) 2 Fumarel cariblanco (Chlidonias hybridus) 2 Pagaza piconegra (Gelochelidon nilotica) 2 © Eduardo Cruz Casanova

Número de ejemplares avistados

8


FOTO

DENUNCIA

A

brimos esta sección con el objetivo de convertirse en plataforma desde la que denunciar las atrocidades que se cometen y que se puedan cometer, contra el patrimonio de la costa de Granada, ya sea natural, histórico o cultural, y animamos a todos nuestros lectores a que se conviertan en vigías de la sostenibilidad enviándonos sus fotografías.

¿Ruina total?

Destrucción de Arbolado De nada le sirvieron su porte, su belleza, su sombra, su cobijo o su indefensión. Albergamos la ilusión de que la sed de destrucción de sus ejecutores se hubiese calmado tras la devastación realizada en la Avda. de Salobreña, pero no fue así. Al parecer, los escasos 20m2 que ocupan sus troncos rompían la estética del granito y el asfalto de nuestro alcalde más ambiental. Esperamos que esta tropelía no se olvide. Nosotros si la recordaremos.

Parece que por fin se va a consolidar su fachada. ¿Para cuando su rehabilitación completa?

Circuitos ilegales

El Majuelo Inundado

Este es el estado que presentaba la factoría de salazones de época romana del parque del Majuelo tras las lluvias de este invierno. Totalmente descuidado.

Los circuitos ilegales de motos en los alrededores de la Charca de Suárez siguen usándose a pesar del gran impacto que producen.

9


Asociación Buxus

17 años de acción ambiental

N

o es una presunción afirmar que sin la acción de las asociaciones de defensa de la naturaleza y del patrimonio cultural nuestro territorio no sería el que es. Las administraciones públicas, que tienen el deber de velar por el uso racional de los recursos y la protección del patrimonio común, a menudo son más sensibles a las presiones de los poderes económicos y financieros que a este mandato social. Y ahí es donde la acción de los ciudadanos, a través de las asociaciones es fundamental. Ese fue el objetivo que nos pusimos cuando en 1994 constituimos la Asociación Buxus, integrando acciones y personas que ya desde atrás veníamos interesándonos por estos temas. Tras 17 años tenemos a nuestras espaldas mucho trabajo, más desazones y mucha más esperanza y ganas de seguir peleando. En el haber algunas satisfacciones importantes: La recuperación de la Charca de Suárez, el cambio de trazado de la Autovía del Mediterráneo, salvando el Tajo de los Vados y algunos yacimientos arqueológicos importantes; la protección del Boje y otras especies como el Romero Blanco en nuestra comarca; la inclusión del Karst de Calahonda dentro de la Red Natura 2000; la declaración como Bien de Interés Cultural de la fábrica de azúcar de la Caleta o la inclusión de las laderas de subtropicales como paisaje singular de Andalucía. A esto se unen cientos de actividades realizadas de educación ambiental, denuncias, reforestaciones, vigilancia del litoral, publicaciones, alegaciones a planes urbanísticos, a actividades impactantes, a la protección del patrimonio cultural. Y más recientemente, la puesta en marcha de nuestra sección de senderismo: Los Alpargateros. En el debe, no haber podido salvar las Zonas Húmedas en la desembocadura del Río Guadalfeo, hoy bajo una discoteca cutre de verano; la destrucción de la Vega del Guadalfeo; la tala del arbolado en Motril o la proliferación de cientos de actuaciones urbanísticas que degradan nuestro territorio sin justificación, día a día. Y muchos proyectos y esperanzas por realizar, como más perentorios, conseguir la protección del Tajo de los Vados y la Sierra de Lújar, ambos muy amenazados. Próximas actividades -Día mundialde las Aves

