Page 1

Ñ O

ERO


´


3 BRASILEÑO

La industria gráfica brasileña nació alre¬dedor del año 1808, con la llegada a Brasil de la familia real portuguesa. Portugal fue uno de los pocos países de Europa en no sucumbir al dominio de Napoleón. La corona portuguesa adoptó una acertada decisión estratégica al irse a Brasil levándose consigo toda la riqueza del reino. Los franceses no encontraron nada al entrar en Portugal. En Brasil empezó un nuevo periodo de prosperidad, con la llegada de instituciones financieras, del Tesoro Nacional, de bibliotecas, de escuelas de bellas artes y de la imprenta, En 1822 Brasil declaró su independencia respecto a Portugal y se convirtió en imperio hasta 1899, cuando se proclamó la república. País eminentemente agrícola, las pri¬meras grandes industrias surgieron a partir de los años cincuenta, con la llegada de las fábricas de coches, Sin embargo, ya desde la independencia los brasileños publicaban una abundante variedad de revistas y periódicos, tanto de corte político como satírico. Con la implementación de la industria en la década de los cincuenta, hubo un proceso de cosmopolitización de la vida cultural. Impulsado por el espíritu de renovación nacido de la construcción e

Inauguración (en 1960) de la nueva capital, la ciudad de Brasilia, un hito arquitectónico mundial fruto del pro¬yecto de Lucio Costa y Osear Niemeyer. Tras la Segunda Guerra Mundial, Brasil quedó como país alineado con los EE.UU. El Estado Nuevo, dictadura implantada en 1937, llegó a su fin con la renuncia de Getúlio Vargas en 1945. El gobierno siguiente, de Marechal Eurico Gaspar Dutra, redujo el mandato presidencial de seis a cinco años y estableció elecciones directas en 1950; fueron ganadas por el ex presidente Vargas, quien promovió la expansión industrial como proyecto político del Estado. Desde el punto de vista del diseño, los años cincuenta fueron auspiciosos. La industria de bienes de capital y de consumo recibió, a partir de dicho período, fuertes apoyos. La implantación de la Compañía Siderúrgica Nacional (1946) y de Petrobras (compañía estatal de petróleo, 1953) auguraba posibilidades de autonomía en la producción de insumos básicos necesarios para el parque industrial. En 1956, asumió (después de una nueva tentativa de golpe de Estado) el presidente Juscelino Kubitschek, quien propuso la mudanza de la capital de Brasil hacia el centro geográfico del territorio (Brasilia) y estableció el Plan de Metas. Fundó un programa nacional desarrollista que expandió enormemente la industrialización del país y alcanzó resultados significativos en las áreas de energía, transporte, alimentación, industrias de base y educación. Para alcanzar todas esas metas, el gobierno, además de realizar inversiones propias, abrió el país a industrias extranjeras de bienes de consumo durables, entre las cuales estaban las fábricas de automóviles.


4 DISEÑO GRÁFICO La creciente clase media urbana se veía reflejada en los EE.UU., donde la fiebre del consumo, que provoca la obsolescencia simbólica de los productos, no era incompatible con el llamado “bom design” o good design. La ampliación del mercado consumidor, urbano e identificado con el modelo norteamericano, promovido, sobre todo, por el cine y por la existencia de un gran número de industrias de bienes de consumo, hacía previsible un creciente mercado de trabajo para los diseñadores. La década del ‘50 fue un período de importantes innovaciones ligadas al clima modernizador que transformaba la economía y la sociedad. Hasta aquel momento no había educación formal para los diseñadores. Los profesionales, generalmente autodidactas, entraban en el área por vías muy diversas, como la ilustración, la publicidad, las artes plásticas, la arquitectura o la propia experiencia fabril.

Es preciso destacar que entre los años 1947 y 1954, San Pablo –capital industrial de Brasil– vivía un gran aggiornamento cultural. Se crearon dos museos: el Museo de Arte de San Pablo (1947), fundado por Assis Chateaubriand, magnate de las comunicaciones, propietario de Diários Associados, y el Museo de Arte Moderno (1948), fundado por el industrial Francisco Matarazzo. Ambas instituciones apostaban a la abstracción formal y geométrica. Matarazzo colaboró con la creación de la I Bienal de São Paulo (1951), que tomó partido por el arte moderno, y trajo a Brasil artistas como Alexander Calder y Max Bill. Matarazzo también presidió el comité de conmemoración del IV Centenario de la ciudad de San Pablo (1954), que marcó un giro cultural en la ciudad. Siguiendo esta misma tendencia modernizadora, en Río de Janeiro (entonces capital de la República) se fundó el Museo de Arte Moderno en 1948.

