__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1


Ernesto Miranda Trigueros (1981) es escritor y promotor cultural. Licenciado en Lengua y Literaturas Hispánicas por la unam y maestro en Humanidades Digitales por el King’s College de Londres. Ha sido becario de la Getty Foundation y de la Fundación inba. Actualmente es director de Innovación Académica en el Instituto Nacional de Antropología e Historia (inah). Ha trabajado en diversas instituciones culturales mexicanas, creando proyectos y estrategias de investigación, divulgación y preservación cultural a través de canales análogos y digitales. Ha publicado poemas, artículos y reseñas en libros, revistas y portales como la Gaceta del fce, Arqueología Mexicana, Fahreneheit y Pijama Surf.

Fabiola Menchelli (1983) es artista visual y fotógrafa mexicana. Licenciada en Artes Visuales por la Universidad de Victoria en Australia y Maestra en Artes Visuales y Fotografía por Massachusetts College of Art and Design. Ha sido becaria del fonca Jóvenes Creadores, Fulbright-García Robles, fonca-conacyt y Massachusetts College of Art and Design. Ha participado en distintas residencias artísticas como Skowhegan School of Painting and Sculpture, Bemis Center for Contemporary Arts y Casa Wabi. Ha tenido distintas exposiciones en México, Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Suecia y Australia. Recientemente recibió el Premio de Adquisición de la xvi Bienal de Fotografía Mexicana del Centro de la Imagen 2014. Su obra es representada por la galería Yautepec en la Cuidad de México.


Estaci贸n McMurdo


Estación McMurdo Ernesto Miranda Trigueros

– fotografías de Fabiola Menchelli

ERRR Books


introducción

Estación McMurdo es una colección de poemas inspirada en la última expedición del capitán inglés Robert Falcon Scott. La misión al polo sur, que inició en 1910 y terminó de manera trágica en 1912, pretendía ser la primera en llegar a la región más austral del mundo. Después de jornadas llenas de contratiempos e infortunios, el 16 de enero de 1912 Scott, junto con su equipo, llegó a los linderos del polo geográfico. Allí se enfrentaron quizá al peor signo de esta fatídica expedición: la bandera noruega anunciando que el explorador Roald Amundsen había llegado tres meses antes que los ingleses a las coordenadas 90° 0’ 0’’ s, 0° 0’ 0’’.

7


El regreso al campamento base fue igualmente desventurado. Scott muere junto con sus colaboradores cercanos en un campamento temporal, asolados por una tormenta, sin víveres y con la conciencia de haber fracasado en su expedición. La desafortunada historia de un hombre dispuesto a ‘conquistar’ una tierra infértil como lo es la Antártida es esencialmente paradójica. Resulta comparable con cualquier empresa humana, particularmente artística, en su afán de permanencia, gloria y trascendencia. En los obstáculos que conlleva, en los azares que confronta y en la rotunda fugacidad de estos esfuerzos. La historia, la pasión de Scott por conquistar la masa polar y la metáfora que esto representa dan

8


origen a Estación McMurdo 1. Además, los poemas abrevan de los diarios de Scott, fuente única para entender la sensibilidad del explorador, así como para conocer la tenacidad de la mente humana en condiciones extremas de supervivencia. E.M.T.

– 1. Estación McMurdo es una base de investigación en la punta del Estrecho de McMurdo en la Antártida. Recibe su nombre del teniente Archibald McMurdo, primero en establecer una cartografía del área a mediados del siglo xix.

9


We shall not cease from exploration and the end of all our exploring will be to arrive where we started and know the place for the first time –T.S. Eliot

11


U

n cuarzo se resquebraja en la pupila del capitán

la sed le esculpe un témpano en la garganta pólipo palatal para nombrar la tierra ignota para salir de sí mismo avante con la frente barnizada con baba de perros y caballos rusos

13


Recuerda al niño con la boca retacada de nieve de pecho a cielo Los músculos fríos no alcanzan para llorar Revive el recuerdo misántropo que en el invierno de Devonshire imagina nombres fatídicos centellantes: Rimaya Inlandsis Derrubios de vertiente Tillita Balaenoptera sibbaldi

