Page 1

ยก

Me importa un verso Alfredo Lรณpez Nicolรกs (MINE)

b book

profeno o

!


ยก

Me importa un verso

!

Alfredo Lรณpez Nicolรกs (MINE)


ME IMPORTA UN VERSO de Alfredo López Nicolás (MINE) 2012, ebookprofeno ebookprofeno.blogspot.com ebookprofeno@gmail.com Colección: Válvula de escape Ideólogo Editorial: Felipe Zapico Alonso Diseño y maquetación: Sol Kabañas Arias Ilustraciones: Sol Kabañas Arias Depósito Ilegal: 4-2012 Imprime: Cada uno el suyo Libre 100% de cloro e I.S.B.N. Otoño, 2012 Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada (by-nc-nd):

No se permite un uso comercial de la obra original ni la generación de obras derivadas.


Prólogo Si he llegado aquí y estás leyendo esto, es simplemente porque cuento con la osadía que da

la

inconsciencia.

envalentona mucho.

Esto

de

no

ser

nadie

Sinceramente me es muy fácil hablar de la poesía de Alfredo, para mi ha sido un referente de

rebeldía y libertad. Le conocí a través de un evento creado en Facebook “Jornada Poeticasera”,

hasta ese momento nunca había tenido a un poeta

enfrente, (publicando mano a mano), uno de carne y hueso, no había escuchado a nadie con “cara de malote” escribir, No creo en más infierno

que tu ausencia, y eso fue lo que me perturbó mis acomodadas lecturas de los clásicos, nadie

escribe a puñetazo limpio como el, simplemente reacciona compulsivamente, como a mi me gusta. La tinta de Alfredo es pura adrenalina.

3


Mine es su poesía aunque su gesto de hombre rudo diga otra cosa y sus ojos advierten de una inmi-

nente rendición incondicional si de amor se trata. Tengo la mala costumbre de opinar sobre lo que

leo,

aquello

y

que

digo

mala,

realmente

porque me

solo

gusta,

opino

tengo

de

una

lista que cada vez se va ampliando más de “MIS INCONDICIONALES” eso si, no alabo por alabar

ni alegro oídos a nadie, tengo a mi más Querido Amigo y despertador y luego están los demás a

los que voy descubriendo, a los que me hacen moverme de mi poltrona, instigadores en muchas

ocasiones de alguna “escupidez” que otra, pues

bien, entre ellos se encuentra Mine, en un puesto muy destacado, mejor dicho, a mi lado, Mine es como mi hermano en la poesía.

Es la persona más polifacética que conozco y

el mejor maestro de ceremonias, pero sin lugar

a duda es con mucho el poeta que mejor sabe interpretar

y

recitar

un

poema,

cuando

está

delante del atril, jadea, grita, susurra, golpea cada verso convirtiendo el poema en una escena tan real, que los que le escuchamos no tenemos por menos que gritar un efusivo ¡BRAVO! Después

de

muchos

años

sin

leer

poesía,

encuentro con alguien como Mine que dice yo pienso, lo dice y lo escribe:

me

lo que


Necesito tanto/ tu llamada/ que seguramente/ lo

mejor/ que podría pasar/ es que ya/ ni siquiera/ conservaras/ mi número.

Y yo, media “vida”, esperando a que volvieran las oscuras golondrinas. Después de Zapi, Mine me mostró una poesía implícita en una simple

conversación con uno mismo, lo que yo venía

haciendo y nadie me dejó ver que era pura poesía. Alfredo y yo, sobre todo el, organizamos el evento “Poetas en la Sombra” y que cosas, nunca

vi tanta luz detrás de un micro y al lado de una guitarra, porque asómbrense, Mine también canta y como todo lo que hace, permitidme (que ya me

estoy reteniendo demasiado), lo hace de puta madre.

Voy a terminar, sin intención de convencer a nadie,

diciendo,

que

Mine

es

necesario,

que

después de leer tanta floritura, tanto rapsoda

haciendo gorgoritos y tratando el amor eunuco

cuando lo que quieren decir es sexo, a tanto

ego con patas firmando libros, que es un alivio

encontrar a alguien que no finge un buen polvo versado.

“Si he llegado hasta aquí de cerca, tal vez sea porque las “estrellas” no estén tan lejos”.

Teresa Naranjo Pérez

5


D

espués de hacer

tanto deporte y de creer que estaba tan sano, ¡van y me encuentran ahora Poesías en metástasis!.