 


5 BRASILEÑO 

En San Pablo, las bienales de Arte, el IV Centenario y las otras manifestaciones culturales del período significaron trabajo para diseñadores gráficos comprometidos con el concretismo, movimiento que trajo el constructivismo a Brasil y que postulaba un enfoque racional-sistemático como procedimiento artístico. Algunas de estas personalidades pasaron por la primera escuela de diseño: el Instituto de Arte Contemporáneo (IAC), que funcionó desde 1951 a 1953 en el Museo de Arte de San Pablo (MASP). Con esa escuela, el crítico de arte italiano Pietro Maria Bardi, su director, esperaba establecer relaciones entre las industrias de bienes de consumo paulistas y sus jóvenes estudiantes, lo que finalmente no sucedió. Algunos de los que se formaron en esa escuela –Emilie Chamie,[4] Alexandre Wollner. País eminentemente agrícola, las primeras grandes industrias surgieron a partir de los años cincuenta, con la llegada de las fábricas de coches, Sin embargo, ya desde la independencia los brasileños publicaban una abundante variedad de revistas y periódicos, tanto de corte político como satírico. Con la implementación de la industria en la década de los cincuenta, hubo un proceso de cosmopolitización de la vida cultural. Impulsado por el espíritu de renovación nacido de la construcción e Inauguración (en 1960) de la nueva capital, la ciudad de Brasilia, un hito arquitectónico mundial fruto del proyecto de Lucio Costa y Oscar Niemeyer.




6 DISEÑO GRÁFICO Brasil vivió un momento de absoluta efervescencia creativa. Además de la arquitectura de la época, en el ámbito de la música surgió la Bossa Nova, de ritmo innovador, un movimiento Liderado por el talento de Joao Gilberto, Antonio Carlos Joblm, Carlos Lyra y Roberto Menescal. El Cinema Novo, cuyo principal exponente fue Glauber Rocha, director de clásicos como Deus e o Diabo na Terra do Sol, y las artes plásticas, con la Bienal de Sao Paulo, son testimonios de la fertilidad cultural brasileña. Para el diseño también fue un periodo único: se incorporó el curso de diseño industrial en la oferta aca¬démica de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Sao Paulo, y en 1963 se inauguró en Río de Janeiro la ESDI (Escuela Superior de Diseño Industrial), la primera escuela de diseño de Brasil. Grandes empresas brasileñas contrataron los servicios profesionales de diseñadores como Aloislo Magalhaes, Alexandre Wollner y Rubén Martins, entre otros pioneros de la profesión en el país. La publicidad realizada en Brasil empezó a conocerse mundialmente, a ganar los principales premios en los festivales internacionales más importantes y a con¬solidarse como una de las más expresivas de! planeta. Comúnmente los historiado¬res suelen definir este período como “el milagro brasileño”. Con el golpe militar de 1964 el país vivió un largo período de represión y dictadura; paradójicamente fue un momento especial en las artes, como contrapunto a la sombría situación política que vivía el país. También en la década de


7 BRASILEÑO



los sesenta, Brasil fue espectador del nacimiento de la Rede Globo de Televisao, líder nacional de audiencia hasta hoy, un hecho sin precedentes en el ámbito internacional. Con una programa¬ción variada y un absoluto rigor técnico, además de hacer hincapié en la calidad del diseño gráfico y la animación (dirigido principalmente por el diseñador austríaco Hans Donner), la Rede Globo se estable¬ció rápidamente como una de las emiso¬ras más fuertes e influyentes del mundo. Otro nombre destacado del periodo fue la directora de arte brasileña Bea Feitler. Formada en la Parsons School of Design de Nueva York, regresó por poco tiempo a Brasil, pero enseguida se establecería en EE.UU. convirtiéndose en una de las más influyentes diseñadoras de la época. Feitler fue responsable de proyectos editoriales para las revistas Harper’s Bazaar, Vanity Fair, Ms, Self, Rolling Sfone y de otros proyectos de libros y portadas de discos, Black and Blue, de los Rolling Stones, y Bush Doctor, de Peter Tosh, son buenos ejem¬plos. Nacida en Río de Janeiro en 1938, Bea murió prematuramente de cáncer en 1982, en Nueva York, Tras su muerte, el Art Directors Club neoyorquino instituyó un premio anual en su honor. En la década de los ochenta con el gradual debilitamiento y la desaparición de la dictadura militar, el país vivió un nuevo periodo de optimismo y democra¬cia. la música resurgió con una nueva generación de compositores y grupos de rock, lo que influyó definitivamente en el rumbo de las artes gráficas y visuales del país. Aparecieron nuevas publicaciones y el diseño ganó fuerza y presencia, con cursos en las universidades de la mayoría de las principales ciudades brasileñas.


