Page 56

SEGUIR

B LO G G ER S I N V I TA D O S ¬

Fermín Koop y Damián Profeta. C r e a d o r e s d e C l a v e s 21 , B u e n o s A i r e s , Argentina. c l a v e s 21 .co m . a r

AMÉRICA LATINA RUMBO A PARIS Este año se perfila como un punto de inflexión en la lucha contra el cambio climático gracias a los compromisos asumidos por países desarrollados y en vías de desarrollo para reducir su nivel de emisiones de gases de efecto invernadero (GEIs), que deberán plasmarse en un acuerdo global vinculante en la cumbre de diciembre en París, la COP21. América Latina y el Caribe representan el 9.6% de las emisiones del planeta, incluyendo las vinculadas a deforestación y uso del suelo. Un total de 19 países de la región presentaron ante Naciones Unidas sus Contribuciones Previstas y Determinadas a Nivel Nacional (INDC, por su sigla en inglés). Hablar de INDC es hablar de los planes nacionales para reducir emisiones y luchar contra el cambio climático. Estos planes tienen semejanzas y diferencias en las reducciones comprometidas y en el año base utilizado para el cálculo. Muchos han definido metas “incondicionales” apoyándose en recursos propios, un factor positivo que muestra el nivel de madurez de los Estados; pero también incluyeron metas “condicionales”, supeditadas al logro de financiamiento internacional. Es destacable que algunos países llevaron adelante procesos multisectoriales de consulta pública para la definición de sus INDC, como México y Chile. Trabajar sobre el sector energético es uno de los ejes principales en los INDC de la región, con el objetivo de desarrollar energías renovables convencionales, como la hidroeléctrica, y no convencionales como la solar y eólica, e implementar medidas de eficiencia energética. Al mismo tiempo, se pone el eje en el sector forestal para reducir la pérdida de bosques y en implementar medidas en el sector agropecuario, del transporte e industrial. Argentina propone reducir sus emisiones en un 15% respecto a BAU (Business as ussual) 2030. Ese compromiso es incondicional. No obstante, propone una reducción adicional de un 15% si se contase con financiamiento internacional. Argentina es responsable del 0,8% de la emisión de GEIs del mundo. De esa cifra, el 43% proviene del sector energético; el 28% de la agricultura y ganadería; el 21% del cambio de uso del suelo y silvicultura; el 5% de residuos, y el 3% de procesos industriales. El gobierno argentino consideró que esta propuesta es “justa y ambiciosa” y tiene en cuenta "la prioridad de la República Argentina de continuar la senda de crecimiento con inclusión social". Sin embargo, la presentación de las metas argentinas no estuvo exenta de polémica, ya que distintos referentes ambientales y organizaciones no gubernamentales, como la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), rápidamente tildaron esos compromisos de "conservadores y poco ambiciosos". Las críticas más fuertes estuvieron orientadas a que el plan nacional “fomenta el desarrollo de energía nuclear y la construcción de grandes represas hidroeléctricas”, a pesar del potencial de desarrollo de energías más limpias.

56 / ecomanía

Profile for Ecomania

ECOMANIA#26 // SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015  

Ecomanía es la primera revista de sustentabilidad pensada para vos. Verde y sensible. Digital y bimestral. Leela y pasala.

ECOMANIA#26 // SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015  

Ecomanía es la primera revista de sustentabilidad pensada para vos. Verde y sensible. Digital y bimestral. Leela y pasala.

Profile for ecomania
Advertisement