Issuu on Google+

Nº 36 Verano 2003 - 3,00 €

Guerra de Iraq IMPACTOS AMBIENTALES

Trasvases: Tajo y Ebro Conflictos ecológicos y mujer Tortugas en Mauritania Telefonía: efectos en la fauna

BIOMÍMESIS


20 Nº 36 - Verano 2003 EDITA:

ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

EQUIPO DE REDACCIÓN:

Guadalupe Castro, José Luis García, Theo Oberhuber, Juan Carlos R. Murillo, Paco Segura

PRODUCCIÓN, DISEÑO Y MAQUETACIÓN:

24

Ecologistas en Acción

COLABORAN EN ESTE NÚMERO:

Alfonso Balmori, José V. Barcia, José Ricardo Belmonte, Alejandro de Ben, Paco Castro, Juan Clavero, Antonio Estevan, Ramón Fernández Durán, Luis Flores, Teresa Mª. GómezPastrana, Luis González Reyes, Miguel Á. Hernández, Antonio Hernández, Santiago M. Barajas, Ladislao Martínez, Irene Martín, Alberto Mayor, Ester Montero, Pablo Moros, Elvira Morote, Roberto C. Oliveros, Jorge Riechmann, Inma Salado, Fe Sanchís, Francisco Toledano, Lola Yllescas.

28

32

ADMINISTRACIÓN:

Noelia Carreras, Esperanza López de Uralde, Saioa Magunacelaya.

34

PORTADA:

Pozos ardiendo en el sur de Iraq, durante la guerra de 1991. FOTO: JONAS JORDAN, US ARMY.

GUERRA CONTRA IRAQ Impactos ambientales de la guerra de Iraq Graves consecuencias sobre el medio ambiente y las personas, por Paco Castro

LEGISLACIÓN Incumplimiento de la legislación ambiental Falta voluntad política para aplicar la normativa existente, por Fe Sanchís

43

46

SOSTENIBILIDAD Biomímesis Un concepto esclarecedor para pensar la sustentabilidad, por Jorge Riechmann

50

AGUA El trasvase Tajo-Segura Balance tras 24 años de funcionamiento, por Miguel Ángel Hernández Soria El Trasvase del Ebro, un conflicto en aumento Crecientes dificultades para sacar adelante este insostenible proyecto, por Antonio Estevan

54

GLOBALIZACIÓN El movimiento antiglobalización en 2003 Otro punto de inflexión es necesario, por Luis González Reyes Desobediencia transformadora Una herramienta para luchar contra la injusticia y generar alternativas, por José V. Barcia

MUJER Mujeres y conflictos ecológicos De la movilización hacia las nuevas alternativas para el desarrollo sostenible, por Teresa Mª. Gómez-Pastrana

CONTAMINACIÓN Prospecciones petrolíferas en Canarias Grave peligro para la base económica de las islas, por Antonio Hernández

IMPRIME:

Impresos y Revistas, S.A.

DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA:

COEDIS - Avda. de Barcelona, 225, 08750-Molins de Rei Tel. 93 680 03 60

PUBLICIDAD, SUSCRIPCIONES Y REDACCIÓN:

Marqués de Leganés 12, bajo 28004 Madrid Tel. 91 531 27 39 Fax: 91 531 26 11 comunicacion@ecologistasenaccion.org www.ecologistasenaccion.org

58

ISSN: 1575-2712 Dep. Legal: Z-1169-1979 Ecologistas en Acción agradece la reproducción y divulgación de los contenidos de esta revista siempre que se cite la fuente.

Esta revista es miembro de ARCE (Asociación de Revistas Culturales Españolas) y de FIRC (Federación Iberoamericana de Revistas Culturales)

Los beneficios de la venta de esta revista se destinan íntegramente a Ecologistas en Acción, organización sin ánimo de lucro declarada de Utilidad Pública (13-6-97) Impresa en papel 100% reciclado, blanqueado sin cloro

La revista de

36

ESPECIES Tortugas marinas en Mauritania Nuevas áreas de anidación en las costas africanas, por L. Flores, A. de Ben, I. Salado, E. Morote, J. Clavero y L. Yllescas

38

El calderón gris por Francisco Toledano Barrera

40

Fauna y telefonía móvil Efectos de las ondas electromagnéticas sobre la fauna urbana, por Alfonso Balmori

60

Los nitratos agrícolas La más importante fuente de contaminación de las aguas subterráneas, por Irene Martín

Conocer para defender Castrejón, encrucijada de ecosistemas por Miguel Á. Hernández y Roberto C. Oliveros

SECCIONES FIJAS 4 6 16 18 19 62 65

Editorial En Acción Internacional Portugal, tan cerca, tan lejos Latinoamérica Libros y revistas Tenderete ÍNDICE TEMÁTICO

Puedes obtener un índice temático de todos los números de la revista en: www.ecologistasenaccion.org/revista/indice/


ACCIÓN EN

Editorial

Espátulas, aves emblemáticas de Doñana. FOTO: ECOLOGISTAS

Aznalcóllar: el que contamina cobra

Y

a hace 5 años que la balsa de las minas de Aznalcóllar, propiedad de la empresa Boliden-Apirsa, vertió millones de metros cúbicos de lodos y aguas tóxicas al río Guadiamar, afectando a los Parques Natural y Nacional de Doñana, y al estuario del Guadalquivir. Nadie dimitió,nadie ha sido procesado.Ecologistas en Acción desde un primer momento se comprometió ante la opinión pública a exigir responsabilidades políticas, administrativas y penales hasta el final. Ante los incomprensibles archivos llevados a cabo por el Juzgado de Sanlúcar la Mayor primero,y la Audiencia Provincial de Sevilla después,se presentó un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional que, desgraciadamente, terminó archivando definitivamente esta causa. Los Tribunales han desestimado también las demandas civiles presentadas por el Ministerio de Medio Ambiente y la Junta de Andalucía que pretendían hacer pagar a Boliden sólo 150 millones de euros, de los 250 millones que ya nos ha costado a todos los ciudadanos este desastre. Ni hay ni habrá responsabilidades penales ni tampoco civiles. Boliden no sólo se ha ido sin pagar las facturas del vertido, sino que ha cobrado 36 millones de euros de subvenciones. En nuestro país, quien contamina cobra. Es evidente que los Tribunales no han cumplido con el deber de tutelar el bien jurídico protegido, cual es el derecho fundamental a un medio ambiente adecuado y a la salud pública. La impunidad en nuestro país ante una catástrofe ecológica de esta envergadura va a ser total. Las consecuencias ecológicas del vertido tóxico han sido de unas dimensiones enormes: 80 km de cauces afectados, 4.600 hectáreas de 9 municipios envenenadas,caladeros cerrados por contaminación de cadmio,cinc,cobre y arsénico,7 millones de metros cúbicos de lodos retirados, 30 toneladas de animales muertos, acuíferos altamente contaminados, récord mundial de concentración de metales pesados en aves acuáticas, 5.000 puestos de trabajo hipotecados... El Ecologista, nº 36, verano 2003

La mina de Aznalcóllar sigue actualmente siendo un enfermo crónico que evidencia la insostenibilidad del modelo de minería a cielo abierto. Los beneficios económicos obtenidos en su día, más por la obtención de subvenciones públicas y por el tráfico de residuos que por la explotación de mineral, fueron a parar a la multinacional sueca Boliden. Mientras, la gestión de los millones de metros cúbicos de residuos generados que forman enormes escombreras altamente tóxicas y la de la corta repleta de lodos tóxicos, siempre a punto de sobrepasar la cota de contaminación del acuífero, corre a cargo de la Junta de Andalucía, que no exigió nunca los avales exigibles por ley a la empresa para asegurar los gastos de restauración, gastos que pueden llegar a los 500 millones de euros de dinero público. Pero, además, la Junta, en vez de impedir la apertura de nuevas explotaciones mineras modelo Boliden, se ha centrado en la realización del denominado Corredor Verde del Guadiamar, proyecto que responde más al esfuerzo de mejorar la imagen de la zona que a una restauración real del entorno afectado por el vertido.Así,se ha actuado preferentemente en aquellas zonas cruzadas por vías de comunicación o muy transitadas como el vado de Quema, mientras en el resto se han producido numerosas marras –pérdidas de las repoblaciones- por la proliferación de herbáceas, que se ha pretendido controlar con roturación mecánica, lo que a su vez ha eliminado la regeneración natural que se estaba dando. Por otro lado, no se está completando el corredor ecológico con actuaciones destinadas a asegurar la conectividad del Corredor Verde con los espacios forestales de Doñana, lo que invalidará su valor real como corredor ecológico entre Doñana y Sierra Morena. Ecologistas en Acción entiende que hay que realizar las modificaciones legales pertinentes para que desastres ecológicos como el de Aznalcóllar, o el del Prestige, no vuelvan a quedar impunes.q


Secuelas de la guerra de Iraq Víctimas civiles1 A pesar de los alardes estadounidenses de que esta fue la campaña militar más rápida y clínica de la historia, un primer vistazo a los “daños colaterales” pone de manifiesto que entre 5.000 y 10.000 iraquíes no combatientes murieron en el transcurso de este ataque relámpago altamente tecnologizado. Organismos tales como la Cruz Roja, la Media Luna Roja, Amnistía Internacional, Human Rights Watch y Naciones Unidas están todavía llevando a cabo indagaciones y se resisten a anunciar una cifra definitiva. No obstante, todos coinciden en que el número de víctimas superará la cifra de otros conflictos recientes, como los 3.500 civiles muertos en la guerra del Golfo de 1991 y los 2.000 afganos inocentes que se sabe han perecido durante la invasión que se llevó a cabo en 2001 para expulsar a los talibanes.

El negocio de la reconstrucción2 Un grupito selecto de empresas españolas participarán en la reconstrucción de Iraq. Un negocio millonario que administra en solitario EE UU. 50 empresas españolas como BBVA, Aldeasa, FCC, ACS, Cepsa, Repsol, Iberdrola o Campofrío trabajarán como subcontratadas de las firmas estadounidenses, elegidas casi a dedo por la Administración Bush, que no convocó concursos públicos. Además, el hecho de que algunas tengan vinculación con dirigentes republicanos sembró más dudas aún sobre la transparencia del proceso. Las compañías españolas comparten pastel con, obviamente, las británicas, así como con danesas, australianas o búlgaras. La Casa Blanca recompensa así a los países que apoyaron la guerra y deja fuera las empresas de sus detractores –francesas, rusas, alemanas o sirias–.

Medio ambiente3 Los impactos ambientales en forma de contaminación del territorio y de las aguas, junto a la destrucción de ecosistemas, han de ser tenidos en cuenta porque suponen una hipoteca para el futuro de las generaciones iraquíes. En los próximos años asistiremos en Iraq a una verdadera emergencia sanitaria debido a la contaminación ambiental, que se sumará a los sufrimientos ocasionados por la guerra.q

FOTO: JOSÉ MANUEL FRANCO

1. Ian Bruce , The Herald (Escocia) . Traducción Equipo Nizkor. 2. La Corriente Alterna.com. 3. En esta misma revista: Impactos ambientales de la guerra de Iraq.

El Ecologista, nº 36, verano 2003

5


En Acción

Jane Goodall Jane Goodall ha ganado el Premio Príncipe de Asturias por su trascendental aportación científica, que ha permitido una mejor comprensión de los chimpancés y de las raíces del comportamiento y cultura humanas. Goodall saltó a la fama al descubrir que los chimpancés eran capaces de fabricar herramientas. En los 80 cambió la ciencia por el activismo para denunciar el exterminio al que se está somentiendo a esa especie. Para la zoóloga las amenazas que se ciernen sobre la supervivencia de los chimpancés no están relacionadas con la costumbre de los nativos de comer su carne; así, las poblaciones locales han vivido siempre en armonía con la selva; el problema está en las empresas que construyen carreteras que penetran en su hábitat miles de kilómetros, cazan a los chimpancés y venden la carne en las ciudades. Su activismo no se limita al mundo animal. Se posicionó contra la guerra de Iraq y declaró que “la guerra es por el petróleo y por el lobby de Israel”.q

Premios Goldman de Medioambiente 2003 Pedro Arrojo-Agudo, profesor de Análisis Económico en la Universidad de Zaragoza y Doctor en Ciencias Físicas, ha obtenido el Premio Goldman de Medioambiente de la categoría de Europa por su liderazgo en las campañas en contra del Plan Hidrológico Nacional y por su defensa de una nueva cultura del agua, basada en la gestión eficiente, el ahorro, la reutilización y la conservación de la buena salud de los ríos y ecosistemas hídricos. Para Arrojo,el premio "debe ser sin duda entendido como un premio colectivo a decenas de colegas, profesores universitarios y expertos, pero sobre todo a decenas de miles de personas que vienen levantando en España ese movimiento por una nueva cultura del agua que empieza a generar admiración en Europa e incluso a nivel mundial". Los Premios Goldman se conceden anualmente a líderes medioambientales de seis áreas geográficas: África, Asia, Eu-

ropa, Islas y Naciones Insulares, América del Norte, y América Central y del Sur. Además de Pedro Arrojo, en esta edición han resultado premiados: Julia Bonds, por liderar campañas a favor de evitar la minería en la cima de las montañas (América del Norte); Eileen Kampakuta Brown y Eileen Wani Wingfield, dos ancianos aborígenes, por su liderazgo en la campaña para bloquear la construcción de un vertedero nuclear en el Sur de Australia (Islas y Naciones Insulares); María Elena Foronda Farro, organizadora de la comunidad peruana, por su campaña para transformar la industria de la harina del pescado (América Central y del Sur); Von Hernández, por la organización de campañas contra las incineradoras de residuos en Filipinas (Asia); y Odigha Odigha, activista en la protección de bosques, por conseguir protección sin precedentes para los pocos bosques de lluvia que quedan en Nigeria.q

Algunos de los galardonados con el Premio Goldman 2003: De pie (de izquierda a derecha) Von Hernández, Richard N. Goldman (fundador de los premios), Julia Bonds. Sentados (de izquierda a derecha) Pedro ArrojoAgudo y Odigha Odigha. FOTO: GOLDMAN ENVIRONMENTAL PRIZE

FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

Fallece José Antonio Valverde

El Ecologista, nº 36, verano 2003

El 13 de abril fallecía en Sevilla José Antonio Valverde, uno de los fundadores en 1954 de la Sociedad Española de Ornitología (SEO). A pesar de que él preferiría que se le recordara como un investigador antes que como un conservacionista, la figura de Valverde estará siempre ligada a la protección de Doñana y a su Estación Biológica de la que fue su primer director. Nacido en Valladolid en 1926, era doctor en ciencias biológicas y profesor de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Dedicó los años 1952 a 1961 al estudio del entorno de Doñana y las Marismas del Guadalquivir. Entre sus aportaciones fundamentales, destacan la creación de la Reserva Biológica de Doñana en 1964 y la Reserva Biológica de Guadiamar en 1967. Colaboró activamente en la fundación del Parque Nacional de Doñana y estableció el Centro de Rescate de la Fauna Sahariana, dentro de la Estación de Zonas Áridas de Almería, del CSIC, destinado fundamentalmente a la recuperación de antílopes africanos. Pero, sin lugar a dudas, será Doñana el enclave en el que José Antonio Valverde concentra la mayor parte de sus energías. Gracias a tan enormes esfuerzos, consiguió la protección de este humedal repleto de aves, en una época, a finales de los años cincuenta, en la que se pretendía desecar y poner en cultivo las marismas del Guadalquivir.q


El cortijo de Jesulín de Ubrique es ilegal

Buques 'basura' en puertos asturianos Son muchos los barcos de similares características al Prestige los que visitan los puertos asturianos, ya que ante la posibilidad de que existieran problemas de falta de suministros y para evitar que parte de la flota española se quedara en dique seco, las autoridades españolas han optado por llenar el Real Decreto de Buques Peligrosos de “trampas legales”, con lo que barcos de todos los pabellones y, especialmente, buques de empresas españolas que deberían estar prohibidos, siguen transportando mercancías peligrosas. Entre éstos se encuentra el Alcudia buque monocasco que transportaba fuel desde Tarragona a la central eléctrica de Gesa,compañía eléctrica del grupo Endesa en Maó. CLH se vio obligada a retirarlo de la circulación, pero ahora ha sido “reconvertido”,y transporta Gasóleo por aguas del Cantábrico, ya que este combustible, junto a las gasolinas se considera un “combustible limpio”. El Alcudia, de 23 años, está en la lista del MOU (Paris Memorandum of Understanding) por deficiencias encontradas en las inspecciones portuarias. Además, no es el único de estas características que entra en El Musel, pues Ecoloxistes n’Ación d’Asturies ya denunció la presencia en el puerto del Nikolas,más viejo que el Prestige, y también con estructura monocasco. Peor aún es lo que está ocurriendo en el puerto de Avilés. El buque Aramo, construido en 1972, que entra asiduamente en el muelle de Raíces, también está incluido en la lista negra del MOU. En este caso la trampa legal es que en el Real Decreto sólo se habla de petroleros, aunque gran parte del fuel y casi todo el alquitrán se transporta en barcos quimiqueros, se da la circunstancia de que a este buque ya se le habían detectado diversas deficiencias, en las inspecciones realizadas en diciembre pasado en el propio puerto de Avilés, y lo

que es aún más grave, en el año 2000 fue detenido en el puerto italiano de Savona a causa de las deficiencias encontradas en el casco. La misma “trampa” afecta al buque Metilo, que inspeccionado en el puerto holandés de Rótterdam en noviembre del año pasado se le detectaron nada menos que 42 deficiencias, 7de las cuales afectaban a la seguridad de la navegación y 6 al convenio MARPOL sobre contaminación por hidrocarburos.Once de las deficiencias encontradas eran de tal importancia que fueron causa de su detención en el puerto durante 9 días.Además del Metilo,también han sido detenidos durante los últimos tres años el Formol y el Metanol, como el anterior, gestionados por Química Naviera, gestora además el Estireno y del Benceno, sus dos buques más antiguos y asiduos también de este puerto.q

Cargas peligrosas en el puerto de Valencia Un total de 603 buques que transportaban mercancías peligrosas atracaron en el Puerto deValencia a lo largo del año 2002. La mayoría, 488, transportaban “carga general” de carácter peligroso, 49 cargaban tanques con líquidos; 21, graneles líquidos; 17, graneles sólidos; 15, petróleo; 4, gases líquidos; y los 9 restantes otras sustancias. Al margen del trasiego de 6,2 millones de toneladas de petróleo y otros combustibles, pasaron por el puerto de Valencia buques con miles de toneladas de sustancias tóxicas, corrosivas o explosivas, y 971 toneladas de materias radiactivas. El tráfico de buques va en aumento ya que en 2000 fueron 547 y en 2001 la cifra fue de 558.q El Ecologista, nº 36, verano 2003

En Acción

Ecologistas en Acción de Andalucía ha denunciado que la famosa finca Ambiciones, propiedad del torero Jesús Janeiro, Jesulín de Ubrique, se construyó careciendo de licencia de obras e incumpliendo las normas urbanísticas del municipio de Prado del Rey. Janeiro solicitó en el año 1993 licencia de obras para “reforma de plaza de tientos, techar parte de un granero quemado y colocación de una cancela nueva”, todo ello por un importe de 6.330.000 ptas. Pero lo que realmente construyó, según consta en el informe del técnico municipal, fue: “rehabilitación de caserío, boxes y cocheras, vivienda de dos plantas, pavimentación y ornamentación de patio, camino de acceso, piscina y solado de alrededores, ruedo y edificaciones anexas, vivienda de nueva planta y nave para ganado”, todo ello valorado en 65.784.000 pesetas. El Ayuntamiento acordó en junio de 1995 instar a Jesús Janeiro a solicitar la preceptiva licencia de obras por lo ejecutado sin licencia,dándole un plazo de dos meses, transcurridos los cuales se iniciaría el oportuno expediente sancionador previsto en la legislación urbanística. Pues bien, Janeiro ni solicitó la licencia, ni el Ayuntamiento procedió a la apertura del expediente de protección de la legalidad urbanística. Para colmo, ni siquiera pagó las tasas municipales correspondientes a las obras ejecutadas, que suponen 1.307.988 pesetas. Hay que resaltar que las obras del cortijo Ambiciones ni son legales ni legalizables,pues las Normas Subsidiarias de Planeamiento Urbanístico de Prado del Rey estipulan que en el suelo no urbanizable “la superficie construida no superará los 150 m2”. Pues bien, en Ambiciones se han construido varias viviendas con una superficie superior a 750 m2. Ecologistas en Acción considera impresentable la complacencia y complicidad del Ayuntamiento y de la Junta de Andalucía con estas construcciones ilegales, y demuestra una vez más que a los poderosos o famosos se les aplica la Ley con un criterio más laxo que a los ciudadanos de a pie. De hecho, por construcciones de mucha menor entidad se han impuesto fuertes sanciones, llegando incluso a demoler viviendas sin licencia, que es lo que procede en el caso del cortijo “Ambiciones”.q

7


En Acción

Corrales de mar

8

Los corrales de Rota (Cádiz) son una serie de parcelas delimitadas por muros de piedra ostionera,que permite la entrada de peces durante la pleamar y su fácil captura en la bajamar. Los historiadores atribuyen un origen árabe a los corrales de pesca que se repartían por la costa atlántica gaditana (Sanlúcar de Barrameda, El Puerto de Santa María...). Los sargos, lisas o pejerreyes suelen utilizar los corrales para criar, mientras que corvinas, róbalos o palometas, acuden a ellos en busca de alimento. Asimismo, cangrejos, erizos y camarones también frecuentan los corrales. La presencia de alimento abundante y de fácil acceso atrae a numerosas aves marinas y limícolas. El abandono y casi nulo mantenimiento que vienen sufriendo los corrales ha hipotecado el futuro de estas construcciones. De algunas de ellas apenas quedan restos y otras se encuentran en un estado ruinoso. Es por ello que el Ministerio de Medio Ambiente ha procedido a realizar una reconstrucción de algunos de estos corrales.Pero el uso de materiales artificiales ha originado que Ecologistas en Acción pida la paralización del proyecto. No se trata de rechazar la recuperación de este patrimonio, sino de llevarla a cabo teniendo en cuenta las características históricas, arqueológicas y naturales del mismo. En opinión de la organización ecologista la restauración planteada podría provocar una alteración en el normal funcionamiento de los corrales, al no evacuarse el agua con la misma facilidad,lo que en definitiva impediría que estas parcelas siguieran ofreciendo refugio a un surtido catálogo de fauna y flora.q El Ecologista, nº 36, verano 2003

El agua de lastre de los buques traslada polizones indeseables El agua de lastre que los grandes buques liberan en sus travesías es un excelente refugio, y caldo de cultivo, para numerosas especies, vegetales y animales,que pueden así trasladarse entre distintos puntos del planeta. Para Ecologistas en Acción éste constituye uno de los principales canales que hacen posible la contaminación biológica, ya que facilita la introducción de especies exóticas, que es la segunda causa de perdida de biodiversidad mundial. La suelta de lastre es también una vía de introducción de enfermedades infecciosas como el cólera, que se introdujo por este procedimiento en EE UU en 1991 y en Chile en 1995, contaminando productos marinos de consumo humano: moluscos, crustáceos y peces. En la actualidad por el mundo navegan al año unos 34.000 barcos que mueven un

volumen de 12.000 millones de toneladas agua de lastre. Un solo barco puede soltar hasta 100.000 toneladas de agua de lastre en un puerto. Se calcula que cada día unas 7.000 especies animales y vegetales circulan alrededor del mundo utilizando este sistema de transporte. En Inglaterra se han introducido 53 especies exóticas, en Alemania 100 nuevas algas, entre ellas un alga asiática tóxica que contamina a las almejas de consumo humano. En la Bahía de San Francisco hay actualmente introducidas 212 especies exóticas. Este problema ambiental ocasiona pérdidas económicas millonarias en la agricultura, la silvicultura, la pesca... Un ejemplo de especie exótica introducida por este procedimiento con graves consecuencias es el Cangrejo chino, originario del río Yangtze, que ha ocasionado grandes pérdidas en la agricultura

en EE UU, principalmente en arrozales de Luisiana y Florida. Esta especie es portadora de un parásito pulmonar que afecta a los seres humanos. Ante este problema de salud pública, socioeconómico y ambiental, Ecologistas en Acción ha pedido el control y regulación del vertido de agua de lastre en los puertos. Hay países que ya prohiben soltar el agua de lastre de los barcos en los puertos. En Canadá y EE UU se hace desde 1992; hay otros países con legislación al respecto: Argentina, Australia, Chile, Israel, Nueva Zelanda, Panamá, Reino Unido. Sin embargo, en España no existe legislación alguna aprobada. A pesar de que tiene firmados convenios internacionales como el de Bonn, Berna, Río o Barcelona que regulan este tipo de actividades, los convenios no se cumplen.q

El Cangrejo chino (Eriocheir sinensis), además de alterar los ecosistemas en los que se aloja puede hospedar un parásito pulmonar que da origen, en humanos, a la enfermedad conocida como Paragonimiasis.

Gracias a los modernos sistemas de transporte, y al creciente flujo de viajeros y mercancías, animales y plantas pueden salvar barreras geográficas que antes les resultaban infranqueables. FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN


El frente marítimo de Las Palmas de Gran Canaria está a punto de ser sepultado por las obras de ampliación de un dique. 1.200 metros de prolongación harán que el litoral naciente de la ciudad pierda su horizonte marino. Lo curioso de la situación es que quien la promueve, Luis Hernández, presidente de la Autoridad Portuaria, justifica este proyecto no por su necesidad portuaria sino por su beneficio para la ciudad. Según él, evitará que los temporales causen problemas en el territorio urbano. De creer esta explicación, la Autoridad Portuaria se gastará graciosamente 72 millones de euros en una cuestión que es competencia del Ayuntamiento (de otro color político). En realidad, el asunto es bien diferente, como prueba la denuncia de una constructora que optó al concurso para la ejecución de las obras. Según esta empresa, el fallo del concurso provoca un quebranto patrimonial en los fondos de los Puertos de Las Palmas de 24 millones de euros. Es decir, que lo que va a costar 72 puede realizarse perfectamente por 48 millones de euros. Como ha denunciado Ecologistas en Acción de Canarias, la actitud usurpadora de la Autoridad Portuaria de Las Palmas no acaba ahí, ni tampoco sus maniobras sospechosas. Todo el litoral este de la ciudad, fronterizo con el puerto, está en peligro. Cualquier próxima intervención es posible. Desde rellenar el mar para obtener metros cuadrados en los que efectuar propuestas inmobiliarias (actividad a la que no se dedican los puertos), hasta inventar playas artificiales con las que vender una gestión “altruista”. Los frentes marítimos están siendo la gran esperanza de muchas ciudades. Desde Ecologistas en Acción se hace la propuesta de utilizar estas zonas para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y no para engordar los bolsillos de unos pocos. En Las Palmas la propuesta debería ir, de frenarse los intereses especuladores de la Autoridad Portuaria, dirigida a concebir todo el litoral de la ciudad como un sistema general de espacios libres. Estos espacios cambiarían la relación de la ciudad con el mar y dotarían a cada uno de los barrios que la componen de plazas y jardines de los que hoy en día carecen. Las singularidades geográficas de Las Palmas (mar al norte,este y oeste) se verían consolidadas en un marco que reconoce el valor de la naturaleza.q AHORA

6 meses después de los 'hilillos' Seis meses después del hundimiento del Prestige, Ecologistas en Acción ha realizado una prospección parcial del litoral Atlántico y Cantábrico de Galicia, Asturias, Cantabria y Euskadi, con la participación de más de un centenar de voluntarios. Se han visitado un total de 160 áreas del litoral, entre playas y tramos rocosos. Los resultados permiten afirmar que la mayoría de las playas visitadas tienen manchas de fuel en su superficie y muchas de ellas en los primeros 70 cm de profundidad. Ecologistas en Acción considera muy grave la situación en que se encuentran buena parte de las playas visitadas, destacando especialmente las de la Costa da Morte (Galicia), ya que un 90% de ellas presentan manchas de fuel y no son aptas para el baño. Los datos obtenidos permiten asegurar que antes del inicio de este verano resultará imposible limpiar íntegramente, para hacer aptas para el baño, muchas de las playas afectadas, pues las bolas y galletas de fuel seguirán apareciendo en la zona por muchos meses mientras persista su presencia en capas profundas de los fondos marinos próximos y en las rocas cercanas. En este sentido resulta especialmente preocupante el litoral arenoso de la Costa da Morte. Aunque los trabajos de limpieza de fuel continúan, se sigue dando más importancia a la limpieza de las playas que a las otras zonas del litoral, y las técnicas de limpieza no están siendo muy efectivas. Además, la limpieza con hidrolimpiadoras de agua a presión no está siendo realizada adecuadamente, ya que en ocasiones se utiliza agua dulce y a altas temperaturas, y en muchos casos no se ponen las mantas absorbentes para la recogida del fuel, produciéndose un reguero que vuelve a la costa. Los trabajos de extracción de fuel que todavía se están desarrollando en las capas profundas de playas como O Rostro o Arnela, en Galicia, por medio de maquinaria pesada, demuestra la irresponsabilidad e inoperancia de las administraciones competentes en las primeras semanas del vertido. Si en aquellos momentos, cuando el fuel estaba en superficie y podía ser retirado con menor despliegue de medios mecánicos, se hubiesen realizado los necesarios esfuerzos se habrían reducido las consecuencias ambientales y económicas.q El Ecologista, nº 36, verano 2003

En Acción

DESPUÉS

Manifestación en Barcelona. FOTO: ECOLOGISTES EN ACCIÓ DE CATALUNYA

Se amplía un dique, se quita un horizonte

9


Desbroces para construir un campo de Golf, Mijas. FOTO: J.J. ALARCÓN.

Agua, especulación y golf

En Acción

El Valle del Golf

10

El Valle del Golf es un proyecto urbanístico auspiciado y apoyado por el ayuntamiento de Mijas, y la Asociación de Promotores del Golf, en la Costa del Sol Occidental. Esta enorme planificación urbanística y de equipamiento deportivo, no es más que una gran recalificación de suelo para convertir en urbanizable, nada más y nada menos que 5.600 hectáreas de suelo principalmente rústico; más de un tercio de este enorme término municipal. En todo este territorio, situado en la parte más occidental del municipio –entre la costa, la Sierra de Mijas y la Sierra de la Alpujata– hay operativos seis campos de golf, más cuatro en proyecto, además de cinco hoteles de alta categoría y una expansión urbanística de 7 a 12 viviendas por hectárea, hasta completar todo el espacio físico demarcado. Muchos son los hábitats naturales y de carácter antrópico, que se van a ver afectados en mayor o menor medida, con la realización de todos estos campos de golf, obras públicas y urbanizaciones en el Campo de Mijas. Igualmente, dentro del área que va a ocupar el polémico proyecto Valle del Golf, se va a ver afectado un espacio natural declarado como LIC, dentro de la Red Natura 2000; nos referimos al complejo fluvial Río Fuengirola – Ojén – Alaminos. Por todo ello, la realización del proyecto Valle del Golf es enormemente negativa para los hábitats y biodiversidad del Campo de Mijas, considerando que el ayuntamiento debería rechazar dicho proyecto. Además, se debería proponer y fomentar unas condiciones de equilibrio y sostenibilidad en la planificación y utilización del suelo, la ordenación de la propiedad privada y la gestión de los hábitats naturales; así como reorientar la actividad económica de la comarca hacia una mayor diversificación. Para ello sería necesario que el Ayuntamiento de Mijas y la Junta de Andalucía, junto con las empresas privadas, pusiesen en juego todas las medidas imaginativas e ingeniosas posibles, para conseguir unos determinados objetivos de verdadera sostenibilidad.q El Ecologista, nº 36, verano 2003

Ecologistes en Acció del País Valencià ha exigido una moratoria en la construcción de nuevos campos de golf y acusó al conseller de Medio Ambiente,Fernando Modrego,de actuar“más como un promotor o un agente turístico que como un responsable de la conservación del medio ambiente”. De esta manera salen al paso de las declaraciones de Modrego en las que decía que existe un déficit de 22 campos de golf en la Comunidad Valenciana y afirmaba que esas instalaciones no suponen un problema para los recursos hídricos. La organización ecologista considera que la existencia de aguas residuales depuradas no justifica la construcción de nuevos campos de golf, dado que la agricultura tiene preferencia en el uso de esos recursos en aplicación de la Ley de Aguas. Además, muchos campos de golf están planteados en espacios naturales protegidos, como el de El Saler en La Albufera, el de la Marjal Pego-Oliva, el LIC Sierra Escalona en Orihuela, el de la zona húmeda del Río Algar... La mayoría de los nuevos campos de golf no son una oferta a una demanda real, sino que responden a proyectos urbanísticos, que conciben el campo de golf como una dotación de calidad, como un reclamo y garantía de revalorización económica de la inversión inmobiliaria.q

Pantano de Alange En el pantano de Alange,en Badajoz,se viene observando la muerte masiva de peces, sobre todo de carpines. Ante estos hechos, Ecologistas en Acción de Extremadura ha solicitado al Seprona y a la Fiscalía de Medio Ambiente que se investiguen los hechos, ya que su muerte ha podido ser provocada por sustancias contaminantes, que han podido llegar al embalse a través de algún arroyo tributario,como el Bonaval o el Valdemede. La organización ecologista pide la retirada de los peces muertos, para evitar un mayor grado de contaminación en las aguas, y para evitar la posible muerte de especies que tratasen de ingerirlos, como cigüeñas o garzas, que habitualmente se encuentran en esos parajes.q

Ribera del Pisuerga Las actuaciones de estos últimos meses en la ribera del Pisuerga están suponiendo una profunda transformación del río a su paso por Valladolid. Se ha procedido a la eliminación de un gran número de árboles de ribera y su vegetación acompañante y se ha causado una fuerte alteración en una de las zonas ecológicamente más interesantes de la ribera urbana y, por tanto, de toda la ciudad. Tanto el entorno del Museo de la Ciencia, como en otros tramos del río urbano (eliminando parte del arbolado y sustituyéndolo por escolleras y taludes) pueden acabar recordando más a un canal de riego que al rico paisaje fluvial que lo origina. Ecologistas en Acción quiere manifestar su preocupación por un modelo de obra pública que acarrea la destrucción del bien a proteger para desarrollar obras de acondicionamiento cuyo resultado, además, dista mucho de la demanda de una ciudadanía cada vez más preocupada por su entorno. La asociación ecologista exige la paralización de estas actuaciones y la búsqueda de un consenso ciudadano para asegurar una intervención en el río respetuosa con su valor ecológico, paisajístico y cultural. El valor de los tramos urbanos de la ribera como refugio de biodiversidad y como corredor ecológico, así como la necesidad de su conservación, están plenamente justificados y reconocidos legalmente, siendo consideradas Áreas de Singular Valor Ecológico en las Directrices de Ordenación Territorial de Valladolid y su entorno. El propio ayuntamiento tiene en marcha desde hace ya años un Plan Especial de las Riberas del Pisuerga, que aún no ha sido aprobado y que debería haber sido preceptivo antes de ejecutar unas obras de este calado. La justificación de la prevención de avenidas e inundaciones resulta insuficiente para desarrollar obras que pueden incluso agravar o desplazar el problema. La vegetación de ribera es un factor clave para reducir la peligrosidad de las avenidas, al reducir la energía del flujo de agua y retener los arrastres.q


La política hidráulica española, basada en gran medida en la construcción masiva de grandes embalses,ha traído consigo que un importante número de los mismos tenga un uso deficiente. Dentro de éstos, podemos distinguir aquellos embalses a los que apenas se les da un uso o a los que nunca se les podrá dar, debido a la existencia de diversos problemas técnicos o hidrológicos. Este último es el caso del embalse de Finisterre, en la provincia de Toledo, un pantano situado sobre el río Algodor, con 133 hm3 de capacidad. El embalse de Finisterre carece de utilidad pues apenas recoge agua. Ello es debido a que su cuenca de vertido es bastante reducida y con una pluviometría escasa. Durante años ha permanecido prácticamente vacío, alcanzando su máximo histórico en 1997 y 1998, que estuvieron entre los años más lluviosos del siglo XX. Sin embargo, en esos años tan sólo superó ligeramente el 40% de su capacidad. Actualmente, alberga 10 hm3 de agua, alrededor del 7,5% del volumen que puede retener. A pesar de su inutilidad hidráulica, el embalse está generando una alteración ambiental muy importante en el río Algodor, produciendo una interrupción drástica en el mismo, agravada por el hecho de que el embalse retiene prácticamente la totalidad del agua que corre por este río, de tal manera que en los siguientes kilómetros discurre con un caudal muy reducido o incluso inexistente, dependiente únicamente de afluentes y vertidos posteriores. Como consecuencia de esta radical reducción de los recursos, la calidad hídrica del río se reduce ostensiblemente a partir del embalse. Asimismo, también se ha producido un deterioro notable del cauce originario y del bosque de ribera asociado. La disminución del bosque se debe tanto a la propia reducción de caudal como a actividades que se ven favorecidas por esta circunstancia, como la ocupación del dominio público hidráulico mediante la extensión de los campos de cultivo colindantes. Por la inutilidad del embalse de Finisterre y los graves problemas que ocasiona, Ecologistas en Acción ha pedido a la Ministra de Medio Ambiente la demolición de esta presa.q

Desalojada la primera familia afectada por el embalse de Itoiz

Caracoles La Consejería de Medio Ambiente de Andalucía ha realizado una suelta de 300 ejemplares de caracoles chapa (Iberus gualtierianus) en la Sierra de Gádor. La especie, un endemismo restringido a ciertas áreas de Almería, Jaén y Granada y adaptada a zonas subdesérticas, se ha visto afectada por las capturas incontroladas dado su fuerte atractivo gastronómico, lo que ha motivado que se solicite su inclusión como especie en peligro de extinción en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

Transgénicos España, Reino Unido, Holanda, Irlanda, Finlandia y Suecia apoyaron en el Consejo de Ministros de Agricultura el levantamiento de la moratoria, vigente desde 1998, respecto a la autorización de nuevos organismos modificados genéticamente. Por el contrario, Bélgica, Austria, Portugal, Luxemburgo, Francia y Dinamarca pidieron un ‘marco comunitario’ más rígido y demandaron a la Comisión Europea que acelere la preparación de las propuestas sobre este asunto. Italia pidió que se adelante la propuesta sobre la coexistencia entre cultivos transgénicos, ecológicos y convencionales, mientras que Alemania solicitó que la regulacióncomunitariagaranticela libertaddeeleccióndeproductores y de consumidores.q

