Page 89

La U urbana desde la percepción del usuario Grupo de Investigación en Intervención Ambiental. GR. Psico-SAO. y CR. Polis Universidad de Barcelona

Hasta aquí hemos podido, leyendo, oír la voz de los gestores de la ciudad, la de los expertos en diseño, en urbanismo y en ciencias sociales. Ha llegado el momento de ceder la palabra al usuario de la U urbana para conocer qué percepción tiene de ella. ¿Qué opina el ciudadano de los elementos urbanos? ¿Qué opina acerca de las calles de su ciudad? Calles que no pueden ser consideradas, ni “amuebladas”, desde la perspectiva de una única función, la de permitir el acceso y los desplazamientos, sino que deben ser contempladas en toda su complejidad de espacio público de relación, como el lugar capaz de facilitar o inhibir las interacciones sociales. Con el fin de que la U urbana adquiera el pleno sentido de urbana, de cívica, será necesario cuidarla día a día, incrementar su calidad, optimizar recursos, facilitar su gestión, tender hacia nuevas formas de hacer, de estar y de apropiársela, en las que podamos sentirnos todos implicados, gestores, técnicos y ciudadanía.

Para que la U urbana pueda adquirir su pleno sentido habrá que cuidar de ella día a día Desde los presupuestos teóricos de nuestro Grupo de Investigación en Intervención Ambiental, la conversión del espacio en espacio público se vincula con la construcción de significados compartidos, eso nos remite a su dimensión social. Se trata de la apropiación de símbolos a través de las acciones y las identificaciones que los diferentes actores (individualmente y grupalmente) desarrollan en un marco necesariamente socio-físico. El valor simbólico de los elementos urbanos, además de sus cualidades técnicas (más o menos sostenibles en su concepción, fabricación y mantenimiento), facilita o dificulta la conducta sostenible de los ciudadanos(1). Y en función del grado de propiedad con que se viva el espacio público, mayor o menor será el cuidado que de él se tenga. Del mismo modo que según la diversidad de lecturas y las actividades que se realicen se podrá hablar de un mayor o menor grado de identidad, como otro aspecto de la dimensión social de la sostenibilidad. Nuestro objetivo en este caso, ha sido facilitar la expresión del ciudadano anónimo que, siendo a un tiempo receptor y actor de la U urbana, se convierte, además, en observador. Hemos tratado de escucharlo, de mirar como mira, puesto que cuando hablamos de la percepción que se tiene de una realidad nos estamos refiriendo al modo como dicha realidad es vista, interpretada(2). 1. Cómo se ha explorado en ocho asentamientos urbanos en Europa y América. Resultados del trabajo recogidos en el monográfico City-Identity-Sustainability, de la revista Environment and Behavior, 2002. 2. POL, E. y MORENO E., Metodologies per a la detecció dels impactes sobre el medi social/humà. Documents dels Quaderns de medi ambient. Barcelona: Dept. de Medi Ambient, Generalitat de Catalunya, 2002.

89

La U Urbana - El libro blanco de las calles de Barcelona  
La U Urbana - El libro blanco de las calles de Barcelona  

La U Urbana. El libro blanco de las calles de Barcelona se ha reeditado en 2010 en un solo volumen (de los cinco originales) con un CD que...

Advertisement