LA CHARCA DE SUÁREZ

RESERVA NATURAL CONCERTADA

El 17 de febrero de 2009 se declara la Charca de Suárez reserva natural concertada tras 17 años de acción ambiental en defensa, entre otras muchas causas, del humedal costero. Los valores ecológicos innegables y de disfrute de la naturaleza de este pequeño reducto de lo que fue antaño la vega del Guadalfeo, se han visto por fin reconocidos a nivel institucional, aportándole a Motril, una seña de identidad ecológica que tan necesaria es en la actualidad. Asociaciones de estudio y defensa de la naturaleza, con la asociación Buxus a la cabeza, nos hemos preocupado a lo largo de estos duros años -en los que no se veía un final satisfactorio- de estudiar y divulgar los valores de la Charca de Suárez, a la vez que hemos estado siempre atentos a cualquier desmán que se pudiera cometer, que han sido muchos. Por todo esto, debemos felicitarnos, asociaciones, ciudadanos e instituciones públicas en la convicción de que, entre todos, lo hemos conseguido. La Asociación Buxus no es, afortunadamente, la única que trabaja en este campo. Otros compañeros y compañeras de otras organizaciones están en esta lucha, a los que desde aquí animamos en esta batalla continua, las más de las veces desproporcionada pero, siempre, imprescindible, que iniciamos hace ya 17 años.

¡únete a nosotros!

3 de Octubre-Charca de Suárez

(Anillamiento y colocación de las placas en los observatorios

-Jornada de Voluntariado 31 de Octubre-Charca de Suárez (Colocación nido Águila pescadora y control de Ceratophyllum)

-Seminario Red Litoral

Texto: Francisco Tarragona

16 y17 de Octubre-Tarifa

Si estás interesado en participar en cualquiera de las muchas actividades que la asociacion Buxus lleva a cabo, puedes informarte en nuestra oficina sita en: C/ Cañas nº 2 2º Motril (Granada) Telf: 958602172 o en nuestra web: www.asociacionbuxus.org

10


Alpargatazos Texto y Fotografías: Jose Juan Redondo

La ruta de los Mineros en Sierra de Lújar

Distancia: 8,5 Km. Circular Desnivel: 580m. (de la cota 360msnm a la 940msnm) Época recomendable: Primavera y Otoño. Salir temprano si se hace en Verano. Llevar agua en verano y ropa de abrigo en Invierno

L

a excursión comienza en el punto kilométrico 1 de la carretera A346, a un kilómetro de distancia del puente de los siete ojos, sobre el río Guadalfeo. Nos encontraremos en una pequeña explanada con un rótulo que describe la ruta, junto a otro que señala la mina Carriles. El sendero está balizado mediante estacas con flechas blancas, que indican el sentido aconsejado para la marcha. Se comienza siguiendo el carril de grava de acceso a la mina. A unos 200 m, veremos un dique de contención en el lecho de la rambla. Es la señal para tomar la vereda peatonal, a la derecha según subimos, marcada con dos estacas.

A partir de aquí, el sendero discurre paralelo a la carretera, pero por encima de ella, por lo que resulta invisible desde abajo. La pendiente, al principio, no es grande, y se van ganado metros de modo muy suave. A unos 15 minutos de marcha, el sendero comienza a ganar altura rápidamente, mediante unos pronunciados zigzags. La ladera discurre por la cara norte de Sierra de Lújar, poblada de matorral, con especies como esparto, matagallo, jarilla, jara, gran variedad de tomillos, aulagas, romero, etc. Conforme se asciende, se va teniendo una panorámica cada vez más completa del valle del Guadalfeo. Hacia el oeste: el valle de Lecrín, con el embalse de Rules y el valle del Lanjarón. Hacia el norte: toda la cara sur de Sierra Nevada, con Órgiva al frente y,