Los caracoles terrestres que más se capturan en Andalucía son el caracol chico (Theba pisana), cabrilla (Otala lactea), el burgajo o bolluno (Cantareus aspersus) y el serrano (Iberus gualtierianus alonensis). El caracol que más se consume es el chico, que alcanza las 6.000 toneladas anuales, de las que 2.100 son recogidas y el resto se importan, sobre todo del norte de África. Los recolectores andaluces ingresan 1,5 millones de euros, los distribuidores 9,9 millones y los restauradores 52 millones.q

Mecca-Cola Como rechazo a la guerra y deseosos de renunciar a consumir productos norteamericanos, los consumidores se están abalanzando sobre un nuevo refresco: la Mecca-Cola. Todo aquel que la adquiere efectúa un acto de protesta contra la hegemonía de EE UU al dejar de comprar la CocaCola norteamericana. Además Mecca-Cola se compromete a revertir el 10% de sus beneficios a la causa palestina y otro 10% a una ONG que opere en el país donde ha sido vendida. Tras haber alcanzado una media de casi dos millones de botellas vendidas al mes en 34 países, sobre todo Francia y el Reino Unido, Mecca-Cola va a embotellarse en Marruecos y en los Emiratos Árabes .q El Ecologista, nº 36, verano 2003

En Acción

La Guardia Civil y la Policía Foral navarra desalojaron de su vivienda a la primera familia directamente afectada por las obras del embalse de Itoiz. El desalojo se produjo en Nagore. Una de las dos colas del pantano alcanzará la parte baja de este pueblo, de 52 habitantes, y en el que la Confederación Hidrográfica del Ebro y el Gobierno navarro construirán un dique rompeolas y un paseo de contención de las aguas. La familia desalojada (un viudo y sus 3 hijos) fue conminada a abandonar su casa en una hora. Los desalojados sacaron el mobiliario y todas sus pertenencias del edificio, que fue inmediatamente derribado por las máquinas.q

FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

Finisterre: demolición

11


FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

Aislamiento en viviendas Un amplio colectivo de organizaciones ecologistas, sindicales y de consumidores (Ecologistas en Acción,WWF/Adena,CC OO, UGT, OCU, UCE, FUCI, CECU y Aspego) han denunciado que el Ministerio de Fomento se ha retrasado más de un año en aprobar las normas sobre el aislamiento térmico y acústico que debe aplicarse a las viviendas nuevas. Si se aplicaran las medidas de aislamiento térmico,tal como exige la Ley de Ordenación de la Edificación de 1999, el ahorro en el consumo eléctrico contribuiría a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

En la propia ley se daba de plazo hasta mayo de 2002 para que el Ministerio de Fomento sacara a la luz un Código Técnico de la Edificación. Este código es el marco normativo que establece las exigencias básicas de calidad de los edificios y sus instalaciones, desde la seguridad hasta la protección contra el ruido y el ahorro de energía y el aislamiento térmico. Fuentes del sector advierten de que el borrador que maneja con tanto retraso el Ministerio de Fomento recoge dos tipos de categorías de aislamiento; uno de máxima calidad y otro de menor exigencia.Las organizaciones sociales están en contra de esta división y exigen que los requerimientos de calidad sean del mismo nivel para todo tipo de edificios. La aplicación de aislamientos reduce entre un 35% y un 61% la demanda energética de un edificio,en función de su localización geográfica. La inversión se amortiza en un periodo de dos a tres años. El ahorro de una familia que habite en una vivienda de unos 90 metros cuadrados en una ciudad como Madrid oscilaría entre 61 y 67 euros por metro cuadrado de superficie en un horizonte de 30 años (6.000 euros para toda la vivienda). Las organizaciones sociales tampoco están de acuerdo en que las mediciones de la calidad térmica y acústica de los edificios sean las elaboradas en la sede de los laboratorios certificadores. Sostienen que deberían corresponder a mediciones in situ, dentro del propio edificio, porque son las únicas que garantizan el cumplimiento de la norma, como es práctica común en muchos países de la UE.Tampoco aceptan que el borrador del código proponga un abanico de soluciones certificadas por laboratorio para su aplicación en los aislamientos.q

UE: Aumentan las emisiones de gases de efecto invernadero Las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE han aumentado por segundo año consecutivo, alejándose de los objetivos de reducción del Protocolo de Kioto. Según el informe anual de la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA), las emisiones aumentaron en 2001 (último periodo para el que hay datos completos) un 1% respecto al año 2000. La agencia destaca que por primera vez en cinco años las emisiones españolas se han reducido (un 1,1% respecto a 2000) debido al aumento de la aportación de las hidroeléctricas. Pese a ello, España es el segundo país más alejado del cumplimiento de su objetivo de Kioto. Irlanda, con un 23,9% por encima de su objetivo, encabeza ahora la lista de incumplidores, lugar que antes ocupaba España. En 2001, las emisiones globales de los 15 países miembros fueron un 2,3% inferiores al nivel de 1990 (fecha de referencia para las reducciones de Kioto), pero el porcentaje está aún lejos del 8% de reducción en 2008- 2012 establecido para la Unión Europea. Según la AEMA, las principales razones para el aumento de las emisiones fueron: el invierno muy frío que disparó el consumo de combustible, el aumento de las emisiones del transporte y el mayor uso de combustibles fósiles.q

En Acción

Las emisiones mundiales se doblarán en 2030

12

El transporte áereo y por carretera son grandes responsables del aumento de emisiones. FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

El Ecologista, nº 36, verano 2003

El panorama mundial a largo plazo es pésimo, según el informe Perspectivas de la Evolución Mundial de la Energía, la Tecnología y la Política Climática, encargado por la Comisión Europea: las emisiones de dióxido de carbono se van a duplicar en 2030, y ello pese a la disminución de la intensidad de carbono que se va registrar. En Europa las emisiones aumentarán un 18% en 2030, pero se dispararán en EE UU (50%) y en los países en vías de desarrollo. Cumplir con Kioto, cuyo objetivo es estabilizar entre 2008 y 2012 las emisiones respecto a 1990, se muestra ya como tarea casi imposible. El informe confirma la necesidad de un Kioto 2.q


Polo Químico

La tercera evaluación sobre el medio ambiente en Europa, realizada por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), analiza la situación en 52 países, incluyendo por primera vez a toda la Federación de Rusia y a 11 estados pertenecientes a Europa Oriental, el Cáucaso y Asia central. Esta evaluación muestra que la mayoría de los avances en la mejora del medio ambiente siguen siendo bien consecuencia de las medidas correctoras que se toman al final de los procesos para limitar la contaminación o bien resultado de la recesión económica y de la reestructuración que se vive en zonas de Europa. Entre las conclusiones se destaca que el desarrollo urbano y las infraestructuras de transportes están sellando amplias zonas de tierra productiva y fragmentando los hábitats de animales y plantas en muchos puntos de la región.

Dentro del Plan de Calidad Ambiental de Huelva auspiciado por la Junta de Andalucía, el CSIC elabora informes sobre los diferentes problemas ambientales que afectan al entorno del Polo Químico de Huelva. A finales de enero, el CSIC hacía público su cuarto informe. Ecologistas en Acción de Huelva, a la vista de los datos del informe,saca como primera conclusión que no se puede instalar ninguna fuente contaminante más ni en la Avda. Montenegro, ni en la zona del Nuevo Puerto. Por ello, pide a la Junta de Andalucía que deniegue las autorizaciones ambientales solicitadas por Unión Fenosa, Villar Mir y Endesa para la instalación de centrales térmicas de gas. Asimismo, se deben investigar los efectos de los contaminantes atmosféricos, como el ozono, en relación con los daños detectados en las masas forestales a muchos kilómetros del Polo Químico, y completar los datos de emisión de dióxido de azufre con los del resto de contaminantes habituales (partículas, óxidos de nitrógeno...) a fin de determinar la relación entre datos de inmisión y focos de contaminación, a partir de completar las redes de medidores, y tras su adecuada reubicación. Por último, el informe de sedimentos necesita ser completado con un estudio sobre la presencia de mercurio, tanto en los sedimentos como en los productos pesqueros. Es sorprendente, además, que los niveles de metales en suelos medidos en las balsas de fosfoyesos no sean considerados como preocupantes cuando en una zona se superan los límites establecidos y, además, los valores medios se mantienen altos o rozando los límites en muchas otras ocasiones. Habría que reconocer el carácter de residuos peligrosos de los fosfoyesos y contemplarlos tanto en el inventario andaluz como en los planes de gestión correspondientes. q

Asfixia en Madrid Ecologistas en Acción ha iniciado una campaña de denuncia de los altos índices de contaminación en Madrid. Este año, el 29 de mayo se iniciaron las superaciones de ozono troposférico. En este caso fue en Alcobendas, San Martín de Valdeiglesias, Majadahonda y Chapinería.q

FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

En el sector transporte, se advierte un marcado cambio hacia el transporte por carretera y aéreo, aumentando así el consumo de energía y las emisiones de gases de efecto invernadero, en lugar de utilizar medios de transporte menos agresivos con el medio ambiente. Este sector sigue siendo una de las principales amenazas para la salud de los europeos en forma de “accidentes,contaminación del aire y ruido”. La contaminación atmosférica, por ejemplo, mata cada año a 60.000 personas entre los vecinos de 120 ciudades europeas.Dado que esas urbes tienen en total 80 millones de habitantes,la AEMA estima que el número de víctimas anuales de la polución puede ascender en todo el continente a cerca de 240.000 personas. Respecto al ruido, alertan de que 10 millones de europeos sufren niveles que pueden derivar en la sordera.q

El 40% de los conductores no respeta los pasos de cebra Buena parte de los conductores incumple las normas de tráfico en las áreas urbanas. En 2001, hubo 55.000 accidentes en ciudad que produjeron 75.000 víctimas, de las que murieron 974, según un estudio de la revista Consumer. Según el informe, el 40% de los conductores no se detiene cuando hay un peatón que quiere cruzar la calle por un paso de cebra. El 27% no se detiene ante las señales de stop y el 9% se salta semáforos en rojo.

De las ciudades estudiadas, es Logroño donde los conductores demostraron menos respeto por los semáforos. El 28% de los automovilistas pasa con el semáforo rojo o ámbar o reanuda la marcha antes de tener la luz verde. En Vitoria sorprende el escaso uso del intermitente. El 62% no lo utiliza antes de realizar una maniobra que requiera su uso. Este dato contrasta con el de Barcelona, donde 99% los utiliza. En San Sebastián, Pamplona y Bilbao el 45% de

los conductores no realizan los stop de forma adecuada. La capital guipuzcoana es donde el uso del cinturón de seguridad está menos extendido. En el 85% de los vehículos observados uno o más ocupantes no lo llevaban puesto. En el cómputo global, los conductores que muestran menos respeto por las normas son los de Málaga, Vitoria y Pamplona. Los que obtienen mejores resultados, aunque muy lejos de aprobar, son los conductores de Valencia y Castellón.q

El Ecologista, nº 36, verano 2003

En Acción

Víctimas de la contaminación

13


La televisión ¿ecológica? Pablo Moros

En marzo de 2002 entró en vigor una directiva comunitaria para la concesión de la etiqueta verde a los aparatos de TV que cumpliesen una serie de características sobre consumo energético y naturaleza química de sus componentes. Su objetivo: facilitar el reciclado y lograr una disminución en el gasto en electricidad. Se forjaba así el término de “televisor ecológico”. Considerando que en nuestro país, según datos de 1998, cada persona pasó delante de la televisión una media de 53 días y 2,1 millones de televidentes conectaron más de 10 horas diarias con ella, facilitar a los futuros compradores la opción de adquirir receptores con bajo impacto ambiental, siempre es de agradecer. Pero el más severo impacto de la televisión trasciende con mucho los ámbitos de lo energético y de la contaminación química para entrar en el de la intoxicación mental. Durante los últimos 30 años, las investigaciones sobre los efectos físicos, psicológicos, y sociales del consumo televisivo llevan conduciendo a similares conclusiones. Enumeraremos sólo algunas de ellas. En primer lugar, ver TV disminuye la estimulación mental produciendo una sensación de calma y pasividad. Cuando se apaga el receptor la calma desaparece, pero no la pasividad, al tiempo que hay más dificultad para concentrarse quedando el individuo en un estado de ánimo igual o peor que antes. Este fenómeno de calma aparente, es común al consumo de sustancias adictivas. La TV causa, pues, adicción, con lo que la afirmación de que el telespectador es muy dueño

de apagar la tele si la programación le parece mala, resulta errónea; máxime si consideramos que las nuevas generaciones se están criando con la TV. En segundo lugar, la sola presencia de un receptor de TV en marcha desencadena en cualquiera de nosotros la llamada “reacción orientadora”, una respuesta instintiva, visual o auditiva, de los animales a cualquier estímulo nuevo, y que forma parte de nuestro bagaje evolutivo. Ante el estímulo, durante unos segundos, el cerebro se concentra en reunir más información paralizando el resto del cuerpo. Los elementos formales del lenguaje de la TV (cortes, cambios de encuadre, ruidos) activan esa reacción atrayéndonos hacia la pantalla. Tercera conclusión: está comprobado que cuanto más número de horas se pasa ante el televisor con más facilidad se sufre de ansiedad, aburrimiento, falta de atención, de creatividad, y de espíritu participativo. Los expertos en comunicación saben bien que la singularidad del medio televisivo estriba en su forma, no en su contenido. No es necesario manipular la programación (lo que ya es un hecho habitual), basta con un adecuado uso del lenguaje televisivo para manejar a los espectadores. Por sus elevados costes las cadenas de TV están en unas pocas manos. Su financiación depende de la publicidad de los anunciantes, con lo que el medio se ve abocado a estar al servicio de intereses corporativos y/o gubernamentales. Con la TV tenemos al Gran Hermano de Orwell dentro de casa. Eso sí, cada vez más “ecológico”.q

Concurso de ideas Ecologistas en Acción de Huesca convocó un concurso de ideas con el fin de recabar información de la ciudadanía respecto a la ciudad en que deseaban o esperaban vivir. El planteamiento de partida reposaba, en primer lugar, en la constatación de que el nivel de consulta a la población por parte de las autoridades locales era nula en temas de medio ambiente. En segundo lugar, se pretendía crear un debate propiciador de la reflexión y del análisis. Y en tercer lugar, tal vez lo más importante, deseaban mostrar al ayuntamiento que la capacidad propositiva de las y los oscenses era alto tanto cuantitativa como cualitativamente. Como era de esperar, la mayoría de propuestas recibidas giraba en torno a cinco grandes temas: movilidad, energía, residuos, participación ciudadana y urbanismo. Las dos personas ganadoras propusieron sendos proyectos de movilidad: peatonalización de los Cosos (arteria histórica y neurálgica de la ciudad) y trazado serio y continuado del carril-bici (Huesca sólo cuenta hoy con pocos y cortos tramos inconexos). La valoración del concurso ha sido positiva, de tal modo que se van a convocar futuras ediciones.q

En Acción

Campaña contra la publicidad en las escuelas de EE UU

La recogida de papel se estancó en 2002

14

El Ecologista, nº 36, verano 2003

El consumo de papel aumenta, pero no así la recogida del usado. No hay contenedores suficientes en las ciudades, según denunció ayer Eduardo Aragüés, presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Papel y Cartón. Sólo en Baleares, País Vasco, Navarra y La Rioja se recogieron más de 20 kilos por habitante en 2002. En la cola, con menos de 10 kilos, se sitúan Andalucía, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura y Canarias. Aragüés echó la culpa a las administraciones y reclama un acuerdo marco que desincentive arrojarlo a los vertederos y un sistema de recogida para oficinas y comercios.q


No a la base militar en el Pico del Lobo Alberto Mayor, Ecologistas en Acción de Guadalajara En febrero de 2002 el Gobierno decidió construir una estación de vigilancia aérea en el Pico del Lobo (Cerezo de Arriba, Segovia) y el acceso previsto a las instalaciones a través de la Sierra de Ayllón (Guadalajara). Estamos hablando de una instalación militar de uso restringido con una superficie cercana a los 40.000 m2, una pista de 12 km de largo por 4´5 m de ancho, en un enclave de alta montaña, un pico de 2.274 m, único en Castilla-La Mancha, de un valor ecológico y geológico extraordinario. Desde el momento que se anuncian las intenciones del Ministerio de Defensa, Ecologistas en Acción y DALMA presentan una queja ante la Comisión Europea, y se inician una ronda de contactos con los parlamentarios para pedir explicaciones de por qué se elige esta cumbre, propuesta por la Junta de Comunidades como LIC y ZEPA. Asimismo se solicita un informe sobre los valores geológicos y geomorfológicos, la vegetación, flora y fauna de este macizo al Departamento de Biología Vegetal de la Universidad de Alcalá de Henares, elaborado por el Dr. Julio Álvarez,que concluye:“el macizo del Lobo, en general, y la cumbre y su entorno inmediato, en particular, suponen un enclave

geográfico, geomorfológico y biogeográfico de primer orden en el que no cabe ninguna actuación humana tendente a la instalación de ningún tipo de infraestructura sin chocar directamente con sus valores naturales, en claro detrimento irreparable del patrimonio común de nuestro país e, incluso, de nuestro entorno geopolítico inmediato. Alberga un gran número de especies de flora de alta montaña endémicas en la región, el topillo nival entre los mamíferos o el pechiazul entre las aves. Sin dejar de lado la interesantísima presencia de fauna invertebrada.” Se inicia entonces un interesante movimiento social, liderado por el Club Alcarreño de Montaña, que junto a otras organizaciones sociales de Guadalajara, Madrid y Segovia llevan a cabo una protesta ante las puertas del Ministerio de Defensa, el 18 de marzo de 2002, y dos marchas reivindicativas en junio y septiembre: la primera de ellas desde el puerto de la Quesera (Guadalajara) hasta el Pico del Lobo, y la segunda desde la estación de esquí de la Pinilla hasta Riaza (Segovia). Un nuevo paso se realiza en octubre de 2002 con la creación de la Plataforma en Defensa del Pico del Lobo, compuesta por organizaciones sociales,

Macizo del Lobo. FOTO: FOTO HENARES AL DÍA

científicos y representantes de las administraciones, que supone un claro compromiso por parte de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente, de agilizar los trámites para iniciar un Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN), que permita buscar una figura de protección ambiental más potente que los LIC-ZEPA. Se elabora un video reportaje y se presenta una nueva denuncia ante la UE,solicitando se cumpla la Directiva de Hábitats, donde se especifica que cualquier actuación en zonas LIC o ZEPA, se llevará a cabo siempre y cuando el peticionario justifique que no existe otra alternativa posible. En enero de 2003, el Secretario de Estado para la Defensa realiza unas declaraciones que

dejan de manifiesto el verdadero interés nacional: “El uso de la base de vigilancia aérea numero 14 del Pico del Lobo será en un 95% civil” (concesiones administrativas a las empresas de telecomunicaciones con contratos multimillonarios). Al día de hoy todavía no han dado comienzo las obras. Unos dicen que por motivos políticos, otros por la presión social, incluidas las dos quejas ante la UE. Informaciones extraoficiales hablan de un informe técnico que el Ministerio encargó, cuyo resultado fue una propuesta de ubicación alternativa, pero la triste realidad es que existe partida presupuestaria en el 2003 para este proyecto. ¿Salvaremos entre todos el macizo del Pico del Lobo y la Sierra de Ayllón? q

Se puede solicitar el texto completo del Manifiesto a Coordinadora Antilínia de Les Gavarres <panedes@terra.es>

El Ecologista, nº 36, verano 2003

En Acción

Un centenar de asociaciones y entidades se ha adherido al Manifiesto de Llagostera. En el manifiesto se piden medidas ante la problemática que conlleva el despliegue del actual modelo energético y la implantación de las nuevas tecnologías de la comunicación, en especial ante la afectación sobre la salud de las personas de la incontrolada contaminación electromagnética, así como el impacto sobre el medio ambiente de sus instalaciones e infraestructuras. Para los firmantes es preciso la regulación en el planeamiento general de los lugares aptos para la instalación de antenas, líneas eléctricas, estaciones transformadoras, etc. aplicando con la máxima rigurosidad del principio de precaución. También piden la limitación de nuevas instalaciones, el desmantelamiento o alejamiento de las existentes, según las más recientes recomendaciones de la Conferencia de Salzburgo, Karolinska o la Declaración de Alcalá.q

FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

Manifiesto de Llagostera

15


Internacional

Mundo ecológico

República Sudafricana

Islandia

Oceanía es el continente con mayor superficie de cultivos ecológicos (10.567.803 hectáreas). Europa es el segundo continente en superficie de estos cultivos (5.149.162 hectáreas), pero supera a todos en el número de productores ecológicos, con 175.816. A Europa le sigue de cerca Sudamérica con un total de 4.743.813 hectáreas ecológicas y con 75.789 productores. En cuanto a los países más destacados, Australia es el país que tiene el número más elevado de superficie ecológica del mundo, con unas 10.500.000 hectáreas, seguida muy de lejos por Argentina con 3.182.000 hectáreas. Italia, tercer país del mundo con mayor superficie de agricultura ecológica ocupa al mismo tiempo el primer puesto de Europa, con un total de 1.230.000 hectáreas. En el segundo lugar europeo se encuentra Reino Unido con 679.631 hectáreas, seguido de Alemania con 632.165 y posteriormente, en cuarta posición, España con un total de 485.079 hectáreas ecológicas.q

El Banco Mundial (BM) creó hace poco el Fondo Prototipo del Carbono (FPC), para desarrollar proyectos en países en vías de desarrollo que significaran una reducción de emisiones de gases de invernadero. Teóricamente esos proyectos deberían beneficiar a la población de estos países y proporcionar a los países ricos un medio para cumplir sus objetivos domésticos de limitación de emisiones. En Sudáfrica, el BM quiere obtener gas de un basurero en Durban para producir electricidad con la ayuda del FPC. El problema es que los residentes de la zona quieren que el vertedero se cierre, por razones obvias, y llevan años luchando por ello. A pesar de todas las disposiciones sobre transparencia y participación de la población local,los opositores alegan que no han participado en un “comité de control” que se estableció y que el proyecto sólo estuvo disponible un mes para alegaciones en la página web del FPC (cuando la mayoría de los residentes cerca del vertedero no tienen acceso a Internet).q

La compañía nacional de electricidad de Islandia y la corporación Alcoa (fábricas de aluminio) planean construir nueve presas, tres pantanos y decenas de kilómetros de túneles para alimentar una central hidroeléctrica de 690 MW que suministrará electricidad a una fundición de aluminio. Todo ello en las tierras altas orientales de Islandia, que son la segunda área virgen más extensa de Europa Occidental. El pro- Cañon Hafrahvammar yecto, conocido como Karáhnjúkar, destruiría o impactaría fuertemente la vegetación, además de afectar los hábitats del ganso de pie rosa (Anser brachyrynchus) y de otras aves escasas, así como los de salmónidos, focas y renos. La evaluación de impacto ambiental del proyecto fue negativa,pero el Ministerio de Medio Ambiente obvió este hecho y aprobó el proyecto. La multinacional Alcoa está cerrando fundiciones en otras partes del mundo y quiere aprovechar la electricidad barata de Islandia. La compañía tampoco tendrá que pagar por las emisiones de gases de invernadero de la fundición de aluminio, porque Islandia consiguió una exención en el protocolo de Kioto.q

Canadá En la provincia canadiense de la Columbia Británica, la población del oso grizzly está disminuyendo de forma alarmante por efecto de la caza deportiva. La mayoría de los cazadores foráneos, que matan el 40% de los osos cazados, provienen de EE UU y de Europa, y pagan buenos dineros por cazar los osos. Esta primavera se discute en la UE si se prohiben las importaciones de trofeos de caza de esta especie. De ser así, los cazadores europeos no podrán llevarse a casa los restos de sus víctimas y los osos tendrían más posibilidades de sobrevivir.q El Ecologista, nº 36, verano 2003

Indonesia Los gobiernos de Indonesia y de Corea del Sur están estudiando cooperar en la construcción de una central nuclear en la isla de Madura, frente a las densamente pobladas costas de Java Oriental. La central costaría 334 millones de dólares australianos (unos 186 millones de euros) y tendría 200 MW de potencia eléctrica. Si el gobierno indonesio aprueba el proyecto, la central podría empezar a funcionar en 2015. Hay que recordar que Indonesia archivó los planes para construir otra central nuclear en la –también densamente poblada– costa norte de Java Central, tras las protestas de los ecologistas y la crisis financiera de 1997-98. Esperemos que el nuevo proyecto siga estos mismos pasos.q

Holanda La Red del Clima de Europa ha condenado la decisión del gobierno holandés de comprar créditos de carbono procedentes de 18 proyectos de reducción de emisiones de

CO2 en países pobres, dentro del llamado Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL). Tales proyectos ya estaban previstos o en marcha antes de que Holanda anunciara la compra de créditos, y habrían tenido lugar con o sin el MDL. En vez de generar reducciones reales de gases de invernadero, estos proyectos crearán por ello créditos de papel, que permitirán a Holanda aumentar sus emisiones y poner más en peligro el clima mundial. Estos falsos créditos de carbono no sólo minarán la integridad de la estrategia climática holandesa, sino que sientan un precedente que podría convertir al MDL en una auténtica farsa, como ya viene denunciando desde hace años Ecologistas en Acción.q

Tabaco Tras tres años de negociaciones, más de 170 países acordaron el texto final del Convenio Marco para el Control del Tabaco, que se puede convertir así en el primer tratado mundial de salud pública.Pero ahora,EE UU están presionando para quitar del tratado una provisión que


prohibiría a los países hacer reservas sobre el propio tratado. Si EE UU se sale con la suya (muy en su tradición de rechazar cual quier control exterior en cualquier tema, como medio ambiente, salud y derechos humanos), los países podrían, en virtud de esta posibilidad de hacer reservas, elegir qué partes del convenio aplicar, debilitando el alcance y efectividad de éste. Para las trans na cio na les del tabaco sería un importante éxito, a pesar de que el tabaco es una grave amenaza para la salud pública mundial, con millones de muertos anuales.q

55 de biomasa y 30 de eólica). Este proyecto ayudó a hacer fracasar los planes para instalar una central térmica de carbón de 50 MW en la isla. Un buen ejemplo para la zona y para el mundo en general.q

Filipinas Para el año 2050, toda la isla filipina de Negros utilizará elec tri ci dad procedente de fuentes renovables, si se cumple el compromiso adoptado por los políticos locales. En dos años está prevista la instalación de 125 MW de potencia renovable (40 MW de geotérmica,

África Los grandes simios africanos –los gorilas y los chimpancés– podrían extinguirse en sólo diez años si no se adoptan las medidas adecuadas para frenar su erradicación,

China

EE UU

El pasado 10 de abril comenzó a llenarse el embalse de las Tres Gargantas,que será el mayor del mundo (ver El Ecologista 17). Los atentados a los derechos humanos cometidos en la realización del proyecto (ligados sobre todo a la evacuación de unas 640.000 personas hasta la fecha) se están agravando con el llenado del embalse. Diversas or ga ni za cio nes ecologistas han pedido al Gobierno chino que suspenda el llenado del embalse hasta que se resuelvan las quejas y los atropellos causados. También han pedido a los gobiernos occidentales que financian la obra que se aseguren de que se cumplen las normas internacionales. Como ya de nun cia mos, las com pen sa cio nes a los desplazados son mínimas o inexistentes. Muchas personas que protestaban han sido reprimidas con violencia y algunas condenadas a largos años de cárcel. El llenado del embalse no se completará hasta 2008, y supondrá el desplazamiento de entre 1.200.000 y 1.900.000 personas en total.q

La directora de la Agencia de Protección Ambiental de EE UU, Christie Whitman, ha dimitido tras mantener fuertes discrepancias con George W. Bush, y después de que éste reanudara la campaña para aprobar una ley que permite la tala de árboles para prevenir los incendios forestales. Las fricciones de Whitman co men za ron cuando Bush anun ció que no firmaría el Protocolo de Kioto. Whitman ha estado al frente de los esfuerzos del Gobierno de Bush para disminuir o eliminar numerosas protecciones ambientales establecidas por gobiernos anteriores.q

El Ecologista, nº 36, verano 2003

Internacional

Tres Gargantas, China: este año las aguas alcanzarán la cota 135 m, para el año 2009 rebasarán la cota 175.

según un estudio de la revista Nature. Los investigadores constataron que la población de monos de Gabón (centro de África), país que aún conserva intacta un 80% de su superficie forestal, cayó un 56% entre los años 1983 y 2000, debido al incremento de la caza comercial facilitado por la rápida expansión de la industria maderera, así como a la acción de virus Ébola a y a la propia explotación forestal. Los investigadores exigen que los grandes simios pasen a ser considerados como especies seriamente amenazadas de extinción y se tomen medidas para evitar esta catástrofe: dinero para investigar y prevenir el Ébola –que provoca en los animales una fiebre hemorrágica fatal–,protección de sus hábitats y endurecimiento de la legislación contra la caza furtiva.q

17


Línea Verde

Residuos peligrosos

Portugal: tan cerca, tan lejos

El nuevo Ministro de Ciudades, Ordenamiento del Territorio y Medio Ambiente, Amílcar Theias, ha presentado el primer informe sobre generación y tratamiento de residuos industriales en Portugal. En el estudio se estima que los residuos industriales peligrosos representan cerca de un 1% del total de los residuos industriales generados en el país. De unas 258.464 toneladas de residuos industriales peligrosos, casi la mitad corresponden a aceites usados, generados fundamentalmente en la región del Norte y de Lisboa. El anterior ministro Isaltino de Morais fue cesado en abril al descubrirse que poseía cuentas bancarias en Suiza, no declaradas oficialmente.q

18

Haberlos...

Quien avisa...

Un equipo de científicos de la Universidad de Lisboa, dirigido por Margarida Santos-Reis, ha confirmado la presencia de lince ibérico en Portugal. El hallazgo se ha producido a raíz del análisis genético de excrementos encontrados en la región del Alentejo. Estas pruebas han sido realizadas en la Estación Biológica de Doñana. Hace pocos meses, el Gobierno portugués, a través de su Instituto de Conservación de la Naturaleza (ICN), dio por terminado un censo nacional que no pudo con fir mar la presencia de lince en Portugal interpretando la posibilidad de que el felino se hubiese extinguido definitivamente.q

El Ministerio de Fomento es pa ñol amenaza la única población natural existente de Nar cis sus cavanillesii en Portugal. La planta, protegida por la Directiva de Hábitats y Especies de la UE, se ve afectada por las obras de reconstrucción con fines peatonales y turísticos del Ponte da Ajada, del S. XVI. El Ministerio español comenzó las obras sin informar al IPPAR (Instituto Portugês do Património Arquitectónico), y dado que N. cavanillesii vive esencialmente sobre el tablero del puente, sus individuos se ve rán per ju di ca dos con la reconstrucción del mismo y con el tránsito peatonal que acogerá la instalación.q

Masas forestales Portugal es uno de los países de la UE que mantiene un significativo incremento en El Ecologista, nº 36, verano 2003

La Lí nea SOS de me dio am bien te re ci bió 1.080 demandas , durante sus primeros 6 meses de servicio, siendo la contaminación del agua y del aire, las basuras y el ruido, los prin ci pa les motivos de que ja para los ciudadanos. De todas ellas, ape nas una quin ta par te han sido tramitadas por el SEPNA (Ser vicio Especial de Protección de la Naturaleza, el Seprona por tugués). Esta línea telefónica (800 200 520), creada en 2002 por el Ministerio de Medio Ambiente, funciona 24 horas al día y sirve también para dar información pública sobre cuestiones ambientales. q

Ecotasas La Agencia Europea del Medio Ambiente, que analiza la situación medioambiental en 52 países, publicó en mayo el III Informe sobre Medio Ambiente en Europa, en el que desvela la escasa práctica que tienen en Portugal las tasas ambientales aplicadas sobre las actividades económicas. El estudio revela que tampoco los países del Este de Europa fijan demasiados impuestos y que, ade más, mantienen un escaso interés por estos asuntos,ya que el crecimiento económico obliga a que se desestimen, en muchos casos, las preocupaciones ambientales.q

Kioto más lejos El aumento en el consumo doméstico de energía y un mayor uso de transportes que utilizan combustibles fósiles, han ocasionado que las emisiones de gases causantes del efecto invernadero aumentaran en Portugal durante 2001 y con respecto al año anterior, en un 1,9%. Finlandia con un aumento del 7,3% y Austria con el 4,8% fueron los países que registraron mayores elevaciones en 2001 respecto de 1999. Luxemburgo fue el país que tuvo mayores reducciones, un 44,2%.q

FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

Amílcar Theias. FOTO: LEILA MEAD IISD-ENB

su área forestal, aunque este aumento se realice con fines económicos, es decir para el aprovechamiento integral de la madera, según el III Informe sobre Medio Ambiente realizado por la Agencia Europea, en el que se considera esta cuestión como un índice del crecimiento sostenible.A pesar de ello, el estudio revela que el desarrollo urbano y la creación de numerosas infraestructuras de transporte afectan significativa y negativamente a los hábitats de muchas regiones portuguesas.q

Nitrofurano El consumo de carne de pollo descendió en un 90% en los restaurantes portugueses por el escándalo alimentario de la detección de nitrofurano en 43 explotaciones, según la Asociación de Restaurantes y Similares de Portugal. El nitrofurano es un antibiótico prohibido en la UE por haber mostrado propiedades can ce rí ge nas en ra tas de laboratorio a dosis elevadas. Recientemente se habían establecido controles estrictos a las impor taciones de terceros paí ses, es pe cial men te de pollo de Brasil, por haberse de tec ta do ni tro fu ra nos. La Comisión Europea ha manifestado su preocupación por esta cuestión y está a la espera de recibir datos del Gobierno por tu gués para eva luar la situación.q


Brasil Brasil ha decidido mantener la prohibición actual de producir cultivos modificados genéticamente. Aunque el cultivo de transgénicos está prohibido en Brasil desde hace años, debido a un contencioso legal que debería resolverse próximamente, el hecho es que se siembra soja transgénica, principalmente en las provincias del sur. Brasil es el segundo productor y exportador mundial de soja, produciendo unos 48 millones de toneladas, de los cuales entre 4 y 8 millones serían manipuladas genéticamente. La decisión parece indicar que a partir de ahora se perseguirá activamente el cultivo transgénico, cosa que no se había hecho hasta ahora. Respecto a la soja ya plantada, el Gobierno de Lula estudiará una fórmula jurídica para dar salida a esta cosecha.q

Pantanal La coalición Ríos Vivos de América Latina ha presentado nuevamente una denuncia contra los grandes proyectos de transporte fluvial. Esta vez se trata de unos corredores interamericanos para la integración iberoamericana de infraestructuras de transporte mercantil. Ríos Vivos considera que la Iniciativa para la Integración Regional Suramericana (IIRSA)

“está diseñada en función de defender los intereses comerciales de las grandes empresas, y fomenta un modelo económico que ya ha demostrado que genera sobreexplotación de nuestros recursos naturales y exclusión social”. La IIRSA contempla la intervención en ocho pasos críticos dentro del Pantanal, el humedal más grande del mundo. La administración española y catalana, los puertos del Estado (sobre todo el Puerto de Barcelona) y empresas como Dragados tienen grandes intereses económicos en la ampliación de infraestructuras de transporte en América Latina. El transporte de hidrocarburos y otros productos peligrosos dañarían irreversiblemente, en caso de derrame, áreas húmedas de los ríos Paraguay y Paraná, “lo que pone en riesgo no sólo la fauna asociada, sino la fuente de agua potable de un centenar de pueblos y ciudades que tienen sus tomas de agua en los ríos”.q

Colombia Miembros de la organización ecologista colombiana “Censat Agua Viva” han recibido amenazas en sus domicilios por parte del grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia. Su vida corre peligro si siguen con su denuncia política. El recrudecimiento de la guerra ha llevado a que

En apoyo del pueblo mapuche El proyecto Ralco de la multinacional española ENDESA constituye un claro ejemplo de cómo una empresa de capital español puede enseñorearse en un país, de limitados recursos financieros, y así avasallar voluntades tanto políticas como administrativas, para conseguir autorizaciones que han generado un conflicto ambiental único en la historia reciente de Chile. Ecologistas en Acción ha creado una página web de apoyo a la lucha del pueblo mapuche contra el proyecto Ralco.q http://www.ecologistasenaccion.org/mapuche/

Panamá

El Pantanal encierra un patrimonio natural de infinito valor.

Las autoridades ambientales panameñas podrían imponer fuertes sanciones a Coca Cola y a la compañía eléctrica AESPanamá por vertidos en ríos. Coca Cola vertió casi 5.000 litros de colorante rojo, y la

eléctrica, unos 13.000 litros de diesel, al parecer por “malos manejos” de los trabajadores. Las multas podrían superar el millón de dólares.q

Argentina La crecida del río Salado ha inundado casi la mitad de la ciudad de Santa Fe, de más de 400.000 habitantes y capital de la provincia noroccidental del mismo nombre. Se han confirmado por lo menos 23 muertes, y se cuentan unas 200.000 personas evacuadas o desplazadas. Las pérdidas de cosechas, mercancías y obras de infraestructura se calculan en unos 300 millones de dólares estadounidenses. Según expertos y ONG, las inundaciones son cada vez más frecuentes, provocadas por el mal uso del suelo, la deforestación irracional y los monocultivos en gran escala como el de soja, sumados a los excedentes hídricos provenientes de Brasil, del alto Paraguay y de los llanos de Bolivia.q El Ecologista, nº 36, verano 2003

En América

las organizaciones sociales, especialmente las sindicales, sean declaradas objetivo militar por los grupos paramilitares, que en la mayoría de los casos actúan claramente vinculados y coordinados con las estructuras de los organismos de seguridad del Estado como el ejército y la policía. Las cifras presentadas en un foro sobre derechos humanos revelan que durante 2002 sucedieron 525 masacres,con 2.210 víctimas. Estas cifras llevan a los activistas de derechos humanos a la conclusión de que el incremento tiene relación con la llegada del nuevo gobierno. En lo que va el año, han sido asesinados 48 indígenas y 11 sindicalistas.q

19


Impactos ambientales de la guerra de Iraq Paco Castro

La grave destrucción del medio ambiente que supone una guerra como la de Iraq suele ser olvidada frente a la enorme magnitud de las tragedias humanas. Sin embargo, los efectos ambientales en forma de destrucción de ecosistemas y de contaminación del

L

a atención que se presta a los efectos de la guerra debe dedicarse en primer lugar a las personas. Los llamados eufemísticamente daños colaterales son una forma de referirse a las muertes de inocentes o a la destrucción de su forma de vida. Un aspecto clave de la guerra que hemos vivido, como de cualquier otra, es el impacto que tiene sobre el territorio y el medio ambiente. Más allá de las inquietudes puramente ambientalistas, hay que considerar que los daños sobre el medio van a repercutir finalmente sobre la salud, la calidad de vida y los recursos económicos de las personas. Además, estos efectos ambientales van a ser persistentes, es decir, no sólo los sufrirán las generaciones presentes sino también las futuras.

