Page 16

lección de dignidad, a nosotros y a todos los que se encierran en sus despachos y no escuchan”.

Reyes Cañete Lezcano tiene 46 años, un hijo y un marido que padece una discapacidad del 33%. Entró a trabajar al Ayuntamiento de Pinto en 1990 como auxiliar de enfermería en la residencia municipal de mayores de San Pedro y Santa Rosa de Lima. Pero cuando la residencia se cerró, se abrió un proceso de negociaciones para recolocar a los trabajadores. Durante nueve años, ha trabajado como auxiliar administrativo en los departamentos de Educación, Informática, Prensa e Innovación.

El martes 21, día once después del decreto, el centro social Trilce se suma públicamente al apoyo en contra de los #DespedidosXPPinto. José Luis García, miembro de Trilce informaba que en la facha del centro social habría una pancarta colgada en apoyo a la causa. Acababa su intervención con una frase de una canción que dice “a galopar, a por ellos, a galopar, hasta enterrarlos en el mar”. Ángel Suazo, también miembro de Trilce quiso hacer una reseña filosófica: “en el siglo XVII, el filósofo Inmanuel Kant distingue entre persona y cosa. Las cosas se caracterizan por tener un precio y las personas por tener dignidad. Hoy vosotros habéis dado una

16

Miércoles 21 de mayo Siguen pasado los días y los trabajadores municipales ven multiplicados sus apoyos: de las secciones sindicales y los partidos políticos de la oposición hasta el centro social Trilce, la Plataforma de Desempleados, Frente Cívico, Espacio Abierto y la Plataforma de afectados por la Hipoteca. En el día 12 de reivindicaciones, José Luis Esparcia, exmilitante del PCE, concejal en 1995 de Cultura con Plataforma Ciudadana, y cabeza de lista por Juntos por Pinto en 2003 y número 7 en 2007 dedicaba unas emotivas palabras a los trabajadores: “A los políticos se nos puede perdonar el ser incompetentes o intolerantes, esto no es un delito, pero lo que no se puede perdonar jamás es pasar una línea que marca el término de inhumanidad”. Jueves 22 de mayo: el PP arremete contra Juan José Martín ante los despidos que él hizo a cargos de confianza del PP cuando llegó a la alcaldía tras la moción de censura. Sin embargo, se olvidan de decir que cuando el PP llegó por primera vez al poder en 2007 la plantilla de Aserpinto aumentó considerablemente su plantilla, y cuando la alcaldía les fue arrebatada, estas personas “colocadas a dedo” fueron despedidas. Algo muy distinto a lo que ha ocurrido ahora, pues no eran funcionarios. Jueves 22 de mayo: Fernando Ferro, trabajador municipal quiso leer un texto que Augusto Klappenbach, vecino de Pinto, filósofo, rector en los 70 de la Universidad

Eboli News Junio 2014  

Revista sociocultural y de noticias de Pinto