sobre ésta, Cáñar y Soportujar. Más al este, ya encajados en el valle del Poqueira: Pampaneira, Bubión y Capileira. Asimismo, podremos ver la transición del bosque al matorral de alta montaña. Una vez superado el primer gran repecho en zigzag, el camino presenta una derivación hacia el este (izquierda, según se asciende). Se puede tomar, puesto que convergerá con nuestra ruta más arriba, aunque se desaconseja por ser su pendiente mayor. El camino discurre por terreno con abundante material suelto casi todo el trayecto. Al llegar a la cota 740msnm, veremos que el camino discurre prácticamente por una cresta que da paso a un valle muy abierto, al oeste, conocido como barranco del Muerto. Hay una pequeña plataforma a modo de mirador con un rótulo que explica, no el paisaje, sino las penurias de los mineros de antaño, que tomaban este camino casi a diario. Aquí comienza el bosque, con cierta cantidad de pinos, encinas, coscojas, cornicabras, juníperos, lentiscos y algunos madroños. También comienza la rampa más empinada. Si se presta atención, es posible encontrar trozos de galena entre la grava del terreno. Próxima la cota 900msnm, el sendero gira bruscamente hacia el este y va reduciendo la pendiente. Es la señal de que estamos llegando a la cota más alta del recorrido, en el mirador, a 940 m. de altitud. Desde aquí se dispone de una panorámica privilegiada de los rasgos más destacados del paisaje de la cuenca del Guadalfeo. El siguiente trecho, por el carril, es el menos atractivo,

11


Datos técnicos: GPS: Garmin Geko 201 Cobertura de móvil: buena en todo el recorrido. Valoración MIDE (Medio, Itinerario, Desplazamiento, Esfuerzo) Medio: 1 Itinerario: 2 Desplazamiento: 2 Esfuerzo: 3 Horario MIDE: 3 h 34 minutos

Otras Opciones pero no hay otra posibilidad, dado lo extremadamente abrupto del terreno. Tras unos dos kilómetros de curvas en descenso, se llega al Centro de Interpretación. En los paneles exteriores se detalla la historia de la minería de Sierra Lújar, desde la más remota a la actual. También nos podemos asomar a la boca de la mina. A un kilómetro pendiente abajo, en el talud del carril, se puede ver la roca dolomítica con la textura cebrada (franciscana), señal de mineral de plomo. El siguiente hito, en el lecho del barranco de los Castillejos, invita a seguir pendiente abajo, a la izquierda. A unos tres kilómetros concluye el recorrido, en el punto de inicio del circuito.

VARIANTE DE LA CASETA MINERA (3,5 km desde las ruinas de la caseta minera) e inicia igual que la anterior, pero al llegar a la cota 700msnm, poco antes de las ruinas de una caseta minera, se toma una vereda bien marcada, con un firme empedrado a tramos. Nos conduce en descenso paralelo al barranco de los Castillejos, pasando por una torre del cable minero tumbada. Al llegar a la cota 440msnm, aproximadamente, hay que intuir el descenso al lecho del arroyo. Es posible que la maleza haga un poco incómoda esta variante.

S

VARIANTE DEL CORTAFUEGOS (3,7 km desde el barranco de los Castillejos, más 2 km de carretera para retornar al punto de inicio) l llegar al lecho del barranco de los Castillejos, se gira a la derecha, lecho arriba, por el carril hasta la cota 760msnm, aproximadamente. Si se prosigue esta pista de tierra hacia la izquierda, en dirección norte, alcanzaremos un cortafuegos que discurre por toda la cresta rocosa. Nos conduce directamente a la antigua línea del cable minero, con las torres metálicas aún en pie. Si seguimos el sendero sobre el cortafuegos, llegaremos finalmente al cruce de Los Tablones, donde se pueden ver los restos de los antiguos descargaderos y almacenes de mineral. El regreso al punto de inicio, a dos kilómetros, se hace siguiendo la carretera A346.