7


E

l primer beso intenso,

constante, desconocido y amable, a los quince en un parque botella delante.

E

stás tan buena

rebuena, buenísima que te quiero vestida de poesía.


E

scribo en papel,

duras acusaciones en tu contra. Lo hago así para no tener que mirarte al hacerlo y ademås porque me gusta el papel, porque el papel huele, huele a distancia, a esencia de no tener prisa en responderte‌ y no me confunde, no huele a ti.

9


V

acío de ideas ahora

toca luchar contra la letra y la palabra que no escuchan. Vacío mientras pienso, en dar una forma que ha dejado de existir Vacío de experiencias de tiempo de amor de ganas de gritar. Vacío por dentro. Eso es te has ido y has dejado nada en mí, solo vacío.

0


S

erĂ­a vital

acostumbrarme stumbrarme a este te veneno no volver olver jamĂĄs a pronunciar onunciar te quiero. Saber er borrar de un soplo los recuerdos, vencer cer al fuego con el hielo.

11


S

i llego a tiempo

y logro hallarte entre el humo espeso, renunciaré a todo por un gesto un gesto amor de amor sincero.

D

esde que no estás

estoy bien informado de todo lo que haces a cada momento, se clava tu imagen, jugando al amor en un nuevo sueño, más fresco que el nuestro te veo feliz.

2


Ahora que no estás estás más que nunca, ni un solo verso pasa de largo sin el destino establecido de tu recuerdo. Escucho tu voz directa a otro, veo como se aplastan bocas nuevas, como se abren a ti para recibir tus fluidos ansiosas de lamer, gemir, soplar, morder… ¿Cómo es posible que estés tan desnuda, sudada y caliente?. Ahora que no estás presente, maldita seas… revuelves mi mente.

13


H

oy me levanté

con ganas de morir. Fui al baño, me metí los dedos… y volví a la cama a llorarte.

4


N

o es peor el que odia

que el que ama.

Odio que me amen, ver su debilidad. Odio ser amado, merecer tal paz y odio al amor amado al punto de no poderte odiar si no es con pasión. Y me odio a mí por amar, por hacerlo siempre equivocado. Y mientras aquí me odio, ahí se anda amando la que a veces me adora sin volverse y mirarme. Igual que el que ama llega a matar por amor, el que odia puede vivir amando,

15


con loca vehemencia, con la fina y cruel mentira del “te quiero”. Y si un día dejo de odiarte, y mi aliento no busca tu gesto y tu boca resulta rutina… será porque en el frío de mi cansado ser te habré dejado de haber amado. Y si un día dejo de odiarte te habré dejado de haber amado.

6


C

ada vez que me llamas

desando lo andado recula mi ĂĄnimo y gira hacia ti. Deseo ser sombra que nuble tu mente frĂ­o glaciar del norte en tu lista de intenciones nes y de ese modo do sin aquello que te motiva va a enviarme palabras hacerme invisible sible a tus recuerdos rdos que remueven n los mĂ­os pues ni yo mismo m de ellos puedo esconderme. esconderme.

17


L

uces en la noche

advierten del castigo que merecen las formas oscuras de tus gestos endiablados. Nada ni nadie puede controlar tu sadismo eterno asfixiante poderoso. Cinco o seis estrellas fugaces que explotan crean una cegadora silueta con tu nombre. ANSIEDAD.

8


D

entro de mí

hay un silencio que no calla. Es un círculo de vida de amor

que comparte mi noche y se expresa. Dentro de mí

ncio que no calla. hay un silencio e del pincel Como el arte

ienzo o papel y que busca lienzo acomoda su molestia. Dentro de mí

ncio que no calla hay un silencio que no deja hablar

a los demás silencios. s días Regresan los con luz

ca excitada. sobre tu boca El invierno se rinde

onrisa cerrada. a mi gran sonrisa Dentro de mí

ncio que no calla hay un silencio nvite a entrar cuando te invite cesará.

19


S

i solo escribo

cosas tristes como dices no es por mi culpa ni por la tuya ni por la de nadie. Simplemente no hallo motivo en la alegrĂ­a que resulte poema roto o entraĂąa al descubierto. Si estoy feliz no escribo solo disfruto voy al mar a rozarme con la arena de tus pies.

