Issuu on Google+


B

acalar es una pintoresca comunidad en la que amantes de la naturaleza, la aventura, la historia y las manifestaciones culturales encuentran un perfecto escenario. El nombre original de Bacalar data de tiempos prehispánicos; en esta relación histórica se señala este sitio como: Siyan Ka´an Bakjalal. Siyan Kaán se traduce como nacimiento del cielo; Bakjalal por bak jalal que quiere decir cercado o rodeado de carrizos. En la época prehispánica Bacalar fue la población más importante y cabecera de Uaymil, una de las 16 provincias en que estaba dividida la península de Yucatán, antes de la llegada de los españoles. Fue un sitio

comercial de primer orden puesto que era un punto de transferencia de mercancías diversas traídas de Centroamérica.

Atractivos de Bacalar Laguna de los Siete Colores Es una enorme extensión de aguas poco profundas, con

arena blanca muy suave. Presenta un ligero oleaje de tonos azules apenas perceptible donde la composición de los cristales presentes, genera un espectáculo simplemente fascinante. Dentro de esta enorme extensión de agua existen zonas con algunas pozas que permiten realizar actividades de buceo.


El Cenote Azul

El Fuerte de San Felipe Bacalar

El Fuerte de San Felipe, construido en 1729 (siglo XVIII); ha quedado como ejemplo de la arquitectura militar de la Nueva España, ya que evitó las incursiones de piratas y filibusteros, además de ser testigo de innumerables e históricas batallas en contra de los ingleses, quienes pretendían controlar el comercio del palo de tinte y de otras maderas preciosas existentes en la región; en aquel tiempo tuvo un puente levadizo y un foso que, en lugar de agua, contenía estacas puntiagudas para la defensa. Hoy, el foso es un bello jardín con diseños mayas y españoles en el que

El Cenote Azul se localiza a 30 Km. al noroeste de Chetumal. Su manto líquido, que conecta con el lago de Bacalar, tiene un encanto especial. Con una profundidad de 90 m.. recibe su nombre debido al color turquesa de sus aguas.. En el Cenote hay un restaurante típico que ofrece platillos de la región, a base de mariscos y animales silvestres.

puedes observar machetes, rifles, balas de cañón y colas de serpientes de cascabel, las cuales tienen un profundo significado en la religión maya. En el fuerte esta actualmente el Museo de San Felipe de Bacalar, que, aunque pequeño, narra en forma general el desarrollo histórico de la zona a través de cédulas, mapas y dibujos que muestran al visitante cómo llegaban los barcos a la laguna.

Es un sitio fuera de serie para el buceo, pues aún sin contar con una espectacular visibilidad, ofrece intrincados laberintos de raíces y troncos entrelazados y sobrepuestos.

Cómo Llegar a Bacalar Pueblo Mágico Puedes llegar desde la ciudad de Chetumal, tomando la carretera hacia Carrillo Puerto, y a 40 kilómetros aproximadamente se encuentra tanto el Cenote Azul como la Laguna. Si prefieres llegar desde Cancún, son 356 kilómetros que se recorren más o menos en cuatro horas.


10 Grรกficos, 10 municipios 1 estado


Bacalar, laguna de los 7 colores. ParaĂ­so terrenal

contraportada


Cozumel Isla de encanto


Los mayas de tiempos ancestrales establecieron en Cozumel centros ceremoniales y puertos comerciales. Siglos después la isla no ha perdido esa importancia naviera. Las mayores líneas de cruceros tienen aquí un puerto de llegada. Sus pasajeros tienen la oportunidad de descubrir en un día las tradiciones de la isla, las maravillas naturales y el único núcleo urbano del lugar: el pueblo de San Miguel.


Isla Mujeres Mar de ilusiones


Lรกzaro Cรกrdenas


Tulum


El poderoso dios jaguar

parte del mito de la creación sino también que los reyes y nobles descendían de él. Balam significa Jaguar en lengua maya y en su mitología Balam era el dios protector de los campos y las cosechas; se le rendía culto antes de empezar la siembra. Eran también llamados así los hombres sabios o brujos.

Para los mayas, el felino está relacionado con la noche y el sol nocturno, que es cuando el astro -en su tránsito por la bóveda celesteatraviesa el inframundo.