A

VALORACIÓN MIDE

1

2

2

3

Calendario de próximas salidas en

www.asociacionbuxus.org o en el teléfono 653562691

12


Hojas Texto: Antonio Navarrete

E

l dos mil nueve ha sido el año del doscientos aniversario del nacimiento en Shrewsbury (Inglaterra) de Charles Darwin, científico y pensador de planteamientos tan novedosos y revolucionarios en su tiempo, que aún hoy, ciento cincuenta años después de la publicación de su obra más relevante, El origen de las especies, en donde desarrolló su idea, sencilla pero genial, sobre la selección natural, insisto, aún hoy su pensamiento en general y sus contundentes argumentos científicos, siguen siendo la columna vertebral de ciencias como la biología evolutiva y otras nacidas bajo el potente imperio de su luz, como la ecología o la etología, modernamente llamada ecología del comportamiento. De este galileo del naturalismo, en España son muy pocas las obras publicadas, creo no exagerar si afirmo que de las diecisiete que escribió no serán más de siete u ocho las traducidas a nuestra lengua. Tal vez con este simple dato se pueda deducir el odio y, por que no decirlo, el miedo de amplios sectores de nuestra sociedad a la ciencia con mayúsculas; a la ciencia que no se doblega ante la constante ingerencia de capitostes tan poderosos como ignorantes y taumaturgos tan caducos y oscurantistas como poderosos. La editorial Laetoli, en su empeño por subsanar la deuda editorial española con Darwin, pone ahora en nuestras manos la primera Autobiografía actualizada, y con el texto ordenado íntegramente como lo escribió su autor. Cuando esta obra se publicó en 1887m ya fallecido Charles Darwin, había sido objeto de una implacable censura en la que había perdido cerca del veinte por ciento de su contenido. Principalmente habían sido mutilados los párrafos en los que el autor hacía patente su posicionamiento respecto a las religiones. Posicionamiento que no ser caracterizaba por ser demasiado beligerante con el cristianismo imperante en su entorno, ni con ninguna otra religión. Pero que sí le permitía definirse de manera explícita como agnóstico. Vocablo recién creado por su amigo Thomas H. Huxley, y que Darwin rápidamente

Ficha Título: Autobiografía (Edición No Censurada) Autor: Charles Darwin Editorial Laetoli Colección Las dos culturas P.V.P. 13€

puso en uso por expresar con exactitud su postura en relación con el hecho religioso. Esta injusta censura, que también se llevó por delante otras opiniones vertidas por el autor sobre diversas materias, así como valoraciones sinceras sobre personajes coetáneos, fue ejercida principalmente por su esposa, persona de fuertes convicciones religiosas, y en menos grado por sus hijos que, no quisieron o no pudieron contrarrestar el ímpetu censor de la m madre y terminaron por aceptar la publicación manipulada a su antojo de la Autobiografía de su padre. Gracias al recto criterio de una nieta de Darwin, en 1958, setenta años después de su primera edición, por fin se eliminó tan pacata censura y nos brindó esta obra pequeña pero jugosa, tal y como la concibió el padre del evolucionismo. En España no se había editado este título hasta 1977 por Alianza y 2006 por Belacqua, pero, ¡increíblemente se había hecho en ambos casos con la versión censurada!. Espero que esta edición íntegra sirva para acercarnos a la figura de este insigne naturalista. No quiero dar por terminado este comentario sin hacer referencia a un asunto que muchos pueden considerar como mera anécdota, yo mismo lo hago a veces, pero otras me rebelo, y me pregunto como es posible que una empresa española de anís mantenga una etiqueta diseñada, hace más de un siglo, para escarnio y burla de Charles Darwin, uniendo su rostro, a mi juicio de anciano honorable, a un cuerpo simiesco, desnudo y peudo. Estoy seguro que si recibiera este mismo tratamiento cualquiera de los líderes, profetas o caudillos de esta o aquella religión o ideología, los gritos de “blasfemia”, las amenazas de muerte contra el dibujante y puede que las llamas purificadores contra la fábrica promotora, habrían puesto fin rápidamente al atrevimiento. En el caso que nos ocupa, ni siquiera un siglo de avances en el pensamiento y en la tolerancia han conseguido que un simple logotipo publicitario sufra una pequeña rectificación y cambie el rostro de alguien que nunca mereció tal menosprecio. ¡Cuanto tiempo y esfuerzo cuesta en este país cambiar las ideas y que poco interés demuestran aquellos que podrían acelerar la divulgación de la ciencia!. La humanidad vislumbrando la vida sintética y en España dándole todavía leña al mono.