8 DISEÑO GRÁFICO

Desde 1983 se publica la revista Gráfica, referencia nacional dirigida y editada por Oswaldo Miranda, Nacieron las primeras asociaciones profesionales, así como. Varias exposiciones y concursos regulares de diseño. La llegada del ordenador determinó un nuevo patrón profesional desde finales de los años ochenta, Hoy en día en toda Latinoamérica se está asistiendo a una proliferación de estudios y de diseñadores gráficos, que incorporan a sus actividades otras áreas, como Internet, video, ilustración y moda. Los medios digitales han expandido las fronteras de lo que antes se conocía como diseño gráfico. El profesional del siglo XXI está conectado a varias formas de comunicación y traspasa permanentemente las fronteras de lo que antes había definido la profesión. El constante crecimiento del acceso a la Información ha forjado un profesional mucho más versátil, multimedia, cuya principal característica es la diversidad que lo rodea. A pesar de estar formada por varios países con características sólidas y distintas, Latinoamérica presenta actualmente una identidad cultural única en el mundo. La dinámica de su creatividad y cultura certifica la vivacidad de la región. Sus productos, idiomas, música y pueblo componen uno de los principales y más ricos polos de Identidad cultural del mundo contemporáneo.


9 BRASILEÑO

En este período, el país vivió amenazas constantes contra las frágiles institu¬ciones democráticas, hasta que el 31 de marzo de 1964 los militares destituyeron al presidente Joáo Goulart y dieron inicio a una dictadura que perduró durante dos décadas. La política de los generales que comandaron el Estado brasileño a partir de 1964 fue reducir los derechos políticos y sociales, y rebajar los salarios de los trabajadores no calificados, la inmensa mayoría de la población brasileña.

EL DISEÑO AL SERVICIO DEL ESTADO Y EL DISEÑO DE LA CONTRACULTURA

Discurso predomínate era el de “hacer crecer la torta para después distribuirla”. El estado, que ya había aumentado el número de empleados en áreas sociales, creció enormemente durante el gobierno militar, con la incorporación de grandes grupos de tecnócratas. ‘Las empresas estatales ya existentes, como Petrobras, modernizaron su imagen y ampliaron su producción. El estudio de Aloísio Magalháes, “Programador visual” DISEÑO INDUSTRIAL (PVDI) con sede en Río de Janeiro, desarrolló en este periodo una serie de trabajos para el Estado, como el diseño de los nuevos billetes (1966;: La marca del Ministerio de Relaciones Exteriores, de Light (1966), la nueva Identidad de Petrobras(1970) y la hidroeléctrica Itaipu (1974), proyecto binacional entre Argentina y Brasil. Industrias privadas y bancas también pasaron a ser clientes de este estudio, sobre todo en el área gráfica.


