Page 101

100 I El Cactus

Año 2. Nº 2 / Diciembre 2013

1859, con agudas burlas hacia conocidos personajes de la época. Otro de los escritores gauchescos destacado por su trabajo con el humor popular es Estanislao del Campo (1834-1880), quien firmaba sus trabajos como Anastasio El Pollo, en contrapunto con el Aniceto El Gallo, de Ascasubi. Allí nacieron muchos de los apodos puestos a políticos de la época (Teru-teru a Urquiza, Gallo Valentín a Alsina, Gallipavo a Ascasubi, etc.) y que luego sería una especie de costumbre nacional en los periódicos satíricos de fines de siglo. La obra más importante de Estanislao del Campo es el poema gauchesco Fausto, versión criolla en tono jocoso de las impresiones que le causa a un gaucho una función en el teatro Colón de Buenos Aires, donde ha visto aparecer en escena al malo. Lo que se parodia en estos textos es el modelo culto y según Claudia Román, (…) la verdadera ‘función’ es la que ofrece la parodia impiadosa, encarnizada, delirante de ese modelo cultural de importación, de ese modelo gringo y del público que acude en tropel a rendirle su alelado e incondicional tributo de admiración en el Teatro Colón recién inaugurado (2003: 111). El tono permanente de esta parodia impiadosa, no está exento de un humor burlón y satírico. Dice, por

Revista El Cactus Nº 2  

El Cactus, revista de Comunicación (ISSN 2314-1581) es un medio para divulgar la producción académica de la Escuela de Ciencias de la Inform...

Advertisement