13


Bicheando por la Red

¿Quieres saber más sobre las plumas? En la red son varios miles las páginas de temática ornitológica. Uno no tiene más que escribir en un buscador una o varias palabras claves relacionadas con las aves y la avalancha de págnas que se le viene encima es descomunal. La mayoría de ellas se refieren a un grupo de aves en concreto o a las innumerables asociaciones ornitológicas repartidas por el globo. Voy a proponer, no obstante, en este primer número del nuevo Colorín, páginas webs que tratan aspectos más concretos del mundo de las aves en un ejercicio de lo que podemos llamar imaginariamente como intraornitología. Empezaremos en este número con las plumas. No es raro que en excursiones, paseos esporádicos por el campo o mientras caminamos por la calle nos encontremos plumas y, tanto por mera curiosidad o por cualquier otro motivo, queramos saber el nombre del pájaro propietario de la misma. Podemos acudir, por supuesto (bueno, por supuesto desde hace pocos años),

a las librerías donde pueden encontrarse algunas guías que tratan este tema. Propongo internet para ayudarnos a satisfacer nuestra curiosidad. Mi preferida es la holandesa Feathers (1), disponible en neerlandés e inglés. En ella podemos buscar alfabéticamente, utilizando el nombre científico, fotografías de plumas de un montón de especies europeas con la particularidad que no son plumas sueltas sino que muestran todas las plumas de la cola, del ala o de ambos. Otros enlaces con colecciones de plumas, aunque mucho más limitadas, los encontraremos en las direcciones (2, 3, y 4) Por último, me gustaría recomendar un libro que puede descargarse en formato pdf en la dirección (5). Se trata de un manual sobre plumas y plumaje. No es una guía, sino una introducción científica al porqué de las plumas, de su color, de su estructura, etc, una delicia de leer.

http://www.michelklemann.nl/verensite/start/index.html

1 2 3

Texto: Carlos Sarompas Cazorla

http://www.gefiederkunde.de/index.html http://www.ornithos.de/Ornithos/Feather_Collection/Feather_Collection.htm

4

http://www.faunoekjmueller-magdeburg.de/FederSlg__Ubersicht/body_federslg__ubersicht.html

5

http://w10.bcn.es/APPS/wprmuseuciencies/Museu.GeneradorPagines?idioma=2&seccio=15_4_3.1714

14


La Especie

© Eduardo Cruz Casanova

Boje de Baleares (Buxus balearica) El Boje de Baleares o Buxus, además de darle nombre a nuestra asociación, es probablemente la más importante de cuantas joyas botánicas podemos encontrar en la Comarca de La Costa. Su importancia se la otorga el hecho de que su distribución a nivel mundial está restringida a: Norte de Marruecos, Las Baleares y las provincias de Granada, Málaga y Almería, encontrando en nuestra costa las poblaciones en mejor estado de conservación del sur peninsular. Es una planta leñosa, que puede alcanzar porte arbóreo si las condiciones se lo permiten y cuyas hojas, de forma

ovalada, tienen un color verde brillante la mayor parte del año salvo en los meses secos, que adquieren un tono rojizo debido a la falta de agua. Su frutos tienen una característica forma de corona que la hacen muy fácil de identificar en el campo. Los estudios han constatado que esta planta era mucho más abundante en otras épocas más cálidas y húmedas por lo que su supervivencia hoy día es un ejemplo de adaptación que debemos respetar y conservar. Los mejores lugares para disfrutar de la presencia del Boje son por ejemplo: los Tajos de los Vados, La Sierra de Los Guájares, Río Verde o el paraje natural de Maro-Cerro Gordo.

Profile for Eduardo Cruz

El colorín nº 1  

Revista medioambiental de la Costa granadina

El colorín nº 1  

Revista medioambiental de la Costa granadina

Advertisement