Page 25

91

LATERCERA Jueves 15 de diciembre de 2011

DiegoRivarola Aportó con experiencia y goles en la campaña de la Libertadores 2010. La “U” fue eliminada por Chivas de Guadalajara (MEX).

celado la deuda con sus seguidores: se instalaron entre los campeones del continente y cortaron la larga sequía de títulos internacionales de los clubes chilenos. Hoy la felicidad es total. En los hinchas y en los referentes de la propia institución, aquellos que a nivel criollo ganaron todo, pero que quedaron a medio camino buscando la gloria continental... Ellos mismos explican la razón. Aquí, sus historias:

1970: Fatídico minuto 120 El inicio de la década de los 70 marca el fin del recordado “Ballet Azul”, que nunca pudo plasmar su poderío a nivel internacional. En la Copa Libertadores de 1970 estuvo muy cerca. Pero, ¿por qué no llegaron a la final? Tras vencer en Santiago a Peñarol por 1-0 y caer en Montevideo 2-0, debieron jugar en Argentina, en la cancha de Racing de Avellaneda. ¿El resultado? Un 2-2 que se concretó en el último segundo del alargue tras un grosero error del arquero Adolfo Nef. La diferencia de goles privó a los azules de la final.

1994

“Peñarol era un equipazo, con varios seleccionados de Uruguay. Estaba Elías Figueroa también. Pero hubo muchos cobros errados del árbitro”, explica Juan Rodríguez. Su hermano y compañero en la zaga, Manuel, explica el tanto que aún lamentan aquellas glorias azules: “En el último minuto tiraron un centro atrás, patearon al arco y al ‘Gringo’ Nef se le escapó la pelota. Corrió Ermindo Onega y metió el gol sin ninguna resistencia”, explica. De esa forma finalizaba la época del “Ballet azul”. Sin títulos internacionales, pero marcando un estilo de juego similar, según Juan Rodríguez, al que tiene la “U” actual: “Manejar bien la pelota, tocar con criterio, correr y ahogar al rival”.

1996 Raúl Gorosito. De todas formas, el equipo que conducía Jorge “Lulo” Socías llegó a semifinales en el terreno internacional y levantó el trofeo criollo con apenas un punto de ventaja sobre los cruzados. La razón del segundo fracaso buscando el duelo decisivo de un certamen continental la explica Sergio Vargas. “La semifinal contra Peñarol (0-2 y 1-1) la jugamos con un equipo mixto, priorizando la competencia local. El ‘Lulo’ tomó esa decisión. El plantel sentía que tenía la capacidad para pelear en los dos frentes, pero los 25 años sin campeonar y la presión de la UC en la cima hizo que dejáramos pasar la oportunidad de ir por la primera gloria internacional”, explica Sergio Vargas.

2010 ecuatoriano Alfredo Rodas, quien no cobró un claro penal en contra del volante Esteban Valencia. Pero Rodrigo Goldberg, protagonista de esa campaña con nueve partidos jugados y dos goles, prefiere no culpar al juez: “El fondo físico distingue a la ‘U’ de ahora con la que jugó esa semifinal. Lo otro es la clase que tiene este equipo. Por ejemplo, nosotros fuimos un grupo que se formó internacionalmente en el camino. No teníamos experiencias como esa. Al equipo de Sampaoli tú lo ves y muestra mucho carácter, protagonismo. Y eso pesa demasiado en los rivales. No sale campeón el que juega mejor, si no el que sabe jugar... Basta ver a los uruguayos en la Copa América”.

1996: Noche negra en Argentina 1994: El regreso azul a América En 1994 la “U” accedía a la Copa Conmebol, mientras en el torneo nacional competía mano a mano con la Universidad Católica que dirigía Manuel Pellegrini y que tenía como principales figuras a los argentinos Alberto Acosta y Néstor

Un empate 2-2 en Santiago hacía no viajar cómoda a la “U” a Buenos Aires, a definir una de las semifinales de la Libertadores de ese año ante River Plate. El final fue nefasto: los azules cayeron en un polémico partido que hasta hoy causa rabia por el “robo” del árbitro

2010: ¿Qué pasó? La mesa estaba servida. La escuadra dirigida por el uruguayo Gerardo Pelusso, aparte de cuajar una excelente campaña en toda la Libertadores 2010, había logrado un importante empate en el duelo de ida, en Guadalajara, ante las Chi-

vas... pero tampoco pudo ser. El arquero Miguel Pinto fue uno de los artífices de que los universitarios estuvieran entre los cuatro mejores del torneo con sus vistosas tapadas, sobre todo cuando enfrentaron en Río de Janeiro a Flamengo. Pero la noche del 3 de agosto del año pasado fue absolutamente negra para el actual guardavallas del Atlas. Cometió un grosero error y permitió que Xavier Báez abriera la cuenta para los mexicanos en el Estadio Nacional. “No lo tomamos bien. Veníamos encaminados y fue un golpe duro, pues teníamos la ilusión de poder avanzar”, relata Diego Rivarola, protagonista de esa campaña y quien explica la razón del fracaso: “No entramos bien a la cancha. Tal vez el receso del Mundial, que separó el torneo, nos afectó. Nos costó remontarlo y hacer nuestro fútbol”, agrega “Gokú”, quien como parte del primer título internacional azul compara a este equipo con el del año pasado: “El equipo anterior jugaba más de contraataque y el de 2011 es más vertical”, cierra el transandino.b

La Tercera U 2011  

REdiciónespecialde30páginasdedicadas altítulodeUniversidaddeChile. [45] EDITORIALES Unacuerdoquenoacabaconlaincertidumbre . UniversidaddeChi...

La Tercera U 2011  

REdiciónespecialde30páginasdedicadas altítulodeUniversidaddeChile. [45] EDITORIALES Unacuerdoquenoacabaconlaincertidumbre . UniversidaddeChi...

Advertisement