El boomerang de la guerra Algunas afecciones sobre el medio tienen la característica de que sobrepasan las fronteras y pueden acabar afectando finalmente a los atacantes, sus aliados o a Estados vecinos que no intervienen en el conflicto. La contaminación puede viajar cientos de kilómetros y pueden aparecer efectos transfronterizos. Los impactos globales fundamentales son los relacionados Paco Castro, Ecologistas en Acción

20

El Ecologista, nº 36, verano 2003

territorio, del aire y de las aguas no deben ser desdeñados por lo que suponen de hipoteca para el futuro de las generaciones iraquíes y por los daños añadidos que ocasionan a la población inocente y, por qué no, a los animales y demás seres vivos.

con el cambio climático y con las emisiones contaminantes que pueden causar lluvias ácidas lejos de donde se han producido. En Iraq quedan algunos ecosistemas únicos y varias especies en vías de extinción. La destrucción de estos ecosistemas o la desaparición de estas especies será un golpe a la biodiversidad que, no lo olvidemos, es un patrimonio de todo el planeta, por lo que será unas pérdida que deberá lamentar toda la humanidad. Por otra parte, el territorio de la zona está severamente degradado y desertizado. La agresión sufrida agravará esta situación y provocarán que se degraden las zonas más frágiles y que el desierto avance sin remisión. Como se verá más adelante, el humedal mesopotámico, un ecosistema único en el mundo que ya ha sufrido enormes daños durante los 20 años de conflictos y embargos a los que se ha visto sometido Iraq, puede haber sufrido el golpe definitivo en esta guerra. Los cambios en el clima local que ocasionan estos hechos afectarán sin duda a los países vecinos. Porque la desertificación y destrucción de los humedales provocan una disminución de las precipitaciones, con el consiguiente agravamiento de uno de los problemas endémicos de la zona: la escasez de agua.

Impactos ambientales en Iraq No es fácil hablar en concreto de los efectos ambientales de esta guerra, porque la información que tenemos es limitada; no en vano se dice que la primera víctima de las guerras es la verdad. Un equipo de expertos del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) ha salido a realizar estudios de campo en Iraq. Estos estudios incluyen la evaluación de la contaminación de los suelos, aire y aguas. Este grupo de expertos se ha comprometido, además, a hacer un seguimiento de los ecosistemas del país, muchos de ellos dañados ya previamente por la anterior guerra y por más de una década de embargo. El informe que este grupo realice será de gran valor para evaluar en detalle los efectos de los que aquí hablamos. No obstante podemos analizar las amenazas al medio ambiente que esta guerra conlleva y sacar conclusiones que sirvan para el presente a partir de los efectos de la anterior Guerra del Golfo, que se produjo en 1991. Los dos elementos específicos que aparecen en el escenario de esta guerra, cuyo impacto ambiental sobrepasa la duración de la propia guerra, son los bombardeos con uranio empobrecido y la quema masiva de petróleo.

Pozos ardiendo en el sur de Iraq, durante la guerra de 1991. FOTO: JONAS JORDAN, US ARMY.

La destrucción de ecosistemas y la contaminación tendrán graves consecuencias sobre el medio ambiente y las personas


Iraq conservaba todavía una pequeña parte del rico humedal mesopotámico. Antes del conflicto de 1991 el 15% del territorio Iraquí eran humedales. Este humedal estaba constituido por una compleja red, que se extendía a lo largo de los ríos Eúfrates y Tigris, de lagos de agua dulce, marjales y llanuras que se inundaban. Todos estos ecosistemas estaban interconectados, lo que permitía la migración de especies y daba lugar a una gran diversidad biológica. La riqueza en especies y recursos de estos ecosistemas eran tales que existía la creencia de que el paraíso terrenal retratado por el Génesis se encontraba entre los ríos Eúfrates y Tigris. La Guerra del Golfo de 1991, con sus intensísimos bombardeos, y los más de 10 años de embargo, han reducido los humedales a menos del 5% del territorio. Los expertos internacionales en recuperación ambiental sostenían que con cuidados y mucho trabajo era posible que los humedales se recuperaran a partir de los restos que aún quedaban. Sin embargo, esta guerra puede haberlos afectado de forma irreversible y reducirlos hasta el extremo de que ya no sea posible su recuperación. Es posible, pues, que la actual guerra venga a firmar el acta de defunción de los humedales mesopotámicos. El paraíso terrenal se convertirá así en un paraíso perdido. Además de la desaparición de las especies que lo habitan, se calcula que unas 20.000 personas vivían antes de este conflicto de los recursos de los humedales. La quema masiva de petróleo produce emisiones de gases contaminantes. Sobre todo se emiten gases que contribuyen al efecto invernadero, lluvias ácidas y partí-

culas, con una gran contribución al cambio climático. Cuando se escriben estas líneas se ha producido el incendio de sólo unos 10 pozos petrolíferos, a diferencia de la Primera guerra del Golfo: en aquella ocasión ardieron unos 600 pozos de petróleo durante un tiempo que llegó a los 9 meses en algún caso. Además de los gases contaminantes se vertió una cantidad de petróleo equivalente a unos 60 millones de barriles que contaminó el 40% de las aguas subterráneas de Kuwait. El tiempo estimado para apagar el incendio de un pozo es de unos 40 días. Además, se ha producido la quema de petróleo en torno a Bagdad con el fin de defenderse de los bombardeos, con la consiguiente emisión de gases contaminantes. Se puede decir, por tanto, que la quema de petróleo no ha constituido una afección ambiental tan grave como en el conflicto de 1991. La invasión en sí misma acarrea un grave daño sobre los ecosistemas que las tropas tocan. El mero impacto mecánico de los pesados vehículos blindados empeorará la situación de desertización que es particularmente grave en Iraq. Pero, sobre todo, serán las miles de toneladas de bombas y los más de 1.000 misiles que se han disparado sobre suelo iraquí los que más agudamente afectarán al territorio. El porcentaje de tierra desértica ascendía prácticamente al 75% de la superficie del país antes de empezar este conflicto. Los impactos de las bombas y el paso de los vehículos pesados acabarán por dañar gravemente los márgenes del desierto, haciendo que éste avance. La dificultad de recuperación de estas tierras se agravará fuertemente convirtiendo el país

1

2

en más desértico. Los vehículos militares mueven la costra superior del suelo del desierto que es especialmente frágil. Esta costra protege al desierto de sufrir más erosión y mantiene fija la arena, evitando que se propague más allá de las lindes del desierto. Con su ruptura se forman dunas de arena de gran movilidad, capaces de invadir tierras no desérticas causando la pérdida de más territorio fértil. Los explosivos y las municiones, además del obvio efecto directo que tienen cuando se disparan, depositan contaminantes en el agua y en el suelo. Los proyectiles, al impactar, liberan plomo y otros metales pesados que resultan tóxicos para las personas y los animales, mientras que los explosivos producen cenizas tóxicas en el momento de la deflagración. Estas sustancias han contaminado ya muchas tierras de cultivo y territorios habitados. La ingestión de estas sustancias, bien a través de los vegetales que se cultiven, bien por la inhalación del polvo que se levante con el movimiento de tierras, afectará a la fauna y a las personas, produciendo enfermedades tales como el plumbismo (en los animales) o saturnismo (en las personas). Por cierto que, hasta la fecha, no se ha registrado ninguna contaminación química severa procedente de las hipotéticas armas de destrucción masiva de Sadam Husein. La contaminación química afectará al Eúfrates y Tigris, los dos grandes ríos que atraviesan el país, causando problemas a los habitantes y a la fauna. La contaminación arrastrada por las aguas pasará a las cadenas tróficas, aumentando la gravedad de

3

1. Los humedales mesopotámicos tenían una enorme diversidad de aves. ILUSTRACIÓN: NORMAN ARLOTT/BIRDLIFE; 2. El pato ferruginoso es una de las especies amenazadas. FOTO: P. BUCHNER/BIRDLIFE AUSTRIA; 3.Dramática reducción de estos humedales entre 1973 y 2000, 4. Los pelícanos de Dalmacia, también dependen de la conservación de los humedales. FOTO: G. MAGNIN/BIRDLIFE.

4

El Ecologista, nº 36, verano 2003

21


la contaminación del suelo. El Eúfrates y el Tigris son vitales para el mantenimiento de los ecosistemas iraquíes y para el suministro del agua de sus habitantes. Su contaminación distribuirá la contaminación por todo el país, como ya ocurrió en la guerra de 1991 cuando la ingesta de aguas contaminadas multiplicó por 10 los casos de tifus en Iraq. El estuario de Chat-el-Arab ha sufrido un notable aumento de fitoplancton debido a la gran cantidad de agua contaminada que llega sin tratar procedente de Basora, Bagdad y otras ciudades iraquíes. El 5% del territorio iraquí es costero. Son las costas las partes del territorio que, tras los humedales, más riqueza de biodiversidad presentan: numerosas especies de aves viven en las costas de Iraq y Kuwait, al tiempo que son refugio de cientos de miles de aves migratorias. La invasión masiva realizada por mar y la extensión de las tropas han afectado a todos estos ecosistemas. La bahía de Kuwait ha sufrido una dura afección durante la invasión por la enorme cantidad de barcos que han recalado en ella, contaminando sus aguas y por el aumento de contaminantes que han vertido los ríos Eúfrates y Tigris. En la anterior Guerra del Golfo se registró una gran mortandad de peces.

Especies amenazadas Según el PNUMA, de las 3.000 especies de plantas con que contaba Iraq antes de la invasión, unas 190 eran endémicas. Iraq alberga nada menos que 42 Áreas Importantes para las Aves (IBA) y un área de especies endémicas para las aves. En estas zonas, amenazadas por la invasión y por los bombardeos, viven 16 especies de aves mundialmente amenazadas, de las que 3 especies y 5 subespecies son endémicas de sus humedales (más información en: www.birdlife.net/news/ pritemdisplay.cfm). En concreto, las especies de aves amenazadas son: aves en peligro: malvasía cabeciblanca. Aves de poblaciones vulnerables: cormorán de Socotora, cerceta pardilla, águila moteada, águila imperial oriental, cernícalo primilla, guión de codornices

Proyectiles con uranio empobrecido y medidor de rayos gamma.

y avefría europea. Aves dependientes de trabajos de conservación: pelícano ceñudo. Aves amenazadas: cormorán pigmeo, porrón pardo, pigargo europeo, aguilucho papialbo, avutarda hubara, carricero de Basora, escribano cinéreo y verdecillo sirio. Pero no son sólo las aves las especies afectadas por esta guerra, sino que también lo son algunos grandes mamíferos y roedores que habitan lo humedales. Por ejemplo, algunas subespecies de nutria y de rata de agua podrían desaparecer. Del mismo modo, el búfalo de agua y el cerdo salvaje podrían haber sufrido el golpe de gracia. Los anfibios que habitan los humedales han sufrido también un duro castigo. Entre ellos hay que destacar el tritón del lago Urmia, endémico de dicho lago. La tortuga común y la tortuga de concha blanda, ésta endémica, están también amenazadas. En Iraq estaban ya gravemente disminuidas las poblaciones de grandes felinos como el guepardo. La guerra ha podido ser desastrosa para ellos, tanto por su efecto directo como por la afección que ha podido causar a las especies de las que se alimentan. Algunos de los herbívoros amenazados son el ciervo persa, el orix árabe, la gacela saudí (extinta en libertad) y el gamo persa, que habitan zonas esteparias. Otros herbívoros como la cabra montés, la cabra salvaje o el muflón armenio están también amenazados. En el caso de los quirópteros, las poblaciones de cinco especies de murciélagos se consideran en situación vulnerable. Cuando se saqueó el museo de Bagdad se produjo una justa indignación en la opinión pública. Las riquezas artísticas que albergaba el museo eran, sin duda, de gran valor para toda la humanidad. La riqueza biológica que esta guerra ha amenazado y destruido es también patrimonio de la humanidad y debería ser igualmente causa de indignación y preocupación. Pero, además, están las razones éticas que aconsejan respetar la vida de las otras especies animales, así como las negativas implicaciones que la extinción de especies tienen para conservar un medio ambiente de calidad. Éste aporta finalmente calidad de vida y salud a las personas.

Otra vez el uranio empobrecido El uranio empobrecido es un residuo procedente del proceso de enriquecimiento del uranio para ser usado como combustible nuclear o como material fisible para bombas atómicas. Se trata de un material débilmente radiactivo del que EE UU cuenta con unas 500.000 toneladas a las que no sabe muy bien qué final dar. El uranio, al igual que el plutonio, es pirofórico, es decir, arde al

contacto con el aire a altas temperaturas y se dispersa en forma de aerosol, pudiendo contaminar el terreno, las aguas o ser respirado o ingerido por las personas y animales. Y es aquí donde radica su peligrosidad. Aunque el riesgo de irradiación externa es bajo, dada la baja radiactividad del uranio, las emisiones radiactivas desde dentro del organismo son de extrema gravedad. El uranio se desintegra emitiendo sobre todo radiactividad alfa que es muy dañina cuando se sufre desde dentro del organismo. Por si esto fuera poco, el uranio empobrecido aparece contaminado con otros isótopos radiactivos procedentes del reprocesado de combustible gastado, que son mucho más contaminantes, como el plutonio o el uranio-236. Las características principales del uranio empobrecido son su elevada densidad (casi el doble que el plomo) y su gran resistencia al calor, que hace que se funda a temperaturas muy altas. Además, dada su condición de residuo, es muy barato. Todos estos hechos unidos han hecho que el uranio empobrecido venga a sustituir al wolframio, un metal de similares densidad y resistencia al calor, pero mucho más caro. El uranio empobrecido se usa como contrapeso en las alas de aviones, en los rotores de helicópteros, en los blindajes de los carros de combate y en la punta de los proyectiles llamados penetrantes, que se usan para penetrar blindajes. El ejército de EE UU posee multitud de armamento que usa el uranio empobrecido en la punta de sus proyectiles. Este material los dota de una gran capacidad de penetración y, al ser muy barato, se utiliza con profusión. Estos proyectiles son transportados por aquellos vehículos que se usan en la lucha antitanque o en los ataques a puestos fortificados. Los aviones A-10 y los helicópteros Apache son ejemplos de artefactos que cargan proyectiles con uranio empobrecido. Los misiles Tomahawk van


El vertido y la quema de petróleo ocasionaron gravísimos problemas en la anterior guerra del golfo. FOTO: GREENPEACE/HODSON

Conclusiones Los efectos ambientales de la guerra agravarán todavía más los sufrimien-

tos de la población, puesto que los habitantes de Iraq se verán obligados a ocupar un territorio y a beber unas aguas severamente contaminadas. Las consecuencias sanitarias que cabe esperar de esta agresión serán similares a las que se produjeron en 1991. Existen ya estudios epidemiológicos que permiten ver los efectos de aquella guerra sumados al terrible embargo sufrido por la población durante la pasada década. Las cifras de afectados son tremendas. Se calcula que han muerto cientos de miles de personas, especialmente niños. Esta guerra ha traído la destrucción de ecosistemas únicos, algunos de los cuales albergan especies endémicas o en vías de extinción. Ésta es una pérdida de la riqueza biológica no sólo del pueblo iraquí, sino de toda la humanidad. Las tareas de reconstrucción que se pretende emprender al final de la guerra podrían hipotéticamente recuperar algunos ecosistemas, pero en otros, como el humedal, la destrucción puede resultar irreversible. La destrucción del medio ambiente ha hipotecado el futuro del país. A los sufrimientos originados por la guerra y la humillación creada por la derrota hay que sumar la pérdida de calidad de vida y el empeoramiento de las condiciones de salubridad por vivir en un medio severamente degradado. La degradación de los suelos conllevará la pérdida de tierras cultivables, lo que hará más difícil la vida de la población que tendrá problemas para conseguir alimentos. El frágil sistema agrícola iraquí ha sufrido un impacto brutal. En resumen, mal se libera a un pueblo de un tirano destruyendo sus hábitats, sus ecosistemas y su riqueza natural, además de ocasionar un enorme número de víctimas y la destrucción de buena parte de su forma de vida.

FOTO: GREENPEACE/HODSON

Camellos muertos en la anterior Guerra del Golfo, 1991.

también provistos de unos kilos de uranio empobrecido en su punta. En la anterior Guerra del Golfo se depositaron sobre suelo iraquí entre 300 y 800 toneladas de uranio empobrecido, –hay fuentes que cifran en 500 toneladas las arrojadas en 2003–. Los efectos de estos vertidos en la población iraquí se han podido evaluar mediante estudios epidemiológicos y son espeluznantes. En algunas zonas de Iraq, las bombardeadas con mayor dureza, el número de ciertos tipos de cánceres se ha multiplicado por 10; el número de abortos por 2,8 y el número de niños nacidos con malformaciones congénitas por 2. La contaminación del territorio y las aguas por uranio empobrecido se prolongará mucho más allá de la duración de la guerra. El uso masivo de estas municiones hace que las zonas de territorio contaminado sean muy grandes. La descontaminación se hará, pues, muy difícil. Se trata de afecciones que se prolongan mucho más allá de la duración de la guerra y que dejarán una secuela de sufrimientos y de empeoramiento de las

condiciones generales de salud del país. Pero el uranio empobrecido no sólo afectó en la guerra de 1991 a la población iraquí, sino también a los propios agresores. Según el International Action Center de Nueva York, organización presidida por Ramsey Clark, ex-Fiscal General de EE UU, casi 100.000 combatientes estadounidenses fueron afectados por enfermedades causadas por la contaminación por el uso de proyectiles de uranio empobrecido. Estas enfermedades volvieron a aparecer entre los combatientes europeos que participaron en la guerra de Kosovo en 1999 y a las que se dio en llamar Síndrome de los Balcanes. La contaminación con uranio empobrecido se hace especialmente grave porque los ejércitos que usan este tipo de armas se niegan a reconocerla. De tal forma que el uranio empobrecido se dispersa por el medio sin control y no se hace esfuerzo alguno por descontaminar las zonas bombardeadas o, siquiera, por evitar el acceso de la población o los cooperantes. Las armas de uranio empobrecido deberían estar prohibidas. Y si no lo están es porque son altamente eficaces para su precio. Una ráfaga de proyectiles de relativamente pequeño calibre es capaz destruir un carro de combate gracias a su extraordinaria capacidad de penetración. La convención de la ONU 10/10/80 define las armas inhumanas como aquéllas que “afectan sin discriminación a las poblaciones civiles y causan daños graves y duraderos al medio ambiente”. Ambas características las cumplen perfectamente las armas con uranio empobrecido, luego deberían estar incluidas en dicho catálogo (para más información sobre uranio empobrecido, ver El Ecologista 25).

El Ecologista, nº 36, verano 2003

23


Protesta en el Tribunal Superior de Justicia en 2002. FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN.

Falta voluntad política para aplicar la profusa normativa existente

Incumplimiento de la legislación ambiental Fe Sanchís Moreno

Este artículo es una invitación a reflexionar sobre el incumplimiento de la normativa ambiental y la necesidad de promover un cambio de percepción y actitud respecto al uso que podemos hacer de ella para la protección del medio ambiente.

D

esde los años 70 en Europa occidental ha sido enorme la profusión de normas aprobadas para proteger el medio ambiente. En nuestro país, desde que en 1986 entramos en la Comunidad Europea, nos vimos forzados a adoptar una gran cantidad de normativa dedicada a proteger nuestro medio ambiente, en muchos casos inexistente aquí pero que ya era de aplicación en el resto de los países miembros de la Comunidad. Y desde entonces hasta hoy nuestra legislación ambiental intenta dar respuesta a la capacidad legisladora de la Unión Europea (UE). Lo mismo se puede decir de nuestra política ambiental que, en el mejor de los casos, se limita a ir a la zaga de las directrices fijadas por la UE. La Comunidad Europea tiene la capacidad de aprobar normas en materia ambiental. Estas normas adoptan la forma de reglamentos y directivas. Los reglamentos son directamente aplicables en todos los Estados miembros, mientras que las directivas necesitan que cada país Fe Sanchís Moreno, abogada ambiental y coordinadora de la Campaña de Participación Pública de ECOForumEuropa (fesanchis@terracentro.org)

24

El Ecologista, nº 36, verano 2003

las incorpore a su legislación mediante la adopción de leyes o decretos de aplicación en cada uno de ellos. La mayor parte de la legislación ambiental actualmente en vigor en nuestro país tiene su origen en una o varias directivas comunitarias. ¿Cómo se aprueban las normas ambientales comunitarias? Nuestra primera impresión puede ser que son propuestas y aprobadas por el Parlamento Europeo. Esto es un gran error. Las normas comunitarias son adoptadas por el Consejo de la UE y, aunque el Parlamento Europeo, afortunadamente, va ganando con cada reforma del Tratado más y más espacio en el ámbito legislativo, la decisión final acerca de qué normas y con qué contenido se aprueban, corresponde al Consejo. Es decir, nuestro gobierno participa directamente en la decisión de aprobar o no una directiva o un reglamento, decisión que se toma en el seno del Consejo de la UE en el que participan los ministros responsables de cada materia (1). Por lo tanto, no es de recibo trasladar totalmente la responsabilidad sobre las normas aprobadas a Bruselas, pues ello supone dar una versión manipulada de la realidad y no asumir la responsabilidad política ejercida en la adopción de las normas comunitarias.

¿Crisis de cumplimiento? Las normas son un instrumento más de la llamada política ambiental. No son por sí solas la solución a los problemas, pero deberían contribuir decisivamente a mejorar la situación. Sin embargo, hace unos años, en 1995, se plantea por fin en el ámbito institucional comunitario una pregunta bastante inquietante ¿cómo es posible que más de doscientas directivas y reglamentos comunitarios adoptados para proteger y mejorar el medio ambiente no hayan producido una decidida mejora en la situación ambiental de todos los países miembros de la Comunidad Europea? Esta pregunta dispara las alarmas, dando de nuevo la razón a las reflexiones hechas públicas por las organizaciones no gubernamentales de defensa ambiental: existe un extendido y amplio incumplimiento de la legislación ambiental comunitaria. Se trata de un hecho fácilmente constatable no sólo por las personas más o menos activas en cuestiones ambientales, habituadas a los requerimientos de la normativa ambiental y a su inaplicación en mayor o menor grado. Sino que, además, ha sido evidenciado por los informes sobre el estado del medio ambiente en la UE preparados por la Agencia Europea del Medio Ambiente (2)


y por los informes anuales que desde 1983 la Comisión elabora para el Parlamento y el Consejo sobre el control de la aplicación del derecho comunitario (3). La Comisión, como guardiana del Tratado, tiene la facultad de iniciar por sí misma, o previa denuncia, procedimientos de infracción contra un Estado miembro por el incumplimiento de la normativa comunitaria (4). Procedimientos que pueden finalizar ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas con la imposición de sanciones contra los Estados infractores. Existen procedimientos de infracción abiertos en todos los ámbitos de la legislación ambiental. Y no podemos decir que algún Estado miembro se salva: si bien hay países más proclives al incumplimiento ambiental, absolutamente todos los Estados cuentan en su haber con procedimientos de infracción abiertos contra ellos. Para hacernos una idea más concreta de la situación podemos mencionar que, por ejemplo, en 2001 un tercio de todas las denuncias y casos de infracción investigados por la Comisión en materia de incumplimiento correspondieron al sector ambiental (5). El informe de la Comisión respecto al control del cumplimiento en 2001 señala la falta de trasposición o incumplimiento relativo, entre otras, de las siguientes directivas: acceso a la información ambiental, evaluación de impacto ambiental, prevención y control integrados de la contaminación, evaluación y gestión de la calidad del aire, calidad de las aguas superficiales destinadas al consumo humano, calidad de las aguas de baño, contaminación causada por sustancias peligrosas vertidas en el medio acuático, tratamiento de las aguas residuales urbanas, protección de las aguas contra la contaminación producida por los nitratos utilizados en la agricultura, conservación de las aves silvestres, conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres, comercialización de biocidas, marco sobre residuos, vertidos de residuos, residuos peligrosos, y gestión de aceites usados.

to de la normativa ambiental comunitaria. Pero al mismo tiempo el Tratado otorga la responsabilidad a la Comisión (16) y al Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (17) de controlar el cumplimiento efectivo del derecho comunitario. La cuestión a plantearse es: ¿puede cualquier persona o una organización ambiental dirigirse directamente a este Tribunal y exigir el cumplimiento de una norma comunitaria protectora del medio ambiente? La respuesta es no. Una persona sólo puede presentar un recurso ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas si alguna institución comunitaria adopta una decisión dirigida directamente a ella, o si una decisión o reglamento dirigidos a otra persona le afectan directa e individualmente (18). Por ahora la jurisprudencia del Tribunal ha entendido que no se dan estas circunstancias en los casos de inaplicación de las directivas comunitarias ambientales. En resumen, frente a un incumplimiento de la normativa ambiental comunitaria tenemos básicamente dos opciones que, por cierto, no son excluyentes. Por un lado, utilizar las vías disponibles en cada Estado miembro, lo que en el caso español incluye el recurso a los tribunales de justicia del Estado español, y por otro, presentar una denuncia por incumplimiento ante la Comisión. La realidad es que la Comisión no cuenta, desde hace ya muchos años, con los medios necesarios para hacer frente a esta obligación de control que le impone el Tratado. Así lo evidencian los informes de control de cumplimiento de los últimos 10 años. Y es también una realidad que no hay ningún interés por parte de los Estados miembros en dotar a la Comisión de más medios y recursos para ejercer dicho control.

A la escasez de medios se unen otras cuestiones relevantes entre las que debemos mencionar, en primer lugar, la dilatación del procedimiento de infracción. Ello debido a que la Comisión fija todos sus esfuerzos en el llamado pre-contencioso, lo que en la práctica se traduce en el otorgamiento de plazos muy amplios para que el Estado investigado decida suministrar la información requerida o cumplir con las recomendaciones de la Comisión. En segundo lugar, la falta de transparencia de todo el procedimiento de infracción, tal y como ha puesto de relieve en diversas ocasiones el Defensor del Pueblo Europeo (19). La persona u organización que puso una denuncia no recibe información acerca de la marcha del procedimiento, no conoce cuál es la información facilitada por el Estado denunciado y, por supuesto, tampoco puede participar en las llamadas reuniones paquete durante las que la Comisión debate los diferentes casos con los responsables del Estado en cuestión. Y por último, la Comisión, sólo en determinadas circunstancias y en muy contadas ocasiones, previa autorización del Estado miembro, puede ejercer funciones de inspección que le permitan contrastar las informaciones recibidas y observar directamente los hechos denunciados, por lo que su capacidad para pronunciarse en numerosos casos queda totalmente mermada. Así, ante la avalancha de casos de incumplimiento la Comisión decidió en la práctica centrar sus esfuerzos en la comprobación de si las directivas ambientales se trasponen correcta y completamente a la legislación de cada Estado miembro. Dejando, de hecho, en manos de los sistemas establecidos en cada Estado miembro, de sus tribunales, la tarea de asegurase que esas normas se cumplan. Acudir a un tribunal para exigir el

España ha sido denunciada repetidamente por el incumplimiento de la legislación de contaminación de aguas. FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN DE ANDALUCÍA.

¿Porqué no se aplica la legislación ambiental comunitaria? La respuesta sencilla y concisa es que falta la voluntad política necesaria. Sin embargo, me gustaría introducir algunos elementos que pueden ayudarnos a la reflexión. Según el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea la responsabilidad sobre el cumplimiento del derecho comunitario recae sobre cada uno de los Estados miembros (15). Así pues, en último término son los tribunales de cada Estado miembro los responsables de garantizar el cumplimienEl Ecologista, nº 36, verano 2003

25


cumplimiento de la normativa ambiental en vigor debería ser una cuestión bastante sencilla en nuestro país. La Constitución reconoce nuestro derecho a disfrutar de un medio ambiente sano así como nuestra obligación de conservarlo (20). También nuestro derecho a obtener la tutela efectiva de jueces y tribunales en el ejercicio de nuestros derechos e intereses legítimos, sin que nos veamos inmersos en situaciones de indefensión (21). Y, además, nos otorga la

posibilidad de ejercer la acción popular en defensa de los intereses colectivos (22). Sin embargo, el hecho es que nuestro sistema de tutela judicial no fue pensado para proteger el medio ambiente. La mayoría de las infracciones e incumplimientos ambientales no llegan a los tribunales y cuando llegan a menudo son archivados. Las dificultades de particulares y organizaciones no gubernamentales de acceder a la justicia en materia ambiental son

La Comisión Europea recurrió al Tribunal Europeo para que sancionara a España por inejecución de sentencia sobre la calidad de aguas de baño. FOTO: NRCS, USDA.

España, insumisa ambiental

E

l Estado español aparece como el país con más casos investigados en el sector ambiental durante 2001, 324, muy por delante de Alemania (174), Italia (125), Irlanda (111), Francia (102) y Grecia (103). Lo que representa para España que el 66,5% de todos los casos investigados por la Comisión contra nuestro Estado durante 2001 pertenecían al sector ambiental. España incumplía la directiva de evaluación y gestión de la calidad del aire, por lo que en septiembre de 2001 el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas dictó una sentencia condenatoria (6). También se pronunció el Tribunal ese año sobre la falta de trasposición y consecuente incumplimiento de la directiva relativa a la prevención y control integrados de la contaminación (7). Además, la Comisión pidió al Tribunal que estudiara la falta de trasposición de la directiva relativa a la calidad de las aguas destinadas al consumo humano (8), la directiva relativa a la comercialización de biocidas (9) y la directiva relativa a la utilización confinada de organismos modificados genéticamente (10). La Comisión abrió expedientes en 2001 contra España debido al incumplimiento de tres sentencias condenatorias dictadas en 1998 y 1999 por el propio Tribunal. En la sentencia relativa a la calidad de las aguas de baño (11) la Comisión recurrió de nuevo al Tribunal para que sancionara al Estado español por inejecución de sentencia. En las sentencias sobre la contaminación causada por determinadas sustancias peligrosas vertidas en el medio acuático (12) y la evaluación y gestión de la calidad del aire (13) la Comisión estudiaba la necesidad de recurrir ante el Tribunal por inejecución de las mismas. La Comisión elaboró dictámenes motivados (14) contra España con relación a las directivas relativas a: - la limitación de las emisiones de compuestos orgánicos volátiles producidos por el uso de disolventes orgánicos en determinadas actividades e instalaciones, - la información sobre el consumo de combustible y sobre las emisiones de CO2 facilitada al consumidor al comercializar automóviles nuevos, - el vertido de residuos, - las emisiones sonoras en el entorno debidas a las máquinas de uso al aire libre.

26

El Ecologista, nº 36, verano 2003

enormes. Los procesos llevan tanto tiempo que para cuando se obtiene una decisión del tribunal, aunque ésta sea favorable suele ser demasiado tarde para evitar el deterioro ambiental que se intentaba impedir. En algunos de los casos llevados ante los tribunales por Ecologistas en Acción respecto al acceso a la información ambiental en cuestiones relativas a la energía nuclear, se ha tardado más de seis años en obtener una sentencia firme. Estaremos de acuerdo en que de poco puede servirnos conseguir acceder a la información ambiental más de seis años después de que la solicitemos. Las medidas cautelares, los interdictos, no están pensados para proteger el medio ambiente sino los intereses particulares y actividades productivas de promotores y empresas. Es por ello que se piden fianzas escandalosas e imposibles para paralizar unas obras o una actividad que parece incumplir la legislación ambiental en vigor, y que no ponderan el daño ambiental infligido. La Audiencia Nacional le pidió a la Coordinadora de Itoiz para paralizar las obras en ejecución una fianza de 13.000 millones de pesetas de 1996, en el conocido caso de la presa de Itoiz. También es cierto que ejercer la acción popular (23) en materia ambiental deviene bastante complicado cuando se imponen fianzas de 6.000 a 30.000 euros a quienes deciden personarse en el proceso. A todo lo anterior se unen los escasos medios con que cuentan algunos de los juzgados responsables de instruir causas ambientales. Como ejemplo valga el del Juzgado de Aznalcóllar, encargado de instruir el caso del vertido de la Empresa Boliden en el entorno del Parque Nacional de Doñana, finalmente archivado. Con el fin de no repetir la experiencia del desastre de Aznalcóllar, Greenpeace solicitó recientemente al Consejo del Poder Judicial (24) que se dotara de medios suficientes al juzgado de instrucción de Corcubión responsable de investigar la contaminación causada por el Prestige. Cuando a todo lo anterior sumamos la dificultad de cubrir los costes profesionales y técnicos, en especial de obtener las pruebas necesarias, informes periciales, análisis, etc. la balanza de la justicia queda claramente inclinada hacia el lado de la imposibilidad de acceder a dicha justicia.

Conclusión y llamada a la acción Pienso que ya es hora de enfrentar la ilusión de que la Comisión actúa como guardiana del Tratado. Su falta de capacidad para desempeñar plenamente este papel es un hecho.


El Estado español incumple sistemáticamente la normativa sobre evaluación y gestión de la calidad del aire. FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN.

Al mismo tiempo no creo que debamos unirnos a las tendencias que plantean la desregulación como solución a los problemas de incumplimiento, y así, frente a la adopción de normas ambientales, apostemos porque las empresas establezcan acuerdos voluntarios o aprueben buenos códigos de conducta ambiental. Tampoco soy partidaria del todo de que se adopten menos directivas ambientales y que las que se aprueben sean más generales y otorguen aún más espacio a los Estados para su discrecionalidad a la hora de aplicarlas. Creo firmemente que la mejora de la situación vendrá dada por la capacidad del público de presionar tanto a las instituciones comunitarias como a los Estados miembros para que apliquen la legislación existente y protejan el medio ambiente. Y creo también que los cambios que va a inducir el Convenio de Aarhus, sobre el acceso a la información, la participación del público en la toma de decisiones y el acceso a la justicia en materia de medio ambiente (25), tanto en las instituciones comunitarias como en los Estados, serán decisivos para conseguir mejoras en la situación actual. Porque un mejor acceso a la información ambiental garantizará una sociedad mejor informada y más responsable respecto del

estado del medio ambiente que le rodea. Porque la capacidad de participar e intervenir tanto en la gestación de normas, planes, programas y políticas, como en la concesión de autorizaciones y licencias que afectan al medio ambiente, reforzará en gran medida la eficacia de la política y legislación ambiental. Y, por último, porque el reconocimiento del derecho a acceder a la justicia tanto en el caso en el que se obstaculizan los derechos del público a acceder a la información y a participar en la toma de decisiones de carácter ambiental, como cuando se produce un acto u omisión que vulnera la legislación ambiental, haciendo uso para ello de procedimientos rápidos y cuyo coste no sea prohibitivo, supondrá un cambio sustancial en la situación actual. Estamos en el momento adecuado para actuar. La incorporación de las disposiciones del Convenio en materia de acceso a la justicia está actualmente gestándose en el seno de la Comisión (26). Las organizaciones ambientales con el apoyo de las abogadas y abogados con los que colaboran habitualmente deben reaccionar de forma decidida para empujar la puerta entreabierta por el Convenio. Es el momento de accionar los resortes para conseguir un verdadero cambio respecto a la participación pública en los procesos de control de cumplimiento y de acceso a la justicia.

Notas y referencias 1. Para obtener información sobre el papel de cada institución comunitaria ver: http://europa.eu.int/index_es.htm 2. http://europa.eu.int/scadplus/leg/es/lvb/ l28019.htm 3. http://www.europa.eu.int/comm/secretariat_ general/sgb/droit_com/index_en.htm 4. Art. 226 del Tratado Constitutivo de la Comunidad. 5. Decimonoveno Informe Anual sobre el Control de la Aplicación del Derecho Comunitario (2001) COM (2002) 324 final. Bruselas, 28.6.2002. http://www.europa.eu.int/comm/secretariat_ general/sgb/infringements/19report_2001_ en.htm 6. Sentencia condenatoria del Tribunal de 13 de Septiembre de 2001 (Asunto C-417/99) 7. Sentencia condenatoria del 13/9/2001 (Asunto C-1999/417) 8. Decisión del recurso el 20/12/2001. 9. Asunto C-2001/352. Recurso presentado el 19/0/2001. Sentencia condenatoria del 13/9/2001 (Asunto C-1999/417) 10. Asunto C-2001/333. Decisión del recurso el 6/9/2001. 11. Asunto C-92/96 y sentencia del 12/2/1998. 12. Asunto C-214/96 y sentencia del 25/11/ 1998. 13. Asunto C-417/99 y sentencia del 13/9/ 2001. 14. Última fase de un procedimiento de infracción comunitario. El paso siguiente es

la presentación por parte de la Comisión de un recurso ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas. 15. Art. 10 del Tratado. 16. Art. 211 del Tratado. 17. Art. 220 del Tratado. 18. Art. 230 del Tratado. 19. Ver: www.euro-ombudsman.eu.int/home/ es/default.htm 20. Art. 45 de la Constitución Española. 21. Art. 24 de la Constitución Española. 22. Art. 125 de la Constitución Española. 23. La acción popular permite que cualquier persona actúe ante los tribunales en defensa no de un interés propio sino de un interés público que beneficia al conjunto de la comunidad 24. El Consejo General del Poder Judicial es el órgano de gobierno autónomo de todos los juzgados y tribunales y su cometido principal es velar por la garantía de la independencia de jueces y magistrados en el ejercicio de sus funciones jurisdiccionales. Para más información ver: www.poderjudicial.es/CGPJ/default.asp 25. Hecho en Aarhus (Dinamarca) el 25 de junio de 1998. Ver: www.unece.org/env/pp/ documents/cep43e.pdf Para versión española aprobada por las Cortes Generales ver: www.congreso.es/public_oficiales/L7/CORT/ BOCG/A/CG_A083.PDF 26. Ver: http://www.europa.eu.int/comm/ environment/aarhus/index.htm

El Ecologista, nº 36, verano 2003

27


Un concepto esclarecedor, potente y persuasivo para pensar la sustentabilidad

Biomímesis Jorge Riechmann

Desde hace decenios, ecólogos como Margalef, Odum o Commoner han propuesto que la economía humana debería imitar la ‘economía natural’ de los ecosistemas. El concepto de ‘biomímesis’ (imitar la naturaleza a la hora de reconstruir los sistemas productivos humanos, con el fin de hacerlos compatibles con la biosfera) recoge esta estrategia, y puede tener un papel clave a la hora de dotar de contenido a la idea más formal de sustentabilidad.

