Issuu on Google+

Investigación y docencia. Sus interrelaciones y contradicciones Producción textual para CINVESTAV Dumas Manzano Franco Lic. en Matemáticas Universidad del Cauca Alrededor de los procesos de enseñanza y aprendizaje se establece todo un entramado conceptual, social, político, cultural, entre otros. Estos componentes que no son otra cosa que el sistema educativo implican una complejidad inminente dado que los sujetos de estudio no son estáticos ni invariantes en sus características, de esta manera Lesourne, J (1993) afirma que “La complejidad del sistema educativo procede, en primer término, de su objeto que no es otro que el de transformar a los seres humanos. La diversidad del ser humano, su autonomía, su capacidad auto organizativa y, en fin de cuentas, su propia complejidad constituyen un factor primario que complica notablemente la tarea educativa”. Bajo estas consideraciones es imperante que quienes ejercen la responsabilidad moral y profesional de educar tengan un alto conocimiento de la disciplina que imparte, de los sujetos que orienta y de todos los componentes del currículo que definen sus relaciones. Dada la complejidad mencionada, quien ejerce la docencia, es decir el profesional de la educación que se encarga de enseñar o comunicar un conocimiento o competencia con el objetivo de que sea apropiada y aplicada de manera significativa en los diferentes contextos en los que el sujeto que aprende se desenvuelve; se enfrenta a la difícil tarea de definir heurísticas destinadas a la efectividad de los procesos de enseñanza y aprendizaje, dado que son varias las características que se deben tener en cuenta, por ejemplo, si nos remitimos al currículo educativo Cesar Coll (1994) menciona que se deben dar respuesta a los siguientes interrogantes ¿Para que enseñar? ¿Que enseñar? ¿ Cuando enseñar? ¿Como y con que enseñar? ¿Que, como y cuando evaluar? Y dichas preguntas deben estar supeditadas a los fines y las intenciones educativas. Si los seres humanos tuvieran características invariantes y se movilizaran en contextos regulares e iguales, la respuesta a estas preguntas no tendría mayor dificultad,


sin embargo, dada las diferentes cosmovisiones del ser y los innumerables contextos donde se desenvuelve, dichas preguntas

pueden tener tantas

respuestas con seres humanos hay en la tierra. Bajo las anteriores consideraciones quien ejerce la docencia debe tener la capacidad de adaptar sus conocimientos en función de su contexto de trabajo, para ello es necesario establecer relaciones claras y competencias especificas relacionadas con la docencia y la investigación, pues, los encuentros y aun, los desencuentros de las relaciones que subyacen aquí, son los que permiten vislumbrar mejores horizontes en cuanto a la efectividad del contrato didáctico. De lo mencionado, se pueden derivar algunas interrelaciones, que para efectos de este texto estarán en función del termino investigación-acción, acuñado y desarrollado por Kurt Lewin (Lewin, 1973) en algunas de sus investigaciones. Algunas de estas interrelaciones podrían ser: 1. La investigación como insumo para lo docencia: Este tipo de relación se sustenta en la posibilidad que tiene el maestro de apropiar ciertos resultados de investigación coherentes con su practica, en este sentido el maestro ejecuta la investigación como un producto destinado a la eficiencia de los procesos educativos. Bajo estas relaciones Grundy (1982, 1991) señala la existencia de una modalidad técnica cuyo objetivo es mejorar la eficiencia del sistema. En este caso la interrelación podría darse bajo el supuesto de encontrar situaciones que complementen o refuten los resultados de investigación aplicados, o que la aplicación de los mismos sea un aliciente para que el maestro diseñe y lleve a cabo investigaciones coherentes con su contexto y objetivo institucional. 2. La docencia como insumo para la investigación: En este caso es preponderante la relación opuesta a la expuesta anteriormente. Para que se de esta relación el docente debe tener una fuerte formación investigativa, que lo dote de la metodología necesaria para poder reflexionar sus practicas, y plantear problemas de investigación que le permita ahondar en las distintas situaciones


problemas a las que se enfrenta.

En este tópico se observa con claridad las

interrelaciones subyacentes, dado que de la practica surgen los problemas de investigación y estos al ser abordados la perfeccionan y permiten mayor efectividad en los procesos de enseñanza y aprendizaje relacionados. En esta interrelación Grundy (1982, 1991) menciona dos niveles o modalidades, la primera es una modalidad practica cuyo objetivo es comprender la realidad mediante la indagación y reflexión de la propia practica; la segunda modalidad es la critica cuyo principal objetivo es la transformación social, en esta modalidad la complejidad radica en las restricciones institucionales e ideológicas. Así como existen interrelaciones entre docencia e investigación, también se pueden presentar desencuentros. Algunos de ellos los mencionare en términos de inquietudes. Dadas las preguntas de todo modelo pedagógico y partiendo de la variabilidad del pensamiento humano ¿Que garantiza que una investigación en el ámbito educativo sea efectiva para todo un conjunto de sujetos? ¿Que relaciones existe entre lo que se debe enseñar y lo que se esta investigando? Esto ultimo principalmente por las tensiones derivadas entre la normativa del estado y los propósitos de la educación en contexto. En conclusión, la docencia requiere un alto grado de investigación dado las múltiples variables relacionadas con los procesos de enseñanza y aprendizaje. Docencia e investigación son complementarias y necesarias para el crecimiento y la innovación de ambos tópicos. Referencias Bibliográficas: LEWIN, K. (1973). Action research and minority problems. En K. Lewin (201 –216): Resolving Social Coflicts: Selected Papers on Group Dynamics (ed. G. Lewin). London: Souvenir Press. COLL, CESAR (1994). Corrientes pedagógicas contemporáneas. Antología Básica. UPN GRUNDY, S. (1982). Three modes of action research. En Kemmis, S. y McTaggart, R. (ed.)( 353 -364): The Action Research Reader (3ª ed .), Victoria: Deakin University. LESOURNE, J. (1993) Educación y Sociedad. Ins desaftos d,el año 2000 (Barcelona, Gedisa).


Docencia e investigacioin interrelaciones y contradicciones