14


Corona parhelia contrasoles círculos cenitales gotas de color nubes iridiscentes pagodas heladas paraselene Un catálogo de fenómenos celestes tratado de augurios guardados en el tórax para evocar luz inédita y confortar las vísceras

15


16


Sobre el dorso de la lengua nada turba el gélido manto de luz sin difracción útero donde el azul se gesta nace la marea Lago paternóster eterno desierto de la desolación blanca

17


E

l impulso de abrazar el agua se engendra en el bazo de herir lo homogĂŠneo con pasos titubeantes penetrar matrices con la cara pĂĄlida empuercar la faz del alba de regar las playas propias con cachalotes desorientados por las frecuencias radiales

(tanta lasitud aturde la mirada)

18


19


Valles de McMurdo colmo del mutismo idioma austral (afemia) trémula evanescencia de la forma orografía del abandono yermo inconquistable (el caballero inglés calla consigo en pos de la Antártida)

20


Aquí tierra compacta memoria de espuma convulsa lama lerda en oleaje lava blanca hacia el sur Aquí hielo añoranza de marea costra de camino virgen Aquí trescientos grados a la altura del alba ceguera

21


Aquí lamento cyan que tienen los témpanos al quebrarse Aquí dicen códice de la vida remota (Monte Erebus Monte Terror Sector Oscuro) Aquí ni siquiera las pisadas ni el peso de los cuerpos se mantiene (powder)

22


Aquí túneles vulva de una vieja madre postrada al sol esmerilado Aquí un chorro de llama viva cataratas del glaciar Taylor Aquí el viento recién salido del torso de un dios dormido despoja de vida al polo conmueve refila tremola

23


Aquí sostén la Antártida témpano en el paladar sin que te sangren las anginas

24


25


V

e nuevo Scott con la certeza primera de que afuera a cada giro de lengua es posible silenciar lo diĂĄfano Ve con ahĂ­nco cada paso una palabra que abre surcos en el hielo Ve con verbos preclaros de gargantas recias de exploradores que se arrojan al mar de sĂ­ mismos

26


Ve valiente Scott sin sed sin corona y sin gloria s贸lo con esta expedici贸n adicta a la carne propia Mira incendiarse tus naves tus costillas tus pesta帽as en la luz de las nubes rojas madreperla

27


Jura Scott que la luz volverá pronto que la luz dará de comer a las bestias agónicas que la luz lamerá la hipófisis de tus científicos Reza para que esta luz los saque a flor de piel de la borrasca Los queme vivos al furor y atrás queden los fardos las láminas de cuarzo en la retina

28


Atragántate de luz Scott en este jardín de formas desarticuladas en este banco de la vida arcaica Cúrate de tu primera sed Acumula silencios mientras lames los campos de hielo atora debajo de la lengua la voz que bautizó la tierra virgen Profana a los dioses resecos que sueñan con poblar el último remanso sin rabia Provoca a los reyes ávidos de revolcarse en su yermo impoluto

29


30


R

itmo arrastre sastrugi el capitĂĄn regurgita un sabor a muerte el silencio se arredra con la marcha de doce hombres ocho caballos veintisĂŠis perros en el hielo continental besan la roca madre y civilizan el hielo Nunca nada nadie (antes) estuvo aquĂ­.

31


Las pisadas del niño huraño hieren la superficie quiebran comprimen y el viento voltea iracundo para herir su rostro Los pies vírgenes del niño explorador arrastran luz sin sombra luz que corta la respiración y hace al mundo inerte Las falanges breves del niño mudo musitan en este vertedero aún se escucha el lamento original

32


Sus huellas siembran flores de frĂ­o retazos de fetos guiĂąos a la fosa futura de conquistadores de la tierra estĂŠril

33


Igual que el pasmo ruido sordo que trae el temblor el miedo tambiĂŠn abraza las piernas recogidas (vientos fuerza nueve)

34


35


E

l capitĂĄn con los ojos doblegados por el resplandor amortajado en diez kilos de ropa empapada se habla nos han abandonado con las manos rotas como palmas de trueno viejo hemos sido un tumbo al abandono un macizo de corte vertical desprendimiento compacto espasmo telĂşrico bloques errĂĄticos mecĂĄnica de la fractura poliedro de drama aleph de derrumbe