E

l término biomímesis se usó, en los años noventa, dentro de disciplinas como la robótica, las ciencias de materiales, o la investigación cosmética, con un sentido más restringido que el que propongo yo aquí. Así, por ejemplo, cabe estudiar la locomoción de los insectos con vistas a desarrollar robots hexápodos que funcionen correctamente (1). La idea entre los investigadores de tales disciplinas ha sido más la imitación de organismos (o partes de éstos) que la imitación de ecosistemas (sin embargo, éste último es el objetivo que a mi entender hemos de plantearnos primordialmente). El arquetipo de esta “biomimética” ingenieril, que se expresa desde 1991 en la revista Biomimetics, que funciona “robando Jorge Riechmann, escritor y profesor titular de filosofía moral en la Universidad de Barcelona, investigador en el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS) de CC.OO.

28

El Ecologista, nº 36, verano 2003

ideas a la naturaleza” (2) (y que también ha recibido los nombres de “biognosis” –sobre todo en EE UU– o “biónica”), podrían ser las alas que el mítico inventor griego Dédalo creó para que tanto él como Ícaro pudieran volar (¡aunque una combinación de cierta temeridad por parte de Ícaro y algún fallo de diseño hizo que la hazaña terminase en tragedia, como es sabido!). Su hipótesis básica es que la evolución, a la larga, identifica soluciones óptimas; y por ello los seres vivos alcanzan a menudo una perfección funcional susceptible de estudiarse e imitarse.

Biomímesis en sentido amplio Allende esta biomimética ingenieril, podemos tomar el principio de biomímesis en un sentido más amplio: se tratará, entonces, de comprender los principios de funcionamiento de la vida en sus diferentes niveles (y en particular en el nivel ecosistémico) con el objetivo de reconstruir los sistemas humanos de manera que encajen armoniosa-

mente en los sistemas naturales. No es que exista ninguna agricultura, industria o economía “natural”: sino que, al tener que reintegrar la tecnosfera en la biosfera, estudiar cómo funciona la segunda nos orientará sobre el tipo de cambios que necesita la primera. La biomímesis es una estrategia de reinserción de los sistemas humanos dentro de los sistemas naturales. La naturaleza, “la única empresa que nunca ha quebrado en unos 4.000 millones de años” según el biólogo Frederic Vester, nos proporciona el modelo para una economía sustentable y de alta productividad. Los ecosistemas naturales funcionan a partir de ciclos cerrados de materia, movidos por la energía del sol: ésta es su característica fundamental, si los contemplamos con “mirada económica”. Se trata de una “economía” cíclica, totalmente renovable y autorreproductiva, sin residuos, y cuya fuente de energía es inagotable en términos humanos: la energía solar en sus diversas manifestaciones (que incluye, por ejemplo, el viento y las olas) (3). En esta economía cíclica natural cada residuo de un proceso se convierte en la materia prima de otro: los ciclos se cierran. Por el contrario, la economía industrial capitalista desarrollada en los últimos dos siglos, considerada en relación con los flujos de materia y de energía, es de naturaleza lineal: los recursos quedan desconectados de los residuos, los ciclos no se cierran. En la reconstrucción de los sistemas de producción imitando la “producción natural” de la biosfera se halla a mi entender la clave para sortear la crisis ecológica: los insostenibles metabolismos lineales han de transformarse en metabolismos circulares. “Los sistemas naturales tienen 3.500 millones de años de experiencia en la creación de sistemas de reciclaje eficientes y flexibles. ¿Por qué debe esforzarse la industria en reinventar la rueda si ya se ha hecho toda la I+D?”, se pregunta Gil Friend (4). A todos los niveles la biomímesis parece una buena idea socioecológica y económico-ecológica: • ecología industrial, remedando los ciclos cerrados de los materiales en la biosfera; • agroecosistemas mucho más cercanos a los ecosistemas naturales que la actual agricultura industrial quimizada; • biotecnología ambientalmente compatible, con biomoléculas artificiales donde sea preciso, pero guiándonos por el proceder de la misma naturaleza, etc. Hay que indicar, por último, que la idea de biomímesis está estrechamente relacionada con el principio de precaución: para apartarnos de los “modelos” de la naturaleza necesitamos razones mucho más fuertes, y conocimiento mucho más fiable, que para seguirlos (5).


Más tiempo de rodaje Hay una objeción que surge de inmediato frente a las estrategias de biomímesis: ¿estamos de alguna forma reactualizando la viejísima tradición de derecho natural o éticas de cuño naturalista, que pretenden deducir valores del mundo natural o ciertos rasgos del mismo, incurriendo así en lo que los filósofos llaman “falacia naturalista”? No es el caso. Se trata de imitar la naturaleza no porque sea una “maestra moral”, sino porque funciona. La biosfera es un “sistema de ecosistemas” perfectamente ajustado después de varios miles de millones de años de rodaje, autorreparación, reajuste darwiniano continuo y adaptación mutua (coevolución) de todas las piezas de todos los complejísimos mecanismos; no es estática, pero se mantiene en una estabilidad dinámica merced a sutiles mecanismos de retroalimentación negativa que los cibernéticos saben apreciar en su justo valor. No es que lo natural supere moral o metafísicamente a lo artificial: es que lleva más tiempo de rodaje.

Contra el pansociologismo que niega la distinción entre naturaleza y sociedad Otra de las objeciones que pueden alzarse contra el principio de biomímesis sería: ¿imitación de la naturaleza? ¿Imitar qué, si ya no puede distinguirse, o quizá nunca se pudo, entre naturaleza y sociedad? En otro contexto (una polémica contra la idea de sustentabilidad fuerte) así lo defiende, por ejemplo, el profesor de la Universidad de Málaga Manuel Arias Maldonado, que investiga sobre cuestiones de democracia y sustentabilidad: “Resulta ya impracticable toda diferenciación entre lo natural y lo social, especialmente si de la consecución de la sustentabilidad se trata. La fusión de sociedad y naturaleza en medio ambiente supone que la sustentabilidad es, sí, ordenación de las relaciones de la sociedad con su entorno, pero que por esa misma razón puede afirmarse que se trata de la autoordenación social, u ordenación de un aspecto de lo social: lo medioambiental” (6).

Es una idea también muy difundida entre los sociólogos ambientales “constructivistas” (7). Ahora bien: hay que darse cuenta de que aquí, en esta suerte de pansociologismo, hay disfrazado, so capa de necesidad y evidencia, un nada necesario parti pris ideológico (8). Resulta oportuno reconocer que, a medida que se expandían dentro de la biosfera los sistemas socioeconómicos humanos, a medida que aumentaba el poderío de la tecnociencia y a medida que las sociedades ricas se apropiaban de más y más espacio ambiental, ha ido reduciéndose correlativamente la naturale-

za silvestre “incontaminada”. Yo mismo he argumentado en este sentido en muchas ocasiones (9). Pero de ahí a sostener que no puede distinguirse entre lo natural y lo social hay un salto que hemos de negarnos a dar. Pondré dos ejemplos para que se vea lo que quiero decir. Poca duda cabe de que, antes de 1979, en el medio ambiente lunar no había ni trazas de nada social o cultural; y después de aquellos primeros viajes a la Luna de finales de los sesenta y principios de los setenta, aquellas trazas seguían siendo mínimas, y podía distinguirse con toda claridad lo natural de lo social. Hoy en día podemos asistir al comienzo de algo diferente: “la Luna está madura para su desarrollo comercial”, declaraba en septiembre de 2002 el director de la empresa estadounidense Transorbital, que prepara el primer alunizaje con fines de lucro para 2003. Si este incipiente “desarrollo comercial” progresa, puede que dentro de un siglo nos sea tan difícil distinguir lo natural de lo social como en los ecosistemas más intensamente artificializados y antropizados de la Tierra: pero no hay nada necesario en este desarrollo, y también podemos optar por declarar la Luna “santuario” e impedir que se altere demasiado. Otro ejemplo: moléculas de contaminantes organoclorados en la grasa de los seres vivos. Hoy son omnipresentes, con graves efectos sanitarios y medioambientales, a consecuencia de una política química que vamos tendiendo a valorar como desastrosa. Pero si optamos por aplicar y desarrollar el Convenio de Estocolmo sobre COP (Contaminantes Orgánicos Persistentes), dentro de dos o tres generaciones habrán desaparecido de los cuerpos de los seres vivos estas “bombas químicas” de efecto retardado, y nos resultará más fácil distinguir lo natural de lo social, en lo que a tejidos adiposos animales se refiere. Lo que quiero decir con ello es que la posibilidad de distinguir mejor o peor entre lo natural y lo social está en función de que los seres humanos decidamos o no autolimitar nuestro impacto sobre la biosfera, y que esa decisión está en nuestras manos.

1

2

3 Página izquierda. Vivir del sol como fuente

energética es uno de los principios de la sostenibilidad. FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN 1. Es necesario cerrar los ciclos de materiales, como hace la naturaleza. FOTO: USDA

2. Nuestra sociedad se caracteriza por transportar los materiales cada vez a mayores distancias. FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN 3. Se deben evitar los xenobióticos, como los organismos transgénicos o los contaminantes orgánicos persistentes. 4. La sostenibilidad exige el respeto de la biodiversidad. Flor de Lys (Lilium pireanicum). FOTO: EDUARDO VIÑUALES.

Cinco principios básicos de sustentabilidad A partir de la biomímesis, del funcionamiento de los ecosistemas, podemos sugerir cinco principios básicos para la reconstrucción ecológica de la economía: 1. Vivir del sol como fuente energética. 2. Cerrar los ciclos de materiales. 3. No transportar demasiado lejos los materiales. 4. Evitar los xenobióticos como los COP,

4 El Ecologista, nº 36, verano 2003

29


La biomímesis pretende imitar a la naturaleza en los sistemas productivos humanos. FOTO: USDA

OMG (organismos transgénicos)... 5. Respetar la diversidad. El primero de tales principios, vivir del sol, a estas alturas del debate económicoecológico, debería resultar evidente. La inagotable fuente de energía que nutre a prácticamente toda la vida sobre nuestro planeta ha de ser también la que mueva los ciclos productivos de la economía humana. Las energías fósiles (carbón, petróleo, gas natural) están agotándose al mismo tiempo que desequilibran el clima del planeta, y tenemos inexorablemente que plantearnos el cambio de base energética de nuestra civilización industrial. La única economía reproducible a largo plazo será la basada en las energías renovables (es decir: en último término, en el aprovechamiento diversificado del flujo inagotable de energía solar). Por eso necesitamos una “estrategia solar” para la salida de los combustibles fósiles y la energía nuclear, y la construcción de un sistema energético basado en las energías renovables (solar térmica y solar fotovoltaica, eólica, biomasa, etc.). Los depósitos aún existentes de energías fósiles sólo hemos de considerarlos como una “red de seguridad” mientras dure esa transición (10). Cerrar los ciclos de materiales, dice el segundo principio. Un eslogan potente en este sentido es el de la basura es comida (waste equals food) propuesto por William McDonough y Michael Braungart (11). Los mismos autores quieren avanzar desde los ciclos de vida “de la cuna a la tumba” para los productos y materiales hacia ciclos “de la cuna a la cuna”, sugiriendo así de forma muy plástica la idea del cierre de ciclos (12). Una economía ecologizada distinguiría entre dos tipos de “metabolismo económico”: todo lo que fuera a parar al metabolismo biológico de la naturaleza sería perfectamente biodegradable, y no contendría tóxicos en absoluto; por otro lado, lo que fuera al metabolismo industrial circularía una y otra vez en ciclos cerrados, sin mezclarse con el metabolismo biológico. Así, todos los pro-

30

El Ecologista, nº 36, verano 2003

ductos de la economía serían clasificados o bien como nutrientes biológicos o bien como nutrientes técnicos (13). El planteamiento en cualquier caso ha de ser residuo cero (14), en el sentido de que los residuos de los procesos productivos serían aprovechados íntegramente como materia prima, igual que sucede en los ciclos de materiales que se dan en la biosfera. El tercer principio aconseja no transportar demasiado lejos. En la naturaleza, el transporte vertical (propio del reino vegetal) predomina nítidamente sobre el transporte horizontal (privilegio de los animales), y el transporte horizontal a larga distancia es una absoluta rareza (15). Los ciclos biológicos que prevalecen en tierra firme son los del mundo vegetal, que hace circular materiales en sentido casi exclusivamente vertical. Los seres vivos que se desplazan en sentido horizontal –los animales– representan una fracción muy pequeña de la biomasa terrestre y, además, no se prodigan en viajes gratuitos: la naturaleza terrestre está, en esencia, fija. Los grandes viajeros (aves migratorias, salmones que remontan ríos...) son más bien excepciones que confirman la regla. De ahí el conflicto con el transporte masivo de materiales a larga distancia que ponen en marcha las sociedades industriales modernas: “Dado que los ecosistemas naturales terrestres han ido autoorganizándose mayoritariamente sobre la base de los ciclos verticales y cercanos, están muy mal adaptados para soportar movimientos horizontales masivos en su seno, como los que genera el actual sistema de transporte. Sus estructuras primordiales (suelo superficial, comunidades vegetales, interconexiones ecológicas, etc.) presentan una gran fragilidad frente al incremento de los desplazamientos horizontales. En consecuencia, el transporte tiene que ‘abrirse paso’ a través de unos ecosistemas naturales terrestres que no están ‘diseñados’ para soportarlo, y en su avance va fraccionando y empobreciendo estos ecosistemas...” (16).

De ahí que, para lograr so-

ciedades sustentables, aplicar el principio de biomímesis induzca a minimizar el transporte horizontal a larga distancia, e intentar que los sistemas humanos se “recentren” sobre el territorio. Desarrollo sostenible es desarrollo autocentrado, producción limpia es producción de proximidad: sobre esto no deberían caber dudas. En cuarto lugar, se trata de evitar los productos xenobióticos, es decir, aquellos productos químicos u organismos producidos artificialmente que resultan “extraños” para los sistemas naturales. Los estudios más recientes muestran cómo cantidades minúsculas de contaminantes pueden causar con el tiempo efectos desastrosos sobre los sistemas biológicos: lo que hemos aprendido en los años noventa sobre disruptores hormonales invita a extremar la prudencia (17). En cuanto a los organismos transgénicos, les he dedicado bastante atención en otras obras (18). Respetar la diversidad es el quinto –pero no por ello menos importante– principio básico. No hará falta insistir en la enorme, estupefaciente diversidad que caracteriza a la vida sobre nuestro planeta: esa diversidad a todos los niveles –genes, organismos, poblaciones, ecosistemas– es una garantía de seguridad en un mundo cambiante. Por eso, también aquí la biomímesis es un buen principio orientador: la economía humana ha de construirse respetando las singularidades regionales, culturales, materiales y ecológicas de los lugares. La flexibilidad de los sistemas humanos ha de permitir hacer frente a los imprevistos, y proporcionar los bienes y servicios necesarios para las personas y comunidades que en sí mismas son entes cambiantes. Ciclos de materiales cerrados, sin contaminación y sin toxicidad, movidos por energía solar, adaptados a la diversidad local: ésta es la esencia de una economía sustentable. Cuando se trata de producción industrial, suele hablarse en este contexto de producción limpia (19).

Final: sobre equilibrios desequilibrados Un aspecto a mi juicio importante de la noción de biomímesis es que permite –o facilita al menos– disipar un generalizado equívoco en torno a otro concepto importante para la ecologización de la sociedad: El término biomímesis se usó antes en disciplinas como la robótica, que se fijaba en la locomoción de los insectos para construir robots hexápodos.


el de economía de estado estacionario (steady-state economics), introducido ya por los economistas clásicos (como Ricardo o Mills) y que elaboró hace algunos años Herman E. Daly. También cabría verterlo al castellano por “economía en equilibrio”. En efecto, lastra a la idea de una economía en estado estacionario la connotación de estancamiento, de detención de la mejora humana. Pero si pensamos en ello desde la noción de biomímesis, el equívoco se desvanece: se trata de un “estado estacionario” –referido a los ciclos de materia y los flujos de energía a través del sistema económico– como el de la biosfera, es decir, caracterizado por la dinámica evolutiva, el surgimiento continuo de lo nuevo, y la diversidad inacabable que enriquece la experiencia. Todo lo contrario del estancamiento, por tanto: una sucesión de “cuasi-equilibrios” permanentemente en movimiento, a la que también podemos considerar un tipo de equilibrio, quizá un “equilibrio metaestable”. Vale la pena profundizar un momento en esta reflexión. La crisis ecológica nos hace pensar en desequilibrios: desequilibrios energéticos, territoriales, en los flujos de materiales... Por otro lado, se ha de reconocer que, como escribe el sociólogo ambiental Graham Woodgate, “debemos aceptar que nunca alcanzaremos la sostenibilidad, porque no es un estado sino un proceso: nunca alcanzaremos una posición de equilibrio que se pueda mantener indefinidamente” (20). ¿Y entonces? Una imagen para visualizar la sostenibilidad: el equilibrista sobre el sendero escarpado o la cuerda floja. Equilibrio dinámico: el funámbulo ha de avanzar para mantenerse en equilibrio. Los equilibrios posibles para nosotros no son estáticos ni cómodos, no cabe dar nada por sentado (¡hermosa imagen, si pensamos la expresión en su literalidad!). Se intuye la necesidad de (re)construir una red de seguridad por debajo del equilibrista. La expansión en el desarrollo de las capacidades humanas ha de ir de consuno con una potente autolimitación en el metabolismo entre las sociedades humanas y la naturaleza. A ese punto de equilibrio podemos llamarlo desarrollo sostenible. ¿Pero qué equilibrio? Recordemos que, para el físico y premio Nobel Ilya Prigogine, los sistemas vivos, y la biosfera en su conjunto, son “sistemas apartados del equilibrio” que tienen eficientes “estructuras disipativas” para extraer el desorden. En términos termodinámicos, equilibrio es muerte. Por otro lado, al menos desde la publicación de aquel potente libro del ecólogo Daniel Botkin, Armonías discordantes, no

podemos seguir empleando la expresión “equilibrio ecológico” con ingenuidad... Como escribió Ramón Folch, equilibrio ecológico es una “figura poética para evocar la interacción sistémica que se establece entre los componentes de un ecosistema. Es una metáfora sacralizada por los amantes de las simplificaciones y los fundamentalismos. A lo mejor, ni siquiera existe” (21). Habrá quizá que pensar en un metaequilibrio, una proporción o razón de nuestros vitales desequilibrios. Una idea esencial en este contexto es la de dejar margen para la incertidumbre. Escribió Nicholas GeorgescuRoegen en 1972: “...quien crea que puede diseñar un plan para la salvación ecológica de la especie humana no comprende la naturaleza de la evolución, y ni siquiera la de la historia, que es la de una lucha permanente bajo formas siempre nuevas, no la de un proceso físico-químico predecible y controlable como los de cocer un

huevo o enviar un cohete a la Luna” (22). En este mismo sentido, Ramón Margalef: “...es como si la naturaleza se reservara siempre el derecho de introducir cosas absolutamente imprevisibles y capaces de trastocar nuestros esquemas. Hay que aceptarlo así y no se le pueden dar más vueltas” (23). Hay que dejar margen para la contingencia y la incertidumbre, porque podemos intentar orientar la evolución de sistemas complejos, pero nunca vamos a tener certeza sobre los resultados. Esto quiere decir, por ejemplo, que si el maximum sustainable yield de un caladero determinado son 10.000 toneladas de una determinada especie de pez al año, será prudente limitar las capturas a 5.000 toneladas; y que los bancos de germoplasma no son una buena alternativa a la conservación de variedades vegetales (silvestres y domesticadas) in situ.

Notas y referencias 1 Véase la historia del robot Rhex en www.eecs.umich.edu/~ulucs/rhex.html (página web consultada el 25-9-2002). 2 JULIAN F.V. VINCENT: “Stealing ideas from nature”, en S. Pellegrino (ed.), Deployable Structures, Springer Verlag, Viena. 3 Fuera de esta primordial fuente de energía natural quedarían sólo fenómenos de energía gravitatoria (que influyen en las mareas, por ejemplo) y geotérmica (fuentes termales, etc.). 4 Citado por R AMÓN PASTOR , “Introducción al concepto de ecología industrial”, en la Primera Conferencia Europea de Ecología Industrial (Forum Ambiental Ecomed-Pollutec), Barcelona, 27 y 28 de febrero de 1997. 5 Sobre el principio de precaución véase JORGE RIECHMANN y JOEL TICKNER, El principio de precaución: de las definiciones a la práctica, Icaria, Barcelona 2002. 6 M ANUEL A RIAS M ALDONADO : “Sustentabilidad, democracia y política verde”, ponencia en el Primer Congreso Iberoamericano de Ética y Filosofía Política, Alcalá de Henares, 16 al 20 de septiembre de 2002. 7 Abundantes ejemplos en MICHAEL REDCLIFT y GRAHAM WOODGATE: Sociología del medio ambiente, McGraw Hill/ Interamericana de España, Madrid 2002. 8 Que por añadidura –aunque esto no nos interese aquí– es incoherente con la construcción de Arias Maldonado en el resto de su ponencia/ artículo, pues luego tiene que distinguir entre “el capital natural, constituido por aquellos aspectos del mundo natural que son empleados o son potencialmente empleables en el sistema económico y social humano” y el capital hecho por el hombre: es decir, necesita –para el resto de su construcción doctrinal– que sean diferenciables el capital natural y el capital manufacturado. 9 Véase, por ejemplo, JORGE RIECHMANN, “La crisis ecológica: un desafío para los trabajadores”, en JORGE RIECHMANN y FRANCISCO FERNÁNDEZ BUEY, Trabajar sin destruir. Trabajadores, sindicatos y ecología, Eds. HOAC, Madrid 1998, p. 78-79. 10 Para desplegar estas perspectivas, nada mejor que dos libros básicos de HERMANN SCHEER (Estrategia solar, Plaza y Janés, Barcelona 1993; y Economía solar global, Galaxia Gutenberg, Barcelona 2000)

y otros dos de EMILIO MENÉNDEZ (Las energías renovables: un enfoque político ecológico, y Energías renovables, sustentabilidad y creación de empleo, ambos en Los Libros de la Catarata, Madrid, 1997 y 2001 respectivamente). 11 WILLIAM MCDONOUGH y MICHAEL BRAUNGART: “The next industrial revolution”, The Atlantic, octubre 1998 (versión electrónica en www.theatlantic.com/ issues/98oct/industry.htm). 12 WILLIAM MCDONOUGH y MICHAEL BRAUNGART: Cradle to Cradle: Remaking the Way We Make Things, North Point Press, New York 2002. Ambos autores son también socios en una consultoría de diseño industrial, y su página web tiene cosas de mucho interés: www.mbdc.com. 13 MCDONOUGH y BRAUNGART: “The next industrial revolution”, op. cit. 14 SARA DEL RÍO: “Residuo cero”, en Boletín Greenpeace 2002/III, p. 30-31. 15 Sobre este asunto ANTONIO ESTEVAN y ALFONSO SANZ, “Las raíces del conflicto entre el transporte y el medio ambiente”, en su libro Hacia la reconversión ecológica del transporte en España, Los Libros de la Catarata, Madrid 1996, p. 27-29. 16 ESTEVAN y SANZ, op. cit., p. 29. 17 T. COLBORN/ J.P. MYERS/ D. DUMANOSKI: Nuestro futuro robado. Ecoespaña Editorial, Madrid 1997. Una notable cantidad de información sobre disruptores endocrinos en esta página web del Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS): www.istas.net/ma/decops. 18 Me refiero a mis dos libros Cultivos y alimentos transgénicos: una guía crítica (Los Libros de la Catarata, Madrid 2000) y Qué son los alimentos transgénicos (Integral/ RBA, Barcelona 2002). 19 Una introducción al respecto en E STEFANÍA BLOUNT, LUIS CLARIMÓN, ANA CORTÉS, DOLORES ROMANO y JORGE RIECHMANN (coords.): Industria como naturaleza. Hacia la producción limpia, Los Libros de la Catarata, Madrid, en prensa. 20 G RAHAM WOODGATE en Sociología del medio ambiente (coord. por Woodgate y Michael Redclift), McGraw-Hill, Madrid 2002, p. xxx. 21 FOLCH , Diccionario de socioecología, Planeta, Barcelona 1999, p. 135. 22 Citado en ERNEST GARCÍA, El trampolín fáustico, Tilde, Valencia 1999, p. 5. 23 Citado en E. GARCÍA, op. cit., p. 25.

El Ecologista, nº 36, verano 2003

31


Tras 24 años de funcionamiento sus repercusiones son muy negativas

El trasvase Tajo-Segura Miguel Ángel Hernández Soria, Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha

En sus más de dos décadas de funcionamiento, el trasvase Tajo-Segura se ha mostrado como una infraestructura causante de negativas consecuencias ambientales, territoriales, sociales y económicas, sin que en ningún momento haya solventado las crecientes demandas de agua del sureste español en las que encontró justificación la obra. Se ha convertido, así, en

E

l trasvase Tajo-Segura (TTS) comienza a funcionar en 1979 con el objetivo de atender las demandas para regadío y, en menor cuantía, para abastecimiento del sureste peninsular (Región Murciana y parte de Alicante y Almería). Se diseñó para transferir 1.000 hm3/año de aguas presuntamente excedentarias desde la cuenca alta del río Tajo hasta la cuenca del río Segura. Su explotación se programó en dos fases, en la primera se permitía enviar un máximo de 600 hm3/año y en la segunda se preveía llegar al 100% de la capacidad del acueducto. A día de hoy, la falta de caudales en el Tajo no ha permitido alcanzar la segunda fase de funcionamiento y amenaza la continuidad de los trasvases en la cuantía en la que actualmente se realizan. Los cálculos en los que se basó el diseño del TTS estimaron de forma muy optimista la cantidad de agua trasvasable desde el Tajo. Un dato lo evidencia: el sistema de embalses Entrepeñas-Buendía, diseñado para regular las aguas de la cuenca alta del Tajo, es capaz de almacenar 2.443 hm3, sin embargo, en el tiempo que lleva funcionando, en promedio sólo ha almacenado un 40% de este volumen. Este volumen medio de agua embalsada equivale a 1.000 hm3, precisamente la aportación media anual

32

El Ecologista, nº 36, verano 2003

una clara demostración de cómo los grandes trasvases entre cuencas no son la solución a los graves problemas de gestión del agua en España y en un ejemplo sobre el que debieran recapacitar las administraciones antes de seguir adelante con nuevos trasvases, como el del Ebro, el Júcar-Vinalopó, el TajoLlanura manchega u otros.

total de que dispone la cuenca del Tajo hasta el punto de toma del acueducto Tajo-Segura. Es decir, si el TTS funcionase a pleno rendimiento, toda el agua de la cuenca alta del Tajo se trasvasaría a la costa mediterránea. Aun así, el volumen de agua trasvasada en la actualidad, y permitida legalmente, viene a suponer el 60% de las existencias. El Alto Tajo es más un río de la cuenca mediterránea que uno de la cuenca Atlántica. La causa de tal desproporción, entre lo que esperaban los técnicos que podría trasvasarse y lo que realmente se puede, tiene que ver básicamente con dos cuestiones. En primer lugar, la cantidad de agua disponible en el Tajo se sobrestimó al no calcularse bien los efectos de las escorrentías y de la evapotranspiración. De otro lado, la evolución decreciente de la pluviosidad en la zona ha devenido en una reducción de un 10% de los aportes naturales en la década pasada. Por desgracia, las previsiones para el futuro no son nada halagüeñas: el cambio climático amenaza con arañar otro 10% de recursos hídricos del Tajo en los próximos veinticinco años.

Problemas en la cuenca donante... Las consecuencias de la sobreexplotación de los recursos superficiales de la cuenca del Tajo se están dejando sentir sobre ella de

forma dramática. El caudal del río ha descendido hasta alcanzar niveles por debajo de los requerimientos ecológicos mínimos y por debajo, también, de los mínimos legales establecidos. La normativa del TTS cifra en 6 m3/s el caudal mínimo del Tajo aguas abajo del trasvase, una quinta parte de lo que los estudios científicos estiman que debiera ser. Aun así, en verano o en épocas de sequía es frecuente ver el río Tajo sin caudal alguno. Sin agua, el río Tajo sufre una alteración profunda de su dinámica, de su fisonomía y del conjunto del ecosistema fluvial. El cauce se ha reducido a menos de la mitad de su anchura y se ha encajado erosionando los lechos. Las periódicas avenidas que enriquecían de nutrientes la vega y alimentaban meandros han desaparecido. Por último, la vegetación de ribera se ha desconectado del agua, se seca y se pudre, mientras especies palustres como los carrizos y eneas invaden los cauces medio secos. La alteración profunda de los hábitats ha traído consigo una degradación evidente de las comunidades vegetales y faunísticas, de las que han desaparecido los elementos más singulares y especializados y en las que se han integrado multitud de especies invasoras alóctonas. Para colmo, la falta de agua está acrecentando la salinidad de las aguas del río, ya que la cuenca alta y media del Tajo transcurre entre terrenos ricos en yesos, que ya no son diluidos como antaño. Hasta tal punto esto empieza a ser un


problema que el propio Plan Hidrológico Nacional (PHN) reconoce que en la provincia de Toledo se superan los niveles de concentración de sales que determinan la aptitud del agua para el riego. Indirectamente, la falta de caudales de calidad de la cabecera del Tajo está provocando el agudizamiento de los problemas de contaminación en el tramo medio de este río a donde llegan, a través de los ríos Jarama y Guadarrama, los vertidos y efluentes de depuradora de la región de Madrid. La relación agua limpia/agua contaminada es de 6 a 14, cuando hace años estaba más pareja, y la propia administración hidráulica, con la boca pequeña eso sí, reconoce que los problemas de contaminación del Tajo no tendrán solución nunca si no se abordan conjuntamente la depuración y la recuperación de caudales de calidad provenientes de la cabecera.

... y problemas en la cuenca receptora Desde una perspectiva solidaria se podrían asumir algunos de estos males si, a cambio, el TTS sirviera para solucionar los problemas hídricos en el sureste español. Sin embargo, ahora se está más lejos que nunca de ese objetivo. El TTS ha provocado el incremento del presunto déficit hídrico en la cuenca del Segura, evaluado en el PHN en 520 hm3/año, a lo que hay que añadir los 600 hm3/año que llegan desde el Tajo y que se contabilizan como aguas propias del sureste. En treinta y tres años que lleva funcionando el trasvase las demandas de agua casi se han triplicado y ello ha sido así porque la traída de agua siempre ha generado expectativas ligadas a su aprovechamiento superiores a las que podían ser satisfechas. Así, en el sureste peninsular hemos asistido a un crecimiento exponencial de los regadíos, más de 100.000 nuevas hectáreas, y de los complejos urbanísticos y de ocio. La población en esta zona se ha incrementado un 40 % y ello sin contar del todo con el efecto de los residentes turísticos. Una vez más, los grandes perjudicados del desarrollismo son el agua y el medio ambiente. El Segura es uno de los ríos más contaminados de Europa y las cuencas del sureste destacan por la sobreexplotación de los acuíferos

1 Abajo. Trasvase Tajo-Segura a su paso por La Mancha. FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN 1. Vista del trasvase Tajo-Segura a su paso por Albacete. FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN 2. El escaso caudal del Tajo ha ocasionado múltiples protestas en las localidades ribereñas.

2 3

FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN DE ARANJUEZ

3. Desordenado e impactante crecimiento de los regadíos (a menudo ilegales). Invernaderos en Águilas (Murcia). FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN Puede consultarse el informe completo sobre el Trasvase Tajo-Segura en: www.nodo50.org/preramsar/trasvase_tajo.pdf (1.066 Kb)

tanto superficiales como subterráneos, situaciones ambas agravadas desde que funciona el TTS. Por otra parte, las nuevas actuaciones favorecidas por la llegada de la preciada agua han provocado el desmonte de decenas de miles de hectáreas de hábitats de interés natural, la reciente descatalogación de 15.000 hectáreas de espacios naturales protegidos, la roturación de zonas húmedas, esteparias y forestales y la desecación, alteración hídrica y contaminación de numerosos humedales, como los saladares del Guadalentín o la albufera del Mar Menor. La espiral de insostenibilidad en la que está inmerso el TTS afecta finalmente a aspectos territoriales, sociales y económicos. Durante el tiempo que el TTS lleva funcionando se observa que los parámetros de población y renta han ascendido en la cuenca receptora, mientras que en las comarcas de la donante, aquejadas por el envejecimiento y la despoblación, han descendido muy significativamente. Por otra parte, el beneficio económico generado con el agua está en manos de oligopolios agroindustriales y

de la construcción, mientras que las actividades tradicionales, como la de la huerta murciana, se han visto desplazadas. Se ha instalado un mercado negro que se aprovecha del bajo coste del agua de riego (0,13 euros/m3) y de la compleja e incontrolable red de distribución para desviar y revender el agua para abastecimientos urbanos, de ocio y campos de golf. Fenómenos como la inmigración ilegal y la explotación laboral se han asociado también al desarrollo desordenado de las actividades agrícolas y urbanísticas en el sureste. Todo esto no hubiera sido posible de no mediar la inacción, cuando no la connivencia, de unas Administraciones que se han mostrado incapaces de gestionar adecuadamente el trasvase, del que, no nos olvidemos, se pierden entre un 10 y un 15% de las aguas transportadas. Administraciones que han hecho oídos sordos a las advertencias de científicos y a las denuncias que día a día han realizado ecologistas y Seprona. El TTS ha incumplido e incumple una larga lista de normativas nacionales y comunitarias relacionadas con agua, protección de especies y de espacios naturales, y nadie parece querer poner fin a ello.

El Ecologista, nº 36, verano 2003

33


Movilizaciones contra el PHN y el trasvase La actividad de los diferentes colectivos y grupos ecologistas que se oponen al PHN ha sido ímproba, como lo demuestra esta relación de las principales movilizaciones: • 8-10-2000. Zaragoza, lema “Agua y Futuro”, 400.000 personas:

• 28-10-2000. Amposta, 20.000 personas. • 12-11-2000. Zaragoza, “Abrazo al Ebro”, decenas de miles de personas. • 25-2-2001. Barcelona, 300.000 participantes:

E

l problema que suscitó el conflicto del Plan Hidrológico Nacional (PHN) fue, en su origen, de orden estrictamente técnico: el trasvase del Ebro es un proyecto con muy poca consistencia hidrológica y económica. Ya en el inicio de su tramitación, en el Consejo Nacional del Agua, los científicos y expertos ambientales del Consejo emitieron un voto particular de rechazo, en términos tan duros, que en cualquier otro país europeo hubiera bastado para la retirada del Plan. Después de asegurar que el plan “carece de base científica ambiental”, y de denunciar sus análisis hidrológicos como “sesgados e insuficientes”, los expertos concluían señalando que “En resumen consideramos que el PHN, en su forma actual, no logrará el objetivo que persigue, y que además puede suponer un deterioro importante de nuestros ecosistemas”. La opinión de estos expertos fue ratificada en los meses siguientes por centenares de otros especialistas del ámbito universitario o técnico. Sin embargo, el Gobierno no modificó sustancialmente el PHN, y forzó su aprobación valiéndose de su mayoría absoluta para rechazar sin debate las más de 400 enmiendas presentadas al proyecto de ley. Es así como España ha llegado a tener, en los albores del siglo XXI, una Ley del Plan Hidrológico Nacional que contempla obras hidráulicas por valor de más de 24.000 millones de euros, incluyendo un gran trasvase y decenas de grandes embalses, pero en cuyo articulado no figura ni una sola vez la expresión “gestión de la demanda”, ni las palabras “eficiencia” o “reutilización”.

Problemas en Bruselas • 11-3-2001. Madrid, más de 400.000 personas (120.000 según la policía):

• 10-8-2001. Delta del Ebro, arranca la “Marcha Azul” a Bruselas. Actos de respaldo en todas las etapas:

Con tales antecedentes nadie debería extrañarse de las dificultades que ha encontrado el Gobierno español en Bruselas para la aceptación del PHN, y en particular del trasvase del Ebro. España pretende obtener una ingente financiación comunitaria para un macroproyecto diametralmente opuesto a la filosofía de la nueva Directiva Marco del Agua. De hecho, el trasvase del Ebro es paradigmático del viejo modelo de los grandes planes de desarrollo hidráulico realizados a costa del presupuesto y de los ecosistemas acuáticos, que proliferaron durante el siglo XX. Ésta es precisamente la clase de política del agua que la Directiva pretende evitar en el futuro. En realidad, con el envite del PHN la Comisión Europea se está jugando la credibilidad de la nueva Directiva Marco, que entrará plenamente en vigor en diciembre del presente año. Si aprueba el PHN, ya sea de modo formal o tácitamente, dando luz verde a cualquier obra del trasvase del Ebro de las que han sido presentadas como independientes del mismo, como el trasvase Júcar-Vinalopó o la llamada interconexión catalana, Antonio Estevan, miembro de Ecologistas en Acción y de la Fundación Nueva Cultura del Agua una versión reducida de este texto se publicó en El País-C.Valenciana (26-04-2003)

34

El Ecologista, nº 36, verano 2003

Crecientes dificultade este insosteni

El Trasvase un conflicto e Antonio la Directiva nacerá muerta. La Comisión estaría reconociendo que cualquier Estado miembro la puede sortear aplicando un somero maquillaje verde a cualquier macroproyecto hidráulico, o troceándolo adecuadamente, sean cuales sean su escala y sus impactos ambientales. De este modo, la Comisión se quedaría sin instrumentos de control en la política del agua, que es, en razón de los tratados europeos, una competencia compartida entre la Unión Europea (UE) y los Estados miembros. A punto de iniciarse la gran ampliación al Este, una situación como ésta sería de muy poca ayuda. Por otra parte, el movimiento ecologista internacional está asumiendo el trasvase del Ebro como un conflicto ecológico emblemático en la escena mundial. La señal definitiva ha sido la concesión del Premio Goldman –máximo galardón de la ecología mundial– a Pedro Arrojo, Presidente de la Fundación Nueva Cultura del Agua y cabeza visible del movimiento contra el trasvase del Ebro. El ecologismo internacional está haciendo ver a la Comisión que la UE no debe permitir en su territorio macroproyectos de alto impacto ambiental como el trasvase del Ebro, cuyo fin es llevar agua subvencionada a zonas altamente desarrolladas, mientras en Johanesburgo, Kioto, etc., pide a los países del Sur que ajusten sus políticas de desarrollo a los principios de la sostenibilidad ecológica, asumiendo los costes correspondientes. Sobre esta base, la defensa del Ebro y el Delta está ganando posiciones en la agenda ecologista global, y todo el mundo –incluyendo por supuesto a la Comisión Europea– sabe que, cuando se activa una campaña de esta clase, se prolonga durante el tiempo necesario, y no ceja hasta que no se abandona el proyecto cuestionado, especialmente si la oposición cuenta con una sólida base social en los territorios afectados, como es el caso en el Ebro. El conflicto suscitado por el PHN se ha ido haciendo bastante más profundo de lo que inicialmente calculó el Gobierno español. Y consecuentemente, las posibilidades reales de financiación comunitaria se van esfumando de día en día, a medida que se generaliza el desprestigio del proyecto y crece la polémica internacional en torno al mismo.


es para sacar adelante ible proyecto

e del Ebro, en aumento Estevan Un caro y difícil maquillaje verde El Gobierno español no está en condiciones de modificar esta situación de modo sustantivo. Ajustar el trasvase del Ebro tanto a la letra como al espíritu de la normativa europea, sencillamente no es posible. Disimular sus efectos con un maquillaje ambiental a gran escala, como ha intentado desesperadamente el Gobierno con la asesoría de consultores californianos, ya se ha visto que tendría tales costes, que su inviabilidad económica se haría todavía más palmaria. El proyecto de trasvase sería aún más inasumible para la Comisión, por razones financieras. Y todo posible empeño de mantener el proyecto sin cambios esenciales, confiando en la capacidad de presión política del Gobierno español en el Consejo de la UE para lograr su aprobación, sólo conduciría a un enfrentamiento sordo y prolongado con los servicios técnicos de la Comisión, en un ambiente de creciente conflicto ecológico internacional, situaciones ambas de muy escasa utilidad para cualquiera de las dos instituciones. Por si todo esto fuera poco, recientemente se han hecho públicas las graves divergencias que existen en el seno del Consorcio para la Protección Integral del Delta del Ebro respecto a un tema tan crucial como es el caudal ambiental a mantener en el río. Los estudios realizados por la Generalitat Catalana indican que este caudal debería ser, como mínimo, de 135 m3/segundo, frente a los 100 m3/s que fueron establecidos en su día en el plan de cuenca, y recogidos a título provisional en la Ley del PHN. Por esta razón está bloqueado el Plan de Protección del Delta del Ebro, cuya aprobación, que es preceptiva según la Disposición Adicional Décima de la Ley 10/2001 del PHN, lleva ya diez meses de retraso respecto al plazo legalmente establecido. Con un caudal ambiental de 135 m3/s, sencillamente el trasvase no se puede hacer, porque los caudales medios disponibles se reducen a poco más de 500 hm3 anuales. Si primero el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro, y más tarde el PHN, lo fijaron en 100 m3/s, no fue desde luego por preocupaciones ambientales, sino porque los modelos de simulación hidráulica de la cuenca indicaban que ése era el mayor

caudal ambiental que se podía mantener para trasvasar los 1.050 hm3 deseados. De hecho es un caudal residual, no ambiental, como en la práctica lo es también el de 135 m3/s, para su propia escala de trasvase. En realidad, para mantener el Delta a largo plazo, el Ebro no sólo necesita que se respete la totalidad de su caudal actual, sino también que se restituya de algún modo el régimen natural de avenidas, que era el que aportaba sólidos al Delta antes de la construcción de los embalses de Mequinenza y Ribarroja. La Comisión Europea está siguiendo atentamente todos estos problemas y enfrentamientos, que desde luego no ayudan nada a las pretensiones financieras del Gobierno español.

