Page 64

El Cientiicom I 63

nes. Aparecisteis radiante en la apoteosis de la fiesta patria que para celebrar la alianza con Rusia hizo Francia y os preparáis a presidir el solemne triunfo de nuestra exposición universal que coronará este gran siglo de trabajo, de verdad y de libertad. ¡Pero qué mancha de sieno sobre vuestro nombre –iba a decir sobre vuestro reino- puede imprimir ese abominable proceso Dreyfus! … un Consejo de guerra se atreve a absolver a Esterhazy, bofetada suprema a toda verdad, a toda justicia… semejante crimen social se cometió al amparo de vuestra presidencia. Puesto que se ha obrado tan sin razón, hablaré. Prometo decir la verdad y la diré si no lo hace el tribunal con toda claridad… Me dirijo a vos gritando la verdad con toda la fuerza de mi rebelión de hombre honrado (Zola, 1898).5

Luego de describir la secuencia de hechos ocurridos desde 1894, el modo en que se malinterpretó la nota sospechosa aparecida en un canasto de basura en Alemania, las maquinaciones operadas para detener la evidencia de las pruebas que comprometían a Esterhazy presentadas por el coronel Picquart en 1895, acusa puntualmente: 1- Al teniente coronel Paty

5- - pp. 11-12, Op. Cit.

de Clam por haber impedido la revisión; 2- al general Mecier, al general Billot y al general Boisdeffre por complicidad; 3- al general Pellieux y al comandante Rovary por haber redactado una información infame; 4- a los peritos calígrafos Belhomme, Varinard y Couard; 5- a las oficinas de Guerra, al periódico L Eclair y al L Echo de Paris, por haber realizado una campaña encubridora; 6- al primer Consejo de Guerra, por haber condenado a un acusado fundándose en un documento secreto, y 7- al segundo Consejo de Guerra, por haber ignorado conscientemente esa ilegalidad. Finaliza con una invocación a la verdad: Deseo que la luz se haga, lo imploro en nombre de la humanidad… que se atrevan a llevarme a los Tribunales y que me juzguen públicamente.

Dreyfus, en efecto, fue juzgado y condenado el 22 de enero de 1898. En su defensa Zola volvió a insistir: ¿Qué importa que un inocente perezca en la Isla del Diablo? ¿El interés de uno solo puede sobreponerse y turbar de tal modo un gran país?... Yo no defiendo aquí mi libertad… ¿no comprendéis que lo que más daña a la nación es la oscuridad, que lo que más hiere es la mentira? … Se trata de sa-

Revista El Cactus Nº 2  
Revista El Cactus Nº 2  

El Cactus, revista de Comunicación (ISSN 2314-1581) es un medio para divulgar la producción académica de la Escuela de Ciencias de la Inform...

Advertisement