Page 97

hace diez años provocaban extrañeza y eran calificados de antiestéticos o feos, hoy en día han sido asimilados por el barcelonés, que es capaz de detectar en ellos tanto defectos como aciertos. En el proyecto se ha querido confrontar la mirada técnica con otras miradas provenientes de la ciudadanía, una intención que no es habitual, aunque tampoco es desconocida. El diálogo de discursos, de confrontación y de encarar miradas, además de haber contribuido a la elaboración de este libro y de haber sido una experiencia de la cual hemos aprendido todos, abre otras posibilidades que ultrapasan parte de los objetivos del proyecto en su conjunto y del trabajo relativo a la percepción del usuario en particular. A pesar de ello, consideramos pertinente apuntar algunas ideas finales que permiten dejar abiertas vías de discusión acerca del espacio urbano.

A pesar de que se pidieron apreciaciones de tipo estético, poca gente ha abordado los elementos desde esta perspectiva Situamos algunas de estas vías en el contexto de la concepción de la participación de la ciudadanía, de las voces técnicas y de las encargadas de la gestión, en el debate del espacio público. Especialmente en las posibles redefiniciones de los roles y las relaciones entre los actores en los diferentes momentos de la construcción de la ciudad. Se enmarcan aquí también las posibles concepciones y gradaciones de la participación ciudadana, ya sea para recoger su opinión, formando parte del debate y la deliberación, o para codecidir en la discusión sobre la planificación, el diseño, la ejecución, la gestión y el mantenimiento del espacio público. De un modo más particular, entre otros temas, citamos la autoconceptualización del propio ciudadano, que cuando se le cita para saber cómo “usa” el espacio se sitúa, en la mayoría de los casos, como peatón. Una constatación que estaría apoyando las propuestas sobre calles que se formulan en este libro, y que puede que esté pidiendo que se formule el planteamiento de profundizar en la relación entre esta concepción y la estructura urbana del barrio o de la ciudad. Ideas, todas ellas, que de un modo u otro siguen remitiéndonos a la sostenibilidad del espacio urbano, especialmente a su dimensión sociocultural, en lo que tiene que ver con la diversidad social de este espacio y con el grado de participación de los diferentes actores en su diseño y en su gestión.

97

La U Urbana - El libro blanco de las calles de Barcelona  
La U Urbana - El libro blanco de las calles de Barcelona  

La U Urbana. El libro blanco de las calles de Barcelona se ha reeditado en 2010 en un solo volumen (de los cinco originales) con un CD que...

Advertisement