10 DISEÑO GRÁFICO

En los diez años que van desde mediados de la década del ‘6o hasta mediado de la década del ‘70, el sistema bancario brasileño mostró enorme vitalidad. En este período, las identidades visuales de por lo menos siete bancos fueron creadas por Aloísio Magalháes y por Alexandre Wollner. Brasilia creció y se aceleraron las mudanzas de las sedes de instituciones repu-blicanas hacia la nueva capital. Varias empresas de modernos muebles de escrito rio, que ya venían amueblando ministerios y palacios de gobierno, fueron llamadas para equipar las agencias gubernamentales. Muebles Teperman, Oca, L’ Atelier y Mobüínea, muchas de ellas con oficinas instaladas en Brasilia desde 1959, creciera en el período, pues pasaron a atender a las sedes de empresas y bancos internacio¬nales que se instalaban en Brasil. El mismo Joaquina Tenreiro, considerado pionero del mueble moderno brasileño, desarrolló las sillas del comedor del Palacio de Itamaraty, su último trabajo como diseñador-fabricante, ya en 1967. En San Pablo, abrió sus puertas en 1964 para atender a clientes en las áreas de arquitectura, diseño de productos e identidad corporativa. Una de las primeras empresas para las cuales desarrolló un programa de identidad visual y señalización fue la Compañía (estatal) de Energía de San Pa¬blo, en 1966. Inmediatamente después, trabajó para el grupo Villares, siderúrgica y fabricante de ascensores. Este es un caso peculiar, en el que una empresa privada brasileña de alta tecnología invirtió en diseño: no sólo el diseño de identidad corporativa sino también de ascensores, de programas internos de señalización y de planeamiento de su fábrica. Durante la dictadura, la TV Globo inició su actividad en Río de Janeiro; creció rápidamente y formó, a partir de 1969, una red en todo el país. Fue un período de expansión de la industria cultural con un nuevo perfil. La editorial Abril se con¬virtió en el mayor grupo editorial brasileño en los años sesenta aunque no estaba vinculada a ningún diario; lo logró sólo con sus revistas dirigidas a públicos espe¬cíficos, como el femenino (revista Claudia, 1961), los propietarios de autos (revista Quatro Rodas, 1968) y también la llamada revista semanal de información y varie¬dades (revista Veja, 1968). En el año 1966 surgió la revista Realidade, con un tiraje inicial de 250 mil ejemplares (en poco más de seis meses llegó a 485 mil, número significativo en




11 BRASILEÑO

Brasil, país con una gran cantidad de analfabetos). El proyecto se inspiro en revistas de otros países, como la francesa París Match y las alemanas Sterm y Twen. Presentaba diagramación limpia y hacía de la fotografía un elemento de información tan importante como el texto. Los diarios también se modernizaron y en San Pablo, en 1966, se lanzó el Diario de la Tarde, con gran innovación el uso de la fotografía, principalmente en la primera página, que ganó el nombre de “ capa-afiche” . Las imágenes recibieron espacio e importancia en igual o mayor medida que el contenido editorial, lo que daba cuenta de la importancia que la cultura visual – vía televisión - tenía en Brasil. Las formas de Ocio cambiaron aceleradamente con la expansión de la industria Cultural. En Río Grande, ya en 1964, la tradicional fábrica de acordeones TODESCHINI, al percibir que cerraría sus puertas, ya que las ventas del instrumento musical se reducían llamó a los diseñadores fosé Carlos Bornancini y Kelson Petzold para que estudiaran



sus equipamientos y propusieran una alterna¬tiva de productos. Los dos eligieron muebles modulares de cocina, fabricados con aglomerado y destinados a equipar emprendimientos inmobiliarios de grandes ciudades. La verticalización y la consecuente reducción del espacio de las viviendas contribuían todavía más al proceso de modernización de los muebles, que pasa¬rían a incorporar las características de muebles modulares. Al mismo tiempo que la industria cultural se expandía, surgían movimien¬tos sociales y artísticos que se oponían a la dictadura militar. Artistas gráficos realizaron proyectos para el teatro, la música y el cine contestatarios, cuyo público principal consistía en la población universitaria que crecía extraordinariamente. Uno de esos artistas fue Rogério Duarte, que en 1963 creó, entre otros trabajos, el cartel para Deus e o Diabo na Terra do Sol, película de Glauber Rocha, director rela¬cionado con el movimiento que fue conocido como Cinema JVovo.[i8] Al final de la década del ‘6o y durante la década del ‘70, Duarte creó algunas tapas para discos de exponentes de Tropicália,[i9] como Caetano Veloso y Gilberto Gil, entre otros, apropiándose de elementos de la cultura pop internacional. En la cultura visual brasileña, éste fue un momento de intensa apropiación de referencias externas, que quebró con los patrones constructivos heredados del concretismo y a la fuerte influencia de la gráfica suizo-alemana en Brasil. El diseño probó una serie de nuevos elementos formales provenientes de fuentes tan diver¬sas como el pop-art, la psicodelia, el op-art y el revival de la tipografía y del estilo gráfico del art nouveau. El recrudecimiento de la dictadura militar a partir del decreto del “Acto Ins¬titucional N° 5”, en diciembre de 1968, tuvo repercusiones muy grandes en la vida cultural del país. El cine, el teatro, la música y el periodismo fueron objeto de censura. Reprimiendo ferozmente los círculos de oposición política, la dictadura militar brasileña implantó una modernización autoritaria y excluyente. Creció el consumo entre la élite y la nueva clase media y también entre todos aquellos que se habían incorporado, aunque con bajos salarios, a los sectores productivo y de servicios, y entre la gran masa de funcionarios públicos. Aun así, gran parte de la población -que creció rápidamente- permanecía en la miseria, especialmente la población rural, a pesar del gran crecimiento económico del período, conocido. Como el milagro de la economía brasileña.


