Page 10

10

Azules por el Mundo: Martín Cerviño, en Panamá “El Club tiene más vida, se nota que se buscó profesionalizarlo, mejorarlo” Hace tres años y medio que, con su familia, Martín Cerviño se radicó en Panamá, donde activó diversos emprendimientos profesionales, deportivos y sociales, exhibiendo un buen aprovechamiento de los valores que le fueron inculcados en el Colegio y en el Old Christians Club. Ya lo verán cuando lean sobre la Panamá Rugby Foundation y el Panamá Rugby Club. Con 15 respuestas, los invitamos a enterarse un poco más de la actualidad de un deportista que logró destacarse en varias disciplinas, con algunos récords vigentes incluso, compitiendo al máximo nivel en el rugby, habiendo sido campeón uruguayo y jugando un mundial de mayores en rugby XV con Los Teros.

Azules por el Mundo

¿Desde cuándo y por qué motivo te has radicado en Panamá?

OCC Nº 18.indd 10

En marzo de 2011 decidimos venir a Panamá como parte de un proyecto familiar. Estamos viviendo en Ciudad de Panamá. Magda, mi esposa, está trabajando en el rubro financiero y yo me dedicado a los servicios de la productora en la región. Además, nos parecía un lindo desafío familiar. Al principio dijimos que iban a ser solo dos años y ya vamos tres y medio. ¿Puedes explicarnos más en detalle qué actividad estás desarrollando? Trabajo como productor y director de piezas audiovisuales, principalmente con perfil institucional y documental dirigida a medios online/redes sociales y TV. En este último tiempo estuvi-

mos produciendo piezas no solo en Panamá sino en Costa Rica, El Salvador, Jamaica, México, Colombia, Perú, Bolivia, el norte de Brasil, en unas semana estoy saliendo para Guyana y en seguida después a Cuzco y Machu Pichu. Además, hacemos fotografía y piezas basadas en animaciones gráficas. ¿Cómo surgió esta posibilidad de activar este emprendimiento en el exterior? Con la productora ya habíamos tenido algunas experiencias trabajando con clientes internacionales y sabíamos que la opción estaba latente. Con un paso así el mercado internacional se abre, pero había que apostar un poco más en poner una pata afuera. Justo coincidió con el momento en que a Magda le hacen llegar una propuesta para venir a Panamá y eso nos terminó de

empujar para venirnos. El hecho que haya sido Panamá fue ideal porque geográficamente está muy bien ubicado y ofrece una logística de transporte aéreo única en la región. Además es un país que viene creciendo mucho en estos últimos años. ¿Qué recuerdos tienes de tu época de estudios en Uruguay? Sin duda que los años en el Colegio fueron muy buenos. Tengo mil recuerdos… Para hacerlo corto, pienso que lo especial fue la intensidad con que vivíamos ahí adentro. Eso hizo que hasta el día de hoy conserve los amigos con los que empecé a los cinco o seis años. En el Colegio estuve hasta 3° de liceo. Después hice tres años en el Juan XXIII, Facultad de Comunicación y en el 2002 me fui a terminar la carrera a Estados Unidos después de conseguir una beca por fútbol. ¿Puedes hacernos un resumen de tu actividad deportiva en el Colegio y/o en el OCC? En el Colegio jugaba a todo lo que podía. Obviamente fútbol y rugby era lo típico. Además hice muchísimo de atletismo, salto alto, bala, salto largo, postas. Me gustaba demasiado todo. Hace un par de años alguien me contó que todavía tengo los récords en la pista. A los 15 años me dieron el premio Charrúa por ADIC por atletismo y fútbol; me eligieron mejor jugador del torneo en la Sub 16 siendo de una categoría más chica. ¡Esa sub 16 era un equipazo! Para mi fue un orgullo enorme porque era un premio en representación del Colegio. En cuanto al rugby empecé a jugar a los ocho y llegué a jugar cinco temporadas en Primera en el Club, selección mayor y de seven.

22/09/2014 11:29:19 a.m.

Occ 18  

Revista del Old Christians Club edición Nº 18

Occ 18  

Revista del Old Christians Club edición Nº 18

Advertisement