36

(monoblock)


37


38


39


E

l explorador se ilumina ante la piel de la foca leopardo

El explorador descifra su muerte ante la piel de la foca leopardo El explorador estert贸reo brama ante la piel de la foca leopardo y grita blissard Su piel dermis del mundo se desmorona en la ventisca

40


41


N

os llama la noche boreal canta la lengua de fuego fatuo glifos primarios inscritos en el lomo horadado de ballena que forra el ocĂŠano Lengua del delirio lee lamentos Lengua seca que es sed sed de pĂĄramo sed de ovular en este lago de semen seco sed de caldo de Ăşteros infructuosos

42


Lengua para abonar más verbos que pueblen el hueco Lengua el cielo tapiz de jeroglíficos para iniciados Lengua que sahuma el panteón de los dioses Lengua hecha de témpanos estrías glaciales la vida nuestra se escurre por los pies Lengua blanca para el aire lengua telúrica, el mar bajo el paladar del hielo, Scott ¡Te llama!

43


44


E

vans, (Teddy), hace de oráculo con el embrión del pingüino emperador

un motor se ahoga en la profundidad del polo perro come perro El campamento del grado tres queda desierto viejos cultores de la aurora maman leche de foca cangrejera las crines de los caballos moribundos son espasmos Su voz afable cierra el presagio I’m just going outisde and may be some time

45


(Cecil, amo de los perros, el capitán metió la lengua en la oreja de un animal muerto) Uno a uno caen de bruces con las manos pegadas con sangre de caballo postrados ven el nacimiento de un glaciar No bramó y nadie quiso decir quién jaló el gatillo réquiem por Chinaman el último animal

46


Blanco virgen colcha caracol baba viento voluta Brittania Boadicea Monarch Rover Amphion Vernon Vulcan gelifracci贸n Jupiter Discovery Defiance Empress of India cencellada Jupiter Victoria Albermale Essex ventisquero Bulwark Snippet serac Blossom Snatcher Bones Cuts Jehu Punch morrena Blucher Nobby Terra Nova Terra Nova Terra Nova Flapdragon el 煤ltimo invierno en tierra lo pasamos sacando pasas del brandy en llamas

47


ÂżY si la bandera noruega y la providencia y si la gloria fuera nuestra hubiĂŠramos perdido los dedos antes de morir?

48


49


Evans, (Teddy), con la nariz agitada por el viento hasta desprenderse alcanzó a ver el remolino de nieve que incubé en la nuca instantánea de la decepción la escarcha le comió los pómulos

50


51


M

i pie derecho me ha abandonado con casi todos sus dedos ÂżQuĂŠ crecerĂĄ en la huella que dejo mientras me arrastran?

52


Oigo la voz de Nellie Malba que me llama a resguardo mientras engullo la Ăşltima parte que me queda del pie

53


54


Punta Rothera Isla Adelaida AntĂĄrtida 1912 Te escribo cartas con las manos desolladas ÂżRecuerdas la biblioteca organizada por colores? The lady of the sea. 1900

55


ÂżHabrĂĄ algo mĂĄs terrible que esta inmensidad silente peinada por el viento?

56


57


L

a estrella polar se cubre del polvo de un hombre muerto por no querer probar la carne de perro magra para recuperar su diario hubo que romperle el hombro izquierdo

58


Una palabra cuelga del labio reseco ingrĂĄvida la sĂ­laba se traba en el hielo Todo tiende al puerto tatuado con brea en el pecho del hombre que se ahoga (el pelo: sargazo) del cobre al rosa el cielo sobre el agua adormecida

59


P

iel dormida por el fr铆o piel pulsi贸n apenas fluctuante extensi贸n del agua piel casa de los esturiones plateados piel inscrita con lama de iceberg piel fardo relleno con cien gramos de morfina

60


Cada uno de sus huesos fue sepultado por focas después de raspar el tuétano con la lengua 23º 38’ 39’’

61


62


R

ecuerdo de la luz que mutó índigo hielo médula lugar donde los dioses olvidaron la aurora Artificio ritual cósmico cantos de victoria para los héroes del panteón del mar

