Page 40

Las iniciativas en transición buscan huir de la perspectiva ellos-nosotros y argumentan que en estos extraordinarios tiempos, en los que todo se mueve a una velocidad endiablada, hacen falta nuevas herramientas, tanto prácticas como de pensamiento, y que la principal herramienta sea el activismo de confrontación es profundamente poco ingenioso. Para el movimiento en transición es necesario diseñar la aceptación de los problemas que se nos presentan a través del intercambio, permitiendo que la gente forme parte de una amplia comunidad que explora como realizar el cambio. Este proceso de empoderamiento de la gente es mucho más saludable que la confrontación, y es el modo en que creemos que se producen cambios reales, no mediante la lucha directa contra la gente que está ahora en el poder. Las iniciativas en transición complementan a la cultura activista de protesta pero se diferencian de ella. Es una herramienta diferente que podríamos decir intenta actuar sin que le detecte el radar. Los gobiernos, en la mayoría de los casos, no nos guían sino que siguen nuestras voluntades y nuestros enfados. Es decir, están esperando que les digamos lo que realmente importa, y es el momento de que se lo digamos. La posición frente al sistema económico globalizado actual por parte de las iniciativas en transición es clara. Ejemplo de ello son proyectos como el Totnes Pound surgidos del profundo conocimiento del sistema monetario basado en la deuda, y que busca dejar de lado la teoría y la crítica para pasar a la práctica. No buscamos la confrontación directa con las fuerzas del capitalismo y el poder corporativo, pero sí que luchamos pacíficamente contra ellos. Se trata de un movimiento que intenta buscar iniciativas y respuestas a nivel comunitario, proyectos prácticos, tangibles y replicables que aumenten la resiliencia. El hecho de que las respuestas estén siempre destinadas al ámbito local, no quiere decir que no partan de la comprensión del necesario cambio a nivel global, más bien se debe a la consideración de que la escala local es uno de los niveles en los que podemos trabajar mejor por ser más cercano. En definitiva, el enfoque del “Transition Movement” es diferente del movimiento activista de protesta, y ambos son suficientemente fuertes como para trabajar desde su perspectiva por un futuro más justo y sostenible. Opinión personal Para finalizar, y después de ver la gran diversidad de argumentos a favor y en contra de las iniciativas en transición, me dispongo a dar mis propias opiniones, fruto principalmente de la investigación de los últimos tres meses. En mi opinión los movimientos activistas y otras iniciativas más de confrontación son un tipo de propuesta muy diferente a las iniciativas en transición, sin embargo, ambos tienen un fin común. Considero que, no sólo hay espacio para los dos, sino que además ambos son necesarios. A mi modo de ver, muchas de las críticas que las Transition Towns reciben de colectivos sociales como TRAPESE son en parte erróneas, y la primera razón de ello es que no existe una razón absoluta.

40

De la idea a la acción - Tesina Juán del Río  

De la idea a la acción; Aprendiendo del movimiento Transition Towns Master en Sostenibilidad edición 2007-2009 Tesina fin de máster Tutor::...