• 9-9-2001. Bruselas, culmina la “Marcha Azul”, con 15.000 personas. • 7-10-2001. Zaragoza “Fiesta del Agua”, más de 200.000 personas. • 17-2-2002. Deltebre, 35.000 manifestantes. • 10-3-2002. Barcelona, casi 400.000 participantes:

Más problema que solución A estas alturas del conflicto es ya muy evidente que el trasvase del Ebro, lejos de ser una solución para cualquier problema hidrológico español, se ha convertido en el factor que está bloqueando la política del agua en España, y está arruinando las últimas posibilidades de obtener abundante financiación comunitaria, antes de 2006. Por el contrario, el descarte del trasvase, en cualquier modalidad en que esta decisión se pudiera presentar salvando políticamente las formas (revisión técnica, ajuste de prioridades, moratoria...), convertiría en parabienes y facilidades todas las dudas y preocupaciones que viene trasmitiendo la Comisión Europea al Gobierno español desde la presentación del PHN. Y, por supuesto, abriría generosamente la bolsa comunitaria para los proyectos sustitutivos (gestión, eficiencia, reutilización, desalación), que resolverían los problemas pendientes con mucha mayor rapidez y garantía que el trasvase del Ebro, y a menor coste. Sin embargo, la gestión del PHN que actualmente realiza el Gobierno español es mucho más de orden político-electoral que de orden técnico o de defensa del interés general. La cúpula del PP ya sabe que por este camino no resolverá los problemas de agua de la agricultura alicantina y murciana, pero está convencida de que puede rentabilizar políticamente el conflicto territorial suscitado. Arrastrando a la sociedad valenciana y murciana a una guerra del agua, espera aminorar la sangría de votos derivada de sus comportamientos recientes, tanto en el ámbito social y ambiental como, sobre todo, en la política internacional. Por eso no es fácil vislumbrar el final del conflicto del PHN. A día de hoy, la solución más racional del conflicto para el Gobierno español es ya evidente: echar por la borda el trasvase antes de que acabe de hundir el barco de la política estatal del agua, y acto seguido, culpabilizar a la oposición de tan dramática decisión. Pero en la tortuosa historia del PHN la racionalidad ha brillado por su ausencia desde el principio, y no parece probable que aparezca en el acto final.

• 23-4-2002. Zaragoza, decenas de miles de personas. • 25-5-2002. Palma de Mallorca, 10.000 personas ante el Consejo de Ministros de Medio Ambiente de la UE. • 6-10-2002. Zaragoza, 150.000 personas. • 24-11-2002. Valencia, decenas de miles de personas ponen colofón a la ‘Marcha al Mediterráneo’ y a las protestas coincidiendo con la reunión del convenio de Ramsar:

• 11-3-2003. Jaca, 5.000 personas contra los embalses del Pirineo:

• 6-4-2003. Barcelona, 300.000 personas según los organizadores, 100.000 según la policía. • 23-4-2003. Zaragoza, decenas de miles de manifestantes El Ecologista, nº 36, verano 2003

35


Nuevas áreas de anidación en las costas africanas

Tortugas marinas en Mauritania L. Flores, A. de Ben, I. Salado, E. Morote, J. Clavero y L. Yllescas Este artículo presenta los resultados de un estudio realizado por un equipo de Ecologistas en Acción, que realizó una expedición a Mauritania para llevar a cabo un diagnóstico de una posible área de anidación de tortugas marinas en sus costas.

E

n las aguas de las costas de Mauritania es conocida la presencia de al menos cuatro especies de tortugas marinas: tortuga laúd (Dermochelys coriacea), tortuga boba (Caretta caretta), tortuga carey (Eretmochelys imbricata), y tortuga verde (Chelonia mydas). Además, en el Parque Nacional del Banc d´Arguin se encuentra una de las más importantes áreas de alimentación para tortugas verdes de África occidental. También existen algunos datos de anidación de tortugas marinas en varios puntos de sus costas, pero de forma aislada, no estando bien definidas las épocas ni las áreas concretas de anidación. En septiembre de 2002 un equipo de Ecologistas en Acción, con el patrocinio de la Diputación de Cádiz, realizó una expedición a Mauritania para llevar a cabo un diagnóstico de una posible área de anidación para tortugas marinas en sus costas. El origen de tal estudio fueron los datos recopilados a través de gente del país establecida en España, que hablaban de una importante área de anidación para tortugas marinas al sur del Parque Nacional del Banc d´Arguin. Debido a que en Mauritania existen muy pocos datos científicos acerca de playas donde anidan estos quelonios, se estimó que el estudio podía ser de gran interés en relación con los esfuerzos que se vienen realizando actual-

36

El Ecologista, nº 36, verano 2003

mente para el inicio de Estrategias Regionales de Conservación de Tortugas Marinas en las Costas Occidentales de África.

Objetivo y metodología El objetivo de nuestro trabajo era, por tanto, confirmar si realmente en el área anidan tortugas marinas para, en tal caso, determinar la zona concreta e identificar las especies que se reproducen. También se pretendía delimitar algunos aspectos de la relación entre las tortugas y los pobladores locales, así como los posibles problemas asociados a la conservación de las playas donde se producen las puestas. La metodología usada fue la realización de patrullajes nocturnos a pie –desde primeras horas de la noche hasta la medianoche–; patrullajes nocturnos en coche –desde la una de la noche hasta la cinco de la mañana (usando filtros de papel rojo que cubrían los faros del vehículo para molestar lo menos posible a las tortugas que encontráramos en proceso de anidación)–; y entrevistas informales tanto en pueblos del Parque Nacional como en los asentamientos de pescadores nómadas (costa al sur del parque). Estas entrevistas consistían en recoger información acerca de las tortugas sin que la gente supiera cuál era realmente el objetivo de nuestra visita, para así no obtener una información

sesgada. Para ello, un guía mauritano se encargaba de hablar con la gente local al mismo tiempo que paseábamos por los poblados buscando indicios del uso de tortugas por los pobladores y, así, obtener una visión más clara de la relación entre los pobladores locales y estos reptiles.

Relación entre las tortugas marinas y la gente Encontramos indicios de tortugas marinas tanto en las “comunidades locales” –pequeños pueblos en la costa de unas pocas decenas de familias, con casas construidas mayormente con restos de chapas, y cuyo casi único recurso es la pesca artesanal– como en las zonas entre ellas. Encontramos especímenes recién muertos, esqueletos completos, caparazones y aletas. La pesca que realizaban de las tortugas era accidental: caían en las redes durante las labores de pesca habituales, no existiendo realmente una pesca dirigida hacia las tortugas marinas, como por ejemplo sí hacen los Miskitos en las costas atlánticas de Nicaragua. De hecho, los animales capturados no siempre eran consumidos por los pescadores. Los otros pobladores de la costa eran asentamientos de pescadores nómadas, formados en su mayoría por gente de otros países (Senegal, Malí y Ghana prin-


cipalmente) que trabajan para un patrón del país. Éstos se establecen durante meses a lo largo de la costa al sur del Parque en jaimas o construcciones similares. La pesca que realizan es artesanal con embarcaciones de madera tipo canoa, de unos 6 metros de largo, con las cuales colocan redes de marea, que aprovechan los movimientos del agua cercanos a la línea de costa. La mayoría de los pescadores nómadas también realizan una pesca accidental de las tortugas marinas durante las labores de pesca. Durante las entrevistas informales encontramos indicios de capturas, también accidentales, de subadultos de tortugas verdes y carey en el área. El hallazgo de restos de esta última especie, unido a los restos de arrecife de coral encontrados en las playas –lugares donde la tortuga carey encuentra su principal alimento, las esponjas marinas–, confirmaría posibles áreas de alimentación para la especie en la zona, lo que aumentaría la importancia ecológica del área para las tortugas marinas. Sin embargo, algunos pescadores nómadas sí que se dedicaban a hacer prospecciones del área cercana a su campamento durante la madrugada y al amanecer, para la localización de especímenes en proceso de anidación o de nidadas, para capturarlos y/o recolectarlos, siendo a veces los vehículos que pasaban por la playa en la noche los que avisaban de la presencia de tortugas anidando en la playa. Esta presión de caza la estimamos como muy fuerte, ya que afecta a toda el área que más tarde estableceríamos como posible área de puesta, y, junto al trasiego de vehículos en la zona, suponemos que hace a la colonia de anidación muy vulnerable. Señalar que éstas son algunas de las relaciones existentes entre las tortugas y los pobladores locales, pero que probablemente comunidades que no visitamos puedan tener algún tipo de relación diferente con estos reptiles. También pensamos que el consumo de tortugas por la gente del lugar puede responder a una necesidad de diversificación de su dieta basada exclusivamente en el pescado y a creencias que relacionan el consumo de tortugas con poderes curativos y revitalizantes, como en muchas otras comunidades de América Central.

Área de anidación Los primeros patrullajes los realizamos en un área al sur de Manghar, cuyas playas tenían pequeñas dunas flanqueadas por vegetación arbustiva típica de la zona. Las informaciones de personas locales indicaban que ésta era una zona de anidación de tortugas, y que la mejor época para el desove se daba a finales de septiembre y

durante el mes de octubre. Los primeros patrullajes a pie no dieron resultados positivos, pero lo recorridos en coche permitieron encontrar tanto alguna tortuga boba en proceso de anidación como rastros de algunos especímenes más, que salieron a desovar pero que no llegaron a realizar la puesta. Más al sur, en un ecosistema totalmente diferente formado por largas playas con dunas gigantes en su parte trasera, entre las cuales quedaban áreas llanas de desierto, localizamos una nidada reciente de tortuga boba, con 92 huevos. A estos hallazgos en ambas zonas hay que sumar el caparazón de una tortuga verde (99,2 x 91,0 cm), que salió a anidar semanas antes pero que fue comida por un poblador de la zona, el cual nos informó de ello.

1

Conclusiones

2

Las entrevistas informales resultaron ser un método muy efectivo para la identificación de la zona de puesta. Aunque el corto tiempo del estudio no nos puede llevar a afirmar que en el área existe una importante zona de anidación (sobre todo para tortuga boba), los resultados fueron muy positivos. A pesar de que la mayor parte de la gente tanto local como nómada tiene una relación accidental con las tortugas –capturadas en las redes de manera fortuita–, la existencia de algunas personas buscando tanto animales en proceso de anidación como las puestas, supone una presión muy fuerte para la colonia, ya que afecta a los pilares de ésta, que son los adultos en edad de puesta y a las puestas en sí. Además, el trasiego continuo de vehículos por la playa durante la marea baja, tanto por el día como por la noche –hasta veinte vehículos en 3 horas– en el único camino que une la ciudad económicamente más importante, Nouadibhou, y la capital política, Nouakchot, hace que, como se ve en el gran número de rastros sin puestas, los animales no se sientan tranquilos para llevar a cabo el desove. El paso de vehículos interfiere la puesta, al molestar a los animales con sus luces, pero también puede interferir en la llegada de los neonatos al mar, que pueden verse desorientados o aplastados por los vehículos en la noche. También debemos hacer notar el hecho de haber identificado un tipo de ecosistema desértico (playa y dunas de arena) como zona de puesta elegida por los animales. En definitiva, son necesarios más estudios en el área para determinar si realmente se trata de una zona importante de anidación en las costas del oeste africano y, en tal caso, establecer las estrategias necesarias para su conservación.

Página Izquierda. Tortuga carey. 1. Contando una nidada de tortuga boba. 2. Barcas de pesca en las playas al sur del Parque Nacional 3. Tortuga boba saliendo a anidar. 4. Toma de datos de caparazones encontrados en el área del Parque Nacional del Banc d´Arguin. 5. Vehículo cruzando el área de anidación. FOTOS: AUTORES.

3

4

5

El Ecologista, nº 36, verano 2003

37


FOTO: AUTOR

El calderón gris Francisco Toledano Barrera El calderón gris es uno de los cetáceos incluidos recientemente en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, además de tener la categoría de especie ‘vulnerable’ en el catálogo de Canarias.

E

l calderón gris (Grampus griseus), cuyo nombre en latín significa “pez grande y gris”, es el quinto más grande de los delfínidos, pudiendo alcanzar los 4,3 m y pesar 680 kg. El color del cuerpo es de un gris claro con muchas manchas y marcas claras producto de las luchas intraespecíficas, apareamientos, y de las heridas provocadas por los calamares. Se aparea durante todo el año, principalmente en primavera y otoño,

E

siendo su periodo de gestación de 12-14 meses y la lactancia de 12-20 meses. Sólo tienen una cría que al nacer mide entre 1,1 y 1,8 m. Se trata de una especie sociable, que se desplaza en grupos de 3 a 50 animales, aunque se han llegado a detectar manadas de hasta 4.000 ejemplares. Lo habitual es que formen grupos pequeños, en relación a la abundancia del alimento. Forman subgrupos que pueden estar compuestos

Sonares contra cetáceos

n marzo de 2003 se celebró en Las Palmas de Gran Canaria el 17 Congreso de la Sociedad Europea de Cetáceos. El tema principal del mismo fue la bioacústica de los mamíferos marinos, y en él se puso de manifiesto cómo el incremento de las fuentes sonoras artificiales (asociadas al tráfico marítimo, a la explotación petrolífera o a las maniobras militares) están teniendo una fuerte y negativa repercusión sobre la conservación de los cetáceos. Los sonares son cada vez de mayor potencia, como el ALFS que ha comenzado a utilizar la armada de EE UU, que emite con muy baja frecuencia y altísima potencia. Este sonar provocó en septiembre de 2002, en aguas de Fuerteventura y Lanzarote, la muerte de 15 zifios durante las maniobras Neotapón de la OTAN. Los biólogos marinos sostienen que los oídos de las ballenas resultan dañados por sonidos de 110 decibelios y sus tímpanos revientan a partir de 180. El sonar ALFS es capaz de emitir sonidos de hasta 235 dB (una intensidad acústica 100.000 veces superior a cualquier motor acuático). Ya se ha producido una sentencia judicial en EE UU prohibiendo el uso de este sistema de sonar a la Marina estadounidense.

38

El Ecologista, nº 36, verano 2003

por individuos del mismo sexo o de similar edad, hembras con crías o inmaduros con machos adultos, pero la composición más común es de un adulto macho con 4-6 hembras y varios juveniles. Otro rasgo característico del calderón gris es que se asocia con otras especies de cetáceos, como la ballenas gris, marsopa y orca, aunque su compañía suele estar frecuentada por ejemplares de delfín mular, común o listado, con los que se han demostrado casos de hibridación, concretamente con el delfín mular en libertad y en cautiverio, y con el delfín listado en el Mar de Alborán. Los calderones grises suelen ser tímidos, no se acercan ni siguen a las embarcaciones, aunque en ocasiones se asoman verticalmente para observar lo que ocurre a su alrededor. Producen una amplia gama de sonidos, tecleos de ecolocación y chillidos. Su alimentación procede principalmente de los crustáceos y cefalópodos, y ocasionalmente comen pescado.

Distribución Es una especie pelágica –vive lejos de la costa– que está ampliamente distribuida por los mares tropicales, templados y subpolares de todo el planeta. Se encuentra en aguas oceánicas y continentales profundas, escarpadas, con taludes, cañones y fosas, en profundidades entre 200 y 2.000 m, donde localizan a uno de sus principales alimentos, el calamar. Su población es desigual y según los mares varía mucho en abundancia y distribución. Lo encontramos por todo el Atlántico peninsular y la cornisa del Cantábrico, siendo mayor su presencia Francisco Toledano Barrera, coordinador del Programa de Recuperación de Fauna Marina PROMAR-Almería y miembro de Ecologistas en Acción. FOTO: MICHAEL TUEMLER, U.S. NAVY PHOTO


en Galicia. Es escaso en el Mediterráneo español y en las Islas Canarias. Su distribución se ve afectada por fenómenos naturales como El Niño, que está provocando en ocasiones el desplazamiento de especies, y en otros casos la concentración de ejemplares. La intensa actividad humana en los mares del planeta está provocando una seria disminución de esta especie, llegando a ponerla en peligro. Entre las actividades que suponen una amenaza contra los calderones, unas veces de forma accidental y otras de manera provocada, debemos destacar la contaminación acústica, provocada por el aumento del tráfico marítimo, las prospecciones petrolíferas, los radares y, especialmente, los sonares (ver cuadro). Otro factor con una fuerte relevancia en la conservación de los calderones, y de otros cetáceos, es la contaminación procedente de organoclorados, metales pesados, pesticidas, DDT, mercurio, y la ingestión de plásticos, cuerdas y otros residuos, siendo su origen el vertido de residuos desde embarcaciones y desde la industria y poblaciones de la costa. Además, está la afección a su cadena alimenticia y la acumulación de contaminación en la grasa y órganos internos de estos cetáceos. También de gran importancia, especialmente en algunas zonas del planeta, son las pesquerías, ya que los calderones son cazados para ser usados en el consumo humano o como cebo para pescar. En Sri Lanka es la segunda especie en cantidad utilizada en la industria pesquera, y en Japón se utilizan como fertilizante y son eliminados por su competición con la pesca. Mientras que en Perú, algunas islas del Caribe, el Mar Negro o en islas del Pacífico los calderones son simple materia prima. Además, la pesca accidental con diferentes artes de pesca –jabega, arrastre, redes atuneras, redes de deriva, etc.–, causa la muerte de calderones, siendo frecuente encontrar ejemplares mutilados, ya que cuando se han quedado enredados en las redes de pesca en vez de liberarlos les amputan una o varias aletas –caudal, dorsal

FOTO: AUTOR

Amenazas

U

Varamientos de calderón gris

na de las posibilidades para conocer y estudiar a estos animales, además de los avistamientos, la brindan los varamientos (animales que llegan muertos o con problemas a la costa, llegando a embarrancar). La información es escasa, pues son muy pocas las veces que algún ejemplar de calderón gris llega vivo o muerto a la costa. En toda la geografía española las cifras de varamientos de esta especie han sido bajas en comparación con el resto de cetáceos: • Según los datos del programa ATLANCETUS (coordinación que se puso en marcha en 1997 formado por grupos especialistas en mamíferos marinos para tratar los varamientos en las aguas sur-occidentales europeas) entre 1996 y 1998 se localizaron un total de 1.223 varamientos, de los que sólo 27 fueron de calderón gris. • En las costas de Galicia, en la década 90-99 se registraron, según CEMMA, 1.323 varamientos, pero sólo 38 de calderón gris. • En Asturias hubo un varamiento en 1991 y otro en 2001, según CEPESMA. • En la costa de Andalucía, durante los años 2001 y 2002 (Datos de PROMAR-Almería y del CREMA) se localizaron 3 y 2 ejemplares respectivamente.

o pectorales–, causándoles la muerte tras una horrible agonía. Otras causas de la reducción de sus poblaciones son la destrucción mecánica de fondos, realizada por el uso de artes de pesca de arrastre; la escasez de alimento por la sobreexplotación de caladeros; el tráfico marítimo y las colisiones que provoca; el turismo de avistamientos de cetáceos, que provoca importantes molestias; y la captura de ejemplares en libertad para su exposición en acuarios.

“Aquello que se escribe se salva de la muerte del olvido” se dice en este libro que, con texto y fotografías, propone un acercamiento afectivo al desastre ecológico y social del Prestige. Los beneficios de su venta se destinan íntegramente a Ecologistas en Acción para “luchar contra la impunidad de delitos humanos y ecológicos”.

Bibliografía - JEFFERSON T.A., LEATHERWOOD S., WEBBER M.A. (1993) Species identification guide. Marine mammals of the world, UNEP / FAO, Rome. - KRUSE S., CALDWELL D.K., CALDWELL M.C. (1999) “Risso´s dolphin – Grampus griseus (G. Cuvier, 1812)” In Handbook of Marine Mammals (RIDGWAY S.H., HARRISON S.R. Eds.) Vol. 6.

Centro de Turismo Rural Bioclimático en Gredos

www.gredos.org

Piedra Caballera s/n, 05124 - Hoyocasero (Ávila) Tels: 920299741 651853619 605871525

El Ecologista, nº 36, verano 2003

ECOPUBLICIDAD

El sentido de las caracolas. Un viaje de mirada urgente al desastre del Prestige. Textos de J.V. Barcia con fotos de Juan Yuste. Madrid: Lobohombre, 2003, 37 pág. 12 €

ILUSTRACIÓN: ALINA SUÁREZ.

39


Resultados preliminares de los efectos de las ondas electromagnéticas sobre la fauna urbana

Aves y telefonía móvil Alfonso Balmori Martínez

La reducción de las poblaciones de muchas especies de aves en nuestras ciudades puede tener una relación directa con la masiva instalación de antenas base de telefonía móvil y, como consecuencia, con el fuerte incremento de la contaminación electromagnética. Aunque aún no definitivos, los resultados del estudio que aquí se presenta así lo indican con claridad para el caso de Valladolid.

D

urante decenios multitud de seres vivos han sido utilizados por el hombre para detectar posibles alteraciones en los ecosistemas. Desde los líquenes, muy sensibles a la contaminación por acumular las sustancias tóxicas en sus tejidos, hasta las aves que viven en jardines y edificios, una amplia gama de organismos han servido como indicadores de la salud del hábitat humano. Desde la segunda mitad de los 90 del pasado siglo se ha instalado una tupida red de estaciones base de telefonía que han incrementado la contaminación electromagnética, especialmente de las ciudades, hasta niveles alarmantes. El motivo de esta afirmación radica en que estas antenas lanzan microondas con una frecuencia de 900 MHz para el sistema analógico (GSM) y de 1.800 MHz para el digital (DCS) pulsadas en muy bajas frecuencias. Existen numerosos estudios científicos que alertan del peligro de este tipo de radiación, que interfiere con el sistema nervioso y altera un buen número de procesos biológicos, sobre la salud humana y los seres vivos (1). Algunos trabajos muestran que también los animales expuestos a estas radiaciones pueden sufrir un deterioro de su salud en la vecindad de las antenas emisoras (2), e incluso mostrar conspicuos comportamientos aberrantes (3). Interacciones sinérgicas entre campos electromagnéticos de diferentes frecuencias han sido descritos también a Alfonso Balmori Martínez es biólogo (abalmori@delfin.retecal.es)

40

El Ecologista, nº 36, verano 2003

escala celular (4). Además, algunos estudios alertan de los efectos de estas ondas sobre la reproducción, como el decremento de los conteos de esperma y el reducido desarrollo de los túbulos en los testículos de rata (5) o el aumento de la mortalidad de embriones de pollo (6, 7). El significativo incremento de los micronúcleos en los eritrocitos del ganado que pasta cerca de los transmisores es indicativo del efecto genotóxico de su exposición (8). Los efectos genéticos de la microondas sobre hámster y ratas han sido demostrados en varios estudios (9, 10, 11, 12). Precisamente aplicando estos conocidos efectos, actualmente se está investigando en Sudáfrica su potencial utilización contra el virus del SIDA. Estos campos de alta frecuencia producen una respuesta en varios tipos de neuronas del sistema nervioso central de las aves (13), afectan a la actividad central colinérgica en la rata (14), y también a su aprendizaje memorístico (15). Además, numerosos estudios demuestran que los campos electromagnéticos emitidos por las antenas y los teléfonos móviles favorecen la permeabilidad de la barrera hematoencefálica (16, 17, 18), facilitando la entrada de sustancias perjudiciales al cerebro que dañan las neuronas de las ratas (19). Durante los últimos años estamos realizando en Valladolid una serie de estudios encaminados a obtener información sobre lo que está ocurriendo con la fauna silvestre de la ciudad, sometida a este tipo de radiaciones. Una de las dificultades intrínsecas a esta investigación es lograr compaginar los tiempos de exposición con la gran movilidad de la fauna, lo que obliga a trabajar con especies muy sedentarias y querenciosas o bien a realizar los seguimientos en periodos de cría o dormideros estacionales.

Seguimiento de poblaciones en Valladolid Para el caso de los gorriones se seleccionaron 32 puntos en la ciudad. En cada punto se realizaron censos de estos pájaros y se midieron los valores de contaminación electromagnética (radiofrecuencias) una vez al mes, entre octubre de 2002 y abril de 2003. Analizando conjuntamente los resultados de los 12 puntos con niveles medios de intensidad de campo más elevados, se ha obtenido una correlación negativa altamente significativa (Correlación de Spearman: R= -0.87; p<0,01) entre la media mensual de los niveles de campo y el total de los gorriones censados. Los gorriones parecen preferir pequeñas plazas o lugares protegidos por la sombra electromagnética de los edificios, evitando situarse durante largos periodos en la dirección del lóbulo principal de las antenas emisoras. Algunas zonas donde se han desmantelado las antenas han vuelto a ser utilizadas por los gorriones y viceversa. En cuanto al seguimiento de las poblaciones de aves silvestres nidificantes en el parque urbano Campo Grande, durante las prospecciones del año 2002 se comprobó la desaparición de tres especies nidificantes: pito real (Picus viridis), agateador común (Certhia brachydactyla) y mosquitero papialbo (Phylloscopus bonelli), que suponen el 20% de las que criaron de forma permanente durante el periodo 1996-98. Además, se constató un fuerte descenso (superior al 50%) en el número de parejas de siete especies (47%) y estabilidad poblacional para otras cinco (33%). Estos resultados indican que 10 de las 15 (66%) especies de aves estudiadas han sufrido un drástico descenso poblacional o han desaparecido del espectro faunístico del Parque entre los años 1998 y 2002. Se han localizado varias zonas que hemos denominado áreas de silencio, donde criaban y


El descenso de los gorriones ingleses: una hipótesis

L

as poblaciones de gorriones ingleses se han reducido en los últimos 30 años de 24 millones a menos de 14. El más abrupto declive de esta población, con un 75 % de descenso, se ha producido desde 1994, coincidiendo con el desarrollo y la proliferación de la telefonía móvil. En Londres prácticamente han desaparecido los gorriones, razón por la que recientemente se les ha incluido en la lista roja inglesa de especies en peligro, junto al estornino pinto.En mayo de 2002 nos pusimos en contacto con el BTO,que agrupa a miles de estudiosos de las aves en ese país, les enviamos algunos resultados que se presentan en este artículo y les advertimos de que el declive que estaban observando podría estar relacionado con el aumento galopante de la contaminación electromagnética, especialmente grave en el Reino Unido por ser uno de los países con niveles legales más permisivos. En la actualidad la hipótesis electromagnética ha ganado peso entre los investigadores. De hecho 30.000 aficionados la comprobarán, junto con otras posibles teorías, durante las primaveras de 2003 y 2004 (Rosie Cleary, com. Pers.). La noticia íntegra puede consultarse en: www.observer.co.uk/uk_news/story/0,6903,873195,00.html se exhibían los machos cantores de varias especies y ya no lo hacen. En los últimos años se han implantado al menos cinco estaciones base, en tres ubicaciones, a unos 100 metros del Parque, que inciden directamente sobre él. Durante estos años las características estructurales y el hábitat del Parque no han variado y la contaminación convencional ha disminuido (el SO2 ha descendido a la mitad, el CO también ha descendido y el benceno ha descendido a la cuarta parte, mientras que las partículas finas y el dióxido de nitrógeno se han mantenido en niveles similares).

Seguimiento de dormideros invernales próximos a antenas - Dormideros de estornino pinto (Sturnus vulgaris). Durante los inviernos de 2002 y 2003 se ha comprobado un fraccionamiento y desplazamiento del dormidero principal (situado en el Campo Grande), con ocupación de otros puntos de la ciudad donde los niveles de campo electromagnético son menores. - Dormidero de lavanderas (Motacilla alba). El árbol con más éxito de ocupación está, desde hace muchos años, a escasos metros del punto en el que se instaló recientemente una pequeña y potente antena (C/ Miguel Iscar). Durante el invierno de 2003 se ha observado un paulatino alejamiento del foco de contaminación. Los ejemplares se desplazan a árboles más alejados e incluso a plazas próximas donde no existía dormidero de esta especie con anterioridad. En ambas especies el proceso de abandono del dormidero es muy lento y siempre queda un grupo más bien pequeño de ejemplares recurrentes que no llega a marcharse. Se desconoce si se produce relevo o son los mismos noche tras noche.

Observaciones en otras especies - Cigüeña (Ciconia ciconia). Es una de las especies más vulnerables por su costumbre de instalar los nidos en pináculos y lugares elevados, muy expuestos a las radiaciones. Se muestra bastante refractaria a abandonar los nidos, incluso en condiciones adversas. Tres nidos afectados por el lóbulo principal de radiación de una antena de telefonía (aprox. a 100 metros) desaparecieron hace pocos años de las espadañas de la fachada de la Iglesia de San Pablo. Los continuos intentos de construcción durante las primaveras de 2002 y 2003 han resultado vanos. Las parejas aportan palos hasta bien avanzada la época de cría sin llegar nunca a concluirlo. En un cuarto nido afectado por la misma antena, ubicado sobre una chimenea en la calle Fray Luis de Granada, ha ocurrido lo mismo. Los nidos próximos, suelen tener un aspecto desaliñado con la taza de poca altura y escasa consistencia. Teniendo en cuenta los niveles de radiación que soportan muchas parejas, situadas en puntos de superposición de ondas procedentes de diferentes estaciones base, es previsible una reducción de las poblaciones por esta causa. - Paloma (Columba livia). En un patio cercano al edificio de Las Mercedes aparecieron numerosas palomas muertas mientras estuvo conectada una antena muy próxima. Al desconectarla dejaron de aparecer. Suelen agruparse en lugares con niveles bajos de radiación. Se están perdiendo palomas mensajeras presumiblemente por la presencia de campos electromagnéticos que alteran su sentido de la orientación. - Urraca (Pica pica). En el parque Campo Grande se encontraron durante la primavera de 2002 raras anomalías al menos en 10 ejemplares. Las alteraciones observadas con más frecuencia fueron: cojeras

agudas y pies en gancho hacia atrás, apoyando en el suelo la parte distal del tarso; deterioro del plumaje especialmente de la cabeza y cuello, albinismos y melanismos parciales. Se ha observado también una tendencia a permanecer mucho tiempo en las partes bajas de los árboles y en el suelo. - Tórtola turca (Streptopelia decaocto). Desde que se instalaron antenas de telefonía ha desaparecido de lugares en los que abundaba. El gran cedro de la plaza de San Pablo ha perdido una numerosa y aquerenciada colonia existente desde los años 80. Se han encontra- do tórtolas criando en puntos próximos (jardines del Hospital Río Ortega), a la sombra de las ondas. A pesar de ser una especie en expansión desde su llegada a la ciudad, en algunas zonas como el Parque del Campo Grande ha descendido su abundancia en más del 50% en los últimos años, como se ha constatado en los censos realizados. - Cernícalo vulgar (Falco tinnunculus). En los barrios Arco de Ladrillo y Huerta del Rey se ha constatado la desaparición de dos nidos de cernícalos vulgares que criaban todos los años en tejados próximos, tras la instalación de antenas de telefonía. - Quirópteros. Desde 1998 hemos realizado un estudio en una colonia de murciélago rabudo (Tadarida teniotis) (20). En los últimos años ha descendido el número de murciélagos hasta el punto de obligar a interrumpir las labores de anillamiento. El abandono no es achacable a posibles molestias ya que solamente se ha trabajado en 2 de los 50 refugios existentes. Las condiciones de los edificios se mantienen inalteradas, exceptuando que a unos 80 metros se han instalado varias antenas de telefonía cuyo lóbulo principal incide directamente sobre la colonia. - Invertebrados. Hemos detectado descenso de insectos y arácnidos en los alrededores y edificios próximos a antenas, cuestión corroborada por técnicos y por personal de mantenimiento de estas instalaciones. La desaparición de insectos podría estar incidiendo sinérgicamente en el debilitamiento de las aves de la ciudad por falta de alimento, especialmente necesario para los pollos. - Animales domésticos. Se tiene constancia de la frecuente muerte de animales domésticos. Principalmente hámster y cobayas en domicilios próximos a instalaciones con antenas de telefonía. El Ecologista, nº 36, verano 2003

41


Conclusiones y recomendaciones Ante las numerosas evidencias científicas obtenidas por diferentes grupos de investigación independientes sobre los peligrosos efectos de las microondas, muchos de ellos conocidos desde hace más de 30 años, consideramos urgente la reducción de los niveles de emisión, algo perfectamente viable desde el punto de vista técnico. Las diferentes normativas entre países, con niveles de protección bastante alejados, demuestran esta afirmación de forma palmaria: para el sistema GSM (900 MHz), España admite hasta 450 µw/cm2; Hungría, Bulgaria, Polonia e Italia hasta 10; China hasta 6,6; Rusia, Suiza, Luxemburgo y Valonia (Bélgica) hasta 2,4; Salzburgo (Austria) hasta 0,1; y Nueva Gales del Sur (Nueva Zelanda) hasta 0,001 µw/cm2. La actual legislación española protege únicamente de los efectos térmicos, ignorando los efectos no térmicos de estas ondas, aceptados por una amplia mayoría de investigadores independientes. La contaminación electromagnética ha aumentado en varios órdenes de magnitud con la generalización de la telefonía inalámbrica, por lo que es urgente su consideración en las agendas de las Administraciones Públicas, la habilitación de patrullas de Paseo Central del parque Campo Grande, con un grupo de antenas al fondo. FOTO: AUTOR.

42

El Ecologista, nº 36, verano 2003

control, técnicos y aparatos de medición en los ayuntamientos, que garanticen una protección real de las personas y el medio ambiente y transmitan una información veraz e independiente al ciudadano. Los intereses de la industria no deben condicionar y dirigir las decisiones políticas como desgraciadamente ocurre en la actualidad. Además, debe exigirse a las operadoras un seguro de responsabilidad

civil que cubra los daños a la salud de las personas y al medio ambiente. Se trata sin duda de un experimento a gran escala in vivo sobre el hombre y los seres vivos. Teniendo en cuenta los resultados de este trabajo y ante la ausencia casi absoluta de información al respecto, es necesaria la realización de seguimientos de fauna, tanto en los núcleos habitados como en el campo, en otros puntos de la geografía española.

EVOLUCIÓN DEL NÚMERO DE GORRIONES Y DEL NIVEL DE CAMPO

EN LOS 12 PUNTOS CON MAYOR CONTAMINACIÓN ELECTROMAGNÉTICA

(RADIOFRECUENCIAS) (Valladolid, octubre 2002-abril 2003)

Notas y referencias - Este artículo es el resumen actualizado de un informe más amplio que puede consultarse en inglés en: www.hese-project.org/Dr/Balmori/balmori.html 1. HYLAND, G.J. 2000: “Physics and biology of mobile telephony”. The Lancet, vol 356: 1-8. 2. MARKS, T.A., C.C. RATKE and W.O. ENGLISH. 1995. “Strai voltage and developmental, reproductive and other toxicology problems in dogs, cats and cows: a discusion”. Vet. Hum. Toxicol, 37: 163-172. 3. LÖSCHER, W. and KÄS, G. 1998. “Conspicuous behavioural abnormalities in a dairy cow herd near a TV and Radio transmitting antenna”. Practical Veterinary surgeon, 29: 5, 437-444. 4. LÖSCHER, W. and R.P. LIBURDY. 1998. “Animal and cellular studies on carcinogenic effects of low frequency (50-60 Hz.) magnetic fields”. Mutation Res. 5. DASDAG, S., M.A. KETANI, Z. AKDAG, A.R. ERSAY, I. SAR, DEMIRTAS Ö.C, M.S. CELIK. 1999. “Whole - body microwave exposure emmited by cellular phones and testicular function of rats”. Urological Research, 27: 3, 219-223. 6. FARREL, J.M., LITOVITZ, T.L., PENAFIEL, M. et al. 1997. “The effect of pulsed and sinusoidal magnetic fields on the morphology of developing chick embryos”. Bioelectromagnetics, 18: 431-438. 7. YOUBICIER-SIMO BJ, LEBECQ JC, BASTIDE M. 1998. “Mortality of chicken embryos exposed to EMFs from mobile phones”. Presented at the Twentieth Annual Meeting of the Bioelectromagnetics Society, St. Pete Beach, FL, June 1998. 8. BALODE, S. 1996. “Assessment of radio-frecuency electromagnetic radiation by the micronucleus test in bovine peripheral erythrocytes”. Sci. Total. Environm., 180: 81-85 9. GARAJ-VRHOVAC V, HORVAT D, KOREN Z. 1991. “The relationship between colony-forming ability, chromosome aberrations and incidence of micronuclei in V79 Chinese hamster cells exposed to microwave radiation”. Mutat Res 263:143-149. 10. LAI H, SINGH NP. 1995. “Acute low-intensity microwave exposure increases DNA single-strand breaks in rat brain cells”. Bioelectromagnetics 16: 207-210.