12 DISEÑO GRÁFICO

Al final de los años cincuenta, Cesar Villela inició su carrera realizando ilustraciones para revistas infantiles. En 1958 comenzó a trabajar en la gra¬badora Odeon como artista de tapas freelance, creó de 20 a 25 tapas nuevas; mensualmente. El LP”Ooooh! Norma merece ser destacado por su osadía; y “ É a Bola da Vez”, por la inteligente utilización de estere plástico tec¬nología de encajamiento de la tapa y de la contratapa, dentro de cual colocó círculos sueltos de papel colorid y recortado, simulando bolas de billar. Como consecuencia: ¡no había dos tapas iguales! La bossa nova era la gran novedad en el campo musical en la transición de la década del ‘50 a la del ‘6o. Sus artistas encontraron espacio en la grabadora Elenco, creada en 1963 por el músico y director musical Aloysio de Oliveira. Desde Odeon, donde trabajaron juntos, él encontró en Cesar Villela al responsable de la imagen de la nueva empresa. Para las tapas desarrolló un concepto gráfico que fue seguido, en mayor o menor escala, por los artistas gráficos que lo sucedieron. Villela, que venía buscando cierta limpieza gráfica en Odeon, pretendió transformar el concepto de las tapas de discos, que, en aquella época, funcionaban también como displays en las tiendas, por medio de lo que él llamó “simplicacáo”.




13 BRASILEÑO

La arquitectura moderna brasileña también se extendió a partir de la década. De los 40. Atendiendo las demandas de entes públicos y privados, reflejo la modernidad de las elites brasileñas, y culminó con el proyecto y la construcción de Brasilia (1956- 60) Arquitectos y artistas no académicos lanzaron sus iniciativas para producir muebles, organizándose en pequeños grupos o en fábricas de cierto porte. Su producción dialogaba con la creación moderna internacional, que alcanzo notables resultados formales, y que fueron adoptados por las clases mediascultas que buscaban actualizarse. Se pueden incluir en este grupo la empresa de Joaqui, Tenreiro (1943), que tuvo tiendas en Río de Janeiro y en San Pablo; el estudio Palma (1948) en San Pablo, de Lina Bo Bardi y Giancarlo Palanti; los Muebles z (1948) de Zanine Caldas, en San José dos Campos; Forma (1954) en San Pablo; y Unüabor (1954)» cooperativa cristiana de obreros, que llegó a tener tres tiendas en San Pablo (el artista concreto Geraldo de Barros fue el proyectista). En 1955, Sergio Rodrigues abrió su tienda Oca en Río de Janeiro. Luego, el arquitecto francés Michel Arnoult y sus socios Norman Westwater y Abel Barros Lima inauguraron la AlofczZw Contemporánea (1956), con fábrica en San Pablo y tiendas en diversos estados brasileños, cuya propuesta era vender muebles desmontables, que serían montados por los propios consumidores. En 1959 Jorge Zalszupin abrió L’Átelier en San Pablo, fábrica de muebles para residencias y para oficinas, que tenía algunos locales comerciales propios. En 1960, Ernesto Hauner fundó la empresa Hauner, que luego pasó a llamarse Mobüínea, también con fábrica en San Pablo y tiendas en algunas ciudades brasileñas.



Diseño Brasilero  

Corta investigación de los estudiantes de historia del diseño II acerca del diseño en Brasil.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you