0


N

ecesitas amigo,

esconder los recuerdos que te cortan el habla. Despreciar la esperanza que confunde tus sue単os. Olvidarte de pronto que tienes memoria ventilar la cama de su falso gemido. Si puedes empuja con todas fuerzas Que yo me quedo c contigo, que yo te ayudo a no verla.

21


V

olver a sonreĂ­r

cuando se te ha olvidado, es descubrir que tu estrella nunca se apaga. Sentir cosquillas en el alma herida. Saberte mĂĄs fuerte que el miedo. Si te pones delante te beso te abrazo te miro embelesado. Porque soy quien no era, la vida misma se iba lejos y ahora regresa al nuevo hogar a descansar de la oscuridad hogar

2


con espejos donde ver mi boca en reflejo cristalino de una oreja a la otra estirada Y después de reír llorar a gritos volviendo a nacer sin pasado presente. Salir a la calle corriendo y respirar hondo Hemorragia de sentidos todos nuevos pero viejos conocidos. Nadie me habla todos me esquivan porque no me conocen porque soy quien no era porque te beso y te abrazo y por más que diga el ayer hoy vuelvo a sonreír.

23


S

e durmió el oscuro

que vive conmigo desde primavera cuando decidió elegirme. Se ha dormido hasta las tantas sabiéndose el dueño de la lluvia que brota de mis ojos, que empapa la cordura. Como se ha dormido ya no me duele saber de ti si estás cerca o lejos. Imagino tu piel y no la recuerdo. Pienso en tu beso y le pongo otra cara. Vuelvo a comer y a dormirme a las doce sin luchar contigo.

4


Sientes Escuchas Buscas Piensas Miro

que juegas a ser tú. percibiendo los cambios. y abres los ojos a los lados. y me observas de manera diferente. tu escote en mil partes de un segundo, pero muchas veces.

Sueño Abro Digo Miras Sueñas Abres Dices Siento Escucho Busco Pienso Sentimos Escuchamos Buscamos Pensamos Miramos Soñamos Abrimos Decimos

con deslizarme despacio. el turno de palabra. que tengo cerveza en casa. y analizas la intención. que todo vaya despacio. las piernas, pero aún vestida. que lo pasas bien conmigo. el temblor del éxito. lo que más me agrada. el momento de clavarnos los ojos pero la sangre desciende al punto clave. el contacto directo. el latido del corazón del otro. complicidad para no exponernos. en las emociones incontroladas. yo tu boca y tú la mía . con llegar cuanto antes al encuentro. dejando paso a lenguas encendidas. que lo haremos nuestro para siempre.

25


Q

uiero ero que sepas

que besé a tu mejor amiga después ella a mí y ya no pudimos parar. Fueron nuestras bocas descontrol voluntario lenguas de fuego hambre contenida. Ojos cerrados asombro y sudor en un millón de alientos desnudos de dudas. Quiero contarte que susurré tu nombre sabiendo que saldrían cuatro manos veloces directas al sexo contrario, sin respeto con dedos multiplicados de frenesí profundos… Tu amiga de infancia estuvo de espaldas casi todo el rato

6


para no verte en mi y poder desnudarse. Sé que te quiere por eso me dejó entrar para ver lo que tu ves sentir de lo que hablas poseer por un instante la verdad absoluta. Nunca lo sabrá. Nunca te lo he hecho con tanto deseo como a ella. Nunca empleé contigo habilidad tan controlada en dar placer sin preocuparme en recibirlo. Fue tan salvaje lo que hicimos anoche tu amiga y yo, que nos ha destrozado… a ti y a mí. Sé que lo sabes sentenció nuestros planes.

27


G

ira la vida al compรกs de mi mano

el acierto se hace ansiado la derrota busca enemigo fiel a su antojo. Gira el tiempo que se va deshaciendo en detalles de locura aferrada el mismo destino invisible de vida o muerte. Gira la misma gente con diferente rostro no conozco mรกs que antes solo en los ecos ebrios de las noches sin rumbo. Giran amores que no se olvidan que regresan en canciones Olor a sabana antigua souvenir de sexo adolescente.

8


Puede que gire mi cabeza y ya no vea mĂĄs que distancia largo camino y pies cansados de girar y girar. SeguirĂĄ girando el tiempo partido en dos mitades tu espalda y mi deseo. Si pudiera hablarte lo harĂ­a pero solo tengo versos.

29


R

egalo abrazos

en polvo deshidratados sin materia grasa. Sanos. Y besos condensados en series de a tres dos en la mejilla el otro al centro de tu cara directo al lugar mĂĄs hĂşmedo.