11. LAI H, SINGH NP. 1996. “DNA Single- and double-strand DNA breaks in rat brain cells after acute exposure to low-level radiofrequency electromagnetic radiation”. Int J Radiat Biol 69: 513-521. 12. LAI H, SINGH NP. 1997. “Melatonin and a spintrap compound blocked radiofrequency radiationinduced DNA strand breaks in rat brain cells”. Bioelectromagnetics 18:446-454. 13. BEASOND R. C. & P. SEMM. 2002. “Responses of neurons to an amplitude modulated microwave stimulus”. Neuroscience Letters. 14. LAI, H., HORITA, A., CHOU, C.K. and GUY, A.W., 1987. “Low-level microwave irradiation affects central cholinergic activity in the rat”. J Neurochem 48:40-45. 15. THUROCZY, G., HERNADJ, I. and KELLENY, L. 2001. “Activity and learning memory task of the rat”, Bioelectromagnetics, 27. 16. SHIVERS R, KAVALIERS M, TESKEY G, PRATO F, PELLETIER R. 1987. “Magnetic resonance imaging temporarily alters blood-brain barrier in the rat”. Neuroscience Letters 76:25-31. 17. FRITZE K, SOMMER C, SCHMITZ B, MIES G, HOSSMAN K, KIESSLING M et al. 1997. “Effect of global system for mobile communication (GSM) microwave exposure on blood-brain barrier permeability in rat”. Acta Neuropathol (Berlin) 94:465-470. 18. TÖRE F, DULOU P-E, HARO E, VEYRET B, AUBINEAU P. 2001. “Two-hour Exposure to 2 W/kg, 900 MHz GSM microwaves induces Plasma Protein Extravasation in Rat Brain”. In: Proceedings from the 5th International Congress of the European Bioelectromagnetics Association, 6 September 2001 (Hietanen M, Jokela K, Juutilainen, J, eds). Finnish Institute of Occupational Health, Helsinki, 43-45. 19. S ALFORD , L.G., B RUN , A.E., E BERHARDT , J.L., MALMGREN, L. & PERSSON, B.R. 2003. “Nerve cell Damage in Mammalian Brain after Exposure to Microwaves from GSM Mobile Phones”. Environmental Health Perspectives. 20. BALMORI, A. 2003. “Avances en el conocimiento de la biología y organización social del murciélago rabudo (Tadarida teniotis)”. Galemys, 15 (n.e.): 37-53.


Primer punto de inflexión: los movimientos sociales empiezan a desplegar las raíces La decadencia de los movimientos sociales en los años 80 se comienza a invertir en la segunda mitad de los 90 con el alzamiento zapatista de 1994, el cual cataliza la eclosión del movimiento antiglobalización. En 1998 surge la primera coordinación mundial de movimientos: la AGP (Acción Global de los Pueblos). La AGP se define como anticapitalista, y tanto sus métodos de actuación (acción directa desobediente, por ejemplo), como sus propuestas (redes de trueque o centros sociales ocupados) intentan salirse del sistema sin contemplar reformas. Como “entorno de la AGP” denominaré a los sectores que se aproximan a esta sensibilidad. También en 1998 nace otro de los referentes del movimiento antiglobalización: ATTAC. En el “entorno de la ATTAC” se sitúan grupos que parten de un análisis crítico del capitalismo, y centran gran parte de sus esfuerzos en medidas paliativas, como la Tasa Tobin. Los métodos de presión usados son más cercanos al marco institucional. Pero estas dos sensibilidades están fuertemente interrelacionadas y suelen hacer llamamientos comunes, o convivir en un mismo grupo. No existen espacios puros, sino todo un gradiente de ricas contaminaciones. En este periodo también se expresan en la calle estas redes, como en Madrid en 1994, contra el BM y el FMI. También hay respuesta ante la UE en Madrid (1995), Amsterdam (1997) y Colonia (1999). Y lo mismo se puede decir del G-7 (Colonia, 1999) y del AMI (2) (Francia, Canadá, EE UU, Malasia, Filipinas, India, Brasil). Estas movilizaciones congregan a decenas de miles de personas e incluyen importantes foros de discusión, así como acciones directas.

Luis González Reyes, Ecologistas en Acción

Otro punto de inflexión es necesario

El movimiento antiglobalización en 2003 Luis González Reyes En su corta pero intensa historia, el movimiento antiglobalización sigue una rápida evolución que es necesario analizar con el objetivo de ver cómo afrontar el futuro (1).

FOTO: FERMÍN BOHOYO.

C

on el telón de fondo del “fin de la historia” y la desmovilización social de los años 80, empieza a formarse lo que será el movimiento antiglobalización. Así, en 1988, la cumbre del FMI y del BM de Berlín se encuentra enfrente una prometedora respuesta en la calle. Otro embrión es la creación de Vía Campesina en 1991. También en esta etapa, durante la Cumbre de la Tierra de Río de 1992, se produce la primera contracumbre recogida por los medios de comunicación de masas.

Segundo punto de inflexión: el movimiento antiglobalización como fenómeno mediático A finales de 1999 el mundo (al menos la parte del mundo que tiene acceso a los medios de comunicación de masas) se sorprende cuando la reunión de la OMC en Seattle es bloqueada por decenas de miles de activistas. Ha aparecido un nuevo sujeto social que ya no puede ser ocultado por los medios de comunicación. A partir de Seattle se reproducen movilizaciones contra los organismos internacionales que regulan el capitalismo: FMI, BM, OMC, G-7, Foro Económico Mundial. Tanto en el Centro (Washington, Melbourne, Praga, Davos, Barcelona), como en la Periferia (Chiang Mai, Bangkok, México). Pero las movilizaciones también son contra organismos territoriales como la UE o el ALCA (Niza,

Gotemburgo, Quebec); las multinacionales (Milleu, Brasil, Sudáfrica), y el gobierno imperial o la clase política vendida a éste (Washington, Méjico, Argentina). Además, aparecen potentes centros de estudio por todo el mundo y numerosa literatura de divulgación. Este periodo está caracterizado por el asalto a la zona roja: el intento de bloquear las cumbres que organiza el poder. Y el poder responde con una represión y criminalización crecientes. En esta etapa el movimiento aumenta espectacularmente. El hecho mediático es una causa indiscutible, pero no es la única. Otros factores son el hecho de que el capitalismo ha producido una degradación ambiental y social que ya no se puede ocultar, o la renovación que el movimiento antiglobalización imprime a los movimientos sociales mediante: • Las formas de actuación, con un fuerte carácter simbólico y relevancia de la acción El Ecologista, nº 36, verano 2003

43


directa, mayoritariamente noviolenta. • Las formas de organización, donde prima el asamblearismo y se hacen esfuerzos por sumar fuerzas de un amplio espectro (aunque en ese campo queda mucho por andar). • Un discurso en red en el que se ven representadas distintas sensibilidades. Al final de esta etapa se empieza a romper la dinámica cumbre-contracumbre con la organización del I Foro Social Mundial. Este foro se organiza, fundamentalmente, por el “entorno de la ATTAC”, pero consigue atraer a personas de todas las sensibilidades.

El tercer punto de inflexión: el Imperio contraataca... y obtiene respuesta La brutal represión que se produjo en Génova (frente al más potente intento de asalto a la zona roja) y los acontecimientos que siguieron al 11-S fueron respondidos con una capacidad de movilización mayor aún, como vimos en Barcelona (Contra la Europa del Capital), Florencia (Foro Social Europeo), Washington (contra la guerra), Porto Alegre (III Foro Social Mundial), Argentina (piqueter@s), y, muy especialmente, con las movilizaciones contra la reciente invasión de Iraq. Pero este crecimiento no se ha visto reflejado en un fortalecimiento de las organizaciones que lo componen. A la vez, se produce una pérdida de la capacidad de ruptura de la normalidad

por parte de los grupos organizadores de los eventos, como se ha observado en las protestas contra la UE en 2002, en las acciones realizadas en Florencia durante el Foro Social Europeo, o en los actos que conmemoraron el cacerolazo argentino. La represión es mucho más dura después del 11-S, y Génova ha enseñado la lección de que la capacidad represora del Estado es muy superior a cualquiera de las distintas estrategias que intenten bloquear las cumbres del poder. Así, se vislumbra el final de los asaltos a las zonas rojas; en este sentido son significativas las estrategias utilizadas en Barcelona y Sevilla, durante el semestre de Presidencia española de la UE, de descentralizar las movilizaciones. Pero, por otra parte, las recientes movilizaciones anti-guerra en el Centro, como ya ha ocurrido en varias ocasiones en la Periferia (el caso más significativo ha sido Argentina), han mostrado una explosión de desobediencia espontánea, radical y desorganizada por parte de la multitud. Esto puede ser la señal del comienzo de una nueva fase. Otro hecho diferencial en esta etapa post-11-S es la eclosión de los Foros Sociales (mundiales, continentales, estatales/ territoriales y locales). El primer hecho significativo de los mismos es que escapan al calendario del poder, planteando una temporalización más autónoma por parte del movimiento. Por otro lado, partiendo del éxito del II Foro Social Mundial de

1

principios de 2002, los sectores del “entorno de la ATTAC” lanzan estos espacios como los centros de coordinación estables del movimiento antiglobalización a escala mundial, que superen las coordinadoras creadas para cada campaña. Estos espacios intentan superar la dicotomía reformismo-radicalismo integrando a todas las sensibilidades (aunque son los sectores del “entorno de la ATTAC” los mayoritarios). El éxito de la propuesta está siendo claro a escala mundial y europea, ya que son fenómenos mediáticos de primer orden que atraen a mucha gente. Estos espacios se están convirtiendo en foros de intercambio de luchas, plasmación de discursos y coordinación mínima. Pero en ningún caso están siendo adecuados para profundizar en la crítica y las alternativas, ni están planteando (como algunos sectores intentaron en principio) La Alternativa con la cual confrontar al neoliberalismo. A escala estatal/territorial y local la cosa es distinta, ya que las realidades son mucho más complejas y se hacen necesarias formas organizativas donde todas las sensibilidades se puedan encontrar cómodas. Así, ya no valen modelos verticales, como los Foros Sociales Mundiales y Continentales, y lo que sigue primando es la organización de campañas concretas; aunque son crecientes los intentos por formalizar estructuras. Durante esta última época los sectores del “entorno de la ATTAC” se han hecho más visibles y probablemente hayan cobra-

1. La represión de las manifestaciones antiglobalización ha sido grande, aunque muchas veces transcurrieran de forma pacífica. Barcelona, 2002. FOTO: JOSÉ LUIS LATAS.

2. Protesta contra la Organización Mundial del Comercio en Madrid, mayo 2000, contra la privatización de los recursos naturales. FOTO: GUADALUPE CASTRO.

3. Acto de protesta contra la Organización Mundial del Comercio en el Banco de España, Madrid, abril 2000. FOTO: GUADALUPE CASTRO.

4. Pancarta de ATTAC en la manifestación contra la visita de Bush en Madrid, 2001. FOTO: GUADALUPE CASTRO.

3

2

44

El Ecologista, nº 36, verano 2003


4 do más fuerza. Esto se ha producido junto a una creciente confluencia con los discursos del “entorno de la AGP”. Así, la campaña con motivo de la Presidencia española de la UE fue “Contra la Europa del Capital y la Guerra” (apareciendo el término capital que años antes no habría sido de consenso), o las declaraciones finales de los últimos Foros Sociales Mundiales tuvieron un fondo de crítica al sistema más potente que en la primera edición (aunque las propuestas que planteen sean de tipo reformista en su mayoría). Pero, aunque haya sido menos visible, el “entorno de la AGP” también ha seguido evolucionando. Así, durante 2002, la AGP ha realizado un encuentro mundial y otro europeo. Aunque hay que decir que la capacidad de movilización de estas convocatorias no es la que fue, y no puede compararse con la de los Foros Sociales. Por otra parte, estos sectores están inmersos en una fase importante de redefinición apareciendo nuevas iniciativas como el Laboratorio Desobediente, las luchas de l@s piqueter@s, o la Consulta Social en Europa. Pero lo que ha sido más significativo de los sectores del “entorno de la AGP” es su repliegue hacia lo local, entendiendo que sólo desde ese marco se puede elaborar una respuesta al capital. Y, ante todo esto, el Imperio está contraatacando. Una primera estrategia reactiva está siendo la cooptación. Ejemplos de este mecanismo son el intento del BM de asistir al Foro Social Mundial o el Global Compact (3). Pero lo más peligroso está siendo el acercamiento de la socialdemocracia al movimiento antiglobalización. Esto se ha podido ver en las distintas ediciones del Foro Social Mundial, donde la presencia del PT (4) ha sido masiva y la del Partido Socialista Francés sustancial. También se aprecia en los contactos entre ATTACFrancia y el Partido Socialista; o en la implicación del PSOE en la movilización de Barcelona Contra la Europa del Capital, y, especialmente, contra la guerra en Iraq. La segunda gran estrategia del poder es la de una represión cada vez más brutal. Ésta se plasma en la guerra global permanente contra cualquier tipo de disidencia interna y externa de los Estados del Centro. Y todo ello aderezado con grandes dosis de atontamiento social a través de los medios de comunicación masivos.

Un cuarto punto de inflexión es necesario... Llegados a este punto, el movimiento antiglobalización tiene ante sí varias cuestiones

relevantes abiertas. Del modo en el que se aborden dependerá mucho su evolución en los próximos años. • Aumento de la capacidad de movilización, pero disminución de la capacidad de desobediencia organizada. Los cambios sociales no van a llegar vía movilizaciones que no se salgan del marco establecido. Pero tampoco van a producirse sin dar la posibilidad de expresare a una gran masa de gente que no está por la labor de ser gaseada y detenida. Así, habría que continuar facilitando una expresión social masiva tranquila, pero que esté íntimamente vinculada a acciones crecientes de desobediencia civil noviolenta. Tras las recientes movilizaciones contra la guerra, se ha podido observar una capacidad de convocatoria que ha trascendido a sectores que no suelen movilizarse. Además, se aprecia un floreciente aumento de la desobediencia, que debe ser canalizada hacia formas de desobediencia organizadas para no caer en la negación no creativa. Todo ello hace pensar que estemos acercándonos a otro ciclo. • Reformismo versus radicalismo. Tendríamos que huir de este enfrentamiento y seguir trabajando por espacios de confluencia en los que convivir con nuestras diferencias, entendiendo que no es malo que cada sensibilidad tenga sus propios ámbitos de coordinación. En los espacios comunes habrá que profundizar en la crítica radical al capitalismo, como nuestro horizonte compartido. Pero este discurso no debe impedir ver la potencialidad, y en algunos casos la necesidad, de reformas parciales. • Aumento de la capacidad de movilización pero estancamiento de nuestras organizaciones. Las personas que se mueven, en muchos casos, lo hacen sólo para acciones concretas. Así deberíamos tener el objetivo de que nuestras organizaciones permitan el acomodo de personas con poca capacidad o voluntad de trabajo, como paso previo hacia sociedades más participativas. Pero no nos agobiemos por no conseguir que una parte importante de las personas que van a las movilizaciones no se integren en grupos. Cambiar la pasividad social es algo muy lento. • Aumento de la capacidad de movilización, pero estancamiento en la visualización de alternativas. Este es uno de los puntos principales en los que debemos trabajar, abordando el desarrollo de alternativas reales y pasando de la protesta negante a la afirmante. Y las alternativas reales, a las que la gente se puede apuntar, sólo pueden ser locales. Eso sí, sin olvidar que lo local se refuerza por la coordinación global, y que hay temas que

tienen que ser trabajados globalmente. Hay que pensar y actuar local y globalmente. • Estabilización de una dinámica de Foros Sociales Mundiales y Continentales en los que el debate de fondo es casi inexistente. En los Foros Sociales es importante posibilitar espacios para l@s nuev@s activistas en los que expert@s transmitan lo que el movimiento elabora. Pero también es fundamental articular espacios de profundización, y esto sólo es posible con modelos organizativos horizontales, en los que todas las sensibilidades se sientan representadas. Además, los Foros Sociales deberían centrarse en el intercambio de experiencias, la profundización del debate, la presentación a la sociedad de nuestro discurso, y servir como un evento más de coordinación de campañas (simplemente uno más). Las campañas deben seguir basadas en lo local. • Desembarco de la socialdemocracia en el movimiento. Este hecho puede comportar beneficios, como la apertura de sus medios de comunicación o la posibilidad de ampliar la base social a la que llegamos. Indudablemente estas oportunidades conllevan el gran riesgo de la institucionalización de parte del movimiento y la marginación del resto. No tendríamos que cerrarnos a colaborar con la socialdemocracia, pero esta colaboración se debe realizar básicamente bajo nuestro marco organizativo, discursivo y de actuación, manteniendo la preeminencia de los movimientos sociales.

Notas 1. Una revisión más extensa, que ha servido de base para la redacción de los tres primeros apartados de este texto, se puede consultar en: FERNÁNDEZ DURAN, R.; EXTEZARRETA, M.; SÁEZ, M. Globalización capitalista. Luchas y resistencias. Barcelona: Virus, 2001. 2. Acuerdo Multilateral de Inversiones. 3. Es un mecanismo por el cual multinacionales financian a la ONU comprometiéndose a producir con criterios sociales y ecológicos, lo cual es avalado por diversas ONG internacionales. 4. Que está demostrando no ser una alternativa al capital desde que está gobernando Brasil.

El Ecologista, nº 36, verano 2003

45


Protesta contra la guerra de Yugoslavia en el Ministerio de Defensa. Madrid, 1998. FOTO: GUADALUPE CASTRO.

U

na de las diferencias fundamentales de quienes actúan movidos por la reivindicación de su propia dignidad, frente a los que sólo se mueven conducidos por su visceralidad y odio, es que mientras que los segundos abundan en su acción a través de la destrucción, los primeros oponen a la represión la regeneración de la realidad. Esta regeneración se produce en el sentido de dotar al conflicto entre reprimidos y represores de una polaridad realmente radical: frente a la destrucción de la persona, de la sociedad y del medio ambiente por el poder, construyamos alternativas que generen espacios de humanidad, justicia y equilibrio con el entorno. Una de las pedagogías sociales que buscan una transformación de nuestra realidad es la desobediencia. Evidentemente, la desobediencia no es un fin en sí misma, es una formulación que la sociedad elabora con el propósito de subvertir la circunstancia social que fuere. Lejos de lo que algunos puedan pensar, la desobediencia es un acto de negación de pulsiones destructivas en beneficio de una realidad universal e inclusiva. Dicho de otra manera, el acto de la desobediencia transformadora tiene mucho más de afirmativo que de negación: porque con la desobediencia se propone y desarrolla un debate en la sociedad, porque con su práctica se estimula la democracia participativa y directa, y porque en la esencia de la protesta se encuentra una propuesta que orienta los posibles procesos de innovación.

Un ser vivo de mirada inconclusa

Una herramienta para luchar contra la injusticia y generar alternativas

Desobediencia transformadora José V. Barcia Magaz

La Desobediencia Transformadora es un concepto amplio que engloba tanto la Desobediencia Civil como la Desobediencia Social. Es la capacidad que individual o colectivamente se tiene para negar apoyo cómplice a algo que se considera injusto, reafirmándose, el disidente o la disidencia, en el propio poder y capacidad de decisión.

En el texto que sigue se realizan algunas aportaciones en torno a este término y lo que implica, con el convencimiento de que la Desobediencia Transformadora es un arma para la justicia social de nuevas y amplias conceptualizaciones.

46

El Ecologista, nº 36, verano 2003

La desobediencia es una herramienta de transformación política y social cuyos rudimentos fueron descritos por H. Thoreau, que a su vez los interpreta del movimiento trascendentalista estadounidense y de algunos filósofos franceses anteriores a él mismo. Su práctica, narrada en El Deber de la Desobediencia Civil, inspiró movimientos posteriores tan decisivos como los liderados por Gandhi y Luther King. La eficacia de la desobediencia Civil se mostró rotunda e insoslayable. Su éxito, en diferentes épocas, tiene que ver con la flexibilidad de la propia herramienta de cambio. Esto conduce a pensar que la vigencia de un arma de transformación social radica en su capacidad de adaptación al momento histórico en el que emerja. Por tanto, se deberán obviar lecturas dogmáticas que cierren el crecimiento de una fórmula de cambio. José V. Barcia Magaz, jvbarcia@mi.madritel.es


Toma simbólica de la central nuclear de Zorita en 2002. FOTO: ARMESTRE/GREENPEACE

La desobediencia se inventa todos los días con cada nueva movilización. Por tanto, se debe entender la desobediencia como un ser vivo de mirada inconclusa en el que todos podemos ser células creativas, que aportemos significados plurales en una orientación de transformación esencial de la realidad injusta.

Práctica de la democracia participativa Se trata de recuperar el poder de cada uno, desandando caminos de delegación y dejando fluir la conciencia que cada cual debe tener a propósito del mundo. No es posible la desobediencia sin la participación del pensamiento libre que se incorpora a una disidencia constructiva. Para ello se hace necesario quebrantar redes de inercia, tan difíciles de desmontar en occidente, ya que la dicotomía poder versus población se ha ido diluyendo en virtud de dependencias mutuas. Es decir, se ha generado un reparto de la posibilidad de ser verdugos, en el que el ciudadano medio goza de más posibilidades y el Sistema gana legitimidad social: ¿cómo ir contra un sistema que en lo cotidiano nos ha seducido? Entre otras cosas deberíamos dejar de valorar con parámetros pueriles (blanco o negro, estás en la barricada o eres un traidor). La disidencia constructiva, es decir, la desobediencia transformadora, debe estar participada democráticamente por personas que asuman sus contradicciones y que libremente expresen su compromiso. Lo contrario sonaría a vanguardia y visionarios, algo que, históricamente, ha demostrado no funcionar. La democracia es la capacidad de decidir en conciencia, por eso la desobediencia es un ejercicio comprometido con el concepto genuino de democracia. A través de la desobediencia el sujeto se arroga su poder individual a no obedecer cualquiera que sea el elemento que considere injusto para con los derechos universales. Surge, de esta manera, la lectura que dimensiona al individuo frente al Estado. Esta óptica, no obstante, se ha visto profundamente

alterada, ya que ahora la persona consciente y transformadora se ve en la necesidad perentoria de desobedecer no sólo a los Estados, sino a estructuras transnacionales de índole diversa (políticas, comerciales...) y, lo que es peor, se ve forzada a disentir imbuida en una cultura que estigmatiza al realmente diferente.

La desobediencia puede ser una opción ilegítima Franco desobedeció para imponer su régimen fascista. Mario Conde desobedeció con el objetivo de enriquecerse. EE UU desobedece el mandato de la ONU y el sentido común para imponer su pax. Todas ellas son desobediencias ilegítimas, porque a diferencia de la desobediencia transformadora, buscan la preeminencia de valores no universales. La desobediencia transformadora lo es en tanto que persigue la construcción de un mundo inclusivo y diverso que respete su entorno. En este sentido hay que tener cuidado y combatir las lecturas neoliberales, que oponen a los valores colectivos el derecho singular, lo que a la postre supone la jerarquización de las personas y la sociedad en torno al discurso del darwinismo social: los más aptos están por encima de los menos aptos.

¿Quién desobedece?

Q

uien es consciente de la realidad desarrolla conciencia sobre esa realidad, y esto le lleva a actuar en el sentido de mejorarla. Desde esta perspectiva es importante tener en cuenta que cualquier persona tiene el derecho y también el deber de desobedecer la injusticia. Esta afirmación parte de entender que los movimientos sociales transformadores, en ocasiones adolecen de cierto vanguardismo sectario y excluyente: o se es militante total, o se es un renegado, perdiendo óptica educativa, principios de igualdad, etc. Se debe potenciar la figura del ciudadano corriente que, sin ser un militante especializado, toma postura ante la injusticia. Así, las reivindicaciones de libertad y justicia social tendrán mayor capacidad de penetración en una sociedad por lo general bastante vacunada contra la concienciación.

Por el contrario, se debe enmarcar el derecho del individuo en el desarrollo de los derechos colectivos, entre otras cosas porque las sociedades humanas son profundamente relacionales y el desarrollo integral y armónico de cualquier sujeto tiene que ver con el resto de elementos que se producen en la sociedad: persona rica de vida opulenta en EE UU (= a) millones de personas pasando hambre en África; movilizaciones ecologistas (= a) mayor conciencia colectiva... Pero la perversión de la desobediencia transformadora encuentra su paradigma en la domesticación de las luchas sociales. Nada de disidentes tienen las huelgas que algunos sindicatos orquestan, ya que las mismas no se realizan con el fin de generar una transformación real de la sociedad, sino para garantizar o alcanzar mayores cotas para determinados gremios o corporaciones. La cuestión alcanza toques de absurdo cuando la huelga a efectuar cuenta con el visto bueno de la empresa con cuyos sindicatos ha pactado unos servicios mínimos que garantizan que todo siga como si no hubiera huelga.

Las tres pedagogías La perspectiva educativa de la desobediencia transformadora es innegable y esencial. Por esta razón a través del no apoyo a la injusticia se expresa a la sociedad un mensaje de reflexión avalado por nuestro compromiso personal y social. Esta perspectiva educativa se estructura a través de tres facetas claramente complementarias: • Pedagogía de la protesta. La protesta es la punta de lanza del hecho disidente, con ella se expresa desacuerdo, se lanza un mensaje que intenta concienciar a la sociedad. Por ello es importante tener en cuenta que la protesta debe ser dramatizada contra el poder, pero proyectada sobre la El Ecologista, nº 36, verano 2003

47


1 2

3

1. La protesta es la punta de lanza del hecho disidente. 2. La protesta

debe ser entendida por la sociedad. 3. A través de la desobediencia cada cual se arroga su poder individual de no obedecer lo que se considera injusto. 4. En ocasiones, la represión hacia los desobedientes es muy fuerte. Detención de pacifistas en Vieques, Puerto Rico. 5. Protesta en Barcelona (2002), durante la cumbre de ministros de defensa. FOTO: JOSÉ LUIS LATAS

4

48

sociedad. Si la protesta no es entendible, no es explicada, pormenorizando contra qué medida, estructura o situación estamos, no será eficaz desde una óptica educativa. Por tanto, los manifestantes carecerán de legitimidad social y sus reivindicaciones no podrán ser impuestas al poder. Hay que protestar contra la injusticia mirando hacia la sociedad. • Pedagogía de la propuesta. Si bien es cierto que la crítica tiene sentido por sí misma, no es menos cierto que la aportación de alternativas es necesaria. Lo es por dos motivos fundamentales: porque nuestra responsabilidad individual y colectiva con nuestro mundo hace que entre todos y todas pensemos soluciones a problemas concretos, es más lento, quizá más difícil, pero más justo y democrático; en segundo lugar, porque tácticamente se está demostrando que no sólo se sabe a dónde no se quiere ir, sino que, además, se oponen propuestas en las que se arriesgan posibles caminos. A esto hay que añadirle otro elemento positivo, que es el de situar el pensamiento de los disidentes en una clave de responsabilidad creativa, ya que al elaborar una alternativa viable, se hace un esfuerzo importante por no caer en la demagogia o la teoría impracticable. Para esto pueden venir muy bien diferentes sistemas de cogestión o de gestión compartida. La gestión del mundo es demasiado importante como para dejarla sólo en manos de los burócratas del Estado, ¿no? • Pedagogía de la usurpación. El poder es poder en tanto que es capaz de manifestarse en diferentes facetas, y no lo es en tanto que es omitido o refutado en otras. Por ello las expresiones dinámicas y transformadoras deben encauzarse en ámbitos de convergencia con el interés de la sociedad, con límites de conciencia, claro está, creando espacios de gestión y proyección de valores realmente revolucionarios y transformadores. ¿Por qué no crear o retomar proyectos en los ámbitos de la cultura, de la educación, de la medicina, de la investigación, de la defensa, de las relaciones internacionales, de la seguridad...? ¿Por qué no ensayar fórmulas que hagan que, además, todo esto sea sostenible y cree empleo justo y redes de economía solidaria? Cuantos más espacios seamos capaces de generar, mayor será la cultura de liberación producida, y el tejido social en torno a valores transformadores se incrementará. De esta manera posibilitaríamos un espacio referencial, cuya calidad en cuanto a los servicios prestados, y calidez en cuanto a su morfología, atraería a mayores y más variados ámbitos sociales. Estos espacios habilitarían canales de participación activa, lo que a su vez abundaría en procesos edu-

cativos de democracia directa. No debemos olvidar que la posibilidad de participar en procesos y proyectos ilusionantes es, a la postre, la forma más eficaz de conseguir que cada vez más personas participen del cambio político y social necesario. Por todo ello se comprende que la construcción de un contrapoder que difiera del establecido en sus valores, en sus formas y modos, se hace fundamental, ya sea para cuestionarlo, ya para significarse como referente que tira hacia la izquierda en un entramado más relacional.

Desobediencia social La desobediencia civil, tal y como se describe por diferentes autores, es una movilización colectiva y organizada que busca un cambio político y social a través de la negación de legitimidad y la no participación cómplice. Pero no todas las personas tienen la posibilidad, el momento o el espacio de planificar y organizarse de manera colectiva para desobedecer a la injusticia. Se produce entonces lo que denomino desobediencia social. Un ejemplo: En Legazpi, Madrid. Hay una manifestación contra la subida del precio del transporte público y por la potenciación del mismo. Muchos participantes y muchos convocantes se dan cita para protestar. Diez metros más abajo, en el suburbano, una señora mayor de aspecto humilde mira hacia un lado y otro del torniquete de entrada, luego se introduce por debajo y pasa sin pagar su billete. El primer caso es una manifestación que tácticamente puede ser irreprochable, pero en el segundo caso se observa que la realidad humana más descarnada dicta a la desobediente qué es lo que tiene que hacer. Quizá tácticamente no resulte como formulación de cambio, pero la necesidad no cubierta es el claro síntoma de la violencia estructural, tal y como es definida por Galtung, en el sentido de que la diferencia entre lo que eres y lo que podrías llegar a ser es producto de esa violencia. De esta manera, se entiende como violencia estructural cualquier limitación a un derecho básico y fundamental. Robar para comer no es más que un acto de socialización forzado por la falta de escrúpulos de quienes toleran que alguien tenga que arriesgarse para no morirse de hambre. Ahora bien, ¿qué ocurre cuando este acto de desobediencia social sucede de manera masiva? Es, por ejemplo, lo que está pasando con la piratería discográfica o informática, forzándose de esta manera la posibilidad de que los discos o los programas de ordenador bajen sus precios, que sean más accesibles y que, por tanto, la piratería deje de ser un recurso necesario.


Legalidad, eficacia y sentido reactivo

Tres elementos a tener en cuenta a la hora de iniciar o proseguir un proceso educativo y de acción política y social como es la desobediencia transformadora son la legalidad, la eficacia de nuestra medida y su sentido reactivo. Con relación a la legalidad hay que expresar con rotundidad que la misma abarca una gran cantidad de mecanismos jurídicos que, lejos de garantizar derechos esenciales, lo que hacen es perpetuar situaciones de injusticia, bien explícita, bien latente. Como parece evidente, es cierto que hay avances, si bien es igualmente cierto que, a pesar de la panoplia de leyes de toda índole, se asumen altas cotas de injusticia como hecho connatural al propio sistema. Todo lo cual nos lleva a pensar que la legalidad, lejos de garantizar una perspectiva más halagüeña, blinda, por decirlo de alguna manera, la perpetuación del sistema, propiciando circuitos de injusticia que se sostienen y acentúan en el tiempo. Como consecuencia de lo anterior surge la ilegalidad, no como deseo de la desobediencia, sino como efecto inevitable producido por estructuras que constriñen el sentido profundo y genuino de la libertad. Por tanto la ilegalidad es una consecuencia a la que habrá que hacer frente, en una clave de máxima rentabilidad social por parte de nuestra movilización, minimizando al máximo el desgaste humano y personal. La ilegalidad no se busca en la desobediencia, lo que se busca con la desobediencia es una comunicación con la sociedad a través de un debate abierto, con importantes contenidos morales y éticos. Un acto de desobediencia no es más radical por ser ilegal, es más beneficioso en la medida en que alcance objetivos concretos y medibles. Eficacia es un término profundamente denostado entre una parte importante de las personas y grupos transformadores. Es como si se tuviera miedo a medir, a cifrar las consecuencias de nuestros actos. Lo cierto, sin embargo, es que un choque entre el Poder y la ciudadanía transformadora debe promover eficacia comunicativa, eficacia de presión, eficacia de cambio ofreciendo alternativas, eficacia de implantación de una cultura social diferente, eficacia desde la óptica del sostenimiento del movimiento disidente, etc. Todo lo cual se puede cifrar siguiendo parámetros de medida sencillos que tienen que ver con el análisis de la coherencia existente entre la línea estratégica marcada y su correspondiente camino táctico. En el 68 se gritó aquello de la imaginación al poder; por desgracia bastantes de aquellos imaginadores terminaron corrompiéndose en el poder, y los que no lo hicieron son

rechazados como apestados (qué perversos son los maximalismos dogmáticos, qué inquisitoriales y fascistas). Sin embargo, para este momento creo que más adecuada que aquella frase podría ser esta otra: la eficacia al servicio de la imaginación. Si no logramos ofrecer una sociedad viable y distinta, utópica y pragmática al mismo tiempo, mucho me temo que caeremos en el mero testimonialismo de la pureza inmovilista. Rompamos el miedo a equivocarnos, diseñemos nuestro mundo, no pensemos que debemos andar el camino, caminemos, tengamos en cuenta que, tal y como está la situación, es preferible la peor de las alternativas a la mejor de las resignaciones. Uno de los males de los que adolecen los movimientos sociales transformadores es su sentido reactivo. Acabar con este posicionamiento, que permite dejar la iniciativa al poder, es esencial para transformar la realidad. Es necesaria una proyección ofensiva por parte de los valores de igualdad. La desobediencia debe ser entendida no sólo como respuesta ante la injusticia, sino también como una forma de crear nuevos derechos y de crecer en los ya existentes. Por ello, la actitud de los movimientos sociales a este respecto debe ser virulentamente propositiva, no pidiendo, exigiendo, haciendo realidad desde la práctica sin permiso el derecho inalienable a inventarnos nuestra libertad día a día.

La imaginación transformadora debe ser indómita, pero al mismo tiempo reflexiva, provocadora, a la vez que capaz de incluir al colectivo social más amplio. Debemos situarnos en el centro del tablero, y no en la periferia confortable de los reductos para alternativos, esforzarnos en comunicar nuestras propuestas y, lo que es más importante, provocando que ellas nazcan con el concurso de la gente normal.

Educación para el caos El caos es otra forma de orden a la que los señores del orden llaman caos. Pero es cierto que la participación ciudadana a través de la desobediencia reactiva los valores de democracia genuina, lo que sin duda genera un conflicto y una situación de inestabilidad para el poder, a la que lejos de tener miedo, hay que potenciar. Es en esa situación de inestabilidad donde se generan los procesos de innovación más profundos, que es de lo que se trata: de buscar nuevas fórmulas donde equivocarnos y mejorar, acostumbrándonos a que el poder debe ser una realidad descentralizada hasta casi lo celular, pero que dé respuesta coordinada y armónica a las verdaderas necesidades que tiene el ser humano: paliar la necesidad de justicia del pueblo palestino, acabar con el fantasma de la miseria en Argentina, terminar con la desesperación del desempleado de larga duración...

5

El Ecologista, nº 36, verano 2003

49


De la movilización hacia las nuevas alternativas para el desarrollo sostenible

Mujeres y conflictos ecológicos Teresa Mª Gómez-Pastrana Jimeno

Una mujer trabaja la tierra en el norte del Himalaya. FOTO: JACK D. IVES.