63


Una plegaria por el mar sin salvia manto inmutable mar de magma muerto en la costa de la parรกlisis

64


Allá con la piel cosida por el viento allá apenas la intuición lumínica de lo acorporal el niño adusto se sonríe sin dientes en el espejo polar dice una última palabra para dormirte capitán vértigo verbal basca fracaso rabia

65


66


67


La edición de este libro fue posible gracias al apoyo de:

Elizabeth Alvarez Wehrley, Mercedes Amor, Andrés Araiza Aguirre, Andrea Belmont, Leonard Bliss, Juan Carlos Cano Aldana, Leonardo Cárdenas Vogel, Magdalena Carreño, Erika de Uslar Alexander, Zoraya del Río, Rodrigo Echeverría N., Valeria Escobedo Larrauri, Estrella Esquivel, Alexa Firmenich, Pablo Frese, Yaniv Fridman, Isabel Galina, Bernardo Gamboa Sánchez, Valeria Gf., Gilos, Mario Guzmán y Montelongo, Isauro Huizar, Abel Ibáñez Galván, Paulina Jiménez, Enrique Jiménez, Igor Jiménez, Luis Kelly, Salvador Leal, Nicholaus Luster Ames, Saúl Mandorla, Alejandro Martínez Gallardo, Gabriela Márquez, Carlos A. Martínez Salas, Eduardo Martínez T., Lorenza Martínez Trigueros, Pablo Martínez-Zárate, Cristina Miranda Trigueros, Fernando Mol, Mónica y Rodrigo, Pavel Muñoz Rodríguez, Juan Ochoa, Klaudia Oliver, Tania Ortiz Mena LN, Shira Peltzman,


Ana Paula Pérez Córdova, Enrique Pérez, José Antonio Quiñones, Mariana Quiroga, Jebus Rodríguez, Gabriel Romero Saenz, Consuelo Sáizar, Brenda Saldívar Maldonado, Jorge Alberto Santibañez Acevedo, Pablo Serrano Rodríguez, Rodrigo Sierra Niembro, Rodrigo Solórzano Delgado, Paulina Strassburger Lona, Marco Antonio Treviño Islas, Adriana Trigueros, Alejandra Trigueros, Carla Trigueros, Cecilia Trigueros, Manuel Trigueros, Cristina Trigueros L., Enrique Trigueros L., Ignacio Trigueros L., Manuel Trigueros L., Miguel Trigueros L., Paz Trigueros Legarreta, Manuel Trigueros, Pablo Trigueros, Enrique Trigueros R., Regina Trigueros, Miguel Trigueros Rivera, Ignacio Trigueros Tirado, Tayde Vargas, Fer Vega y Llerardo Villalpando


Estación McMurdo ERRR Books 2015. imágenes de portada e interiores Serie Estación McMurdo, Fabiola Menchelli Cortesía de la Galería Yautepec poema Ernesto Miranda Trigueros formación y diseño Priscila Vanneuville

ERRR es un taller de educación y difusión de escritores y artistas visuales, compuesto por un blog, una revista impresa, una serie de libros de autor y una colección de postales ilustradas. El proyecto es dirigido por Abel Ibáñez Galván y Andrea Belmont desde 2008.


ERRR Books

Daniela Elbahara: Tiempos mejores

#08

#07

Eduardo López:

Notes on Stefan Brüggemann (a vocabulary)

#06

Txema Novelo:

Patria Celeste

#05

Gabriel Bernal Granados:

Detritos

#04

BD:

La herida del cable

#03

José Luis Bobadilla:

La realidad

#02

Pepe Casanova:

Arnold Swazchzeneyer, o como se escriba, en China pero en Nueva York

#01

Iván Sierra:

Chinga tu madre, papá

errr-magazine.com


Profile for dustfruit

2015 11 20 mcmurdo issu  

Estación McMurdo es una colección de poemas inspirada en la última expedición del capitán inglés Robert Falcon Scott. La misión al polo sur,...

2015 11 20 mcmurdo issu  

Estación McMurdo es una colección de poemas inspirada en la última expedición del capitán inglés Robert Falcon Scott. La misión al polo sur,...

Profile for dustfruit
Advertisement