0


V

oy directo

al lado opuesto de vuestras miradas.

ÂĄOs veo tan a la deriva sin poder escupirme vuestra estĂşpida doctrina!.

31


A

veces

el mapa de mi cara dibuja suertes inciertas arrugas de sonrisa o muecas misteriosas. Solo se vacĂ­a de color cuando mi boca mastica la crueldad informativa en las horas de alimento.

2


V

uelve a tu casa

que es mi amnesia coge el rumbo del mes contrario crúzate conmigo en el olvido decide alejar de ti mi búsqueda. Vuelve al recipiente del transparente horror y viértete sobre otro fracaso diferente al mío.

33


S

álvame

dios de la cordura sálvame de la mediocridad. Intenta ayudarme a no abrir los ojos y enfocar sus minutos de absurda mierda comprimida en gritos y coca. Sálvame dios del ocio de caer algún día en las fauces del aburrimiento dame vida y muerte que me falte el tiempo pero no permitas que me ensucie de jodida salsa rosa.

4


Sálvame señor de la elegancia de tener que vomitar cada vez que sin yo quererlo salta el canal indeseado de indeseables. Sálvame de tanto mariquita hiper-actuado de tanta zorra encubierta… descubierta sálvame del impresentable que encima

presenta

pero por favor y eso sí que te lo pido con el alma en la mano ¡sálvame del puto luxe!.

35


E

l momento antes de dormir

en el exilio del sofá tiene cara y cruz odio y tristeza por igual. No hay pies con los que jugar ni aliento en el cogote y el espacio a conquistar huye de toda ambición. Es, digo, el momento antes de dormir en el exilio del sofá momento de búsqueda intentando encontrar las palabras que más daño hicieron y reciclarlas mañana en munición pesada.

6


Supervivencia y orgullo pena o desengaño. Cursillo acelerado de joder o explosión de miedo. Paz y felicidad morfea o infierno de incertidumbre Antes de dormir en el sofá vete al servicio lávate la conciencia a conciencia a pesar de lo que hayas hecho o dicho. Por si acaso hoy te toca dormir en el sofá que sea la siesta y que el momento antes de dormir sea un documental de animales.

37


D

errochando media vida

ensuciándote las manos entre prados de desecho y absurdo entusiasmo. Ensuciando tu cabeza con millones de esfuerzos inútiles es con esperanzas speranzas derrumbadas de auténtica téntica realidad. Realidad dad de sucios despachos de puros ros y panzas de putas tas y güisqui de bufones fones en pleno eno subidón de un pleno.

8


Despedido Por improcedente Tú tú tú y vosotros. Ahora por el bien de su trabajada avaricia y ya que tenéis tiempo por favor ¡ir a votar!

39


T

anto que hacer y

tan poco tiempo que esta noche no voy a permitirte juegos previos solo sinceridad. ÂżQuieres venir a mi casa a dejar la ropa del revĂŠs?

0


S

olo y solamente solo

antes de dormir me permito la licencia de hacerte el amor en mis fantasías onanistas. Aunque tú no lo creas huelo tus pechos antes de dormir y repaso con mi lengua tus zonas duras y blandas los abismos de tu cintura sin saber como son dibujando perfección en mi depravada mente que aumenta su ritmo de mano y respiración. Percibo en tu cuerpo el mojado calor de tu centro sobre el mío.

41


E

stás tan buena a vestida

que imaginándote desnuda olvido incluso que eres tú mi fantasía onanista.

2


P

uedes contarme

que deseas volver a soĂąar que deseas igualmente abrazarme que el orgullo ya no manda postales con tu nombre que estudiaste los matices que llevaron al desastre y ellos mismos te devuelven a mĂ­ segura del latido que percibes activado en modo duradero. Y yo puedo contarte que no puedo volver a soĂąar porque nunca

43


dejé de hacerlo que he sido a cada momento espina clavada en vida inercia de ilusión inerte. Todo lo peor que un amigo puede ofrecerse. Pero no vuelvas como si nada hubieras hecho para tantearme confundirme hacerme creer alejado del infierno y después marcharte tranquila del todo sin cargos a poder tirarte a media ciudad a inspirarme otra vez poesías mezcladas en pares sueltos.