C

Las movilizaciones de mujeres ante diferentes conflictos ecológicos son una realidad evidente. Cada vez existe una mejor organización y resultados concretos alrededor de dichas actuaciones, al mismo tiempo que un marco teórico que las sustenta, el ecofeminismo.

on la sociedad industrial ha aumentado la complejidad, la frecuencia y la magnitud de los impactos ambientales. Los numerosos síntomas de la degradación y desequilibrios del medio ambiente natural –alteración del sistema climático, agotamiento de la capa de ozono, contaminación de la atmósfera, pérdida de biodiversidad, deforestación, erosión, desertificación...– no pueden ser tenidos en cuenta olvidando su relación con otros aspectos como el aumento de la población y la pobreza asociada a ello, su relación con la tensión Norte-Sur o su impacto sobre la salud de los seres humanos, entre otros efectos sociales. La degradación ecológica contribuye a ensanchar la brecha entre los diferentes grupos sociales actuando sobre sus condiciones iniciales y creando otras nuevas que amplían las bolsas de pobreza y hacen a los pobres aún más pobres. Los efectos de la degradación ecológica inciden directamente sobre las desigualdades, haciendo más evidentes los desequilibrios socio/económicos entre estados, entre regiones y entre los grupos sociales, instigando conflictos latentes. Teresa Mª Gómez-Pastrana, Socióloga, Ecologistas en Acción de Salamanca

50

El Ecologista, nº 36, verano 2003

Todo ello ha sido ya denunciado desde los años 60 por el movimiento ecologista. La eclosión de la conciencia ecológica se ha ido perfilando en numerosos informes (Club de Roma, Brundtland) y conferencias (Estocolmo, Río de Janeiro, Johanesburgo) con diferentes resultados reales. Al mismo tiempo, las desigualdades sociales de género también han sido reivindicadas por los grupos feministas que han conseguido grandes avances para una población que ha sido marginada desde siempre. Sin embargo, a pesar de los numerosos avances recientes, aún se habla de datos recogidos por Naciones Unidas donde las mujeres sólo poseen el 1% de la propiedad mundial y realizan las dos terceras partes del trabajo mundial por un 5% de los salarios que se pagan. Nos movemos en una asimetría de poder y reconocimiento de las mujeres donde existe una distinción entre el ámbito público y doméstico que revela una realidad social: no es lo mismo trabajar en un espacio socialmente reconocido (ámbito público) que en espacios donde ese reconocimiento no está manifiesto (ámbito doméstico). El movimiento feminista ha ido incorporando este planteamiento a una realidad donde los análisis sociales van cada vez más orientados a dar respuestas concretas a problemáticas


que se entrecruzan y que necesitan resultados desde numerosos puntos de vista. La complejidad de los problemas ambientales, unida a la complejidad social, busca respuestas intentando unir planteamientos. El ecofeminismo es una respuesta más que intenta aunar esta nueva visión a la que nos enfrentamos. Ante la situación concreta del aumento de los impactos ambientales y su relación con la desigualdad social y de género, la corriente ecofeminista está intentando dar voz a estas nuevas posibilidades de ver el mundo, al mismo tiempo que es un nuevo intento de diálogo de dos posicionamientos críticos de gran relevancia para el nuevo siglo, el ecologista y el feminista. La diversidad de ecofeminismos está ahí. Es una corriente que ha sido criticada y juzgada por esencialista, pero que no siempre ha sido vista en toda su amplitud. No pretendemos aquí enumerar autoras/es (Mary Daly, Vandana Shiva, Evelyn Fox Séller, Carolyn Merchant, Bina Arwal...) y corrientes que están perfilando diferentes respuestas (ecofeminismos constructivistas de Val Pumwood); tampoco pretendemos ahondar en esa rica diversidad –ya existen otros artículos que lo realizan con gran profundidad en esta misma revista (1)–, sino que presentaremos varias experiencias concretas en situaciones de conflictos ecológicos bajo los rasgos comunes de la línea ecofeminista. Esa práctica en ámbitos sociales concretos del ecofeminismo aparece como una opción más de intento de cambio social y de denuncia que debe ser tenida muy en cuenta en el siglo XXI.

El ecofeminismo como opción real de movilización social ¿Por qué me interesa presentar en este primer momento sólo los conflictos ecológicos? Porque es en estas circunstancias cuando los grupos sociales han reaccionado más ante esta realidad evidente de grandes impactos ambientales en el ámbito planetario. Es decir, en conflictos ecológicos concretos el impacto ambiental ha sido percibido conscientemente como un impacto social por una comunidad o unos agentes sociales (ambientales o no). Más concretamente, veremos cómo grupos de mujeres en diferentes lugares del mundo se han movilizado en situaciones de amenaza social y ecológica debido a esa conciencia por parte de la comunidad; y, aunque no entremos a analizar con profundidad la concepción teórica ecofeminista que las mueve, sí podemos, al menos, distinguir cómo su contexto social de desigualdad inicial ante un problema concreto las ha unido en una lucha común por la defensa del entorno. Vamos a ir distinguiendo cinco figuras de diferentes conflictos ambientales –dentro de lo que podríamos denominar una tipología del conflicto ambiental, tipología diseñada por Francisco Garrido Peña– y a la que hemos añadido las aportaciones de distintos movimientos sociales de mujeres en diferentes partes del mundo. 1. Primeramente hablamos de riesgo cuando está en juego, como factor de movilización social, un riesgo inminente o diferido sobre la seguridad o salud de las personas. Así ocurre en la oposición ciudadana a la instalación de vertederos, incineradoras, centrales nucleares, o emisiones contaminantes a la atmósfera. En Santo André, Brasil, en el extrarradio de Sao Paulo, una agrupación de mujeres creó el grupo de ecología Conciencia para luchar contra la contaminación atmosférica causada por 11 fábricas de los alrededores, pertenecientes a multinacionales. Tras un largo proceso de sensibilización lograron influir en la opinión pública mediante emisiones de radio e incluso de televisión. Esto presionó a las autoridades locales y a las industriales para que invirtieran en la lucha contra la contaminación y para que ésta fuera controlada. Seguidamente, junto con otras asociaciones

ecologistas de la zona, emprendieron una iniciativa más amplia, que obligaba a otras multinacionales –que estaban contaminando el agua de los ríos– a respetar el medio ambiente. A la vez, han seguido informando a la población sobre los riegos de la contaminación y sobre la necesidad de establecer una conexión ética entre la población y las industrias, con una amplia visión, no sólo regional, sino mundial. 2. Aparece también la opción de la conservación. El conflicto se prefija en torno a la conservación de algún bien ambiental en peligro: un espacio natural, una especie, un edificio emblemático, una calle peatonal, etc. Dentro de esta línea el movimiento Chipko (abrazo a los árboles) es una de las actuaciones más emblemáticas de defensa del medio ambiente, protagonizada por mujeres y desde la perspectiva de países del Sur. Nació de forma espontánea en 1973, cuando un grupo de mujeres analfabetas de una aldea del Himalaya se abrazó a los árboles para evitar que fueran talados por una empresa de artículos de deporte; persistieron en su actitud durante varios días, hasta que la empresa desistió de su intento. Esta reacción de resistencia pasiva se ha convertido en todo un símbolo universal de defensa del bosque, en cuanto fuente de vida y de supervivencia. El movimiento Chipko fue combatido por el gobierno de la India, pero, finalmente, el Congreso de Ciencias reconoció en 1981 su valiosa aportación para la protección del bosque y el propio gobierno empezó a prohibir la tala masiva de árboles. El profundo simbolismo del movimiento Chipko explica su popularidad y el desarrollo de grupo similares en muchos otros países (Malaisia, Austria, Suiza, EE UU, Alemania, etc.) 3. La distribución de un bien ambiental escaso puede ser también el germen del surgimiento de acciones sociales reivindicativas. El agua brinda unos buenos ejemplos. Brinda Rao nos habla de Las mujeres realizan 2/3 del trabajo mundial y sólo reciben un 5% de los salarios. FOTO: JACK D. IVES.

El Ecologista, nº 36, verano 2003

51


las luchas de las mujeres en la India rural en el distrito de Pune, en Maharashtra, y su falta de acceso al agua. Caminar varios kilómetros al día para recoger agua y volver a casa con dos o tres cántaros grandes, ocupa de tres a cinco horas, según el terreno y la proximidad de la fuente. Es más, el agua disponible para las mujeres pobres es de mala calidad. Por ejemplo, en el pueblo de Kutasa en la región Vidarbha de Maharashtra, el agua contaminada ha provocado el aumento de la mortalidad infantil en los últimos años. Además, cada vez es más difícil conseguir leña para cocinar, y por lo tanto las mujeres han tenido que utilizar excrementos de vaca, restos de cosechas y malas hierbas como combustibles. Estas fuentes de energía no sólo son ineficientes sino que son malsanas: el humo tóxico que emiten cuando se cocina se identificó en el estado de Gujarat como la causa principal de numerosas enfermedades respiratorias, un problema importante para las mujeres y las niñas de la India. Las protestas estuvieron estrechamente relacionadas con los desastres ecológicos. Entre 1970 y 1973, años de sequías fuertes y hambre, los hombres y mujeres rurales se organizaron, y su fuerza numérica era evidente. La escasez de agua potable sigue siendo grave para una tercera parte del estado de Maharashtra, pero la

cuestión aún no ha podido llamar la atención que merece. 4. El tipo de conflicto donde se trata de recuperar prácticas y hábitos sociales y culturales ecológicamente sostenibles, y que están anclados en alguna tradición vernácula, es el denominado recuperación. Gran parte de los conflictos de recuperación de modos de vida tradicionales suponen una forma de manejo sostenible de los recursos frente a la agresión de la explotación intensiva moderna. Vandana Shiva nos habla del movimiento Navdanya y nos comenta que es un movimiento cultural a la vez que agrícola y medioambiental, que intenta la integración de la mujer en las tareas colectivas que otros tipos de agricultura le niegan para condenarla a un papel subordinado y secundario. Pretenden, a su vez, devolver a la mujer sus atributos físicos y espirituales para que desempeñen un papel crucial en el sostenimiento de la comunidad y en la vertebración del grupo. Antes el saber recaía en la responsabilidad de las mujeres y ellas conocían la agricultura tradicional y sostenible. Este movimiento acusa al GATT, FMI y al Banco Mundial de estar en contra de los intereses de los más pobres, ya que ahora el Norte pretende obtener los derechos de propiedad intelectual sobre la sabiduría local en semillas y otros recursos para la agricultura. Estos derechos de propiedad suponen un expolio flagrante que se apoya en las lagunas y ambigüedades del Tratado de Biodiversidad Internacional. 5. Quizá los que más se dirijan hacia nuevos cambios sociales estructurales son los conflictos alternativos, que tienen como objetivo la consecución de avances en políticas ambientales desde propuestas alternativas de los agentes sociales: lucha por la instalación de un plan de energía renovable, de un plan forestal, de un sistema de depuración de las aguas residuales, etc. En Alemania, durante el congreso La Mujer en la Ciencia y en la Tecnología, en 1990, un grupo de mujeres inició un proyecto de energía alternativa. Primero crearon una red abierta de información, después visitaron diversos proyectos en Europa (viajes abiertos a estudiantes) y, finalmente, se decidieron por la realización de una central eólica. Así es como se creó la Cooperativa Energía y Mujeres en 1992, en Hamburgo. Estas mujeres acometieron la búsqueda de financiación, diseñaron y construyeron una central eólica ejemplar técnica y estéticamente y respetuosa con el medio ambiente, que ha estado funcionando en Heme desde 1994 y que produce 450 kW. Pero lo más positivo es que han introducido una nueva dinámica, han mostrado la competencia profesional de las mujeres y han dado ejemplo.

Enfrentándose al riesgo para avanzar hacia la superación

Familia desplazada por un embalse en el río Narmada, India. FOTO: GIL MOTI/WORLD WATCH.

Imagen de la Cumbre de la Tierra de los Niños, organizada por el movimiento Navdanya.

52

El Ecologista, nº 36, verano 2003

En todos estos ejemplos se produce un enfrentamiento entre el riesgo, la conservación o la distribución, la recuperación y la demanda de crecimiento económico. Por ello es necesario entender el concepto de desarrollo no como crecimiento económico sino como crecimiento sostenido. La acción colectiva ante algún conflicto ecológico, por el mero hecho de existir, representa en su forma y modelos de organización un mensaje lanzado al resto de la sociedad. Demuestra la existencia de un conflicto en sus orientaciones básicas: sirve para revelar y advertir a la sociedad de los problemas cruciales a los que se enfrenta, para anunciar las fisuras críticas que se han abierto dentro de ella. Las mujeres se han afirmado progresivamente como socios para decidir sobre el funcionamiento del mundo. Fortalecidas gracias a sus nuevas experiencias, las mujeres desean ahora hacerse oír, que se valore su enfoque y la experiencia que han adquirido a partir de las situaciones que han vivido; desean desarrollar y promover otra filosofía a favor de otro tipo de organización del mundo. El desarrollo sostenible no puede ser ignorado y algunas mujeres


Diane Elson, asesora del UNIFEM, señala la paradoja de la gran participación de la mujer en el terreno local, pero su casi nula influencia en el ámbito macroeconómico.

ya le han dado el lugar que le corresponde, convirtiéndolo en trampolín para sus reflexiones y para sus acciones. Dentro de esta línea, la Agenda 21 de las Mujeres es el resultado de dos años de trabajo minucioso realizado por un colectivo internacional, la WEDO, que organizó en 1991 la Conferencia de Miami y el Congreso de las Mujeres por un Planeta Sano con vistas a la preparación de la Cumbre de la Tierra en Río (1992). Unas 1.500 mujeres de 83 países de todos los continentes acudieron a esta conferencia. Venían de las agencias de Naciones Unidas, de organizaciones defensoras del medio ambiente o de los derechos de las mujeres; pero también había grupos de base, universitarias, periodistas, miembros de fundaciones, etc. En resumen, un amplio abanico de mujeres conscientes de los problemas y muy motivadas. En el transcurso de la Conferencia de Miami, estas mujeres de todas partes del mundo hicieron un balance y un diagnóstico preciso y detallado del deterioro actual del planeta, del que es víctima la población, apoyándose en los propios testimonios de casos concretos en sus vidas diarias, a la luz de estudios interrelacionados. Denunciaron las consecuencias de la radioactividad en el cuerpo de las mujeres que, en las Islas Marshall, dan a luz a niños con terribles deformidades. Mostraron, con numerosos ejemplos, la irresponsabilidad de los grupos industriales que no se preocupan de sus derechos tóxicos y que contaminan la tierra o el agua, incapacitándolas así para producir comida sana. Enumeraron una gran cantidad de casos en los que las empresas de países industrializados actuaban de una forma criminal y consciente por mero afán de lucro y vendían productos tóxicos sin ninguna precaución ni advertencia de uso. Las mujeres mostraron que los niños son los primeros afectados e intoxicados por la mala comida y el aire contaminado y que ello los exponía a numerosas enfermedades y discapacidades debidas a la malnutrición, a la falta de higiene básica o a la insalubridad de las viviendas. Denunciaron los muchos productos cancerígenos resultantes del sistema de producción actual. Destacaron, también, el hecho de que podría rescatarse a diez millones de niños del hambre con tan sólo el coste de cinco bombarderos modernos. El documento insiste de forma especial en la necesidad de igualdad en el reparto de poder entre mujeres y hombres, en todas las etapas y formas de la toma de decisiones y, particularmente, en el capítulo referido a las recomendaciones de la ONU, en su mismo organigrama. Las mujeres insisten en una nueva orientación de los objetivos prioritarios de la financiación y de los programas de la ONU, para que las mujeres puedan, por fin, beneficiarse de ellos en el ámbito más próximo posible a la vida cotidiana –especialmente las más pobres– y el UNIFEM, cuyo presupuesto debería, con toda legitimidad, aumentarse considerablemente, ya que es el

órgano de la ONU responsable de la recolección y distribución. El texto, además, exhorta “a todas las agencias de la ONU a que se comprometan a integrar los puntos de vista de las mujeres a todos los niveles y en todos los programas y estrategias”. Por último, la Agenda 21 de las Mujeres propone una reconversión de los presupuestos militares en proyectos civiles y, especialmente, en programas de desarrollo y protección del medio ambiente. Las mujeres ya habían llevado a cabo importantes acciones para el desarrollo sostenible bastante antes de que una conferencia internacional se preocupara del tema e incluso antes de que se creara este término. Se han anticipado e implicado en este terreno en todos los continentes, a menudo en los lugares más pobres y aislados del planeta; al mismo tiempo que han sido capaces de adaptarse y dar opciones nuevas y organizadas a los nuevos planteamientos. Es obvio que las mujeres son el 50% de la población mundial, con una infinidad de capacidades y de proyectos. Simplemente, ha llegado el momento de escucharlas y de tenerlas en cuenta. A nivel teórico el ecofeminismo está fortaleciendo sus planteamientos aunando opciones críticas del ecologismo y el feminismo; y a nivel práctico, los movimientos concretos de mujeres se están levantando y manteniendo su posición en todo el mundo. Si actuamos de forma inteligente y dada la grave situación en que se encuentra el mundo, ¿cómo podríamos ignorar la mitad del potencial de creatividad humana?; ¿cómo no nos unimos ya entre hombres y mujeres trabajando por un verdadero progreso social, económico y ambiental? Vandana Shiva. FOTO: LEILA MEAD IISD-ENB

Notas y bibliografía: 1. Ver: ALICIA PULEO, 2002: “Feminismo y ecología”, El Ecologista 31 y JUSTA MONTERO, 2001: “Mujeres, población y desarrollo”, El Ecologista 25. - AGRA ROMERO, MARÍA XOSÉ (comp.) Ecología y feminismo, Editorial Ecorama, Granada, 1997. - BRINDA RAO, “La lucha por las condiciones de producción y la producción de las condiciones para la emancipación: las mujeres y el agua en Maharashtra, India”, Ecología Política n° 1, (1990), Icaria, Madrid, pp. 32- 42. - GARRIDO PEÑA, FRANCISCO, “Ecopolíticas”, en BALLESTEROS, J./ PÉREZ ADÁN, J. (eds.), Sociedad y medio ambiente, Editorial Trotta, Serie Medio Ambiente, Madrid, 1997. - MIES, M. / SHIVA, V., Ecofeminismo, Icaria Editorial, Barcelona, 1997. - MIES, M. / SHIVA, V., La praxis del ecofeminismo: biotecnología, consumo, reproducción, Icaria Editorial, Barcelona, 1998. - SHIVA, V., Abrazar la vida. Mujer, ecología y desarrollo, Ed. Horas y Horas, Madrid, 1995. - VV.AA., “Las mujeres y el desarrollo sostenible... factores que determinan nuestra calidad de vida”, Cuadernos de las mujeres en Europa n° 46, 1998.

El Ecologista, nº 36, verano 2003

53


Un proyecto que pone en grave peligro la base económica de las islas

Prospecciones petrolíferas en Canarias

El hundimiento del petrolero Jessica, junto a las Islas Galápagos, ocasionó gravísimos problemas ambientales. FOTO: USCG, TOD LYONS

Antonio Hernández Rodríguez

E

l 23 de enero de 2002, el Consejo de Ministros concedía a Repsol permisos de investigación de hidrocarburos a 27 kilómetros de Canarias. En un área de 3.211 km2 Repsol tiene previsto desarrollar el proyecto en los siguientes plazos: durante 2003, realización de la Sísmica 3D; exploración con perforación de dos pozos en el año siguiente; inicio del desarrollo en 2006; y la fase de producción desde 2007 hasta 2027, año en que se abandonaría. La Campaña Sísmica 3D duraría 75 días. Se dispararía con cañones de aire comprimido con frecuencias desde los 0-206 Hz con seis cables de 4-6 km, que recibirían la información para crear el mapa en tres dimensiones del fondo. Debido a la profundidad de los fondos marinos, no se utilizarán plataformas. La perforación y extracción de pozos experimentales se realizaría desde un barco anclado al fondo sin conexión con la costa. El transporte del crudo se realizaría desde buques cisterna, ampliando la presencia de estos barcos en Canarias, y posteriormente se dirigirían a una refinería. Lo esperable sería establecer un acuerdo con Cepsa para refinar el crudo en Tenerife.

Biodiversidad amenazada Canarias se encuentra en la región Macaronésica y sus valores ambientales son únicos. Las prospecciones están previstas frente a nueve espacios naturales protegidos, los cuales se relacionan a continuación, sin incluir los LIC, ZEPA, lugares Ramsar ni IBA. - Fuerteventura: Parque Natural de las Antonio Hernández Rodríguez, responsable de comunicación de Ben Magec-Ecologistas en Acción de Canarias (comunicación@benmagec.org)

54

El Ecologista, nº 36, verano 2003

Dunas de Corralejo, Parque Natural del Islote de Lobos, Parque Natural de Jandía, Monumento Natural Los Cuchillos de Vigán y Sitio de Interés Científico Playa del Matorral. - Lanzarote: Reserva Mundial de la Biosfera por la UNESCO (toda la isla), Reserva Natural Integral de Los Islotes, Parque Natural del Archipiélago Chinijo, Monumento Natural de Los Ajaches y Monumento Natural de La Corona. En la zona donde está proyectada la Sísmica habitan nueve de las veintisiete especies de mamíferos marinos que viven en nuestras aguas. Una cantidad muy importante, si tenemos en cuenta que hay cerca de setenta especies de mamíferos marinos censados en el mundo. También, cinco de las siete especies de tortugas que hay en el mundo utilizan estas aguas en su tránsito hacia el Caribe. La tortuga laúd y boba, son dos ejemplos. Otras especies de interés en el área son las pelágicas de altura: tiburones pelágicos, túnidos –atún, bonito,

listado, barrilote y patudo– y peces espada. Entre las especies de fondo, destacan la merluza del país y el sable negro. Repsol afirma que también se verán afectados “organismos sin capacidad de movimiento (plancton y larvas de peces)” que son la base de toda la cadena trófica. Durante el Congreso de la Sociedad Europea de Cetáceos, celebrado en Las Palmas de Gran Canaria en marzo de 2003, Alexandros Frantzis, presidente del Instituto Pelagos de Grecia, aseguró que si bien “es difícil” evaluar el daño de las prospecciones petrolíferas sobre las poblaciones de cetáceos, señaló que hay estudios en Reino Unido, que demuestran que “hay un importante impacto tanto en cetáceos como en peces”. En esta misma línea se ha pronunciado el Dr. Michel André, responsable de la Unidad para el Estudio de los Cetáceos de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y uno de los máximos expertos mundiales, que ha transmitido a


la Dirección General de Política Ambiental del Gobierno de Canarias su preocupación por el impacto de estas actividades en los mamíferos marinos. El estudio estrella presentado en el Congreso por el Dr. Antonio José Fernández, Vicerrector de investigación de la misma Universidad, ha demostrado que el impacto de un tremendo sonido generó una dispersión de grasas y nitrógeno en 15 zifios, que posteriormente vararon. Algo parecido al síndrome de descompresión que sufren los buceadores. Esto sucedió durante las maniobras militares Neotapón 2002, en las que uno de los barcos empleó un sonar militar de alta potencia (ver página 38 de esta revista). Una muestra más de la relación causa-efecto existente entre la utilización de sonares potentes y el varamiento de cetáceos, lo que induce a preocupación por lo que pueda pasar durante las posibles prospecciones.

Cabildos y touroperadores en contra La concesión a Repsol ha sido recurrida por el Cabildo de Lanzarote ante el Tribunal Supremo, ya que infringe varias leyes y reglamentos, tales como: la Ley de Hidrocarburos, la Ley de Pesca Marítima del Estado, la Ley de Costas, la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas, el Real Decreto de Evaluación de Impacto Ambiental, el Convenio Internacional sobre Evaluación de Impacto Ambiental en Contexto Transfronterizo, la Convención de las Naciones Unidas de Derecho del Mar y la Directiva europea de Conservación de Hábitats, Flora y Fauna Silvestre. La Federación Internacional de Touroperadores (IFTO), que integra a los principales agentes turísticos mundiales, pidió al Gobierno español que abandonara de forma inmediata el proyecto de prospecciones petrolíferas en Canarias. En una

carta remitida al Secretario de Estado de Turismo le expresaban las excelencias medioambientales y económicas con las que cuenta Canarias, los beneficios que genera esta industria en el archipiélago y la calidad de vida alcanzada por sus ciudadanos. Efectivamente, este sector ejerce una destacada influencia sobre importantes círculos empresariales, que se permiten el lujo de discutir los precios de cada temporada con los hoteleros, a los que seguramente no les gustaría que por este fenómeno se pusieran a negociar a la baja.

Prospecciones versus turismo Las prospecciones petrolíferas son incompatibles con la conservación del medio ambiente, el desarrollo sostenible y la economía de Canarias, donde más del 80% de su producto interior bruto procede del turismo. A pesar de que muchos afirman que sí son compatibles, no debemos asumir el mínimo riesgo y sí el principio de precaución para que no suceda nada de lo que podamos arrepentirnos en el futuro. La larga sucesión de accidentes de petroleros en todo el mundo, que ha culminado recientemente con el desastre del Prestige, nos hacen ser muy cautos a este respecto. No está nada claro que los posibles beneficios de la explotación petrolífera recaigan sobre Canarias. La Ley de Hidrocarburos establece que los cánones por concesiones y por explotaciones mineras serán destinados al Gobierno del Estado, siendo mínimos. Por su parte, el Presidente de Repsol-YPF ha cifrado en 57.000 millones de euros los beneficios que generarían los trabajos petrolíferos. Sin embargo, Luis Carmona, responsable de la Campaña Sísmica Canarias, expresó recientemente en Lanzarote que la tecnología necesaria para desarrollar dicha campaña no existe en España,

y que la mano de obra, que es de alta cualificación profesional, tampoco existe en Canarias, por lo que no incentivaría el mercado laboral isleño. Las prospecciones sí que dejarían ciertos beneficios en el sector servicios en lo relativo a hospedajes, pero L. Carmona no habló de ningún porcentaje que se fuera a quedar en Canarias de los beneficios económicos que supuestamente generarían las prospecciones. Debemos poner todos lo datos sobre la mesa y definirnos. Por un lado, las prospecciones y, por el otro, turismo, pesquerías y el medio ambiente del que todavía podemos disfrutar. Además, en Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria un alto porcentaje del agua de abasto proveniente de desaladoras, suministro que se vería seriamente dañado en caso de un vertido de petróleo.

Una soberanía en entredicho Existen numerosas dudas sobre la soberanía de las aguas donde se ubicaría la prospección de Repsol. Muchos analistas han considerado que el grave contencioso mantenido por Marruecos y España anterior al de Perejil, que incluyó la retirada del embajador marroquí en España, estuvo motivado por las concesiones del Gobierno español a Repsol. Marruecos formuló una protesta de carácter verbal por la soberanía de las aguas donde se enmarcarían los trabajos de hidrocarburos. Una de las cuestiones es que ambos estados no han delimitado sus aguas jurisdiccionales de forma bilateral, sino de manera unilateral, por lo que la mediana entre ambos países está pendiente de establecerse. Las españolas no son las únicas concesiones. Marruecos ha autorizado a empresas como Amoco, Taurus-Energy, Kerr Macgee, Fusion Oil y Enterprise Oil para realizar prospecciones en la zona. Nos oponemos tanto a unas como a otras. Ni Repsol ni

Es dificil compatibilizar el riesgo de vertidos y una economía dependiente del tursimo en un 80%. 1. FOTO: USCG, JEFF HALL, 2. FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN.

1 2

El Ecologista, nº 36, verano 2003

55


56

El Ecologista, nยบ 36, verano 2003


el resto de las compañías petrolíferas han demostrado que los trabajos con hidrocarburos son inocuos hacia el medio ambiente y, a menudo, su huella es desoladora. De hecho, muchas de estas empresas han sido reiteradamente denunciadas por atentados hacia el medio ambiente. En definitiva, España y Marruecos han concedido licencias de forma unilateral, algo que perturba y genera una enorme inseguridad en la zona. Entre otras normativas, han violado diversa jurisprudencia internacional de la ONU y lo aprobado en Espoo (Finlandia) en el Convenio Internacional sobre Evaluación de Impacto en Contexto Transfronterizo. Nuestro país tiene importantes inversiones en Marruecos, inversiones que junto a la Ayuda Oficial al Desarrollo en Marruecos debería introducir otros caminos en la relación con este país.

Las islas Canarias ofrecen enormes posibilidades para el desarrollo de las energías renovables.

Referéndum La propuesta de realizar un referéndum ha nacido vacía de contenido y más parece un anuncio electoral que un acto riguroso de quienes gobiernan Canarias. Está vacía de contenido porque no existe. Nadie la conoce, ni el Parlamento, ni el Gobierno de Canarias, ni el Gobierno central y eso que debería ser aprobado por este último. Además, el Estatuto de Autonomía no confiere ningún derecho al Gobierno ni al Parlamento de Canarias para legislar o actuar en esta materia. La posición de Ben Magec-Ecologistas en Acción de Canarias, ha sido la de exigir al Gobierno de Canarias que se posicione en contra de las prospecciones antes de que se celebrara el citado referéndum. El Gobierno no ha esclarecido este hecho optando por un discurso muy ambiguo. El Presidente Román Rodríguez ha dicho: “ningún pueblo del mundo que tiene petróleo se niega a explotarlo”. La propuesta de referéndum puede estudiarse. Los que la postulan tendrían que explicar a la ciudadanía sus contenidos y ofrecer garantías de que partidarios y detractores estarían en igualdad de condiciones, si el citado referéndum se llegara a celebrar. Tras las elecciones se verá lo que la voluntad política nos depara.

Abandonar el petróleo Todo el mundo sabe que las reservas mundiales de petróleo son cada día más escasas. Éste es uno de los motivos que ha impulsado a la Administración Bush a invadir Iraq. Muchos expertos aseguran que las reservas pueden aguantar entre cincuenta y cien años aproximadamente y que cada día que transcurra aumentará su consumo y el precio del barril.

La biodiversidad y la calidad ambiental en Lanzarote y Fuerteventura son muy altas. FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN.

Seguir viviendo a expensas del petróleo es un grave error. En los últimos años las energías renovables han evolucionado hasta cotas hace poco inimaginables. Su gran potencial futuro y las cada vez mayores posibilidades de desarrollo, unido a que Canarias cuenta con inmejorables condiciones para su aprovechamiento y a que somos líderes mundiales en mucha de la tecnología existente, crean una coyuntura propicia para un gran aprovechamiento de estas fuentes de energía. Además, es posible introducir numerosas medidas de eficiencia tendentes a producir un mayor ahorro en nuestro consumo energético.

Y

Hay que ir pensando en que la era del petróleo ha finalizado y que comienza la de las energías renovables. Mayores cotas de inversión en I+D, bajada de precios y una mayor concienciación se encargarán de hacer el resto. Otro mundo es posible donde la producción de energía no esté ligada a los enormes impactos que tiene en la actualidad. Todos debemos trabajar para que el futuro de la humanidad sea verdaderamente sostenible. Lo que heredamos, incluida la gran crisis ecológica del planeta, nos debe ayudar a impulsar ese otro mundo, donde la energía pueda estar en manos de todos y no sólo de unos pocos.

Movilizaciones

a ha habido movilizaciones importantes, como la del 27 de septiembre de 2002 en Lanzarote, con más de 10.000 personas en la calle (para una población 7 veces mayor) y donde una de las reivindicaciones fue el rechazo a las prospecciones petrolíferas. También han existido otros actos de protesta, como la realizada por el grupo de voluntarios canarios que acudió a Galicia a limpiar el chapapote del Prestige: los voluntarios, a su llegada a los aeropuertos canarios, comparecieron ante los medios de comunicación vestidos con monos blancos y pancartas alusivas: “Petrolíferas no”. Además, hubo protestas en FITUR 2003, la Fundación César Manrique ha lanzado una campaña bajo el lema:“¿Petróleo? NO”,y el Guincho-Ecologistas en Acción ha publicado un folleto informativo. Son algunas de las actuaciones realizadas hasta ahora, que se continuarán con diversas acciones, iniciativas políticas y jurídicas hasta paralizar estos proyectos. El Ecologista, nº 36, verano 2003

57


La más importante fuente de contaminación de las aguas subterráneas

Los nitratos agrícolas Irene Martín Una de las principales fuentes de contaminación de nuestros acuíferos es la excesiva utilización de fertilizantes nitrogenados en la agricultura. Este problema, que supone no sólo un deterioro

L

as aguas subterráneas son una de las principales fuentes de suministro tanto para el uso doméstico como para el riego. En España alrededor de la tercera parte del agua que se usa en las ciudades y la industria, y la cuarta parte de la utilizada en las actividades agrarias, proviene de los acuíferos. El control de la calidad de estos recursos subterráneos resulta una labor muy cara y compleja, aunque no por ello menos necesaria. Estas reservas suelen ser más difíciles de contaminar que las aguas superficiales, pero cuando esta contaminación se produce las posibilidades y el ritmo de renovación y purificación son más lentos, llegando incluso a perdurar los problemas durante cientos de años. Las explotaciones intensivas constituyen un problema constante en la degradación de los acuíferos, como la explotación creciente para usos y abusos agrícolas del acuífero 23 que nutre de agua a las Tablas de Daimiel, y que ha hecho que en pocos años grandes áreas se queden sin este recurso. Los procesos de contaminación pueden ser puntuales –en zonas localizadas, ocasionados por derrames, derivados del petróleo, plaguicidas...– o difusos –contaminación dispersa en zonas amplias muy difíciles de localizar y cuya fuente principal proviene de la agricultura–. Las prácticas agrícolas inapropiadas, el regadío intensivo Irene Martín, periodista ambiental

58

El Ecologista, nº 36, verano 2003

En nuestros campos se abusa de todo tipo de productos químicos. FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN.

ambiental sino también de la salud pública, se ve agravado ante la ausencia de un marco regulatorio efectivo y de una conciencia ecológica por parte de las administraciones públicas.

y la sustitución de los cultivos por rotación por monocultivos, han conducido a problemas de degradación del suelo y a cambios de la cantidad y calidad de las aguas superficiales y subterráneas. En la actualidad la utilización abusiva de fertilizantes nitrogenados, los llamados nitratos, han creado una problemática no solo medioambiental, sino de salud pública. La contaminación por nitratos de origen agrícola se produce por lavado (lixiviado) de los nutrientes hacia las aguas subterráneas mediante el agua de riego o por fuertes precipitaciones de lluvia, ya que los nitratos son elementos móviles que difícilmente pueden ser retenidos por los suelos pobres en materia orgánica.

Presencia de nitratos El nitrato está presente en los suelos de forma natural, llegando en algunos casos a concentraciones de hasta 200 kg de nitrógeno por hectárea. Sin embargo, es habitual aplicar fertilizantes inorgánicos o estiércol para el crecimiento de las plantas. Este nitrógeno aplicado sufre un complejo proceso de mineralización y lixiviado en función de las dosis suministradas. Debido a que el nitrato es muy móvil, una vez alcanzado el acuífero tiende a ser transportado por el agua sin ninguna atenuación. En opinión de José Antonio Díez, investigador científico del departamento de Contaminación y Química Ambiental del CSIC, actualmente se está detectando

un excedente grandísimo de nitrógeno en los cultivos, lo que perjudica a la salud de los acuíferos, “por lo que hay que utilizar metodologías que permitan evaluar el nitrógeno mineral que hay en el momento más el potencialmente mineralizable durante el periodo de cultivo, para poder establecer unos balances de nitrógeno más ajustados”. Recientes investigaciones llevadas a cabo por este departamento de Contaminación y Química Ambiental demuestran que es posible reducir las dosis de nitrógeno, en el caso del maíz, de 400 kg a 150 kg/ha sin afectar a las producciones. En ese sentido, se ha aprobado un proyecto de investigación, que se desarrollará en centros de Cataluña, Aragón, Madrid, País Vasco y Castilla-La Mancha, para poner a prueba las técnicas que sirvan para ajustar y reducir la dosis de estos compuestos. El límite máximo de nitrato permitido por la reglamentación para el agua de abastecimiento urbano es de 50 mg/l, pero en los acuíferos de más de un millar de municipios, principalmente de la zona mediterránea, se han detectado cantidades superiores a esa cifra. De los 88 sistemas acuíferos censados en el Atlas Nacional en 1992, la mitad presentan puntos con concentraciones de nitrato superiores a 50 mg/l. De ellos, sólo una cuarta parte evoluciona favorablemente en los últimos años, puesto que la mayoría de ellos se mantienen estables en sus niveles de


contaminación o empeoran. Los más afectados por este problema se encuentran entre Gerona y Málaga, toda la zona del litoral mediterráneo. También están en una situación bastante deteriorada los acuíferos de las cuencas de los ríos Guadiana y Júcar –en las provincias de Badajoz, Ciudad Real y Albacete– y algunas zonas de las del Tajo y Duero. Fuera de la Península también sufren la acumulación de nitrógenos los acuíferos de Mallorca, y de algunas zonas de Tenerife y Gran Canaria.

Posibles soluciones La desnitrificación natural en acuíferos producida por bacterias o de tipo químico es uno de los aspectos que últimamente ha recibido más atención dada su importancia para eliminar los nitratos de las aguas subterráneas. El investigador José Antonio Díez cree que la solución está en desarrollar fertilizantes nitrogenados de lenta liberalización, “se está trabajando en fertilizantes basados en sustancias nitrogenadas de baja solubilidad, además de experimentar con inhibidores de la nitrificación, sustancias que impiden parcialmente el proceso de mineralización, para que la solubilización sea más lenta”. En la normativa actual (Reglamento 2092/91) aparece la fertilización orgánica como solución a los efectos nocivos de la contaminación. “Pero esto no es totalmen-

te cierto, puesto que el estiércol también aporta nitratos con lo que el producto químico es el mismo”, aunque sí es cierto que el nitrógeno del estiércol se libera más lentamente que el que proviene de fertilizantes químicos. J.A. Díez afirma que se intenta vender a la sociedad la imagen de que el no utilizar fertilizantes conlleva obtener un producto de mayor calidad. “No se puede hablar de una agricultura ecológica en lo que se refiere a la fertilización, porque la agricultura no puede prescindir ni de nitrato, ni de fósforo, ni de potasio porque son elementos fundamentales para la planta”. Hay que tener en cuenta que las posibilidades de depuración en el acuífero son muy limitadas, y que el mejor método de protección es la prevención. Controlar las dosificaciones, aplicarlas adecuadamente, y evitar los excesos en el riego favorecerá que las sustancias contaminantes no lleguen al acuífero. La normativa sobre contaminación por nitratos de las aguas subterráneas (Protección de las aguas contra la contaminación producida por los nitratos procedentes de fuentes agrarias, R.D. 261/1996) obliga a las Administraciones Públicas a realizar mapas geográficos con los puntos más conflictivos, aunque hasta ahora no se ha tomado ninguna medida contundente sobre el problema. Según denunció Ecologistas en Acción de Andalucía, la Confederación Hidrográfica del Sur debe anteponer los usos ambientales

del agua sobre los agrarios, pero “actualmente se conceden permisos de extracción de aguas subterráneas y superficiales sin ningún criterio medioambiental”. Para J.A. Díez, queda un largo camino por recorrer, “todavía no se ha afrontado seriamente el problema, incluso los mapas sobre zonas vulnerables por nitratos se han hecho con un criterio muy amplio, y en mi opinión, zonas delicadas o críticas no se han declarado como tal. En el sistema de riego se avanza muy lentamente. Cuando los gobiernos actúen será porque no les quede más remedio”. La situación de España con respecto a otros países es muy similar. Según un informe de Eurostat las regiones que se caracterizan por tasas elevadas de contaminación del agua por nitratos son Holanda, Bélgica, Alemania y Francia. Alemania es uno de los primeros países en atender al problema agricultura-aguas subterráneas y ha comenzado un programa en el que se obliga a los agricultores a llevar una contabilidad de los fertilizantes. Las posibles causas del desinterés por la calidad de las aguas subterráneas pueden atribuirse a la lenta velocidad de transporte de los contaminantes, a la falta de concienciación sobre la importancia de los acuíferos, y al escaso interés del sector agrícola por el problema. Pero ya ha llegado el momento de valorar el agua como un activo ecológico y social y no como un mero recurso productivo.

El riego arrastra los nitratos al subsuelo. FOTO: NRCS, USDA.