Hace muchos años, antes de que Ek Balam (“jaguar negro” o “estrella jaguar”) viviera su época dorada; mucho antes de que Chichén Itzá fuera una ciudad importante e incluso antes de la fundación de Uxmal, el jaguar ya era uno de los símbolos o emblemas más importante de la cultura maya. Gobernantes, guerreros y sacerdotes veneraban a este felino, no sólo por ser el depredador más grande de América, sino por una serie de rasgos distintivos relacionados con la naturaleza, particularmente el día y la noche. Se creía que no sólo que formaba

El jaguar, es el felino más grande de América y el tercero en el mundo (después del león y el tigre), es también el único representante del género Panthera encontrado en este continente, habita desde lugares casi desérticos como el Desierto de Arizona o el altiplano mexicano hasta selvas tropicales como el Amazonas. El jaguar en la cultura Maya En la cultura Maya, el jaguar era denominado Balam o Chac y era símbolo de poder. La gente que utiliza vestimentas de jaguar era una persona con autoridad en la sociedad, por lo general representada en los códices. El Dios del Sol, se transformaba en jaguar para poder viajar durante la noche por el mundo de los muertos. La piel moteada de este bello felino, representaba las estrellas. Las ruinas Mayas de Yucatán presentan elaboradas imágenes del jaguar. Para los Mayas, el sol jaguar

dominaba la noche y el día, el sol jaguar al caer la tarde luchaba contra Xilbalban (el inframundo) durante la noche, venciéndolo y saliendo una vez más al día siguiente. Los mayas identifican al jaguar con el número nueve, simbólico número de los países del inframundo. El dios felino es así "Señor de lo de abajo". Es también la tierra que, con sus fauces abiertas, devora al sol entre las extenuadas luces del crepúsculo. Y luego, el animal moteado se muta en sol negro, viajero de la tierra subterránea que lleva sobre si una concha marina, representación de la luna y, de manera paralela, del renacimiento (por ser la Luna, la Mujer de Plata, la que renace en el cielo nocturno luego de tres noches de muerte o ausencia).


Fuente: Wikipedia.


A nivel mundial, México se ubica entre los países con mayor superficie de manglar, aunque hay discrepancia entre las estimaciones reportadas. De acuerdo con la FAO2, en México, en el año 2000 los manglares ocupaban 440,000 ha, cifra que contrasta con las cerca de 890,000 ha, que para la misma fecha reportó SEMARNAT3.

S

on una formación vegetal leñosa, densa, arbórea o arbustiva de 1 a 30 metros de altura, compuesta de una o varias especies de mangle y con poca presencia de especies herbáceas y enredaderas. Las especies de mangle que lo componen son de hoja perenne, algo suculenta y de borde entero. En México predominan cuatro especies de mangle (Rhizophora mangle, Laguncularia racemosa, Avicennia germinans y Conocarpus erectus). Estas especies se pueden encontrar formando asociaciones vegetales o en bosques monoespecificos. Los humedales costeros, en particular los manglares, brindan una gran variedad de servicios ambientales: son zonas

de alimentación, refugio y crecimiento de juveniles de crustáceos y alevines, por lo que sostienen gran parte de la producción pesquera, son utilizados como combustible (leña), poseen un alto valor estético y recreativo, actúan como sistemas naturales de control de inundaciones y como barreras contra huracanes e intrusión salina, controlan la erosión y protegen las costas, mejoran la calidad del agua al funcionar como filtro biológico, contribuyen en el mantenimiento de procesos naturales tales como respuestas a cambios en el nivel del mar, mantienen procesos de sedimentación y sirven de refugio de flora y fauna silvestre, entre otros. A pesar de la importancia de los manglares, su extensión a nivel global se ha reducido notablemente. Se estima que en las últimas dos décadas se ha perdido aproximadamente el 35 % de los manglares del mundo1. En nuestro país los manglares han sido afectados principalmente por la tala o remoción que se ha llevado a cabo para abrir paso a las actividades agrícolas, ganaderas, acuícolas y turísticas.

Debido a que no se cuenta con estimaciones confiables de la velocidad a la que está cambiando el manglar en el país, y no se ha evaluado a escala nacional cuáles son los factores que están provocando estos cambios, la CONABIO inicio desde hace varios años un programa de monitoreo de los manglares de México, con la finalidad de generar los conocimientos necesarios que incidan en las políticas públicas, para una mejor planeación y manejo de este ecosistema a nivel nacional. Valiela I, JL Bowen y JK York 2001. Mangrove forests: one of the World´s threatened major tropical environments. BioScience 51, 10: 807-815 1

FAO, 2003. Status and trends in mangrove area extent worldwide. By Wilkie, M.L. and Fortuna, S. Forest Resources Assessment Working Paper No. 63. Forest Resources Division. FAO, Rome. (Unpublished) 2

SEMARNAT. 2003. Compendio de Estadísticas Ambientales, 2002. Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales. México. 3



revista