4


E

n mi ciudad

somos calor gĂŠlido a tu nariz fijado orejas de cristal en fino roce agua cuajada y con paso corto pero constante buscamos el saludo del afĂ­n encontrando en su incandescente abrazo el necesario millĂłn diario de difuminados rasgos estivales.

45


P

rimer dĂ­a

de la vida joven de la nueva vida de la niĂąa adulta. DĂ­a nuevo en vida nueva en joven vida en vida bella.

6


S

i el sexo

no es una ciencia exacta ¿porqué cada vez que te subes en mi pienso exactamente las mismas cosas hago exactamente los mismos obscenos comentarios y con precisión matemática tu pozo calado y mi grueso apéndice buscan explotar de a uno en el mismo exacto espasmo?.

47


C

on una sola vez

que complete su boca el trazo de tu espalda serรกs bienvenida al aula de los romรกnticos. Un solo capricho consumado, acredita el ingreso. Eliminar el maldito impulso o sin remordimientos solo con la fe de no desear querer. Enredada en parcelas del propio reflejo estarรก tu cuerpo en posesiรณn del joven maestro.

8


Sentirรกs su vista clavada en ti, en tu cuello, dispuesta a ensuciar el amor con mรกs amor. Has de luchar en direcciรณn opuesta a ti. Evitar la tentaciรณn de saborear sus versos pues solo de ellos escapa la autocuraciรณn.

49


L

a bestia no

sabe de horas, maneja el tiempo en un único litro común a mí… y solo huye, solo me libero de ella cuando al despertar, aún ebrio el aliento el daño ya está hecho.

11

1

1

11

10

0

87

10

5

5

7

8


N

ecesito tanto

tu llamada que seguramente lo mejor que podrĂ­a pasar es que ya ni siquiera conservaras mi numero.

51


T

e doy

un mecanismo de disparo… reposado en tu cabeza, …aún frío, para que, cuando dejes de temblar, de tener miedo, lo acciones sin pensar y te dispares… Te dispares de una vez los deseos imposibles, te dispares esos sueños que te privan de dormir… anhelados.

2


Y con el terror que da el optimismo difuso, percibas el calor del amor a la vida y también te lo dispares. Déjate una carta, despídete de ti, respira… tensa el músculo… aprieta… ¡Quítate la muerte!

53


Y

a que te ayudé

a dormir, perdóname que apeste a alcohol de ramera.

T

e veo

al despertar, cuando si no has muerto aún te mueras por verme.

4


A

puñetazo limpio,

así arreglamos las cosas mi sueño y yo. A puñetazo limpio, a la una a las dos y ahora, que son las tres sigue sin tumbarme… y eso que me dejo, pero no se esfuerza este flaco sueño mío. Cuando veáis que visto mi calzón insomne por caridad ¡dadme tongo o arrojad toalla!

55


T

e mentĂ­,

te mentĂ­ como siempre despuĂŠs de hacerlo conmigo primero.

6


S

abiendo como sabes

que pierdo la narcosis …y el rubor cada noche en tu reflejo, no alcanzo a asimilar que pierdas tú también… y adrede… la única ropa que tapiza el alargado metal del que se fabrica mi deseo más estuoso. estu Muerto estoy… est del ardor por ti…

57


E

nvidio tu habilidad

para dar la vuelta y recoger los rescoldos que dejan los secretos que nunca habrĂŠ de saber.

8


M

e creĂ­ exento

vitalicio de poder insinuarme sin miedo al desajuste que me produce el giro constante de tu ĂĄnimo.

59


D

estino inalterable

de mis deseos conjuntos espejo de nostalgia donde hacerme el sueco broma desgastada por el uso del tiempo mar y sol. Cruzadas líneas entrelazadas al hormigueo de mi vientre paz y tortura deseo y belleza. Absurdo argumento existe al intentar definir algo tan divino un “todo” tan delicado una locura más bella una MUJER.

0


P

oesĂ­a,

una ciencia abierta para mentes abiertas soĂąadoras. Sangre y acero fabrican versos esculpidos desde el alma a la tinta. Si recitas mi poesĂ­a me conoces. Desnudo ante tu mirada vuelo a lo largo de una gota que cae sobre el papel, donde tantas veces intuyes el eco de tu nombre.

61


colecci贸n

de

V谩lvula escape

ebookprofeno.blogspot.com ebookprofeno@gmail.com

Me importa un verso! de Alfredo López Nicolas (MINE)  

Poemario de Alfrefo Mine, en ebookprofeno en la colección Válvula de escape.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you