El Ecologista, nº 36, verano 2003

59


1 Castrejón (Toledo, Castilla-La Mancha):

Encrucijada de ecosistemas

H

ay espacios naturales que llaman la atención por su espectacularidad. Los hay que nos atraen por su popularidad. Pero hay otros muchos, la mayoría, que reúnen muchas cosas interesantes y, tal vez por su sencillez o proximidad, no son conocidos ni atendidos como se merecen. Y no es que no tengan valor o importancia,la tienen y mucha,de hecho conforman la mayor parte de nuestro patrimonio natural. Éste es el caso de Castrejón,un paraje natural muy especial,que se ubica en una encrucijada geográfica donde coinciden diversos ecosistemas y que se enriquece con la aportación de cada uno de ellos.

Conocer para defender

Localización

60

Con el apelativo de Castrejón se conoce un extenso paraje natural situado en el centro de la provincia deToledo,a unos 20 km al oeste de la capital castellano-manchega. El río Tajo lo cruza por en medio y sella la unión de dos ambientes muy distintos. Al sur, los granitos de los Montes de Toledo, cuyos cerros y sierras ofrecen un perfil montuoso y elevado, cubierto todavía en buena parte de encinares. Al norte, los depósitos sedimentarios de arenas, arcillas y margas de la fosa del Tajo, donde el arado ha dado lugar a una vasta estepa cerealista salpicada de viñedos y olivares. En el centro, conformando un eje sinuoso y ancho, el gran río Tajo donde se construyó a finales de los años sesenta un embalse, denominado de Castrejón, que sirve de referencia para localizar la zona. Aquí las aguas del río, otrora caudalosas y limpias, han esculpido en las orillas un pequeño gran tesoro paisajístico,Las Barrancas.Altas paredes areno-arcillosas que empezaron a nacer hace un millón de años y que caen a pico sobre el río por su margen derecha. De ellas,sin duda,Las Barrancas de Burujón Autores: Miguel Á. Hernández Soria y Roberto C. Oliveros Villalobos, Ecologistas en Acción de La Puebla de Montalbán (Toledo)

El Ecologista, nº 36, verano 2003

Vista de Castrejón: Barrancas de Burujón y embalse. FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN PUEBLA DE MONTALBÁN

son las más espectaculares y conocidas y son refugio de aves rupícolas y de una flora muy especial de espartales, enebrales y efedras.

Descripción Si nos acercamos a Castrejón,sin duda,lo primero que llama la atención son esos potentes escarpes anaranjados de Las Barrancas y la sinuosa silueta del agua remansada por la presa. Precisamente esa mansedumbre de las aguas y la escasa profundidad han hecho del embalse un refugio de primer orden para las aves acuáticas y un espacio donde la vegetación palustre y riparia crece exuberante. En los primeros veinte años de vida del embalse sus aguas, todavía relativamente limpias, eran una buena alternativa a los por entonces secos humedales manchegos. Una rica y muy numerosa comunidad de aves poblaba Castrejón. Ahora, la contaminación ha deteriorado este ecosistema antrópico y, aunque todavía hay una gran

abundancia de aves, han desaparecido muchas de las especies más exigentes con la calidad del agua. Es el caso de los ánades buceadores, de los zampullines, somormujos, fochas y del águila pescadora. A cambio han proliferado otras aves menos especializadas, pero igualmente bellas, como la garza real, la garza imperial, el calamón, el cormorán, los gansos o el aguilucho lagunero. El embalse de Castrejón y Las Barrancas presentan una notable riqueza ornítica y vegetal y, por ello, se han declarado Refugio de Fauna y han sido propuestos por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha como ZEPA y LIC dentro del espacio denominado“Río Tajo en Castrejón, Islas de Malpica de Tajo y Azután”. Lo que hace de Castrejón un lugar extraordinario no es sólo disponer de un humedal y de unos escarpes de importancia, sino que, por su posición estratégica dentro del centro peninsular, es la confluencia de dos de los ecosistemas más extensos,mejor representados

Encinares en el entorno de Castrejón. FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN PUEBLA DE MONTALBÁN

y más diversos de la Península Ibérica, los encinares y las estepas cerealistas. Las formaciones de encinar mediterráneo que desde los Montes de Toledo alcanzan el río Tajo por su margen izquierda están sorprendentemente bien conservadas y el monte, salpicado de cultivos de secano, constituye el mejor de los hábitat de alimentación y dispersión para un gran elenco de especies, tales como el águila imperial ibérica,el águila real,al águila perdicera, el buitre negro, el azor, el jabalí, el ciervo, el gato montés, la gineta, el lirón careto o el lagarto ocelado.La meseta granítica de los Montes de Toledo es uno de los principales lugares de dispersión y concentración de grandes rapaces de toda la Península Ibérica y ello tiene mucho que ver con las altas densidades de conejo existentes en la zona. Incluso, hace no demasiadas décadas, todavía campaban por aquí lobos y linces, hoy día casi extintos en sus últimos refugios castellano-manchegos de los Montes de Toledo y Sierra Morena. Por la margen derecha llegan al Tajo en Castrejón las amplias llanadas cerealistas de La Sagra-Torrijos, una comarca donde abundan el cereal de secano, la vid y el olivo, y donde las manchas de vegetación natural han quedado relegadas a meros relictos. Este es el hábitat ideal de una serie de especies que aquí son abundantes y relativamente fáciles de observar, como la avutarda, la ortega, el sisón, el aguilucho cenizo,el aguilucho pálido o el cernícalo primilla. La población de estas aves se ha mantenido bien en los últimos años, sobre todo gracias a la remisión de la caza ilegal y del furtivismo, y hoy día,


por poner un ejemplo, se llegan a censar más de 500 individuos de avutarda en las concentraciones invernales.

Problemática Como por desgracia no podía ser de otra forma, a la variedad de hábitats y especies de Castrejón le corresponde una similar diversidad de problemas ecológicos y amenazas de todo tipo. Las actividades humanas en el valle del Tajo son numerosas y se están intensificando mucho con el tiempo debido sobre todo a la cercanía –menos de 100 km– del área metropolitana de Madrid y a la proliferación de las actividades urbanísticas, mineras y agrícolas en la comarca. Casi se podía escribir un libro entero hablando de los problemas que amenazan el futuro de Castrejón y su diversidad ecológica, pero para no aburrir y perder el tiempo en lamentaciones es mejor citarlos de corrido. Contaminación de las aguas, escasez de caudales, destrucción de riberas, roturaciones y desmontes, expolio y caza de especies amenazadas, electrocución de rapaces en tendidos eléctricos,uso de cebos envenenados,vallados,vertidos de

purines,uso masivo de insecticidas,falta de regulación de las actividades de ocio en la naturaleza, proyectos urbanísticos y de grandes infraestructuras, proliferación de graveras, ocupación de cañadas, planes de regadío, etc. De todos los problemas existentes, los más inmediatos y urgentes por resolver tienen que ver con la calidad de las aguas del río Tajo, muy afectadas por la sobreexplotación, el trasvase del Tajo-Segura, los riegos y las centrales hidroeléctricas, y por los vertidos que llegan sin depurar de la Comunidad de Madrid y de los pueblos y naves ganaderas de la comarca.

La iniciativa de Ecologistas en Acción Conscientes de la riqueza natural de Castrejón y, sobre todo, de la seria problemática que lo amenaza, miembros de lo que hoy en día es el grupo de Ecologistas en Acción de La Puebla de Montalbán llevan casi veinte años realizando en este paraje diferentes iniciativas de conservación del medio natural y de sensibilización. A partir del año 2000,estas iniciativas

BORAC ION ES PETIC IÓN DE COLA ra defender sección Conocer pa

s propuesto El Ecologista nos hemo de n ció sec eva nu a est En ocimienales en los que el mejor con tratar sobre espacios natur su conservavalores pueda ayudar a to y divulgación de sus amos a que tores y lectoras, os anim ción. Por ello, queridos lec . ros estas para futuros núme mandéis vuestras propu ión

Ecologistas en Acc favor a:Roberto Oliveros, Sugerencias dirigidlas por 45516 - La Puebla de 40, nº s reo cor Apartado de La Puebla de Montalbán, adrob@terra.es acm , 925751387, 619948631 Montalbán (Toledo) Tel:

se reunieron y dinamizaron en el Proyecto de Estudio,Conservación y Divulgación de la Naturaleza en Castrejón y su Entorno,que está contando para su desarrollo con un convenio de colaboración con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y con los Ayuntamientos de las localidades aledañas de Burujón y de La Puebla de Montalbán, y en el que también participan otras entidades como Caja Castilla-La Mancha. Para la educación y la divulgación ambiental se ha puesto en funcionamiento la “Senda Ecológica de Las Barrancas”, especialmente orientada a la recepción de grupos de centros educativos de todos los niveles.La senda está

equipada con miradores,observatorio de aves y paneles informativos, y se han elaborado materiales didácticos para explicar a los visitantes las peculiaridades ecológicas de Castrejón. En cuanto a la conservación, Ecologistas en Acción realiza actuaciones de todo tipo. De estudio y de recuperación de especies amenazadas, de seguimiento y remodelación de tendidos eléctricos, de localización y denuncia de la utilización de venenos y de otras prácticas cinegéticas ilegales, de arrendamiento para crear vedados en determinadas zonas,de seguimiento de problemáticas en hábitats naturales y muchas otras.

Información y visitas organizadas Forma de visita

Cómo llegar

- Castrejón se puede visitar en solitario y en grupos organizados. - Tanto la senda ecológica como la zona de la presa de Castrejón son de libre acceso. - Para acceder en grupos organizados, los visitantes pueden ponerse en contacto con Ecologistas en Acción de La Puebla de Montalbán, el grupo dispone de monitores, materiales didácticos e instrumental para la observación de aves: Tel. 925751387 o 619 94 86 31 acmadrob@terra.es

- En vehículo o autocar, no hay transporte público cercano. - Desde Toledo o Talavera de la Reina a través de la carretera CM-4000 (ToledoTalavera de la Reina) la entrada a la senda ecológica está señalizada en el P.K. 24.100 (t.m. de Burujón, Toledo). - Hay un apartadero para autobuses en el margen de la carretera y un aparcamiento para coches en el camino de inicio de la senda. - La senda ecológica se realiza a pie y ofrece diferentes alternativas de recorrido de entre 1 y 4 horas de duración. Las personas con dificultades para andar pueden acceder en vehículo hasta los miradores.

Época del año La senda se puede visitar durante todo el año, aunque los meses de junio, julio, agosto y, a veces, septiembre, suelen ser demasiado calurosos como para andar a mediodía.

Equipo - Ropa y calzado adecuado para una marcha suave por camino de tierra. - Agua, y algo de comida si se piensa estar el día completo.

Alojamiento y comidas - Los alojamientos más próximos se encuentran en Toledo (camping, albergue, hoteles) - Las comidas se pueden hacer en un merendero, La Pedriza, situado a orillas del Tajo a 400 metros de la presa de Castrejón, o en los restaurantes de La Puebla de Montalbán y Burujón.

El Ecologista, nº 36, verano 2003

61


Libros y revistas

62

Las guerras del petróleo Eduardo Giordano. Barcelona: IcariaAntrazyt, 2002. 189 pág.

Contra la Megamáquina: ensayos sobre el Imperio y el desastre tecnológico David Watson. Alikornio

Un libro oportuno e interesante que analiza las relaciones entre los acontecimientos bélicos, que especialmente han sacudido al Golfo Pérsico, y la evolución internacional de los precios del petróleo. De mucho interés es el análisis que desmonta la tesis, tan cara a los periodistas económicos de los países occidentales, de un cártel petrolero (la OPEP) que modifica a su antojo el precio del petróleo. Por el contrario, en el libro se habla de la importancia de los conflictos armados, del papel (tantas veces silenciado) de las compañías petroleras multinacionales y de la especulación en los mercados petroleros. Más discutibles son sus tesis sobre la tendencia estructural de los mercados petroleros a reducir continuamente los precios o el interés de los gobiernos de EE UU por unos precios altos como mecanismo para reforzar su capacidad de competir con la UE y Japón (de acuerdo con esto, EE UU tras la guerra contra Iraq debería intentar hacer subir los precios). Se aprecia también una escasa consideración de los aspectos ambientales, que no pasan de simples pinceladas, y cierta falta de sistematización de los datos. Ladislao Martínez

La constante amenaza de destrucción que se cierne sobre el planeta no resulta de una aplicación errónea de los aparatos técnicos,sino de fenómenos inherentes al propio sistema industrial y tecnológico y a la racionalidad instrumental que lo fundamenta. A partir de la problemática distinción entre capital y tecnología, y tomando del historiador Lewis Mumford el concepto de megamáquina, Watson revela de qué modo –más allá de una supuesta e insostenible neutralidad de la tecnología– ésta configura nuestras maneras de vivir. El dominio científico y tecnológico –además de los efectos de deshumanización que genera al socavar la libertad e independencia humanas– supone una seria amenaza para la vida en el planeta. Contra este dominio y a favor de una transformación radical de la sociedad, Watson propone vías críticas para desmontar el sistema industrial y tecnológico, así como la exploración de formas de vida comunitarias. Una propuesta que se hilvana a partir del escepticismo tecnológico, el luddismo epistemológico y, en definitiva, de una síntesis moderno-primitiva capaz de aprender de otras culturas y desarrollar una nueva sensibilidad ecológica. Ramón Fernández Durán

El Ecologista, nº 36, verano 2003

La regeneración natural del bosque mediterráneo en la Península Ibérica: evaluación de problemas y propuesta de soluciones Jesús Charco, coord. Madrid: ARBA, 2002. 308 pág. 12  Este libro colectivo y multidisciplinar editado por ARBA (Asociación para la Recuperación de los Bosques Autóctonos) pretende contribuir a recuperar nuestros bosques mediterráneos (no olvidemos que son los de mayor biodiversidad de Europa) con novedosas propuestas y técnicas. En él aparecen algunos de los últimos avances científicos que hacen comprender mejor las causas y consecuencias de la evolución de los bosques. Sabiendo que el Estado español es la zona europea con mayor índice de erosión y desertificación y que el bosque es la mejor solución a ambos problemas, su recuperación es urgente, máxime cuando los estudios parecen indicar que la inestabilidad meteorológica aumentará en los próximos años: prolongadas sequías y lluvias torrenciales van a contribuir a que los fenómenos de erosión y desertificación se incrementen. Este libro es fundamental para todas las personas que amamos los bosques mediterráneos y que tenemos el deber de contribuir a que su expansión sea un hecho. Ester Montero

Grupos inteligentes: teoría y práctica del trabajo en equipo Fernando Cembranos y José Ángel Medina. Madrid: Popular, 2003. 301 pág. Casi todos los lectores de esta revista tenemos una amplia experiencia en reuniones: asambleas, comisiones coordinadoras, etc., y formamos parte de grupos con objetivos y sentidos variados. Y en nuestras interacciones grupales nos hemos desesperado y preguntado en más de una ocasión si no sería posible ser más eficaces y perder menos tiempo, llegando incluso a inhibirnos, por agotamiento, de las decisiones o tareas que inicialmente nos motivaban. Pues bien, éste es un libro que nos puede resultar extremadamente interesante e incluso muy práctico. Porque nos hace plantearnos y analizar los diferentes grupos en los que participamos y formaliza muchas de aquellas intuiciones sobre lo que vivimos en los grupos sin ser capaces de expresarlas. En él reconocemos actitudes y experiencias de nuestra participación e identificamos problemas que nos hemos encontrado. No se trata de un libro que proponga recetas simples, ya que requiere un esfuerzo de lectura y puede pecar de un exceso de información para el lector no motivado,pero puede orientarnos en nuestro trabajo en equipo y en el funcionamiento de los grupos en los que participamos desde estructuras horizontales,animándonos, por un lado, a romper las tradicionales estructuras del poder jerarquizado y, por otro, a evitar los errores más usuales en las relaciones interpersonales. José Ricardo Belmonte


En defensa de las vías pecuarias de La Rioja. Ecologistas en Acción de La Rioja, 2002

Excursiones para niños por la Sierra de Madrid Javier Zarzuela Aragón. Madrid: La Librería, 2003. 335 pág. 17,50  40 paseos y excursiones cortas (muchos de ellos se puede recorrer hasta con carrito) con alicientes naturales aptos para despertar el amor por la naturaleza de los más pequeños.

Turismo sostenible Pere Fullana y Silvia Ayuso, Barcelona: Rubes Editorial SL, 2002, 157 pág. Hace este libro el número 9 de los Cuadernos de Medio Ambiente de esta editorial. El libro es, como los demás de esta serie, novedoso en cuanto al tema que trata (la sostenibilidad en el sector turístico),y considera los diferentes actores del sector (empresas,destinos turísticos y los propios turistas). Es quizá excesivamente limitado en su enfoque, ya que no incluye al turismo sostenible dentro de una perspectiva social más amplia, y parece aceptar que el turismo masivo debe existir, siendo la cuestión tratar de hacerlo lo más sostenible posible, cuando sería más interesante explorar si el turismo masivo puede ser sostenible. Es muy revelador que en el libro no se considere el impacto ambiental de los viajes turísticos, cuando diversos estudios apuntan a que es el principal impacto ambiental global del turismo. También es de resaltar que, al hablar de medidas para hacer el turismo más sostenible, se ponga el énfasis en los “instrumentos voluntarios” (que ocupan 2 de los 5 capítulos del libro), y apenas se hable de regulaciones obligatorias y de las ecotasas aplicadas al sector. De todas formas, no es un mal libro para leer estas vacaciones. Juan Carlos R. Murillo

ecologistas.larioja@nodo50.org

Agua, regadío y sostenibilidad en el Sudeste ibérico. Julia Martínez, Miguel Ángel Estevez. Bilbao: Bakeaz, 2002, 242 pág. 14 €

Everest. Cincuenta años de escaladas, misterios y tragedias Alfredo Merino. Madrid: La Esfera, 2003. 399 pag.

Herramientas para la gestión del turismo sostenible en humedales. María José Viñals (coord.) Madrid: MIMAM, 2002. ATAN

La obra consta de varios volúmenes: guía para la gestión recreativa de los recursos naturales; manual para la gestión de los visitantes; manual de buenas prácticas en las empresas turísticas; y guía para la participación de las comunidades locales.

Encuentos con la Naturaleza Jesús Mª García (coord.) Ecologistas en Acción de La Rioja, 2003. 232 pág.

Boletín informativo de la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza, grupo perteneciente a Ben Magec-Ecologistas en Acción.

44 cuentos sobre temas de naturaleza, escritos por distintos autores e ilustrados por Javier Álvarez Ramírez ecologistas.larioja@nodo50.org

Nunca Máis Suso de Toro. Barcelona: Península, 2003. 126 p. 12€ Recopilación de artículos de Suso de Toro “relatados y vividos a mi manera en esta hora amarga y alta de mi país, lo que me hizo sentir orgulloso de ser gallego, galego”. Se publicaron en periódicos nacionales, en los dos últimos meses de 2002, a raíz del desastre ecológico del Prestige.

Desprestige. El ocaso del PP ante la mayor catástrofe ambiental en España. Gustavo Catalán Deus. Madrid: La Esfera, 2003. 375 pág.

Incidencia ambiental del empleo de biomasa con fines energéticos Alfredo Rueda y Patxi X. Leoz. Navarra: Ecologistas en Acción de Iruña, 2002. 79 pág.

Matxinsaltoa Revista de Sabarrak Taldea (Ekologistak Martxan Euskalherria). Reproducimos el número de abril de 2003, que tiene la guerra de Iraq y el Prestige como sus temas principales.

Un interesante análisis sobre esta fuente de energía renovable, en el que se abordan tanto los aspectos ambientales como los agrícolas y ganaderos.

El Ecologista, nº 36, verano 2003

63


Simbiosis de la ICA S A L R L HUEFaunaIBE CURSOS DE VERANO

40 especies de mamíferos y aves

CD-HUELLAS

CENTRO DE ESTUDIOS DE METAECONOMÍA (CEM) Valle del Ambroz, Extremadura

“...Si sabes que hay en ti un ansia de buscar una alternativa realista a tu proyección personal y profesional...” PROGRAMA

MUSKARI MOLDES EN ESCAYOLA 2  + gastos de envío

Con 46 reproducciones de huellas de ungulados, 42 de roedores, 187 de carnívoros, y 26 de aves de 35 especies. Apuntes y claves inéditas

10  + gastos de envío

Benjamín Sanz, Pº del Canal 33, 50007 Zaragoza, 976371115

S.E.R. ≠ :

Sostenibilidad ambiental, Etica global, Responsabilidad social.

Programa de formación holística teórico-práctica, brindada en un marco de convivencia, de contacto con la naturaleza y con el objetivo de una plena asimilación de las oportunidades y retos medioambientales y sociales que rediseñan un nuevo sistema global.

CONVOCATORIAS PRIMAVERA Y OTOÑO 2003

Información: www.metaeconomics.com Tel: 629 560 964

Linterna solar de mano

LA TIENDA VERDE LIBRERÍA ESPECIALIZADA EN MAPAS, LIBROS, GUÍAS Y REVISTAS DE MONTAÑA, ESPELEOLOGÍA Y TURISMO

Maudes, 38 y 23 28003 - Madrid Tels: 915330791 y 915353810 www.tiendaverde.org

Envíos contra reembolso. Brújulas y altímetros. Solicite catálogo.

Mermeladería y Casa de Aldea Cultivamos fruta y huerta ecológica, elaboramos mermelada, encurtidos y zumos, que llevamos a grupos, cooperativas de consumo y a tiendas. Alojamiento de agroturismo por habitaciones y casa completa. Estamos en Rieña (Asturias) a 10 km de Cabrales Tel 985 41 58 95, 689 18 36 25

bién Tam tadores s po com rbanos u 93 665 01 60 info@compostadores.com

64

El Ecologista, nº 35, primavera 2003


El Tenderete INFORMES AGUA • Incidencia ambiental del Plan Hidrológico Nacional sobre los Humedales, Repercusión sobre laConvención de Ramsar. 2002, 5,00€ • Plan Hidrológico: análisis y propuestas. 2000, 6,00€ • Uso sostenible del agua en la Cuenca del Mediterráneo:una alternativa al trasvase del Ebro. 2000. p. 24, 2,40€ • Jardinería con menos agua. 1999, 3,00€ • Datos y reflexiones para un debate necesario en torno al agua en Madrid. 1998. p. 24, 1,80€

EVO NU

CAMBIO CLIMÁTICO Y ENERGÍA • Energías renovables en la educación. 2001. p. 96, 3,00€ • Cuadernillos de Energías Renovables. 2000. p. 32, 1,80€ (versiones en castellano y catalán) • Residuos Nucleares: problemática almacenamiento y transporte. 1996. p. 26, 3,00€ • Efectos sobre la salud de las emisiones de la producción de energía eléctrica. 1995. p. 20, 3,00€

ÉTICA

GLOBALIZACIÓN • Globalización capitalista: luchas y resistencias. Virus, 2001, 9,02€ • El mundo no es una mercancía. J. Bové y F. Dufour. 2000, 12,02€

CONTAMINACIÓN y RESIDUOS

NU

EVO

VARIOS

• Instrumentos económicos para la prevención y el reciclaje de los residuos urbanos. Dolores Romano y Pablo Barrenechea. Bakeaz, 2001. 13,22€

• El sentido de las caracolas. Un viaje de mirada urgente al desastre del Prestige. J.V. Barcia, fotos Juan Yuste. Lobohombre, 2003, 12€ • La ciudad y los derechos humanos. Rosario del Caz, Pablo Gigosos, Manuel Saravia. Talasa, 2002. 9€ • La situación del mundo 2001. Icaria, 20,28€ • Hacia un desarrollo rural sostenible: desarrollo rural 2001.Asociación Ecos para el desarrollo sostenible.Oviedo: Asociación Cambalache, 2001, 14,40€ • Economía sostenible.Principios,conceptos e instrumentos. Roberto Bermejo. Bakeaz. 2001, 21,04€ • Rutas del cielo (guía celeste). Miguel Díaz, Desnivel, 13,90€ • Diez mil kilómetros a través de África. Javier Pérez de Albéniz, Desnivel, 1990, 12,70€ • Ecología para vivir mejor. Pere Subirana. Icaria, 1999, 10,52€ • El medio ambiente en Madrid: análisis y alternativas ecologistas. Ecologistas en Acción, 1999, 6,01€ • Bilbo:reflexiones para un atlas medioambiental del Bilbao metropolitano. Coord. Iñaki Bárcena, 1998, 6,01€

ESPACIOS Y ESPECIES • Deporte y naturaleza. Talasa, 2001, 11,87€ • Manual para defensa de los caminos tradicionales. H. Villalvilla. Talasa, 2000, 11,87€ • Propagación de especies autóctonas y restauración de la vegetación natural, 1988, 2,40€ • Aves Carroñeras: actas II Congreso Internac. 1997, 9,02€ • Vallados cinegéticos. Coda, 1994, 3,01€

ESPACIOS NATURALES Y ESPECIES

MONTAÑAS • Excursiones para niños por la Sierra de Madrid. Javier Zarzuela. La Librería, 2003. 17,50€ • Excursiones para los colegios por la provincia de Madrid. Domingo Pliego, Desnivel, 1991, 9,90€ • Cuentos de las montañas de cuento. Rosa FernándezArroyo, Desnivel, 2002, 11,00€ • Mujeres y montañas.Nacimiento del Pirineísmo femenino. Marta Iturralde. Desnivel, 2002, 11,50€

bé tamalà a r t A ca en

• Cuerdas rebeldes. Relatos de mujeres alpinistas. Arantza López Marugán, Desnivel, 2001 10,50€ • El territorio del leopardo. Eduardo Martínez de Pisón. Desnivel, 2000, 12,70€ • Lugares poco recomendables. Javier Pérez de Albeniz, Desnivel, 1998, 9,80€ • El País frágil.La montañas deben sobrevivir.Rosa Fernández, Desnivel, 1996, 9€ • La conservación de los ecosistemas y culturas de montaña. D. Denniston. Bakeaz, 1996, 5,41€ • Red global: los ordenadores en una sociedad sostenible. John E. Young. Bakeaz, 1996, 5,41€ • La hora de la partida. Halkane. Bakeaz, 1995, 5,41€ • Discriminación de género:un obstáculo para el desarrollo sostenible. J.L. Jacobson. Bakeaz, 1994, 5,41€

ANTIMILITARISMO

CONTAMINACIÓN Y RESIDUOS

EVO NU

bé tamalà a r t A ca en

Para realizar pedidos envía esta solicitud a Ecologistas en Acción, Marqués de Leganés 12, 28004 Madrid

VARIOS • Acceso a la información ambiental. Guía Práctica. 2003, 3,00€ • Los delitos ecológicos. Guía Práctica. 2002, 3,00€ • Cuadernillos: Transporte y medio ambiente. 2001. p.40, 3,00€ • Conclusiones Cumbre Ecologista Ibérica. 2000, 4,80€ • La OTAN y la limpieza étnica en los Balcanes: efectos ambientales guerra de Yugoslavia. 1999. p. 20, 1,80€

Solicitud de envio

Nombre: ____________________________ Apellidos: ___________________________ Domicilio: ___________________________ Población: __________________ C.P.: ____ Provincia: ___________________________ Teléfono: ____________________________ Correo electrónico: ____________________

LIBROS AGUA

#

• Agua, regadío y sostenibilidad en el Sudeste ibérico. Julia Martínez, Miguel Á. Estevez. Bakeaz, 2002, 14€ • Los mercados del agua en Tenerife. Federico Aguilera Klink. Bakeaz, 2002, 9€ • El Plan Hidrológico a debate. P. Arrojo. Bakeaz 2001, 24,04€ • Gestión alternativa del agua en la cuenca del Segura.Julia Martínez Fernández, 2000, 9,02€ • La eficiencia del agua en las ciudades. A. Estevan y V. Viñuales. Bakeaz, 2000, 15,03€ • Delta Ebro, sistema amenazado. Bakeaz,1999, 7,21€ • De la noria a la bomba. J. Cruces, J.M. Hernández, G. López

EVO NU

• Presupuestos para el desarme. M. Renner. Bakeaz, 1996, 5,41€ • Comida, no bombas: combatir hambre, crear comunidad. C. T. Lawewnce y K. McHenry. Talasa, 1992, 7,81€

• La recuperación de la materia orgánica de la basura en la Comunidad de Madrid. 1999. p.10, 1,20€ • Las diferentes instalaciones para el tratamiento y la gestión de los Residuos Urbanos. 1998. p.12, 1,20€ • Propuesta de tratamiento de la Materia Orgánica de los RSU de la Comunidad de Madrid. 1998. p.14, 1,20€ • La incineración de residuos. 1996., p. 52. 3,00€ • Propuesta alternativa para los RSU en Madrid. 1996. p.28, 1,80€ • Los residuos sanitarios. 1994. p.98, 6,00€ • Cuatro años despues.Análisis de la aplicación y desarrollo de la Estrategia Española para la Conservación y el Uso sostenible de la Diversidad Biológica. 2003. p.26, 5€ • Agresiones a las vías pecuarias de la Comunidad de Madrid. 2002. p.15, 3,00€ • Incendios forestales, causas y prevención. 2001. p.36, 6,00€ • En defensa de las vías pecuarias. 2001. p.32, 3,00€ • Manual del árbol en la ciudad. 2001. p.40, 3,00€ • Cuento infantil: Romance del árbol. 2001. p. 16, 1,20€ • Incidencia de las pistas forestales en zonas de montaña. p.20, 1,20€ • Ley de Caza de la Comunidad de Madrid: propuestas para su elaboración. 2000. p.24, 2,40€ • Incidencia social y económica de Espacios Naturales Protegidos sobre poblaciones y entorno. 1999, p.58, 4,80€ • Una propuesta para la limitación del crecimiento urbanístico en la Sierra de Madrid. 1999. p.20, 1,80€ • Introducción de especies y consecuencias ambientales. 1998. p.20, 1,80€ • Incendios por propiedad: 1961-1995. 1996, p.32, 2,40€ • Situación de los Parques Nacionales. 1998. p.24, 3,00€ • Manual del Plantabosques. 1996. p.14, 1,20€ • Red de Parques Nacionales. 1994. p.62, 3,00€ • Incidencia Pistas Forestales. 1991. p.20, 1,20€

Sanz y J. Rosell. Ed Bakeaz, 1998, 15,03€ • El embalse de Itoiz,la razón o el poder.Mª J.y J.L.Beaumont, P. Arrojo y E. Bernal. Bakeaz, 1997, 13,82€ • El Genal Apresado; Agua y Planificación. Mª Luisa Gómez. Bakeaz, 12,62€ • La nueva cultura del agua. F.J.Martinez. Bakeaz, 1997, 7,21€ • Gestión del Agua en España y California. P. Arrojo y J.M. Naredo 1997, 10,82€ • Reparto del agua: seguridad alimentaria, salud de los ecosistemas y nueva política de la escasez. S. Postel. Bakeaz, 1997, 5,41€ • El abandono de los océanos:políticas para su recuperación. Peter Weber. Bakeaz, 1996, 5,41€ • Pérdidas netas: pesca, empleo y medio ambiente marino. P. Weber. Bakeaz, 1995, 5,41€

Artículo

Forma de pago

o Giro postal (adjuntar fotocopia del resguardo) o Talón (a nombre de Ecologistas en Acción-Coda) o Contrareembolso. Deseo recibir contrareembolso de su importe, más gastos de envio, los artículos que indico a continuación (Gastos de envío mínimo: 5,03, tarifas de Correos 2003). Me reservo el derecho a devolver los artículos, si estos no son de mi agrado, en un plazo inferior a 15 días a partir de la fecha de re cep ción del pedido, re cu pe ran do el importe del (Firma titular) mismo.

precio

unidades

precio total

o ____________________________________________________________________________ o ____________________________________________________________________________ o ____________________________________________________________________________ o ____________________________________________________________________________ o ____________________________________________________________________________ o ____________________________________________________________________________ + 5,03  36


• Guia europea para la planificación de Agendas 21 locales Nicola Hewitt. Bakeaz 1998, 12,62€ • Energías alternativas y tradicionales: sus problemas ambientales. Antonio Lucena. Talasa, 1998, 9,62€ • Revolución en la construcción. Como influyen la salud y la ecología. D.M. Roodman, N. Lerssen. Bakeaz, 5,41€ • Riesgos ambientales para la salud. A. Misch, 1994, 5,41€

REVISTA EL ECOLOGISTA

Andalucía: Parque S. Jerónimo, s/n, 41015 Sevilla

• Números atrasados, 3,00€ • Colección completa: - nº 1 al 20: 25,00€ - nº 21 al 34: 35,00€

Tel./Fax: 954903984 ecologistas.andalucia@nodo50.org

Aragón: C/ Cantín y Gamboa 26, 50002 Zaragoza Tel./Fax: 976398457 zaragoza@ecologistasaragon.org

OTROS MATERIALES • Mapa de la Senda Real GR 124, 3,60€ • Video sobre residuos “Basuras: tú eliges”, 6,00€ • Vídeo sobre energía “El sol sale para todos”, 6,00€ • Vídeo sobre “Agrotóxicos”, 6,00€ • Vídeo “Agricultura Ecológica en Cuba”, 9,00€ • Colección 4 postales lince 1,80€ • Juego de los árboles y arbustos: (Cartas + fichas de ayuda + cuaderno botánico), 9,00€ • Insignias ("pins") 1,20€ • CD Música del Agua CAMISETAS/TEXTIL (Raimundo Amador, Kepa Tallas disponibles: M, L y XL (si no se indica lo contrario) Junkera, Fangoria, Telefunken, José Soto, Xperimental Shop...). • Camiseta algodón bicolor chico, Ecologistas en Acción, (sólo tallas S y M) 15,00€ • Camiseta algodón blanca,“Ecología y solidaridad”, 7,20€. 10,00€ (5,00€ para soci@s) • Camiseta algodón gris, “Sol de Ecologista en Acción”, (tallas M, L, XL y XXL) 7,20€ • Camiseta algodón negra,“Antinuclear”, (tallas M, L, XL y XXL) 9,00€ • Camiseta algodón negra,“Prestige”, 5,00€ (sólo tallas L y XL) • Camiseta algodón azul marino,dibujo amarillo“Peligro Biológico,no compres transgénicos”, (sólo tallas M, L y XL) 7,20€ • Camiseta algodón blanca, dibujo “lince” (adulto, sólo tallas S, M. L y XXL), 9,00€ • Camiseta algodón blanca,“lince” (infantil, sólo tallas 3-4 años, 5-6 y 7-8 años) 7,80€ • Pantalón algodón (sólo tallas M y G), 15,00€ O • Sudadera azul marino,“Logo Ecologistas en Acción”, (sólo tallas M, L, XXL) 15,00€ V E • Chubasquero azul marino,“Logo Ecologistas en Acción”, (tallas M, L, XL y XXL), 15,00€ NU • Bolsa asas algodón,“Peligro Biológico”, 2,40€

Asturies: C/ Ruiz Gómez 10, 3ºD, 33202 Gijón Tel: 985337618 ecoloxistes.asturies@nodo50.org Canarias: C/ Senador Castillo Olivares 31, 35003 Las Palmas de Gran Canaria Tel: 928362233 y 922631098 ecologistas.canarias@nodo50.org

Cantabria: Apdo. 2, 39080 Santander Tel: 942324802 alcaravan@nodo50.org

Castilla y León: Apdo. 533, 47080 Valladolid Tel: 983210970 ecologistas.valladolid@nodo50.org Castilla-La Mancha: Apdo. 40 45516, Puebla de Montalbán (Toledo) Tel: 925751387 ecologistas.clm@nodo50.org

Catalunya: Can Basté - Passeig. Fabra i Puig, 274. 08031 Barcelona. Tel 935315040 ecologistesenaccio.cat@pangea.org Euskal Herria: C/ Pelota 5, 48005 Bilbao Tel: 944790119 embizkaia@ekologistakmartxan.org Extremadura: C/ Pizarro 1, 2ª planta, 10003 Cáceres Tel: 927243293 ecologistas.extremadura@nodo50.org

• Camiseta algodón blanca, dibujo “lince” (adulto), 9,00€

Galiza: Rua Oliva 14, 1º, 36202 Vigo Tel: 986436877 ecoloxistas.galiza@nodo50.org

• Camiseta algodón , Prestige, 5,00€

La Rioja: C/ Carnicerías 2, 1º, 26001 Logroño Tel./Fax 941245114 ecologistas.larioja@nodo50.org Madrid: Marqués de Leganés 12, 28004 Madrid Tel: 915312389 Fax: 915312611 madrid@ecologistasenaccion.org Navarra / Nafarroa: C/ San Marcial 25, 31500 Tudela Tel: 948820856-948222988 ekologistak@sarea50.org

• Chubasquero azul marino Logo Ecologistas en Acción 15,03 

• Camiseta algodón bicolor chico, Ecologistas en Acción, 15€

País Valencià: C/ Perez Galdos 9, 46340 Requena Tel: 962305376 ecologistes.valencia@nodo50.org

Región Murciana: C/ José García Martínez 2, 30005 Murcia Tel: 968281532-629850658 ecologistas@azogue.org

www.ecologistasenaccion.org Para asociarte o suscribirte a la revista, envia estos datos a Ecologistas en Acción, Marqués de Leganés 12, 28004 Madrid Boletín de socio/a

Forma de pago

Nombre: ____________________________ Apellidos: ___________________________ Domicilio: ___________________________ Población: ___________________________ Provincia: ________________C.P: _______ Teléfono: ____________________________ Correo electrónico: ____________________

o Giro postal (adjuntar fotocopia del resguardo) o Talón (a nombre de Coda-Ecologistas en Acción) o EXTRANJERO: Giro postal internacional a Coda. o Domiciliación bancaria, rellenar:

Cuota (incluye revista)

o 84  14.000 pta/año Recibo(*): o semestral o 144  24.000 pta/año o anual o......................... /año (otra cantidad superior) o 42  7.000 pta/año (personas con pocos recursos) (*)

Para evitar gastos bancarios agradecemos recibo anual.

Sólo suscripción revista

Domiciliación bancaria

Nombre (titular): __________________________ Apellidos (titular):_________________________ D.N.I. (titular): ___________________________ Codigo cuenta cliente: Entidad

Sucursal

D.C.

• Pantalón algodón, 15,00€

Nº de cuenta

Ruego se sirva cargar en mi cuen ta co rrien te/libreta y hasta nuevo aviso, los recibos que le sean presentados por Coda-Ecologistas en Acción, en concepto de:

o Cuota de socio/a o Sólo suscripción a la revista (desde el nº _____ incluido)

(Firma titular)

#

o 12 números ...................... 5.000 pta. 30,00  o Unión Europea (12 números) .............. 45,00  o EXTRANJERO (12 números)............. 50 US $ o Anual Instituciones y Apoyo.. 5.000 pta. 30,00 

• Camiseta algodón negra, Antinuclear”, 9,00€

36

• Sudadera azul marino media cremallera Logo Ecologistas en Acción, 15,03 


El Ecologista nº 36